Anda di halaman 1dari 5

http://www.librospdf.

net/c/inform%C3%A1tica/1/

Descubren cómo hacer grafeno en una licuadora.

Unos investigadores irlandeses del Trinity College de Dublín anunciaron el desarrollo de un nuevo
método para obtener grafeno (la sustancia formada por carbono puro que cuenta con unas propiedades
físicas y químicas muy interesantes para la industria electrónica) utilizando agua y una licuadora
doméstica.
A comienzos de Abril se dieron a conocer los avances que había conseguido Samsung en la producción
del grafeno con un nuevo método que permite sintetizar esta sustancia a gran escala sin que los costos
se disparen y logrando que las propiedades se conserven en buen estado.
De la mano de la Universidad Sungkyunkwan, Samsung habría logrado desarrollar un método de
fabricación que resuelve los problemas de la síntesis del grafeno en un solo cristal y mantiene sus
propiedades. El proceso sería capaz de crear obleas similares a las utilizadas para los chips de silicio
disminuyendo el costo relacionado al cambio de material, manteniendo gran parte del proceso actual.
Ahora, un grupo de científicos liderados por el profesor Jonathann Coleman ha anunciado el desarrollo
de un nuevo método para la producción en masa de este material utilizando agua y una licuadora
casera. Los investigadores pertenecen al Centro Amber de Dublín, que se dedica a la investigación en
materiales avanzados y en bioingeniería y han logrado solucionar el problema de la producción en
masa del grafeno, evitando el material tenga defectos usando una licuadora normal y corriente.
UNA COMPAÑÍA BRITÁNICA LLAMADA "THOMAS SWAN" LLEVARÁ EL PROCESO, QUE HA SIDO
PATENTADO, A ESCALA INDUSTRIAL Y ESPERA CONSEGUIR UN KILO DE GRAFENO AL DÍA A
FINALES DE AÑO. LOS INVESTIGADORES CREEN QUE SUPONE UN IMPORTANTE PASO
ADELANTE PARA PRODUCIR GRAFENO SIN LÍMITES DE FORMA BARATA.

GRAFITO CON AGUA Y DETERGENTE


El grupo de investigadores descubrió que mezclando grafito y un detergente dentro de una licuadora
doméstica se pueden producir grandes cantidades de grafeno libre de defectos. El proceso es simple:
primero se trata el grafito, el cual está formado por varias capas de hojas. El gran problema es separar
estas capas sin que se rompan. Para ello, los investigadores desarrollaron un método con agua y
detergente.
El grafito se deja flotando en el agua y se hace girar mediante el sistema de rotación de una licuadora
para que las hojas se separen unas de otras. Después se añade un poco de jabón de detergente para
que se pegue a las hojas y esto hace que se mantengan separadas.
"Usamos un poco de jabón en el agua, probablemente cualquier persona podría hacerlo con una
licuadora casera. Hicimos una demostración del proceso con una licuadora Kenwood que cuesta 55,49
dólares y añadimos un poco de detergente" declaro Coleman.
SI ESTÁ PENSANDO QUE PODRÍA HACERLO USTED MISMO EN SU COCINA, NO DESTROCE SU
LICUADORA, PORQUE DEBE SABER QUE NO TODO FUE TAN SENCILLO. EN REALIDAD,
COLEMAN RECONOCE QUE SE REALIZÓ UN TRABAJO PREVIO EN LABORATORIO PARA
PREPARAR LOS INGREDIENTES, ADEMÁS UTILIZARON MICROSCOPIOS ELECTRÓNICOS Y
ESPECTRÓMETROS PARA SEPARAR EL GRAFENO Y PROBAR EL RESULTADO. EL TRABAJO
PRINCIPAL FUE REALIZADO CON UNA BATIDORA INDUSTRIAL.

NO SE CONSIGUE UN GRAFENO DE ALTA TECNOLOGÍA


Compañías importantes como IBM o Samsung están involucradas en la producción del grafeno
mediante unos métodos que permiten obtener un material de muy alta calidad, pero por el momento el
proceso sigue siendo complicado y lleva mucho tiempo.
Este nuevo método desarrollado por estos investigadores irlandeses permite obtener grafeno que,
aunque no puede utilizarse para las mismas aplicaciones que el grafeno de alta tecnología, si tiene
varios usos importantes. Puede utilizarse para crear revestimientos de conductores electrónicos o
mejorar las propiedades mecánicas, eléctricas y térmicas de otros materiales utilizados para la
construcción de automóviles o naves espaciales. Según los investigadores, esperan ir mejorando el
método para ampliar el número de aplicaciones posibles
¿QUÉ ES EL GRAFENO?
El grafeno es el material más duro y fuerte existente. Una lámina de grafeno es 100 veces más dura
que una lámina de acero. Es un material elástico tan ligero como la fibra de carbono pero más flexible.
Algunos científicos han mencionado que tiene propiedades de auto-enfriamiento, posee propiedades de
conductividad térmica y eléctrica muy altas.
ENTRE LOS INCONTABLES USOS DEL GRAFENO SE ENCUENTRAN, LA FABRICACIÓN DE
BATERÍAS, PLACAS SOLARES, PANTALLAS ELECTRÓNICAS TÁCTILES FLEXIBLES Y DE BAJO
COSTE, PLANTAS DE DESALINIZACIÓN, CHIPS, FÁRMACOS CONTRA EL CÁNCER... E INCLUSO
CONDONES.

