Anda di halaman 1dari 2

Roble

Quercus robur una de las especies de quesos.

El término roble se utiliza para referirse a muchas especies de árboles del género
Quercus, nativo del hemisferio norte, y ocasionalmente también a especies de otros
géneros de la misma familia (Fagaceae) o incluso de otras familias, como en el caso de
algunas especies sudamericanas de Nothofagus (fam. Nothofagaceae). En sentido
estricto del término, en la península ibérica los robles comprenden las siguientes
especies:1 Quercus faginea Lam., Quercus humilis Miller, Quercus petraea (Mattuschka)
Liebl., Quercus pyrenaica Willd., Quercus robur L. y Quercus rubra L.

En su uso originario el término, derivado del latín robur, designa a especies europeas de
Quercus de hojas blandas, de borde sinuoso, caducas o marcescentes, propias de climas
templados oceánicos; o bien de variantes frescas, por altitud, del clima mediterráneo.

En el hemisferio norte, es posible encontrarlo tanto en climas fríos como tropicales en


Asia y América. Su desarrollo se alcanza a los 200 años y hay datos de haber llegado a
los 1.600 años.

Un bosque de robles recibe el nombre de robleda, robledo o robledal.2

Especies
El más notable de los robles europeos es Quercus robur, el roble común, la especie
forestal dominante en la vertiente atlántica de Europa. Así, esta variedad recibe los
nombres de carballo en Galicia, en la frontera extremeña con Portugal, y en Zamora (La
Carballeda y Sanabria), carbayu en Asturias y cajiga en Cantabria. El roble común
crece en suelos con humedad por lo que en la península ibérica solo abunda espontáneo
en las cordilleras húmedas o las regiones más septentrionales. No se suele emplear en
silvicultura dado su lento crecimiento, pero su madera, de tipo dura, es una de las más
apreciadas.

Otra especie de ecología parecida es Quercus petraea, el roble albar. De las especies
mediterráneas la más extendida en la península ibérica es Quercus pyrenaica, sobre
todo por las elevaciones en torno a la Meseta Norte. 3