Anda di halaman 1dari 20

El encanto de los “chicos malos”

Decididos. De personalidad fuerte, seguros y capaces de llevar la delantera, los chicos de


apariencia “maliciosa” causan en las mujeres una mística atracción.
María Joaquina Sánchez

Foto: DREAMSTIME / END Ampliar


Los chicos buenos siempre esperan por una señal para tomar acción
Foto: DREAMSTIME / END Ampliar
Los chicos buenos siempre esperan por una señal para tomar acción
Foto: DREAMSTIME / END Ampliar
Los chicos buenos siempre esperan por una señal para tomar acción
+ NOTICIAS

1. Sin mujeres no hay crecimiento

| Ago. 19, 2018, media noche

2. La participación femenina crece en un mercado laboral competitivo

| Ago. 17, 2018, media noche


3. Los hombres perciben más rápido el movimiento que las mujeres

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS | Ago. 16, 2018, 11 p.m.

 20 Octubre 2017 |

 12 a.m. |

 Edición Impresa

Es más que obvio que todos tenemos gustos diferentes, decidimos cómo vestirnos, o qué
tendencia adoptar. En general se supone que perseguimos unos ideales que van acorde con
nuestro estilo de vida y pensamientos, los cuales desvelamos a través de la vestimenta y de
nuestra forma de ser. En el caso de los hombres, muchas tendencias se han asomado en este
género, desde los sapiosexuales, los hipsters, pasando por los metrosexuales hasta los Bad
Boys, o conocidos en español como “chicos malos”, de cuya tendencia rebelde hablaremos
en esta entrega.

En este punto, el concepto de maldad para decir “chico malo” funciona como un término
muy subjetivo, lo “malo” no necesariamente representa una maldad verdadera en ellos, pero
de lo que sí podemos estar seguros es que se refiere a hombres que tienen un
comportamiento rebelde, tipos a los que no les gusta ser dominados y que buscan tener una
apariencia fuerte, tanto física como mentalmente”, comenta el sicólogo Darrel Borge.
También, el sicólogo añade que extrañamente las mujeres logran sentirse atraídas por estos
hombres, ¿las razones?, Borge asume que a ellas les llama la atención ciertas actitudes
riesgosas de algunos hombres, además que se trata de un grupo de chicos que tienen gustos
no tan comunes en comparación con otros hombres.

 Uno de cada nueve hombres en EE.UU. está infectado con papiloma bucal

Estudio
Para comprender el tema y descubrir ese encanto narcótico que los chicos malos causan en
algunas mujeres, aparte de reconocer que esta tendencia se ha mantenido vigente desde
hace algún tiempo, el sicólogo hace referencia a una investigación realizada por el Hospital
Clínico y Provincial de Barcelona, en la que se reveló que ser un chico malo, raro, o tener
rasgos patológicos extremos, podría tener sus ventajas a la hora de atraer al sexo opuesto.
Básicamente Darrel explica que el estudio pretendió esclarecer porqué es conveniente
pasarse al “lado oscuro” para triunfar en el amor. La conclusión fue que las personalidades
extremas podrían ser mejoras evolutivas del hombre actual que proporcionan más éxito a la
hora de relacionarse o procrear, es decir que este tipo de personalidades “no son
enfermedades, sino estrategias evolutivas ventajosas”, según reconocieron los
investigadores del tema.

 Reglas para llevar una corbata

En el mismo estudio también se reconoció que en la atracción de las mujeres hacia los
chicos malos intervienen otros factores como la inteligencia, atractivo físico o situación
económica. La parte sicológica interviene en las relaciones, pero no lo es todo. A
continuación, de acuerdo al sitio web Askmen, compartimos cuáles son las características
que definen la personalidad de los chicos malos.

Sin rodeos
Son honestos siempre, los chicos buenos tienen miedo a “quedar mal”. Los chicos malos, si
algo no les gusta, no pretenden hacer como que les gusta o decir mentiras. Incluso, cuando
llegan a mirar de más a una mujer son hasta cínicos, y cuando ellas los sorprenden, hacen
una broma sobre ellos mismos o aceptan que la estaban viendo. Mientras que los
muchachos buenos desvían la mirada, se ponen rojos o dicen algo raro.

