Anda di halaman 1dari 1

ORACION POR LA VOCACIÓN MARISTA DE HERMANOS Y LAICOS

Señor Jesús, miramos a nuestro alrededor y tomamos conciencia de las enormes necesidades
entre los niños y jóvenes de hoy.

Sabemos que es urgente poder contar con mensajeros de esperanza, testigos de tu amor.

Te damos gracias, Señor, por tu llamada personal a desarrollar una vocación de servicio en tu
Iglesia.

Te pedimos nos concedas vivir de tal modo que nuestro testimonio sea fuente de esperanza y
aliente, a la vez, nuevas vocaciones en tu Iglesia ya sea desde el compromiso del laicado, o
desde la vida religiosa o sacerdotal.

Oramos por todos aquellos y aquellas que convocas a vivir hoy el sueño de Champagnat de
evangelizar a niños y jóvenes particularmente los más desatendidos.

Te recordamos, de manera especial, a los que llamas a ser hermanos y laicos maristas. Haz que
los jóvenes que sientan esta vocación sean audaces para seguirte con pasión y generosos para
serte fieles.

Amén.