Anda di halaman 1dari 15

PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN

ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES

JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ*


UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA

RESUMEN
El objetivo de este trabajo es analizar la transformación de los procesos en la formulación de estrategias
con relación a la evolución de la organización. Se determina que el pensamiento estratégico y la formu-
lación de la estrategia fue privilegio único de la alta dirección hasta los años setenta, cuando el contexto
se caracterizó por ser más o menos estable, en el que las ventajas comparativas eran suficientes para
alcanzar el éxito de la organización a partir de la función del management tradicional.
Sin embargo, al cambiar el medio ambiente competitivo por el fenómeno de la “turbulencia”, con
mayor complejidad e incertidumbre, la alta dirección de las organizaciones debe responder a crecientes
demandas impuestas por las nuevas condiciones económicas y sociales. Y, mediante un proceso conti-
nuo de innovación de todas las actividades de la empresa, buscar ventajas competitivas sostenibles
fundadas en elementos intangibles, especialmente en el “conocimiento”, el cual está interiorizado en
todos los miembros de la organización. Por tanto, aunque la formulación de la estrategia sigue siendo
facultad de la alta dirección, de alguna manera es influida por los demás integrantes de la organización.
Palabras clave: transformación estratégica, organización, alta dirección, formulación de estrategias,
ventaja competitiva, conocimiento.

ABSTRACT
The objective of this paper is to analyze the transformation processes in strategy formulation in
relation to the evolution of the organization. It is determined that strategic thinking and strategy
formulation has been a unique privilege of top management until the 70’s when the context was
characterized by being more or less stable, in which the comparative advantages were sufficient to
achieve the organization’s success starting from the role of traditional management.
However, when the competitive environment changes due to the turbulence phenomena, with more
complexity and turbulence, top management of organizations must respond to increasing demands
imposed by the new social and economic conditions. And through a continuous process of innovation
of all activities of the business to search for sustainable competitive advantages founded on intangible
elements, specifically on the “knowledge” which is internalized in all the members of the organization.
Thus, although strategic formulation is still faculty of top management, in some way it is influenced by
other members of the organization.
Key words: Strategic transformation, organization, top management, strategy formulation, competitive
advantage, knowledge.

* Correo electrónico: jvargas@cusur.udg.mx

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003 ISSN 1657-9267
34 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

Introducción nes y determinaba los precios de las mercancías. Sin em-


Como consecuencia de los paradigmas emergentes bargo, con el tiempo se evidencia que ya no es el mercado
derivados de la globalización, se están dando cambios el mecanismo por el cual se asignaban los precios y es la
obligados en los sistemas de organización y formas de firma quien, a partir de la inversión, define el mark-up
producción moderna. Se pasó de una producción rígida (Marshall), una cuasi renta o excedente de ganancia que
a una flexible, caracterizada por la automatización de los desea obtener.
procesos productivos con un solo sistema integrado de Otra perspectiva es la de Schumpeter (1975), quien
producción y comercialización, en donde el papel del li- sostiene que para conceptualizar a la firma de manera
derazgo tuvo que dar un giro importante para adaptarse diferente se debe tomar en cuenta y dar valor a la figura
al cambio. del empresario, “animal spirit” y a sus tres funciones prin-
En este trabajo se presenta un panorama global cipales. Keynes habla del agente racional (empresario),
sobre la forma en que ha sido concebida la organización como animal-spirits receloso, temeroso, al que hay que
y su necesidad de crear estrategias para permanecer en el ofrecerle un panorama muy bonito. Con Keynes aparece
medio ambiente, así como la función del estratega a tra- la figura del empresario ya no encubierta bajo la figura
vés del tiempo. Así mismo, se esbozan los cambios más del capitalista. Las tres funciones principales de las que
importantes de los paradigmas y la emergencia de con- habla Schumpeter son:
ceptos como el poder y el conocimiento que, aunque ya 1. Innovador o creador. La dinámica de la capacidad
existían en el contexto de la organización, no habían individual se explica a partir del espíritu innovador
sido objeto de estudio académico en el comportamiento del empresario. Crea nuevas formas de organización
organizacional, pero ahora se analiza su significado y su a través del desarrollo de tecnología, y pone en prác-
impacto en la organización y en la sociedad. tica nuevas combinaciones productivas.
Otro aspecto relevante que se menciona de manera 2. Función de adquisición y explotación de la infor-
somera es la cultura, elemento que ha tenido especial mación. El empresario emprendedor está buscando
incidencia en el desempeño de las organizaciones, sobre información y cómo utilizarla de manera creativa para
todo por el fenómeno de la globalización, a partir del el lanzamiento de nuevos productos, para conquistar
cual la actuación de las organizaciones ya no se circunscribe nuevas fuentes de materias primas, etc.
a fronteras bien delineadas. 3. Función de organización y coordinación de dis-
tribución de la producción. El empresario coordi-
na y organiza, y no el mercado como pensaron los
Los orígenes de la organización moderna clásicos, por ello la existencia de la estructura depen-
Las organizaciones industriales surgen a partir del de de él.
auge de la revolución industrial y de sus nuevas formas La teoría que pone cierto énfasis en la firma es la de la
de producción, que a través de los desarrollos tecnológi- agencia. A través de sus más representativos exponentes
cos (máquina de vapor, medios de transporte y de co- —Cyert, Simon y March— considera que los planteamien-
municación) permitieron incrementar el volumen de tos de los neoclásicos, con relación a que lo importante de
producción a menores costos, con respecto al que se ge- la firma es sólo la máxima ganancia y además que haya
neraba de forma artesanal. La evolución teórica del con- perfecta información, no son totalmente válidos. Esta teo-
cepto de la organización a partir de entonces ha sido ría supone que los humanos tienen una racionalidad limi-
considerada de varias formas, desde las que le confirie- tada, intereses propios, oportunismo y que la organización,
ron mínima importancia hasta aquellas que dedican es- al estar conformada por un conjunto de individuos en
pecial interés en su estudio. constante interacción, requiere del análisis de las relaciones
Los primeros acercamientos hacia la evolución de la entre los administradores y los accionistas y la delegación
teoría de la firma se encuentran en los planteamientos de de autoridad. La teoría explica cómo funciona el gobierno
Marx, para quien la firma y el capitalista tenían cierta im- de la organización, es decir, hace énfasis en la jerarquía.
portancia, y aunque consideraba que sólo el trabajo pro- De acuerdo con lo anterior se puede constatar que la
duce valor, tenía la certeza de que el obrero necesitaba de organización, como firma o empresa lucrativa productora
equipamiento, de materiales y de un fondo de subsis- de bienes y servicios, nace por la necesidad de reproduc-
tencia antes de la producción, los cuales podía encontrar ción del capital, y porque el individuo debe subsistir, pro-
en el “laboratorio secreto del capitalista”, esto es, en “la gresar y enfrentarse a las adversidades del medio ambiente
firma”, la cual adquiere la figura de sistema socio-técnico. para sobrevivir. Además, la organización representa para
Por otro lado, para Adham Smith la firma es tan sólo un el individuo un espacio social que le da sentido a su que-
punto, ya que la mayor importancia la tenía el mercado, hacer cotidiano y que le permite seguirse reproduciendo
que a través de la mano invisible regulaba las transaccio- socialmente. Luego entonces, desde la óptica de la socio-