Son el centro del mundo


Su primer objetivo en la vida es ser felices, todo lo demás es secundario. Son una prioridad
para ellos mismos, de verdad creen que son importantes y las mujeres también lo creen.

No se preocupan por todo


Los chicos malos siempre están relajados y eso es súper sexy para las mujeres, no importa
si están en una situación de riesgo o si están a punto de pelear. Siempre parecen tener todo
bajo control, se ven confiados, algo que no muchos logran con naturalidad.

¿Por qué seducen tanto los ‘chicos malos'?


FUCSIA.CO

Foto: Ingimage

mail
fac ebooktwitter pinter est

Un nuevo estudio confirma que los engreídos, egoístas y manipuladores que


poseen un lado oscuro resultan ser los más irresistibles para las mujeres. Su
eautor nos explica las razones de esta atracción fatal y el costo a pagar.
"De mente brillante y alma torturada. Tendré que averiguar por qué me siento
atraída por estos pájaros heridos”, comentó alguna vez la cantante Katy Perry para
referirse a la colección de chicos malos que ha tenido como novios. Quizá si leyera
un poco las memorias de Giacomo Casanova, obtendría una respuesta a su dilema: “yo
no conquisto, someto”, era una de las máximas del aventurero italiano, para quien el
matrimonio era “la tumba del amor”. Algún acierto debe haber en sus palabras, pues su
apellido ha servido para nombrar a los seductores perversos de las generaciones
posteriores.

De hecho, a veces, a quienes siguen el camino contrario y pretenden despertar pasiones


mostrándose excesivamente disponibles, desmidiéndose en halagos y regalos, los
califican de empalagosos aburridos. Y cuando no espantan a sus presas, no pasan de
recibir de estas un casi lastimero calificativo de “tiernos”, que en términos de atracción es
el equivalente a ser un “osito de peluche”. ¿Es que acaso los hombres deben tratar a las
mujeres mal para que les vaya bien?, parecería ser el mensaje. Un reciente estudio
realizado en el Reino Unido y publicado por la editorial científica Elsevier encontró
que el encanto de los rebeldes radica en que por lo general poseen lo que la
psicología ha llamado “la triada oscura de la personalidad”, una mezcla explosiva
de narcisismo, maquiavelismo y psicopatía, más habitual en el género masculino. El
primer rasgo se caracteriza por la arrogancia, el sentimiento de grandeza y el estar
enfocado en sí mismo. El segundo, por la manipulación en beneficio de la satisfacción
propia y la creencia de que “el fin justifica los medios”. El último, por la hostilidad
interpersonal y la falta de empatía y de moral. Un coctel que en teoría debería resultar
repulsivo, al parecer resulta apetitoso en la práctica, por lo menos en un principio.

“Hasta la fecha, la mayoría de trabajos se había basado en los reportes del éxito
sexual de estos personajes, considerando el número de parejas que decían haber
tenido. Esto me pareció un problema debido a su naturaleza inclinada a mentir y a
exagerar méritos. En realidad no teníamos idea de cuán atractiva era su
personalidad”, expresó a FUCSIA el autor de la investigación, Gregory Louis Carter, del
Departamento de Psicología de la Universidad de Durham. La metodología del
experimento consistió en darles a las participantes (entre los 18 y los 36 años) referencias
de dos tipos de hombres, uno de los cuales representaba la triada peligrosa, por su deseo
de atención y admiración, capacidad de engaño y adulación, su ausencia de
remordimiento y su cinismo. No se incluyeron factores relacionados con la apariencia,
riqueza o educación, que pudieran influenciar la escogencia.

