Anda di halaman 1dari 275

D

--..----
v.?~
Eduardo A. Díaz
------- ---

©Copyright by
editorial hammurabi s.r.I.
IGNACIO SANZ
Talcahuano481 -4ºpiso ABOGADO
C1013AAI - Buenos Aires -Argentina C.P.A.C.F. T!l 64 F12 895
Tel.: (54-11) 4382-3586(1íneas rotativas)
E-mail: info@hammurabl.com.ar
www.hammurabi.com.ar. Actuación del abogado
en una causa judicial

Producción integral

concept design El ciclo procedimental


de Fernando Lucas Oepalma
Tel.: 4382-2080 (líneas rotativas)
E-mail: info@cdesign.com.ar Qué hacer frente a las situaciones usuales
www.cdesign.com.ar
del procedimiento. Cómo hacerlo
Esta edición de 500 ejemplares,
más sobrante para reposición
se tecminó de imprimir
en el mes de julro de 2007
en ros talleres gráficos .. srudio GráfJCo"
Perdriel 1480, Buenos Aires -Argentina

Hecho el depósito de ley 11.723


Derechos reservados
Prohibida su reproducción lotalo parcial

Impreso en Argentina/ Printed in Argentina


ISBN 978-950-741-305-6

Díaz, Eduardo A.
Actuación del abogado en una causa judicial. El ciclo procedimen!al
1~ ed., Buenos Aires, Hammurabi, 2007
560 ps., 23 x 16 cm. -(Acluación proleslonal/4, dirigida por Eduardo A. Díaz]
ISBN: 978-950-741-305-6 D
hammura~i
1. Derecho procesal. l. Titulo
CDD347.05 Fecha de catalogación: 21/6/2007

JosE Luis ÜEPALMA • EDITOR


Palabras previas
Pese a que ya se han editado en la serie "Actuación Profesional" otros li-
bros de mi autoría, éste fue el primero que esbocé, hace casi doce años. Duran-
te aquel tiempo buscaba una respuesta general y útil a la pregunta que, casi
sin excepción, se hacían-y me hacían- los alumnos del Práctico de la Fa-
cultad de Derecho de la UBA ante las uicisitudes de los juicios que seguía-
mos:"¿ Y ahora qué hacemos?". D¡ijábamos un escrito en el expediente, copiá-
bamos una resolución, le llegaba una cédula a nuestro consultante, etcétera,
y se repetía la duda estudiantil: "¿Qué actitud tomar con esta decisión del
juez, o frente a esta notificación?".
Si bien en una causa judicial pueden entraren juego innumerables insti-
tutos adjetiuos -u. gr., nulidad, recusación, acumulación, interuención de
terceros- aduertí por entonces que existían, en su género, unos pocos que se
presentaban continuamente en todo juicio, y durante todo su desarrollo, des-
de la presentación. de la demanda hasta el archiuo de la causa, y que ellos
eran la esencia del procedimiento ciuil escrito. El aprendizaje de la naturale-
za y funcionamiento de estos elementos omnipresentes, relacionados entre sí
y con otras figuras procesales conexas, permitía contestar aquel interrogan-
te medular, de la manera más rápida y abarcadora posible, acorde al poco
tiempo con que contábamos en el curso y a la urgente necesidad de saber que
demostraban quienes ya trabajaban con casos reales. ·
Con el correr del tiempo, y teniendo a la uista los resultados de la enseñan-
za de este "sistema" o modo de uer el procedimiento, fui ratificando y mejo-
rando las ideas originales. Y hoy sale a la luz la que debió ser la opera prima.
De acuerdo con aquella impronta, en los Capítulos I y JI se presenta y ex-
plica este modo particular de encarar el procedimiento, que será el esquema
a seguir en el resto de la obra. Se analiza cómo puede llegar a simplificarse
ladiuersidad de actos de una causajudicial ciuil (expresión que comprende,
10 Palabras previas Palabras previas 11
· con matices, a todas las que no sean de naturaleza penal), para quedarnos deje en un juzgado hasta el archivo del último expediente en que actúe, pues
con sus géneros fundamentales. Estos son su manifestación esencial, repre- configura la esencia de la actividad letrada en el proceso.
sentada por tres componentes que configuran, a su vez, un ciclo, pues siem-
Hay abundancia de citas. Por un lado, de las normas procesales nacio-
pre se ordenan igual y se repiten constantemente en todo proceso y duran.te
nales y bonaerenses aplicables a las distintas situaciones contempladas. La
todo su curso: presentación de parte-resolución judicial-notificación legal
intención es que el lector, a la par de leer esta obra, traba1e con el respectivo
A esta tríada se añade un cuarto integrante, que si bien no es esencial sino
Código, para relacionar así los conceptos, y como un modo "obligado" de co- .
contingente, se encuentra siempre de modo virtual detrás de cada resolución
nacer la legislación adjetiúa (conocimiento indispensable). Por otro, de co-
judicial, a la expectativa de ser usado: los recursos .Estos elementos se com-
mentarios del autor, doctrina y jurisprudencia, todos como notas a pze de
binan con otros, íntimamente allegados, v. gr., plazos procesales, caducidad
página. Esta distribución hace lenta, a veces, la lectura del texto principal,
de instancia, escritos, y entre todos contribuyen a dar su fisonomía básica al
pero se la ha mantenido en la inteligencia de que enriquece notablemente el
procedimiento civil.
contenido y utilidad de esta obra.
En los Capítulos III a VI, mucho más prácticos y extensos que los anterio-
Varios temas se repiten en distintos momentos, pero son tratados desde di-
res, se aborda la actividad del abogado en el procedimiento respecto de cada
ferentes ópticas, lo que contribuye a una mejor captación del fenómeno, v. gr.,
uno de los elementos del ciclo. En cada Capítulo, primero bajo el título "Se-
la congruencia como límite fijado por las presentacwnes de parte Y como
guimiento" se explica qué hacer frente a los acontecimientos o situaciones
principio que debe respetar la sentencia; el patrocinio letrado visto como fun-
que acaecen habitualmente, algo así como el razonamiento o tarea mental de
ción técnica, como requisito de admisibilidad de las presentaciones, y como
resolver un intríngulis procesal; luego, con otro enfoque, se vuelve a los temas
fuente de responsabilidad profesional. Esta reiteración no es más que un re-
tratados, y bajo el rótulo "Gestión" se muestra cómo hacerlo, es decir, la acti-
flejo de la realidad, pues a diario los abogados trabajan una y otra vez con
vidad material para concretar aquellas ideas o decisiones. Se resaltan pau-
los mismos elementos, en sus variados facetas o desde enfoques dwersos.
tas generales de proceder del curial frente a aquellos elementos básicos y re-
petitivos del juicio, aspectos prácticos no demasiado tratados en la literatu· En conclusión, aquí se acerca otra visión de cómo es el procedimiento ju-
ra tradicional. Pero para que estas páginas no sean únicamente un modelo dicial, desde un ángulo distinto al tradicional, pero totalmente compatible,
para copiar, se trata de reflejarlos fundamentos del quehacer profesional, el sumamente útil por su cariz práctico. Hay una intención de "sistematizar" el
''por qué se hace así", única manera-el entendimiento-de aprenderverda- fenómeno, reduciéndolo a sus categorías sustanciales, lo que permitirá al
deramente, y poder así solucionar en el futuro situaciones nuevas. profesional, en el menor tiempo posible, entenderlo y manejarlo apropiada-
mente, y aprender reglas de actuación aplicables a la mayoría de las situa-
Finalmente, los Capítuios VII y VIII están dedicados a dos temas que no
ciones-por no decir a casi todas-que se presentan en una causa judicial.
son estrictamente de técnica procesal, pero conexos a ella e indispensables
Me animo a calificarlo de verdadero vademécum procesal. He aquí la bon-
para que el abogado pueda actuar en causas judiciales. Uno es "Honora-
rios" en lo tocante a sus tres cuestiones fundamentales: cuánto, a quién, y có- dad de esta obra, si es que alguna tiene.
mo c~brar; si el abogado no percibe la adecuada retribución por su trabajo, Resta un sentido agradecimiento a mis alumnos de la materia Práctica
terminará dedicándose a otra cosa. El otro tema es "Responsabilidad"; si el Profesional de la Facultad de Derecho de la UBA, y a los cursantes de los ta-
profesional no es responsable, sufrirá consecuencias que terminarán por ale- lleres en los que impartí estos conocimientos (en el año 2000, en el Colegio de
jarlo de la función. No se bucea en las profundidades de estos mares, pues Abogados de San Martín, y en el 2005, en el Foro de ActuaciónProfesional),
ello excedería el marco de esta obra, pero se da el ''ABC" de su aplicación al por su inestimable valoración de lo allí aprendido.
trabajo diario del abogado en los juicios que atienda.
EDUARDO A. DIAZ
Se transmite lo que el joven profesional necesita saber ya, esto es, usarlas
figuras procesales que ineludiblemente se le presentarán desde el primer pa-
so que dé en el terreno forense. Debe conocer y manejar las situaciones que sí
o sí aparecerán a cada paso, en todo juicio, y durante todo su desarrollo. Lo
que aquí aprenda lo utilizará siempre, a partir de la primer demanda que
Indice general
Palabras previas .. 9

Capítulo/
LA CAUSA JUDICIAL

§ l. Noción de causa judicial .. 26


§ 2. Estructura de la ca usa judicial .. 29
a) Un fenómeno básico: presentación de parte-resoluciónjudicial-
notificación legal ... ........ . ...................... ...... .............. 30
b) Organización a partir del binomio presentación-resolución .... .. 34
l. Instancia. .. .................... . 35
I. Principal .. 38
11. Incidental ............................ . 39
Recursiva
III. .................... . 45
2. Actuación simple.. .. ................. . 46
L Dependiente e independiente de una instancia . 48
u. Original y derivada o recursiva. .. ................. . 50
3. Actos procedimentales .. ....................................................... . 51
r. Actos fundamentales .................. . 51
TI. Actos accidentales ......................... . 52
11.L De trámite: impulsivo y acondicionador .. 53
II.2. Cuasifundamental .. ...................................... . 54
e) Gráfico de una causa estándar .. 54
§ 3.. Dinámica de la causa judicial 56
a) Fuerzas impelentes. Carga procesal y deber judicial ... 56
b) Movimiento cíclico. 59
§ 4. El expediente judicial, continente de la causa .. 60
14 Indice general Indice general 15
CapítuloII ~·~ : 2. De admisibilidad específicos ...................... .. 135
EL CICLO PROCEDIMENTAL: I. Patrocinio letrado obligatorio .. . 136
SEGUIMIENTO Y GESTION II. Acompañar copias según art. 120 del Código Procesal ..... 139
3. De fundabilidad, mérito o procedencia ............... . 144
§ 5. El "ciclo procedimental" .... 67 ¡-·
§ 11. Presentaciones de las otras partes: controlarlas y contestarlas 145
a) Funcionamiento .. 68 ¡. a) Control ........... ........... ....... .. ............................................ .. 145
~-,.
b) Principios y categorías procesales presentes en el ciclo 70 ¡".-~~ b) Contestación ...... .... ................ .. ...................... . 147
e) Fenómeno omnipresente: la causa como una sucesión de ciclos . 71
(1:·· ... l. La providencia "Traslado". ''Vista" y "Hágase saber'' ..... 147
§ 6. "Seguimiento" (qué hacer) y"gestión" (cómo hacerlo) ....... .. 72 2. Actitudes de quien tiene la carga de contestar 153
§ 7. Lineamientos de la actividad del abogado en relación con el ciclo ..
a) Encuadre del intríngulis procedimental .................... .
73
74
fi
;-- ~
I. Oposición ....... . 155
rr. Aceptación ........................ . 156
b) Alcance del uso del ciclo ........ . 77 ,.
~-

III. Contraponer otra postulación .. 157


"
'(,-
IY. Guardar silencio. Consecuencias de no contestar. 157
§ 8. Importancia de utilizar bien el expediente. Audiencias: producción
oral del ciclo .. . .............................. .. 78
..
:L •GESTION
"i~
§ 12. Cómo se hace un escrito ......................... . 162
CapítuloIII a) Contenido y estructura del escrito .. .. 163
PRESENTACIONES DE PARTE '.. l. Encabezamiento ........................................ . 164
r. Título . ......... .... ................. .. ............... . 166
n. Introducción ............................................. . 167
§ 9. El abogado proyectista de las presentaciones de parte .................. .. 83
2. Núcleo 170
•SEGUIMIENTO r. Hechos 172
§ 10. Presentaciones propias: hacerlas eficaces. 86 II. Derecho ..................................................... .. 176
a) Cada presentación implica "iesolveruncasd' 86 m. Postulación .. 179
l. Qué es "resolver un caso" .. 87 3. Cierre ......................... . 182
2. Casos sustanciales y procedimentales .. . 88 l. Frase de cierre 182
3. Modo de razonar ......... .. ................................ . 90 u. Firmas 183
4. Cada escrito documenta un caso resuelto .. 93 m. Otrosí ..................... .. 188
b) Factor subjetivo: interés del presentan te ................. .. 94 4. Copias ........................ . 189
c) Factor objetivo: coyuntura del procedimiento .. 95 b) Reglas de redacción forense 190
d) Presentación por propia iniciativa o como respuesta a otra 100 l. Sencillez ........ 192
e) Requisitos de "admisibilidad" y de "fundabilidad" .. 102 2. Precisión .................... .. 193
l. De admisibilidad generales ......................... . 103 3. Concisión ................................ . 194
l. Tribunal de la causa ....................... . 104 4. Claridad.... ..................... .. ................................ . 196
n. Personería ............................... . 108 5. Gravedad ......................................................... . 197
III. Legitimación.. ................................. . 111
IV. Proponibilidad objetiva .. 115 c) Aspecto de la pieza ...................................................................... . 199
v. Interés procedimental . 116 d) Consecuencias de no cumplir los recaudos ......................................... . 204
VI. Expresión por escrito ........................... .. 117 l. En el encabezamiento y en el aspecto del escrito ... . 204
VIL Tiempo hábil ........................ . 118 2. Respecto de los componentes del núcleo .. 207
Presentaciones con o sin plazo. Especies de plazo ... 119 3. Firmas de cierre y copias. Remisión ................................................. . 209
a. Plazo procesal genérico .. 122 e) Recomendaciones finales .. 210
b. Plazo de caducidad de instancia .. 130 /) Simple anotación en el expediente ... 212
16 Indice general ¡,.dice general 17
§ 13. Entrega del escrito en debida forma (modo, tiempo y lugar) . 213 e) Coritenido de la resolución ................................................. . 278
a) El "cargo" judicial ........................................................ . 213 l. Producción de perjuicio ...................................................... . 278
b) Horario y lugar de la entrega .. 215 I. Concepto. Gravamen simple e irreparable 279
e) El expediente "no e'stáen letra" .. 217 H. Dónde buscar el perjuicio 281
d)Control de la entrega y de la recepción 219 III. Quién sufre el perjuicio ..................... . 283
e) El escrito dejado en otro tribunal ............ . 222 IV. Casuística ......................................................... . 285
f> Presentaciones que necesitan sorteo previo .... . 223 V. Control prioritario del perjuicio sufrido 287
l. Demanda principal .. ...................... .'............ . 223
2. Existencia de errores .. 288
2. Demanda incidental .......... . 227
r. Lugar, fecha y firma 289
3. Recurso de queja .... 229
11. Redacción ... 291
§ 14. Cómo controlar y contestar las presentaciones de otras partes .. . 230 III. Congruencia ..................................... .. 294
a) Acceso al escrito....... .. .... .... ...... .. ........................................... . 230 rv. Fundamentos 298
b) Oportunidad para controlar ........... . 234 v. El modo de razonar. Errores in iudicando ... . 301
e) Forma de la contestación. Remisión ..... 236 d) Modo en que se notifica la resolución.-Remisión ........................ . 304
§ 19. Impulsar la notificación de la resolución. Remisión 304
§ 20. Consentir o impugnar la resolución. Remisión ............................ . 304
Capítulo IV
RESOLUCIONES JUDICIALES
•GESTION
§ 15. La emisión de resoluciones. El subalterno proyectista ... 241 § 21. Modos y medios para conocer una resolución 305
§ 16. Contenido de las resoluciones .. 245 a) Consulta del expediente "real" en el tribunal 305
a) Juicio "de admisión" y "de mérito" .... 245 b) Consulta del expediente "virtual" vía Internet o en terminales
l. Juicio de admisión. .................................... .. 246 de autoconsulta .................... .............. ...... .......... .................. . 307
2. Juiciodemérito.. ......................................... ............................ . 249 e} Recepción de una cédula o medio sucedáneo ....................... . 308
b) Orden y declaración .. 250 d) Comparecencia en una audiencia .............. .,. ............... . 310
l. Resolución que ordena .............................................. . 250
§ 22. Cuándo buscar las resoluciones. Plazo en que se dictan .. 311
2. Resolución que sólo declara.. ................................................... . 250
§ 23. Oportunidad y modo de conocer la especie de resolución ... 312
§ 17. Estructura del razonamiento judicial .. 251 § 24. Pautas para el control del contenido de la resolución .. . 313
a) Silogismo, forma básica de pensar. Remisión ..................................... . 253 a) Considerar íntegra y textualmente la resolución ...... . 314
b) El silogismo práctico-prudencial . 256 b) Releer la resolución ....................................................................................... . 314
e) Asentamiento de las premisas. 260 e) Cotejar la resolución con los escritos que la motivaron .................. . 315
d) Recrear el razonamiento resolutivo .... 315
•SEGUIMIENTO e) Secuencia de control 316
§ 18. Controlar la resolución .. 264 l. Plazo de emisión. Especie de resolución. Modo en que se noti-
a) Tiempo de emisión . ....................................... . 265 ficará ................................................................................................................... . 317
l. Plazos para que se dicten las resoluciones .. 265 2. Análisis de lo decidido en la resolución ............................................ . 317
2. Adecuado control del expediente y cumplimiento de la notifi- 3. Confirmación de la forma en que se notificará la resolución . 318
cación automática. 266 4. Tipo de resolución (supuestos dudosos}. Efectos. Errores ... 318
3. Sanción por mor a judicial y denuncia del letrado .. 267 § 25. Diligencias para impulsar la notificación. Remisión ... 319
b) Especie de resolución ....
l. Clasificación legal ..
2. ¿Providencia simple o sentencia interlocutoria? ..
272
273
275
i;~: 0
~~:as~~o;,~:~~~~- s~~~i~~:-~:~~iir;;~lid~d d~ )~ ~~~t~~~i~ ~~~
1norajudicial ......................................................................................................... .
319

319
18 Indice general Indice general 19

Capítulo V d) Distinto régimen de notificación para diferentes fragmentos de


NOTIFICACION una resolución .............. ······················-···· . .... ............... ... ..... .............. 360
e) Convergencia de distintos m.edios de notificación 362
§28. Notificación legal y conocimiento efectivo .. 323 §35. Manera de comprobar si se cumplió la notificación y cuándo ocurrió. 362
§ 29. Funcionamiento de las principales formas de notificación .... 325 a) Notificación automática .. .. .................. . 362
a) Notificación por "ministerio de la ley'' o automática .. 325 b) Notificación por cédula............................. ..................................... . 363
b) Notificación por cédula .. 330 e) Notificación tácita e implícita.. ............................. ~................... . 367
c) Notificación tácita o implícita ... 331 § 36. Cumplimiento de las cargas......... ...................................... . 368
l. Retiro del expediente .. 332 a) Forma y contenido del escrito de constitución de domicilio. Noti-
2. Retiro de copias de escritos y documentos .. 334 ficación .... 368
3. Entrega de cédula en eltribunal. 335 b) Procedimiento para localizar y consuitar el expediente. El '1ibro
4. Constancias del expediente que evidencien conocimiento de de asistencia" y la "nota" .. 368
la resolución .................. . 336 e) Pasos a seguir para notificar por cédula ................................ . 371
l. Confección1 firma y entrega en el tribunal ................................ . 371
• SEGUI~f!ENTO 2. Entrega en la Oficina de Notificaciones cuando se diligencie
en extraña jurisdicción (ley 22.172) ....................... . 371
§30. Determinar el modo en que se notifica la resolución ........................... . 337 3. La notificación 11de oficio". 1'Notifiquese por secretaría" ......... . 373
§31. Verificar el cumplimiento de la notificación y su fecha respecto de to- 4. Peticiones tendientes a efectivizar la notificación .. 373
dos los interesados .. 338 J. Pedido de notificación especial: 1'bajo responsabilidad",
§32. Cumplir las cargas naturales que impone a las partes el instituto u con habilitación de día y horau ................................................... . 374
"notificación" .................................... . 339 II. Requerimiento de informes sobre el domicilio de la per-
a) Constitución de domicilio procesal y denuncia del real .. 340 sona a notificar .. 377
b) Concurrencia al tribunal el día de nota dejando constancia en el
libro de asistencia ............... ......... ............................................. . 344 §37. Confección de la cédula ............................. . 379
e) Impulso de la notificación .. ....................................... . 345 a) Modelo para !ajusticia nacional y federal ........................................ . 381
b) Modelo para !ajusticia de la provincia de Buenos Aires .. 387
§33. Impugnar la notificación irregular ....................... . 347
a) Incidente de nulidad ... §38. Forma y contenido de la presentación impugnadora de la notificación
348
b) Redargución de falsedad .. irregular.. ................................................. .. 388
350
e) Mero pedido de suspensión de plazo ... a) Demanda incidental de nulidad y de redargución de falsedad .. 388
352
b) Pedido de trámite de suspensión de plazo .......................................... . 391
•GEST/ON