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 35

logía interpretativa (Smircich y Stubbart, 1985), la organi- gran diferenciación entre ellas, dada básicamente por: a)
zación es vista como un actor que crea su medio ambiente los propósitos para los cuales existen, es decir, la función
a través de una construcción social y de los procesos de (es) a cumplir en el ambiente —sociedad—; b) por los
interacción con otros actores organizados. miembros que la integran, ya que no es lo mismo una
Así, la organización es el lugar social en donde un organización educativa que una dedicada a la producción
conjunto de personas comparten creencias, valores y su- de bienes y servicios; c) por los intereses que atienden,
puestos que los impulsan a tener interpretaciones mu- que pueden ser sociales, económicos y/o políticos, entre
tuas que refuerzan entre ellos sus actos y los de los demás otros. Y también difieren por sus condiciones materia-
actores. Esto es, “el lugar social”, la firma que es provee- les, estructuras y por los criterios de desempeño o su
dora de sentido, que regula las interrelaciones sociales, aportación al desarrollo del lugar donde se encuentran o
ofrece referencias, “símbolos y discursos” que intentan del país al que pertenecen. Sin embargo, tienen puntos
interiorizar a la organización en los miembros prove- de convergencia, entre los que se destacan: estar guiadas
yéndolos de proyectos que dan sentido a su participa- por la acción humana —dirección estratégica—, tener una
ción. Esto permite observar que bajo este enfoque las cultura propia, un ciclo de vida, estructuras jerárquicas,
firmas definen o crean su medio ambiente y lo que suce- orientación a los objetivos, y la característica de que las
de ahí depende de las decisiones tomadas o las acciones relaciones entre sus miembros obedecen a elementos
emprendidas por los miembros. formales e informales.
Como se ha señalado, el concepto de organización Uno de los puntos de convergencia de mayor rele-
ha sido entendido como sinónimo de empresa. Por ello vancia lo constituye la dirección. Toda organización, lu-
es necesario indicar que éste no se circunscribe al de em- crativa o no lucrativa, tiene una cabeza que posee el deber
presa solamente, ya que hablar de organización permite de pensar en la misión del negocio. Por tanto, es necesa-
contemplar a una gran diversidad de tipos como los que rio preguntarse qué es el negocio, que debería ser y hacia
a continuación se describen: dónde ir. La dirección debe formular la misión, los ob-
• Organizaciones lucrativas en sus diversas modalida- jetivos, la estrategia, los planes de acción-operativos (tác-
des o ramas de la economía. ticas), y la toma de decisiones (Druker, Steiner, 1983).
• Organizaciones no lucrativas como las de asistencia La formulación de la estrategia va de la mano con la
social (hospitales, asilos, casas cuna, etc.). evolución de la organización y de sus productos-servi-
cios, y es el estratega quien determina las estrategias que
• Instituciones educativas (escuelas de educación pú-
habrán de implementarse para conseguir un estado fu-
blica y privada de todos los niveles).
turo deseado.
• Asociaciones religiosas, civiles, sindicatos, asociacio-
nes de consumidores, etc. El estratega-director (manager) debe formular estra-
tegias que permitan a la organización sobrevivir en el me-
En este sentido, se puede decir que cualquier tipo o dio ambiente competitivo. En este sentido aparece la teoría
modalidad de organización en un primer momento es de la estrategia competitiva de Porter, quien contribuye al
una construcción intangible (inmaterial), creada inten- análisis ya no solo de la firma de manera individual, sino
cionalmente (por un individuo o varios) en el medio inmersa dentro de un sector (medio ambiente), el cual
ambiente, y que surge para lograr objetivos determina- permite a diversas organizaciones obtener diferentes nive-
dos mediante el esfuerzo y el trabajo humano (habilida- les de desempeño, de acuerdo con sus capacidades, para
des y conocimientos), y a través de la combinación de responder a los elementos de las fuerzas competitivas del
recursos diversos (materiales, tecnológicos y financieros). mercado, tales como el poder de negociación de lo compe-
Luego se materializa con la agrupación de individuos en tidores actuales, el de los competidores potenciales y el
un espacio de construcción social bajo un marco de con- poder de negociación de los proveedores y de los clientes,
diciones materiales concretas. Esta construcción social así como también la aparición de los productos sustitu-
no permanece estática al interior, ya que “está constituida tos. A partir del análisis de estos factores se determina la
de interrelaciones dinámicas … entre los participantes estrategia a seguir, de acuerdo con tres orientaciones gené-
que realizan las funciones necesarias para el logro de los ricas: liderazgo en costos, diferenciación —creando algo
objetivos organizacionales” (Barba y Solís: 1998), ade- que se considere exclusivo en el mercado—, y enfoque
más de considerar que sus interacciones también se dan —centrarse en grupo particular de consumidores—. Fi-
con entes externos (otras organizaciones) que limitan y/o nalmente, la estrategia que plantea que se requieren meca-
favorecen su actuación. nismos de cooperación entre las organizaciones para actuar
Sin embargo, no todas las organizaciones tienen la en el mercado y fortalecerse, y que ello se puede conseguir
misma esencia, es decir no son la misma cosa, aunque a través de diferentes tipos de alianzas y/o fusiones for-
todas sean un espacio de construcción social. Existe una males o informales.

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


36 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

El papel del administrador en la formulación Los estudiosos de la estrategia han tratado de ela-
de la estrategia de la organización moderna borar una clasificación de este campo de estudio. Sin
La evolución del contexto presionó a las organiza- embargo, esto ha resultado complicado dado que el
ciones a la formulación de estrategias con la finalidad de management estratégico ha tenido un desarrollo más prag-
minimizar los efectos negativos de la competencia sobre mático que teórico, y para sustentarse ha tomado presta-
su desempeño y al mismo tiempo aprovechar oportu- dos conceptos de la teoría de la organización (Rouleau y
nidades. Este dinamismo en el que se encuentran las Seguin, 1995). Así se explica en términos de objeto de
organizaciones promueve cambios que alientan a la re- investigación y de estudio, además de existir limitacio-
novación constante de los objetivos, y modifica las pre- nes para crear modelos generalizados aplicables a cual-
ferencias de la gente a quien dirigen sus esfuerzos. quier organización, y de esta manera construir un
paradigma consistente.
Para comprender cómo los cambios estratégicos
(ambientales) implican un cambio radical en la formula- Inicialmente, son las grandes empresas norteameri-
ción de estrategias de la organización, es necesario hacer canas las que adoptan las ideas de la planeación estratégica
un breve recuento de la evolución histórica de la estrate- como medio a través del cual responden al contexto com-
gia. Durante el desarrollo del capitalismo en Estados petitivo, turbulento e incierto. El éxito de los negocios
Unidos, la estrategia empieza a tomar importancia en la que utilizaron la planeación vino a difundir la práctica en-
medida en que el ambiente competitivo experimenta un tre la dirección organizacional, de tal manera que la subje-
auge. La estrategia viene a tomar tintes simbólicos de tividad del “estratega” cobró mayor relevancia en la toma
dominación entre los actores que deciden los destinos de decisiones, las cuales eran traducidas a prácticas de su-
de la organización, ya que en su proceso de desarrollo se pervivencia que sutilmente daban forma a esa subjetivi-
da una transferencia de poder, del capitalista al adminis- dad propia de quien decide (Knigts y Morgan, 1991).
trador (Ansoff, 1979). La aparición de este nuevo actor —el administra-
El crecimiento y la evolución de la organización dor— importante en el desarrollo de una organización,
trajo consigo la necesidad de recursos humanos altamen- se da durante el auge de la industria ferrocarrilera en Es-
te capacitados para dirigir su destino. Es aquí donde apa- tados Unidos (1820-1830), en donde sus administrado-
rece la figura del administrador para llevar a cabo la tarea res determinaban las estrategias para el crecimiento y la
de dirigir el negocio en apoyo del capitalista. Desde el competitividad. De ahí que el destino de la organización
punto de vista histórico, el conocimiento y la práctica de quede en manos del administrador-estratega, quien es el
la administración se ha ido configurando de acuerdo con encargado del proceso de la formulación estratégica
los requerimientos de la evolución económica y sociopo- (Mintzberg et al., 1998). De esta manera, la estrategia se
lítica de la sociedad y de las organizaciones. En esta pers- diseña a partir del punto de vista del ejecutivo, el cual está
pectiva, las organizaciones son los espacios donde se influido por sus valores y creencias, es decir, por sus
aplica la administración, y donde también ha tenido ca- preferencias. Por ello se dice que las organizaciones no
bida la implementación de la planeación estratégica que tienen objetivos, y que los objetivos son de quienes las
surgió en los años setenta con la llamada explosión so- dirigen.
cio-cognitiva (Déry, 1995). La transferencia del poder y de responsabilidad del
Esta nueva visión de enfoque estratégico para tratar proceso estratégico se fue dando en la medida en que la
los problemas de la organización, permite a la dirección de noción de competencia evolucionó; la necesidad de crear
la misma analizar el contexto del que forma parte y crear estrategias se presenta cuando los productos que se en-
estrategias deliberadas (Mintzberg, et al., 1998) que le per- cuentran en el mercado cambian de productos unifor-
mitan alcanzar los objetivos de largo plazo. Es decir, le mes producidos en masa a productos diferenciados que,
permite al estratega ver hacia el futuro. La creciente compe- ayudados por el marketing (desafío estratégico), tratan
titividad dentro del terreno de los negocios en Estados de ser competitivos en el mercado, ya que las preferencias
Unidos fue el detonante que obligó a las escuelas de ad- de los consumidores transitan de la necesidad de canti-
ministración a desarrollar los conceptos de planeación es- dad a la de calidad. Ello promovió el cambio en la con-
tratégica, los cuales fueron elaborados a partir de las cepción y creación de productos (y no fue un estado
características encontradas en la práctica, creando con ello deseado por la organización). Los cambios no sólo afec-
confusión para distinguir las diferencias entre la realidad tan los niveles externos de la organización, a nivel inter-
percibida y la construida, dadas principalmente por los no esas modificaciones dan origen a una nueva forma de
diferentes marcos conceptuales de quienes la observan. composición estructural y se transita de un poder con
Esto es, como lo señala Kuhn, que las observaciones visión en la producción (en los años treinta), a otro que
dependen de los lentes con que se miren, es decir, de los centra sus actos en el mercado (en los años cincuenta)
paradigmas a partir de los cuales se explica la realidad. (Lambin, 1995).