“Los resultados demostraron que definitivamente, al menos las jóvenes, consideran


más atractivos a los que tienen esas características oscuras”, comentó el experto,
pese a que ellas les dieron puntajes más bajos a sus “deseados” en cualidades como
“agradable” y “consciente”. Para Carter una posible explicación radica en que estos
individuos desarrollan una habilidad de “vendedores de carros usados” y saben
autopromocionarse. Aprenden cómo embaucar a las mujeres y a competir con otros,
aunque su interés no pase de una sola noche. Sin embargo, considera que el argumento
de mayor peso tiene que ver con una “selección sexual”, pues las mujeres responderían a
ciertos signos que reflejarían la calidad “del macho” en términos reproductivos: “la visión
de que las relaciones fugaces tienen pocos beneficios para el género femenino ha sido
cuestionada. Este tipo de encuentros casuales pueden asegurar la fertilización por parte
de especímenes con mejores genes”, sugiere el estudio. Además, el ciclo menstrual
incrementaría la fascinación por ellos. Resulta que los “malosos” muestran ser muy
seguros, testarudos, arriesgados, vanidosos, emprendedores y hasta generosos
con sus recursos, lo que les otorga mayores ganancias sexuales. Su gran
magnetismo erótico sería entonces proporcional a su número de conquistas.

“Estos personajes producen un efecto con el que todos los hombres sueñan: una buena
primera impresión”, señala el psicólogo José Alonso Peña, especialista en el tema de la
seducción. “Una mujer percibe al narciso en un momento avanzado del romance, pero de
entrada este proyecta hacia ella estabilidad y una relación sin miedos, ansiedades e
inseguridades”. Hay que añadir que los poseedores de este rasgo se preocupan por crear
una imagen atractiva de sí mismos, y no solo en el aspecto físico, pues saben cómo
presentarse ante los demás. “El maquiavélico, con su actitud de ‘yo puedo contra
cualquier dificultad’, genera una confianza contagiosa. En cuanto a la psicopatía,
aunque es un término clínico para aquellos que tienen un desorden mental serio,
puede aportarles irreverencia y misterio, las normas no les interesan, son
dominantes y usualmente no demandan afecto, lo que no los hace apegados ni
intensos”. Advierte que son anzuelos que solo funcionan a corto plazo. “Como el ser
humano tiene cierta tendencia a lo autodestructivo, suele pasar que el chico malo es
atractivo; pero al final, esto no es material para un vínculo sano”.

Relación tóxica

De alguna manera, se junta el hambre con las ganas de comer. La doctora Carole
Lieberman, autora del libro 'Bad Boys' describe a los hombres de esta categoría como
“sapos que esperas convertir en un príncipe de cuento de hadas gracias a la magia de tu
beso”. Hay mujeres que desean “domarlos” para convertirse en heroínas salvadoras
que logren su redención. Después de todo, atrapar a una presa tan difícil las haría
más especiales que el resto de mortales. Y es que su atracción puede estar
motivada por problemas de autoestima. “Tuvieron una relación disfuncional con su
padre, el primero al que amaron, y por eso ellas se sienten temerosas y creen que no
merecen ser tratadas como princesas”, afirmó a esta publicación la psiquiatra. Así,
tienden a repetir patrones similares en su vida amorosa con la idea de darle un final feliz a
lo que empezó mal.

Otro estudio sobre el tema, esta vez centrado en la apariencia y las emociones, arrojó
conclusiones similares que podrían hacer sonreír menos a los hombres en sus primeras
citas. Según la University of British Columbia, que realizó su análisis a partir de una
serie de imágenes, las mujeres prefieren a los que evocan peligro, se proyectan
serios y orgullosos, pues las participantes descartaron a los que hacían alarde de
su dentadura. Algunas teorías indican que la sonrisa es reflejo de falta de dominio,
mientras que un gesto adusto sería sinónimo de estatus, competencia y capacidad de
abastecer a su prole.

