Anda di halaman 1dari 4

CONTRATO POR PRESTACIÓN DE SERVICIOS.

Naturaleza jurídica.
Actualmente la contratación por prestación de servicios se ha convertido en una de las principales
maneras para contratar en el país.
Esta figura define a quien labora por esta contratación en el Código Sustantivo del
Trabajo como: “(…) las personas naturales o jurídicas que contraten la ejecución de una o varias
obras o la prestación de servicios en beneficios de terceros, por un precio determinado,
asumiendo todos los riesgos, para realizarlos con sus propios medios y con libertad y autonomía
técnica y directiva.”

CONTRATO POR PRESTACIÓN DE SERVICIOS.


Es el contrato mediante el cual una persona, normalmente un profesional en algún área, se
obliga con respecto a otra a realizar una serie de servicios a cambio de un precio. Es
importante señalar que el pago del contrato es dirigido al cumplimiento de metas, horas,
objetivos, proyectos; etc.

La persona que trabaja bajo la modalidad de un contrato de prestación de servicios no está


obligada a cumplir horario.

El contrato de prestación de servicios es de carácter civil y no laboral, por lo tanto, no está sujeto a
la legislación de trabajo y no es considerado un contrato con vínculo laboral al no haber relación
directa entre empleador y trabajador, por ello, no cuenta con período de prueba y no genera para
el contratante la obligación de pagar prestaciones sociales.

Ventajas
el contrato por prestación de servicios "es autónomo en cuanto al manejo del tiempo por
parte del trabajador, quien dispone de él y de sus recursos de la forma que prefiera.
Esta misma independencia permite a los trabajadores manejar varios clientes o, lo mismo, varios
contratos de prestación de servicios. Al no tener que cumplir horarios o hacer presencia en
determinado sitio de trabajo, el trabajador puede asumir varios compromisos de prestación de sus
servicios.
Al tiempo que la responsabilidad aumenta al tener que responder por más resultados ante
más clientes, también aumentan los ingresos.
Para el empleador un aspecto positivo es la posibilidad de contratación que se abre para
labores específicas y complementarias a las que realiza su empresa como parte de su
misión. "Cuando se trata de personal requerido para funciones que son específicas, especiales, que
se requieren en el ejercicio diario pero que no hacen parte de la labor misional de la compañía, estos
cargos se pueden suplir con contratos por prestación de servicios”, explicó Portilla.
Genera oportunidades laborales ocasionales que permiten la empleabilidad rápida y
a corto plazo.

DESVENTAJAS
Una de las principales desventajas que presenta el contrato por prestación de servicios para el
trabajador es una de las principales ventajas para el empleador. Con este tipo de contrato es

El trabajador quien debe pagar la totalidad de su seguridad social, entendida como


aportes a pensiones salud y ARL
En el contrato laboral de vinculación directa a la compañía o empresa, es el empleador quien asume
una parte importante del aporte (8,5% del IBC en salud y 12% del IBC en pensión). El valor
restante se descuenta directamente del salario del trabajador (4% del IBC en salud y 4% del IBC en
pensión).
No es posible que en Colombia el trabajo se vuelva una mercancía cuando en el resto del
mundo la tendencia es hacia la formalización mediante un contrato laboral pleno”,

Así mismo los sindicatos ven con otros ojos el hecho de que un trabajador pueda tener varios
contratos simultáneamente y percibir mayores ingresos, pues según ellos esto se da más por
necesidad que por otra cosa.
“Eso es distribuir miseria. Es prueba de que un trabajador para tener un ingreso digno debe
tener varios contratos de trabajo,
No creo que un trabajador lo haga por voluntad o vocación, lo hace por exigencia de sus
propias necesidades”,
Para cualquier tipo de trabajador las vacaciones son muy importantes y también marcan una
diferencia importante entre los contratos laborales y lo de prestación de servicios. En el
contrato laboral, el empleado tiene derecho a 15 días de vacaciones pagas por cada año de trabajo
completado.
Otro aspecto que desdibuja la finalidad de los contratos por prestación es el aprovechamiento
indebido que de él hacen algunos empleadores que, valiéndose de la falta de conocimiento o la
necesidad de parte del empleado, lo contrata bajo la figura de prestación de servicios, pero le exige
cumplimiento de horarios y otros compromisos que no corresponden a ese tipo de contrato.
Se han dado casos en los que el empleador hace pasar por prestación de servicios el trabajo de
empleados con los que hay una relación de subordinación, cumplimiento de horario y
remuneración habitual, para así evitarse el pago de las prestaciones sociales que por ley le
corresponden
¿QUÉ ELEMENTOS DEBE CONTENER?
Un contrato de prestación de servicios debe reunir los requisitos anteriores y, además,
especificar los siguientes elementos:

 Identificación de las partes: los datos de las partes implicadas y a qué se dedican,
así como los datos de la persona o personas que firman el acuerdo en representación
de la empresa.
 Descripción del servicio: cuál es, en qué consiste y su propósito final.
 Duración: fecha de inicio y de fin, si la tuviera. Si se trata de la prestación de un
servicio de manera indefinida, es conveniente reflejar las causas y plazos para
extinguir el contrato.
 Retribución: es aconsejable concretar el importe que se abonará por el servicio y
sus condiciones de pago, si el montante incluye impuestos, etc. Para ahorrar
malentendidos, tanto si el servicio se presta durante un tiempo determinado como si
va a perdurar de manera indefinida, es preferible acordar los plazos de pago.
 Condiciones: también para evitar posteriores conflictos, no está de más recoger por
escrito las obligaciones que deben cumplir ambas partes en casos concretos y en
algunos supuestos (como demoras en la entrega, etcétera).
 Incumplimiento: deben acordarse las consecuencias que conlleva incumplir las
cláusulas establecidas en el contrato.
 Firmas: muy importante, si el documento no incorpora las correspondientes firmas
carece de toda validez.

Beneficios
¿cuáles son sus beneficios?

 Para el contratista: pacta con el contratante una labor, una fecha de


entrega y unos honorarios por el cumplimiento. No obstante, no está
obligado a tener una subordinación permanente y, por ende, no está sujeto
a cumplir con los requisitos mencionados anteriormente. Esto significa que
tiene autonomía para manejar su tiempo y la forma como va a realizar la
labor acordada con sus propios criterios, fuentes e insumos de trabajo.

 Para el contratante: está exento del pago de prestaciones sociales del


contratista, así como de conceder vacaciones remuneradas y aportar a
seguridad social –pensión, salud y riesgos profesionales–, las cuales deben
ser asumidas por el trabajador independiente.

Diferencias con el contrato laboral


Un contrato de prestación de servicios se acuerda para la ejecución de una labor específica
y, como profesionales independientes, nosotros decidimos la forma en la que
desarrollaremos el trabajo para el cual somos contratados (en qué horario lo haremos, con
qué medios, cuándo serán los plazos de entrega -según lo pactado en el contrato-). En un
contrato laboral, sin embargo, es la persona o empresa empleadora la que impone las
normas del desarrollo de la tarea, por lo que tiene la facultad de darnos órdenes según las
necesidades y conveniencias de la empresa.