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 37

De ahí que la lucha por imponer sus estrategias se namismo y las interrelaciones que se dan ahí impactan al
presente también a nivel interno entre los administra- conjunto, propiciando con ello un constante cambio que
dores que desarrollan las funciones de producción y los requiere complejos procesos de adaptación para sobrevi-
de marketing. Es uno de ellos el que detenta autoridad vir, ya que cada cambio estratégico involucra adentrarse
dentro de la organización y crea las estrategias, las cuales en lo desconocido y enfrentar riesgos.
le sirven para dominar los deseos de los otros y relegar A partir de la etapa de la mercadotecnia se han veni-
sus actividades tan solo a la aplicación (Ansoff, 1979). Su do dando cambios importantes en el medio ambiente, y
poder le permite imponer el camino y la orientación que en la actualidad las fuerzas del contexto forman una red de
deberá seguir la organización, aunque también es cierto mutua interacción en donde la evolución es constante
que dentro de la actividad estratégica se dan procesos de (Morgan, 1983), hecho que trae limitaciones a la creación y
negociación concertada. Así, la formulación de la estrate- aplicación de la estrategia en la forma como se había conce-
gia es un proceso político en donde se establecen meca- bido tradicionalmente. Es por ello que la planeación estra-
nismos de negociación, y la estrategia a implementar es tégica entró en crisis a partir de los años noventa, por su
aquella que se identifica más con el grupo dominante incapacidad de responder con estrategias verdaderas
(Mintzberg et al., 1998). (Mintzberg). Esto es, porque los estrategas ya no solo se
Durante la etapa de producción en masa las organi- enfrentan a fuerzas del contexto conocidas, sino también
zaciones se enfrentaron poco a fuerzas externas que li- a niveles de incertidumbre cada vez mayores, dando como
mitaron o condicionaron su actuación. Pero en la etapa resultado la imposibilidad de predicción para enfrentar
de marketing, la competitividad se torna agresiva y se da los retos que la nueva realidad les impone.
una lucha por conseguir mayor participación en el merca-
La definición tradicional de estrategia involucra la
do a través de la diferenciación de los productos. Ahora
determinación de la misión, las metas y los objetivos de
ya no es tan importante el precio, de ahí que el éxito de
una firma, la adopción de cursos de acción y los recursos
las organizaciones dependerá de quienes formulen las
necesarios para alcanzar las metas. Pero resulta que cuan-
mejores estrategias de marketing basadas en su ventaja
do se observa la estrategia desde el enfoque de la ciberné-
comparativa (la escuela del posicionamiento se enfoca en
tica, la idea de que los organismos evolucionan a través
la formulación de la estrategia a partir de la posición que
de la adaptación instrumental al contexto es un mito
se quiere detentar en el mercado: Mintzberg, 1998). Ello
(Morgan, 1983) ya que para alcanzar una meta no sólo es
conlleva a pensar que el proceso de formulación de la
suficiente que los estrategas de la organización actúen
estrategia está íntimamente ligado con el proceso de toma
coherentemente con sus intenciones, sino que también
de decisiones y con la alta dirección (top management).
la realización de sus propósitos en la práctica trae resulta-
La formulación de la estrategia como proceso for- dos diferentes a los planeados. Esto se debe a su proce-
mal puede llevarse a cabo a partir del modelo básico que der no se limita a fronteras infranqueables, lo que afecta
se inicia con la auditoría interna y externa de la organiza- a otros elementos que actúan dentro del medio ambien-
ción, para detectar primero las fortalezas y debilidades te, provocando con ello consecuencias imprevistas que
(ventaja comparativa) de la firma y enseguida las amena- pueden ser favorables o desfavorables (retroalimenta-
zas y oportunidades que habrá de enfrentar (modelo
ción positiva y negativa) y que alteran el status quo.
SWOT, por sus siglas en inglés: Strengths, fuerzas;
Weaknesses, debilidades, Opportunities, oportunidades
y Threats, amenazas) así como la evaluación de las estra- El nuevo papel del liderazgo
tegias a partir de herramientas financieras (Mintzberg et La transición de paradigmas requiere de un nuevo
al., 1998). Resulta complicado evaluar las alternativas que estilo de liderazgo y, por ende, también de un líder dife-
puede tomar la estrategia y elegir la mejor, ya que como rente al del pasado. En las organizaciones del nuevo
lo señala Simon, la elección de alternativas está cargada milenio se requiere de un líder-coordinador de equipo
de juicios valorativos de quien decide. Para él puede ser la que reconozca que para transformar las pesadas organi-
mejor, pero puede no serlo para otros, además de que zaciones burocráticas en organizaciones de aprendizaje
su diseño no garantiza que sea la mejor. Sólo podrá (Senge, citado por Drucker, 1996), se debe tomar en cuenta
afirmarse que lo fue, cuando después de haberse que éstas están formadas por comunidades de indivi-
implementado se puedan medir los resultados y su im- duos —y no por conjuntos de recursos humanos—
pacto en el medio ambiente. para las cuales la alta dirección deberá diseñar el cambio
La escuela del diseño minimiza el papel del contex- estratégico. En este proceso de negociación se trata de
to y la influencia que ejerce sobre el comportamiento dar sentido a través de su visión del futuro a los otros, y
organizacional, pero debe reconocerse que en él, no to- también se requiere de construir sentido para sí mismo
das las cosas permanecen constantes. Por tanto, el di- (Gioia y Kumar, 1991).

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


38 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

Ahora las compañías deben verse como organiza- hacerse, sino para propiciar su compromiso. La autori-
ciones políticas en donde el poder del líder es otorgado dad jerárquica en la dirección occidental tiende a originar
por mérito. El liderazgo ya no significa jerarquía y control sumisión, no compromiso. Entonces, se requiere para
rígido. Entonces las funciones del liderazgo necesitan ser ello de un líder que proponga estrategias visionarias, las
más compartidas, por lo que se busca el compromiso del cuales son generadas a través de un proceso mental que
grupo y además se proporcione empoderamiento al tra- se sustenta en su experiencia, intuición, juicio y sabiduría
bajador. Dadas estas nuevas condiciones del desarrollo de (Mintzberg, 1998).
la estrategia, el esquema de la escuela del poder sugiere que
la formulación de la estrategia se desarrolla bajo un proce-
so político abierto de influencia, en el que se negocian las La globalización y sus repercusiones
estrategias favorables para intereses particulares (Mintzberg en el pensamiento estratégico y en el diseño
et al., 1998), y en donde el uso del poder describe el ejerci- organizacional
cio de la influencia más allá de lo puramente económico. La estrategia avanza en el mismo sentido en que la
Cuando es centralizado, su ejercicio permite que quien lo firma evoluciona, y en esta época asistimos a una nueva
detenta tenga la cualidad de lograr que otro sujeto haga era donde la complejidad e incertidumbre ha dado paso a
lo que no haría voluntariamente. Según Lughmann y cambios radicales que afectan a la industria y a los servi-
Habermas, el poder como medio de comunicación per- cios. Este proceso se dio a partir de los años setenta, déca-
mite la actualización de significados opuestos a la mera da caracterizada por el auge de la planeación estratégica,
transferencia de información (Carrasco, 1999: 91), en los agudizándose en los años ochenta y aun en los noventa
cuales el lenguaje adquiere una concepción instrumental con el proceso de globalización (o de exclusión). Estas
que apoya el ejercicio del poder y la dominación. modificaciones muestran que el imperativo del pasado
El poder, según Mintzberg, transita en dos polos. por sostener un sistema productivo basado en la raciona-
A nivel micro dentro de la organización en forma de lidad cuantitativa, dirigida a la “mayor productividad”,
relaciones de fuerza entre sus miembros, en donde se únicamente se preocupaba por llevar al mercado cantida-
busca la negociación y el compromiso. Fuera de ella como des masivas de productos estandarizados, en los que para
macropoder, el cual permite a la organización ejercer el su creación se recurría al uso intensivo en trabajo. Ahora
poder en sus relaciones con otros actores del medio esto ha cambiado un poco, porque con el proceso de ex-
ambiente con los cuales “negociar” para que no incidan clusión que ha venido propiciando la globalización aun
en su desempeño (privilegio sólo de la gran empresa). existen países y regiones de los que sus sectores industria-
Hablar de compromiso no es nuevo ya que esa idea les se caracterizan por el uso intensivo de tales elementos.
había sido propuesta por Elton Mayo con la finalidad de Con la globalización ha emergido una demanda
conseguir la eficiencia productiva. Se retoma esa idea, jun- cada vez más cambiante e interesada por productos/
to con la de que el liderazgo (inteligente, adquirido por servicios de mayor complejidad. Se ha dado paso al sur-
mérito y no solo por carisma, y más humano pues se gimiento de un aparato productivo flexible y ágil para
interesa por su bienestar) debe permitir a los subordina- responder de manera oportuna y a bajos costos a esas
dos una participación en la toma de decisiones, para en- nuevas exigencias del mercado. El nuevo paradigma re-
frentar el cambio y aceptar responsabilidades conjuntas. quiere de individuos más capacitados para acceder a pro-
Otro reto que enfrentan los líderes es la dirección de cesos complejos, en donde el conocimiento viene a
las nuevas organizaciones virtuales, que están dispersas, representar la principal fuente de “ventaja competitiva”
dando lugar a que sus trabajadores no permanezcan en un de la organización, el cual además es difícil de imitar o de
lugar común para producir. El liderazgo debe ser distri- extraer, ya que una buena parte de él permanece de mane-
buido para manejar personas que no pueden verse o con- ra tácita en el individuo —en su cabeza y en su cuerpo—
trolarse. Este cambio significativo en la organización debe (Leonard y Sensiper, 1998).
ser respaldado por la alta dirección, diferente a ser impues- Tales diferencias del contexto requieren un pensa-
to por ésta, ya que la cultura organizacional existente no se miento estratégico proactivo y con más capacidades para
modifica fácilmente por temor o por las actitudes defensi- enfrentar los nuevos retos. Se requiere de un estratega
vas de sus miembros. La autoridad jerárquica impone con una visión global para la formulación e implemen-
sumisión hacia el cambio y no compromiso, por lo que tación de estrategias que vayan más allá de un enfoque
no es fácil obligar a una persona a aprender si este apren- basado en la prescripción —recetas— y la deliberación
dizaje implica cambios en las convicciones y en las actitu- (Mintzberg et al., 1980).
des, e impone nuevos modos de pensar y de actuar. Además, la tendencia hacia una organización inteli-
Para enfrentar el cambio, la gente necesita de la alta gente, que aprende, asume un papel importante en la
dirección, pero no para que les indiquen lo que habrá de economía, no se da tan sólo como resultado de una

