Anda di halaman 1dari 9

(En la sala de una casa se encuentra Alicia recostada en un sillón leyendo un libro mientras Mirana lee el mismo en voz

alta)

Mirana: Alicia empezaba a estar harta de seguir tanto rato sentada en la orilla, junto a su hermana, sin hacer nada, una o
dos veces se había asomado al libro que su hermana estaba leyendo, pero no tenía ilustraciones ni diálogos, “¿y de qué
sirve un libro —pensó Alicia— si no tiene ilustraciones ni diálogos?” Así que estaba considerando (como mejor podía, pues
el intenso calor la hacía sentirse muy torpe y adormilada) si la delicia de tejer una guirnalda de margaritas la compensaría
de la molestia de incorporarse y recoger las flores, cuando de pronto un Conejo Blanco de ojos rosados pasó velozmente a
su lado…

Aíra: (entra hablando por teléfono muy enojada) o por favor mamá es solo una fiesta prometo regresar a casa a las doce…
pero mamá es una niña… pues si no vamos a tomar… “¿entonces que pasa?” ella es muy pequeña para estar con mis
amigos!... no no no, está bien la llevare (cuelga el teléfono)

Alicia: (aun con el libro tapándole el rostro habla con aburrimiento) no sé a dónde planeas arrastrarme contigo pero ni
creas que me parare de este sillón

Aira: eso ya lo sé, pero si tu no dices nada y yo le digo a mi tío mentiras no tendrás que pararte

Alicia: me parece una buena idea

Mirana: en vez de ir a la fiesta del Jabberwocky podrías aceptar las invitaciones de Jack a jugar cartas

Aira: ¿quién juega cartas hoy en día? Es un chico raro, además si tanto te interesa pues háblale tú (se pone el abrigo y va a
salir de la casa)

Alicia: (murmulla) ella lo haría pero el chico está obsesionado contigo…

Tío: (entra al cuarto limpiando un sombrero) alto ahí señorita (habla fuerte sin alzar la mirada del sombrero) ¿a dónde
vas?

Aira: (con un tono hipócrita y cansado) a jugar cartas con Jack

Tío. Buen intento pero tu madre ya me conto (coge un abrigo y se lo lanza a Alicia y hace lo mismo con Mirana) tu (señala
a Alicia) te paras y acompañas a tu prima

Mirana: ¿y yo porque?

Tío: porque ya te acabaste ocho libros hoy, ve y has vida social, prueba el cannabis que se yo (les abre la puerta y cuando
han salido dice alegre) Lirón lirón hora de tomar él te… (Confundido levanta la mirada del sombrero) oh verdad este no es
el “aquí”

En la fiesta del Jabberwocky

Aira: bueno ratas de biblioteca, nos encontramos en este mismo punto a las 3 (comienza a buscar entre la gente)

Jack: (llega frente a ellas con un mazo de cartas en la mano, en la otra un vaso con un líquido morado y muy nervioso
intenta hablarle a Aira) Hola te vi desde allá y supuse que querías algo de tomar

Aira: Así claro ¿has visto a tu hermano mayor?

Jack: creo que está el fondo del cuarto, Pero sabes mi hermano anda en cosas raras yo creo que deberías alejarte de él…
Aira: o ahí esta!! Bueno (le palmea el hombre a Jack) no vemos después

Jack: (mira a Aira frustrado) ni siquiera me escucho

Mirana: no le hagas caso, ella… esta confundida, cuando tu hermano se valla a Francia seguro lo olvidara muy rápido

Alicia: (señala el vaso) si ella no lo quiere yo sí, tengo mucha sed

Jack: o claro toma Alicia (le entrega el vaso)

Alicia: (comienza a tomar rápidamente)

Mirana: (mira las cartas) es un nuevo maso?

Jack: si lo compre hace poco las ilustraciones son del libro-

Alicia: me encanto!! (Grita animada con el vaso vacío en su mano) donde hay más?

Jack: en la cocina (le señala al fondo del cuarto)

Alicia: (sale corriendo)

Jack: si quieres podemos ir a jugar en el lugar de siempre

Mirana: claro vamos

Jack: oh pero ¿y Alicia?

Mirana: ella ya ha venido antes nos encontrará rápido (lo toma del brazo y salen de escena)

Alicia: (vuelve corriendo) Mirana te he traído un vaso esto sabe muy bien!! (Mira a su alrededor) Mirana? (va a donde esta
Aira)

Aira: (sentada junto al jabberwocky mientras ambos fuman y se ríen)

Alicia: tu mamá te dijo que no podías drogarte otra vez

Aira: a ti que te importa mocosa

Jabberwocky: (con voz relajada y risueña) no puedes decirle nada

Alicia: ¿porque?

