Anda di halaman 1dari 6

1

Dr. Fernando Sito


Médico especialista en
cardiología
Medicina del estrés –
Amistad y salud Terapeuta EMDR

Reflexiones desde la ciencia

La amistad genera bienestar. Esta es una sentencia que


intuimos desde hace tiempo, pero, ¿puede la ciencia
demostrarlo?

La respuesta es sí.

Si apelamos al estudio más grande sobre factores de riesgo de infarto de corazón, el


INTERHART del año 2004, realizado en 54 países en todos los continentes, es decir que
trasciende todas las culturas, se pudo evaluar que el AISLAMIENTO SOCIAL es uno de
los factores de riesgo psicosociales tanto como el estrés, la ira y la depresión, y juntos
constituyen la tercera causa de infarto.

Somos seres sociales, y nuestro cerebro se desarrolla a partir de las interacciones


sociales que, en nuestros primeros años serán con nuestros padres y familia, pero luego,
dependerán de la capacidad de exploración del “peligroso” mundo exterior.
Cuando hablamos de desarrollo, nos referimos a cantidad de conexiones entre neuronas
que se “van haciendo” a medida que interactuamos. Piense que, cuando finalicemos esta
interacción, su cerebro y el mío, habrán cambiado, estructuralmente cambiado.

Podemos también examinar directamente el valor de la amistad como factor promotor de


buena salud.

¿Qué hace que tengamos una vida feliz?

Si lo analizamos a la luz del principio de realidad, NO sería la ausencia de eventos


adversos, ya que como Karl Jaspers i señalara, las situaciones límite son aquellas de las
que nadie escapa: a saber: miedo, sufrimiento, culpabilidad, lucha, insatisfacción, muerte
y otras.
Por lo tanto, hay personas que, como nosotros, viven y sufren sus situaciones límite, y a
pesar de esto, se consideran felices.

“La existencia (dice Jaspers) es siempre una existencia situada, donde las “situaciones-
límite” configuran su estructura. El ser humano, que existe en las “situaciones-límite”,
deberá intentar trascenderlas a través del ejercicio de su libertad, realizando así la “posible
existencia” que hay en él.”

Entonces, la cuestión es, ¿qué necesitamos para poder afrontar la existencia?

Lecciones del estudio más largo de la felicidad

El laboratorio de desarrollo de adultos del Hospital General de Massachusetts, realiza un


estudio muy peculiar, y digo realiza en tiempo presente, porque este estudio continúa. La
investigación comenzó en la Universidad de Harvard en 1938, se trata del seguimiento a
través de ya 80 años de dos grupos de personas, un grupo: Universitarios, y el otro grupo,
jóvenes de barrios carenciados. Se documenta anualmente la situación de vida de cada
uno de ellos, los registros médicos, las historias clínicas, las evaluaciones en el nivel de
vida, la conformación del grupo familiar, las costumbres, sus hogares, logros, trabajos,
ingresos económicos, etcétera.
2

Este estudio nos dio la oportunidad de observar “vidas enteras”. Se fueron incorporando a
este seguimiento, esposas, hijos y nietos.
Se evaluó la felicidad alcanzada de todos los participantes, la calidad de vida
subjetivamente percibida y la salud física.

El común denominador de todos aquellos que se manifestaron felices no estaba en el


éxito, en el nivel de los ingresos económicos, en la fama ni en los grandes logros. El factor
común entre todos aquellos que se manifestaron felices es el tiempo que pasaban con
sus relaciones personales.

En general todos aquellos que fueron evaluados con buena salud y


bienestar habían mantenido buenas relaciones con su pareja, familia y
amigos.

Les recomiendo ver la conferencia ¿Qué nos hace feliz? de Robert Waldinger en la web,
él es profesor de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard, es el director del
estudio que mencionamos. Se refiere a lo que nos mantiene sanos y felices a medida que
avanzamos por la vida, dónde enfocar nuestro tiempo y energía para ser felices. ii

Este estudio nos revela


1) Las relaciones interhumanas hacen bien y el aislamiento mata.
2) Importa mucho la calidad de la comunicación con los principales afectos y las
relaciones cercanas.
3) Las relaciones interhumanas satisfactorias no solo hacen bien al cuerpo, sino
también al cerebro. Las personas que vivieron en una situación de apego
conservaron más tiempo la memoria y las facultades cognitivas y sobrellevaron con
menos dolor y complicaciones las enfermedades crónicas.

Es decir, las relaciones interhumanas es lo que necesitamos para afrontar esas


situaciones límites a las que Jaspers se refería.