Cumple perfectamente con las funciones del Silicio pero con un menor consumo de electricidad. Se
puede cambiar su comportamiento de forma que puede configurarse para que lo repela el agua o para
que mejore una de sus cualidades como la conductividad. Una cualidad suya muy sorprendente es su
capacidad de auto-reparación, ya que se han realizado pruebas produciendo un agujero sobre su
superficie y este consigue repararse atrayendo átomos de carbono situados en las proximidades.
Finalmente, otra cualidad del grafeno que no se ha explorado por su naturaleza extrema es la de
absorber residuos radiactivos, pero sin duda esta prometedora característica será explotada en un
futuro no muy lejano.

Nuevo método casero de fabricación del grafeno


Científicos muestran que este material puede producirse en cantidades industriales y con la máxima
calidad usando una simple batidora. El grafeno es el material más fino y fuerte del mundo, pero también
uno de los más ansiados, porque se cree podría revolucionar la electrónica. Por eso, los científicos se
afanan por desarrollar un método que permita producirlo a gran escala, manteniendo su calidad. Ahora,
investigadores irlandeses proponen una “receta” de fabricación tan sencilla que sólo precisa de una
batidora. Por Yaiza Martínez.
El grafeno es un material formado por una única capa de átomos de carbono dispuestos en forma
hexagonal o de panal de abejas.

Además, es el material más delgado del mundo y también el más fuerte. Su eficiencia conductora de
electricidad se asemeja a la del cobre, y supera a la de cualquier otro material en lo referente a la
conducción de calor.
Por todas estas características, muchos consideran que el grafeno podría mejorar exponencialmente la
electrónica y la microelectrónica; y que permitiría remplazar al silicio. Así, hay un gran interés en él,
pues se cree que podría servir para fabricar los semiconductores de la próxima generación de
ordenadores, pantallas táctiles, baterías o células solares (con semiconductores de grafeno podrían, por
ejemplo, fabricarse ventanas que funcionen también como paneles solares).
Pero, hasta ahora, el grafeno ha presentado problemas de producción a gran escala por la siguiente
causa: cuanta más cantidad de grafeno se produce, peor es la calidad del resultado. Así lo ha
demostrado el uso de las técnicas más tradicionales de fabricación de este material, como la exfoliación
con cinta adhesiva -Scotch Tape- o la deposición desde la fase vapor.

Una receta sencilla


Ahora, científicos del Trinity College Dublin, en Irlanda, han creado un método de producción de grafeno
tan sencillo que podría desarrollarse en una simple cocina… y usando una batidora común.
El método consiste, publica Nature, en mezclar con dicha batidora (debe tener una potencia de unos
400 vatios) de 20 a 50 gramos de grafito en polvo -el material del que están hechas las puntas de los
lápices-; medio litro de agua; y entre 10 y 25 mililitros de detergente.
Aunque hay un aspecto clave de esta receta que aún no ha sido revelado (el del delicado equilibrio que
debe mantenerse entre el surfactante o emulsionante y el grafito), los investigadores afirman que de
esta mezcla surgen minúsculas láminas de grafeno, de alrededor de un nanómetro (la milmillonésima
parte de un metro) de espesor, y de unos 100 nanómetros de longitud.
Las láminas, que quedan suspendidas en el líquido resultante, se originan gracias a que la fuerza
generada por las cuchillas giratorias separa el grafito en capas de grafeno, sin dañar su estructura
bidimensional, se explica en Physorg. De este modo, y con unas cuatro o cinco capas de espesor como
media, dichas láminas mantendrían su alta conductividad.

Artículos relacionados

La UCO obtiene nuevos materiales para baterías con tecnología de plasma


Describen electrones en grafeno que mueven la energía como un líquido
Crean con grafeno una interfaz neurológica sana y eficiente
Un dispositivo pequeño y barato permite aumentar la transmisión de datos
La Universidad de Alicante crea una empresa de base tecnológica dedicada al grafeno

Buscando la escalabilidad
Los científicos aseguran que, gracias a esta técnica, han conseguido producir gramos de grafeno; y
piensan que el método es escalable y podría generar toneladas de este material, sin repercutir en su
calidad.
El líquido resultante podría trasladarse a diversas superficies, como películas de láminas de grafeno; o
mezclarse con plásticos para la producción materiales compuestos reforzados.
Antes de este avance, tuvimos noticia de otro que, en este caso, podría abaratar la producción de
grafeno a gran escala. Investigadores del Instituto Nacional del Carbón, integrado en el CSIC,
desarrollaron en 2013 una tecnología que permite obtener este material a partir de coque, un derivado
del carbón y del petróleo.
Con esta otra técnica se evitaría el uso del grafito como material original, lo que exigiría menos
temperatura para el proceso de fabricación. Este hecho abarataría los costes. El proceso consiste en
oxidar el coque, obteniendo óxido de grafito, a partir del cual se obtiene el grafeno.