Anda di halaman 1dari 9

INTRODUCCION

En este inciso demostraremos el grado de competencia en la industria de bancos,

haciendo uso de las características del índice H propuesto por Panzar y Rosse(1987).

Este indicador se define como la suma de las elasticidades del ingreso financiero con

respecto a los precios de los factores de producción de esta industria (a saber, los gastos

por intereses de los fondos prestables, los salarios del personal y los gastos de

depreciación de los activos fijos).Intuitivamente, si los ingresos financieros reaccionan

considerablemente ante el incremento del precio de los factores, entonces estamos en

una industria competitiva (H cercano a 1), mientras que si los ingresos de los bancos

son poco sensibles a los cambios en los precios de los factores, entonces esto estaría

reflejando la existencia de fricciones en este mercado que hacen que la estructura de

mercado sea poco competitiva (H cercano a cero). Los hechos estilizados del sistema

bancario peruano sugieren que la reducción de los márgenes de intermediación y los

indicadores de concentración coinciden con la entrada de nuevos competidores en esta

industria. Estas regularidades se desprenden de los siguientes puntos:

 En el año 2013 había 16 bancos. No obstante, antes de la consolidación bancaria

que ocurrió a fines de la década de 1990, como consecuencia del Fenómeno de

El Niño de 1998 y las crisis financieras internacionales, el número de bancos era

26 (ver Gráfico 1)
 Finalmente, se observa una reducción de los márgenes de intermediación de la

industria bancaria desde fines de la década de 2000 (ver Gráfico 3), regularidad

que podría atribuirse a la entrada de nuevos competidores en la industria,

entre otros factores.


ENTIDADES BANCARIAS EN EL PERÚ
En el Perú, las empresas de operaciones múltiples son las Entidades Bancarias, Empresas

Financieras, Instituciones microfinancieras no bancarias, Banca Estatal, Fiduciarias,

Factoring y Empresas de Arrendamiento Financiero. Los 4 tipos de instituciones sirven

como intermediadores financieros entre los depositantes y aquellos que solicitan

préstamos. Sin embargo, la banca múltiple es la más importante ya que concentran el 91%

de los activos totales del sistema (SBS 2016). Así mismo, los bancos se especializan en

múltiples tipos de carteras crediticias, por ejemplo, el Banco de Crédito es líder en la

cartera corporativa, mediana empresa, consumo entre otros. Por lo tanto, el rol que cumple

en el sistema financiero es fundamental. Para el 2000, debido a la liberalización y

privatización de la banca en el Perú, el sistema bancario sufrió ciertos cambios. Con ello

nos referimos a la inserción de nuevas entidades bancarias extranjeras que se muestran en

el siguiente gráfico.
El ingreso de nuevas entidades fue producto de un mercado atractivo para invertir. Sin

embargo, este se encontraba concentrado en los bancos más importantes del sector como

Banco Interamericano de Finanzas, Banco del Comercio, Banco Continental, Banco de

Crédito del Perú, Banco Financiero, Interbank, Scotiabank y Mi Banco. Una de las

características de este grupo de bancos es que tienen una participación promedio del

97,89% entre 2002-2016, en donde insertan al mercado el 93.45% de créditos y 91.78%

de depósitos. Por ello, la presente investigación plantea un análisis a nivel entidad para

los 8 bancos antes mencionados debido a la importancia de ellos dentro del sistema

bancario. Ahora bien, las entidades bancarias tienen características particulares. En

primer lugar, la estructura del accionariado en su mayoría proviene del extranjero como

se puede apreciar en el cuadro 1. En este caso todos los bancos con excepción de Banco

del Comercio y Banco de Crédito del Perú tienen en su mayoría acciones provenientes

del extranjero.