§ 34. Cómo determinar si la resolución se notifica automáticamente o por Capítulo VI


cédula.... ................................. ...................................... ........ 353 CONSENTIMIENTO O IMPUGNACIONDE
a) Si la ley o el juez no la ordenan por cédula, la notificación es au- RESOLUCIONES. RECURSOS
tomática.. .. 353
l. Distintas interpretaciones sobre el alcance de la expresión •SEGUIMIENTO
1
'notifíquese11 •..••..••••••••.••. 355
§ 39. Consentir o impugnar 395
2. El "notifiques e" debe entenderse como notificación personal
a) Efectos .. 395
o por cédula.. .... 356
b) Inicio de un nuevo ciclo procedimental .. 397
b) Sentencias por cédula. Providencias simples, régimen variado,
con preponderancia de la notificación por ministerio de la ley .. § 40. Momentos de la actividad recursiva .. 398
358
e) Notificación automática del proveído a la parte que efectuó una a) Enfrentamos una resolución .. 399
petición . 358 b) Existencia de perjuicio . 402
20 Indice general
Indice general 21
e) Verificación de la posibilidad legal de recurrir ................ . 403
d) Análisis sobre la existencia de errores ... 406 5. Mínimos legales .. -.. ·-·····---··---·---· ................... -·------·----.......... . 460
e) Elección del recurso adecuado ... 406 6. Naturaleza y complejidad del asunto que constituye el obje-
to deljuicio ........ ________ .............................. .. 461
l. Según la especie de resolución .. 407
2. Según el tipo de error .. 408 7. Responsabilidad profesional ................... ____ ,, 462
. ........................................................... .
3. Según de quién emana la resolución ........................... .. 408 8. El "precio de rnercadd' para trabajos análogos ... 462
4. Gráfico... ........................................................................... . 411 9. Condici9nes especiales para con el obliga,do al pago ... 463
5. Doctrina de la reposición in extremis ....................... . 412 b) Ejemplodeestimacionesdehonorarios .. 464
6. Doctrina del "recurso indiferente".. .................... . 412 §48. Obligados al pago de los honorarios .. 466
fJ Costo del recurso. Medición en tiempo, esfuerzo y dinero 414 a) Quién es el obligado al pago 466
g) Intento de intervención oficiosa del tribunal .... 415 l. Honorario regulado 466
h) Seguimiento del procedimiento correspondiente al recurso .. 418 2. Honorario convenido 469
b) ¿Puede el profesional elegir a quién cobrar? . ---·----................ . 470
•GESTION
§4L Forma de consentir una resolución ... ................................. . 418 §49. Modo de percibir los honorarios .. .................... ......................... . 471
§42. Los pasos previos a la sustanciación del recurso ............................. . 419 a) Ventajas de la propuesta de honorarios formulada al inicio de la
§43. T:t·ámite o sustanciación del recurso ............................... . 421 relación con el cliente ... 471
a) Interposición....... ............................ ... ............. .................................. . 422 b) Fijación de honorarios en contrato escrito. ............................... . 472
b) Concesión (juicio de admisión) -·---·---------..... .. .......................... . 423 e) Estipulación de tiempo y lugar de pago. ......................... . 474
e) Fundamentación ........................ .................... .................. . 424 d) Otorgamiento de recibo por cada pago. ----···-----........ . 475
d) Contestación --·----··-----·----··-- --·--- ......... . 427 e) Vicisitudes del procedimiento de regulación y cobro judicial ...... 476
e) Resolución (juicio de mérito o procedencia) 429 l. Las regulaciones a practicarse fuera de la sentencia definiti-
va deben pedirse expresamente ......................................................... . 476
2. Calificar y estimar el valor de los trabajos a regularse 477
Capítulo VII 3. Pedir la elevación del expediente a Cámara para que regule
honorarios por la actuación en la alzada 478
COBRO DE HONORARIOS POR TAREAS JUDICIALES
4. Notificar el auto regula torio 478
5. Recurrir la resolución perjudicial .................. . 479
§44. Retribución de carácter vital .................................................... 433
I. Recursos contra los autos regulatorios .. . 480
§45. La ley de aranceles es el punto de referencia __ 435
n. Apelación ....................................... ·---·----·--.......... . 480
§46. ¿Convenio con el cliente o regulación por el juez? .. . 438
11.1. Régimen especial ..................................... . 481
a) Especies de convenios ...... ........................ . 441 1
11.2. Apelación 'por bajos" y "por altos" ...... . 484
b) Ventajas y desventajas de cada medio . 443
II.3. Apelación de honorarios regulados en incidentes:
e) Cuándo hay que estar sí o sí a uno u otro medio 445 efecto diferido ...... 485
§47. Monto a cobrar en concepto de honora1i.os 447 6. Cobro del monto regulado firme 485
a) Pautas~ tener en cuenta para estimar el valor del honorario ... 449 I. Pago voluntario ..... 486
l. Monto del proceso ·---·--·---- ·-·----- ___ ,, __ _ 450 JI. Notificación del reclamo de cobro al cliente no condena-
2. · Resultado obtenido .. 452 do en costas ................... ...................... . 487
3. Carácter en que actúa el abogado.. ............................. .. 452 IIL Cobro compulsivo vía judicial: proceso de ejecución 488
4. Extensión de la tarea. Etapas del juicio e instancias en las
fJ Cobro compulsivo de honorarios convenidos 491
que se actuará .. 453 l. Juicio ejecutivo o proceso de conocimiento ..
I. División en etapas 453 492
2. ¿Homologación del convenio y cobro por la vía de ejecución de
II. Instancias incidentales y recursivas .. 455 sentencia? ..
111. Trabajos previos a la interposición de la demanda y com·
494
g) Medidas tendientes a asegurar el cobro .. 496
plementarios de la sentencia .. 458 1 r.n}n·n n..-af".,..,.,,..,f,..
22 Indice general

2. Medidas cautelares .. .. 498


3. Derecho de retención ... . 499
4. Citación del profesional.. 501
h) Prescripción.. ............ ....... ................. ...... 502
i) Actuación del Colegio Público de Abogados de Capital Federal en
defensa de los honorarios .. . 505
§ 50. Modelo de contrato ..... . 506

Capítulo VIII
RESPONSABI LIDAD DEL ABOGADO

§ 51. Noción de responsabilidad ... 513


§ 52. Régimen normativo nacional básico.. .. ............... . 517
a) Código Civil .... 517
b) Ley 10.996 de Ejercicio de la Procuración .. 520
c) Código Procesal Civil y Comercial.. 521
d) Ley 23.187 de Ejercicio de la Abogacía en la Capital Federal.. . 524
e) Código de Etica del Colegio Público de Abogados de la Capital ·
Federal ..... . 525
fJ Ley 21.839 de Honorarios de Abogados y Procuradores ... 528
g) Decreto -ley 1285/58 de Organización de la Justicia Nacional .. 528
h) Código Penal .. .................. . 529
§53. Reseñajurisprud encial ... .. 529
A - Presentaciones de parte ... 530
B -Temeridad y malicia... . .................. . 535
C- Recursos..... ............................ . 537
D - Relación con el cliente ... .. 538
E - Indemnización por mala praxis . 540
F-Costas .. ......................... . 542
G-Gestor ....... . 543
H - Caducidad de instancia .. 543
1 - Honorarios .. 544
J -Delitos penales .. 544
§ 54. Colofón .. 547

Bibliografía general .. .. 549

Capítulo 1
La causa judicial
,

En este Capítulo haremos la descripción de una causa judicial, es


decir, relataremos cómo es, de qué se compone, cómo se presenta en
la realidad. Para este cometido necesitaremos conceptuar algunos
fenómenos, pero ello será no con afán de sentar categorías científicas
sino con el único de nombrar algo que existe 1. No se pretende hacer
una teoría del proceso, sino simplemente describir algo, intención
acorde al carácter práctico de esta obra.
Más allá de las denominaciones o los aspectos que se resaltarán
(como toda captación, es parcial y subjetiva, pero lo que ella muestra
es fiel, exacto) se trata de hacer entendible y de sistematizar lavaste-
dad del ente examinado. Luego, otórguele el lector la nominación que
quiera, o ajuste las disimilitudes al léxico tradicional.
La sistematización que intentaremos permitirá al profesional, en
el menor tiempo y espacio posibles, entender y manejar apropiada-
mente las situaciones usuales de una causajudicial, cualquiera sea,
pues se basa en reglas de actuación aplicables a la mayoría de las vi-
cisitudes-por no decir a casi todas- que en ella se presentan.
Será otra visión de cómo es el procedimiento judicial, un tanto dis-
tinta de las que tradicionalmente hace la doctrina procesal, pero que
es complementaria y no sustitutiva de éstas.

1
Son las llamadas definiciones estipulatiuas, que consisten en proponer un signi-
ficado para una palabra nueva, o bien, para cambiar el significado que una palabra ya
tiene en el uso común. Es una propuesta de significado yno una información sobre el sig-
nificado que la palabra ya tiene, como es el caso de las defi.nicionesinfonnatiuas. Por es-
te motivo, la definición estipulativa no puede ser calificada de verdadera o falsa, pues
una propuesta puede ser aceptada o no, pero no puede predicarse de ella verdad o false-
dad (GoMEZ-BRUERA,Análisis del lenguaje jurídico, p. 43).
26 Eduardo A. Dí02 Actuación del abogado en una causa judicial 27

-§l- cedimiento si se trata de uno de conocimiento ordinario --demanda,


NOCION DE CAUSA JUDICIAL
traslado, su contestación, apertura a prueba, etcétera-, o de un eje-
cutivo (intimación de pago, embargo, oposición de excepciones, sen-
Nuestra idea de causa judicial parte efe su distinción entre proce- tencia de remate, etcétera). Como se ve, lo que cambia es el conjunto
so y procedimiento. de formalidades -procedimiento-- fijado por la ley para cada uno,
· El proceso judicial es el medio utilizado por el Estado para aplicar pero el proceso es uno solo, es un concepto único.
el Derecho sustancial a un caso concreto, cuando los particulares no El elemento constitutivo del procedimiento es el acto jurídico que,
pueden o no quieren cumplirlo voluntariamente, mediante fa actua- emanado de las partes (v. gr., demanda, su contestación), los agentes
ción de los órganos del Poder Judicial. Desde otro punto de vrnta, es de la jurisdicción (v. gr., sentencia, reconocimiento de personas o co-
un conjunto de actos, coordinados entre sí, que se desarrollan progre- sas), o aun de terceros (v. gr., peritaje, declaración de testigo), crea,
sivamente y de acuerdo con un orden preestablecido, con la finalidad modifica o extingue efectos procedimentales 5 .
de aplicar el Derecho sustancial a una situación determinada, crean- El acto iniciativo del procedimiento del proceso civil es la deman-
do de esta manera una norma jurídica individual. En este concepto da, que conlleva una postulación --denominada pretensión opetición
abarcamos tanto a los denominados procesos "contenciosos" como a procesal e.."\:tracontenciosa por la doctrina, según se trate de un proce-
los "voluntarios", en concordancia con la terminología de la legisla- so contencioso o voluntario, respectivamente-- dirigida al juez, con-
ciónadjetiva(cfr., entre otros, arts. 56y 313, Libro V, Título Unico, Li- sistente en que éste aplique el Derecho sustancial a una situación
2
bro VII, CPcc-Nación y Cpcc-Prou. Bs.As.), de cierta doctrina , y del concreta, lo que normalmente el magistrado hará al dictar la senten-
uso forense 3 . cia definitiva (arts. 163 y 330, CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.). Co-
Proceso es la secuencia de actos considerados como una unidad y mienza así una procesión de actos (v. gr., contestación de demanda,
tendientes a un fin: la creación de la norma individual. Procedimien- apertura a prueba, producción de cada medio probatorio, alegatos),
to, en cambio, es para nosotros el modo de procesar, la forma externa cuya finalidad última es la creación de la norma individual. Este es el
del proceso, el conjunto de actos y formalidades que específicamente procedimiento principal.
lo componen 4_ De esta manera, mientras el concepto de proceso es Junto a estos actos encaminados a ese norte decisorio sustancial,
único variará su procedimiento según se trate, por ejemplo, de un jui- las personas del proceso 6 realizan, casi inevitablemente, ante el mis-
cio civil o penal: escrito y de doble instancia el primero, oral y de ins- mo tribunal, y en su mayoría dentro del mismo expediente, un sinfín
tancia única el segundo.Asu vez, dentro del juicio civil, diferirá el pro- de otros que no apuntan directamente a aquella sentencia final, sino
que se refieren a circunstancias relacionadas con los sujetos del pro-
ceso (v. gr., recusación del magistrado, pedido de sanción a la parte,
apelación de los honorarios regulados al letrado), o guardan alguna
2 Cfr. PALACIO, Derecho procesal ciuil, t. I, p. 223 y ss. Sin embargo, gran parte de
la doctrina procesalista no atribuye naturaleza procesal a la llamadajurisdicción vo·
luntaria, apoyándose principalmente en que no se dan en ella las notas de "conflicto en-
tre partes distintas" y"efecto de cosajuzgadamaterial de la sentencia", definidoras, _sos- 5
La caracterización está tomada de la que, para el acto procesal, da COUTURE,
tienen delprocesostrictosensu. Conceden así esencia administrativa ala labor delJuez Fundamentos del derecho procesal civil, p. 201.
en los;rocesos voluntarios, y ven en ellos un mero procedimiento judicial Yno un verda- 6
"Personas del proceso" es una categoría más vasta que la de "sujetos del proce-
dero proceso. so". Esta última alude a aquellos entre quienes media la relación procesal, a saber: el ór-
3 En el lenguaJ·e diario, los abogados y los jueces utilizan la voz proceso para desig- gano judicial y las partes. La primera, en cambio, considera también a todas las demás
nar tanto al contencioso cuanto al voluntario. personas que despliegan alguna actividad en la causa: perito, testigo, abogado, etcéte-
4 Procedimiento: método de ejecutar algunas cosas (Diccionario Lexis 22, t. 17, p. ra (CALA1.tANDREI, Instituciones de derecho procesal civil, trad. de Santiago Sentís Me-
AC:'7t::\ lendo, vol. 2, p. 17).
Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 29
28

relación con el objeto del proceso (v. gr., pedido de embargo del bien en Para seguir y gestionar una causa es indispensable conocerla sa-
.. '
litigio, de fijación de un régimen de visita enjuicio de tenencia de hi- her su compos1c1ón (estructura) y cómo funciona (dinamismo). Este
jos), o simplemente tratan del trámite y diligencias del juicio (v. gr., saber le permitirá al letrado no sólo actuar adecuadamente en una
se libre un testimonio, se fije una audiencia de prueba, se reserve el circunstancia determinada del trámite, sino también preverlo y, por
expediente en la secretaría del tribunal) 7 . La gran mayoría son pos- lo tanto, prevemr las consecuencias de su proceder actual.
tulaciones -distintas de la pretensión o petición extracontenciosa
contenida en la demanda- o afirmaciones dirigidas al órgano judi-
cial para que se pronuncie sobre ellas. Estos requerimientos acceso- -§2-
rios, contingentes, también se resuelven "de cierta manera", es decir, ESTRUCTURADE LA CAUSA JUDICIAL
mediante un procedimiento, que puede ser similar o no al principal,
tal como veremos más adelante. Estructura es la distribución y orden de las partes que compren-
Llamaremos causa judicial al conjunto, a la totalidad de actos que den un todo.
componen los distintos procedimientos -principal y accesorios- La configuración de una causa no es caótica, desordenada, sino
seguidos ante un mismo tribunal con motivo o en ocasión de un pro- que está estructurada legalmente en las leyes procesales, especial-
ceso, acumulados en su mayoría-aunque no necesariamente--- en mente los códigos, de la Nación (para Capital Federal y tribunales fe-
un mismo expediente 8. Con este sentido se dice en el lenguaje foren- derales del interior del país), y de las provincias, habida cuenta la
se que "la causa tiene veinte cuerpos y diez incidentes" 9 . forma federal de gobierno adoptada y el poder no delegado que con-
La noción de causa excede, así, la de proceso, ya que puede existir servan las provincias (arts. 1º,5º, 121, 122y126, Const. Nacional).
aquella sin éste. Es lo que ocurre, por ejemplo, en el procedimiento Se atribuye a estas disposiciones (al menos a gran parte de ellas)
de diligencias preliminares (arts. 323, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Es. ser de orden público, lo que impide a los justiciables apartarse de sus
As.), en el cual no hay aún proceso iniciado, o con los actos realizados prescripciones 10. Pese a que los litigantes pueden modificar por su
con el proceso terminado, como son los tendientes a destrabar medi- voluntad ciertos aspectos del proceso, por ejemplo, extender o abre-
das cautelares después de la sentencia definitiva firme.
De acuerdo con las definiciones y descripciones anteriores, ade-
lantamos que seguimiento y gestión de una causa significa la adecua-
En _c~anto a las formas, existe indisponibilidad de ellas por imperio del Código
10
da actividad del abogado para manejar eficazmente los procedimien-
P~ocesal Civil y Comercial de la Provincia, con contenido de orden público (Cám. 1ª Apel.
tos -principal o accesorios- que la integran. Cw.. y Com. La Plata, Sala II, 313192, www.scba.gou.ar/juba, Bl50512); el art. 21 del Cód.
C1v1l prescrib_e que ;os.particulares no pueden desplazar la aplicación de las leyes en cu-
ya observancia estan interesados el orden público (Cám. ~ Apel. Civ. y Com. La Plata,
S~!a l, 2110/95: www.scba.gou.ar/juba, B252009); la ley y la estructura y finalidad del
7 La realidad así lo demuestra. En casi todo expediente encontramos, junto a los
i~~ceso ejecutivo son de o~den público (Cám. Apel. Civ. y Com. La Matanza, Sala JI,
8100,_ ww_w.scba.gou.arl.;uba, B3400019); la ley debe aplicársela en el sentido estricto
escritos y demás piezas esenciales (demanda, cédula de notificación de su traslado, sen· ~~sus tenn1nos frente a ~u texto ~laro y expreso, máxime en caso de disposiciones del Có-
tencia, etcétera), un cúmulo de otros papeles continentes de distintos actos. Por eso, la igo Proces~l ~or revestir la calidad de disposiciones de orden público y consecuente-
mayoría de los expedientes no tienen sólo treinta o cuarenta fojas, sino muchas más. mente no existir para los justiciables disponibilidad de las formas (Cám. 1ª Apel. Civ. y
8 Por ejen1plo, los incidentes no suspensivos de la instancia principal corren en ex- ~-om. La Plata, Sala II, 211/01, www.scba.gou.ar/juba, B152425); aunque también se ha
pediente separado (arts. 176, CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.); véase al respecto, in- icho que las leyes d~ procedimiento, en general, no poseen el carácter de orden público
fra, § 4. en tanto puede definirse esa imprecisa noción como equivalente a "interés general". Las
9 Causa es el "conjunto de actuaciones judiciales instruidas en unjuicio" (MORE- normas proce~ales procuran tutelar un derecho subjetivo sustancial como herramienta
NO RODRIGUEZ, Vocabulario de derecho y ciencias sociales, p. 85). de defensa de intereses particulares (SCBA, 19/2/02, www.scba.gou.ar/juba, B26255).
Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 31
30
viar plazos, renunciar a actos previstos eri su solo interés, no es posi- ción legal de esta última. Podrán faltar otros, pero nunca estos tres
ble un proceso enteramente convencional n actos, que están conectados, íntimamente relacionados.
Veremos, entonces, cuáles son y cómo se organizan las partes del l. Presentación de parte: es el acto emanado del justiciable (parte
todo. Será una perspectiva estática de la causa, como observar en un o tercero), dirigido al tribunal, por el cual, con constancia en el
plano el esquema de un motor. expediente, se requiere o afirma algo relacionado con una cau-
sa en trámite o en cierne;-Si de la demanda se trata. Se trata de
a- Un fenómeno básico: presentación postulaciones o manifestaciones básicamente referidas a algu-
de parte - resoluciónjudicial- notificación legal no de los elementos de las instancias-objeto de las pretensio-
De la variedad de actos que conforman la trama de una causa judi- nes, sujetos, procedimiento-, con efectos procesales13. En su
cial -v. gr., deducir una demanda, preguntar a un testigo, librar una gran mayoría, se plasman en los escritos que los litigantes de-
cédula, transigir con la contraria (actos de las partes), dictar una jan en el expediente.
sentencia, presidir una audiencia, inspección ocular (realizados por 2. Resoluciónjudicial: es toda decisión tomada por el juez o demás
el órgano judicial), declaración de un testigo, pericia, intimación de funcionarios autorizados a emitirla, ene! desarrollo de una cau-
pago hecha por el oficial de justicia (provenientes de terceros)-, hay sa, y con las formalidades previstas en la ley para este tipo de
tres que por su naturaleza y omnipresencia son esenciales en su or- acto. Abarca tanto "decidir", en el sentido estricto del término,
ganización y movimiento: la presentación de parte dirigida al tribu- como simplemente ''homologar", "integrar" la voluntad deljus-
nal para que se pronuncie sobre un determinado asunto, la respecti- ticiable manifestada en su presentación.
va resolución del órgano judicial 12 acerca de ese tema, y la notifica- 3. Notificación legal: es la que se produce cuando eljusticiable ad-
quiere conocimiento, real o ficto, de la resolución judicial, con-
forme alguno de los modos previstos en la legislación adjetiva.
n FALCON, Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.Arwtado, concordad~,
comentado, comentario al art. 319, t. II, p. 520.Actualmente, creemos que por la necesi-
dad de agilizar nuestro anquilosado procedimiento, las áreas de libertad parecen exten· . El proceso civil se inicia y desarrolla a instancia de parte 14, pues lo
derse. A,sí, al momento de escribirse estas líneas, el juez del Juzgado Nacional Civil nº nge el principio dispositivo, una de cuyas consecuencias es dejar en
31 propone a las partes un "acuerdo procesal", consistente en reformular la metodolo- manos del litigante no sólo abrirlo mediante la demanda (presenta-
gía del proceso desde la apertura a prueba hasta la sentencia, paralograrmayor_econo- ción de parte que conlleva la pretensión principal, v. gr., que se desa-
mía, y cuyas principales condiciones son: quedan sin efecto los días de nota; se fiJan au-
diencias "de monitored', a las que pueden concurrir abogados o autorizados, sean o no loje un inmueble, se indemnice un daño, se decrete un divorcio; conf.
letrados, y en las cuales se harán oralmente todas las peticiones relativas a la etapa en arts. 330, inc. 6º, CPCC-Nación y CPCc-Prou. Bs.As.), sino impulsarlo
trámite y las partes quedarán notificadas de todas las resoluciones; durante esta etapa luego hasta su finalización (pedido de apertura a prueba, ofrecimien-
el expediente no está en letra; la declaración de testigos puede hacerse en el estudio de
los abogados (cfr. Una oralidad posible: la palabra de los protagonistas, en "Revista del
Colegio Público de Abogados de Capital Federal", nº 19, dic. 1998, ps. 34 a 36).
12 Utilizamos la expresión "órgano judicial" en el sentido de ente complejo, com- 13
prensivo de todos los sujetos con capacidad de emitir resoluciones judiciales, a saber: . . De este modo, y repitiendo un ejemplo de CARLI, carecería de tal carácter el es-
primordialmente el juez, pero también el secretario y oficiales primeros o jefes de des- cnto~udicial firmado por la parte, dirigido al juez, diciéndole que se le desea felices fies-
pacho (arts. 38, 38 bis, CPCC-Nación y 38, CPcc-Prov. Bs.As.). Igualsign~ficado darem~s tas; si ~~en desde el punto de vista for1na t parecería que se trata de uii acto procesal,pre-
s~nt~,cton de parte, en realidad no lo es porque carece de un contenido procesal: lajuris-
a las palabras "tribunal" y "oficio judicial", esta última en cuanto función o cargo mas
elevado dentro de la organización judicial: aquel con potestad para dictar resoluciones diccion está para administrar justicia no para observar reglas de cortesía.
4
(cfr. CALAMANDREI, Instituciones de derecho procesal civil, trad. de Santiago Sentís Me- l En este momento utilizamos la voz "instancia" en su acepción más amplia: pedi-
do, solicitud.
lendo, vol. 2, ps. 26 y 27).
32 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial · 33

