Anda di halaman 1dari 22

 

ESTR
E RUCT
TURA AS 1
Unid
U ad 3

Carrrera:
ARQ
QUITECTUURA

Área
a:
Cien
ncias Básic
cas, Tecno
ología, Prod
ducción y Gestión
G

ño – 1er Cu
II Añ uatrimestre
e

AÑO
O LECTIVO
O: 2018

TITULAR : ing. Alberrto Fainste


ein
ADJUNTO : ing. Carlo
os Calissanno
JT
TP : ing. Juann Cura
JT
TP ano Ventrice
: ing. Maria


 
 

UNIIDAD 3
gas sobre la
Carg as estructura
as: definició
ón, unidade
es.

- Cargas puntuales,
p l
lineales, superficiales.
- Cargas permanente
p es.
- Carga úttil.
- Cargas estáticas
e yddinámicas.
- Cargas de
d viento.
- Cargas sísmicas.
s
- Cargas térmicas
t y de
d asentam miento.

OBJ
JETIVOS
S
Interpretar el acccionar de la
as fuerzas sobre
s las esstructuras.


 
 

 “Les
s confiesoo que busc co el valorr de la fuerrza de la gravedad,
g n por el a
no afán de ha
acer
cosaas finas (…
…) de modo o que lo leeve sea levve por serr leve. Lo que
q me en
ncanta es usar
u
form
mas pesada as, llegar ce
erca del su
uelo y, dialé
écticamentte, negarlas”.

Arq. Vilanova Artig


gas

CAR
RGAS

Cuan ndo hablammos de cargas las defin


nimos como
o "las acciones (o fuerzzas) que se
e ejercen so
obre
las e
estructuras".

Las cargas se pueden manifestar


m d diferente
de es maneras ncia de lass cargas en la
s (la presen
uctura puede ser como
estru o):

Las ccargas se consideran


c concentradas cuando actúan sobbre puntos aislados
a de la superficie, y
ndo actúan sobre zona
repartidas, cuan as extensas de una sup
perficie.

RGAS CONC
CAR CENTRADA
AS Ò PUNT
TUALES

Son cargas que e por la sup


perficie en que
q son tran
nsmitidas, se n punto. Es una
s las consiidera en un
plificación.
simp

P[Kg]

RGAS DISTRIBUIDAS
CAR

RGAS DISTR
CAR RIBUIDAS LINEALES

Son cargas gen neradas porr unidad de


e longitud. Se
S mide en
n unidades de fuerza ssobre unida
ades
ongitud, por ejemplo: kg
de lo g/cm, kN/m
m, t/m, etc.

q[t/m
m]

8m 8m


 
 

RGAS DISTR
CAR RIBUIDAS SUPERFIC
CIALES

Son cargas quee se desarrollan por un nidad de su


uperficie. Se mide en unidades de
d fuerza so
obre
perficie, porr ejemplo: t//m2, kg/cm2, N/mm2, ettc.
ades de sup
unida

q[t/m2]


 
 

CLA
ASIFICACIO
ON DE LAS CARGAS

Si la tierra no em
mpujara, el viento no soplara,
s la ssuperficie de la tierra no
n temblara o se hundiiera,
y la temperatu ura del airee no camb biara, no e existirían la
as cargas y las estrructuras seerían
inneccesarias.

La esstructura so
oporta todas las carga
as que actúa
an, inevitab
blemente, en los edificios. La prim
mera
tarea
a del ingeniero es detterminar quué cargas actuarán
a so
obre una esstructura y que tan fu uerte
puedden ser en casos
c extremos.

La determinacióón de las ca argas que actúan


a sob
bre una estrructura es un
u problema complejo o. La
naturraleza de la
as cargas varía
v fundamentalmen nte con el proyecto,
p co
on los mateeriales y co
on el
empllazamiento de la estru uctura. Lass condicione
es de cargga de una misma
m estrructura pue
eden
modiificarse cada tanto, o bien
b cambia
ar rápidamente de un innstante a ottro.

• Sii atendemo os a la continuidad de


d presencia sobre la
a estructura
a, las carg
gas se pue
eden
clasificar en:

CAR ANENTE O CARGA MUERTA


RGA PERMA

Son las que existen siemp pre, mantenniéndose co onstantes en magnitud d y posición
n, o sea acttúan
contiinua e invaariablemente
e durante toda
t la vida
a útil de la estructura.. Están prooducidas po or el
peso
o propio de las estructturas resisttentes y el de todas la as cargas constantem
c mente aplica adas
sobree ella, comoo pavimento
os, contrapiisos, parede es, revoquees, cielos ra
asos, aislaciones, etc.

Una estructura se compon ne de elementos comoo columnass, vigas, lossas, arcos o bóvedas que
debe en, en prim
mer lugar, soportar
s su
u propio pe
eso y el dee todas lass cargas constanteme
c ente
apliccadas sobre
e ella, denom
minadas su carga perm
manente.

Una de las para adojas del diseño


d estru
uctural es quue debemos conocer de d anteman no el peso ded la
estruuctura a fin n de pode er diseñarla
a, pero pa ara determiinar el pesso hay que conocer las
dimeensiones de e sus eleme entos y eleg
gir el materiial. Las dim
mensiones de
d un eleme ento estructtural
depe enden funda amentalmente de las cargas que actúan sobre s él y una de ellaas es la ca arga
permmanente, la cual a su vez depen nde de las dimensione es del elem
mento. El proyectista
p e
está
oblig
gado a comenzar el cá álculo de un
na estructurra suponien ndo sus dimmensiones y,y por tanto o, su
carga a permanen nte. Luego le suma todas las dem más cargass, verifica suu resistenciia y al term
minar
sus ccálculos de escubre si sus
s supuesttos fueron ccorrectos. La L verificac
ción de la re
esistencia para
p
las ccargas dada as, denomin nado cálculo estructurral, es una operación relativamen nte rutinaria
a. El
diseñño estructu ural, o sea a la determminación de e la forma a y dimens siones de los elemen ntos
estruucturales, sólo
s se pue
ede aprend der de la experiencia
e y, a menuudo, es ressultado de una
intuicción casi arttística más que de cálcculos científficos.

La ca arga perma anente es, en


e muchos casos, la carga
c más importante aplicada
a a una estructtura.
Pued de superar varias vecces a todass las demá ás cargas, sobre todoo en estruccturas de gran
g
tamaaño y en lass construida as con matteriales pessados. En puentes,
p en
n techos de grandes lu
uces
(hallss, iglesias, teatros), en
n estructura
as de piedra
a y mamposstería, el pe
eso propio d
dicta a men
nudo
las dimensioness de los elem mentos resistentes.