% de Participación
ENTIDADES BANCARIAS Nacionalidad
de extranjeros
Banco Continental 92.24% España
Banco del Comerco 99.99% Perú
Banco de Crédito del Perú 98% Perú
USA, PANAMÁ
Banco Financiero 88.50%
y Ecuador
BANBIF 100% Suiza y USA
Interbank 98.51% Panamá
Mi Banco 95% Chile
Scotiabanka 99% Canadá
Por otro lado, la participación de agentes extranjeros no solo se da por medio del

accionariado, sino también a través de inversión extranjera directa. Para este caso, se

ingresó al sistema financiero peruano alrededor de 2 826 millones de dólares entre 2002-

2016, el cual el 89.8% corresponde al sistema bancario (SBS: 2002-2016). Así mismo,

debido a la globalización, el sistema bancario se vio forzado a ofertar créditos tanto en

moneda nacional como extranjera. El gráfico 2 muestra los créditos promedio y según

tipo de moneda para los 8 bancos más importantes del sistema bancario. En este caso, se

puede observar que a inicios del 2002 existía una gran desconfianza en la moneda

nacional debido a la hiperinflación de los años 90. Si bien es cierto, los créditos en

moneda extranjera representaban el 81,7% de los créditos totales, a partir del 2013 los

créditos en moneda extranjera incrementaron reflejando en el 2016 el 64,7% de los

créditos totales (SBS: 2002-2016).


COMPETENCIA EN LA INDUSTRIA BANCARIA
De acuerdo con los resultados obtenidos, existe competencia monopolística en la industria

bancaria en Perú, pues el valor estimado promedio de H es alrededor de 0,5. Los valores

estimados de H son similares a los resultados de Levy-Yeyati y Micco (2007), quienes

estiman que en la década de 1990, principalmente, la medida de competencia en la

industria bancaria en Perú es 0,55, mientras que ésta es de 0,50 en Argentina; 0,56 en

Colombia; 0,64 en Costa Rica; 0,70 en El Salvador; 0,83 en México; 0,84 en Brasil y 0,87

en Chile. El Gráfico 4 presenta la evolución del indicador H con sus respectivos intervalos

de confianza que reflejan la precisión de las estimaciones. Encontramos que el grado de

competencia es típicamente estable al interior de la muestra. No obstante, en los últimos

años, el comportamiento de H sugiere que la competencia en la industria bancaria en el

Perú habría crecido. Estos resultados están en línea con la trayectoria creciente del

número de bancos y la reducción del margen de intermediación promedio durante el

periodo en consideración. Cabe resaltar que los intervalos de confianza no incluyen en

ningún momento los umbrales de competencia perfecta (H=1) u oligopolio (H< 0). Como

mencionamos, el indicador H de competencia es una medida agregada de competencia,

por lo que no podemos extraer conclusiones acerca del grado de competencia a nivel de

los distintos productos financieros (p.e. préstamos personales, préstamos hipotecarios,

préstamos corporativos) como en el trabajo de Morón y otros (2010).


Entonces si se estudia la competencia de la industria bancaria desde enero de 2001 hasta

diciembre de 2013. Se estima que el índice de competencia en esta industria es alrededor

de 0,5, consistente con una competencia monopolística. En los últimos años, el

comportamiento de H sugiere que la competencia en la industria bancaria en el Perú

habría crecido ligeramente. Estos resultados son consistentes con la trayectoria creciente

del número de bancos y la reducción del margen de intermediación promedio durante el

periodo en consideración.

LA RELACIÓN DE COMPETENCIA-ESTABILIDAD BANCARIA

A través de indicadores financieros, se puede ilustrar el efecto que genera un mercado

competitivo sobre la estabilidad de la entidad para los 8 principales bancos del sistema.

El gráfico 3 muestra la utilidad neta promedio para el periodo 2002-2016, en donde se


observar, un comportamiento estrictamente creciente. No obstante, el incremento de la

utilidad neta puede ser producto de un sistema bancario más eficiente y no necesariamente

menos competitivo.

En segundo lugar, el gráfico 5 muestra el ratio patrimonio/activo promedio para los

primeros 8 bancos entre 2002-2016. Esto se entenderá como el volumen de activos que

se tiene con respecto al patrimonio total es decir, nivel de apalancamiento. Como se puede

observar, existe un punto mínimo durante la crisis financiera del 2007, seguido por una

mejora del indicador entre 2012- 2016. Por otro lado, al ser nivel de apalancamiento un

componente del indicador de estabilidad bancaria, a mayor capitalización mayor será el

índice Z.
Y por último, el gráfico 6 muestra la tasa de morosidad promedio para 2002- 2016. En

este caso, si una cartera crediticia presenta moras, este tendrá un efecto negativo sobre la

estabilidad de las entidades. Por ello, mientras la tasa de morosidad sea menor, las

entidades serán estables.