Anda di halaman 1dari 10

XXXIV CONVENCIÓN NACIONAL DE DAMAS

DELPA 12-14 de Octubre de 2018

"Con sabiduría se edificará la casa y con


prudencia se afirmará"
Proverbios 24:3
Mal que les pese a los
supuestos “progresistas”, la
familia es una estructura
natural, además de núcleo de
la organización social.
En el contexto actual, la
identidad, estructura y función
de la familia está en crisis,
por efecto del materialismo, el
individualismo, el feminismo
radical y la ideología de
género.
¿Cómo podemos responder a
esos desafíos?
MATRIMONIO PATRIMONIO
Como todos sabemos, en la familia es donde se
fundamentan la fe cristiana, los valores morales y
la responsabilidad social, que hoy en día están
totalmente debilitados y han dado paso a que
puedan filtrarse diferentes conceptos,
pensamientos e ideologías que afectan
totalmente la seguridad y bienestar de la familia
natural.
Muchísimos matrimonios son
más un trato de negocios que
una pareja, en el verdadero
sentido del término.
Los hijos son vistos o como
carga o como inversión, y se
les enseña que la riqueza es
lo que da sentido a la vida.
Hay competencia entre esposa
y esposo por quién gana más
o es más “exitoso”. Los hijos
crecen desatendidos.
Uno de los efectos más obvios y
desagradables del hedonismo
materialista es el acentuado
individualismo.
Las familias, aunque vivan bajo
un mismo techo, están cada
vez más desestructuradas, ya
que “cada quien hace su
vida”.
Los avances tecnológicos y el
consumismo desmedido han
empeorado el individualismo.
Estos antivalores son los que atraen al mundo
pensamientos equívocos como el feminismo
radical y la ideología de género que no es más
que una dictadura del relativismo (todo depende
de…), transformando la libertad en un libertinaje
total, tratando de legalizar las tendencias o
deseos de cada persona independientemente de
los lazos naturales, familiares y sociales.
El feminismo radical es una
ideología violenta que se
opone a todo lo que es
natural en la mujer, sobre
todo la maternidad, tachada
de “esclavitud patriarcal”.
Otra de las banderas del
feminismo raical es el
derecho que creen tener al
destruir una vida como es el
aborto, la “planificación
familiar”, a tal punto que
consideran a esa vida como
un estorbo para su desarrollo
social o económico.
El “género” es una categoría
ficticia que se refiere a la
conciencia de una persona de
sentir pertenencia al sexo
masculino o femenino, o
algún otro.
La ideología de género
promueve la sexualziación de
los niños para que “exploren”
sus tendencias y descubran
su orientación real.