Suena paradójico que en sus fantasías ellas busquen al hombre perfecto, cuando en
realidad terminan sufriendo por un patán malencarado. Peña opina que la cultura
machista estableció un estereotipo reproducido por los medios de comunicación, según el
cual el “antihéroe es el que se queda con su objeto de deseo”. El público masculino
aprendió la lección de memoria: en la ficción James Bond las hace suspirar y
muchas terminan persiguiendo a su James Dean, Robert Downey Jr. o Johnny Depp
de carne y hueso. Al mismo tiempo, ellas fueron condicionadas a ser “niñas
buenas”, lo que según algunos especialistas encendería un deseo escondido de
experimentar nuevas sensaciones y su lado más salvaje con un loco desenfrenado. Vale
la pena aclarar que los que ostentan la triada macabra se caracterizan por ser audaces y
lanzados, condiciones que se han asociado con una buena genética.

“También está ese vicio actual de iniciar amoríos como ‘amigos con derechos’ o con la
idea de ‘conocernos muy bien antes de hacernos pareja’, pero con todos los privilegios en
términos sexuales, que ha convertido a estos personajes en los perfectos candidatos”,
agrega el psicólogo.

Y es que detrás de un chico malo es probable encontrar una chica igual de “mala” y
compromiso-fóbica. “Las que son como ellos tampoco estarán interesadas en el largo
plazo”, concluye Gregory Louis Carter, quien ha estudiado el tema por más de cinco años.
Luego de su investigación, él considera que la mejor manera de evitar sufrir por cuenta de
estos sujetos es teniendo expectativas realistas: pese a su habilidad para engañar “mi
estudio determinó que las mujeres son capaces de detectarlos. Si saben a lo que se
atienen y se sienten felices, probablemente disfrutarán aun sabiendo que la relación
no está destinada a durar. Pero cuando hay falsas esperanzas, como que ellas pueden
cambiarlos, van a salir heridas”.

Para Lieberman la solución es sencilla: “si te gusta un coqueto compulsivo que tiene
relaciones sexuales con otras y pone en peligro tu corazón y tu salud, o si es abusivo
contigo, lo mejor es huir”.

Sus armas de seducción

El psicólogo José Alonso Peña cuenta que “por sus tácticas los conoceréis”: Usan
halagos indirectos, poco obvios. Usualmente son machistas y se muestran como el
alfa de la manada. Les gustan frases como “déjate llevar”, “solo importa el
presente”. Están enfocados en sí mismos y quieren que las citas y los planes se den a su
acomodo, con lo que inicialmente proyectan una seguridad interesante. Se enfocan
mucho en su propio placer. Son muy coquetos con el único objetivo de agrandar su lista
de compañeras sexuales.

Evitan detalles típicos como las flores y los chocolates. Lo más evidente: dejan de llamar
y se desaparecen e inventan excusas para no conocer a tus seres queridos. Este
experto sostiene que hay que dejar de asociar al “chico bueno” con el perdedor servil e
inofensivo, que hace lo que sea con tal de estar en pareja.

“Un hombre debe aprender a ser pícaro, malicioso, no malo. Debe mantener cierto
misterio y no contar todo en la primera cita, ser caballeroso sin ser empalagoso, ser
abierto a la aventura calculando los riesgos, y mostrar confianza en sí mismo”.

El chico malo típico es:


