Anda di halaman 1dari 3

TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL

ALBERT BANDURA

Los representantes del aprendizaje social admiten la idea que la conducta es


aprendida y que el medio interviene en el desarrollo, pero discrepa de la postura
mecanicista que establece el conductismo; debido a que toma en cuenta que
como seres humano, somos pensantes con autodeterminación y no sólo
maquinas que muestran una respuesta ante un determinado estimulo. Esta teoría
hace énfasis en que la cognición y el ambiente poseen un papel importante en el
desarrollo. (Rice, 1997).

Albert Bandura es un representante importante de la presente teoría, la cual


señala la conducta humana en términos de una interacción mutua entre la
influencia conductual, cognitiva y ambiental, así mismo el aprendizaje por
observación. Debido a que comprende la atención, memoria y motivación, esta
teoría se extiende tanto en el aspecto cognitivo como al aspecto conductual. Pone
énfasis en el modelar y observar conductas, actitudes y reacciones de los demás.
(Kort, 2003).

El Modelado

Es un aspecto significativo, que consiste en observar el comportamiento de otros


individuos y después copiarlo. (Berger, 2007). Bandura (1997), citado por Kort
(2003), señala que “parte de la conducta humana se aprende por imitación de un

1
modelo: al observar a otros uno se forma una idea de cómo se llevan a cabo
nuevos comportamientos y (…) sirve como una guía para la acción” (p.10).

El modelado va más allá de una simple imitación, es una actividad compleja


debido a que las personas modelan únicamente algunas acciones, de ciertos
individuos, en determinados contextos. Por ejemplo, algunos adultos cuando eran
niños vieron a sus padres agredirse físicamente. Algunos de ellos golpearán a
sus parejas, mientras otros evitarán los conflictos maritales. Amabas respuestas,
aunque opuestas, confirman la teoría del aprendizaje social, debido a que ponen
de manifiesto el impacto del ejemplo original de sus padres. Generalmente, es
posible que el modelado suceda cuando el observador no tiene experiencia o está
inseguro y cuando el modelo es poderoso, significativo, afectuoso o posee algún
parecido (Bandura, 1986, 1997; citado por Berger, 2007).

La Autoeficacia

El aprendizaje social se une a las percepciones y a las interpretaciones. Además,


se vincula con la autocomprensión, autoconfianza, reflexión social y sentimientos
de autoeficacia, la cual es la creencia de que las propias aptitudes llevan al éxito
personal. Una persona al poseer aspiraciones desarrolla el sentimiento de eficacia
y consigue logros sobresalientes (Bandura y cols., 2001; citado por Berger, 2007).

Existe una paradoja encontrada en una investigación, explicada mediante la


autoeficacia: los padres que desconfían de su eficacia, que son muy estrictos y
poco receptivos, asumen que sus bebés son tercos. Es probable que sus propios
padres no les permitieron desenvolver un sentimiento de sí mismos, de manera
que aprendieron a sentirse indefensos e incluso ineficaces como adultos. (Guzell
y Vernon-Feagons, 2004; citado por Berger, 2007). La carencia del sentimiento de
autoeficacia y el ejemplo recibido de sus padres los llevan a controlar demasiado
sus hijos.

Existe menor tensión psíquica y física cuando la autoeficacia es alta, mientras que
al disminuir la autoeficacia hay un aumento de la pérdida de control personal y se
amplía el malestar y desesperanza. (Kort, 2003). El aprendizaje social no
depende únicamente de la observación o el reforzamiento, sino de la cognición.
(Berger, 2007).

2
Referencias Bibliográficas:

Berger, K. S. (2007). Psicología del desarrollo: infancia y adolescencia. Madrid, España:


Médica Panamericana.

Kort, F. (2003). Psicoterapia Conductual y Cognitiva. Caracas, Venezuela: El Nacional.

Rice, F. P. (1997). Desarrollo humano: estudio del ciclo vital. México D.F., México:
Pearson Educación.