Jabberwocky: porque también estas drogada niña

Alicia: eso no es cierto, esto es solo jugo

Jabberwocky: sabes qué pasa cuando te drogas?

Alicia:… en realidad no

Jabberwocky: todo lo que has soñado, ese mundo que creas cuando no quieres ver matemáticas en el colegio, se hace
realidad

Alicia: ¿pero si yo no veo nada raro?


Jabberwocky: porque esto (coge el vaso) es muy poco querida, busca a Absolem el té dará la llave a tu país de las
maravillas

Alicia: (se para y se va corriendo con prisa saliendo del cuarto)

Aira: (grita riéndose) se te olvido decirle algo querido

Jabberwocky: ¿qué cosa?

Aira: (toma una calada) una vez que entras no sabes que has entrado y tampoco sabes cómo salir

(Aira y Jabberwocky se ríen fuertemente al tiempo)

En un cuarto de muchos colores

Alicia: (entra caminando despacio y sosteniéndose la cabeza) creo que estoy perdida y me siento mareada

Conejo blanco: (llega corriendo y comienza a correr alrededor de Alicia con un reloj grande en la mano y en la otra un
paquete con pastillas de colores) voy tarde!!! Voy tarde!!! (Se come una pastilla) has visto la hora (mira a Alicia) y tú
también vas tarde

Alicia: ¿a dónde voy tarde?

Conejo blanco: a la fiesta, no escuchas la música?

Alicia: no puedo, no estoy en tu mundo

Conejo blanco: (se detiene frente a ella disgustado) ¡¿cómo no puede estar en mi mundo?! ¡¡Yo te veo!! Estas aquí (señala
el piso donde esta parada Alicia)

Alicia: las pastillas, si me das una estaré en tu mundo

Conejo blanco: (grita enojado mientras da vueltas alrededor de Alicia) ¡no! ¡No! ¡No! No te puedo dar mis pastillas (se
para frente a ella deja tranquilo sus cosas en el piso y la sacude fuertemente) pero consíguelas pronto vas tarde! vas
tarde! (coge sus cosas calmado y comienza a correr a la salida conmocionado mientras grita muy fuerte) vas taaaaaarde

Alicia: (extrañada y cansada) no me dejo preguntarle donde esta Absolem

(Tarari y tarara aparecen abrazados por los hombros mientras caminan y discuten)

Tarari: pero si comes ya no es comida

Tarara: pero si no es comida entonces no estas comiendo

Tarari: entonces si ya no estas comiendo podrías bailar

Tarara: no entendiste nada tarari

Tarari: tú eres el que no quiere entender tarara

Alicia: disculpen ustedes tienen pastillas de colores

Tarari y tarara: ¿noooo?

Alicia: ¿jugo morado?


Tarari y tarara: ¿noooo?

Alicia: ¿escuchan la música?

Tarari: por supuesto

Tarara: no estamos sordos

Alicia: yo no puedo escucharla y quiero hacerlo pero-

Tarari: ¡tú te pareces!

Tarara: no no se parece

Tarari: (le coge el cabello a Alicia y mira a tarara) pero podría ser

Tarara: (le coge las manos a tarari para que suelte a Alicia) pero como no es no puede ser

Tarari: pero si lo fuera-

Alicia: (muy enojada) DISCUPEN! ¿Saben dónde está Absolem?!

Tarari: o si si (la coge de un brazo)

Tarara: (la coge del otro brazo)

Tarari y tarara: (arrastran a Alicia hasta un montón de sabanas)

Alicia: aquí no hay nadie podrían-

Absolem: (se levanta de entre el montón de sabanas y grita asustado) que hacen en mi cuarto?!

Tarari: ella te busca

Tarara: dice que no puede escuchar la música

(Mientras Alicia habla tarari y tarara se retiran exagerada y silenciosamente del cuarto)

Absolem: ohhh ya entiendo, toma (le da unas pastillas) ahora vete

Alicia: ¡espera! que tenga que hacer con esto

Absolem: comerlas por supuesto, ten cuidado porque pocas te marean pero con muchas escucharas música toda la vida,
son caras y difíciles de conseguir así que me tienes que pagar ahora

Alicia: pero yo no traigo dinero

Absolem: (se para enojado y se las quita) entonces no podrás escuchar música

Alicia: (se queda pensativa un momento luego dice alegremente) y si me hubiese enviado un amigo tuyo

Absolem: depende de cual amigo

Alicia: el Jabberwocky
Absolem: (la mira fijamente de arriaba abajo) Oooohh (comienza a reír) eres la hermanita de su novia, lo siento niña no te
reconocía

Alicia: pero si nunca en tu vida me has visto

Absolem: eso es lo que crees (le sirve un jugo morado) este si es el tuyo bébelo hasta el fondo, que disfrutes de la fiesta
(se acuesta entre las sabanas)

(Comienza a sonar música)

Alicia: (se toma todo el líquido y luego mira con entusiasmo a su alrededor) chicos chicos ¡¡ya escucho la música!!...
¿dónde están? ¿Chicos? ¿¡Porque siempre me abandonan!? Ahora como encontrare al conejo blanco ni siquiera sé dónde
estoy no veo la puerta

Gato: (aparece con una risa burlona) pero ahora escuchas la música no es eso lo que querías?