– Arrogante
– Indiferente
– Primero es él
– No presta atención a las necesidades de las mujeres
– Hace lo que desea cuando desea hacerlo, sin importar lo que los demás piensen
– Actúa como un rebelde sin causa
– Exuda una atractiva sexualidad masculina
– Ni por cerca es un chico bueno
– Usa a las mujeres para tener sexo
– Siente que en la cúspide de la cadena alimenticia. Un macho alfa, por decirlo así, si es que has
visto Discovery Channel.
Pregúntale a cualquier mujer qué es lo que le gusta del chico malo común. Muchas mujeres
responderán que no saben que esperar cuando “un chico malo” anda por ahí. Les resulta un
desafío y ven a los chicos malos más seguros de sí mismos, los chicos malos saben lo que quieren
y van a por ello. Nunca son aburridos. Son fuertes, agresivos, independientes y confían en sí
mismos. Las mujeres se sienten seguras con ellos. A algunas mujeres les gusta la idea de que ella
“tal vez” podría hacerlo mejorar.
Cuando pregunté al azar a unas cuantas mujeres que me comentaran qué les gustaba de los
chicos malos, respondieron cosas como:
“El amor y el sexo es más fuerte cuando hay emociones intensas. El chico bueno es como tomar
un trencito para niños en un parque de diversiones, en cambio, un chico malo es como subirse a la
montaña rusa. Los chicos buenos pueden ser manipuladores. Claro, podrán ser buena gente
contigo, pero sólo son así para que una sea buena con ellos, lo cual no resulta ser real o natural
para los amantes. No existe ningún desafío con los chicos buenos. A las mujeres les gusta el
desafío y desean poder reformar al chico malo. Es más halagador para un chico que le gustes. Es
más especial para un chico tratar a la mayoría de la gente que conoce como unos bastardos, pero
a ti te trata bien.”
Otra comentó lo siguiente acerca de los chicos malos:
“El último chavo, era el tipo gentil, amable y respetuoso con mis necesidades y me daba todo lo
que quería y jamás estaba desacuerdo conmigo. ¡LO ODIABA!
El chavo con quien estoy ahora es todas esas cosas… pero me pondrá en mi sitio cuando tengo
que estar ahí. Veo que a menudo necesito que me pongan en mi sitio. No tiene miedo decirme que
estoy equivocada. Que actúo de forma caprichosa o ridícula. Incluso si me quejo y trato de hacer
las cosas a mi manera, él no dará su brazo a torcer si cree que él tiene la razón.
Necesito un golpe bajo, una discusión de vez en cuando. Bueno, tal vez literalmente no quiero
decir que necesito que me golpeen físicamente, pero hay ocasiones que necesito discutir.
No puedes discutir con alguien quien siempre te dice: ‘Tienes razón mi niña, todo lo que tu digas,
mi ángel’.
Es fantástico ser consentida, no lo niego; pero ¿cómo puedes respetar a alguien que te lame el
ano? ¡Guácala! Preséntenme a un hombre que me pondrá en mi sitio y seré suya para siempre”.
El comentario de otra chica fue el siguiente:
“Me atraen los chicos malos por una razón bien masculina (necesito saber que mi hombre puede
protegerme si hay necesidad), pero también debido a que los súper chicos buenos que he
conocido, me endiosaron y me la creí al punto que me hice perezosa en la relación y en sus vidas.
Me gustaría encontrar a un súper chico bueno que pueda abraar la excitación de cada día de la
vida y la relación, pero aún no hallo a alguien así”.
Alguien que pueda etiquetarse como chico malo es masculino. Despliega bastante seguridad en sí
mismo. A las mujeres les atrae esta cualidad de extrema confianza en sí mismos. No tiene nada
que ver con la apariencia. Tiene que ver más con la actitud y creencias de uno mismo. Esto empuja
a las mujeres a un nivel emocional, cuando las emociones y la lógica se juntan, si la emoción es lo
suficientemente poderosa, las emociones ganarán.
NO HAGAS estas cosas para ser un chico malo:
– Ser pegajoso
– Tener miedo de hacerle notar a ella que la encuentras atractiva
– Negarte a tener una vida fuera de la relación
– Estar demasiado disponible para ella, al punto que sepa cada cosa que haces o dices
– Sacrificar tus pasatiempos, vida, amistades, trabajo, etc por la relación
– Ser buena gente con la esperanza de que obtendrás algo a cambio (eso es ser manipulador)
– Ser de pronto muy prepotente o exagerar demasiado para impresionar
– Ser posesivo
– Ser manso (las mujeres quieren alguien que sea más duro y fuerte de lo que ellas son, mas
tampoco quiere decir que quieren a alguien que las domine)
– Ser una presa fácil
COSAS QUE SÍ TIENES QUE HACER PARA SER UN CHICO MALO:
– Ser divertido
– Mostrar confianza en sí mismo
– Derrochar energía
– Relajarte y tomar espacio
– Hacer contacto visual con todos
– Proyectar tus emociones
– Ser apasionado
– Ser un líder
– Tener una actitud de tipo playboya, juguetona y amena
– Ser aventurero
– Ser ambicioso y tener metas
– Tener una vida y pasatiempos fuera de la relación
– Respetarte y darte tu lugar
– Ser excitante e impredecible
– Ser un desafío
– Tener tus propias opiniones
– Mostrar fortaleza
– Darte cuenta que tus sentimientos vienen de adentro, no de influencias externas
– Sentir las cosas dentro de ti primero, de modo que puedas irradiarlas y hacer que los demás te
sigan
Una de las cosas que enseñamos en SeduceMujeres.com es asumir las cualidades del chico
malo, de un macho alfa y tomar las buenas cualidades sin lo malo. La mayoría de las mujeres con
una saludable autoestima alta no desearán estar con un abusador. Desean a alguien que se
preocupe por ellas. La combinación del chico malo y patán con el sensible y detallista chico bueno
resultan ser la bomba atómica de la seducción. Es lo mejor de ambos mundos. El chico que cree
en sí mismo y va a por aquello que desea, pero que aún así se permite preocuparse por los
demás, es valorado y codiciado bastante por las mujeres.
En el Manual Seduce Mujeres te enseñamos lo mejor de ambos mundos, de tal modo que puedas
abordar mujeres con éxito mientras te conecntras en la actitud, las creencias, el lenguaje corporal y
la confianza en ti mismo, aparte de eso, cuentas con nuestro soporte incondicional personalizado
para todas y cada una de tus inquietudes en tu sendero de realización personal que emprendes
con nuestra orientación.

