Anda di halaman 1dari 4

ACTOS PROCESALES DE LAS PARTES

I. ACTO PROCESAL.

El acto procesal es un hecho voluntario lícito que tiene por efecto directo e
inmediato la constitución, el desenvolvimiento o la conclusión del proceso,
sea que procedan de las partes o de sus auxiliares, del órgano judicial o de
sus auxiliares o de terceros vinculados con aquel.
Los Actos procesales son Aquellos emanados de las partes, de los agentes
de la jurisdicción o aún de terceros ligados al proceso, susceptibles de crear,
modificar o extinguir efectos procesales.
Los Hechos procesales. Son los acontecimientos de la vida que proyectan
sus efectos sobre el proceso. Por ejemplo son hechos procesales la pérdida
de la capacidad, amnesia de un testigo. Cuando los hechos aparecen
dominados por una voluntad jurídica idónea para crear, modificar o extinguir
efectos procesales, se denominan actos procesales. Ejemplo declaración de
testigo, suscripción de la sentencia por el juez. Son aquellas actuaciones que
tienen relevancia procesal y se realizan dentro del proceso desde su inicio;
son ejecutados en forma vinculada hasta la terminación del juicio mediante
sentencia firme, transacción u otro medio de autocomposición procesal.
CHIOVENDA lo define como aquel que tiene por consecuencia inmediata la
constitución, la conservación, el desenvolvimiento, la modificación o la
definición de una relación procesal.
Clasificación de los actos procesales
 Por su origen
A) Actos jurídicos procesales de las partes, tales como la demanda, el escrito
de acusación y de querella en el juicio penal, la reconvención, la promoción
de pruebas, los informes, las recusaciones. Las actuaciones del autor van
referidas al demandado y a los terceros intervinientes, al acusador o
denunciante, al imputado y sus defensores.
b) Actos jurídicos procesales del órgano jurisdiccional, realizados por el juez,
tales como, Las sentencias, Los decretos, Los autos a su vez se dividen en
autos interlocutorios y autos de mera sustanciación,

 Actos jurídicos procesales


a) La declaración de testigos; los expertos al consignar su experticia; la
traducción del intérprete.
b) El Ministerio Público aunque no sea parte en el proceso civil la ley lo
faculta para realizar actos procesales en el proceso penal.

 De acuerdo a la función que tienen en el proceso


a) Los de impulso procesal; dependen de la iniciativa de la parte y solo a
instancia de ella puede proceder el juez. Ejemplo, la citación del
demandado.
b) El alegato de falta de presupuestos procesales; así ocurre cuando se
alega la incompetencia por la materia)
c) De defensa; tales como las cuestiones previas.
d) De promoción de pruebas.

II. LAS PARTES


Todo proceso se estructura sobre la base de dos posturas encontradas o
contrapuestas y un órgano estatal jurisdiccional, imparcial e independiente,
supra ordenado, encargado de dirimir cuál de las dos posturas merece la tutela
del ordenamiento jurídico.
Es frecuente que se dé una definición de parte procesal como el sujeto o la
persona que ejercita la pretensión ante el órgano jurisdiccional y también el
sujeto frente al cual se ejercita dicha pretensión. Desde esta perspectiva, el o los
sujetos del proceso que pretenden la tutela jurisdiccional en el proceso serían la
parte actora, o simplemente el actor o demandante, puesto que por medio de la
demanda introducen su pretensión, poniendo en marcha el proceso. La parte
contra quien se pretende la aplicación de la ley, en función del caso concreto
planteado en la demanda, se llama, por esta razón, demandado o parte
demandada.
Esta noción de parte procesal no es, sin embargo, demasiado exacta puesto que
está referida a personas o sujetos jurídicos1. Por otro lado, ha de tenerse en