En ciertos
c casoos, los mate
eriales estructurales modernos,
m como
c el aceero de alta
a resistenciaa, el
hormmigón armado o el alu uminio, dismminuyen la importancia del peso o propio en relación a las
otrass cargas, pe
ero en ning
gún caso ess posible paasarlo por alto.
a Su carracterística principal ess su
preseencia contin
nua: es una
a carga permmanente.


 
 

La ccarga perma anente se calcula con n facilidad. Una vez determinada


d as las dime ensiones de la
estru
uctura bastaa con calcu ular el volumen de loss elementos y multipliicarlo por el
e peso de una
unidaad de volummen del ma aterial, o sea su peso específico.
e Existen tab
blas de pessos unitarios
s de
mateeriales estru
ucturales, po
or ejemplo:
3
- hormmigón 2.500 kg/m
k
3
- acerro 7.850 kg/m
k
3
- maddera 800 kg
g/m
3
- ladriillo 1.600 kg/m
k
3
- vidrio 2.600 kg/m
k
3
- agua a 1.000 kg
g/m
- naftaa g/m3
750 kg

Aunqque existe poca incerrtidumbre acerca


a del peso propio, su cálcuulo es tarea cansadorra y
tedio
osa. Constittuye tambié
én una tarea fundamen ntal, pues la
l cantidad de materia
al empleadoo en
una estructura es,
e conjunta amente conn la mano de
d obra, unno de los ru
ubros más importantess del
o de la mism
costo ma.

RGA ÚTIL, VIVA,


CAR V ACCIDENTAL Ó SOBRECA
ARGA DE USO
U

Todaas las carg gas, a exce epción de las permanentes, se denomina an cargas útiles.
ú Son las
geneeradas por el uso específico
e del
d edificio o. No actú úan en forrma perma anente, acttúan
disco
ontinuamente y con inttensidad va ariable. Incluye todos los pesos móviles
m que
e debe sopo ortar
la esstructura: personas,
p m
muebles, mercancías,
m máquinas, vehículos,, presioness de líquido
os y
empu ujes de tierrras, así co
omo las fueerzas debida as a los ag
gentes natu
urales como o el peso de la
nieve
e, el empujee del viento, las accion
nes debidass a variacion
nes térmicas y las acciones sísmiccas.

A fin ural, las cargas más ccomunes no


n de simplifiicar la verifficación de la resistencia estructu o se
evalúúan en la práctica ca aso por caaso: las sug gieren, e incluso las dictan al proyectista los
conjuuntos de no ormas y reg glamentacioones que conforman
c los códigoss de edifica
ación. La ca arga
que d debe resistir el piso de
e un edificio
o varia de ta
al manera, según
s la ca
antidad de oocupantes (uno
(
puedde estar hoyy solo en la a habitaciónn y mañana tener diez visitantes. Estos pued den reunirse e en
una esquina o desparrama
d arse por todda la habita
ación), la distribución de los mue ebles (el nuuevo
inquiilino puedee tener mue ebles macizos y distrribuirlos de e manera diferente),
d e peso de las
el
máqu uinas o el almacenam miento de mercancías
m , que los códigos
c la remplazan
r por una ca arga
equivvalente o unu valor pro omedio. Es s obvio quee nunca podemos sab ber el valorr exacto de e las
carga as accidenttales ni cómmo se van a distribuir. Las cargass equivalen ntes se obtienen media ante
la applicación dee métodos estadístico os y cálculoo de probabilidades para
p los disstintos tiposs de
edificcios. Se esttablecen lass magnitudees de acuerrdo al uso del
d local en consideración.

Las cargas esp pecificadas en los cód digos son cargas


c convvencionaless: la carga sobre un piso
puedde suponerrse igual a un núme ero constante de kilo ogramos o toneladass por metrro o
centíímetro cua adrado, aunque en la l práctica a la carga de un piso p nunca es uniforrme.
Análoogamente, puede suponerse que e la presión
n del viento sobre un edificio
e es constante
c e el
en
tiemppo y se dis stribuye de manera un niforme sobre su superficie. En cambio,
c el viento
v sopla
a en
ráfag
gas, y la prresión varíaa de un punto a otro del edificio. También en este ca aso los códigos
simpplifican el prrocedimientoo de proyec
cto, tomanddo en cuentta las variacciones del viento
v en fo
orma
estaddística, y su
ugiriendo prresiones convencionale es "segurass".

Cuan ndo las cargas que actúan


a sobre un edificcio no está
án consideradas en los códigos s de
edificcación y pre
esentan ca
aracterística
as que pued
den poner ene peligro la
l vida de una
u estructtura,
debeen ser determinadas e en forma exxacta por medio
m de exxperimentos
s o cálculoss matemáticos,


 
 

(por ejemplo el efecto de lo


os vientos huracanado
h os sobre un rascacieloss debe halla
arse por me
edio
de ennsayos aeroodinámicoss realizados con modelos en un tú
únel de viento).

Por razones de segurida ad las carg


gas vivas se estable ecen sobre la base d de las peo
ores
diciones de carga que puede
cond p espe
erarse duran
nte toda la vida
v útil de la estructurra.

Por o
otro lado, son mínimass las chancces que cad da metro cuadrado, de cada habittación, de cada
c
piso de un edificcio estén caargados al mismo
m tiem
mpo por la ca arga asigna
ada por el código,
c edificios
ñados para esta suposición absu
diseñ urda serían injustificad
damente caros. Por co onsiguiente,, los
códig
gos admiten n una reduccción de la carga viva,, que puedee alcanzar el
e sesenta por
p ciento para
p
un ed
dificio de grran altura.

Las cargas útilees sugerida as por los códigos so on generalmmente tan conservado oras que, para
p
ar cargas útiles irreale
evita es, los códiigos permitten reduccio
ones de caarga útil de
ependiendo del
núme ero de piso
os del edificio y el área
a sostenida por un elem
mento estru
uctural único, por ejem
mplo,
una ccolumna.

uralmente, el
Natu e valor dee la carga viva varía según el tipo de ed dificio, su ubicación
u y su
ortancia. Loss pisos de un
impo u depósitoo soportarán
n una carga
a viva mayo or que los de
e un edificio
o de
depaartamentos. El techo ded un edificcio en Mend
doza debe soportar un na carga dee nieve mu ucho
mayo or que uno en Córdob ba. Las zonnas comunees de un ed
dificio, sus pasillos y salones,
s de
eben
estarr diseñadoss para carga
as vivas má
ás grandes que
q una habitación privada.