POR QUÉ A LAS MUJERES LES GUSTA UN


HOMBRE CON CONFIANZA
FacebookTwitterGoogle+Pinterest
¿Alguna vez te preguntaste por qué las mujeres encuentran un hombre con confianza tan
atractivo?
En un nivel no-evolutivo, pero a un nivel emocional, las mujeres se sienten atraídas a hombres
con confianza porque, de forma innata, sienten que estos hombres serán capaces de cuidar
de ellas, no importa lo que suceda.
Un hombre seguro de sí sabrá a qué restaurante ir, él sabrá cómo cuidar de ellas en el
dormitorio, él sabrá qué hacer en caso de peligro, él sabrá cómo manejar las emociones de
ellas, él sabrá cómo cuidar de ella. Simplemente, la confianza en los hombres, es atractiva.
Estar al lado de un hombre que sabe lo que debe hacer es intoxicante.

A mis veinte y algo me he dado cuenta de que a


pesar de haberme colado hasta el tuétano por
chicos malos, como cualquier otra mortal, nunca
me he aventurado a salir con uno. Quizá no sea
más que una cobarde que se está perdiendo
toda la diversión, o puede que haya sido
inteligente por mi parte protegerme de ese
dulce tormento.

EMPECEMOS POR ANALIZAR A ESTE


SUJETO

 · El chico malo debe ser atractivo. Si no


es dolorosamente guapo, al menos tiene que
poseer un algo que lo hace irresistible para la
mayor parte de la población femenina.

 · Ese atractivo va siempre acompañado


de una inhumana confianza en sí mismo, que
te hace dudar de que esté hecho de carne y
hueso.

 · Como consecuencia, es tan popular


que parece demasiado ocupado para hacerte
un hueco en su apretada agenda. Por esa
razón te sientes estúpidamente afortunada
cuando te dedica un instante de su vida.

 · Además el chico malo es una delirante


mezcla entre dulce y despiadado. Te ofrece
críticas cargadas con tus peores miedos y
cuando estás apunto de odiarlo por ello, te
prodiga cumplidos que calman tus heridas
como un bálsamo maravilloso que te convierte
en una esclava dependiente de su opinión.
Pero vuelven las críticas y tras ellas los
elogios, que acaban embarcándote en un sube
y baja de emoción como en una montaña
rusa.