Esto me recuerda otro estudio muy interesante. Se hizo en una residencia de adultos
mayores. Cada persona vivía en una habitación muy cómoda y eran atendidos muy pero
muy bien. A todos se les colocó una plantita en la habitación, pero a un grupo, se le indicó
que esa plantita dependía del cuidado que le prodigaran a diario, es decir, se les dio como
tarea personal el cuidado de la plantita. Al otro grupo, no. Simplemente se colocó la
plantita y era cuidada por personal de la residencia. A los 5 años debió ser detenido el
estudio, ya que significativamente las personas del primer grupo, es decir aquellos a los
cuales se les había dado la tarea de cuidar de SU planta, se enfermaban menos y se
morían menos que los del otro grupo.
Conclusión, el propósito en la vida, el cuidado de otro que depende de nosotros, así sea
una sencilla planta, es un factor protector de nuestra salud y bienestar.

Por otro lado, el Dr. Daniel Lopez Rosetti aborda este tema en su último libro “Emociones”
Entre los factores que han demostrado influir en la calidad de vida, encontramos las
siguientes: el dinero en cuanto al nivel de ingresos, el ingreso económico comparativo; la
vida en pareja; la libertad de elección; el capital social o las relaciones; la edad; el
tiempo y el sentido o significado de la vida. iii
En cuanto al dinero, se sabe, según Abraham Maslow iv y su famosa pirámide v que
cuando se llega a ese lugar de la pirámide de Maslow donde las necesidades básicas
están cubiertas, entonces, más dinero no es igual a más felicidad.
3

Concentrémonos en dos los factores mencionados:


1) el capital social o las relaciones
2) el sentido o significado de la vida

Capital social o relaciones:


Estamos programados para conectar con los demás vi , y lo hacemos a través de las
emociones. Nuestro cerebro, nuestro cuerpo y nuestra mente son inseparables de las
emociones que los animan.
Del mismo modo que los acontecimientos emocionalmente traumáticos pueden desgarrar
el tejido el tejido de la psique individual y las familias, las emociones pueden actuar como
potentes catalizadores para la sanación.

Sentido o significado de vida:


La Logoterapia del Dr. Frankl vii resulta cada vez más vigente en un mundo que padece
un gran Vacío Existencial que se manifiesta en altos índices de adicción, violencia,
depresión, suicidio.
En palabras de Frankl, las personas de las sociedades modernas tienen cada vez más
medios para vivir y cada vez menos un para qué vivir.
Si el sentido es aquello que buscamos, el sinsentido vendría a ser un agujero, un hueco
en nuestra vida que se hace presente de manera repentina. En cuanto lo sientes, surge la
necesidad de salir corriendo a “llenarlo”, porque al final de cuentas, es una “necesidad”.
Es por ello que intentamos llenar nuestros vacíos existenciales con “cosas”, que de
manera inmediata producirán satisfacción: saturando nuestras vidas de placer, de lujos,
de comodidad; comiendo más allá de nuestras necesidades; teniendo sexo promiscuo; o
quizás volcándonos exclusivamente al trabajo (adicción al trabajo); conformándonos con
los acontecimientos; o llenar nuestra vida de preocupaciones.
Todos los seres humanos tenemos metas y objetivos por alcanzar.
La búsqueda del ser humano por encontrar un sentido de vida constituye una fuerza
primaria. Dicho sentido es único y específico para cada una de las personas, y
corresponde a cada uno encontrarlo. Más que preguntar “qué puedo esperar de la vida”,
hay que preguntarnos de manera personal: ¿qué espera la vida de mí? ¿Hay algo que
puedo hacer yo y nadie más que yo? ¿Existe algún proyecto que desearía muchísimo
realizar? ¿Acaso he dejado de hacer aquello que tanto me apasionaba por causa de los
“deberes” del mundo? ¿Puedo ser testimonio de la libertad del ser humano al trasformar
la tragedia, la enfermedad, el fracaso en un logro personal? ¿Soy capaz de amar a
alguien?
El sentido no es dado, sino que se encuentra, y “la felicidad es una puerta que abre hacia
4

afuera”. El sentido involucra a otro, esa “OTREDAD” que en definitiva es capaz de


cambiar nuestra existencia.

La edad madura es la etapa en que contar con amigos cercanos resulta esencial para la
salud, pero es también el período en que más cuesta conservar las amistades. A mayor
edad, es más probable que la gente viva sola.

