Anda di halaman 1dari 4

Alicorp en problemas: mucha

deuda, menores ganancias y un


nuevo CEO
05 MAYO 2015

Moody’s rebajó la calificación de Alicorp luego que esta continuara reportando


caídas en su utilidad neta en el primer trimestre. La empresa ya anunció un cambio
de CEO pero aún debe reducir su deuda.

Foto: Alicorp

 La utilidad neta de Alicorp cayó 65.4% en el primer trimestre


 Resultados Alicorp 2014: ¿por qué cayó tanto su utilidad neta?
 Moody's redujo la calificación de Alicorp de Baa2 a Baa3, con perspectiva estable
Imprimir
POR CLAUDIA VALDIVIEZO

05 mayo 2015

Alicorp, la principal empresa de consumo masivo del Perú, viene siendo golpeada
por noticias negativas en las últimas semanas. La última: la calificadora de
riesgo Moody’s rebajó ayer la nota crediticia de los bonos internacionales de
Alicorp de Baa2 a Baa3, con perspectiva estable. La empresa, que en el 2012 y
2013 lanzó una agresiva campaña de adquisiciones y logró la emisión corporativa
más barata de la historia peruana en su momento, hoy está en problemas: su
gerente general y gerente financiero han renunciado y sus resultados financieros
de los últimos trimestres han decepcionado al mercado. ¿Qué hay detrás? ¿Qué
puede hacer la principal empresa de alimentos del país para revertir la
situación?

MOODY’S RECALIFICA
El recorte de la calificación de Moody’s, responde al elevado ratio de deuda
que ha mantenido la empresa durante el último año (superior a 2.5 veces
deuda/ebitda, que la calificadora considera un gatillo para una rebaja). En marzo
del 2013, Alicorp emitió un bono por US$450 millones para principalmente
financiar sus adquisiciones, como Global Alimentos (cuya compra fue completada
en abril de 2014). En aquel momento, el endeudamiento fue destacado por el
mercado: la tasa obtenida de 3.88% fue considerada en su momento como la tasa
más baja de una emisión corporativa en la historia peruana, y la coyuntura
económica de ese entonces ofrecía perspectivas positivas sobre el crecimiento de
la empresa.
Sin embargo, a la deuda adquirida y las crecientes necesidades para financiar
los gastos en capital de trabajo, se sumó el golpe del alza del dólar, impulsada
por las expectativas de un alza de la tasa de interés de la Reserva Federal de
Estados Unidos. En el 2013 la empresa registró una pérdida cambiaria de S/.122
millones. En el 2014, registró pérdidas por derivados de US$37 millones y un ratio
de endeudamiento de 5.5 veces deuda/ebitda.
“No es que la emisión en dólares [la del 2013] haya sido mala. Fue la mejor emisión
corporativa peruana en el mercado internacional, obtuvo la tasa más baja”, explicó
recientemente a SEMANAeconómica Ivan Bogarín, analista de emisores
de Credicorp Capital. “El momento fue el adecuado, pero las circunstancias
cambiaron y la compañía tuvo que reconocer las pérdidas de tipo de cambio
que generó la depreciación de la moneda en ese año”.
El manejo de la deuda de corto plazo también influyó sobre la recalificación,
según Moody’s. Al 31 de marzo, la empresa únicamente mantiene a la mano
efectivo disponible para cubrir el 8.9% de la deuda con fecha de maduración
dentro de los próximos 12 meses. A esto se suma el hecho de que el flujo de caja
libre (la caja obtenida de las operaciones menos dividendos y gasto de capital) del
2012 al 2014 ha sido negativo.

LLUEVE SOBRE MOJADO


La deuda y la exposición cambiara han golpeado los resultados de
Alicorp. La utilidad neta del primer trimestre cayó 65% interanual. Si bien los
ingresos de la empresa aumentaron en 8.5%, esto no fue suficiente para
contrarrestar el incremento de 13.4% en los gastos operativos. Estos débiles
resultados se suman a los del 2014, que también decepcionaron para el
mercado. La utilidad neta cayó 94%, comparada con la del 2013.
ARTÍCULO RELACIONADOLa utilidad neta de Alicorp cayó 65.4% en el primer

trimestre
Los mayores gastos financieros y las pérdidas cambiarias de una empresa con
doble exposición (por importaciones y deuda en dólares) golpearon la utilidad. La
empresa registró pérdidas por derivados de commodities (S/.14.6 millones) y
por derivados de tipo de cambio (S/.34.6 millones), así como el incremento de
51.2% interanual en los demás gastos
financieros, relacionados al reperfilamiento de su deuda.

AJUSTE
Alicorp ha realizado esfuerzos por reducir su riesgo cambiaria: reconvertió parte
de su deuda en dólares a soles. En febrero, recompró un porcentaje de sus
bonos internacionales por S/.285,440. Para financiar esta recompra, la
empresa emitió bonospor S/.500,000.
Moody’s ve este refinanciamiento (de dólares a soles) como positivo,
y estima que la empresa cierre el 2015 con un ratio de 3 y su flujo de caja
libre mejore. Alicorp ha decidido no repartir dividendos este año y el gasto de
capital tendrá cierto espacio de maniobra, pues las necesidades de mantenimiento
de la empresa (de entre US$30 millones y US$35 millones) son menores al gasto de
capital proyectado de US$96 millones.
Asimismo, anunció importantes cambios en su dirección. Paolo Sacchi dejará la
gerencia general a partir de octubre, luego de cuatro años al mando. Alfredo
Pérez Gubbins, actual CEO de la Corporación Grupo Romero, reemplazará a
Sacchi, quien a su vez lo sucederá en la corporación. Este intercambio de
puestos fue anunciado semanas después de que la empresa diera a conocer que el
gerente de finanzas de la empresa, Diego Rosado dejaría su puesto en la quincena
de mayo.
¿Estos cambios en la gerencia de la empresa serán una consecuencia directa de los
pobres resultados de Alicorp? “Lo que el mercado especula es que los cambios
tienen que ver con las pérdidas del año pasado. Los resultados no han gustado
al directorio ni a los accionistas. Pero no se puede saber si fue esa la causa”, señaló
Marco Contreras, analista senior de Kallpa SAB.
El mercado estará a la expectativa las últimas acciones de Sacchi y cómo se
reflejarán en los resultados del segundo trimestre. Moody’s ha señalado
que podría mejorar la calificación de la empresa si es que ésta logra reducir
su ratio de endeudamiento por debajo de 2.5 veces deuda/ebitda, además de
mostrar fuerte liquidez y un flujo de caja libre positivo, ambos de manera
sostenida. Una nueva rebaja de calificación también podría ocurrir si es que el
ratio de deuda se mantiene por encima de 3.5 veces deuda/ebitda o si es que
no se observa una tendencia de desapalancamiento por parte de la empresa.