 · Se le da bien el sexo opuesto y conoce


nuestra debilidad por sentirnos deseadas, es
por ello que cuando te hablan le imprimen ese
“te tomaría aquí mismo” a su mirada y a sus
gestos. Lo hace con las dosis indicadas para
que sospeches que te desea, pero no estés
convencida del todo. El problema es que hace
exactamente lo mismo con todas las demás,
asegurándose así la atención de las féminas
que volverán a por más.

 · Más problemas surgen cuando


juntamos el hambre con las ganas de comer,
es decir, ¿qué ocurre con un hombre que tiene
donde elegir?, pues que no se conforma con
una; y es que estos individuos no son famosos
por su habilidad para la monogamia.

LAS DOMADORAS

Alguna
s valientes, y yo las he conocido en persona, no
se conforman con amarlos de forma platónica y
flirtear con ellos cuando les llega el turno; sino
que convencidas de que pueden domar a la
bestia, entablan una relación “estable” con un
chico malo.
Personalmente no sé qué pensar
de estas mujeres. Puede que mi falta de
autoestima sea la culpable de mi escepticismo y
mi falta de fe ante tal milagroso cambio. Y por
eso nunca me atreví a iniciar tal empresa.

ÁNGELES O DEMONIOS

Y vosotras… ¿creéis que es posible


enamorar a un chico malo hasta el punto de
rehabilitarlo?, como bien logró Carrie Bradshaw
con Mr. Big en Sexo en Nueva York.

¿Creéis que los hay con un corazón


escondido en alguna parte como William
Herondale, de Ángel mecánico? ¿O pensáis que
deben venir con corazón de fábrica como Jem
Carstairs, de esa misma saga?
APRENDIENDO DEL CHICO MALO.

¿Alguna vez te has preguntado por que la persona que te atrae anda con un tipo que es de los más
patan que hay? Seguramente mil veces y nunca has tenido una explicación razonable, como alguien
que las trata tan mal puede también traerlas detrás de ellos.

A estos tipos patanes es a lo que yo suelo llamar chicos malos, por no usar palabras fuertes.
Un chico bueno en mi definición es aquel que esta siempre disponible para ella, que ande buscando
cualquier pretexto para verla, que acosa con mensajes y llamada, y sobre todo hace exactamente
todo cuanto puede para quedar bien, casi le pueden decir salta y el preguntara ¿Qué tal alto?. El
chico bueno puede tener muchas cosas a favor: estudioso, trabajador, amable, responsable, lindo,
tierno, educado y demás cosas positivas que puedan llegar a mi mente, ¿entonces para que dejar de
ser un chico bueno?, pues bien, tiene un defecto, nada es perfecto, es predecible.

Supongo que has leído las dos primera entradas y ya sabes de qué trata el blog, pues bien si eres un
chico bueno y no has tenido respuesta del por qué la persona que te atrae no anda contigo a pesar de
todas tus virtudes que tienes, y quieres cambiar eso puedes seguir adelante, de lo contrario puedes
dejar el blog inmediatamente pues lo que leerás mas adelante podrán carecer de lógica alguna.

El chico malo en mi definición es la persona mal educada y mal hablada, pero con algo sumamente
atrayente, es sumamente seguro de sí mismo, no busca la aprobación de los demás, hace lo que se le
dé su regalada gana, entra en la categoría de rebeldes sin causa, no depende de nadie, no permite
nadie le falte al respeto, tiende a imponer sus ideales, frio y calculador, tener todas estas
características no tiene nada de malo, lo malo radica en su temperamento.

Muchas mujeres ven a este tipo de personas atractivas, aunque no lo digan ellas están cansadas de
chicos buenos que las acosan a diario en la oficina, en el trabajo, en las calles y en todas partes, de
chicos que harían todo por complacerlas y en su afán de quedar bien ellas pueden saber que hará, a
qué hora marcaran, que regalo les darán, que palabras les dirán, es decir los chicos buenos se
vuelven completamente predecibles, al ser predecible se pierde el misterio y al perder el misterio se
pierden puntos de atracción, cuando sucede eso la mujer sabe perfectamente que si empiezan una
relación ellas tendrían el control y eso sería de lo más aburrido que hay, no hay nada emocionante ni
exictante, ellos entonces pasan a ser los mejores amigos , los confidentes, quienes siempre estarán
en todo momento apoyandolas, pero NUNCA los amantes que desean ser, y escucharan mil veces: si
te quiero pero solo como amigos, eso realmente es doloroso.