to de los medios probatorios, alegato, petición de poner los "autos pa- que actúe sin parte que se lo ruegue. Si bien este principio admite ex-
ra sentencia", entre tantos otros), y además llevar a cabo las demás cepciones, o sea que en algunos ámbitos el magistrado puede actuar
presentaciones accesorias impuestas por las contingencias del proce- motu proprio, de oficio, sin atenerse estrictamente.a los postulados
dimiento principal y necesarias para tutelar elinterés del justiciable del principio dispositivo 17, lo cierto es que en el denominado fuero ci-
(solicitud de nulidad de un acto procesal, de rechazo de un planteo de vil patrimonial rara vez se ejercen estas atribuciones 1ª.
caducidad de instancia hecho por la contraparte, recusación sin ex-
presión de causa del magistrado, autorización a un tercero para con-
sultar el expediente, etcétera) 15.
Las presentaciones de parte se destinan al Oficio, quien debe pro- 17 Los principales ámbitos comunes a todo tipo de proceso civil, en los que el juez
nunciarse sobre ellas, decidiendo el asunto que constituye su objeto puede o debe actuar oficiosamente son: las facultades ordenatoria e instri.lctoria (arts.
a través de resoluciones de distinta especie según la naturaleza del 36 y484, CPCC·Nación; 36y482, CPCC·Prou. Bs.As.), impulsora (arts. 36, 316, 359, 482,
tema que se le propuso, por ejemplo, la pretensión de desalojo será CPCc-Nación; 36, 358, 480, CPcc-Prou. Bs.As.), sancionadora (arts. 34, inc. 5°, d, 35, 37,
45, 163, inc. 8º, CPCc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), revocadora de las providencias sim-
decidida con la sentencia definitiva; la de nulidad del acto procesal o ples aún no notificadas (elaboración doctrinal); los deberes de saneamiento (arts. 34,
la de rechazo de la éaducidad articulada, mediante sendas senten- inc. 5°, d, 172, CPCC-Nación y CPCc-Prou. Bs.As.) y aclaratorio (arts. 36, inc. 3º, 166, inc.
cias interlocutorias; la autorización al tercero, integrada con la pro- 1º, CPCc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.). Sobre el tema puede consultarse la excelente obra
videncia simple "téngase presente" (arts. 34, inc. 3º, 160 y ss., CPCC- de PEYRANÜ,El proceso civil, especialmente Caps. III y IV.A su vez, ámbito específico en
el que se presenta una mayor actividad oficiosa con atenuación delprincipio dispositivo
Nación y CPCC-Prov. Es. As.). La intervención obligadadeljuez a tra- y acrecentamiento del principio de autoridad, es el proceso de familia. Sobre la función
·.':,
vés de sus resoluciones se debe a que el proceso es un instrumento del magistrado en el proceso de familia, dice BERIZONCE: ''El encumbramiento del juez
creado por el Estado que nace, se instruye y finaliza bajo la dirección como sujeto de potestades exorbitantes dentro del proceso, se manifiesta, según es sabi-
(arts. 34, inc. 5º, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Es. As.), o por obra del ór- do, a través de la asunción de concretas y ampliadas atribuciones, que van desde la es-
fera de comando, gobierno o dirección del trámite, pasando por los mayores poderes de
ganojudicial16. instrucción de la causa y la correlativa discrecionalidad (libertad) en la apreciación pro-
Campean a lo largo de toda la causa y prácticamente para todas batoria. Todo bajo el común denominador del ejercicio oficioso, sin necesidad deroga-
sus vicisitudes las reglas expresadas desde antiguo en los axiomas ción, de verdaderos poderes-deberes" (La tipicidad del proceso de familia y su reflejo en
«nema iudex sine actore» y «ne procedat iudex ex officio»: no hay juez la tutela cautelar y anticipatoria, en ''Revista de Derecho Procesal", nº 1, p. 146). Para
esta materia, véas·e KrELMANOVICH, Procesos de familia.
18
Acerca de la parquedad de los jueces en ejercer las facultades oficiosas que la ley
pone en su cabeza, recordemos las palabras de LAsCANO, " ... ello se debe pura y simple·
mente ala inercia, abulia o comodidad de los magistrados. Para poder hacer uso de esas
15 El principio dispositivo es aquel en virtud del cual se confia a las partes la inicia-
f~c~ltades se requiere seguir la marcha del proceso, estar en contacto con las partes, re-
ción y desarrollo del proceso, la delimitación del contenido de la tutela y la aportación de cibir personalmente la prueba, etcétera, y como es sabido, nada de eso hace el juez, com-
los hechos y de las pruebas que constituirán el fundamento de las sentencias. Se apoya pe_netrado, tal vez exageradamente, del espíritu individualista del Código de Procedi-
en la disponibilidad de los derechos involucrados (ARAzI, Elementos de derecho procesal. mientos Civiles" (El principio dispositivo en el proceso moderno, en "Revista de Derecho
Parte general, p. 137). Este sistema no funciona en estado "puro", sino que se ve atenua- Procesal", nº 2, p. 11, citado por PEYRANO, El proceso civil, nota 21, ps. 74y75). Nosotros
do por las posibilidades de injerencia oficiosa que la ley otorga al órgano judicial (véan- agregamos dos circunstancias de la realidad forense que sirven para entender cabal-
se notas 17y18). mente el fenómeno: una, las causas son "llevadas" y sus resoluciones proyectadas (por
16 Cfr. PODE'ITI,Derecho procesal civil, co1nercial y laboral, t. II, ''Tratado de los ac- lo me~os, las providencias simples y varias sentencias interlocutorias, que entre ambas
cons.t~t~yen la mayoría de las resoluciones de un expediente), por empleados sin la for-
tos procesales", ps. 192 y 387. La dirección del proceso ... está implícita en todas las eta-
pas de aquél para asegurar una más rápida y mejor justicia (CNCiv., Sala H, 17/4/97,
mac1onJurídica del juez, incapaces de advertir la posibilidad del ejercicio oficioso, falla
LL, 1997-E-340). Art. 50, RJN: "Sin resolución del tribunal pertinente 110 podrá devol- pocas veces corregida por el órgano judicial debido al precario control posterior que ejer-
verse por secretar[a ningún escrito, aunque adoleciera de cualquier defecto de forma o la ce sobre aquella tarea proyectara; otra, agravante de la anterior, la excesiva cantidad de
petición fuera irnprocedente". causas que tramitan en cada tribunal. Véase sobre el temainfi·a, § 15.
34 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 35

Pensemos en cualquier expediente y veremos una sucesión de pie- De las ideas expuestas en los puntos anteriores concluimos, para-
zas escritas en las cuales las partes-o, en su caso, terceros-pide n fraseando a PEYRANO, que las presentacione s de parte son el soplo de
o afirman algo al juez y éste o los funcionarios subordinados habilita- vida que permite el nacimiento y desarrollo de una causa.
dos "responden" dictando resoluciones. En cambio, encontraremo s Por eso serán el punto de partida de su estructura, que a continua-
pocas -o ninguna- resoluciones oficiosas. ción esbozamos.
Casi todo lo que el justiciable persiga obtener-el efecto que bus- Dijimos ya que el cúmulo de peticiones y afirmaciones (presenta-
que producir- en el seno de una causa, desde lo primordial (v. gr., ciones de parte), principales y accesorias, que se hace al tribunal en el
que se condene a quien no cumple una obligación), hasta lo secunda- seno de una causa, son cada una resueltas por el Oficio (resoluciónju-
rio (v. gr., se exima ala parte de acompañar copias para traslado), se dicial) luego de seguido un camino (procedimiento).
consigue por intermedio del órgano judicial que así lo resuelva, más Hay presentacione s de parte que se resuelven por un método sen-
previo requerimiento del interesado. "Pídalo por escrito" es un ver- cillo, directo: el justiciable persigue un efecto que será consagrado o
dadero latiguillo de los empleados judiciales. La regla <memo iudex rechazado inmediatamen te por el tribunal. El órgano judicial decide
sine actore» se lleva así, de hecho y excesivamente, hasta sus últimas "sin más trámite''. Este es un procedimiento simple, porque se com-
consecuencias en la vida diaria tribunalicia. pone sólo de dos actos: la postulación y la inmediata resolución; por
Luego, dictada una resolución, ineludiblemen te será notificada a eso lo llamaremos actuación simple o bipartita o bipolar. 1
todas las partes de la causa, y eventualment e a terceros, por alguna Otras presentacione s, en cambio, persiguen un efecto que necesi-
de las formas previstas en la legislación ritual. En la mayoría de los ta andarun camino más largo antes de que el juez se pronuncie sobre
casos quedará de ello constancia en el expediente (v. gr., una cédula, su procedencia- es decir, para ser acogido o no-, itinerario éste for-
una nota), no así en el caso de la notificación automática, que opera mado por más de dos actos: el juez sentencia "previa substanciación''.
por el solo advenimiento del día de nota. A este procedimiento lo llamaremos instancia. /
Estos elementos (presentación, resolución, notificación) son, por su
importancia y omnipresencia, la piedra angular de la estructura y di- Presentación - Resolución (actuación simple, o bipartita o bipolar)
námica procedimentales. A ellos nos dedicaremos en esta obra, y de- Presentación -. Resolución (instancia)
jaremos de lado lo atinente ala actividad de los sujetos del proceso que
no sean de tal carácter postulante, resolutorio y notificador. La causajudicial se presenta entonces como un sistema binario de
proc~dimientos, es decir, integrada solamente por dos elementos o
b- Organización a partir del bino1nio subsistemas: instancias y actuaciones simples. La actuación simple
presentación· resolución es, a su vez, un subprocedimie nto de la instancia· dicho de otra for-
ma, la instancia se compone de varias actuaciones'simples.
Sin perder de vista la trascendencia del elemento notificación (im- Ahondemos en estas categorías.
portancia ésta derivada de la función que cumple, así como de su
constante presencia detrás de cada resolución) lo dejaremos por un 1- Instancia
momento de lado, para centrar nuestra atención en los otros dos com-
ponentes de la trilogía, la presentación de parte y la resolución judi- Si bien todos los actos de una causa están relacionados de alguna
cial. Esta especial consideración por la dupla se debe a que es ella la manera, se puede observar una primera gran división, en agrupacio-
que organiza la causajudicial, le da su fisonomía, define su estructu- nes que tienen como factor inicial y aglutinante una postulación que,
ra, sin perjuicio de que el factor notificación se acople en el lugar y/o P;:::a ser resuelta por el órg~no judicial, debe seguir un trámite com-
momento correspondientes. p JO, es decir, una secuencia compuesta por varios actos -más de
36 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 37

dos-. Estos amplios sectores, tramos o dimensiones de la causa, son La presentación generadora de la instancia -escrito al que lla-
las instancias 19. maremos demanda (en sus variantes principal, incidental y recursi-
El procedimiento de la instancia es una secuencia o encadena- va, según se verá más abajo) 22- , tiene dos postulaciones, es decir,
miento de actuaciones simples, donde cada una es consecuencia de la persigue dos efectos, uno mediato y otro inmediato.
anterior y factor de la siguiente. Normalmente, la instancia finaliza El primero se refiere a un asunto de envergadura, el cual es intro-
con una sentencia definitiva o con una interlocutoria (arts. 161, 163 ducido en la causa por medio de una postulación denominadaunáni-
y 164, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), la cual se pronuncia sobre memente pretensión.
el mérito, fondo o procedencia de la pretensión (efecto mediato perse- Esta naturaleza e importancia del tema impone al tribunal mayor
guido por el litigante) 2º. recaudo antes de decidirlo, y lleva a que se dé intervención, se conce-

·-·
da la posibilidad de ser escuchados, a todos los que pueden verse al-
canzados por la sentencia, injerencia ésta que se promueve con el


~ ~ ~

dictado de la providencia simple que ordena "traslado" de la preten-


D s -( sión (para "traslado", véase infra, § 11, b); y en algunos supuestos

Actuación simp!e
'' tambien se les posibilita ofrecer y producir prueba sobre el tema a
~
juzgar. De esta manera, el magistrado contará con más elementos
• Presentación de parte para resolver mejor, y los sujetos involucrados en la cuestión habrán

D
Resolución judicial
Demanda
¡- tenido "su día en el tribunal".
El otro efecto buscado con la presentación generadora de este pro-
s Sentencia cedimiento (segunda postulación de la demanda) es que el tribunal
admita 23 que se introduzca a debate y juzgamiento la cuestión obje-
to de la pretensión. La decisión sobre este mero pedido-que si no es-
La profusión de actos de la instancia es el rasgo que fija dos impor- tá expresado en la demanda se entiende implícito en ella- no se di-
tantes diferencias con la actuación simple, a saber: en las condiciones
fijadas por la ley la instancia puedecaducar(arts. 310y ss., CPcc-Na-
ción y CPCC-Prov. Bs.As.), y al implicar una importante y prolongada costas distintas de las de la instancia en que se producen; pero, en el excepcional caso en
tarea del abogado en su tramitación, y producirse muchas veces gas- que la actuación simple se configure fuera de una instancia, v. gr., las independientes
tos para su desarrollo (v. gr., pago de la tasa de justicia, inscripción de (véase infra, 2, I), entonces sí generan costas.
medidas cautelares, pericias, etcétera), genera~ (arts. 68, 69, 22
Las denominaciones demanda principal e incidental coinciden con las usadas
161, inc. 3º, 163, inc. 8º, y 164, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.; 7º, por 1a doctrina y la jurisprudencia para estos supuestos. No sucede lo mismo con deman-
14, 33, ley 21.839; 21, 31, 47, ley 8904, provinciaBuenosAires) 21 . da recursiva, pues a los casos que incluimos en esta categoría se los designa comúnmen-
te expresión de agravios o memorial o fundamentación de recurso. Estamos de acuerdo
con la terminología general, y de hecho la usaremos en más de una oportunidad. Mas eso
no empece a que también pueda incluirse a esas piezas procesales dentro de la categoría
de1nanda. En este sentido, FENOCHIETTO y ARA.zr, citando a CHIOVENDA y a CARNELU'ITI,
19 La relación que existe entre el proceso y la instancia es la misma que entre el to-
afirman que la expresión de agravios "tiene la trascendencia de una demanda destina-
do y la parte (CNCiv., Sala D, 29/9/97 ,LL, 1998·B-457). da a abrir la segunda instancia ... la doctrina la denomina demanda de impugnación"
20 Parajuicio de 1nérito, véase infra, § 16, a), 2. (Código Procesal Civil y Co1nercial de la Nación. Comentado, anotado y concordado, t.
21 LouTAYF RANEA, Condena en costas en el proceso civil, ps. 274, 351 y 352. El al- II, p. 940).
23
cance de lo afirmado en el texto es el siguiente: las actuaciones bipartitas no originan Parajuicio de admisión véase infra, § 16, a), l.
38 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 39

· lata en el tiempo, sino que se produce inmediatamente, es decir, da- zación de daños, de cobro de sumas de dinero. En general, se corres-
rá lugar a una actuación simple. ponde con la llamada acción principal, es decir, con cualquier postu-
Entonces, la demanda origina una instancia que terminará, en su lación que inicie un proceso, (arts. 319 a 322, 330 y eones., CPcc-Na-
modo normal, con una sentencia interlocutoria o definitiva, según el ción y CPCC-Prov. Es. As.). Finaliza normalmente con la denominada
caso 24 ; pero a la vez genera una actuación simple (normalmente la sentencia definitiva de primera instancia (arts. 163 y eones., CPCC-
primera que compone la instancia), la cual se int.egra, salvo supues- Nación y CPCC-Prov. Es. As.).
tos excepcionales (véase infra, 2), con una providencia simple. Sus actos fundamentales tienden a plantear, probar y decidir la
Veamos esta dualidad de requerimientos de la parte reflejada en pretensión del actor y la oposición del demandado (véase infra, 3, I).
el petitorio de una demandaprincipal, donde sus puntos 1y2 son me- Es el procedimiento "madre", el "tronco" del cual se desprenderán
ros pedidos que generarán la providencia simple conocida como pri- luego otras "ramas" de la causa, la "gran vía" o "avenida" por la cual
mer despacho, quedando así configurada la inicial actuación simple transitan los litigantes, sin perjuicio de que eventualmente también

--
de la causa, y el punto 3 es la pretensión de desalojo que motivará la lo hagan por otras "calles" que nacen en aquélla.
instancia y el mediato dictado de la sentencia definitiva que dirima
el conflicto:
... a V:S. pido: D
- - - - _. -----------· S
l. Me tenga por presentado, parte y constituido el domicilio.
Actuación simple
2. Corra traslado de la demanda, por el plazo y apercibimiento
• Demanda
de ley. ':
·~ • Sentencia
3. Oportunamente se haga lugar a la demanda, condenándose
al demandado a desocupar el inmueble, bajo apercibimien- .~-­
to de lanzamiento. ~
II -Inci<kntal
La instancia puede ser principal, incidental, o recursiva. Los arts.
315 del CPCC-Nación y del CPCC-Prov. Es. As. confirman estas catego- Es el procedimiento seguido para decidir una pretensión inciden-
rías al sostener que la caducidad de instancia puede ser pedida por el tal; por ejemplo, la de nulidad de un acto procesal, acumulación de
demandado, por el contrario de quien hubiese deducido incidente, y procesos, recusación con expresión de causa.
en el recurso por la parte recunida. Incidente o artículo -<:orno también se lo llama- es toda "cues-
Las instancias principal e incidental son originales, pues· deciden t~ón accesoria que sobreviene o se forma en el curso de la acción prin-
una cuestión por primera vez; la recursiva es derivada, porque el nue- cipal", cuestión de "importancia y significación" que lleve a que sea
vo juzgamiento procede de uno anterior. Diremos algo más de ellas. sustanciada por los trámites de la ley adjetiva25; es decir, es un asun-
to que posea "cierta envergadura", que necesita ser resuelto median-
I -Principal te una sentencia interlocutoria 26, y que se suscita "durante el trans-
Es el procedimiento para sentenciar por primera vez una preten- curso del proceso'', y guarda alguna conexión con cualquiera de los
sión principal; v. gr., pretensión de desalojo, de divorcio, de indemni-