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 39

simple elección estratégica deliberada, sino que es resul- trasladarlas a contextos desconocidos tienen que luchar
tado de la socialización de los individuos a través del con otras en el proceso de aculturación para ser aceptadas
tiempo, que da lugar a su establecimiento. La estrategia y tener éxito. Además, la visión de la competencia ha
adopta entonces un modelo emergente que postula la cambiado; antes la administración estratégica proponía
escuela del aprendizaje (Mintzberg, 1998). estrategias para ganar la guerra y eliminar al enemigo
La turbulencia del ambiente afecta cada vez más a las “competidor”. Ahora, con las nuevas formas de hacer
organizaciones, dado que el cambio no es gradual sino negocios antes señaladas, la estrategia de supervivencia
más bien drástico. Este evento obliga a buscar nuevas consiste en apoyar su desarrollo y buscar su cooperación.
formas de organización y de modos de formulación de las Este cambio de paradigmas viene acompañado de
estrategias. La evolución de la organización moderna trae cambios tecnológicos en donde las empresas ahora es-
consigo la aparición de nuevos paradigmas, entre los cua- tán dominadas por organizaciones inteligentes que no
les figuran: la calidad total en los años ochenta, cuya orien- tienen hogares naturalmente determinados, como en el
tación dirige su atención hacia la satisfacción total del cliente, pasado tuvieron las que basaban sus ventajas compara-
de tal manera que la organización se flexibiliza. En los tivas en los recursos naturales. Antes una empresa tenía
noventa, la reingeniería de procesos se pone de moda, y su casa matriz en un país y filiales en otros. Ahora sus
propone abandonar la especialización y en su lugar adop- procesos de diseño, producción, ensamble y comerciali-
tar la combinación de oficios, además de permitir la toma zación se pueden encontrar en diferentes puntos del
de decisiones de los trabajadores en el proceso (empode- mundo, y no necesariamente con filiales. El nuevo para-
ramiento). Otra diferencia de este nuevo paradigma con digma requiere de ventajas basadas en el conocimiento.
relación a los tayloristas y fordistas es la necesidad de in- Este hecho impulsa a las empresas flexibles a organizar
corporar al proceso de trabajo la tecnología informática y, su capacidad intelectual que determinará su ubicación.
en consecuencia, a trabajadores del conocimiento que ade- Las ventajas basadas en el conocimiento llevan a las orga-
más de participar en una mayor parte del proceso, también nizaciones a ser más dinámicas pues el conocimiento
asumen tareas que antes realizaban los mandos medios requiere constante actualización; la tendencia actual se
(Hammer y Champy, 1994). dirige hacia una sociedad del conocimiento en donde el
A partir de la década de los noventa aparecen nue- papel de las organizaciones inteligentes es fundamental
vos modos de organización que adoptaron elementos para el éxito del capitalismo.
de los nuevos paradigmas (calidad total, reingeniería,
adelgazamiento [dowsizing], trabajo en equipo [teamwork]),
y con el pensamiento de dar poder al trabajador (empo- Organización inteligente: una nueva forma
deramiento) debilitaron a los administradores. La apli- contra el pensamiento estratégico del pasado
cación del planteamiento estratégico sufre una gran o apoyo para el futuro
devaluación, pues su débil construcción teórica basada Hablar de estrategia implica primero conocer cómo
en conceptos que pertenecen a la teoría de la organiza- son ahora las organizaciones e identificar cuáles son sus
ción, incrementa su vulnerabilidad ante la emergencia de rasgos distintivos. A causa del proceso de globalización,
nuevos paradigmas. Además, por otro lado, las fuerzas las políticas de los Estados-nación, con la liberalización y
del contexto se han modificado extraordinariamente, por desregulación, han variado. Este evento obliga a las or-
lo que entonces ya no son como hasta ahora las había ganizaciones a adoptar nuevas formas de comportamien-
concebido la administración estratégica, de ahí que sus to y morfologías distintas a las del pasado —alianzas
planteamientos resulten desactualizados (Prahald y estratégicas, fusiones, adquisiciones, sociedades—, así
Hammel, 1994). como también al desarrollo de estrategias con conteni-
La actuación de las empresas ya no se restringe sólo dos distintos a los prescritos por la literatura de los años
al ámbito local y regional como empresas internaciona- ochenta, planteados por la escuela del posicionamiento.
les, sino que ahora abarca la dimensión global. Ésta pue- Esta escuela se enfocó en el contenido de la estrategia
de ser otra de las causas por la que los planteamientos de con una inclinación a la prescripción de estrategias delibe-
la administración estratégica se hayan deteriorado. Al ac- radas, “estrategias clave-únicas”, recomendadas indistin-
tuar globalmente a través de fusiones, adquisiciones y tamente por cualquier compañía y en cualquier contexto
alianzas estratégicas con otras empresas de lugares dis- (industrial).
tantes y, además, de coexistir con culturas empresariales Así mismo, la escuela del posicionamiento creó un
diferentes, se da una tendencia a la pérdida de identidad set de herramientas de análisis, entre otras, la Matriz
organizacional, evento que las afecta, ya que si considera- BCG, el PIM, fuerzas competitivas del mercado de Porter
mos que las estrategias que una organización implementa basadas en aspectos cuantitativos (financieros) y econó-
están estrechamente ligadas con un contexto propio, al micos fundamentalmente, con las cuales determinar su

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


40 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

“posición en el mercado meta” (Mintzberg, et al., 1998). llevaran hacia la consecución de los objetivos organizacio-
La óptica de la escuela del posicionamiento plantea la nales, han quedado desactualizadas. Levitt sostiene que
formación de la estrategia como un proceso de búsque- en el trayecto del desarrollo de la elaboración de la estrate-
da de una posición en el mercado meta y enfocarse en el gia corporativa de negocios, el elemento fundamental de
contenido de la estrategia y la prescripción de soluciones la estrategia es el modelo ideal del ciclo de vida del produc-
a problemas aparentemente similares to (CVP), el cual debe ser utilizado cuidadosamente para
Actualmente, la sociedad se está enfrentando a dra- la toma de decisiones estratégicas (Hofer, 1975). La pre-
máticos cambios, los cuales afectan los ámbitos en los misa fundamental de dicho modelo es la tasa de cambio
que se mueven los individuos y las entidades económi- tecnológico. La obsolescencia de los productos determina
cas. Estos cambios obligan a la renovación de nuevas la viabilidad de las estrategias seguidas en cada etapa del
formas de construcción social. El entorno turbulento de modelo: introducción, crecimiento, madurez y declinación.
alta incertidumbre y de alta competitividad obliga a las Así mismo, el enfoque contingente establece la importan-
organizaciones a transformarse para lograr el mejor des- cia básica de los aspectos tecnológicos y económicos en el
empeño y poder sobrevivir. Como consecuencia de esa desarrollo de la estrategia.
metamorfosis, también se requiere un cambio relevante Se señala que ese elemento central de la estrategia de
en el perfil de los integrantes de la organización. negocios ya no es viable porque ahora el cambio tecnoló-
Las políticas de liberalización y desregulación que gico es discontinuo, y el ciclo de vida de los productos es
han adoptado algunos países con el avance del proceso de cada vez más breve. Ya no resulta un elemento funda-
globalización, exigen a las organizaciones una capacidad mental de la estrategia de la corporación. Ahora, con las
de respuesta casi instantánea y proactiva a los nuevos retos nuevas formas emergentes de organización, encontra-
que este fenómeno les impone. Por ello, es necesario la mos que la organización inteligente y especialmente el
elaboración e implementación de estrategias organizacio- conocimiento viene a jugar un papel relevante en la for-
nales que permitan el mejoramiento constante y lleven a la mulación estratégica.
organización a ser exitosa. Además, se debe considerar Una vez hecho un breve esbozo de algunos ele-
que las organizaciones no permanecen estáticas y que su mentos que han propiciado el cambio de visión estraté-
movilidad las lleva desde lo simple a lo complejo, por lo gica, se dará una breve explicación de las principales
que algunas organizaciones desde su nacimiento crean diferencias entre la organización tradicional y la organiza-
productos simples los cuales requieren que se les añada ción inteligente, para intentar definir los elementos que
valor. Sin embargo, con los avances en la ciencia y la tecno- intervienen en el desarrollo de la estrategia corporativa.
logía, y por las exigencias del consumidor, sus actividades
se han dirigido a una dinámica de producción más com-
pleja, de la que resultan bienes más sofisticados que Organización inteligente y organización
demandan de los trabajadores un nivel más elevado de burocrática
conocimientos y habilidades para su elaboración. El nuevo concepto de organización inteligente nos
En este sentido, se puede decir que las capacidades lleva a hacer una pequeña comparación sobre los principa-
de innovación y de generación de nuevos conocimien- les rasgos distintivos que dan forma a esta nueva confi-
tos, o capacidad de aprendizaje (Tsang, 1997), son el guración organizacional y a la probable confrontación con
soporte para que una organización del futuro sea exitosa las características propias de la organización burocrática.
y tenga una ventaja competitiva sostenible. Ya que el Con ello se hace una reflexión sobre hacia dónde va el
medio ambiente competitivo toma el mando se vuelve trabajo humano y se trata de visualizar qué tipo de nue-
un imperativo para las organizaciones aumentar su capa- vas estrategias se implementan, con la finalidad de lograr
cidad de aprender. No obstante, existen otras visiones el mejor desempeño organizacional y de alcanzar alta com-
que no concuerdan con esta afirmación, una de ellas es la petitividad.
de la escuela ambiental, la cual sostiene que la ecología de Para iniciar, se debe reconocer que las organizaciones
la población de las organizaciones duda de que “en el productivas tradicionales, así como las nuevas formas ac-
mundo de las organizaciones se sobreviva por aprendi- tuales, han tenido el deseo preponderante de éxito en el
zaje o adaptación” (Mintzberg et al., 1998). mercado. Hablando de grandes compañías tales como las
A partir de los años noventa el pensamiento admi- organizaciones burocráticas del taylorismo y el fordismo,
nistrativo ha estado centrado en el concepto de organiza- éstas privilegiaron una racionalidad basada en la producti-
ción inteligente, para enfrentar los retos que el contexto le vidad. En estos modelos, el proceso de trabajo se caracte-
impone. Los elementos de la estrategia que las organiza- rizó por ser fragmentado en diversas tareas. El trabajo
ciones en el pasado definieron como de mayor significancia humano no requirió de grandes habilidades del trabaja-
para analizar y luego determinar nuevas estrategias, que dor; una vez extraído el conocimiento de la mente del