En los Estados Unidos, por ejemplo, 18,6 % de las mujeres y 15,4 % de los hombres de
entre 55 y 64 años viven solos, y entre los 85 y 95 años, 47,6 % de las mujeres y 27,2 %
de los hombres viven solos. Muchos adultos mayores de 65 años afrontan el aislamiento
social, es decir, casi no mantienen relaciones de buena calidad con otras personas. Este
fenómeno afecta el bienestar colectivo.

Está comprobado que las amistades suelen proteger a los adultos mayores de la
depresión, el deterioro cognitivo y los males cardíacos. Quienes tienen lazos firmes con
otros tienden a comer y dormir mejor, y a hacer más ejercicio.

Consejos de expertos
Si te cuesta hacer amigos, piensa que no eres el único al que le pasa esto. Pero, como
suelo sugerir a mis pacientes: “Nadie va a venir a tocarte el timbre”, vamos a dar algunos
tips

1. AFRONTÁ LA INSEGURIDAD. “Tal vez pienses: ‘¿Y si digo alguna tontería y no


logro hacer amigos nunca?’”, La única manera de hacer amigos es relacionarse
con gente. Hay que vencer el temor.
2. SOLO HACELO. Cuanto más intentes socializar, más fácil te resultará.
3. USÁ INTERNET. Entrá a un sitio Web en el que los usuarios participen en
actividades locales.
4. BUSCÁ INTERESES EN COMÚN. Esto te conecta con la gente de una forma
sencilla. Unite a un círculo de lectura, a un club de cinéfilos o a clases de cocina.
Elegí una actividad que te permita pasar un rato con las mismas personas cada
semana. La continuidad aumenta las probabilidades de formar lazos de amistad.
5. SÉ BUEN AMIGO. Reunirse con alguien no de manera forzada lleva a forjar una
amistad duradera. Necesitás pasar tiempo con esa persona para fortalecer la
relación. Escuchá con atención. Si la persona te dice que le encanta andar en
bicicleta, proponele dar un paseo juntos; si te enterás de que va a cumplir años,
enviale una felicitación.
6. INVITÁ VOS. La mejor forma de conocer gente suele ser invitarla.
7. TENÉ PACIENCIA. No siempre la primer actividad que elijas y las personas con las
que interactúes serán completamente de tu agrado “Es como salir a comprar ropa”,
“A veces uno necesita probarse muchas prendas para encontrar la que le gusta”.
8. SÉ VOS MISMO, NO HAY QUE PARECER NADA, SINO SER VOS COMO SOS

Para concluir.

La amistad es importante para la salud


5

Hacer amigos no siempre es fácil, sobre todo en la edad madura, pero vale la pena
intentarlo para lograr una mejor calidad de vida. Además, colabora directamente con tu
salud. Los estudios indican que el contacto social beneficia el cuerpo y el alma.
i Karl Jaspers (1883 - 1969) Psiquiatra y filósofo existencialista alemán. Aplicó su reflexión al drama humano y a sus
problemas principales: la comunicación, el sufrimiento, la culpabilidad, la muerte y fue uno de los que conformaron el
existencialismo y la fenomenología. En el campo de la psicología se alineó junto a W. Dilthey, e impulsó la aplicación de la
fenomenología en psiquiatría, en la búsqueda de una explicación más subjetiva que genética de los fenómenos psicológicos.
ii Ver conferencia TED https://www.mindful.org/what-makes-a-good-life-lessons-from-the-longest-study-on-happiness/?
utm_content=bufferdc1af&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer
Se puede poner subtitulos en español
iii EMOCIÓN Y SENTIMIENTOS. Dr Daniel Lopez Rosetti. Planeta, 2017
iv Abraham Maslow (1908-1970) fue un psicólogo estadounidense conocido como uno de los fundadores y principales

exponentes de la psicología humanista, una corriente psicológica que postula la existencia de una tendencia humana básica
hacia la salud mental, la que se manifestaría como una serie de procesos de búsqueda
de autoactualización y autorrealización
v La pirámide de Maslow, o jerarquía de las necesidades humanas, es una teoría psicológica propuesta por Abraham

Maslow en su obra Una teoría sobre la motivación humana de 1943


vi El poder curativo de las emociones: neurociencia afectiva, desarrollo y práctica clínica. VV.AA. , 2016
vii
Viktor Emil Frankl (1905-1997) neurólogo y psiquiatra austriaco, fundador de la logoterapia. Sobrevivió
desde 1942 hasta 1945 en varios campos de concentración nazis, incluidos Auschwitz y Dachau. A partir de esa experiencia,
escribió el libro El hombre en busca de sentido.