25
24 CNCiv., Sala C, 30/4192,JA, 1993-11-404.
Hay modos anormales de terminación 9.e las instancias. Véanse arts. 304 a 318 26
del CPCC-Nación y del CPCC-Prou. Bs.As. CNCiv., Sala F, 13/11!84, JA, 1985-11-459, síntesis.
40 Eduardo A. Diaz
Actuación del abogado en una causa judicial 41
elementos que lo integran, es decir, con los sujetos, con el objeto o con
las dimensiones de lugar, tiempo y forma en que se escinde la activi- El incidente puede ser suspensivo o no suspensivo de la instancia
dad procesal 27 . principal. La regla es que los incidentes no suspenderán la prosecu-
Es esta conexión con la cuestión principal la que fundamenta la ción del proceso principal, a menos que el Código disponga lo contra-
competencia del juez que ha de conocer en el incidente (arts. 6º, inc. rio o así lo resolviere el juez cuando lo considere indispensable por la
lº, CPCC-Nación yCPCC-Prou. Bs.As.). ~.'.
6'
---
naturaleza de la cuestión planteada (arts. 176, CPCC-Nación y CPCC-
Prou. Bs. A& )31 . Cuidado, entonces, cuando se trata de incidentes no
El procediniiento de los incidentes, en general, está previsto en los· ¡
arts. 175a187 y eones. del CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs. As; pero al- suspensivos, pues en tal caso habrá dos procedimientos (principal e

~
~- incidental) tramitando contemporáneamente, a los cuales deberá el
gunos están sometidos a un procedimiento especial, v. gr., rmlidad de
actos procesales (arts. 169 y ss., CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), profesional prestarles atención al wúsono32.
inhibitoria (arts. 8º y ss., CPcc-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.). Se ha-
bla entonces de incidentes genéricos o comunes y autónomos, respec- •,.:
-

tivamente.
mi tes en los in.cidentes ... en los cuales se sigue el proceso lógico-jurídico de todo juicio
S.e inicia con una demanda incidental 28 , y normalmente termina o sea los períodos de alegación, prueba y sentencia --del voto del doctor Barraquer~
con una sentencia interlocutoria que se pronuncia sobre el mérito de (Cáms. Civs. Cap., en pleno, 28/5/48, LL, 50-800).
la cuestión incidental. 31
Al igual que sucede con la instancia principal, los actos fundamen- Incidente suspensivo típico es el de caducidad de instancia, o el de nulidad del
tales de ésta tienden a plantear, probar y decidir la pretensión inci- trcu;lado '!-:
l~de_~nda. No obstante lo expresado en el art. 176 del ritual, exigiendo una
de_clarac1onJudic1al de ~uspe~sión del procedimiento principal, en casos como los ejem-
dental del actor incidentista y la oposición a ella del demandado inci- phfi~dos no es necesaria-ni us~al~ente ~e dicta-una.resolución en tal sentido, pues
dentista (véase infra, 3, I). s~ entiende ~ue la natur~leza del incidente impone por sí misma la suspensión del prin-
El procedimiento incidental constituye una verdadera instancia cipal, pero s1 el_letrado tiene dudas acerca del alcance del incidente, debe pedir al juez
que se pronuncie sobre el punto. Véase próxima nota.
autónoma de la principal y susceptible, por ende, de extinguirse por
Por ejemp~o, ~l incidente de beneficio de litigar sin gcu;tos interpuesto en el escri-
32
vía de caducidad 29 . Es un "pequeño juicio" dentro del "granjuicio" 3º.
to ~e demanda princ~pal generó distintos criterios sobre los efectos que producía en re-
l~ción con la ~uspensión del proceso principal. El texto del art. 83 del Código adjetivo na-
c~onal, antenor a la reforma de la ley 25.488, decía: ''El trámite para obtener el benefi·
cio no ~~spenderá el procedimiento, salvo que se pidiere en el escrito de demanda". La
27 CNCiv., Sala E, 15/10/84, JA, 1985-II-459, síntesis. Son más frecuentes, obser- expresion no era clara: ¿qué es lo que se debía pedir en la demanda, el beneficio de liti-
va López Moreno, las incidencias que se refieren al procedimiento, que las- tocantes al g~: 0 que se suspe?diera el procedimiento? La redacción era ambigua, daba para cual-
fondo de los negocios ... En efecto, los incidentes relacionados con la validez del procedi- q iera_de las dos interpretaciones. El actual texto del artículo solucionó el problema
miento -por ejemplo, la nulidad de actuaciones judiciales, la oposición verbal o escrita pues d~ce: "E~ ~rámite para obtener el beneficio no suspenderá el procedimiento, salv~
durante la práctica de las pruebas, etcétera-, son los más numerosos de nuestra tarea fuU: 1
asi se sohc1t~ al mo~~ito_ de su ~n~erposición". En el régimen bonaerense, cuyo ac-
judicial y que hacen, muchas veces, interminables losjuicios-deluoto del doctor Barra- te ~:t. 83 del ritual.es 1denhco al viejo art. 83 del Código nacional, la cuestión subsis-
quero-(Cáms. Civs. Cap., en pleno, 28/5/48, LL, 50-800). 'Yd Yque t~ner cuidado con ello, pues una errónea exégesis puede terminar en la ca·
d uc1 addelam ta . . . 1E .
2.8 Art. 178 del CPcc-Nación: "El escrito en que se planteare el incidente deberá ser
los tribun s _nc~a pnncipa · s divergente la interpretación que del tema hacen
te t d. ales provinciale~; así, por un lado, se ha dicho que por regla general los trámi·
fundacW clara y concretamente en los hechos y en el derecho, ofreciéndose en él toda la
prueba". En sentido análogo, art. 178, CPcc-Prov. Bs.As.
pr~c=~· i~ntes a_ la o~tenc1ón del bene_ficio de litigar sin gastos no son suspensivos del
vil, es ~:~ento sino solo en el :aso p:eVIsto ~n el art. 83, último párrafo del Cód. Proc. Ci-
29 CNCom., Sala C, 18/10188,ED, 132-149. Cfr. arts. 310 y 315 del CPCC-Nación y d . c~r, cuando ~l beneficio se pida conjuntamente con la interposición de la deman-
CPCc-Prov. Bs.As. te~J:;o si el be~e~c10 e~ c~estión s_e ha pl_anteado por incidente aparte, corresponde en-
ao El incidente comporta un nuevo juicio dentro del juicio principal y, por lo tanto, im que el tranute pnnc1pal deb1a continuar su curso mediante los actos idóneos para
ambos deben seguirse por un mismo procedimiento, salvo la mayor brevedad de los trá- 83 2g~ 1~a;l.o (Cám. 2" Apel. Civ. YCom. La Plata, Sala II, 2916195, www.scba.gou.ar/juba
), en sentido opuesto, se sostiene que si en la demanda el accionan te se limitó~
Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudi cial
42 43

tal, como ser la recusación con expresión de causa("... se formará in-


Incidente no suspensivo
cidente que tramitará por expediente separado", art. 23, CPcc-Na-

·----·
DI SI
----------·
DI SI

SD
ción), nulidad de actos procesales ("Se entenderá que media consen-
timiento tácito cuando no se promoviere incidente de nulidad ... '', art.
170, CPcc-Nación); acumulación de procesos ("El incidente podrá
1 DP plantearse ante el juez ... ", art. 191, CPcc-Nación), redargución de
Instancia principal falsedad de instrumento público ("... tramitará por incidente ... ",
Instancia incidental art. 395, CPCC-Nación), etcétera. Sin embargo, la mayor parte de los
DP Demanda principal
Senlencia definitiva
incidentes no cuentan con dicha enunciación legal, razón por la cual
SD
DI Demanda incidental deberá el letrado advertir su presencia sin la ayuda de la terminolo-
SI Sen!encia interlocutoria gía del Código. Doctrina y jurisprudencia han elaborado un verdade-
ro catálogo de situaciones que se consideran incidentes, que convie-
ne conocer. Sólo a título indicativo recordamos como tales, amén de
lncidenle suspensivo los que ya mencionamos, al pedido de medidas cautelares, de medi-

.__ ---------·
DP
, ___,
DI SI


SD
das preliminares, beneficio de litigar sin gastos, citación de evicción,
oposición a una medida de prueba, actualización de cuota alimenta-
ria, citación de tercero, levantamiento de embargo sin terceria, acu-
se de negligencia en la producción de una prueba, impugnación por
falsedad de un informe, impugnación de liquidación, cuestión de com-
Instancia principal
Instancia incidental
petencia plantada por vía de inhibitoria, excepciones que puede opo-
DP Demanda principal ner el actor al demandado, daños y peijuicios ocasionados por la tra-
SD Sentencia definitiva ba de medida cautelar, cuestionamiento a la idoneidad del testigo. La
Demanda incidental
DI
Sentencia interlocutoria
oposición de excepciones previas genera opiniones encontradas, pe-
SI
ro parece primar la que considera que no es un incidente sino parte
integrante de la instancia principal33. Como criterio residual, se
puede decir que la existencia de un "traslado" ante una presentación
Identificar una cuestión como incidental puede no ser o r~sultar . de parte, que no sea de los traslados previstos para los actos de la ins-
claro para el joven profesional. En algunos casos, la ley la califica de tancia principal, puede ser el indicio de que estamos ante uninciden-
te34. Para el alcance del traslado, véase infra, § 11, b), l.