No siempre bas sta con que el proyectissta consideere sólo las cargas esp
pecificadas en los códig
gos,
puess a él cab be la respoonsabilidad por la re esistencia mecánica
m d proyectto y no a las
del
autorridades red
dactoras de
el código; esto
e rige, sobre
s todo, allí donde
e no tienen aplicación las
regla
amentacione es del cód
digo. Es fun ndamental, por lo tan nto, que ell proyectistta conozca las
cargaas a fondo.

En Argentina
A se
e utilizan loss Reglamenntos CIRSO ara cargas permanente
OC, específiicamente pa es y
sobre
ecargas de uso en edifficios se considera el CIRSOC
C 1001, que estaablece:


 
 

La ccarga de la nieve dep


pende del clima
c de la región donde se levvanta el edificio; según el
Reglamento CIR RSOC 104

Es difícil
d determ
minar con cierta exactitud la caarga debida al viento o sobre un edificio, pues
p
depeende de la velocidad del
d primero y de la forma y supe erficie del segundo.
s Se
e conocen con
cierto
o grado de seguridad las velociddades medias del viennto, pero es s prácticammente impossible
mediir la velocid
dad instanttánea máxima de un huracán, o predecir la velocidad máxima que
alcannzará el vie
ento en unna determinnada localid
dad. La inffluencia dell edificio mismo
m prese
enta
insegguridades aún
a mayore es: su forma
a puede prooducir presiiones o succciones, y la
a rugosidad
d de
su ssuperficie puede modificar el valor de las presiones locales. Co omo quiera a que sea, los


 
 

códiggos prescriben presionnes o succciones prevvisoras, unifformes; esttos valores se revisan


n de
tiemppo en tiemp
po a fin de tomar
t en co
onsideració
ón la continuua acumula ación de connocimientos
s en
el ca
ampo de la aerodinámic
a ca.

a de velocid
Mapa dades del viento
v según
n CIRSOC 102
1 [m/s]


 
 

• Sii atendemos a que exisstan o no fu


uerzas de in
nercia, las cargas
c las podemos
p cla
asificar en:

RGAS ESTÁ
CAR ÁTICAS Y DINÁMICAS
D S

RGAS ESTÁ
CAR ÁTICAS

ndo el mód
Cuan dulo, punto de aplicacción o dirección, si va
arían, lo ha
acen tan le
entamente que
perm
miten desprreciar las fu
uerzas de inercia (lass cargas no
n cambian n, o bien se
s supone que
cambbian lentam
mente en el tiempo).
t

La carga muertta es permanente e in nmutable y las cargass vivas se ha asumidoo que, en todo
t
casoo, varían len
ntamente. EnE conjunto o, estas carg gas que no
o cambian o cambian lentamente son
llamaadas por loss ingenieross cargas es
státicas, carrgas que pe
ermanecen.

RGAS DINÁMICAS
CAR

o otras carg
Pero gas cambian de valor rápidamentte e incluso o abruptam
mente, como o la presión
n de
una ráfaga de viento, o la acción de
d un obje eto que cae e al suelo. Tales carrgas se llam
man
dinámmicas y pu
ueden ser extremadam mente pelig grosos debbido a que generalme ente tienenn un
efectto mucho mayor
m que la
as mismas cargas
c apliccadas lentamente.

Por ejemplo,
e un
n martillo golpeando
g lentamente, suavemen nte, sobre la cabeza de d un clavo o no
producirá ningún efecto. Siin embargo, dejándolo caer de go olpe sobre el
e clavo lo inntroducirá en
e la
madeera. La expperiencia co
omún de fijaar un clavo a martillazo
os indica qu
ue la aplicacción bruscaa del
peso
o de la herraamienta log
gra resultados imposibles de obtener por la aplicación
a le
enta del missmo
peso
o. Se puede e demostrarr que estas cargas apliicadas repe entinamentee, denomina adas cargass de
impa
acto, son eqquivalente a aplicar varrias veces la
a misma caarga de form
ma estática.

Los eefectos de una


u carga dinámica
d deependen de e la rapidez con que la a. Esto plan
a carga varía ntea
una pregunta: por ejemplo, la presión sobre un edificio creada po or una ráfa
aga de vie ento,
aume entando prrimero y lu uego decreeciendo, de ebe ser considerada una carg ga estáticca o
dinám
mica? La re espuesta es
e que ningguna carga variable ess siempre estática
e o dinámica
d en sí
mismma. Como veremos, sus s efectoss pueden ser
s estático os o dinámicos, depen ndiendo a qué
estru
uctura está aplicada. Para
P probarr esto, conssideremos una
u ráfaga de viento actuando
a so
obre
un eedificio alto. Bajo la presión
p del viento el edificio se inclina lig
geramente y su punta a se
despplaza.

10 
 
 

Su ddesplazamie ento puede ser lo sufiiciente pequueño para que no sea a visible a simple vista, o
incluso que no se sienta, pero com mo las estru
ucturas no son infinitaamente rígiidas, todos los
edificcios se mecen en el viento. Si unou pudiera
a empujar la parte su uperior de unu edificio, por
ejem
mplo, un me etro a la derecha
d y luego solta
arlo, el edifficio comen
nzaría a osscilar, yend do y
viniendo. Su pa arte superio
or volvería, pasando por
p su posición vertica al original, a continuación
pasaaría un metro a la izqu uierda de laa misma, y continuaríaa oscilando hasta dete enerse. Es fácil
visuaalizar estas oscilacione
es considerrando el ediificio como un pénduloo de reloj invertido, que
e se
balan ncea hacia atrás y ad delante una vez despla azado de sus posición más baja. El tiempo que
tardaa un péndu ulo para co ompletar una oscilación completa, desde la extrema a derecha a la
extre
ema izquierrda se llam ma período del péndu ulo. Del missmo modo,, el tiempo o que tarda a un
edificcio para me
ecerse en un na oscilació
ón completaa se denomina período o propio.