Alicia: me asustaste ¿Quién eres tú?

Gato: ¿eso importa? Tal vez no me vuelvas a ver

Alicia: podrías por favor decirme el camino que debo seguir para salir de aquí

Gato: Eso depende del sitio al que quieras llegar

Alicia: no me importa mucho el sitio

Gato: Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes...

Alicia: siempre que llegue alguna parte...

Gato: o siempre llegarás a alguna parte si caminas lo suficiente

Alicia: (cansada) entonces cómo puedo caminar hasta llegar a la música

Gato: en esta dirección (señala la izquierda) vive el sombrerero y en esta (señala a la derecha) una liebre de marzo si
caminas en cualquiera de los dos lados encontrarás esa música, puedes visitar a quien quieras los dos están locos

Alicia: no me gusta tratar con gente loca

Gato: eso no lo puedes evitar aquí todos están locos tú estás loco Yo estoy loco

Alicia: cómo sabes que yo estoy loca

Gato: tienes que estarlo o no te habrías tomado el jugo para escuchar la música

Alicia: Bueno si ambos caminos me llevan a donde Suena la música entonces cual me lleva a dónde está el conejo blanco
ya no recuerdo por donde se fue

Gato: si no puedes recordar algo es como si no hubiera pasado de la misma manera no puede recordar algo que nunca
pasó. Esfuérzate demasiado en recordar y tu memoria te puede mentir

Alicia: (enojada y confundida) No entiendo lo que me quieres decir

Gato: Es muy simple, qué es lo que quieres hacer


Alicia: ¡¡¡Encontrar al conejo blanco!!!

Gato: no lo que de verdad quieres a ser la razón por la cual querías escuchar la música

Alicia: … mmm Supongo que quería entender lo que otros estaban diciendo

Gato: Entonces visita al Sombrerero pero sé paciente o no podrás entender nada (se va en silencio)

En la casa del sombrerero

(Alicia camina hasta llegar al frente de una mesa grande con muchos puestos que tiene todo tipo de cubiertos y platos
encima, se sienta en un extremo mientras el sombrero el lirón y la liebre están cantando fuertemente sin darse cuenta de
la presencia de Alicia)

Liebre: Féliz féliz no cumpleaños a mi

Sombrerero: a quien

Liebre: A mí

Sombrerero: a tu

Liebre: feliz feliz no cumpleaños Te doy

Sombrerero: a mi

Liebre: A tu

Sombrerero: brindemos por el día con dos tazas de buen te

Liebre: Féliz féliz no cumpleaños al liiiiron

Alicia: (aplaude animada)

Liebre y sombrerero: (corren afanado hacia la esquina donde está sentada Alicia) No te puedes sentar no hay espacio

Alicia: Pero si hay muchos lugares vacíos

Liebre: Pero nadie puede sentarse sin ser invitados

Sombrerero: claro es falta de educación de muy mala muy mala educación

Lirón: (dice casi ebrio y a punto de caer dormido sobre la mesa) muy mala mala educación

Alicia: Discúlpame Entonces cómo podría conseguir una invitación

Lirón: (se levanta apurado y señala a Alicia con la tetera) tendrás que pelear por el asiento!

Liebre: (le quita con delicadeza la tetera y le da una espada)

Lirón: (mira a la liebre con tranquilidad) Gracias (se voltea efusivo hacia Alicia) tendrás que pelear por el asiento

Alicia: ¿con que voy a pelear?

Sombrerero: (le da una espada a Alicia)


(Alicia y el lirón pelean muy poco tiempo sobre la mesa)

Lirón: (se detiene abruptamente) peleas terrible, por compasión te dejaré sentarte (deja la espada a un lado y se sienta

Sombrerero: (comienza a servirles te)

Alicia: Entonces ¿ustedes también escuchan la música?

Lirón: no no lo escuchamos es mejor no escucharla

Liebre: no La necesitamos, la música sólo la producen las pastillas y los jugos

Lirón: y las pastillas y los jugos son muy malos muy muy malos

Alicia: ¿porque son malos? gracias a las pastillas y los jugos los puedo ver

Liebre: Oh Qué triste es otra víctima otra víctima más de ese horrible sujeto

Alicia: No entiendo a qué te refieres

Sombrerero: Verás las pastillas son del allá

Alicia: Del ¿allá?