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 41

trabajador, se centralizó en la alta dirección. Del trabajador y procesos flexibles. La razón por la que se permite la
únicamente se requirió su obediencia a las reglas formales, participación del trabajador en la toma de decisiones no
porque un trabajador que se cotiza no piensa, no pregun- estratégicas radica principalmente en la introducción al pro-
ta y sólo hace lo que se le indique, de acuerdo con el argu- ceso productivo de tecnología discontinua que exige un
mento de Taylor en una entrevista al acarreador de lingotes nuevo perfil de trabajador, más capacitado, con múltiples
de hierro. conocimientos, que le permitan responder a las exigencias
La estabilidad del medio ambiente de esa época, y la de la nueva tecnología y del manejo del proceso, con la
producción en masa de bienes homogéneos, no requirió finalidad de la mejora constante o el “Kaisen”, como lo
mayores conocimientos ni habilidades extraordinarias llaman los japoneses, para lograr el éxito organizacional.
por parte del trabajador para generar los bienes. Al haber No sólo el proceso de trabajo ha experimentado
pocos competidores, la necesidad de estrategias para en- cambios, también el trabajo del administrador medio.
frentar los retos del contexto eran mínimas. Un ejemplo Ahora se limita a tener un poder y mando limitado sobre
de formulación de la estrategia organizacional para crear sus subordinados, hecho que provoca resistencia al cam-
tanto un patrón de producción como de consumo, fue bio en muchas organizaciones por parte de los adminis-
la asignación a cada trabajador de cinco dólares por día tradores medios por temor a ver disminuido su poder
para crear la demanda en la sociedad opulenta estado- simbólico y el real. También el fenómeno del adelgaza-
unidense en la época de Ford. También se requirieron miento (downsizing) trae consecuencias negativas a partir
estrategias internas para implementar control sobre el de los mandos medios hasta la base. Estas estrategias
trabajo y para legitimar la autoridad dentro de la organi- organizacionales se encaminan a maximizar la posición
zación. En las empresas modernas, el conocimiento es- de la organización en el mercado, pero a un costo social
taba centralizado en un monopolio profesional de alto, dado que las compañías en el presente se han redu-
administradores, en tal sentido que el conocimiento no cido, debido al desplazamiento de trabajadores, en parte
figuraba como un elemento importante del contenido por la reingeniería de todos los niveles, tanto en países
de la estrategia. industrializados como en vías de desarrollo. Parece ser
Las nuevas condiciones mundiales han incidido para que ahora el elemento fundamental que apoya la estrate-
que la organización burocrática sea desplazada por dife- gia organizacional hacia el éxito futuro es el “conocimien-
rentes modelos de organización. En el modelo de orga- to”. Conocimiento que en algunos casos se adquirirá de
nización inteligente, aparentemente ésta revalora el manera voluntaria y que en otros se lleva a cabo forzosa-
trabajo de los miembros ubicados en los niveles de la mente cuando haya un proceso de integración, fusión,
operación de la organización, al plantear la posibilidad adquisición o participación de la organización como es el
de asignar mayores responsabilidades al trabajador, pero caso de las inversiones con riesgos compartidos (joint
no sólo de una tarea fragmentada en particular. El traba- ventures).
jador deberá ser capaz de responder por una mayor parte En la actualidad el conocimiento representa la prin-
del proceso de trabajo, para el cual se le ha dotado de cipal fuente de ventaja competitiva de la organización.
empoderamiento, y de ahí su capacidad discrecional para Este conocimiento es difícil de extraer y privatizar, ya que
la toma de decisiones, acotadas al proceso y no así deci- una buena parte de él permanece en el individuo y en el
siones estratégicas (Clarke y Clegg, 1998). grupo (Leonard y Sensiper, 1998). Los cambios requie-
Aquí cabe preguntarse: ¿realmente se da poder a la ren de estrategas con conocimientos renovados y mayo-
gente? Es obvio que no, y entonces resulta evidente que el res capacidades para enfrentar los retos, con una visión
empoderamiento sólo es un manejo del lenguaje como en el establecimiento de estrategias que vaya más allá de
instrumento para el ejercicio del poder que busca el com- un enfoque basado en la prescripción y la deliberación,
promiso del trabajador, ya que en realidad el poder va propuesta por las escuelas del diseño, de la planeación y
implícito en el puesto de trabajo y por ello quien se en- del posicionamiento (Mintzberg et al., 1998).
cuentra en la parte más alta de la escala jerárquica, aunque A través del discurso evolucionista, autores como
ésta se haya disminuido a través del adelgazamiento Sidney y Winter (citados por Sewell, 1998) argumentan
(downsizing), es quien verdaderamente tiene el poder sobre que la organización se ve forzada a evolucionar para po-
los demás. Esto sólo significa que una pequeña parte del der sobrevivir a la enorme competencia mundial, y que el
poder se ha descentralizado de la figura visible de la alta cambio no es tan solo un acto intencional. Una organi-
dirección y se ha interiorizado en el equipo de trabajo. zación inteligente es aquélla capaz de extraer y represen-
La necesidad que enfrenta la organización para res- tar el saber que se encuentra en las rutinas de la
ponder con mayor rapidez a las presiones del entorno organización y que, en cierta forma, constituyen “la me-
requiere de estrategias más relevantes, lo que lleva a pro- moria organizacional”. Estos autores reflexionan sobre
mover la emergencia de nuevas estructuras organizacionales tres elementos que explican la relación entre el mejora-