Ahorra podemos s responde er a la preggunta sobree el efecto


o de la pre esión del viiento sobre
e un
edificcio. La acción de la rá
áfaga no sólo depende e de cuánto tiempo se tarda en lle egar a su valor
v
máxiimo y luego o disminuir, sino tambié
én del perío
odo de la construcción
c n sobre la que
q actúa. SiS la
carga a de viento crece hasta alcanzar su valor má áximo y se desvanece en un tiem mpo mucho másm
corto
o que el perríodo de la construcció
c ón, su efecto
o es dinámiico. Si la ca
arga crece y se desvannece
en un n tiempo mucho más la argo que el período de
e la construccción su efe
ecto es está
ático.

Una ráfaga de viento sobre un edific cio rígido de


d período corto, ejerccerá igual efecto
e que una
presiión constan
nte. Una ráffaga de vien
nto sobre un edificio fle
exible, pued
de someter la estructura a
solicitaciones mucho
m mayo ores que lass predecible
es considera ando su preesión estáticca

empo de ap
El tie plicación de una carga se mide po or comparacción con el período
p funndamental de
d la
estruuctura: si ess breve commparado co on dicho pe eríodo la ca
arga poseee efectos diinámicos; si
s es
largoo, la carga tiene sólo effectos estátticos. Según se ve, pues, la mism
ma carga, ap plicada dura
ante
el miismo tiempo o puede serr estática paara una estructura dadda y dinámicca para otra
a.

En d
definitiva, un
na fuerza que el edificcio puede ab
bsorber len
ntamente ess estática; una
u inesperrada
es diinámica. El peso de la
a nieve y la gente es siiempre unaa carga estáática porque
e la nieve ta
arda
horass para acumularse y las persona as entran en
e los edificios individ
dualmente o en peque eños
grupoos.

El esstallido de una
u bomba nuclear alccanza su prresión máxima con tan nta rapidez (menos
( de una
miléssima de seg gundo) que sus efectos son siempre dinámiccos para tod
das las estrructuras y tiiene
efecttos enormemente desttructivos.

Curioosamente, hay cargass que, si bie en no crece en rápidammente, igual tienen efecctos dinámicos
creciientes, no instantáneo
i os, pero si progresivammente. Este e fenómeno o, llamado resonancia, es
uno de los efecctos más pe eligroso a que puede e estar somettida una esstructura. Pa ara entende er la
resonnancia, con nsideremoss cómo se hace son nar una pe esada campana de ig glesia, que e se
balanncea como un péndulo, con los relativamen nte pequeños tirones de un solo hombre en n su
cuerdda. Si la ca
ampana pessa varias tooneladas -a menudo ell caso- el hombre trata aría inútilme
ente
de moverla
m con
n un solo tirón. Pero si
s empieza tirando de la cuerda con un peq queño tirón de,
digammos, unos cuantos kilos y antes de tirar nu uevamente, espera a que q la cam
mpana tenga a su
primeer pequeño o bamboleo, y mantien ne los tiros al
a ritmo de las oscilaciones de la campana, con
el tie
empo la ca ampana ballancea amp pliamente y sonará. El E truco aquí consiste e en tirar de la
cuerdda al principio de cada
a nueva osccilación, es decir, a inttervalos de tiempo iguuales al periiodo
de la
a campana, de tal manera que los tirones aplicados se suman.
s

Paraa hacer sona


ar una pesa ada campan na de iglesia, el campa
anero tira de
d la cuerdaa rítmicame
ente;
la ca
ampana des scribe oscila
aciones cre
ecientes, ha
asta que poor fin suenaa. El campa
anero no poodría

11 
 
 

logra
ar este ressultado ejerrciendo una
a tracción repentina sobre la cuerda;
c en cambio, debe
d
"ham
macarse" rítmmicamente durante cieerto tiempo

Cuan ndo se aplic


ca a una esstructura un
na fuerza ríítmicamentee, con el mismo perioddo que el ded la
estru
uctura, la fuerza se dice
d que está en ressonancia co on ella. Laas fuerzas resonantess no
producen grand des efectoss inmediatamente, com mo lo haceen las fuerzzas de impacto, pero sus
efecttos aumentaan de maneera constan nte con el tie
empo y pue
eden llegar a ser catasstróficas si dura
d
lo suficiente.

uerza que ejerce


La fu e el go
olpe de un martillo
m se denomina carga
c de im
mpacto; el tirón rítmico
o del
camppanero, carrga resonan nte. En el primer caso, cuanto mayor
m es laa velocidadd del martillo o
menoor el tiempo de aplica ación de la carga, tan nto mayor será
s el efeccto; un golpe instantá
áneo
produce una fueerza sumam mente grand de, quizá co
on resultados destructtivos. En el segundo ca aso,
una fuerza rela ativamente pequeña aplicada "rítmicamente" durante e un tiemp po prolongaado,
produce efectoss crecientess: una fuerzza pequeña rítmica pue ede provocaar el giro de
e una camppana
arias tonela
de va adas.

La ccarga de im mpacto se caracterizza por un tiempo de aplicación n muy brevve; las carrgas
resonnantes, porr sus variacciones rítmiicas. ¿Pero
o cuándo ess "corto" un
n impacto? ¿Y cuándoo se
halla
a una carga variable "en resonanccia" con la estructura?
e

Todaas las estructuras son, en cierta medida,


m elássticas. Pose
een la proppiedad de deformarse bajo
b
la accción de lass cargas, y de volver a su posicción inicial al desaparrecer dicha acción. Co omo
conssecuencia ded su "elastticidad", lass estructura
as tienden a oscilar: el rascacielo
os oscila poor la
accióón de una ráfaga
r de viento;
v el pu
uente ferrovviario oscila
a verticalme
ente despuéés del pasoo de
un trren. El tiem
mpo que ta arda una estructura
e e describirr una oscilación comp
en pleta, latera
al o
verticcal, se denomina período fundam mental. Parra describir una oscilación completa, un edificio
mode erno tardarrá un tiemppo comprendido entre una décima de segun ndo y 6 ó mmás segund dos.

12 
 
 

Una estructura rígida osciila con rapidez; un ed dificio bajo,, rígido, tiene un período corto. Las
ucturas flexiibles oscilan con lentittud: la oscilación comp
estru pleta de un alto rascaccielos de ac
cero
puedde durar má ás de 6 seg gundos. El período
p fun
ndamental de d una estructura es, en e verdad, una
buenna medida ded su rigidezz.