1
LEC 2000, como la jurisprudencia anterior a la misma, admiten la posibilidad de que figuren como
parte en el proceso entes sin personalidad jurídica, de manera que la personalidad jurídica no es
presupuesto necesario para poder figurar como parte en un proceso.
cuenta que el concepto de parte procesal es un concepto formal, en el sentido
de que no se precisa aunque sea lo habitual en la práctica la coincidencia entre
la posición de las partes en la relación jurídico material deducida en juicio y la
que ocupan en la relación jurídico procesal. Como manifestación de dicha
posibilidad se pueden citar los siguientes casos:
 supuestos de inexistencia de relación jurídico material (v.gr. se reclama
una deuda inexistente. En este caso, figurará como demandante quien reclame
el crédito y como demandado quien designe como deudor, independientemente
de que fuera de dicho proceso no existe ninguna relación obligatoria entre
ambos).
 supuestos en los que el propio ordenamiento jurídico prevé que los
derechos, obligaciones o cargas de un proceso determinado no los actúe el
titular, activo o pasivo, de la relación jurídico material.
Ejemplo de esta posibilidad es la acción subrogatoria regulada en el artículo
1.111 del Código civil. En este caso, al margen del proceso, existe una relación
de crédito entre A y B y otra entre B y C. En virtud de la acción subrogatoria se
permite a A reclamar a C el crédito que ostenta B, de manera que en la relación
jurídico procesal figurarán A como demandante y C como demandada, sin que
ello se corresponda con una posición igual en la relación jurídico material.

En consecuencia, la condición de parte deriva exclusivamente de la intervención


de los sujetos en el proceso, teniendo la consideración de tercero todo sujeto
que no interviene como parte.

III. ACTOS PROCESALES DE LAS PARTES


Son actos de parte aquellos que provienen de las personas que integran la
posición procesal de demandante que o bien configuran el proceso o bien
producen efectos procesales.
Podemos clasificarlos en:
1. Actos de petición.- Son aquéllos en los que las partes expresan al
juzgador su pretensión o reclamación o su excepción, solicitándole que,
una vez agotados los actos procesales necesarios, dicte sentencia en la
que se declare fundada dicha pretensión o excepción. Como ejemplo
tenemos la demanda de la parte actora, la contestación de la demanda y
la reconvención o contrademanda del demandado. El nombre de este tipo
de actos es convencional, pues normalmente los actos procesales de las
partes contienen una petición concreta dirigida al juzgador. Una
característica específica de esta primera clase de actos de las partes es
que la petición que expresan es precisamente la pretensión o excepción
sobre las que versarán el proceso y la sentencia. Además de manifestar
su pretensión, también deben de señalar los fundamentos de derecho de
la misma.
2. Actos de prueba.- Se dirigen a obtener la certeza del juzgador sobre los
fundamentos de hecho de la pretensión del actor, o sbre los fundamentos
de hecho de la excepción o defensa del demandado o inculpado. Estos a
su vez, son tres: Actos de ofrecimiento o proposición de las pruebas, actos
de preparación, y actos de ejecución o práctica de las pruebas.
3. Actos de alegación.- A través de ellos las partes manifiestan al juzgador
sus argumentaciones sobre los fundamentos de hecho y de derecho de la
pretensión, la excepción o la defensa, con el fin de que aquél dicte una
sentencia estimatoria o desestimatoria, según quien sea la parte que las
exprese. Ellos constituyen los alegatos.
4. Actos de impugnación.- A través de ellos, las partes combaten la validez
o la legalidad de los actos u omisiones del órgano jurisdiccional, con la
finalidad de que se determine la nulidad, revocación o modificación de los
actos impugnados o se ordene la realización de los actos omitidos. Dentro
del proceso impugnativo, los actos procesales más importantes de las
partes son dos: la interposición del acto impugnativo; y la motivación del
acto impugnativo.
5. Actos de disposición.- Son aquellos por medio de los cuales las partes
disponen, o renuncian parcialmente, a sus derechos materiales
controvertidos en el proceso, como el desistimiento de la acción, el
allanamiento o la transacción.