Anda di halaman 1dari 4

Regulación hormonal de la ovulación y el cuerpo lúteo:

Dos hormonas de la adenohipófisis regulan el crecimiento folicular


1. La hormona estimuladora de los folículos promueve la foliculogenia y la ovulación,
además de la producción de estrógenos.
2. La hormona luteinizante estimula la secreción de progesterona por el cuerpo lúteo.
Justo antes de la ovulación se produce un pico de LH. La secreción mantenida de LH
induce la luteinización de la capa de células de la granulosa murales residuales tras la
ovulación. La producción de FSH y LH se interrumpe cuando las concentraciones de
progesterona y estrógenos son elevadas y, posteriormente, el cuerpo lúteo regresa.
Cuando comienza la menstruación, las concentraciones de estrógenos y progesterona
serán bajas y aumentarán de forma gradual durante el período preovulatorio. Los
estrógenos alcanzan concentraciones máximas justo antes del pico de LH previo a la
ovulación. Coincidiendo con el patrón de secreción de FSH y LH, la síntesis de
estrógenos dependiente de FSH por las células de la granulosa estimula la proliferación
de las glándulas endometriales. La síntesis de progesterona por el cuerpo lúteo
dependiente de LH inicia y mantiene la actividad secretora de las glándulas
endometriales.

Oviducto, trompa de Falopio o trompa uterina


El oviducto es el lugar donde se produce la fecundación y la separación precoz del
cigoto (óvulo fecundado). Cada tubo se divide en cuatro regiones anatómicas: el
infundíbulo proximal con fimbrias; una ampolla larga y de pared delgada; un istmo corto
y de pared gruesa, y una porción intramural que desemboca en la luz de la cavidad
uterina.
El infundíbulo está constituido por numerosas proyecciones digitiformes de tejido
mucoso, denominadas fimbrias. La ampolla y el istmo están revestidos de unos pliegues
mucosos que se proyectan hacia la luz del tubo. El istmo tiene menos pliegues mucosos
que la ampolla.
La pared del oviducto tiene tres capas: una mucosa que se apoya en una lámina propia;
una mucosa, y una serosa.
La mucosa está constituida por epitelio cilíndrico simple con dos poblaciones celulares
bajo control hormonal:
1. Células ciliadas, que aumentan de tamaño y producen cilios (ciliogenia) conforme
progresa la foliculogenia y la producción de estrógenos. Los estrógenos aumentan
la velocidad de batido ciliar. Durante la luteógenesis, las células ciliadas pierden sus
cilios (desciliación).
2. Células secretoras no ciliadas (llamadas células en tachuela), cuya actividad
secretora también es estimulada por los estrógenos. Las células no ciliadas de
algunas especies tienen microvellosidades apicales.
La contracción peristáltica de la pared muscular, con su capa circular espiral interna y
su capa longitudinal externa, y la actividad ciliar de las células epiteliales de
revestimiento empujan al ovocito o al óvulo fecundado/embrión hacia el útero. La
superficie del oviducto está revestida de mesotelio peritoneal. En la serosa se identifican
vasos de gran calibre.

Útero:
La pared del útero está compuesta por tres capas: el perímetrio, el miometrio y el
endometrio.
• El perimetrio o túnica serosa es la capa serosa más externa que corresponde al
peritoneo visceral. Su parte más lateral constituye el ligamento ancho.
• El miometrio o túnica muscularis está compuesta por tres capas de músculo liso
escasamente diferenciadas:
• La capa interna principalmente longitudinal.
• La capa media es la más gruesa de las tres, circular y de contenido vascular, lo que
le confiere una textura esponjosa.
• La capa más externa es la capa más fina. Su tejido muscular se reparte en paquetes
separados por tejido conectivo.
• El endometrio o túnica mucosa es la capa más interna del útero. Está compuesto por
tejido conectivo en el que predominan las glándulas y las células estromales,
coexistiendo con otros tipos histológicos menores, como linfocitos y leucocitos. Las
células estromales son pequeños elementos angulares que contienen un núcleo grande
ovoide, que durante la gestación aumentan dando lugar a las células deciduales. Las
glándulas endometriales están formadas por células epiteliales endometriales
secretoras de glucógeno. Durante el ciclo menstrual el endometrio se diferencia en dos
capas:
 La capa basal, más profunda y altamente vascularizada y que sirve para
regenerar la capa funcional superficial después de cada menstruación.
 La capa funcional superficial compuesta por epitelio columnar que contiene
glándulas secretoras. Esta capa responde a estímulos hormonales durante la
edad reproductiva y se atrofia durante la edad menopáusica.
Vascularización del endometrio y menstruación
Las arterias arciformes irrigan el endometrio. Cada una de ellas tiene dos segmentos
1. Un segmento recto (que irriga la capa basal endometrial).
2. Un segmento contorneado (que irriga la capa funcional endometrial).
El segmento contorneado se distiende al aumentar el espesor endometrial. Justo antes
de la menstruación, la contracción de la arteria en la zona de transición entre el
segmento recto y el contorneado reduce el flujo, lo que determina la destrucción de la
capa funcional endometrial.