En una variedad d de casos prácticos, los efectos dinámicos de d una carg ga son igua
ales al doblee de
sus e
efectos estááticos. Si se
e coloca len
ntamente un na carga de e un kilogram
mo sobre el platillo de una
balan
nza de resortes, la ag guja se dettendrá en lal división de la esca ala correspo
ondiente a ese
pesoo. Si la mism
ma carga se s coloca so obre el plattillo en form
ma repentina, la aguja se desplaz zará
hasta
a la marca correspond
c iente a dos
s kilogramoss y luego osscilará, deteeniéndose por
p último en e la
marcca de un kilo
ogramo.

Las ccargas diná


ámicas actú úan sobre la
as estructuras de dive
ersas maneras. Una re epentina ráffaga
de viento es simmilar al gollpe de un martillo.
m Un
n batallón de
d soldados s en marcha acompassada
significa una ca
arga resona ante sobre un puente e, cuando el
e ritmo del paso conccuerda con las
aciones de
oscila e éste. La historia
h cue
enta que, una
u compañ ñía de infan
ntería del ejército
e alem
mán
cruzaando un peequeño pue ente de mad dera a pasoo de gansoo, en ritmo con el perííodo propioo del
puennte termina en el río al derrumbarsse el puente
e por resonancia.

ento produce fenómen


El vie nos de resoonancia máás complicaados. Si se deja flotar en el aire una
bufannda cuyo extremo
e se
e sostiene desde den ntro de un automóvil en movim miento, osciilará
rápid
damente ha acia arriba y abajo. Esste "flamear" producid
do por el co
onstante paasaje de vieento
sobree la bufanda, se denommina oscilac
ción aerodin
námica.

Hay, por último o, algunas fuerzas


f perrfectamentee estables que produc cen efectoss dinámicoss en
ciertoos tipos dee estructura
as. Provienen de la in nteracción entre el vie ento y la estructura
e y se
llama an aerodiná ámicas. Enn 1940 el puente
p de Tacoma Narrows,
N en
n Washingtton, un pue ente
colga ante particuularmente estrecho
e y flexible dee 850m de e largo, fue
e destruido por un vie ento
consstante que soplaba a 67Km/h (18.8m/s)) durante unos sete enta minuto os. Desde su
consstrucción se e habían nottado oscilacciones, haccia arriba y hacia abajo
o del puente e, que viaja
aban
como o una ola a lo largo de
d la calzada. De heccho, el pue ente había sido apoda ado "Galopa ante
Gertiie." Estas oscilaciones
o s fueron caausadas po or los vientoos soplando en ángulo recto con el
puen nte que, com mo la calza
ada flexible se movía hacia
h arriba
a y hacia abbajo, tiraba del puentee, en
forma a alternativa desde abbajo y desde e arriba, na
aturalmente en resonan ncia con el período pro opio
del puente. Esste efecto,, similar a las de una carga a resonante e, nunca había sido o lo
suficcientemente e fuerte com
mo para desstruir el pueente. El colapso se pro odujo por laas oscilacio
ones
de toorsión, gene eradas por el viento so
oplando en un ángulo ligeramente e hacia aba ajo respectoo de
la hoorizontal dee la calzada
a. La presió ón del viennto hacia ab bajo, empuujó ligerame ente el lado
o de
barloovento de la calzada, torciéndo ola; a contiinuación la a estructura
a reacciona a, torciendoo la
calzaada de vuelta hacia arrriba, permitiendo que el viento empuje
e el borde de ba arlovento deesde
abajo o hacia arrriba. Este ciclo se repitió una a y otra vez,
v aumen ntando gra adualmente las

13 
 
 

oscila
aciones de torsión de la calzada
a hasta que
e el viento destruyó
d el puente. Po
or suerte na
adie
resulltó muerto, ya que laas autorida
ades habíaan despejad do el puen nte. Desdee entonces las
calza
adas de todos los pu uentes colgantes modernos están rigidizada as contra la
l torsión para
p
preveenir este fenómeno pe
eligroso.

Es innteresante notar que,, aunque la a literatura técnica nu


unca había a considerado los efectos
aeroddinámicos del
d viento ene puentes colgantes, los
l periódiccos inglesess de principios del siglo
o 19
ya hhabía desc cripto el coolapso de puentes colgantes
c flexibles causados p por fenóme enos
aeroddinámicos idénticos al a que destruyó el pue ente de Taacoma Narrrows. En la a historia de la
cienccia y la inge
eniería se han
h olvidado o hechos y leyes que, de ser recoordados, ha abrían ahorrrado
tiemppo, energía y, posiblemmente, vidass.

RGAS DE VIENTO
CAR

La caarga de vieento en edifficios aumeenta en imp portancia coon la altura de los missmos. La ca arga
estáttica de viento crece co
on el cuadraado de la alttura de la estructura. Por
P otra parrte, la velociidad
del viento
v aume enta con la altura y la presión deel viento cre
ece con el cuadrado
c d la velocid
de dad.
Por lo tanto, la carga
c del viento sobre un edificio crece con sus altura.

La ccarga de viento
v actúa horizonta almente y, en edificiios altos, requieren una
u estruc
ctura
sepa
arada y distiinta de la qu
ue resiste la
as cargas verticales
v de
e la graveda
ad.

Una de las pre eguntas funndamentaless que debee resolverse antes dee diseñar un edificio es
e a
menuudo: "¿cuáll es el viento más fuerte que pue
ede esperarrse en este
e sitio?" Parra responde
erla,
se re
ealizan a diario
d medicciones de viento
v en todas las partes del mundo
m y se
e confeccio
onan
mapaas de las ve
elocidades máximas essperables.

Peroo, debe dise


eñarse para el viento más
m fuerte esperable
e en e implantación del edificio?
n el sitio de
Si se
e considerarra así, el co
osto de la estructura co
ontraviento sería injusttificadamente alto. Es más
m
prudeente diseña
ar edificios considerand
c do el mayor viento conn una proba abilidad de ocurrir una vez

14 
 
 

en, ddigamos, 505 años, pero


p permittiendo daños menore es bajo lass fuerzas deld viento con
ocurrrencia cadaa 100 añoss (o sea el viento que e tiene prob
babilidad de ocurrir un na vez en 100
añoss). El costo de repararr un pequeño daño ess sin duda menor que e el costo que se requ uiere
para garantizar la integridad total baajo el viento
o más fuerrte. Corresp
ponde, pue es, al ingen niero
dir el viento
decid o diseño, se
e consideraa aceptablee un viento de ocurrencia cada 30 0 ó 50 año os, a
meno os que la fu
uerza del viento de 1000 años es tal que pong
ga en peligrro todo el edificio
e y la vida
v
de su
us ocupante es.