..
di l beneficio de litigar sin gastos sin solicitar la suspensión del proceso pnnc1pa l '
pe r e l . e la instancia se mantuvo abierta en todo momento y, por lo tanto, so- J.3 En general, véase lTURBIDE, en Código Procesal Civil y ComercUzl de la Nación.
debe conc u1rs_equ d im ulsar la tramitación hacia su destino final, que no es
breaquélpe sabalacarg a e P b /' b B23737) Recordamoselca· C~ncordado con los códigos provinciales. Análisis doctrinal y juri.sprudencial, Elena l.
otro que lasente~cia (SC~A, 4/G/g~;:a~t:i~-~~~i~rJ:d:fios y perj~icios dedujo el be- Highton-Be atrizA.Areá n (dirs.), t. 3, ps. 734 a 804.
34
~~~~i:!ºi:e~e::!~~ ~:~~~i~:~~ se dedicó aimp~lsa~l,o si~n~~~~:l::;::~í~o~ ~~:: . "Así, la oposición al agregado de la documentación acompañada constituye un in-
cidente en los términos del art.175 del Cód. Procesal, sin que resulte necesario que eljuez
tancia principal, en la intelige?cia quedaquell~~e d~cl~~~~~dada se decretó la cadu- lo califique como tal, pues basta para ello que ordene correr traslado a la contraria de esa
dimiento. Grande fue la desazon cuan o, a pe o • oposición" -ITURBTDE, en Código Procesal Civil y ComercUzl de la Nación. Concordado
., , .• _ ,_ ; __ ~ ___ ;,.. ..... " .. r.,,11-., ,.t., imn11l!';n_
44 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 45

Dentro de un incidente puede generarse otro, v. gr., incidente de Los actos del incidente pueden producirse en el expediente princi-
caducidad de instancia del incidente de caducidad de instancia (art. pal 0 en uno aparte (véase infra, § 4), sin que por ello dejen de perte-
310, inc. 4º, CPCC-Nación), pero las cuestiones que surgieren en el necer a la misma y úníca causa judicial.·
curso de un incidente y que no tuvieren entidad suficiente para cons-
tituir otro autónomo (simples incidencias, véase próximo párrafo) se
decidirán en la interlocutoria que lo resuelva (arts. 184, CPCC-Na- JI! -Recursiva

ción y CPcc-Prou. Bs. As.) 35 . . El recurso es el instituto procesal propio para impugnar resolucio-
Se menciona como una especie de incidente al denommado mera nes judiciales. Por su importancia será tratado con mayor extensión
incidencia, simple incidente, o mini o subincidente, cuestión que por en el Capítulo VI, mas anticipamos en este punto unas pocas ideas
su extrema simplicidad no requiere sustanciación 36 , o a lo s=,o
cesita un simple traslado; se trata de asunto de escasa extens10n, sm
n:- pertinentes.
Su estructura se compone, básicamente, de cinco fases o actos: in-
complejidad, y carente de significación económica, por ejemplo, el terposición, juicio de admisión, fundamentación, contestación, y jui-
acuse de una negligencia de prueba 37, o la oposición ala apertura a cio de procedencia.
prueba de una excepción interpuesta en proceso ejecutivo 38: . . . En algunos casos, el uso de un recurso no genera una instancia, si-
No debe confundirse el concepto de incidente con el de1uicw inci- no tan sólo una actuación simple. Ello ocurre cuando en una sola pre-
dental. Este es un proceso principal que tramita por sus propias nor- sentación de parte se acunmlan la interposición y la fundamenta-
mas (v. gr., ordinario, sumarísimo, especial), que es incidental en
sentido que se vincula co1.1 otro principal, pero, no~~ una contro_versia
:1 ción, y dicha presentación se resuelve directamente, sin traslado
previo. En esta oportunidad, el tribunalllevaa cabo, en un mismo ac-
accesoria que puede suscitarse en el curso de este . Es unJUlClO mc1- to, en una única resolución, el juicio de admisión y el de procedencia.
dental el de alimentos, por su conexidad con el juicio de divorcio (~ts. La aclaratoria, la queja, y la reposición sin sustanciación (arts. 240,
6º, inc. 3º, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), o una tercería o la ejecu- párr. 2º, CPcc-Nación y CPcc-Prou. Bs.As.), son las categorías que
ción de sentencia (arts. 6º, inc.1º, CPcc-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.). entran en esta hipótesis.

Sin embargo, en los supuestos de apelación y de reposición sustan-


con los códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencial,EI ena I. Highton -Bea- ciada (arts. 240, párr.1 º, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), aquellas
triz A. Areán (dirs.), t. 3, p. 737-. etapas del recurso se escinden, motivando una secuencia de actos,
una sucesión de actuaciones simples:
35 Del texto del art.184del CPcc-Prov. Bs.As., que dice: "Las cuestiones que surgie-
ren en el curso de los incidentes se decidirán en la interlocutoria que los resuelva", po?-i·í~ Interposición ~ Juicio de admisión
desprenderse una consecuencia distinta a la de la norma nacional: no se admitirán 1nc1-
Fundamentació n ~ Traslado
dentes en los incidentes.Ayuda a esta interpretación limitativa la norma del art. 310 del
Código provincial, que, a diferencia del nacional, no prevé la caducidad del .incidente de Contestación ~ Por contestado
caducidad. En contra de esta interpretación, Cám.Apel. Civ. y Com. San Isidro, Sala !l, Se resuelva -7 Juicio de procedencia
16/12104, www.scba.gov.arljuba, B 1751175; ídem, Sala!, 28111/89, www.scba.gou.ar/¡u- ¡::_
ba, Bl 700363.
36 CNCom., SalaB, 2417/84,JA, 1985-Il-460, síntesis.
. En
lil t estos
. dos casos nos encontramos, entonces , con una verdadera
37 Cáms. Civs. Cap., en pleno, 28/5/48, LL, 50-800.
di s anc1a, susceptible de caducar.. Son bien,claros al respecto los có-
38 Cám. Apel. Civ. y Com. Pergamino, 30/3/00, www.scba.gou.ar/juba, B2801006. l gos procesales cuando, al menc10nar qlllenes pueden pedir la de-
39 CNCiv.,SalaE, 9/3/92, "Borrajo,JuanJ. c. Domínguez,Marta ",JA, 1993-IV-135, ~ _ara?,ión de caducidad, esta~lecen "en los recursos, por la parte recu-
síntesis. 1 ida (arts. 315, CPCC-Nacwn y CPcc-Prov. Bs.As.).
46 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 47
modan dentro de la estructura presentación-resolución de la instan-

I· 1 2 3
cia más amplia, por conteniélo y duración, que la propia.
Esta especie es un subprocedimiento que se origina en una pre-
sentación de parte cuya finalidad es inmediata y consiste, en líneas ge-
Actuación simple
1 Interposición -Concesión
nerales, en abrir la instancia, (v. gr., "se admita la demanda y se corra
2 Fundamen!ación-Trasiado traslado de ella"), instruirla (v. gr., "o.frezco prueba"), impulsar!¡¡, (v.
3 Contestación- Por contestado gr., "se reitere la notificación bajo responsabilidad de esta parte"),
4 Se resuelva -Senlencia
acondicionarla, (v. gr., "solicito se reserve la documentación en Secre-
taría"), y hasta finalizarla, (v. gr., "desisto del derecho").
En este caso, la postulación o afirmación se resuelve, a diferencia

----------·
DI SI
.. DR SI.2
·············•
DR
·---
SD.2
·•
de lo que sucede con la pretensión generadora de instancia, inmedia-
tamente y por un trámite sencillo, integrado este último por una se-
cuencia de actos simples (sólo dos): la presentación partidaria y la di-
---~~~~~~~~~~~~~~~-•

DP SD
recta providencia del órgano judicial.
Alas postulaciones de las actuaciones simples las llamaremos, pa-
Instancia principal
ra diferenciarlas de las pretensiones, meramente pedido, petición o
Instancia incidenlal solicitud. El tipo de resolución que las despacha 40 es, por excelencia,
Instancia recursiva {apelación conlra sentencia) la providencia simple (arts. 160, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.).
SD Demanda principal
DP Sentenciadefin~iva
Sin embargo hay casos, los menos, en los cuales la actuación se cierra
01 Demanda incidental con una interlocutoria, como ser, un pedido de admisión de demanda
sr Sen!encia inlerlocutoria que es rechazado in limine, o una petición de que se regulen honora-
DR Demanda recursiva rios al profesional que se resuelve fuera de la sentencia definitiva, en
sr.2 Sen!encia interlocutoria de segunda instancia
so.2 Sentencia definitiva de segunda instancia
una resolución aparte41.

Al igual que los incidentes, los actos de algunos recursos se produ-


cen en el expediente principal, y los de otros en expediente aparte 40
En el lenguaje tribunalicio, la palabra "despacho" se usa para significar el dicta-
(véase infra, § 4), pero eso no les quita el pertenecer a la misma cau- do de providencias simples o "de trámite", como también se las Hama.Así, una presen-
~ción simple "se despacha'', mientras que una pretensión principal, incidental o recur-
sa judicial. siva "se sentencia" o "se resuelve'!. La expresión "despacho del día" alcanza al conjunto
d~ providencias simples que dicta el tribunal en la jornada. Guía pa.ra el despacho judi-
2-Actuación simple Clal de trámite es el nombre de una obra clásica sobre contenidos y modelos de este tipo
de resolución, de D'ALESSIO. Los arts. 38 bis y ter del CPCc-Nación mencionan al "jefe de
Dentro de las instancias, los varios actos que la conforman se sub- despacho".
4
agrupan de a dos, considerándoselos actuaciones simples (a las que . ~ Una opinión, a la que adherimos, ve en estos casos y en otros similares, senten-
también llamamos bipolares o bipartitas). cias _interlocutorias más que providencias simples. Se apoyan para ello en diferenciar
los tipos de resoluciones judiciales, no sólo por el requisito legal de que exista o no sus-
Cualquier expediente nos mostrará un devenir de escritos segui: · tanciación (traslado) del pedido que origina la resolución (arts. 160 y 161, CPCC-Nación
dos, cada uno de ellos, de la respectiva resolución: esto no es.más m YCPc~-Prou. Bs.As.), sino también por la naturaleza o importancia del tema sobre el que
menos que una continuidad de actuaciones bipartitas. Estas se aco- se expide la resolución. Véaseinfra, § 18, b), 2.
48 Eduardo A Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 49

Refiriéndose a la emisión de proV:idencias simples, CARLI descri- Ahora bien, en el procedimiento descripto podrían además suce-
bió perfectamente nuestras actuaciones bipartitas al afirmar que der estas otras actuaciones, de carácter no esencial, y que, por lo tan-
"... frente a la petición de la parte, eljuez resuelve sin ninguna otra to, no serán sino que tan sólo estarán en la instancia:
intervención ni substanciación; analiza únicamente la fundabilidad
de la petición y, en caso de coincidencia de la petición con la norma le- Solicitud de reserva del expediente (pp] . No ha lugar (r]
Constitución de nuevo domicilio procesal (pp] - Por constituido (r]
gal, emite la orden o mandato" 42 .
Cambio de letrado patrocinante (pp] -Téngase presente [r]

I - Dependiente e independiente
de una instancia

Casi todas las actuaciones bipolares son dependientes de una ins-


tancia, es decir, tienen su lugar en ella, de dos modos posibles. Uno,
componiéndola de manera esencial, es decir, que hacen a su natura-
Ac!uación simple que es instancia
leza; otro, integrándola de manera accesoria. Mientras que las pri-
meras son instancia, las segundas están en la instancia. ••
Las actuaciones simples que son instancia se refieren directa- / Ac!uación simple que está en la instancia

mente al objeto de ésta o la impelen hacia la decisión final; por eso


?_
CJ Instancia

forman su esencia. Se corresponden en general con los actos que más


adelante denominamos fundamentales e impulsivos (véase infra, 3,
Iy 3, II, 1).
Las que están en la instancia no persiguen ninguno de estos dos Como se aprecia en el gráfico, las actuaciones no esenciales no con-
efectos primordiales, sino algún otro a propósito de la instancia, coin- figuran el encadenamiento natural de la instancia razón por la cual
cidente con el de los actos acondicionadores (véase infra, 3, II, 1). Se están en ella pero no son ella. '
anexan a la instancia como un apéndice, la integran por accesión. La distin_ció'.1 entre una y otra clase importa, pues, que sólo las que
Amodo de ejemplo, describimos una secuencia posible de actuacio- son mstancia tienen la Virtud de impulsarla, haciéndola avanzar ha-
nes simples esenciales de la instancia principal de un juicio ejecuti- ?ia su terminación natural-la sentencia-, teniendo así el efecto de
vo (arts. 531 y ss., CPcc-Nación; 529 y ss., CPcc-Prov. Bs.As.): 1,nt?rrumpir el plazo de caducidad, el cual corre "desde la fecha de la
ultima petición de las partes o resolución o actuación del J. uez secre-
l. Demanda ejecutiva (presentación de parte [pp]) - orden de intimar de tar,, 10 u ofi'l · '
cia primero, que tenga por efecto impulsar el procedimien·
pago y embargar (resolución judicial [r])
to (conf. arts. 311, CPCC-Nación y CPcc-Prou. Bs.As.).
2. Oposición de excepciones [pp] -providencia "traslado" [r]
Además de las dependientes existen, en mucha menor medida ac-
3. Respuesta alas excepciones [pp] -providencia "contestado el traslado" (r) tuaciones bipartitas independientes, esto es, aquellas que no se ~bi­
4. Se dicte sentencia (pp] - sentencia de remate (r) can en mstancia alguna.
Pertenece a esta clase la que aparece, por ejemplo cuando al actor
le rechazan in limine la demanda (arts. 337, CPcc-Ndciów 336 CPCC·
Prou: Bs..As" ). Est ama · 'b·1·
. dm1s1 · · la no apertura
1 1dad 1mphca ' de ' la ins-
tancia prmc1pal, a la vez que tampoco hay instancia incidental ni re-
42 CARLC,Derecho procesal, p. 344. cursiva. Por ende, esta actuación "demanda-rechazo" tiene vida pro-
iGNACIO SANZ
ABOGADO
C.PAC F. T' 64 F' 895

50 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 51

pia, no es ni está en_una instancia. En e~te supuesto no ~xis~e proceso 3-Actos procedimentales
ni instancia, pero s1 un procedimiento s1mple-actuac10n b1partita- En la contextura de la actuación simple está el componente bási-
seguido ante un juez del Poder Judicial, suficiente para que haya cau- co del procedimiento judicial, el acto individual, en sus dos princi-
sa judicial. . pales especies ya anticipadas: el postulante de la parte y el decisorio
También son independientes ciertas actuaciones posteriores a una del órgano.
sentencia definitiva firme, v. gr., inscripción de la sentencia, destra- N0 todas las presentaciones de parte persiguen la misma finalidad. ·
bar una medida cautelar, retirar documentación agregada oportuna- Teniendo en cuenta esta característica, las diferenciamos en funda-
mente, etcétera. mentales y accidentales; y a estas últimas encuasifundamentalesy de
trámite; a su vez, las de trámite, en impulsivas y acondicionadoras.
JI -Original y deriuada o recursiva Para las resoluciones judiciales mantendremos, por conveniencia
-·-~~ '.·. práctica, la tradicional distinción en providencia simple, sentencia
Tomando en cuenta las oportunidades en que un asunto se pone a
decisión del órgano judicial, y al igual de cómo sucede con las instan-
interlocutoria y sentencia definitiva (véase infra, § 18, b, 1). Ello sin
perjuicio de concederles la misma naturaleza fundamental o acciden-
cias encontramos actuaciones simples originales y derivadas o re-
' tal (en todas sus variantes) que daremos para el acto partidario.
cursivas.
Las originales corresponden ala primera vez que se decide una pe-
[-Actos fundamentales
tición: pido reserva del expediente y no se hace lugar, solicito se admi-
ta la interposición de una apelación y se deniega mi requerimiento. Los actos fundamentales son los establecidos en la ley como nor-
Las derivadas o recursivas implican una segunda chance u opor- males o necesarios para lograr la finalidad de dirimir a través del ór-
tunidad para el pedido, examinante de la resolución dictada en la an- gano jurisdiccional el conflicto causa de la instancia principal, inci-
terior actuación, siempre que este nuevo intento se formalice en una dental o recursiva.
actuación simple, es decir, no se abra una instancia. Entonces, úni- Con ellos se introduce la cuestión al debate, se la prueba, se alega
camente se presentará este supuesto derivado en la reposición no sobre las circunstancias de hecho y de derecho que la confonnan 44 .
sustanciada, v. gr., repongo la denegatoria de reserva del expediente Se refieren directa o indirectamente, "dicen algo" sobre el tema invo-
y el mismo juez, sin sustanciación, sin más trámite, revoca o mantie- lucrado en la instancia.
ne lo decidido (arts. 240, párr. 2º, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.); Están predispuestos con carácter permanente, es decir, fijos en un
en la queja por apelación denegada, v. gr., interpongo este recurso di- lugar o momento del procedimiento, pero puede ellitiganteno llevar-
rectamente ante el superior, quien sin sustanciar decide hacer lugar los a cabo. Así, la contestación a la demanda, el ofrecimiento de prue-
o no (arts. 283, párr. 3º, CPCC-Nación, y 276, CPcc-Prov. Bs.As.); y en ba, el alegato, etcétera, se disponen legalmente de antemano para
la aclaratoria, aunque ésta puede no relacionarse con otra actuación que la parte los realice en determinada oportunidad, pero pueden
simple anterior sino con una instancia, tal el supuesto de aclaratoria omitirse debido a que su producción no constituye una obligación, si-
contra la sentencia definitiva o una interlocutoria (arts. 166, ap. 2º, no una carga dellitigante (para carga véase infra, § 3, a).
CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As. )43 .

Guardan similitud con los actos que PODETI'I llama "de instrucción", tendien~es
44

43 En este caso, la doctrina y la jurisprudencia son contestes en que la naturale~a a ~reparar la decisión mediante la controversia y aportación del material de conoci-
de la resolución surgida a raíz de la aclaratoria será, si se hace lugar al recurso, la mis- miento(Derecho procesalciuil, comercial y laboral, t. I, "Tratado delos actos procesales",
ma de la aclarada, y si se rechaza, providencia simple. p.182).
l
52 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 53

Los actos de esta especie de la instancia originaria principal están· Existe un sinfín de circunstancias procesales o extraprocesales
contemplados en la Parte Especial de los códigos procesales de la Na- que necesitan tener acceso a la causa, y que no encuentran cabida en
ción y de la provincia de Buenos Aires, por especie de proceso: ordina- el estrecho marco de los actos fundamentales. Por ejemplo ante el
rio, sumario45, sumarísimo, ejecución de sentencia, ejecutivo, espe- fracaso de la notificación del traslado de la demanda porq~e el de-
ciales, sucesorio, voluntarios.Amodo de ejemplo citamos losdeljuicio mandado no vive en el domicilio denunciado por el actor, deberá éste
ordinario: demanda, reconvención, oposición de excepciones, y sus re(llizar alguna presentación que impulse el procedimiento, denun-
contestaciones, pedido de apertura a prueba (eventualmente de que . ciando nuevo domicilio, pidiendo se requieran informes a entes pú-
se declare la causa de puro derecho), ofrecimiento de los medios de blicos, o nueva notificación bajo responsabilidad, etcétera. Este acto
prueba, y los actos para producirla y alegato. de parte, fundado en una circunstancia extraprocesal --desconoci-
Los fundamentales, pertenecientes a la instancia originaria inci- miento del domicilio-, será uno accidental, y generará, como toda
dental y a las derivadas (recursivas), se plasman en la Parte General presentación de parte, una actuación bipartita de la misma especie.
de aquellos códigos. Son los de la incidental: demanda, su contesta- Otro caso: la parte designa nuevo letrado patrocinante por renuncia
ción, ofrecimiento de prueba, actos para producirla. De las recursi- del. anterior; esto es .un acontecimiento procesal (la renuncia del pro-
vas mencionamos sólo los de la apelación en relación con efecto inme- fes10nal en el expediente), el causante de aquella presentación nom-
diato, por ser el fenómeno mayoritario: interposición, fundamenta- brando abogado, verdadero acto accidental.
ción, respuesta al memorial. f_ Algunos de estos contenidos están previstos en las normas proce-
sales (v. gr., las peticiones delos arts.117 del Cpcc-Nación y del CPCC-
Il -Actos accidentales
''' Prov. Bs.As., el pedido de rebeldía); y otros no (v. gr., petición de noti-
ficación bajo responsabilidad).
Frente--o junto-a los actos fundamentales, que se presentan co-
'
mo indispensables, puesto que forman la estructura básica, mínima, '.
II.1-De trámite: impulsivo y acondicionador
de las instancias 46 , están los accidentales, no necesarios, pero sí pre- '
sentes de continuo en la realidad de la causa. Los actos de trámite impulsivo tienen por finalidad inmediata de-
1-.
Son accidentales, por exclusión, todos los que no sonfundamenta- sarrollar el procedimiento, impelerlo hacia la sentencia final. Tal el
les. A diferencia de los fundamentales -relativamente pocos, y de caso del pedido de que se corra un traslado omitido por el tribunal de
contenido más preciso referido a la cuestión "de fondo" debatida en la qu~ se ordene un medio probatorio no proveído oportunamente c~al­
instancia-, los accidentales abundan en el expediente y llevan varia- qm:!ª de las peticiones aludidas en el ejemplo anterior de la ~otifi­
cac1?n del traslado de la demanda; en general, de continuar la causa
dos temas, que pueden ser puramente diligenciales del procedimien-
to, como sucede con los actos de trámite, en sus variantes impulsivos sei:;un su ~stado. Si bien los actos fundamentales también impulsan
la mstancia, no es ese su norte inmediato, sino instruirla. .
y acondicionadores, u otros que, sin ser de trámite, tampoco llegan a
cumplir la función o no tienen la normalidad de los actos fundamen- ,. Los de trámite_acondicionador propenden a un mejor, correcto o re-
gularfunc10nam1ento de la instancia.Así, un pedido de reserva de do-
tales, los cuasifundamentales.
cumentación (acordada CSJN, 14/7/59), de préstamo del expediente
(arts.127, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.), de que se formen cua-
deri:os de prueba enjuicio ordinario (art. 380, CPcc-Nación), autori-
Hoy suprimido en el orden nacional, pero vigente en el provincial.
45
zac10n. a determinadas personas a consultar el expediente (art. 63
La condición de "indispensable" no se refiere a su efectiva realización por la par-
46
RJN): constitución de nuevo domicilio procesal (arts. 40 y 41, CPcc'.
te-quien, corno ya vimos, puede o no llevarla acabo-, sino a su previsión en eliterpro-
cedimental a fin de asegurar la vigencia de la garantía de defensa enjuicio del derecho
Nacwn YCPcc-Prov. Bs.As.), el nombramiento de nuevo abogado en-
tre tantos otros. '
sustancial o procesal hecho valer en la instancia.
54 EdU{lrdoA. Díaz Actuación del abogado en una causajud icial
55
II.2-CUas ifundame ntal
3. Actos individuales: presentación de parte y resolución judicial,
Los cuasifundamentales encierra n cuestiones que, por su impor- en sus variante s fundamental y accesorio, y este último de trá-
tancia y por los efectos que producen, no pueden catalogarse de mero mite impulsivo, de trámite acondicionador, cuasifundamental.
trámite, pero tampoco cumplen el papel de los fundamentales.
Damos como ejemplos el pedido de rebeldía (arts. 59, CPCc-Nación
· yCPCC-Prov.Bs.As.), de sanción conminatoria(arts. 37, CPcc-Nación ~_¿_ __ ¿_¿_~--· 1 l(;_¿_ __ ¿_¿_~--1
