Anda di halaman 1dari 7

Centro de ciencias y humanidades.

Departamento de Psicología.
Desarrollo psicológico en la 2da infancia.

Logros alcanzados en el niño en


la 1era infancia.

Maestra: Martha Patricia Ruiz López.

Alumnos:

 Mercedes Iridian Magdaleno Martínez.


 Mayte Guadalupe Mora Ruvalcaba.
 Wendy Jacqueline Macías Espinosa
 Diego Sebastián Ruiz Pérez
 Jafet Hernández Villafuerte

Carrera: Lic. En Psicología.

3° semestre. 22/agosto/2018
Introducción.

El desarrollo psicológico se encarga del análisis de las modificaciones en la


psiquis y en la conducta a través del tiempo. Abarcando el periodo que
comienza con el nacimiento del individuo y finaliza con su fallecimiento,
estudiando los diversos contextos para explicarlos en función de la persona. Es
un campo extenso y complejo que puede ser abordado desde diferentes
perspectivas: teorías, procesos o etapas.

La psicología del desarrollo tiene el deber de estudiar el origen de dichos


procesos y su estructuración a lo largo de la vida del organismo. Para poder
lidiar con semejante tarea, comúnmente se considera que el análisis por etapas
y áreas permite una descripción más clara y precisa de los cambios que ocurren
a lo largo de la vida.

Estas dimensiones se dividen principalmente en:

I. Psicomotriz: Que es aquella que abarca el uso del cuerpo para expresar mediante
movimiento el mundo psicológico del individuo que inicialmente comienza en los
reflejos innatos del infante.
II. Psicosocial: Comprende todas aquellas relaciones sociales que forma y desarrolla un
individuo a partir de su cultura. Así pues, esta dimensión está estrechamente
relacionada con la siguiente.
III. Afectivo-emocional: Engloba el cómo el individuo va comprendiendo y expresando las
emociones del otro y las propias para poder regularlas.
IV. Cognitivo-intelectual: Analiza los procesos de pensamiento para la creación de
estrategias en la resolución de problemas y tiene su origen en los reflejos innatos del
infante, pero este ayudara al infante en la adaptación y adquisición de conceptos
abstractos, tales como el lenguaje, el pensamiento, etc.

En este trabajo se mostrarán enlistados los logros más relevantes del infante de 0 a 2
años con respecto a las dimensiones del desarrollo ya mencionadas con anterioridad.
DIMENSIÓN PSICOMOTRIZ

 El espacio del niño se va desarrollando desde el vientre materno, pasando a los


y brazos e interacción con la madre, la cuna o el espacio en donde el niño
repose, hasta la recámara o la casa en donde posteriormente podrá explorar.
 12 semanas: El niño comienza a levantar el tronco, esbozando los primeros
movimientos de reptación.
 3 meses: Sustentación de la cabeza, debido a la tonificación de los músculos
permite controlar los movimientos y mantenerla en línea con la espalda. Si el
niño no puede sostener su cabeza a esta edad, probablemente tenga alguna
lesión cerebral.
 4-5 meses: La parte superior de la espalda se yergue, lo que permite sentar al
niño únicamente apoyado.
 6 meses: El niño, posición de sentado, está prácticamente derecho, pero
permanece inclinado hacia adelante, y se sostiene con sus brazos para no irse
de frente o a los lados.
 7-8 meses: Domina la posición sentado, debido a la tonicidad del tronco.
 9 meses: El niño es capaz de sostenerse de pie, apoyándose sobre sus dos
manos para caminar. También puede aparecer aquí el gateo en el niño.
 10-12 meses: El niño ahora endereza el tronco y se mantiene de pie sin ayuda,
por lo que comienza la marcha bípeda.
 El control paulatino que tiene el niño de la dirección de sus ojos es un indicio de
la maduración de este de lo próximo a lo más distal.
 El desarrollo del reflejo de prensión en el niño al agarre voluntario se controla
alrededor del año y medio.
 En la lateralidad, el niño empieza a desarrollar mayormente el lado del cuerpo de
la que se tenga preferencia; esta preferencia se extiende desde el brazo, la
pierna, hasta el oído o incluso la vista.