Adem más de dep pender de la


a velocidad d del viento y de la altu
ura del edifiicio, las fue
erzas del vie
ento
varía
an con la fo orma del ed
dificio. El vie
ento ejerce una presió ón sobre la cara de ba arlovento dee un
edificcio rectangu
ular porque el movimie ento de las partículas
p d aire es detenido porr esta cara. Las
de
partícculas de aire, forzadas a abando onar su direección original, van alrrededor dell edificio coon el
fin de continuarr con su flu
ujo, y se reúnen de nu uevo detráss del edificio como se muestra en e la
figuraa.

De eeste modo, las partícula as de aire chupan


c en la
l cara de sotavento
s d edificio y una presió
del ón o
succción negativva se ejercce sobre ella. La fuerza eólica total es la a suma de la presión n de
barlo
ovento y la succión
s sottavento, perro cada unaa de estas dos
d fuerzass tiene sus propios
p efectos
locales. Durante e el huracá án Donna, en la ciuda ad de Nuevva York, en n 1960, loss ocupantess de
edificcios de gran altura fueeron justificadamente asustados
a cuando
c gra
andes paneles del curttain-
wall vvolaron denntro de sus oficinas por la presiónn del viento. Ellos probaablemente se asombra aron
y asu ustaron aúnn más cuan ndo la accióón del vientto de sotavento chupó ó hacia afue
era los paneles
de laas ventanass de sus oficinas.
o Esttos paneless de sotaveento cayero on a la calle, creando
o un
pelig
gro adicionaal para los trranseúntes..

Paraa el diseño contravientto, un edificio no puede ser con nsiderado inndependientemente de e su


entorrno. La inffluencia dee edificios cercanos y de la co onfiguraciónn de la tie
erra puede ser
sustaancial. Por ejemplo, si el viento se
e ve obligaddo a pasar por un espacio estrecho aumenta a su
veloccidad con el
e fin de passar a travéss de él (el aire es un fluido y aum
menta su velocidad
v al ser
oblig
gado a pasa ar por un esspacio estreecho, así coomo el agua aumenta su velocida ad al pasarr por
la esstrecha garrganta de unu río). Esste aumento o de la veelocidad creea sobrepreesiones en las
pareddes del estrrechamiento.

El baamboleo de e la parte superior de e un edificio debido al a viento puuede no se er visto porr los
transseúntes, pero segurammente puede en sentirlo los ocupanttes los pisoss superiores de un edificio
alto. Estas osccilaciones horizontales
h s no son e estructuralm
mente peliggrosas, perro pueden ser
inconnveniente para
p los trrabajadoress en esas alturas: lo os ocupanttes a vece es se mare ean.
Invesstigaciones recientes realizadas
r p ingenieros y médiccos indica que
por q el mare eo inducido por
el movimiento del
d viento en e edificioss altos es un
u fenómen no de reson nancia. Ocurre cuando el
períoodo de la construcción
c n más o me enos coincide con el período
p pro
opio de las entrañas. Esto
E

15 
 
 

explica por qué algunas, pero


p no toda
as, las perssonas en unn edificio pu
ueden senttirse maread
das.
Paraa evitar desv
viaciones excesivas de
el viento (o deriva del viento, com
mo se llama
a técnicameente)
los e
edificios deben ser lo suficientem
mente rígidoos para quue sus cima as nunca oscilen
o máss de
1/5000 de su altu
ura.

El movimiento
m lateral deb
bido al viennto puede ser aún más
m dramáttico en larggos y flexibles
puen ntes colganntes. Despu ués del colapso del puente de Tacoma Narrows,
N se
e midieron las
derivvas laterale
es reales de e todos loss grandes puentes coolgantes en
n los Estados Unidos.. Se
encoontró, por ejjemplo, quee el puentee Golden Gaate en San Francisco se balance ea lateralmeente
tantoo como 3.30 0m bajo fueertes viento
os. A veces, el puente debe estarr cerrado al tráfico ya que
no ees seguro conducir
c un
n coche ráp pido en una carretera
a que se mueve
m a la derecha ya la
izquierda debajo o de él.

¿Cóm mo se puedden evitar la


as oscilacio ones resonaantes en un
n edificio? El
E método básico
b conssiste
en ca ambiar su periodo
p meediante el re efuerzo de su estructu
ura para que sea más rígida. Cua anto
más rígida es la estructu ura, más corto
c es el período. Esta
E es unna solución
n costosa pero
p
entemente se ha adaptado un artefacto
recie a m
mecánico, utilizado
u du
urante añoss en coche es y
avionnes, para lal reduccióón de las oscilaciones
o s del viento
o. Se llama amortigu uador dinám mico
sincrronizado y se compon ne de una masa pesa ada de hormigón unid da a la parrte superiorr del
edificcio por med
dio de resorttes laterales.

Esta masa tien ne el mismmo período que el edificio. Cuan ndo el edificio oscila con su pro opio
períoodo, el amoortiguador también
t tien
nde a oscilar, después de un co orto tiempo,, con el missmo
períoodo, pero en
e la direccción opues sta. Se poodría decir que el am mortiguador se mueve e en
antire
esonancia con el ed dificio. Cuaando esto sucede, las l oscilacciones del edificio esstán
comp pletamente neutralizaddas por el contraefecto
c o del amortiiguador. Las oscilacion
nes resonan ntes
del a
amortiguado or no crecen porque son controla ados por graandes freno os. Un reso
orte conectaa un
maciizo de horm migón de 40 00t de massa a la partte superior del edificio
o Citicorp en
e Nueva York,
Y
reducciendo sus principaless oscilacionees en un 50
0 % sin un aumento
a suustancial en
n el costo de
e su
arriosstramiento.

RGAS SÍSMICAS
CAR

mayor parte de las carg


La m gas aplicad
das a estruccturas arquiitectónicas no poseen característticas
de im
mpacto, salvvo las debid
das a movim
mientos sísmmicos. Un teerremoto ess un movim
miento sísmico.