~ ¿_ __ ¿_¿_ ___ __:_¿_~ ____ ¿_~--1
y CPCC-Prov. Bs.As.), el de aclarato ria de la sentencia (arts. 166, inc.
2º, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), recusación del magistra do,
siempre que no genere incidente (arts. 14 y ss., CPCC-Nación y CPCC-
A

·-·
S l

Prov. Bs.As.) 41 . ~ Instancia principal

También entran en esta categorí a aquellos actos que no obstante ~ Instancia inciden!aJ
tener la fundame ntal virtud de poner fin ala instanci a, no son el me-
~ Instancia recurs'rva
dio normal previsto para ese fin. Tal el caso del desistim iento (arts.
Causa judicial
304 y 305, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), la transacc ión (arts. 1 1

308, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.), y la conciliación (ar'ts. 309, Ac1uaciones simples derivadas o recursivas
Cpcc-Nación yCPcc-Prov. Bs.As.).
No incluimos el allanam iento porque no evita la producción del ·-·
A S [
Actuación.simple ind eperrliente de la instancia
Actuación simple que es instancia
modo normal "sentencia"; tampoco el pedido de caducidad porque / Ac!uación simple que está en fa instancia
este acto configura una demand a, acto fundamental de la instanci a
incident al que se abre con su interposición. Sin perjuicio de reconocer que el acto procedimental, individual-
mente considerado, es la célula de la causa judicial, consideramos
,_ trascend ente la simbiosis presentación-resolución, toda vez que el
e- Gráfi,co <;le una causa estándar
procedimiento judicial no existe ni avanza si cada paso no es dado,
Hemos llegado hasta aquí describiendo las alternat ivas genéricas cada efecto buscado, por el justiciab le (presentación de parte, carga
usuales, de una causajud icial: procesal, vigencia del principio dispositivo), y acogido por el órgano
judicial -resolu ción judicial, deber jurisdiccional, juez director del
l. Procedimientos compuestos: instancias principal e incidental,
proceso-.
tanto originales como derivadas o recursivas (apelación y repo-
Si hiciésemos un corte en cualquier momento de la trama de la
sición sustanciada).
causa judicial, veríamos esta dupla así, íntimam ente relacionada,
2. Procedimientos simples: actuaciones bipartitas dependientes casi sin vida indepen diente un acto del otro. Por eso, el binomio pre-
de una instanci a, e independientes de ella. Desde otro ángulo, sentación-resolución será el patrón que utilizaremos de aquí en más.
originales y derivadas o recursivas (reposición no sustanci ada, En conclusión, la causa es un conjunto de actos procesales de pos-
queja, aclaratoria). tulación o afirmación (presentación de parte) y de decisión (resolu-
ción judicial), íntimam ente relacionados en procedimientos simples
(actuación bipartita), y en procedimientos compuestos (instancia).
Fue éste el aspecto estático de la causa,la enumeración de sus par-
47 Si la presentación en
que se recusa genera un incidente, no será entonces un ac- tes. Veamos a continuación su dinámica, cómo se mueve. Aquel motor
to cuasifundamental, sino el fundamental de1nanda del incidente promovido. proyectado en el plano, ahora funcionando.
56 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudi cial
57

-§3- la manera más justa y rápida posible, conflictos y situacione s incier-


DINA!t!ICA DE LA CAUSA JUDICIAL •o ji tas en general, a través de los pronuncia mientos de sus jueces.
---"'·---
Mientras las partes satisfacen su interés privado realizand o actos
Bajo este epígrafe analizaremos el movimiento de los procedimien- que, en su mayoría, constituy en cargas procesales, los tribunale s sa-
tos que integran la causa judicial. Qué fuerzas y elementos producen cian elinterés público cumpliendo deberes (arts. 34, aps. 2'y 3', CPCC-
es ta actividad vital, que, salvo supuestos excepcionales (v. gr., nulidad Nación y CPcc-Prov. Bs. As.)50.
de un acto) hace que el proceso siempre avance, y nunca retroceda. La carga procesal es un concepto que particula rmente nos intere-
sa, ya que atañe a las partes. El creador del término la definió como
a-Fuerza s impelentes. Carga procesal
"un imperativ o del propio interés" 51. CüUTURE la entiende como "una
y deber judicial
conducta de realizació n facultativ a, normalm ente establecid a en el
interés del propio sujeto, y cuya omisión trae aparejada una conse-
El punto de partida de la movilidad procedim ental es la presenta- cuencia gravosa para él"52.
ción de parte, debido a la vigencia en la causa civil del postulado no Frente a una carga, quien la soporta puede cumplirla o no sin que
hay juez que actúe sin parte que se lo ruegue 4ª, principio que convier- su_m_nisión consti~~ya un ilícito, y sin que exista un sujeto qde pueda
te a aquélla en el prius del funcionamiento de la causa. Sin este acto exigir su reahzac10n, como acaece en la obligación (el acreedor) y en
del justiciabl e no arranca la instancia ni la actuación simple, no hay el deber (la comunidad) 53; pero la abstenció n le acarreará , de seguro
desenvolvimiento posible de ellas, por ende, tampoco de la causa. consecuencias perjudiciales. '
En este orden nos preguntam os: ¿por qué actúa el justiciabl e? Del!mitar el objet~ litigioso mediante las pretensio nes, aportar el
¿Qué lleva al actor a poner en marcha el proceso judicial, y amante- mat~nal de conocnmento (exponer hechos, ofrecer y producir prue-
nerlo "vivo" hasta su finalización, y al demandad o a defenders e, lle- ba), impulsar el procedimiento, concurrir al tribunal los días de noti-
vando ambos a cabo todas las actuaciones necesaria s a tal fin? La fi_cación automátic a, recurrir las resoluciones adversas, son algunos
respuesta es sencilla: su interés particular , el provecho que obtienen ejemplos de cargas genéricas. Si en vez de pedir cien pido cincuenta
del obrar. l~ cons_ecuencia gravosa será que el juez no podrá darme más de lo pe'.
El interés es la medida de la acción, y la teoría de la acción se ma- dido; s1 no ofrezco prueba, probablem ente ello impedirá acreditar los
nifiesta en cada uno de los actos particula res del proceso 49 . Desde la ~echos que hacen a mi derecho, mermand o así mis posibilidades de
postulació n máxima (v. gr., pretensió n de resarcimi ento de daños y exito en el proceso; si omito impulsar caducará la instancia; si no con-

t
perjuicios), hasta la mínima (v. gr., pedido de reservar el expedien te
en la secretaría del tribunal), encuentra n su razón de ser en el prove-
cho que su acogida acarreará al litigante. 50 "El . .
m. ~ronunc1ar sentencia, asistir a audiencias de prueba ... dirigir el procedi·
El órgano judicial, ¿por qué resuelve las cuestione s que le someten iento, etcetera, son deberes impuestos al juez en interés de la comunidad Pero co-

~.'.·.
los justiciabl es? También por un interés, pero no privado sino públi- mo he d" h ,
{ARA..z mos ic o, en la mayona de los casos las partes obran incentivada s por ··· '
las cargas"
I,Elementosde derecho procesal. Parte general, ps. 252 y 253).
~
co: el provecho que para la sociedad significa erradicar de su seno, de
51 Go
F LDSCHMIDT en su teoría del proceso como "situaciónjurídica" (véase COUTURE
lo undainentosdel derecho procesal ciuil, P- 135). '
! " e.º~TURE, Fundam-entosdel derecho procesal civil, p. 211.
53
Si bien e~ el proceso para las partes imperan las cargas, también hay obligacio-
48 Ley 27 soQre Naturaleza y Funciones Generales del Poder Judicial Nacional,
art. 2º: "Nuncaprocedede oficio y sóloejercejurisdicción en los casos contenciosos en que i nes
Ycu~d~?eres. EJemp~osde las primeras son pagar la tasa de justicia, abonar las costas
es requerida a instancia de parte". b.d d P lr las sentencias de condena. Deber procesal por excelencia es el de lealtad pro-
i
1 a Ybuena fe(arts. 34, inc. 5",d, CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.).
49 CARLT, Derecho procesal, p. 12.
L '
58 Eduardo A. Díaz Ach.tación del abogado en una causa judicial
59
curro al tribunal el día "de nota" quedaré igualmente_ notificado; no b-Movilniento cíclico
interponer un recurso contra la resolución que me perjudica, la deja-
. Mientras que en la visión estructural de la causa la dupla presen-
rá firme.
Las cargas están instituidas en la ley de modo diverso,_ pero nunca tación-resolución es un ente estático, en la dinámica es movimiento.
con ese nombre. A veces se describe la conducta facultativa Y_l,a con- Cada instancia-en caso de presentarse más de una 54- es un tra-
secuencia de su omisión, v. gr., efectos de la falta de contestac10n a la mo, una etapa, un sector del camino de la causa, el cual necesita an-
demanda(arts. 356, inc.1º, CPcc-Nación, 354,inc.1º, CPcc-Prou. Bs. darse, y finalizada una sobrevendrá otra. Cada actuación simple es
As.), 0 de la ausencia de impulso del procedimiento (arts. 3,10, CPCC- un "paso" en el camino de las instancias y, al igual que ocurre con és-
tas, una actuación sigue a la otra.
Nación y CPcc-Prou. Bs.As.); otras veces se establee~ tan solo la con-
ducta esperada como sucede en los casos de actos SUJetos a plazos es- Una de las principales características de esta sucesión es la vincu-
pecíficos, v. gr.,'"el plazo para apelar será de cinco dí_as" (arts. 244, ~·' lación existente entre los diferentes procedimientos simples y com-
CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.); y en algunas ocas10nes se deter- puestos, en cuya virtud, por lo general, cada uno es consecuencia del
mina directamente la consecuencia de la cual, por razonaffilento a que le precede y causa del que le sigue. Para que este encadenamien-
contrario se deduce la carga, v. gr., "... las resoluciones Judiciales to ocurra es menester que las partes puedan conocer el contenido de
quedará~ notificadas en todas las instancias, los días martes Y vier- los actos que componen dichos procedimientos, para actuar de acuer-
nes ... " (arts. 133, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.). do con ellos, generando una próxima actuáción. Esta finalidad cog-
Entre las cargas destacamos, por su utilidad para la mar:ha de la noscitiva se logra a través de los medios de comunicación del proce-
causa civil, la de impulso procesal. Siguiendo a ~ALACIO decimos que so, entre los que sobresale -aquí engarzamos nuevamente el tercer
consiste en la actividad que es menester cumplir para que, una vez elemento de la tríada originaria- el sistema de notificaciones (arts.
133 y ss., CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.).
abierta una instancia, pueda ésta superar los distintos momentos de
que se compone y que la cond:icen al~ sentencia final. La consecuen- En su faz dinámica, entonces, el binomio presentación-resolución
cia dañosa prevista para su mfracc10n es la caducidad del proc:di- se transforma en un fenómeno activo, compuesto ahora por tres actos
miento contradictorio no impulsado (arts. 310 y ss., CPcc-Nacwn Y que se realizan en un orden determinado: presentación de parte (re-
Cpcc-Prov. Bs.As.). solución judicial) notificación alas partes (eventualmente también a
terceros).
Complementando a la carga d~ .impwso, com? otra herramienta
para forjar el avance del procedimiento Judicial civil, encontran~os el
principio de preclusión. Por él se impide retrotraer el procedimiento
a momentos o etapas anteriores.
De entre las formas en que se patentiza la preclusión destac~mos
la de vencimiento del plazo que se tiene para obrar. Este modo si~m­ Es esta entidad un verdadero ciclo, pues está presente en toda
fica que llegado el término de un plazo procesal se pier,de_au!o_mati- causa judicial y se repite a lo largo de toda ella. A ella nos dedicare-
camente, sin necesidad de petición de parte o declaracwn_Judicial al- mos en los próximos capítulos. .
guna, la posibilidad de realizar válidamente ~l acto omitido. Se dice
que precluyó la facultad no ejercida. Esta perdida ipso facto de la 54
chance para actuar una vez vencido el tiempo para eUo es la caracte· . . , Puede haber no más de una instancia en la causa, por ejemplo, si durante la tra-
rística del plazo perentorio, vigente en el orden civil nacwna_l Y_ bo- mitac1on de la principal no se deducen incidentes ni recursos sustanciados. También vi-
lllos que es factible, aunque extraordinario, que no se forme instancia alguna, tal el ca-
naerense, otro acicate para evitar el estancamiento del procediilllen-
so ~e la demanda rechazada in limine; no obstante, la duplapresentación-resolución es-
to (arts. 155, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.). ta na, como siempre, presente.
!.
60 Eduardo A. Diaz Actuación del abogado en una causajudicial
61
-§4- expedientejudicial 57 , autos o actuaciones, como también se lo deno-
EL EXPEDIENTE JUDICIAL, CONTINENTE mina en la ley y en la jerga tribunalicia 58.
DE LA CAUSA 55 La causa judicial se materializa así en un cúmulo de papeles en-
carpetados. El expediente viene a ser, entonces, el cuerpo, el conti-
·El régimen procesal civil nacional y el bonaerense adoptan el prin- nente de aquélla.
cipio de escritura 56. Un conocido proverbio forense sostiene que "lo que no está en el ex-
Si bien éste no surge expresamente de los respectivos códigos (no pediente no existe en el mundo". Nada más cierto. Ponemos el caso de
hay una norma categórica que mencione su vigencia), se lo infiere al un escrito que reúne los requisitos de una contestación de demanda,
estar dispuesto este medio gráfico para los principales actos del jui- pero que, guardado en el cajón del escritorio del abogado, no es más
cio: lademanda(ar ts. 330, CPcc-Nación yCPcc-Prov. Bs.As.), su con- que una pieza doctrinaria, y sólo será acto procesal-es decir, produ-
testación (arts. 356, CPcc-Nación, 354, CPcc-Prov. Bs.As.), resolu- cirá los efectos procesales de una contestación de demanda- una
ciones judiciales (arts. 160 y ss., CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), vez presentado en el tribunal, y agregado al expediente59.
recursos (v. gr., arts. 239, 245 y 246, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs. El juez debe resolver todo asunto puesto a su consideración -sea
As.), demandas incidentales (arts. 177, CPcc-Nación y CPcc-Prov. la pretensión principal, una incidental, o un pedido de mero trámi-
Bs.As.), etcétera. te-, teniendo en cuenta únicamente las postulaciones, hechos, prue-
Además, el Capítulo II del Título III de la Parte General de dichos bas y demás constancias que surjan del expediente 6º. Si así no lo hi-
cuerpos normativos, titulado "Escritos" (arts. 118 a 124), legisla
acerca de los requisitos que deben reunir.
Excepcionalmente se permite la manifestación verbal: interposi- 57
ción del recmso de apelación (arts. 245, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs. Conjunto de papeles que pertenecen a un asunto, juicio, causa o negocio (GARRO-
NE,Diccionariojurídico, p. 117, voz "expediente").
As.), informe in voce (arts. 264, CPcc-Nación, y 259, CPcc-Prov. Bs. 58
Así se habla de ''las constancias de autos", ''poner los autos para alegar"(art. 482,
As.), en general, las actuaciones que se cumplen en audiencia, v. gr., CPCC-Nación), "remitir las actuaciones a la Cámara" (art. 251, CPCC-Nación). Hay otros
confesión de partes, declaración de testigos, dictamen y explicación dos vocablos que también se utilizan para designar al mismo objeto: actuados y obrados,
de perito, promoción de incidentes y recmsos, sus contestaciones, et- pero en nuestro medio no tienen la raigambre de los otros.
59
cétera. No obstante, en todos estos casos, de lo expresado verbalmen- Estamos, en nuestro país, en los albores del expediente informático o virtual (in
te se deja constancia escrita (arts. 125 y 245, CPcc-Nación y CPCC- extenso, DIAZ, El expediente judicial. Constitución y vicisitudes del cuerpo del proceso,
Cap. V, "El expediente digital", elaborado por CARLOS A. DIEZ). No obstante, por distin-
Prov. Bs.As.), fenómeno conocido como oralidad actuada. t~s razones, el "soporte papel" para las actuaciones judiciales continuará vigente; si
Ahora bien, todas estas piezas escritas, lejos de estar desordena- bien no podemos augurarle a éste la eternidad -no sabemos qué pasará en el año
das, deben organizarse de alguna manera. Se compaginan en una 2200-, tendrá, al menos, una larga vida aún.
60
carpeta o legajo, siguiendo un orden que generalmente es cronológi- Es inatendible el agravio que se sustenta en la afirmación de un hecho que no re-
co: el de realización del acto que conllevan. Este dossier oficial es el sult~de las constancias del expediente, del cual resulta acreditado precisamente lo con-
t trano (SCBA, 20111!85,AyS, 1985-Ill-511, www.scba.gov.ar/juba 'B6793)· No es factible
alegar en la instancia extraordinaria que se hubieran desvirtuado en el Íallo recurrido
f. las declaraciones testimoniales, cuyo contenido no consta en el acta de audi..encia de vista
55 Para el tema, véase DIAZ, El
1- ~~causa (SCBA, l~/8/8.6, DJBA, 131~~73; AyS, 1986-11-422, www.scba.gov.arljuba,
50 0~8). Se excede el amb1to de la aphcac1on de las normas contenidas en los arts. 323, inc.
expediente judicial. Constitución y vicisitudes del
cuerpo del proceso.
Y 27 del Cód. Procesal cuando del expediente no surge acreditado que se hayan agota-
y 1ega1es para defender los derechos que se alegan conculca·
56 La doctrina suele elevar esta
circunstancia expresiva del proceso. al rango de do las vias
d - adm1n1Strativas
· · ·
principio; se habla así deprincipiode oralidad y principio de escritura. Para el tema véa- os. ~CNCom., Sala A, 3110197,LL, 1998-B-191). Si 110 surge de autos que la promesa de
se PEYRANO, El proceso civil, p. 303 y siguientes. ces10n gratuita hubiera sido en legal forma aceptada por los cesionarios ni que el instru-
L._
62 Eduardo A. Dí02 Actuación del aboga do en una causa judic ial
63
ciera, su resoluci6n puede tacha rse de arbitr aria y ser anula
da o revo- Cabe una aclaración sobre los incidentes. Si bien de los arts.
cada por vía recursiva61 . del CPCC-Nación y"del CPcc-Prov. Bs.As. parec e despr ender
175
Es factible que una causa judicial tenga más de un exped . --·, se que to-
iente. El do incidente "tram itará en pieza separ ada" (del principal),
denominado principal es, como su nombre lo indica, la carpe lo cierto
ta "ma- es que en la realid ad se acept a que muchos de ellos se susta
dre". Por principio, en él se incorporan, a medi da que se ncien acu-
van produ- mulando sus piezas en el expediente principal.
ciendo, las piezas que instru ment an los.actos-fundament
ales o.ac· ¿Cuál es el criterio para perm itir esta reuni ón en una sola
cidentales- que componen las actuaciones simples de todas las carpe ta
ins- o, en cambio, disponer la formación de un expediente separ ado
tancias. para
contener las piezas de un incidente? En los códigos proce
Por excepción (al menos, en consideración a la canti dad sales que
de casos analizamos no hay una disposición escrit a que fije la pauta
que se prese ntan) , algun as instan cias incidental.es yrecur , mas ad-
sivas ''.tra- vertimos que existe una práct ica que parec e tener unifo rmida
mitan por separado", es decir, en un expediente distinto del d en la
principal: esfera judicial: la que se apoya en la distinción entre incid
son los expedientes accesorios, a saber, cuadernos de prueb entes sus-
a (arts. pensivos y no suspensivos de la instan cia principal (arts. 176,
380 y 482, Cpcc-Nación, 378 y 480, CPCC-Prov. Bs.As.), recur CPCC-
sos de Nación y CPCC-Prov. Bs.As.).
apelación en efecto devolutivo (arts. 250, CPCC·Nación y
CPcc-Prov. Si el incidente es de los prime ros (por ejemplo, pedido de
Bs.As.), recurso de queja (arts. 282, CPcc-Nación, 275, CPCC-Prov. caduci-
Bs. dad de instan cia, de nulid ad del acto procesal "notificació
As.), ciertos incidentes (arts. 175, Cpcc-Nación yCPCC-Prov. Bs.As n del tras-
.). lado de la demanda", terce ría de dominio) no parec e neces
Algunos de estos expedientes accesorios repre senta n sólo ario que
la tra- trami te por expediente separado, pues al qued ar inactivo
mitación de un estadio del proceso principal, por lo que, el trámi te
agotado su principal las actuaciones sobrevinientes corresponderán,
cometido, se agreg an al expediente principal, como suce~ en gene-
e con los ci- ral, al incidente suspensivo que se ha iniciado, sin posibilidad
tados cuadernos de prueb a, o con una apelación devolutiva enton-
o un re- ces de que se confundan actuaciones de uno u otro procedimie
curso de queja. nto, o
. . de que se dilate la marc ha de cualq uiera de ellos por el const
Otros en cambio, guard an cierta indiv idual idad con la instan ante mo-
cia vimiento del expediente debido a una inten sa actividad proce
princ ip;l, motivo por el cual nunc a se incorporan a su exped sal én
iente si- el otro procedimiento.
no que qued an en carpe ta apart e, v. gr., el incidente de benefi
tigar sin gastos. Desde esta perspectiva, entonces, los prime
expedientes accesorios temporarios; los segundos, permanentes.
c10 de li-
ros son ri . En cambio, si el incidente es de los segu ndos -no suspe nsivo
ejemplo, pedido de sanción disciplinaria, beneficio de litiga
tos cuando no se solicita la suspe nsión del procedimiento
--, por
r sin gas-
princ ipal

!
(art. 83, CPcc-Nación), esto significará que trami ten dos
procedi-
1mentos simu ltáne amen te -prin cipal e incid ental -; enton
mento público se haya otorgado, el acto carece de eficacia para
ces, pa-
producir efectos propios ra evitai· aquella acumulación o confusión de piezas, o dilaci
entre la parte y terceros (Cám.Apel. Civ. y Com. San Martín, Sala ón de
1, 3/8/93, www.scba.go· procedimientos -,pro ducto de dicha sustanciación coetá
v.ar/juba,Bl950l 76). "Atentolasconstanciasde autos ... "esunafr
ase~ee~tilo, "funda~·
nea- se
r exigirá la formación del expediente separ ado para el incid
te" tanto de pedidos de trámite hechos por las partes como de provid
bunal. Las sentencias interlocutorias y definitivas exigen
encias simples del tn· !
: tnbun al así no lo ordena, deber á pedirlo la parte intere sada
ente. el Si
una referencia específica a en no su-
cuáles son esas constancias (arts. 161y1 63, CPCc-Nación y CPCc-P
rov. Bs.As.). frir las posibles consecuencias negat ivas mencionadas62.
61 Es nula la sentencia que no satisface el requisi
to establecido en el inc. 6º del art.
163 del Cód. Procesal, pues la ausencia de una real decisió
n positiva sobre las cuestiones
planteadas en el e:xpediente, a la luz del verdadero contexto 62
de !as circunstancias.vigen- LaLeyde Enjuiciamiento Civil español a, fuente de nuestro
tes al n1omento del fallo, impidenjuzgarreunidos los recaud régimen procesal, es-
os inherentes a la vah~ez de tablece claramente la necesidad de pieza separada para el
ese acto jurisdiccional (CNCom., 6/7/94 ,LL, 1996-B-278, coment incidente cuando éste es no
ado por JorgeH. Z1nny). suspensivo. Dice su art. 744: "Los incidentes que por exigir
un pronunciamiento previo
64 Eduar do A. Díaz

Como se verá a lo largo de esta obra, el correcto control


del expe-
dient e es la base de un segui mient o y una gestió n eficaces
de la causa .

sirvan de obstáculo a la continuación del juicio, se sustan ciarán


en la misma pieza deau-