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


42 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

miento continuo que conduce hacia una organización 4. Visión compartida y cultura, se refiere a compartir
inteligente, éstos son: la imagen del futuro deseado, apoya la búsqueda del
1. El saber corporativo de la organización se refie- compromiso del personal para alcanzar oportunida-
re al saber tácito del trabajador, que se encuentra en des de beneficio para las dos partes. Compartir la vi-
las rutinas y que puede ser revelado como aprendiza- sión es vital para el aprendizaje organizacional, y ade-
je organizacional. más guía y da sentido al propósito y coherencia a todas
2. El aprendizaje sólo se logra mediante una revisión las actividades de la organización y de sus miembros.
minuciosa de las rutinas, lo cual conduce a una ma- 5. Aprendizaje en equipo y formas de organiza-
yor posibilidad de mejoramiento. ción entendidas como la inteligencia del equipo de
3. La selección e identificación de nuevas rutinas trabajo que muchas veces supera la de la totalidad de
las cuales son resultado de la creación e inventiva y de sus integrantes. Entonces el grupo desarrolla aptitu-
los procesos idiosincráticos (de grupos que partici- des mayores para la acción coordinada.
pan en ella), los que están en la historia individual de La disciplina del aprendizaje se inicia con el diálogo
la organización. que permite percepciones que no se alcanzan de manera
El conocimiento y el aprendizaje organizacional individual, lo cual implica una negociación del lenguaje
juegan un papel central en el establecimiento de nuevas sobre todo cuando éste se da entre la alta dirección y la
estrategias. La organización es vista desde una perspecti- base para propiciar la mezcla de los lenguajes. En la orga-
va interpretativa (Smircich y Stubbart; 1985). Un conjun- nización que aprende, el conocimiento nace de la
to de personas que comparten creencias y valores que les interactividad cognitiva. Es decir, que los actores no es-
permiten desarrollar estrategias emergentes que proce- tán dotados del conocimiento, sino que el conocimiento
den incluso desde la base de la organización, esto es, que nace de la chispa de la interacción entre dos actores. Es
surgen entre “la comunidad de práctica” (Leonard y entonces cuando se crea el conocimiento nuevo para el
Sensiper, 1998) y que deben ser evaluadas y administra- cambio que requiere el nuevo ambiente.
das por los altos directivos para su implementación. Bajo
esta perspectiva diferente, que considera que las organi- Taylorismo y sociedad del conocimiento
zaciones crean su propio medio ambiente, existe una
Desde la perspectiva taylorista hasta la actual de la
preocupación central por parte de la administración es-
sociedad del conocimiento se marcan los escenarios o
tratégica, y es la pregunta por los procesos de conoci-
las etapas de evolución del “trabajo”, el cual transita en
miento que se crean a partir del proceso de socialización.
la organización moderna desde el trabajo industrial que
Una organización que aprende debe analizarse y requirió el sudor de la frente, el agotamiento de los
examinar el contexto del que forma parte para aprender a músculos, donde no importaba que el individuo tu-
coexistir con la incertidumbre y desarrollar una capacidad viera un importante cúmulo de conocimientos ya que
de pensar clara y continua sobre el futuro. Por tanto, es solo la fuerza física era relevante para responder a las
necesario realizar una revisión constante de la estrategia demandas de una sociedad industrial en apogeo. Se
para modificarla y adecuarla a las crecientes demandas de necesitaba de un trabajo “que se cotiza” para potenciar
un mundo cada vez más complejo. Para ello sugiere Senge su dominio sobre el “saber hacer del artesano”. Cuan-
(1990) que una organización inteligente se desarrolla a do se toma en cuenta el trabajo con base en el conoci-
partir de la práctica de cinco disciplinas: miento se da un giro espectacular que simula la
1. Sistemas de pensamiento referidos especialmente revalorización de las maravillosas capacidades de la
a la ideología, esto es, una red para ver los modelos y mente humana para crear, innovar, etc. A diferencia del
sus interrelaciones. Se requiere un marco conceptual taylorismo que colocó en un nicho al trabajador de cue-
y un cuerpo de conocimientos y herramientas para llo blanco, es decir, al “trabajo pensante”, ahora éste
ver los patrones de la totalidad más claramente. baja al nivel de los trabajadores “de la comunidad de la
2. Maestría personal, visión propia, habilidades y va- práctica” reconociendo su capacidad de grupo para “la
lores éticos para alcanzar de forma coherente los re- creación intelectual”.
sultados más importantes para la organización a tra- Esta creación intelectual se traduce en estrategias emer-
vés del proceso de aprendizaje. gentes que llevan a realizar innovaciones complejas que
3. Modelos mentales relacionados con la psique, con permiten crear mejoras incrementales para las recientes con-
percepciones arraigadas, generalizaciones e imágenes diciones del trabajo en los nuevos modelos de organiza-
que influyen sobre la forma de comprender y actuar ción de “nuevos paradigmas”. El modelo de la organización
en el mundo. Este elemento muchas veces inhibe la moderna de uso intensivo de trabajo, o de materias pri-
capacidad de innovación del individuo. mas, o de energía viene a ser complementado o sustituido

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 43

en algunos casos por el del uso intensivo del conocimien- nuevamente su saber hacer, su conocimiento tácito, al
to, pero no de un conocimiento aislado sino más bien de cual no pueden acceder ni los administradores ni el
uno enriquecido a través de la socialización y la experiencia. propietario de la organización (Montaño, 1993) ya que
El núcleo del asunto bajo estos paradigmas es el forma parte intrínseca del individuo. Ese conocimien-
conocimiento. En este sentido, se pueden encontrar con- to le permite el dominio de ciertas zonas de incerti-
tradicciones en su uso, no así en su carácter de instru- dumbre que en determinadas situaciones utiliza como
mento para el incremento de la productividad, el cual medio de concertación política. Además, el trabajador
comparten el taylorismo y la sociedad del conocimiento. puede incidir en el proceso de producción de manera
Por una parte, el taylorismo se enfocó principalmente en positiva o negativa. Por tanto, los estrategas ahora no
la administración científica del trabajo cuyo propósito deben olvidarse del uso de metáforas y símbolos que
central era despojar al trabajador del conocimiento de su den un significado más allá de lo visible con el que se
saber hacer. El trabajador se caracterizaba por haber sido promueva la inspiración y la participación hacia la inno-
artesano y dominar su oficio (en su mayoría). Acotando vación. (Smircich y Stubbart, 1985).
su actuación a una parcialización de tareas dirigidas bajo
el lema de “la mejor manera” (One Best Way), que vino a
sustituir su experiencia y su creatividad, precisamente el La estrategia de las pequeñas empresas en México
objetivo fue quitarle esa posibilidad de innovación a tra- La búsqueda de mayor competitividad por parte de
vés de un conjunto de normas formales que debían cum- las organizaciones tiene su origen en la necesidad de adap-
plirse al pie de la letra, limitando la aplicación de la tarse al nuevo escenario del mundo triádico globalizado,
experiencia y la intuición propia a dichas tareas, en donde en donde sólo se integran algunos países competitivos y
la socialización de los integrantes de la organización se se excluyen otros con patrones de especialización basa-
veía restringida por la intensidad del trabajo. dos en los recursos o en la manufactura (Castaingts, 1996).
Por otro lado, lo que plantea la sociedad del conoci- Las fuerzas que impactan el espacio competitivo son la
miento es la necesidad de interacción, es decir, de pro- desregulación, la privatización, los cambios estructura-
mover la socialización y el compromiso entre los les, el exceso de capacidad, las fusiones, adquisiciones y
individuos para con ello lograr resultados basados en el alianzas estratégicas, el creciente interés por el impacto de
conocimiento y la experiencia. Ahora ya no se trata de la industrialización sobre el medio ambiente, la reduc-
extraer el saber e institucionalizarlo mediante normas, ción del proteccionismo, la tecnología discontinua, el cam-
sino más bien, de fomentar el aprendizaje de los indivi- bio en las expectativas del consumidor y el surgimiento
duos para que creen innovaciones a través de interaccio- de bloques comerciales (Prahald y Hammel, 1994).
nes, para compartir ideas que buscan “el mejor Otro de los cambios significativos además de los
conocimiento” (One Best Knowledge). El conocimiento se descritos es la estructuración de las grandes organizacio-
convierte en una ventaja competitiva intangible, la cual nes que se han fusionado en sistemas de redes, es decir,
difícilmente puede ser copiada por los competidores ya que la gran organización se fragmenta en varias peque-
que está interiorizada en los integrantes de la organiza- ñas que se diseminan por la mayor parte del globo. Esos
ción y, a menos que se alejen de ella, el secreto está a salvo, nodos de la red se mantienen comunicados por medio
además de que no sólo pertenece a un individuo sino de la tecnología informática, para poder operar de mane-
que forma parte del grupo. ra coordinada, aunque se encuentren a grandes distan-
Este nuevo paradigma sugiere la interacción entre cias, de tal manera que con ello se pueden crear
los miembros de la organización para lograr que el cono- organizaciones virtuales y redes inteligentes.
cimiento tácito individual pueda ser compartido con Como se sabe, las organizaciones micro, pequeñas
otros y así generar nuevo conocimiento que contribuya y medianas en México (Pymes), abarcan aproximadamen-
al mejoramiento incremental de la organización, es decir, te el 98% del total. Entre algunas de sus características,
a la productividad. A diferencia del taylorismo, la socie- de acuerdo con Castaingts (1996), se pueden mencionar
dad del conocimiento se apropia del saber a través de la débil capacidad administrativa, recursos humanos no
medios más sutiles, propiciando la interacción informal calificados, tecnología obsoleta, baja capacidad de acceso
que permita esa “libertad” a través del la cual se fomente a recursos financieros, entre otras. Se encuentran domi-
la capacidad de innovación que todo ser humano tiene. nadas por los grandes monopolios que limitan su actua-
Por otro lado este nuevo esquema, a diferencia de ción en el mercado interno y en el externo. El impacto de
la administración científica del trabajo, revalora el cono- la globalización en las empresas mexicanas ha sido de-
cimiento del trabajador, la acumulación de su saber y vastador para algunas, las menos competitivas; sin em-
su experiencia sobre una tarea o una parte del proceso, bargo otras, a pesar de los problemas, aún se mantienen
aunque ésta sea parcializada; ello le permite potenciar en el mercado.