16 
 
 

La coorteza terre
estre flota sobre
s un núúcleo de rocca fundida y sus parte es tienen una tendenccia a
move erse unas con respeccto a las otras.
o Estos movimien ntos crean tensiones en la cortteza
terrestre, que puede rom mper a lo largo de fracturas llamadas fallas f (hueccos de va arios
centíímetros de ancho y ciientos de kilómetros
k d largo). La
de L rotura se e produce a través de e un
rápid
do movimien nto de deslizamiento en e la direccción de la fa
alla y sacud de los edificcios de la zo
ona.
Esta serie de saacudidas va ariables al azar,
a se tran
nsmiten al edificio
e a tra
avés de suss fundacione es y
producen movim mientos con nvulsivos mu ucho mayorres en los pisos
p altos.

La m
magnitud de e los terrem
motos se evvalúa con escalas, com mo la escala de Richte er, que mid de la
magn nitud de la energía en n el terrem
moto. Por ejjemplo, un terremoto de magnitu ud 4 o 5 en la
esca
ala de Richter hace pocco daño a lo os edificioss bien consttruidos, mie
entras que uno
u que mid de 8
o sup umba edificcios y puede
perior derru e causar muchas
m mueertes. No en n todas parrtes de la tierra
ocurrren los terrremotos, peero hay do os amplias zonas de la superfic cie de la tie
erra donde los
peorees terremottos tienen lugar.
l Uno sigue una línea a travvés del Med diterráneo, Asia Meno or, el
Himaalaya, y las Indias Orie
entales, la otra sigue la costa oeste, el norte y el este de
el Pacífico.

Cuanndo una ex xplosión se detona en un punto en e la cortezza terrestre e, las ondass se despla azan
conccéntricamen nte, de iguaal manera que cuand do dejamoss caer una piedra en las tranqu uilas
aguaas de un la ago. La exp plosión de una peque eña carga incrustada en e la corteeza de la tierra
geneera olas de tensión qu ue se muevven hacia affuera, cuya a velocidad depende del d valor de e las
tensiiones enceerradas en la corteza. Un aume ento en la velocidad de estas olas indica a un
aume ento en el valor
v de las tensiones de
d la cortezza y, por lo tanto
t el peligro de un tterremoto.

Commo las fuerzas dinámicas debidass al movimie ento de la corteza


c de la tierra soon mayorme ente
horizzontales, pu
ueden resisttirse por meedio del missmo tipo dee sistemas ded arriostra amiento usaados
contrra el viento
o. Diversos dispositivo os se invenntaron tamb bién para "a aislar' los e
edificios de
e las
vibra
aciones sísmmicas: uno ded ellos connsta de pila
ares de cimiento, hecho os de capass alternadass de
plásttico y aceroo, que actú úan como resortes ho orizontales y permiten n que el su uelo se mu ueva
deba ajo del ed dificio. Otroos disposittivos llama ados amortiguadores dinámicoss reducen los
moviimientos de el edificio por medio de un gran volumen de e hormigón n, unido a la as paredess del
edificcio por meddio de resoortes, que está
e libre de
e deslizarsee sobre una a delgada ccapa de ac ceite
que sse encuenttra sobre el techo, del edificio. Cu uando el eddificio se mu
ueve por el impacto de e un
terremoto, o una ráfaga de e viento, un
n sistema ded retroalim
mentación electromecánico empujja el
volum men en dire
ección opue esta, extend
diendo los resortes
r sobbre uno de los lados y comprimie endo
a loss del otro la
ado, y éstoos, a su vez empujan y tiran del edificio pa ara volverlo o a su posición
originnal.

17 
 
 

Commo los terre emotos son n imprevisibles, y su


u acción sobre
s los edificios
e de
epende de las
caraccterísticas estructurales de ésttos, la connstrucción antisísmica
a constituyye un capitulo
compplejo de la teoría
t de lass estructura
as.

RGAS TÉRM
CAR MICAS Y DE
E ASENTAM
MIENTO

Toda as las estrructuras esstán expue estas a cam mbios de temperaturra, y varían de form ma y
dimeensiones du urante el ciiclo de tem
mperaturas diurnas y nocturnas,
n como tamb bién durantte el
ciclo más prolon ngado de innvierno y ve
erano. Los efectos
e de la
l variación de dimenssiones debidda a
la dillatación y contracción
c térmicas, equivalen
e a menudo a grandes cargas,
c las cuales pue
eden
resulltar muy pe eligrosas po
or ser invisibles. Un sencillo ejem
mplo de estte tipo de condiciones
c s de
carga a bastará para indicar su índole e importanciia.

Un puente
p de acero cruzza un río con c un anccho de 90 metros; fue e construid
do en invie
erno,
mienntras la temmperatura media
m era 1.65
1 gradoss centígraddos. En un día cálido de verano o, la
tempperatura dell aire llega a 35 grado os y el puennte se dilata
a porque ad
dquiere la te
emperatura
a del
aire que le rod dea. El aum mento de lo ongitud, que puede calcularse en e sólo 33 milímetros, es
pequueño compa arado con sus longitud original. Pero
P si los apoyos
a del puente noo permiten este
e
alarg
gamiento, deben
d desarrollar en él
é una carga a horizontal de comprresión capa az de reduc
cir la
longiitud a su vaalor de invie
erno. Como o el acero es
e muy rígido a la com mpresión, se
s requiere una
cargaa muy elevvada para reducir la longitud en 33 milíme etros; esta carga es taan grande que
agotaaría la mitad
d de la resisstencia del acero.

Sólo hay una fo orma de evvitar esta soobrecarga peligrosa:


p uno de los extremos
e de
el puente debe
d
permmitir la libre expansión térmica. Mientras que e las cargas
s de graveddad deben ser
s combatidas
mediiante el aum mento de la a resistencia
a y la rigide
ez de una estructura,
e las cargas térmicas
t de
eben
evita
arse haciend do la estrucctura menoss rígida

Carggas térmicas e la parte inferior de las grande


s similares aparecen en es cúpulas, que tiende en a
expaandirse cuando aumen nta la tempeeratura amb
biente. Debbido a la ex
xpansión térrmica, el bo
orde
inferiior de una gran cúpula tiende a moverse hacia el exxterior y, ya a que ese movimiento o es
inviable, se debe construir a su alre ededor un fuerte anillo para evitarlo. La mayoría
m de las
grand des cúpulass construida
as en el pasado han mostrado
m un
na tendencia a agrietarrse en el bo
orde
apoyyado (debid do tanto a las cargas térmicas co omo a las gravitatoria
as) y desde
e entonces han
sido rodeadas con
c aros de acero. San nta Sofía de
e Constantinnopla y San
n Pedro de Roma han sido
reforrzada despuués aparecieron grietass en sus bo
ordes.