DIMENSIÓN PSICOSOCIAL
Tomándose como base los estadios que describió Bowlby del desarrollo socio-
afectivo del niño con el cuidador principal (que suele ser la madre), se parte de
lo siguiente:

 Orientación social (0-3 meses): El bebé muestra comportamientos diversos de


apego indiscriminados, ayudando a promover la proximidad con el cuidador.
 Discriminación social (6- 8meses): El niño genera respuestas de apego más
intensas con aquellos que le resultan familiares más que con aquellos que le
son extraños.
 Apego (8-12 meses): Ahora los comportamientos de apego son más focalizados
en individuos específicos, mientras con extraños presentan respuestas de
desagrado o miedo. A los 8 meses, aparece lo denominado por Spitz como la
“angustia del octavo mes”, en donde el niño siente una gran angustia si es
cogido por otro que no sea su cuidador principal.
 El apego es importante en el niño, ya que permite el desarrollo posterior de los
vínculos afectivos.
 Intersubjetividad: A los 9 meses, el niño va adquiriendo la intención a la relación
Niño-Objeto-Adulto.
 Protoimperativos (6-7 meses): Los protoimperativos son las acciones que el
niño le impera al adulto para que este realice una acción. Aparecen a los 6-7
meses y siguen presentándose a lo largo del desarrollo.
 Protodeclarativos (9-12 meses): En los protodeclarativos, se trata de que se
comparta la atención del adulto y del niño hacia un mismo objeto.
 Referencia social: A la edad aproximada de los 4-6 meses, los niños aprenden a
diferenciar expresiones faciales de aprobación y desaprobación para realizar
una acción de parte de sus cuidadores.
 A la edad de un año y medio aproximadamente, los niños desarrollan las
emociones morales, las cuales están regidas por las normas sociales y
culturales de su medio. Algunas de estas son el orgullo, la vergüenza, la
valentía, etc.

DIMENSIÓN AFECTIVO-EMOCIONAL

Al igual que en el desarrollo social, las etapas del apego de Bowlby se ven
involucradas en esta dimensión, puesto que el apego tienen un componente
tanto afectivo como social.
 Diálogo Tónico-Emocional: Es el organizador de todas las dimensiones del
desarrollo; en este se da cuenta el como la mamá y el niño van aceptándose y
comunicándose el uno al otro, de manera progresiva y proyectando los estados
emocionales mutuamente.
 Como anteriormente se mencionaba, el apego es importante para el desarrollo
ulterior de los vínculos afectivos del niño con sus cuidadores.
 Los tres organizadores del yo (Spitz): En primer lugar se da la sonrisa social,
después la angustia del octavo mes, y por último es el lenguaje.
 Los niños ponen especial atención en los gestos y en la intención en el tono de
voz de sus cuidadores. Es muy importante para el niño para aprender a
autorregularse, y del mismo modo, el niño aprende a comprender las
emociones del otro.
 Teoría de la Ontogénesis (Izard): La teoría de la ontogénesis se sintetiza en
que, en un principio, el niño exhibe una gama reducida de emociones discretas.
Posteriormente, comienza a representarse las diferentes emociones como
estados mentales, también diferentes entre sí. Por último, intervienen las
capacidades sociales y cognitivas del niño en las emociones que exhibe.
 Primer año: Los niños sienten emociones, las expresan y empatizan con las
emociones de los demás.
 Segundo año: El niño comienza a tener una representación de los estados
emocionales básicos y las causas que los provocan. Aprenden rápidamente que
hay situaciones que provocan el enfado o enojo de los demás, y otras
situaciones que los alegran o complacen. También aprenden, sobre todo, quién
las ha producido; es decir, ligan agentividad y emoción.
 Regulación o control emocional: Es un aspecto que se ha visto muy
relacionado con lo que se ha denominado “socialización de las emociones”; a
través del control emocional aprenden formas de trato y el significado de un
cierto ordenamiento social, la existencia de jerarquías.
 Los niños pueden regular sus emociones a través del autoconsuelo, y al año y
medio, el niño ya es capaz de hacer daño o consolar a otros niños.