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


44 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

La proliferación de productos de diversos países en La falta de actualización en los modos de gestión


el mercado nacional es uno de los principales problemas bajo los nuevos esquemas paradigmáticos en la empresa
que enfrentan las organizaciones mexicanas, pues con la mexicana contribuye a que prevalezca la formalidad es-
apertura al comercio internacional se pueden encontrar tructural, la centralización en la toma de decisiones, esca-
bienes de los lugares más remotos a precios menores y sas oportunidades para la realización personal limitadas
de calidad “dudosa”, respecto de los nacionales. Esto al “compadrazgo” o privilegiadas para quienes entien-
contribuye a hacer frágil la lealtad del consumidor mexi- den y apoyan las decisiones del alto mando aunque no
cano por los productos hechos en México. Incluso el siempre sean efectivas, entre otras. En estas organizacio-
mismo problema lo enfrentan grandes empresas extran- nes, el conocimiento es signo de poder siempre y cuan-
jeras que se encuentran en el territorio mexicano, pues la do sea reconocido por la alta jerarquía. El liderazgo casi
presencia de otros competidores foráneos ha incidido siempre está en manos del capitalista por lo que prevale-
en la lealtad de los consumidores hacia las marcas. ce el interés empresarial sobre el individual. Así enton-
Castaingts (1996) argumenta que una organización, ces, la supervisión es muy superficial, por lo que se puede
además del conocimiento científico y tecnológico, requiere decir que la mayoría de las organizaciones mexicanas,
de una alta capacidad administrativa, la adopción de un pequeñas y medianas empresas (Pymes), son rígidas y
pensamiento administrativo moderno y de los nuevos dogmáticas. Sin embargo, puede afirmarse que sí existe
paradigmas para ser competitiva. Hammer y Champy el proceso de formulación estratégica ya que muchas or-
(1994) sostienen que la adopción de tecnología informáti- ganizaciones han logrado formular e implementar estra-
ca también es necesaria para incrementar la competitivi- tegias y por ello han podido sobrevivir.
dad, además de recurrir a una nueva construcción social A pesar de no tener una evidencia clara de cómo las
dentro de la empresa con individuos que detenten mayo- Pymes mexicanas desarrollan la formulación estratégica
res conocimientos y habilidades para participar en los nue- y la implementan, parece ser que de alguna manera di-
vos y complejos procesos de trabajo que no sólo requieren chas organizaciones —aunque en menor dimensión—
la realización de una tarea. Ahora varias se han integrado utilizan una de las estrategias genéricas planteadas por
requiriendo la participación del trabajador en la toma de Porter en su teoría de la ventaja competitiva. Dicha estra-
decisiones sobre el manejo del proceso, es decir, los traba- tegia es la de “enfoque” (aun tal vez sin saberlo), ya que
jadores se convierten en miembros de una organización dirigen sus esfuerzos a segmentos de mercado bien de-
inteligente. finidos, quizá a nichos de mercado, porque para muchas
Bajo estos supuestos de los nuevos paradigmas, organizaciones su alcance va desde el que circunda su
las organizaciones mexicanas se encuentran en desventa- lugar de residencia hasta algunos lugares cercanos de la
ja, pues les falta el cambio hacia la adopción del pensa- periferia. Quizá su intención no sea llegar masivamente
miento administrativo y estratégico moderno. Aunque al mercado, o bien ello se deba a su limitada capacidad de
es difícil afirmar que exista un pensamiento administra- producción. Es importante hacer un señalamiento con
tivo sistemático como el que ha aplicado la gran empre- respecto a su estrategia, ya que tal vez no retome elemen-
sa, ello no quiere decir que la pequeña y micro empresa tos que se aplican en Estados Unidos.
no experimenten de manera empírica la aplicación de Desde una perspectiva más realista es necesario re-
estrategias para sobrevivir. conocer que, a diferencia de las empresas norteamericanas,
Lo cierto es que estas deficiencias en la conceptua- las de México tienen escaso poder financiero para acudir a
lización administrativa por parte de los administrado- empresas consultoras para que les diseñen sus estrategias,
res que dirigen las empresas en México, se debe por lo que éstas se dan en la marcha y quien las delinea y las
principalmente a que no tienen una alta capacitación pone en práctica es la alta dirección, el dueño la mayoría de
académica o, los que la tienen, ha sido con literatura de las veces; éste no sólo se apoya en el análisis de la informa-
Estados Unidos y con conceptos que provienen de pro- ción, que casi siempre es limitada, para elegir la más viable,
totipos que son aplicables a la gran empresa, a la cultura sino que también la intuición viene a jugar un papel im-
corporativa, y bajo un contexto con características dife- portante en el desarrollo estratégico y la respuesta reactiva
rentes a las de nuestro país. Además, bajo este modelo a los eventos que suceden en el medio ambiente competi-
de administración se les instruye para ser directivos, tivo para la supervivencia de la empresa. Estos problemas
gerentes y ejecutivos en las grandes empresas, pero en nos deben llevar a pensar en la búsqueda de alternativas
los programas de administración, por lo menos de ins- posibles para mejorar la posición de las empresas domés-
tituciones de educación pública, no se les enseña a diri- ticas, principalmente pequeñas y medianas en el terreno
gir y administrar prototipos de pequeña o mediana competitivo global, con la suerte de alcanzar algún grado
empresa. Por tanto, los planteamientos estratégicos de competitividad que aminore los problemas de nuestra
pueden resultar débiles. economía nacional.

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 45

En los últimos años el mercado mexicano, al igual dor-enemigo”, y ahora implica la coexistencia entre “com-
que el de Estados Unidos, ha estado saturado por pro- petidores y las alianzas” con las cuales lograr el éxito.
ductos elaborados en el extranjero, como resultado de la Castaingts en su artículo “La empresa mexicana ante el
liberalización de los mercados, de ahí que no sea difícil mundo triádico y el TLCAN”, señala que en los ochenta
encontrar en cualquier lugar de Ciudad de México pro- se realizaron 4.200 alianzas, y que el 92% de ellas fueron
ductos con la leyenda “Made in Taiwan”, “Made in Chi- entre los países de la tríada.
na” y “Made in Japan”, “Made in Corea”, etc. De otro El punto crítico es entonces la creación de la nueva
lado, se observa el incremento de inversión directa que generación del cambio, es decir, “el liderazgo del nuevo
muestra el acercamiento de fuerzas tecnológicas muy avan- milenio”, puesto que los líderes actuales tienen pocas
zadas y de gran poder económico, que de alguna forma posibilidades de ser los líderes del futuro por su gran
limitan al Estado nacional su autonomía (Petrella, cita- resistencia al cambio, el cual es un concepto que ha adqui-
do por Clarke y Clegg, 1998), además de limitar la actua- rido gran relevancia dado que la actividad económica ac-
ción de las compañías domésticas (Pymes). tual está experimentando un tránsito de paradigmas,
Lo que resulta interesante es tratar de conocer el tipo esto es, del de producción en gran escala al de produc-
de planteamiento o modelo estratégico que utilizan, y ción flexible (Moctezuma y Mungaray, 1998).
para ello se requiere la investigación teórica de la adminis-
tración estratégica en México, y posteriormente el trabajo Cultura y organización
de campo para identificar los elementos del pensamiento
estratégico del empresario mexicano para intentar cons- En las sociedades modernas sus miembros se reú-
truir un modelo que permita continuar con la investiga- nen en pequeños grupos organizados que de alguna ma-
ción y el estudio del enfoque estratégico en la pequeña nera, vistos metafóricamente, son pequeñas sociedades a
empresa. Otro imperativo es el de la necesidad de gran través de las cuales el individuo se socializa mediante la
habilidad empresarial, y un mayor conocimiento de los interiorización de normas y estructuras sociales. En este
métodos y las técnicas de producción para incrementar la ámbito la teoría de la organización presenta a la cultura
productividad. En suma, se trata de un sistema de pro- como una característica indefinida e inmanente a toda so-
ducción rígido, donde lo único que interesa es el incre- ciedad. Sin embargo, el concepto de cultura ha sido mini-
mento de la productividad. mizado en los estudios de las organizaciones porque se
ha hecho sin apoyarse en una teoría antropológica que es
la que ha reunido conocimientos y ha estudiado el tema
Nuevos paradigmas y nuevos retos durante largo tiempo.
En los principales países desarrollados el sistema Retomando el concepto de cultura desde la pers-
económico capitalista proporcionó un elevado nivel de pectiva antropológica en las organizaciones, se puede
vida, pero por otro lado propició desigualdades tanto a afirmar que en el seno de una organización lo que se
nivel individual como entre naciones. Así mismo, el mun- manifiesta son sólo algunos elementos de la cultura de
do globalizado, en lugar de promover lo que en el discur- la sociedad. Dichos elementos se utilizan dentro de la
so ideológico se ha discutido sobre la integración organización como un instrumento de sugestión para
económica, por el contrario ha generado un mundo de interiorizar en los miembros la “ideología empresarial”.
exclusión en donde los países dominantes de la tríada Pero si consideramos que en la sociedad la cultura es
(Estados Unidos, los países europeos y Japón) se valen heterogénea, esto es, que no todos los miembros tienen
de los países que están en la periferia de su área de influen- las mismas oportunidades de acceso al bagaje cultural,
cia, bajo una relación de dominio, maquillada en el caso de sino que existen rasgos disímiles entre ellos, entonces
México por el TLC, para incrementar su poderío y limitar cuando el individuo ingresa a la organización, ésta busca
la posibilidad de que cada uno de los otros pueda influir mecanismos que le permitan incorporar y homogenei-
en una área geográfica distinta a la propia. zar la conducta y los esquemas de pensamiento de los
Las condiciones del mundo globalizado y la diná- miembros, adecuados a los fines de la organización.
mica del nuevo mundo económico han permitido la La cultura como un elemento ideológico de la orga-
creación de nuevas tecnologías en comunicación, que re- nización es efectiva porque moldea y homogeniza a los
quieren de una nueva ideología que lleve al sistema eco- individuos de diferentes estratos sociales a través de una
nómico en direcciones diferentes a las actuales. Se hace serie de pautas y normas culturales mediante las cuales
necesario una visión de liderazgo bajo nuevos princi- asigna a sus miembros derechos y obligaciones particula-
pios, para enfrentar las nuevas reglas y establecer estrate- res, de tal manera que evidencia desigualdades, contradic-
gias diferentes, ya que en el pasado la estrategia global de ciones y similitudes, ya que los miembros con diferentes
las empresas consistía en “la destrucción del competi- orígenes sociales no cuentan con un capital cultural. Los