18 
 
 

ante el ciclo
Dura o térmico diario, cuand
do un lado se calienta
a más que el otro, se desarrollan
n en
toda cúpula ca argas térmmicas más complicada as. La cúp pula cambiia de formma de man nera
métrica; las tensiones debidas a esta deforrmación pueden ser elevadas
asim e y su evaluación
resullta difícil.

muchos edifficios modernos de gra


En m an altura la estructura se ubica po
or delante del
d curtain-wwall,
dand
do importan or su valor arquitectónico. Buenos ejemplos son el edificio
ncia a la esstructura po
John
n Hancock Insurance Company,
C de 100 pisoss, de acero en Chicagoo y el edificcio de hormiigón
Columbia Broad
dcasting System en Nu ueva York.

Si bien no se puede
p negaar el valor estético
e de algunas de e estas esttructuras exxpuestas, debe
d
notarrse que cre
ean problem mas para el ingeniero. El
E interior de
d estos ediificios está a
acondicionaado,
y se mantiene a una temp peratura coonstante dee 22°C, mie entras que la estructurra expuestaa se
some ete a los cambios
c de
e temperatu ura del airee. En verano las colu umnas exte eriores pueeden
alcan
nzar una temmperatura ded hasta 50 0°C, y alargarse en 5-77cm más qu ue las colummnas interio
ores,
mienntras que enn invierno pueden
p lleg
gar a ser muucho más cortas
c cuanndo su temp peratura ba
aja a
-7°C.

19 
 
 

Estass variaciones en la lo
ongitud no dañan
d las columnas,
c p
pero, como o se muestrra en la figgura,
curvaan las vigas
s que conectan las co
olumnas extteriores con
n las interiores, princip
palmente en n los
pisoss más alto os. Estas serían
s muyy dañadas, si no se e diseñan adecuadam mente, ya sea
reforrzándolas o permitienndo el libre
e giro en sus extrem mos, es de ecir, articullándolas a las
colummnas.

Estoss sencillos ejemplos p ponen de manifiesto qu ue toda estrructura es particularme


p ente sensibble a
los ccambios de temperaturra si debido a su forma a, a las cond diciones de
e apoyo y a los materiaales,
tiendde a restrinngir los cammbios de dimensiones
d s debidos a la tempe eratura. Porr otra parte
e, el
comp portamientoo satisfactorrio bajo la acción
a de la
as cargas exxige que la estructura sea rígida. Por
conssiguiente, loos requerim mientos de e rigidez y los plante eados por las cargas térmica son
contrradictorios. Cuando un na estructura ha de re esistir cargaas pesadass y pequeños cambios s de
temp peratura, puuede ser ríggida. Toda vez que de eba resistirr grandes cambios
c de temperatura y
carga as relativam
mente pequ ueñas, debe e ser flexible a fin de absorber
a tales cambios: la estrucctura
resisste con éxito
o esta condición de carrga cediend do a ella, en
n lugar de combatirla.
c

Otra condición cuyos effectos equivalen a lo os de carrgas pesad das; puede e obedecer al
asenntamiento irrregular de las fundac
ciones de unu edificio. Sometido ala peso de un edificio, un
suelo
o de resisteencia no uniforme puedde ceder más
m en una parte específica de la fundación que
en ottras. Las de
eflexiones del
d suelo reducen el ap poyo de la fundación
f e ciertas áreas, y la parte
en p
de eedificio situ
uada sobre e ellas se separa por desgarrramiento del resto, o bien cue elga
parciialmente dee él. El ase
entamiento no uniformme no aplicaa al edificio
o ninguna carga
c adicioonal,
pero su parte apoyada sop porta una carga mayorr, y de tipo distinto, qu
ue aquélla p
para la cuall fue
proyeectado. La parte no appoyada del edificio tam
mbién se haalla sometidda a un esfu
uerzo, tal co
omo
lo de
emuestra la deflexión de
d sus vigass.

20 
 
 

Los esfuerzos térmicos


t y de asentam
miento son ejemplos de una cattegoría de tensión deb
bida
más a deflexiones que a ca
argas.

exión de lass vigas de conexión


La fle c en
ntre las colu
umnas exte
eriores y las
s interiores también pu
uede
ocurrrir si el suello debajo de
e un edificio
o se asienta
a de manera
a desigual.

Hay que destaccar que la m mayoría de los daños en


e los edificcios son ca
ausados porr problemas s en
las ffundacioness. La Mecá ánica de suelos,
s el estudio
e del comporta amiento dell suelo, see ha
convvertido en una ciencia a durante los últimoss cincuentaa años. La isla de M Manhattan está
e
benddecida con un suelo ro ocoso, lo qu
ue permitió en 1913 la
a construcción del prim
mer rascacielos
(el ed
dificio Woolworth). La Ciudad de México, por el contrariio, se apoya
a en una mezcla
m de arrena
y aguua. Tales suelos
s se assientan cua
ando se connstruyen eddificios pesa
ados, expulsando el agua
a
de la
a arena.

El Teeatro Nacio
onal, en el centro de la ciudad de d México, construido originalmeente a nivel del
terreno con un fuerte revestimiento de piedra, e en pocos añños se hunddió hasta 3.0m. Escaleeras
desccendentes tuvieron que e ser consttruidas a su
u entrada. La gente se
e sorprendió cuando másm
tarde
e el teatro comenzó a subir de nuevo, lo que requirrió la construcción de e una esca alera
asceendente. Esste extraño fenómeno se explica por el gran n número de
d edificios de gran alltura
que se construy yeron en lo
os alrededo ores. El aguua expulsadda por deba
ajo de elloss debido a sus
pesoos empujó el
e teatro parra arriba.

Las cargas
c puedden ser un mal necesa ara el arquittecto como para el ingeniero, pero
ario tanto pa o su
impo
ortancia bássica no pue ede ser miinimizada. Sabio es el e ingenieroo que les presta
p atención
antess de iniciar el diseño de un edificio
o.

21 
 
 

LIOGRAFÍA
BIBL A

“Dicccionario de la lengua española” Real Academ


mia Españolla.

“Esttabilidad 1” Enrique Flie


ess.

“Estrructuras parra arquitecto


os” Mario Salvadori
S - Robert
R Helle
er.

“Whyy buildings stand


s up” Mario
M Salvad
dori.

22