DIMENSIÓN COGNITIVA

Se tomará en cuenta la Teoría Piagetiana del desarrollo intelectual del niño para
explicar los avances en esta dimensión. En el estadio sensoriomotor (0-2 años),
hay una división de seis subestadios; estos son:
 Subestadio 1: Ejercicio de los reflejos innatos (0-1 mes): Se da la repetición
de los esquemas motores del bebé. Así, se da la Asimilación Funcional, que es
la tendencia de practicar los esquemas, y la Asimilación Generalizadora, que es
la aplicación de un mismo esquema para objetos distintos.
 Subestadio 2: Las primeras adaptaciones adquiridas y la Reacción Circular
Primaria (1-4 meses): La Reacción Circular Primaria son repeticiones de
respuestas sensoriomotoras, en donde el evento inicial es accidental y las
acciones se centran en el cuerpo del niño. Ocurre un fenómeno pre-imitativo de
contagio e imitación mutua con el cuidador, pero el bebé sólo lo realiza cuando
la conducta existe en su repertorio. El primer avistamiento de la permanencia
del objeto ocurre con la Expectación Pasiva; el bebé se queda mirando donde
salió la madre antes de “desaparecer”.
 Subestadio 3: Reacciones Circulares Secundarias y procedimientos
dedicados a prolongar espectáculos interesantes (4-8 meses): En la
Reacción Circular Secundaria, el bebé tiende a repetir un espectáculo
interesante, pero no es una meta, sino un evento fortuito, por lo cual es casi
intencional. Sólo imita aquello que es parte de su conducta y sólo si puede verlo
u oírlo en sí mismo. En cuanto a la permanencia del objeto, el bebé es capaz de
anticipar posiciones futuras del objeto y presenta la Reacción Circular Diferida;
si el niño presta atención a un objeto y ocurre una interrupción, puede volver a
regresar la atención al objeto.
 Subestadio 4: Coordinación de esquemas secundarios y su aplicación a
situaciones nuevas (8-12 meses): En el niño aparece la intencionalidad, por lo
cual, aparece la inteligencia. El niño ahora puede coordinar un esquema con
otro para llegar a una meta, y desarrolla la capacidad y flexibilidad de usar los
esquemas en contextos y situaciones distintas y variables. Ahora puede imitar
con partes de su cuerpo visibles, además de imitar sonidos y acciones nuevas.
En tanto a la permanencia del objeto, el niño ya busca el objeto, pero
ocurriendo el Error A no B. Comprende el origen y la causa de los espectáculos
interesantes.
 Subestadio 5: Las Reacciones Circulares Terciarias y el descubrimiento de
nuevos medios de experimentación activa (12-18 meses): En la Reacción
Circular Terciaria, el niño involucra una repetición de la conducta, agregando
pequeñas variaciones y observando las diferencias; es decir, experimenta. La
imitación se vuelve más activa, deliberada y precisa que la anterior. En la
permanencia del objeto, el niño puede descubrir el objeto si observa su
trayectoria, y se dificulta si no puede verla. El sistema de causas es
independiente de sí mismo, por lo que este se especializa.
 Subestadio 6: Invención de nuevos modelos a través de combinaciones
mentales (18-24 meses): La acción directa sobre los objetos se sustituye por
una acción simbólica que los contiene, por lo que supone la transición de la
inteligencia sensoriomotora a la preoperatoria. El niño ahora puede tener
imitaciones diferidas; imita a un modelo, incluso en su ausencia, siempre y
cuando ya lo haya imitado anteriormente. El objeto es concebido como una
entidad en sí mismo, por lo que se vuelve permanente. El niño es capaz de
representarse internamente sus movimientos en relación con los objetos, por lo
que sabe reconocer el lugar suyo y del objeto en el espacio. Puede inferir
causas (causa-efecto) y aparece el Juego Simbólico.
 A los dos años aparece una estructuración del lenguaje óptima para comprender
lo que sus cuidadores le comunican al niño.
 Usos canónicos: Cuando el niño empieza a usar los objetos regidos por las
reglas sociales de estos mismos. Aparecen a los 9-12 meses, y necesita el uso
canónico del otro para que el niño puede desarrollar este. A los 15 meses, todos
los objetos inventados por el hombre y presentados al niño estarán regidos por
el uso canónico, por lo que este uso depende de la familiaridad del niño con el
objeto.
 Usos simbólicos: Aparece entre los 12-15 meses de edad; el niño utiliza de
manera simbólica, es decir, sin la necesidad del objeto presente físicamente, el
uso canónico de los objetos.

Conclusión.
En lo que a mi respecta, todos estos logros revisados durante el semestre anterior me
han dado cuenta de la importancia que van teniendo dentro de nuestro desarrollo
psicológico, puesto que, gracias a muchos de ellos, podemos adquirir diferentes
habilidades de distintos tipos que de cierta manera nos ayudaron, no ayudan y nos
irán ayudando para tener un desarrollo optimo psicológicamente, socialmente y hasta
físicamente.
De lo logros que más me parecen de gran relevancia esta el apego, siendo el eje
principal para las creaciones de vínculos futuros con nuestro alrededor y con ellos
podremos desarrollar y observar los distintos cambios a lo largo de la vida del niño,
pues al parecer la presencia del “otro”, retomando lo que Vygotsky nos plantea en
algunos sentidos, es la que nos guiara a adquirir nuevos conocimientos de diferentes
tipos.