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


46 JOSÉ G. VARGAS HERNÁNDEZ

diferentes niveles de capital cultural propician la exclusión una sola tarea, en detrimento de la sociedad y propician-
de los miembros en relación con su posición jerárquica do además la concentración del conocimiento en una
dentro de la organización; esto se debe a que lo que se pequeña parte, la elite de la población, lo cual promueve
impone es el conocimiento o los rasgos culturales de la una mayor concentración del poder. Las consecuencias
administración para dirigir, coordinar y controlar el esfuer- negativas de la emergencia de la organización inteligente
zo de los demás, ya que la cultura parece ser un instrumen- también afectan a los mandos medios, ya que no sólo se
to apto para alcanzar las metas y mejorar el desempeño requiere mayor conocimiento de los trabajadores en cuan-
organizacional (Czarniawska, 1992). to al proceso, sino también se requiere un conocimiento
Este privilegio del conocimiento le permite multidisciplinario de los administradores para enfrentar
legitimarse a través de un lenguaje particular y erigirse los nuevos retos del contexto. Una visión parcial centra-
como representante de la organización. La administra- da en una sola disciplina resulta obsoleta, en tanto que
ción representa los rasgos de una cultura definida como su lógica racional se centra sólo en juicios que conducen
representante del interés general que trata que la mayo- a evaluaciones cuantitativas y dejan de lado la dualidad
ría de los miembros de la organización interioricen los cantidad/calidad.
valores, las normas y las aspiraciones de la identidad
corporativa, así pues, su objetivo es legitimarse a través
del consenso y estar en posibilidad de conquistar la Referencias
hegemonía a través de la imposición de su ideología Ansoff H., I. (1979). The Changing Shape of Strategic
que sutilmente dirige a los integrantes de la compañía a Problem. En Shendel and Hofer (Eds.), Strate-
través de elementos simbólicos culturales. Sin embar- gic Management: a New View of Business Policy and
go, no hay que descartar que en la práctica organizacional Planning. Little Brown.
existen tensiones entre los miembros de diferentes es- Abravanel, H. y Allaire, I. et al. (1992). Cultura organiza-
tratos sociales que se resisten a seguir una línea de com- cional. Aspectos teóricos, proactivos y metodológicos.
portamiento impuesta por el líder, y que a través de los Santafé de Bogotá: Legis.
mecanismos de defensa (Bain, 1998) de los primeros Bain, A. (1998). Social defenses against organizational
se llega a consensos que permiten la coexistencia de learning. Human Relations, 51, Issue 3, 413-429.
elementos culturales individuales y organizacionales.
Barba, A. y Solís, P. (1998). Metodología para el análisis
El administrador representa el poder dentro de la or-
y el diseño de las estructuras organizacionales.
ganización y camufla las formas de transmisión ideoló-
gica y política en pro del logro de los objetivos de su En Manual del área de conocimiento de análisis y diseño
organización. organizacional. México: UAM.
Carrasco, G. (1999). La dimensión humana de la función
directiva del ejecutivo. Tesis de doctorado. México:
Conclusión UNAM.
Los cambios que se están gestando en el mundo Castaingts Teillery, J. (1996). La empresa mexicana ante
requieren la búsqueda de nuevos elementos que, aunque el mundo triádico y el TLCAN. Comercio exterior.
han estado presentes en el mundo organizacional, hasta 203-215.
ahora no habían tenido gran relevancia, como es el caso Clarke, T. & Clegg, S. (1998). Paradigmas. En Changing
del lenguaje y del conocimiento para incidir en la turbu- Paradigms. The Transformation of Management
lencia del contexto a través de estrategias viables que con- Knowledge for the 21th Century. London: Harper
duzcan al logro de una buena posición. Así como en Collins Business.
décadas pasadas la prescripción del modelo ideal del ciclo Chanlat, J. F. (1998). Alegato para una antropología general.
de vida del producto ayudó a establecer en alguna medi- Defensa e ilustración.
da las posibles estrategias a seguir por una organización,
ahora el modelo idealizado puede aplicarse al ciclo de Czarniawska-Jeorges, B. (1992). Exploring Complex Orga-
vida del conocimiento, ya que éste no permanece inalte- nizations. A Cultural Perpectiva. USA: Sage.
rable y se requiere la participación de los miembros de la Déry, R. (1995). La structuración socio-historique du
organización en espacios de reflexión (Bain, 1998) para champ de la stratégie. Montreal: École des HEC.
generar nuevos conocimientos que pueden adoptar la Drukcer Fundation, Helsselbein, F. et al. (1996). El líder
forma de innovaciones y de mejora continua. del futuro. España: Ed. Deusto.
La organización inteligente trata de concentrar a em- Gioia, D. & Kumar, C. (1991). Sensemaking and
pleados más capacitados. En consecuencia, es irreversi- Sensegiving in Strategic Change Initiation. Stra-
ble el desplazamiento de mano de obra especializada en tegic Management Journal, 12 (6), 433-448.

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003


PROCESOS DE TRANSFORMACIÓN ESTRATÉGICA DE LAS ORGANIZACIONES 47

Hammer, M. y James, Ch. (1994). Reingeniería. Bogotá: Management Journal, 15 (Special Issues-Summer),
Norma. 5-16.
Hofer, C. W. (1975). Toward a Contingency Theory of Rouleau, L., & Seguin F. (1995). Strategy and Organiza-
Business Strategy. Academy of Management Jour- tion Theories: comons Forms of Discourse. Jour-
nal, 18 (4), 784-810. nal of Management Studies, 32 (1), 10-117.
Lambin, J. J. (1995). Los fundamentos ideológicos del Senge (1990). La quinta disciplina. Documento obtenido
marketing. En Marketing estratégico. España: Mc de internet.
Graw-Hill. Sewell, G. (1998). Cómo obtuvo su cuello la jirafa. Un
Leonard, D. & Sensiper S. (1998). The role of tacit Knowl- cuento organizacional al estilo érase una vez, o
edge in group innovation. California Management del mejoramiento continuo y los límites de la
Review, 40 (3), 112-132. ortodoxia gerencial. Clegg, S. et al. (eds.), Admi-
Mintzberg, H., Ahlstrand, B. & Lampel, J. (1998). Strat- nistración global. Tensiones entre universalismo teórico
egy Safari. A guided tour through the wilds of strate- y realidades locales, Iztapalapa: Universidad Autó-
gic management. New York: The Free Prees. noma Metropolitana.
Moctezuma, A. y Mungaray, A. (1998). Subcontratación Schumpeter, J. (1975). Economía general: su carácter y
entre maquiladoras y pequeñas empresas en contenido. En Historia del análisis económico. Méxi-
México. Comercio Exterior, 48 (4), 94-102. co: FCE.
Montaño Hirose, L. (1993). La modernidad organizacio- Smircich, L. & Stubbart Ch. (1985). Strategic Manage-
nal. Una aproximación al estudio de las realidades ment in an Enacted World. Academy of Manage-
locales. En Varios, Estrategias organizacionales. Méxi- ment Review, 10 (4), 724-736.
co: Departamento de Economía, Serie Investiga- Taylor, F. Principios de la administración científica.
ción, 11, UAM-Iztapalapa. Tsang, E. W. K. (1997). Organizational learning and the
Morgan, G. (1983). Rethinkings Corporate Strategy: A learning organization: A dichotomy between
Cybernetic Perspective. Human Relations 36 (4), descriptive and prescriptive research. Human Re-
345-360. lations, 50 (1), 73-89.
Prahald, C., & Hammel G. (1994). Strategy as a Field of
Study: Why Search for a New Paradigm? Strategic

Univ. Psychol. Bogotá (Colombia) 2 (1): 33-47, enero-junio de 2003