Sombrerero: Sí

Lirón: No entiende nada explícale desde el principio

Sombrerero: Existe el aquí (señala la mesa) de donde nosotros somos y el halla (coge el celular de Alicia y lo señala con
fuerza) las pastillas mezclan el aquí y el allá entonces los que son de aquí pasan al allá y nos pueden volver aquí

Alicia: Eso no es cierto yo nunca he visto una persona de aquí en el halla

Lirón: tal vez no te has dado cuenta pero por cada familia hay al menos una persona que debería estar en el aquí pero está
en el allá

Liebre: Alguien como un familiar lejano que llegó de la nada

Sombrerero: de quien no conoces padres…

Alicia: (concentrada) y que pasa si no vuelven al “aquí”

Sombrerero: el mundo se desestabiliza

Lirón: como ahora

Liebre: la reina roja estaba muy enojada porque una niña de vestido azul hace cuatro calendarios se burló de ella

Sombrerero: ella quería vengarse pero la chica se había ido del aquí

Lirón: ¡entonces un dragón!

Alicia: ¿dragón?

Lirón: ¡sí! Raro, con cicatrices, con piel de cuero negra, que siempre cargaba pastillas y hablaba sobre la música
Sombrerero: un dragón muy raro, tenía manos pero no pansa, y no expulsaba fuego, ¡¿qué dragón no bota fuego por la
boca?!

Alicia: Jabberwocky?

Sombrero: ¡el! Se hizo amigo de la reina roja y le mostró el allá

Liebre: pero la reina roja no es una persona

Alicia: ¿no?

Liebre: es la mitad de una

Alicia: ¡¿qué?!

Sombrerero: y para poder irse tenía que llevarse a su otra mitad consigo

Lirón, liebre y sombrerero: (con voz melancólica) Mirana…

Alicia: es por eso que todos actúan raro, porque su reina se fue?

Sombrerero: no es solo una reina es el centro, tú tienes un centro yo tengo un centro, el centro evita que te caigas y sin
centro el aquí se está cayendo

Alicia: ¡tengo que ayudarlos! ¿Cómo puedo volver al allá?

Lirón: el conejo blanco siempre va muy deprisa y a veces cruza entre el aquí y el allá

Liebre: si lo sigues tal vez puedes ir

Sombrerero: pero cuando encentres a Mirana tienes que devolverles sus ojos

Alicia: ¿sus ojos?

Sombrerero: cuando ella se fue un chico con un parche de corazón le quito la vista

Lirón: y ella lo sigue a todas partes porque él la guía a ella

Sombrerero: si lo matas le devolverás sus ojos

Conejo blanco: voy tarde voy tarde, tenía que estar en el allá a las cinco y ya son las 4:30

Alicia: (se para con valentía, coge al conejo de la mano y con la otra la espada) voy a traerles a su reina se los prometo

Lirón: (le cambia la espada con delicadeza por una tetera)

Alicia: (mira al lirón con amabilidad) gracias

(Alicia y el conejo salen corriendo)

En un cuarto normal

Mirana y Jack están sentados en el piso jugando con cartas cuando llega Alicia corriendo con una tetera en la mano y con
un chico que tiene orejas de conejo
Alicia: (empuja a Jack gritando) devuélvele sus ojos a Mirana (lo apunta con la tetera)

Mirana: Alicia ¿estás bien?

Conejo blanco: al fin llegamos, tarde pero llegamos (cae desmayado en el piso)

Mirana: (mira al chico confundida y luego le habla a Alicia) estas sudando… estas drogada!

Alicia: claro que no, estuve en el aquí y una liebre me conto que gobiernas el aquí pero eres la mitad de una persona y
todo fue mi culpa peeeerdón (se arrodilla frente a Mirana mientras llora)

Mirana: ¿aquí?¿ Reinar? Tú estás muy drogada

Jack: creo que será mejor volver a tu casa

Mirana: creo que será mejor que tu no nos acompañes (se para cargando a Alicia)

Al día siguiente en casa de Alicia

Alicia: (está durmiendo calmadamente en el sillón) (se levanta abruptamente gritando) Sombrerero

Tío: jajaja tranquila solo soy yo (le entrega una taza de té)

Alicia: que paso

Tío: pues los amigos de tus primas te intentaron drogar para hacerte cosas malas

Alicia: ¿qué?

Tío: tranquila todo está bien, mañana empezaras a ir al psicólogo

Alicia: y ¿mis primas? Donde están?

Tío: oh aria dijo algo de volver a su ciudad a trabajar y como Mirana siempre esta con ella se fueron juntas, tomate tu te
ahora vuelvo (sale de escena)

Alicia: (decepcionada) se sintió muy real

Gato: (aparece sorpresivamente) lo fue pero se te acabo el tiempo muy rápido, tranquila, va a volver