tos, quedan do mientr as tanto en suspen so el curso de la o
deman da principal"; y su art. o
746: "Los inciden tes que no opongan obstáculo al seguim
iento de la deman da princip al
se sustan ciarán en pieza separa da, sin suspen der el curso rf <
<
8

de aquella '' (Ley de Enjuicia-
miento Civil y nonna s complementarias, edición anotada). ,.!'i'' ~
o
Por otra parte, en razón de los ¡
'efectos que los incidentes producen' en el procedimiento de
los juicios, los que impidan la
prosecución de la demandad principal, se dispone en el art. 404
8 Capítulo 11
tancien
del citado Código, se subs-
en la misma pieza de autos, a diferen cia de los que no obsten
i
[
~
o

~lflclo procedimental: seguimiento y_gestión


prescri be el art. 406, que se _sustanciarán en pieza separa
a su prosecución,
da, sin suspen derse el curso de
"1
aquéll a-voto del doctor Barraq uero--- (Cáms . Civs. Cap.,
enplen o, 2815148,LL, 50-800). "'
"
L
-§5 -
EL «CICLO PROCEDIMENTAL»

Retomando lo dicho al final del Capítulo anter ior, la insta


ncia y la
actuación simpl e son, en la realid ad del trámi te judicial,
entes esen-
' , cialmente activos, compuestos por tres eleme ntos que
se verifi can
•·siempre en el mism o orden: prese ntació n de parte -reso
lució n judi-
cial-notificación. Alcanza con abrir un exped iente en cualq
uiera de
sus fojas y nos encon trarem os con esta disposición: escrit
o-resolu-
ción-cédula o medio sucedáneo de notificación (retiro de copia
s, noti-
ficación en el expediente, etcétera), o nada si la notificació
n es por mi-
nisterio de la ley,
La diferencia entre una y otra es que el pedido que da orige
n a la
actuación simple se decide inme diata ment e, por lo gener
al, a travé s
de una providencia simple; mien tras que la pretensión de
la insta n-
cia se resuelve luego de susta nciar se varia s actua cione s
simples, lo
que posterga la decisión final, que estar á conte nida en una
. · , . interlocutoria o definitiva; pero sus dinámicas son idénticas. sentencia

r
PP - - - - RJ ::::::- Actuación simple
...._
r
- - - - - - - - - - - - RJ - -- Instancia
--...._...._
68 Eduardo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
69
Esta trilog ía seriad a es un verda dero ciclo1, en dos aspectos. En
sí Luego, las partes deben tener la razon able posibilidad de conoc
mismo, pues sus componentes siemp re se orden an igual 2, y respec er ·
to el contenido de la decisión para actua r en consecuencia. Por ende,
de la causa toda, porque se repite const antem ente en todo su to-
curso: da resolución se notifica a las partes (en ocasiones, tambi én a
en las instan cias, el propio de ellas y los varios corres pondi entes terce-
alas ros) por algun a de las formas reglad as en el Código formal (cédul
actuac iones simples que la integr an, y en las actuac iones bipart a,
itas ministerio de la ley, etcéte ra).
de forma única, pues un solo ciclo las agota.
Por esta condición de fase omnip resent e en todo proce dimie ntoju-
dicial, lo denom inarem os ciclo procedimental.
Teniendo en cuent a la caract erístic a "tiempo que lleva resolverlo",
IPP -RJEEI
el ciclo puede ser inmediato, tal es el caso de la actuac ión simple
;o Notificado el pronu nciam iento, los intere sados puede n asum
mediato ' como sucede con la instan cia. Desde el punto de vista "di- ir
frente a él dos comportamientos genéricos: acatar lo o atacarlo.
mensi ón de su contenido", es un micro ciclo o un macro ciclo, . El pri-
respec- mero impor ta admit ir, o tolera r los efectos que la resolución produ
tivam ente. ce,
por ejemplo, la provid encia que declar a la cuesti ón de puro derech
El ciclo proce dimen tal se reiter a sin cesar en todo tipo de juicio o,
(vo- acatad a que sea, imped irá la producción de prueb a alguna; tolera
luntar io o contradictorio; de conocimiento, ejecutivo o especial) do
y en el decreto que mand a abona r la tasa de justic ia, deber á cumpl
todo el juicio (a lo largo de sus distin tos procedimientos). Finali irse,
zado caso contrario se inicia rá la ejecución forzad a de la deuda ; admit
uno sobre vendr á otro, sin solución de contin uidad hasta que se ida
archi- la resolución que corre trasla do de una presen tación , se asume
ve el expediente. Una causa judicial no es más que una suma o la
inter- carga de conte starla , bajo pena de sufrir los perjuicios que la omisió
conexión de varios ciclos. n
acarrea. El segun do comp ortam iento posible -ata car- consis
te en
interp oner algún recurs o contra la resolución que nos perjud
ica y
a-Fun ciona1 niento que tildamos de mater ialme nte injust a o forma lment e incorrecta.
Sea que se acate o se ataqu e, la activi dad pertin ente asumi rá
la
Veamos como funciona este ciclo procedimental. forma de otro ciclo procedimental. En nuest ros ejemplos anteri
ores:
Hecha una presen tación por algun a de las partes en el expediente consentida la declaración de puro derecho, la carga de impul sar
lle-
judici al (carga), el tribun al se pronu ncia sobre ella (deber), dictan vará al actor a pedir "auto s para senten cia", presen tación que
do será
una resolución que se refier a, guard e congruencia, con lo peticio d.espachada y notific ada a fin de que, firme, el juez proceda a senten
na- ·~.
-
do o afirma do por el litigan te. ciar. El pago de la tasa de justic ia se acred itará con una presen
tación
e~ la que se solici tará al juez que dé por satisfecho el tribut o, gene-
1 pp _ ____,_ randose así otro ciclo integr ado con la provid encia que tenga por
pa-
gada, o no, la obligación, auto que tambi én se notifi cará a los efecto
s
que correspondan; y si el deudo r no paga comen zará otro ciclo
con la
presentación inicial de la ejecución de lo debido.
1 En la acepción que nos interesa, "ciclo" es la
serie de estados por los que pasa un
cuerpo hasta llegar de nuevo al estado inicial, o el conjunto de fenóme t Por último, respondido el trasla do de una presen tación de la con-
nos que se suceden
ordenadamente y se repiten indefinidamente (DiccionarioLexi.s ~aparte, se resolv erá "por contestado", decreto que se notific
22, t. 5, p. 1218). ará a
2 En la hipótesis extraordinaria (por su escasa
frecuencia) de resoluciones oficio- etectos de que, acatad o o ejecutoriado, pueda pasar se a la siguie
nte
sas se present a un fenómeno irregular: un ciclo "truncado",
que más allá de carec~r d~ e apa de la mstan cia. En cualq uiera de estas situac iones si en
de ac t lugar
uno de sus elementos, en nada altera las demás características que
n1os al supuesto normal.
en el texto le atnbu1-
1
. ª ·
ar, ataco mtent ando un recurso, suced erá exacta ' mente lo
mismo, v. gr., interpongo reposición - provid encia "traslado", se
L noti-
70 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial
71
fica esta última; la contraparte responde, el tribunal tiene "por con- Las decisiones del juez, hombre al fin, pueden ser acertadas o equi-
testado" el traslado, despacho que se notifica a los litigantes, y así de vocadas. Por la trascendencia que ellas tienen para los intereses de
continuo. [os justiciables, el ordenamiento jurídico generalmente otorga a és-
tos la posibilidad de impugnarlas, a fin de que sean revisadas y modi-
---~ inicio de otro ciclo (consecuencia de ficadas. He aquí la cuarta regla: la ley concede a los litigantes la chan-
PP ---- RJ - - PP
~ . acatar o atacar la resolución) . ce de aceptar u objetar los decisorios del tribunal.
Las cuatro reglas mencionadas se canalizan, se ponen en práctica,
b-Principios y categorías procesales en la realidad del trámite judicial, por medio de ciertas categorías o
presentes en el ciclo instituciones procesales que conforman la estructura del ciclo y per-
miten su desarrollo, a saber: la primer regla se materializa en las de-
La vigencia y funcionamiento del ciclo se debe a ciertos principios nominadas por nosotros presentaciones de parte 6, la segunda lo hace
básicos que informan a él y a todo el litigio judicial. en las resoluciones judiciales, la tercera se cristaliza en el régimen de
El primer principio es que no hay juez sin parte («nema iudex sine notificaciones, la cuarta, en los recursos.
actore»). En nuestro procedimiento civil el magistrado no actúa de ofi- Las características y efectos que cada ordenamiento ritual conce-
cio, sino a instancia de parte, a su pedido 3, bien que la regla admite de a estos elementos están definidos no sólo por los principios ya enu-
excepciones (véase supra, § 2, a). Los litigantes tienen cargas, entre merados, sino también por otros, que por su generalidad y jerarquía
ellas, la de iniciar e impulsar hasta su fin toda cuestión que les intere- ?ontienen al cuarteto referido, inspiran al proceso todo, y sirven de
se, sea principal, incidental, recursiva o de trámite. Por esta razón importantes pautas interpretativas e integradoras del ordenamien-
consideramos que un ciclo se inicia con la presentación de parte y no to ritual para resolver situaciones dudosas o no previstas: los princi-
con el acto del juez, pero no vemos inconveniente en percibirlo de mo- pws procesales o principios generales del Derecho procesal. Entre
do inverso, pues ello no alterará las conclusiones a las que arribamos. ellos destacamos, por su importancia para nuestro objeto, el disposi-
La presentación de parte, como todo acto jurídico, produce efectos two, de preclusión, de contradicción, de congruencia, de legalidad de
en la causa. Uno de ellos, inmediato, es generar una resolución del las formas.Algunos ya fueron definidos, otros lo serán más adelante.
Oficio. El segundo principio es, entonces: los jueces tienen el deberde
proveer las presentaciones de los justiciables 4. En esto consiste el
e-Fenómeno omnipresente: la causa
ejercicio de la jurisdicción, que no se realiza únicamente en el dicta-
co1no una sucesión de ciclos
do de la sentencia definitiva 5.
El tercero dice que las partes deben tener la razonable posibilidad El ciclo procedimental se repite sin solución de continuidad en to-
de conocer el contenido de las resoluciones. Sólo de ese modo podrán ·~-
~o tipo de pro~eso, voluntario o contradictorio; de conocimiento, eje-
actuar en consecuencia; impugnándolas, cumpliendo lo allí dispues- ut1vo o especial; y en todo su desarrollo, es decir, a lo largo de sus dis-
to, o realizando cualquier otro acto que sea lógica derivación de lo tintos procedimientos. Finalizado uno sobrevendrá otro sin cesar
decidido. desde! a presentac10n º'di e a demanda hasta que se archive ' el expe-'

3 Art. 2', ley 27.


6
4 Art. 34, incs. 2º y 3°, CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.; ARAzl, Elementos de de- t . proceNuestras presentaciones son, en las clasificaciones de los actos que hace la doc-
recho procesal. Parte general, p. 117. d.nna
. . s al , l a especie
· ac tos d
e parte, en cualquiera de las subespecies en que suelen
· ¡·
iquen una postu l ac1on
· · o afirmación que motive una
iv1d1rlos
. (sie , t as imp
mpre que es
5 COUTURE,Fundamentos del derecho procesal civil, p. 298. reso l uc1ónjudicial).
72 Eduardo A. Díaz
Actuación del abogad o en una causa judicia l
73
diente. Una causa judicia l no es más que una sucesión, o interre la-
ción, de varios ciclos. lución judicial, sistema de notificaciones. Si bien, en purida d, el re-
Por su natura leza esencial y omnip resent e neis anima mos a decir curso no es un cuarto elemento del ciclo, sino una de las fuente s de su
que el seguim iento y la gestión de una causaj udicia l no son otra cosa inicio (interp oner un recurso, fündarlo, son presen tacion es de parte
que el seguim iento de un ciclo, y de otro ... que genera rán ciclos), por su impor tancia en la función letrad a de se-
guir la causaj udicia l, lo incluiremos en el análisis. Veremos los aspec-
tos prácticos y el papel delletr ado frente a ellos: qué y cómo actuar en
-§6 -
relación con cada uno.
«SEGUI MIENTO » (QUE HACER)
Antes de entrar en este análisi s partic ular en los próximos capítu -
Y«GEST ION» (COMO HACERLO) los, harem os unas consideraciones genera les sobre la activid ad del
Seguimiento deriva de seguir, una de cuyas acepciones es "dirigir abogado en relació n con el ciclo.
la condu cta por un método adecuado" 7.
Gestionar es ''hacer diligencias para el logro de un negocio o de un
deseo cualqu iera" 8. -§7 -
Seguir la causa es respon der a las pregun tas: ¿Qué debo hacer LINEAM IENTOS DE LA ACTIVIDAD DEL ABOGADO
ahora? ¿Cuál es el próximo acto a realiza r? Comprende, primor dial- EN RELAC ION CON EL CICLO
mente , la tarea intelec tual de definir el paso correcto, adecuado, en
el desarr ollo de un procedimiento. Gestionar, en cambio, alude a las En genera l, la activid ad del abogado en una causa judicia l es de do-
diligencias pertin entes para concre tar la decisión emana da del se- . ble mdole. Una, prepon derant ement e activa, consis tente en genera r
guimie nto. Sus pregun tas son¿ Cómo, cuándo, dónde? actos proced imenta les lato sensu. Esta puede ser positiva (por ejem-
Seguim iento y gestió n de una causa signifi can la adecu ada acti- plo, deman dar, apelar , pedir nulida des), o negati va (por ejemplo, no
vidad del abogado para manej ar eficazm ente los procedimientos contestar la deman da, no impuls ar el procedimiento)9. La otra acti-
simple s (actua ción bipart ita= un micro ciclo) y compu estos (instan - t~¿, esenci almen te pasiva, es de control, de vigilancia de la tramit a-
cia= un macro ciclo =vario s micro ciclos) que la forman. c10n de la causa (por ejemplo, atende r la con-ecta emisión de resolu-
De acuerd o con estas ideas sobre la composición de la causa judi- c10nes!, o si se produjo una notificación, para advert ir cualqu ier al-
cial (sucesión o interre lación de ciclos), su seguim iento y gestión no es ternati va que afecte el interés de su parte y actuar en consecuencia
más que el de los ciclos que la componen. Dicho de otro modo, seguir y de seguro produciendo algún acto, por ejemplo, recurr ir la resol u ció~
gestio nar el ciclo proced imenta l significa, habida cuenta su omnipre- Incorrecta, pedir una nueva diligencia de notificación por fracaso de
. la anterior.
sencia, manej ar la mayor parte de una causaj udicia l.
.. · Aplicado esto al estrict o campo del ciclo proced imenta l la faz acti-
Esta función requie re del profes ional una partici pación activa en
el desarr ollo del ciclo proced imenta l, bien sea hacien do algo o sim- va mencio nada se concreta en la realiza ción de presen tacion es de
ple, pero fundam entalm ente, controlando su correcto desarrollo. par:e Yde actos y diligencias tendie ntes a notific ar resoluciones. La
pasiva, en la fiscalización de la forma y contenido de las presen tacio-
Para un mejor tratam iento descompondremos el ciclo en los que
enunci amos como sus elementos básicos: presentación de parte, re so- ~~s de las parte~ contra rias, de las resoluciones judiciales, y del mo-
en que estas ultima s se notifican.

7 DiccionarioLexis22, t.19, p. 5298.


9
8 DiccionarioLexis 22, t. 9, p. 2592. tos . C&. PüDSITf, Derecho procesal civil, comercial y laboral, t. II, Tratado
P1ocesales, p.183. de los ac-
74 Eduardo A. Dío.z Actuación del aboga do en una causa judic ial
75
El abogado es el técnico del proceso, y actúa.en él cumpli;ond Asiinismo, intere sa, adem ás del trámi te en sí, adver tir la
o las ta- prese n-
reas indic adas sin injere ncia algun a de su cliente. De alú, cia de una instan cia, Ycuál de ellas es, porqu e cada una
.mitonces, tiene otras
su exclusiva respo nsabi lidad por las consecuencias perju
diciales de- circunstancias Y efectos propios: la impo rtanc ia de su objet
rivad as de errore s en el mane jo de la causa (véase Capítulo oll, la vir-
VII). tualid ad de suspe nder o no el trámi te de otra instan cia,
la posibili-
. dad de ofrecer prueb a, etcéte ra. El profe siona l deber á evalu
a-En cuad re del int1·íngUlis proce di1ne ntal
ar todos
·estos elementos para defin ir su conducta: ¿inicio el incid
ente? ¿Con-
Veamos la sigui ente situación: el abogado del demanda~ viene apelar? 12 . ¿Estoy ante un acto de la insta ncia princ
o ha con- ipal?¿ Me
testad o la dema nda. Esta activi dad no generó en él dema encuentro frente a un incidente? ¿Se abrió una insta ncia
siada s du- recursiva?
das en cuant o a cómo, cuándo, y por qué hacerlo, toda vez Reconocida la insta ncia en la que estam os, nos ponemos
que este ac- dentr o de
to ~undamental de la instancia principal originaria, es de ella parn medi r las consecuencias de nuest ro posible accio
nar ¿Es es-
,,, 10 los más co- te un acto fundamental de la insta ncia o una simpl e actua
nacidos por los letrad os . ción de trá-
. mite? Tratá ndose de uno u otro. ¿qué efectos produ cirá su incum
Poste riorm ente recibe el profesional dos cédulas: una notifi pli-
cando Jniento? Si decido actua r, ¿qué opciones tengo?
el trasla do del pedido de un tercer o de ser tenido por parte
, Y ot~a, la La segun da cuestión (ubic arse en el ciclo proce dimen tal)
traba de un embargo sobre biene s de su cliente. En este caso, consiste
la Situa- en reconocer en qué momento del desar rollo del ciclo me
ción puede complicarse: ¿qué hacer conla medi dacau telar? encue ntro,
¿Y con la para actua r en consecuencia. Sobre este tema nos exten
interv enció n del tercero? derem os en
Para deter mina r corre ctame nte qué hacer, conviene que los capítulos siguientes.
el aboga- El orden de captación mencionado -com enza r con la instan
do realic e siemp re un doble encua dre del intrín gulis ~roce
dim~ntal ,, luego con el ciclo - no es rígido, puede darse a la inver
cia,
que tenga frente a sí, a travé s de dos pregu ntas: ~en cual mstan sa. Depe nderá
cia es- - del estilo del usuar io. En más de una ocasión se debe ráir
toy 0 estaré ? ¿En qué momento del ciclo procedrmental y venir has-
me encuen- . ta tener la respu esta fi.nal.
tro? Este es un inten to de dar un orden al pensa mien to,
es un mo,do Volvamos, al ejemplo que dimos al inicio. El prime r encua
de "emp ezar por algún lado" para colegir los alcances de la dre pro-
S1tuac10n, puesto (situa rse en la instan cia) perm itirá al abogado
el proce der frente a ella, un camin o para abord ar las vms1 ident ificar
tudes del cuestiones distin tas a la del objeto princ ipal: se ha deducido
procedimiento. . . . en el jui-
La prime ra cuestión (ubicarse en la mstan cia) es rmpo cio un incidente de interv enció n de tercer o y uno de medi
rtante , pu.es da caute lar.·
elletr ado deber á segui r el procedimiento correspondiente' El abogado sabrá , entonces, que tiene ante sí otros proce
. que es.dis- dimientos
tinto en mayo r o meno r grado, para cada una de ellas. As1,
por ejem-
plo, ~on difere ntes los actos encad enado s en l~ insta ncia
pri~cipal
origin aria de un juicio ejecutivo de los de un mc1dente que • u sue 1en t ener dºrstmto
.
en el ocu- , "peso" para el interés del justicia
ble Ja preten siónpr inci-
rra, o de los de la apelación contr a la sente ncia de rema te. ~al (v. gr., divorcio, desalojo); un asunto cuasifundamental (v. gr., inciden te de nulidad
detn act~ del procedimiento); o una mera cuestión de trámite
(v. gr., pedido de reserva
· e expediente a resolverse mediante una instancia de reposic
12 ión sustanciada).
co . ~~nsurando estosfactores,yotros, como ser
10 Los actos fundam entales de la causa el tiempo que llevará, costoeconómi-
judicial son reiterativos en lo~ distintos e·' Posibilidad de éxito, esfuerzo que demandará la sustan
ciación, letrado decide. Por
procesos, y relativ ament e pocos, características q~e los
hac:r: los más conoc1dos po::~
3
empl~, ~veces conviene no apelar una resolución si el beneficio a elobtene
profesional en cuanto a su contenido, consecuencias y so es m1n1m t ·¡ ºó . r con el recur-
cond1c1ones para l~evarlo~ ~ de u o, Ysu ram1 ac1 n importará suspender Ja ejecución de lo
bo A esto t~mbién contribuye el hecho de que por tal condici resuelto. En más
ón de institl1:c1one~ bas1.cas . . na oportunidad, sobre todo tratándose
C1a 1mport de actos de trámite que no tienen una injeren-
dei proceso, son los únicos que se enseñan ~n ~a~ correspondien
n e en 1os temasvitalesd
tes materias un1vers1ta- b a t .
ri:¡i::: v lns más abordados por la literaturaJundtca. ela causa, se consienten vicios formales para no em-
arcarse en la promoción de un trabajoso y quizá improductivo
incidente de nulidad.
76 Eduar dnA. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
77
compuestos (instancias) en los que actuar, distin tos del princi
pal, tiéndola, y recur rirá la decisión de emba rgar por considerarla
con todo lo que ello implica en cuanto a su trámi te y efectos: actos no
a ajustada a Derecho, o la conse ntirá por ser justa.
realizar, condición suspensiva o no de la instan cia principal, costas
,
carga de impulso, etcétera.
Luego de esta prime ra identificación llevar á a cabo el segundo en- b-Alc ance del uso del ciclo
cuadre, y con él ubica rá el acto "recepción de la cédula" en la, estruc
: .• Al hilo de la idea prece dente , concluimos que el doble encua
tura del ciclo procedimental. Dicho de otro modo, establ ecera en dre
que ' propuesto y el poster ior manejo del ciclo procedimental no soslay
fase del ciclo se halla. Adve rtido de que recibir una cédul a signif a,
ica : , deman era alguna, .el ex:nnen del tema específico (sea de Derec
queda r legalm ente notificado de la resolución judici al contenida. ho pro-
en . cesa! o sustancial) implicado en la cuestión. Es decir, que el concep
ella (infra, §§ 21, c, y 29, b), evalu ará a continuación la altern to
ativa . de cic~oprocedimental es una herra mient a de gran alcance, pero
de impug nar o no el pronu nciam iento judici al -atac arlo o acatar que
- _.· necesita completarse.
lo- (infra, § 39). Si por esta opción decide realiz ar algún acto some-
· Los elementos presen tación de parte - resolución judici al-not
tido a plazo, v. gr., recurr ir la resolución, podrá establ ecer correc ifi-
ta- cación son "moldes vacíos" que deben llenar se en cada caso con
mente el comienzo y fin de dicho lapso (infra, § 10, e, 1, VII). Como los
en contenidos propios de la situac ión partic ular.
el caso de la interv enció n de tercero lo que se comunica es un trasla
- Pero mient ras que el pleno conocimiento del tema "intervenció
do -el de una dema nda incidental, acto funda menta l de esta dt n
ins- e erceros"" o emb argo " pue de post ergars e para el momento en que
tancia contingente, arts. 92 y 180, CPcc-Nación y CPCC-Prov.
Bs. dichos institu tos procesales se le prese nten al abogado en el desarr
As.-( supra , § 2, b, l, II y 3, I), sabrá elletr ado que ello impor o-
ta, en llo d; algu':'a cau~a, el de los elementos del ciclo (presentación,
principio, la carga de contestarlo (respu esta que será tambi én reso-
acto l~c10n, notrficac1on, recurso) no puede dilata rse ni un momento,
funda menta l de la instan cia incide ntal) en el plazo de cinco días; ha-
Y ~, . b1da c~ei:ta que por su consta nte y funda menta l aparición
que, de no hacerlo, carga rá con las consecuencias pre.vistas en
arts. 150 y 356 del CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As . (mfra , §
los ~.. procedimiento de cualquier juicio, el curial deberá utilizarlosena cada todo
