Anda di halaman 1dari 7

¿Qué es un mecanismo de empuje?

Los mecanismos de empujes son los responsables de aportar la


energía necesaria para que los fluidos puedan desplazarse
dentro de yacimiento, es decir, para que los fluidos puedan ser
explotados.

Existen cinco mecanismos de empuje natural: expansión de gas,


empuje de agua, gas en solución, empuje o compactación de
roca y segregación gravitacional.

Es muy importante detectar el tipo de mecanismo de empuje


anticipadamente; para obtener un mejor provecho del futuro
comportamiento del mecanismo en el yacimiento.

Para detectar el mecanismo de producción se acude a la


interpretación de los datos obtenidos durante la perforación del
pozo.

Serían los siguientes datos:

- buzamiento de las formaciones.

- profundidad y espesor de las formaciones.

- porosidad y permeabilidad de los estratos.

- saturación de fluidos en los estratos petrolíferos.

- relación de presión, temperatura, volumen.

- profundidad de los contactos de agua-petróleo-agua.


Mecanismo de empuje

Por empuje de agua.- es considerado como el


mecanismo más eficiente para la extracción de petróleo.
Su actuación puede lograr que se produzca hasta 60 por
ciento del petróleo en sitio; proporciona un excelente
aporte de presión al acuífero con caída de presión
mínima en el hoyo. El agua del acuífero se expande y
desplaza el petróleo o gas desde el yacimiento hasta el
hoyo mientras la presión cae.
El contacto de agua-petróleo debe mantenerse unido
para el espacio que va dejando el petróleo producido
vaya siendo ocupado por el agua.
Por empuje gas en solución.- en este tipo de
yacimientos, bajo las condiciones de originales de
presión y temperatura, existe un equilibrio entre el gas
libre y petróleo existente.
A medida que se realiza la producción del petróleo la
presión disminuye y la capa de gas se expande,
actuando como un pistón que impulsa el petróleo al
pozo.
Por su mecanismo y funcionamiento el empuje por capa
de gas, ofrece una posibilidad de extracción de petroleo
de un 15 a 25 por ciento.
La presión inicial del yacimiento es mayor o igual a la
presión inicial de burbujeo y declina rápida y
continuamente.
Por expansión de gas.- ocurre en yacimientos saturados
cuyos fluidos no están uniformemente distribuidos y la
presión y la presión es menor que la de la burbuja.
Se caracteriza por la presión disminuye lentamente, la
relación gas-petroleo depende de la ubicación de los
pozos en yacimiento, el factor de recobro se estima
entre un 20 al 40 por ciento.
En los pozos ubicados en la parte baja, la relación gas-
petroleo estará a nivel de la razón gas disuelto- petroleo
correspondiente a la presión actual del yacimiento.
Bajo estas condiciones existirá una capa de gas encima
de la zona de petroleo, la cual se expandirá desplazando
al petroleo hacia los pozos productores.
Empuje por compactación de roca.- tomando en cuenta
la roca reservorio, si la presión de yacimiento desciende
la roca tiende a expandirse.
Es decir, se produce una reducción en el volumen
poroso puesto que el espacio que se presenta menos
esfuerzo o resistencia a dicha expansión.
En dicho volumen se encuentra el fluido que se desplaza
hacia el pozo por presentar una zona de mejor de
presión.
Mientras la presión de fluidos del yacimiento declina, la
presión en los sólidos se incrementa debido a que el
fluido en los poros soporta menor peso de la
sobrecarga.
Este empuje es común en yacimientos someros o con
sedimentos no consolidados.
Empuje por segregación gravitacional.- o drene por
gravedad, puede clasificarse como un mecanismo de
empuje, sin embargo se considera más bien como una
modificación de los demás.
La segregación gravitacional es la tendencia del aceite,
gas y agua a distribuirse en el yacimiento de acuerdo a
sus densidades.
En la segregación gravitacional, el gas libre a medida
que sale el petroleo se mueve hacia la estructura, esto
ocurre cuando el gas en su saturación critica, le es más
fácil subir al tope del yacimiento que al pozo cuando hay
buena permeabilidad vertical.
La eficiencia del mecanismo puede ser alta, es decir
mayor al 75 por ciento.
Si no toma en cuenta el aspecto económico este es el
mecanismo de empuje primario más eficiente por su
recuperación está entre el 40 y 80 por ciento.