En cambio cuando se encuentran con un chico malo los papeles cambian, la seguridad de ellos y el
no buscar su aprobación las desconciertan, al ser ellos rebeldes y creer que eso se deba a una falta de
atención muchas de ellas se hacen una idea inconscientemente de: pobrecito lo ayudare a no ser así,
solo necesita atención y un poco de cariño, y quieren convertirse en la heroína que sacan al chico
malo del hoyo para convertirlo en bueno, y en su afán por hacerlo sucede lo que todos sabemos,
salen dañadas emocionalmente, les lloran, y andan tras de ellos hasta que se dan cuenta que los
chicos malos son malos y desde mi punto de vista basura, aunque eso es lo que tienen que hacen
experimentas un torrente de sentimientos diferentes en una mujer, simplemente no los
comprenden.

Con todo esto no quiero decir que debemos ser todos unos malos para que ellas se fijen en nosotros,
o ellos en ellas que tiene el mismo efecto, claro que no, solo quiero dar una pequeña introducción
como algunas pequeñas cosas como confianza, seguridad, y no buscar aprobación de los chicos
malos son los que deben tomar los chicos buenos, ser un término medio, no ser ni tan rudos ni tan
cursis ( eso me recuerda a una película), el chico bueno es demasiado respetuoso, no es capaz de
hacer juegos en doble sentido, piensa que decirles algo aun en broma es faltarles al respeto y el
mundo se acabara en ese momento la peor de las penitencia realizaran, hasta los caballeros
exagerados llegan aburrir, tiene muchas ideas de si le hablo todos los días uno si me hará caso, que
si le compro flores y hago poemas se enamorara de mí, lo cual es realmente bueno pero la miel
también empalaga, si la llevo a un restaurant lujoso pensara mejor de mí, idea errónea que
demuestra materialismo, si estoy siempre disponible entenderá mis sentimientos, y lo único que
entienden ellas que son tipos necesitados, esas son algunas de las cosas que debemos de
deshacernos, entre otras que poco a poco se irán explicando en su momento, es algo largo
comprender esto que no solo se puede explicar en un post, y equilibrar al chico bueno como
cualquier ejercicio requiere disciplina, no solo se basta con ser un chico bueno hay que ser uno
equilibrado, uno que deje de ser chico y se convierta en hombre.
Ya que estamos hablando de evolución, quería compartir algo realmente interesante. Hay
estadísticas del equipo en Zoosk, uno de los principales sitios de citas en línea. Ellos
encontraron que los hombres que usan las palabras, “tal vez”, “no seguro” en su perfil en la
apertura de los mensajes, tienen un 25% menos de atención en línea. Estas estadísticas
muestran que las mujeres no sólo son activadas por los hombres con mayor confianza, en
realidad sienten rechazo por los hombres con menor confianza.
Lo que me lleva a responder a una de las otras preguntas que tienen muchos. ¿Cómo ser más
seguro? Haciendo cosas que te hagan sentir más seguro y confiado. Pide su número, incluso
si ella podría decirte que no. Pregunta una fecha incluso si puedas ser rechazado. Ve a por el
beso, incluso si podrías aterrizar en su mejilla. Mi punto es empezar a ir a por ello y estar bien
con ella si las cosas no van de la manera que deseas. ¡Vamos, no seas un resentido! Sólo
aprende haciendo y vas a lograr lo que quieras, cuando quieras y va a crecer tu confianza.

Read more: https://www.seducemujeres.com/porque-a-las-mujeres-les-gusta-un-hombre-


con-confianza/#ixzz5OrZ7RSdm