Anda di halaman 1dari 6

Aprendizaje de conceptos

Principalmente los conceptos son símbolo que representa una clase o conjunto de
objetos o eventos con propiedades comunes los conceptos facilitan
significativamente el proceso de pensamiento. En lugar de etiquetar y categorizar
por separado cada nuevo objeto o acontecimiento con el que nos encontremos,
simplemente los incorporamos en los conceptos ya existentes. Los conceptos nos
permiten agrupar objetos o eventos que comparten propiedades comunes y
responder de la misma manera ante cada ejemplo del concepto.

En este concepto se aprende poniendo a prueba hipótesis sobre la solución


correcta. Si la hipótesis formulada en primer lugar es correcta, el individuo ha
aprendido el concepto. Sin embargo, si la hipótesis es incorrecta, se formulará otra
y se comprobará después. La comprobación de hipótesis es continua hasta que se
da con la solución correcta: pierde y cambia, gana y sigue.

Lo que nos ayuda es cuando ya tenemos un esquema o un conocimiento previo la


elaboración de nuevos conceptos de forma abstracta se basa en la existencia de
conocimientos de conceptos previos formados de modo concreto. Para, luego así
formar el concepto de perro, gato, hombre, etcétera, de modo concreto, viéndolos,
podemos elaborar el concepto de mamíferos, de modo abstracto, utilizando
conocimientos preexistentes sobre la alimentación de esos animales ya que
cuentan con un conocimiento previo y con anticipación.

Como también aprender conceptos repetitivamente solo logrará que estén por un
tiempo muy corto en la memoria, y luego desaparecerán sin posibilidad alguna de
recuperación. Esto comienza a ocurrir, cuando aprendemos palabras en otro idioma
que no sabemos su significado. Eso es lo que hacen los loros que repiten sin
entender lo que dicen. Nuestros educandos deben comprender, relacionando el
objeto o el evento, con la idea o representación mental, y el nombre asignado
socialmente; para luego armar juicios o proposiciones que serán el “qué” del
aprendizaje, el objeto de estudio. A este contenido conceptual a aprender se le debe
añadir el “como” o contenidos procedimentales, para adquirirlos en forma
significativa, y no arbitraria.
Aprendizaje Perceptual
El aprendizaje conceptual es una forma de aprendizaje en que la experiencia con
un conjunto de estímulos, hace que sea más fácil distinguir estos de esta forma el
aprendizaje y la experiencia previa mejora el reconocimiento como también da lugar
a una mayor habilidad para hacer distinciones finas entre estímulos muy parecidos
definiendo así el aprendizaje perceptual como cualquier cambio relativamente
estable en un sistema perceptual como producto de la experiencia con uno o más
estímulos.

Como podemos notar nuestra experiencia es capaz de modificar el modo en que


percibimos. Este tipo de aprendizaje perceptual nos indica la importancia del
observador en la construcción de la percepción el ejemplo de dos personas que
observan una misma fotografía y, sin embargo, perciben imágenes distintas a partir
de ella. Ya que se muestra una distinta experiencia o aprendizaje de estímulos como
también se han obtenido nuevos aprendizajes.
Aprendizaje Verbal
El aprendizaje verbal significativo teorizado por Ausubel propone defender y
practicar aquel aprendizaje en el que se provoca un verdadero cambio auténtico en
el sujeto. Si nos remitimos al concepto de aprendizaje: «proceso de interacción que
produce cambios internos, modificación de los procesos en la configuración
psicológica del sujeto de forma activa y continua veremos que en el aprendizaje
verbal que muestran estos cambios serán producidos por nuevos conocimientos,
los que adquirirán un sentido personal y una coherencia.

Mostrando así la lógica en las estructuras cognitivas del educando; así a la


memorización y mecanización del aprendizaje de contenidos carentes de
significados. He ahí la autenticidad del cambio que propone este tipo de aprendizaje.
De esta manera el aprendizaje significativo debe contemplar el engranaje lógico de
los nuevos conocimientos o materia a impartir con los conceptos, ideas y
representaciones ya formados en las estructuras cognoscitivas del educando; se
construye así un conocimiento propio, individual, un conocimiento de él para él.
Ausubel trabajó sobre cambios de conceptos, de significados, donde así el
aprendizaje verbal significativo debe contar, por una parte, con una coherencia en
la estructura interna del material y tener una secuencia lógica entre sus elementos.
Por otra parte, debe comprender la estructuración cognitiva del educando, los
esquemas que ya posee, que le servirán de base y sustento para el nuevo
conocimiento. Debe, además, implicar una disposición positiva por parte del
alumno, en el que jueguen su papel los procesos motivacionales y afectivo por mi
parte, la concepción de Ausubel continua con su relación de los factores externos
e internos dada durante el desarrollo del sujeto, idea enunciada por Vygotsky, que
se refiere a la relación que se produce en los marcos de la Situación Social de esa
dicha relación, llevada al plano del aprendizaje verbal significativo, permítela
interacción especial entre ambos factores, el material o contenido a aprender y la
predisposición subjetiva del alumno, lo cual producirá el nuevo conocimientos
verbales significativos para el educando, que es significativo en tanto ha sido
engarzado de manera coherente en los conocimientos anteriores del sujeto.
El término habilidades motoras se refiere a los movimientos que un niño realiza
utilizando los músculos pequeños de sus manos y antebrazos. Cuando agarra un
grano de arroz y lo tira al suelo está mostrando sus habilidades motoras. Estas
habilidades motoras permiten que los niños ejecuten tareas cruciales como
alcanzar, agarrar y mover objetos, y usar herramientas como crayones, lápices y
tijeras. A medida que los niños usan mejor sus manos, la coordinación entre manos
y ojos mejora. También aprenden habilidades necesarias en la escuela, como
dibujar y escribir.

Los niños van obteniendo este aprendizaje mediante estimulaciones como también
desarrollando a medida que crecen. Ya que los bebes al nacer, los bebés tienen
muy poco control de sus brazos y sus manos. Alrededor de las 8 semanas
comienzan a golpear juguetes usando su mano y su brazo.