11, b, ~ paso, luego -o antes - de todo escrito que se prese nte o resolución
:~ •qu~~~~;~t=l~:~~e~~~~~ dedicarse, entonces, de manera preliminar e
2). En la hipóte sis del embargo, en cambio, debido ala caract erístic
a
de las medid as caute lares de resolverse inaud ita parte, el deman
da-
do sólo tomar á interv enció n alzándose contra lo ya resuel to, a través

i ~:~~:.:~:E;~:::;:;:;:::::.:EfJE::~~~
_, _ ~nsoslayable, al estudio y aprendizaje exhaustivo de las cuatro insti-
del recurso pertin ente. Si decide ataca r el decisorio interp ondrá
re-
posición -que se susta nciar á-o apelación (arts. 198, Cpcc-Nació
n
y CPCC-Prov. Bs.As .), iniciando así, en uno u otro caso, una instan
cia
recursiva.
Conociendo elletr ado qué actitu des procedimentales, en gener
al,
puede asum ir frente a la situación, deber á entonces dedicarse
al es-
tudio del "fondo de la cuestión". Es decir, se instru irá sobre la institu
-
-· ~--· rae~~ Cód~o funcionan, su finalidad, efectos, requisitos, especies etcétera. Deberá
pa-
o acu iralaso brasde D
ción o mater ia involucrada en el caso concreto ---en nuest ras hipóte Ja última doct . . . erec_h0 procesa ¡•Yac t ua ¡·izar sus conteni
' dos,
consulta
- rnedid nna YJUnsp~·udenc1a.Alo largo de la obra abordamos, en mayor
ndo
sis los temas "intervención de terceros" y "medidas cautel ares" a, estos temas esencia les. o menor
(en
partic ular, "emb argo" )- para determ inar si se dan los requisitos
pa- "
co en quT~ngamos en cuenta que un ciclo puede durar sólo dos
ra que se haga lugar a la intervención solicitada y al embargo ya
de- rno día t días en consumarse ycin-
ar fi~·me: ~n una p~esentaciónde trámite hecha un lunes, despach
ada el mis-
cretado. Según result e del estudio hecho por el profesional, contes sición l;a~raro~1~en?1a se notifica por ministerio de la ley el martes
ta- , recurrible por repo-
rá el trasla do del pedido de interv enció n oponiéndose a ella o Prou. Bs.As.~. d1a viernes (lunes hasta las9:30 hs., conf. arts.12
adm1- 4, CPcc-Nación YCPCC-
78 Eduardo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judic ial
79
su prime r dema nda hasta el archivo del último expediente Mesas de Entra das Virtuales sólo satisf acen parci alme nte
en que in- esta ne-
tervenga. Otras instituciones, no tan frecuentes en el fir1;Il cesi,dad, pues perm iten.v er única ment e las resoluciones
ament? judiciales,
procedimental, podrá n esper ar hasta un momento poste amen de otros mconveruentes que apare jan 15.
rior, qmza
hasta su efectiva aparición. . Exam inar implica, primero, la tarea mate rial de ver y
En los próximos capítulos desarrollaremos el seguimient toma r con-
o Y la tacto con los autos rn Luego, le sigue el traba jo intele ctual
·gestión respecto de cada uno de los componentes del ciclo. de anali-
. zar lo visto (v.~·· evalu~ la forma y contenido delas prese
ntacio nes,
de las resoluc10nes Judiciales, y de las notificaciones), conec
tando
unos elementos con otros, para deter mina r la actitu d a toma
r en la
-§8 - situación, cómo seguir el procedimiento en trámi te.
JMPO RTANC IA DE UTILIZAR BIEN EL EXPEDIENTE De ~o·anter~or se desprende que, norm alme nte, el control dela
. pro-
AUDIE NCIAS : PRODUCCION ORAL DEL CICLO ducc10n .~el ciclo procedimental escrito se realiz a a poste
riori de Ja
reahzac10n de los actos que lo conforman, pues sólo una
Considerando que el expediente judicial es el conti nente de vez hecha
la cau- un~ prese nta:ió n ~?r la contr apart e, o dicta da una
sa (véase supra, § 4), saber manejarlo -esto es, servi rse resolución, o pro-
bien d~ él, ducida la notificac1~n por cédula, agregados que sean al
expediente
utilizarlo efica zmen te-- es una tarea impo rtante para el los documentos que mstru ment an estos actos, tomamos conta
seguümen- cto con
to y la gestión. ellos para evaluarlos.
En la producción y control del ciclo procedimental, esta relaci Sin embargo, no si~mpre es así. En las audie ncias judiciales
ón in- (actos
medi ata del abogado con los autos se divide en tres activi en los que nge la oralidad), la posible realización de un ciclo
dades prin- procedi-
cipales. Una, examinarlos, es decir, localizar e inspeccion mental Ysu control por el abogado son actividades conte mpor
ar el expe- áneas
diente. Otra, entre gar y retira r de él distin tas piezas proce
sales, v. gr., pue~ la presentación partid aria, la respectiva resolución y su notifi
escritos, cédulas. La última, hacer en sus fojas ---0 en otros '.
registros cac10n.se producen "en vivo", en prese ncia de los sujetos del
del tribun al, los libro s- ciertas anotaciones, conocidas en proceso.
el lengua- El dmam1~m~ ~ue tiene n las audiencias, derivado en gran
medi da
je forense como notas, v. gr., de asistencia el día de notificació
n auto- ~ela comumcac10n ~erbal que en ellas impe ra, hace que, en
mátic a de retiro de documentación, de notificación personal, el mo-
de prés- ren~o, srn la forn_iahdad de los actos escritos, aun con palab
tamo del ' ,·;' ras y ex-
expediente. P. SJones coloqmales, las parte s peticionen y quien "toma
A lo largo de los próximos capítulos tratar emos lo que consi " la au-
dera- diend cia-u sualm ente un empleado del tribu nal-a dopt e
mos esencial de este tema, referido a cada uno de los eleme ver ad de hecho
ntos del ci- .. . , eras decIS10
· · nes equiv '
alentes o direc tamen te con rango de re-'
clo procedimental. Tan sólo adela ntam os que, de las activi ~
so1UCIOn.
brada s, el exam en del expediente es la más compleja y,
dades nom- ~l~~
por consi- s. ,Es lo que sucede, por ejemplo, en la audie ncia de prueb
guiente, la que mayor atención requiere. --t{; a de confe
ion, cuando una de las parte s -a travé s de su letra do- quier
En efecto, exam inar el expe dient e-las piezas que lo comp ~i~f· e for:
onen-:-
es ]ama nera de controlar la marc ha del procedimiento judic
ial escri- y p
to, en especial, la producción del ciclo procedimental. De cuerpo delara el tema ' véase DIAZ ' El expe d. t . d .. . l
la mism a , len e;u lela. Consti.tución y uicisitudesdel
mane ra que los médicos neces itan revis ar al paciente, a los
aboga~?s 16
, proceso, Capitulo V. elaborado por CARLOS
A. DIEZ.
nos urge ver el expediente. ¿Se contestó la demanda? (~~es 'Tener el expediente a I · t "
ent~c1on en sus Vertien t .. ¡ · ·
a ~1s ~- se re ac1ona con la circun stancia de localizarlo,
de parte ), ¿qué proveyó el juzgado a mi escrito? (resoluc10n de lanzouilida:s ll tbunal de rad1cacton yacor:iodamie
judiciall, cho" "
nto en dicho tribunal; y depende
O estado de los obrados, por ejemplo "en letra"
¿se notificó la sentencia? (notificación). Estos y muchos otros
mterro- • en pase" " h. d ,,
Constituci, ' .ª~c. iva o 'etcete , ' ' "no en letra" "a despa-
ra. Para el tema, véase DIAZ, El expediente, judicia
rrontP " Rnlo RP. resno nden tenien do l
los autos a la vista. Las llama das on Y v1cisttudesdel cuerpo del proceso, ps. 95 a 155.
.
80 Eduardo A. Díaz

mular las llamadas preguntas recíprocas (arts. 415, CPcc-Nación y ::_::_· -~-

413, CPcc-Prov. Bs.As.) y el empleado que está tomando la audiencia


responde "es criterio del tribunal no aceptar pregunta s recíprocas".
El letrado debe advertir que su manifestación "quiero hacer pregun-
tas recíprocas" ha sido un acto procesal de postulación (presentación
de parte), y que la respuesta "informal" del empleado -de hecho,
verdadero subrogado del juez en la audienci a-equiva le a una reso-
lución tomada por el magistrado, de la cual las partes adquieren co-
nocimiento y se notifican en ese momento; por ende, si no está de
acuerdo con ella, tendrá que impugnar la de viva voz en el mismo ac-
to (arts. 239, CPcc-Nación y Cpcc-Prov. Bs.As.). Lo actuado se asen-
tará en el acta de la audiencia, pero esta instrume ntación será a pos-
7
teriori del acto realizado verbalme nte 1 .
Hay que estar atento, entonces, a estas contingencias en el curso
de las audiencias judiciales.

17 A partir del momento en que el letrado no se conforme con la respuesta del em·
:~$·
- ~~-~~--
pleado y mantenga su posición de repreguntar, la cuestión tomará una vía formal. Se ;, -~ --·.
asentará en el acta la petición de la parte (hecha a través del letrado), si corresponde se
corierá traslado a la contraria, y su respuesta también se hará constar en el acta. El em·
pleado "se desprenderá" del tema, pues consultará al juez o secretario para que éstos re-
Capítulo 111
suelvan el asunto, lo que harán dictándole al empleado los términos de la correspon·
diente resoluciOn; éste la volcará en el acta, y la leerá a las partes. Luego, el acta seráfir-
m<>rl,. n11r p] m~viRt.rHrlO. }O OUe dará viSOS de legitimidad a todo
lo actuado. Presentaciones de parte
'1

-§9 -
ELABOGADO PROYECTISTA
DE LAS PRESENTACIONES DE PARTE
Dijimos ya que entre las activid ades del letrado en relació n con la
causajudicial, y con el ciclo en particu lar, se destaca la de realiza r las
presentaciones de parte. Nos animam os a decir que es éste el capítu-
lo crucial del desempeño profesional en el proceso escrito. Antes de
entrar de lleno al qué y cómo hacer en este terreno , vale aclarar un
poco los alcances de la tarea.
Para la ley, es el justicia ble, ellitiga nte, quien lleva a cabo el acto
jurídico y, por lo tanto, soporta sus efectos. El es quien, de derecho, pi-
de una indemnización de daños, interpo ne un recurso, plantea la nu-
lidad de un acto, solicita la devolución de un documento suyo que
obra en el expediente, será liberado por la sentenc ia absolut oria o de-
berá pagar la condena. El es la parte, el sujeto de la relació n procesal.
Su volunta d es la que se manifie sta en la firma del abogado apodera -
do (arts. 49, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), y en la rúbrica propia
cuando intervie ne con la asisten cia de un patroci nante (arts. 56,
CPcc-Nación y CPcc-Prov. Es. As.; 1012, Cód. Civil).
No obstant e, de hecho, es el abogado quien establece, en el trámi-
te de la causa, qué hacer, cómo y cuándo. El "resuelve los casos" que
sobrevienen uno a uno en el desarro llo del juicio (véase infra, § 10, a).
En consecuencia, proyect a los actos (presentaciones) a realizar , cu-
yos efectos recaerá n, por regla general , sobre su cliente 1.

1
,.•...,
. En ciertas alternativas de la causa el letrado puede intervenir por derecho pro-
,;~!_:~ - pio, en calidad departe transitoria, es decir, parte en lo que atañe a su limitado
interés,
"
!

84 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 85

El curial es el técnico, el idóneo en utilizar las formas procesales. - Seguímiento


El patrocinado o el mandante sólo fijarán-y no siempre- la "políti-
ca" del asunto, el resultado final que se quiere alcanzar, v. gr. obtener Presentación de parte es el acto emanado del justiciable (parte o
el divorcio, desalojar al inquilino, cumplir lo requerido por el deman- tercero) 3, dirigido al tribunal, por el cual, con constancia en el expe-
dante. Mas el posterior manejo del trámite, de la táctica y estrategia diente, se requiere o afirma algo relacionado con una causa en trámi-
utilizables para alcanzar aquel objetivo, corresponden al profesio- te oen cierne, si de la demanda se trata. Son postulaciones o manifes-
nal. Con esta finalidad, produce actos que él considera idóneos (sin taciones básicamente referidas a alguno de los elementos de las ins-
perjuicio de que finalmente no lo sean). En la mayoría de los casos, el tancias -pretensione s, sujetos, procedimient o-, con efectos proce-
cliente interviene únicamente firmando los escritos emanados de la sales. La regla es que se materializan mediante escritos que se dejan
voluntad de su letrado, o aun ni eso si éste actúa como apoderado. en el expediente.
El ordenamiento jurídico reconoce e impone esta función especia- El interrogante medular de su seguimiento es: ¿qué se debe hacer,
lizada, denominada genéricamente patrocinio, estableciendo que las en relación con las propias presentaciones y con las de las otras par-
principales presentaciones del juicio deberán contar con la firma o tes que intervienen en la causa? ¿Quáles presentaciones realizar?
presencia (si se trata de una audiencia) del abogado (arts. 56, CPCC- ¿Bajo qué circunstancias hay que actuar? Desde ya que las respues-
Nación y CPCC-Prou. Es. As.). Mas el alcance del patrocinio no se cir- tas que daremos serán genéricas, dada la infinita gama de presenta-
cunscribe a firmar los escritos enunciados en la norma citada, sino ciones que una causa judicial genera, cuyo específico contenido de-
que se refiere a la asistencia y dirección jurídica en todo el curso del pende de sus particularidad es.
proceso 2. Dos son los factores que gravitan en este quid. Uno, subjetivo, es
Ello repercute indudablemen te en la responsabilidad del profesio- el interés de la parte en obrar. El otro, objetivo, es la coyuntura o es-
nal por el in conecto ejercicio de su ministerio. Volveremos sobre el te- tado del procedimiento.
ma en el Capítulo VIII.
En conclusión, al decir que el abogado genera actos (realiza pre- Amodo de introducción, afirmamos que el letrado debe:
sentaciones) queremos significar que es su voluntad técnica la que l. Respecto de sus propias presentaciones, hacerlas eficaces, acor-
realmente prima en dicha concreción, dado su carácter de necesario des al interés que defiende y a la coyuntura del procedimien-
experto conductor de los intereses de su cliente en sede judicial. De to, surgidas de la propia iniciativa (v. gr., demandar), o en res-
acuerdo con esta visión, cuando mencionemos alguna actividad co-
mo impuesta a la parte (v. gr., apelar, reconvenir) salvo que se trate
de situaciones personalísima s de ella (por ejemplo, reconocimiento 3
Incluimos en el concepto a los actos de esa índole que realizan los funcionarios del
de firma de los arts. 526, CPCC·Nación; 524, CPCC-Prou. Es. As.; ab- Ministerio Público -formado por el Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de
solver posiciones), se estará dando, en puridad, una regla de actua- la Defensa- cuando actúan como representantes de ciertos sujetos procesales (v. gr., po-
ción al curial. bres, ausentes, incapaces), no cuando lo hacen dictaminando en ejercicio de su función
de "defensa de la legalidad y de los intereses generales de la sociedad" (art. 1º, ley
·2~.946). Lo mismo cuando actúa el fisco, no contestando vistas, sino adoptando un rol ac-
~ivo, haciendo uso de los distintos institutos procesales, pues entonces su actuación de-
como ocurre, por ejemplo, cuando le regulan honorarios, o se le aplica una sanción. En e adecuarse a las normas procesales vigentes, de modo que rigen a su respecto las mis-
estos casos, los efectos de los actos lo alcanzarán a él de modo exclusivo, o concurrente- .n;.as cargas que pesan sobre las otras partes, pues una interpretación contraria afecta-
mente con su cliente. na la garantía constitucional de la igualdad y defensa enjuicio, ya que frente al interés
que pueda representar el Fisco se encuentra el de su contraria, sin que resulte válido po-
2 Cám.Apel. Civ.y Com.
San Isidro, Sala!, 9/10/90,e1Dial-W8578; SCBA, 28/4/98, ~;/runo sobre el otro, cualquiera sea el motivo para ello (CNFed. Civ. y Com., Sala I,
e!Díal-WFOFB. 10198,ED, 182-416).
86 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudici al 87
puesta a actos de otros sujetos del proceso (v. gr., contestar una · ces, de acciones materiales, físicas (v. gr., dejar un escrito en el expe-
demanda, responder el traslado de una pericia). Para ello de- diente), para lograr plena eficacia 5 .
berá constatar que están reunidos y/o cumplir los requisitos
de admisibilidad y de fundabilidad generales y específicos de 1-Qué es «resolver un caso»
aquellas. Mas el primer paso en este derrotero será solucionar
el problema o situación que cada circunstanc ia, cada momento Definiremos al caso como un conjunto de hechos, que de algún mo-
del proceso, significa. do afecta los intereses jurídicos de una persona -"-Bl cliente-, quién
para proteger estos últimos desea o necesita:
2. Respecto delas presentacio nes hechas por otras partes que in-
tervienen en el debate judicial, controlarlas y, eventualme nte, a) Obtener un resultado al respecto, el cual puede consistir en que
contestarla s. un estado de cosas se mantenga, por ejemplo "no me desalojen",
"no se revoque la sentencia", o, por el contrario, que se modifi-
Veamos cada una de estas posibles acciones. que, por ejemplo, "quiero divorciarme", "se embargue el sueldo
de mi deudor". Este resultado será simple, si se persigue un so-
lo efecto, por ejemplo, "divorcio", y será compuesto si se preten-
de más de uno, por ejemplo, "divorcio más daños y perjuicios".
-§10- b) Solamente conocer los derechos y obligaciones que aquella si-
PRESENTAC IONES PROPIAS: HACERLAS EFICACES tuación fáctica le acarrea, quizá con la intención de buscar un
resultado en algún momento, pero no por ahora; esto ocurre en
a-Cada presentación iinplica
la mera consulta al abogado, la cual, una vez evacuada, finali-
«resolver un caso»
za la relación profesional.
En tren de preparar una presentación, el abogado puede encontrar
distintas dificultades. Una de ellas, más frecuente en profesionales _Resolver o soluóonar casos o asuntos, en una primer acepción, li-
noveles, es no saber "por dónde empezar", "qué decir" en el escrito nntada, es la tareamtele ctual del abogado consistente en aplicar las
que contendrá al acto de parte. Esto probableme nte suceda porque normas legales a los hechos presentes en el problema bajo examen,
no se advierte la naturaleza del acto en ciernes, cual es resolver un tarea conocida como subsunción jurídica; y de esta inclusión sacar
caso. Elletrado pierde un poco el eje; se debate acerca de "qué poner" una consecuencia; determinar "dónde está parado" su cliente, qué
en el escrito cuando primerame nte debe centrarse en "cómo resuelvo derechos y obligaciones implica la situación para las personas invo-
esta situación o problema que el procedimiento me presenta". Defi- lucradas en el caso, cuáles efectos jurídicos se espera ocurrirán o de-
nido este interrogant e, las palabras del escrito vendrán solas. ~erían ocurrir, si podrá obtenerse el resultado deseado. Por ejemplo,
Tuvimos ocasión de decir en otra obra 4 que la actividad sustancial s1 Ud. no pagó los alquileres de cinco meses, el locador tiene derecho
del abogado que ejerce su función patrocinand o y/o representan do a a dar por terminado el contrato y deberá Ud. restituirle el inmueble;
los justiciables en causas judiciales, es resolver casos, operación ésta además, tiene él derecho a cobrar los arriendos que se le deben. Si
primerame nte intelectual, aunque necesite 1u ego, las más de las ve-

5
. "C ua 1quiera
. haya de ser el modo de desempeño del profesional: magistrado o
fun~ionariojudicial, funcionario público, abogado de empresa, abogado asesor o litigan-
4 DrAZ, "Resolver casos,
quid de la labor forense del abogado", en Cómo resolver ca- te, siempre lo principal o central de su trabajo será resolver, o ayudar a resolver, casos o
sos. Esencia de la abogacía, ps. 15 a 72, cuyos lineamientos seguiremos en este tema. problemas concretos" (GoRDILLO, El método en derecho, p. 23).
88 Eduardo A. Díaz Achiación del abogado en una causajud icial
89
Ud. no cumple voluntar iamente , le iniciará sendos juicios para ello, das en los códigos Civil, Comercial, Penal, en la Ley de Contrato de
que si bien demorar án tanto la entrega del bien como el pago de las Trabajo, etcétera .
sumas adeudad as, significarán para Ud. más gastos de tiempo y di- La.s,injurias matrimo niales, elincum plimíent o de un inquilino, la
nero; En conclusión: si Ud. desea seguirviviendo en ese departam en- relac10n del empleado con su empleador, son algunas de las situacio-
to, debe abonar inmedia tamente lo que debe", o este otro: "Si no ape- nes fácticas que componen los casos de esta índole, las cuales serán
lamos la sentenci a que lo condena a pagar, ésta quedará firme, y en . encuadr adas dentro del plexo normati vo sustanci al para arribar a
consecuencia no podrá ya modificarse la decisión, y deberá Ud. cum- una conclusión válida. ·
plir el pago en un plazo de diez días". J17nto al caso sustanci al está el caso procedimental. Es el que de
Cronológicamente, ésta es la primer actividad que realiza el pro- contmuo ocurre, se presenta , cuando se transita alguna de las vías
fesional. Evalúa intelectu almente todo el materia l fáctico y jurídico que mencionamos como principales para actuar la solución mental
a su disposición, para llegar a una conclusión acerca del derecho que del caso sustanci~.A.nosotros nos interesa el caso que se da en el pro-
asiste a su cliente y las consecuencias que de ello se derivan. No hay ceso, en los procedimientos que componen la causa judicial.
todavía actos encaminados a obtener el resultad o necesario o desea- Las normas que aquí entran enjuego nó son las "de fondo" o sustan-
do, es decir, la satisfacción del interés del justiciable. Es puro traba- tivas, sino las "de forma", adjetivas, contenidas preferen temente en
jo interno racional del abogado, por eso denomínaremos mental a es- los códigos procesales, pero también en otras disposiciones rituales
ta especie (o etapa) de resolución del caso. tal como veremos infra, c). '
En una caracterización más amplia, resolver casos es, además de ~sí,.vemos que durante el desarrollo del proceso, dentro de él, acae-
lo anterior, "actuar" la solución mental, esto es, ponerla enmovimíen- ceran mnumer ables situaciones de hecho (en su mayoría formadas
to utilizando los medios, vías o procedimíentos adecuados para alcan-
zar el resultad o que satisfag a el interés del cliente6. Por eso, llamare-
·,';f por actos procesales; en menor medida por hechos procesales como
ser, la pérdida del expediente, la ofensa vertida en un escrit~), que
mos actuada a esta clase (o segunda etapa) de resolución del caso. ;~f!'
P"'
--~
necesita rán también ser resuelta s por el abogado, esto es encua-
Salvo el supuesto de la mera consulta, en los demás casos -que "f=i_~c drm:las jurídica mente y sacar de ello una conclusión. Por ~jemplo,
son mayorí a- no alcanza con la reflexión técnica del curial, sino que -;-:;:-~
l -f •.
ique hacer frente a dos procesos idénticos que tramitan en distintos
es necesario ponerla en acción. Los tres grandes modos o vías para tribunales?, ¿y cuándo ha transcur rido cierto tiempo sin que se im-
hacerlo son la negociación, el procedimiento adminsitrativo, y el pro- pulse la causa?, ¿y si el demandado ha sido notificado de Ja demand a
ceso judicial. Y. no se presentó a estar a derecho?, ¿y cuando un acto procesal con-
tiene un vicio en la forma de concretarse?
2- Casos sustancia les y procedim entales La resolución de casos, tanto sustanci ales como procedimentales
Un caso puede ser sustancial o procedimental. en cuanto técnica de la ciencia jurídica, tiene dos elementos funda'.
El primero casi siempre involucr a hechos "de la vida diaria" de mentale s sobre los cuales gira: hechos y derecho 1. Podríamos añadir
las persona s, ajenos aún a la esfera procesal -aunqu e luego pro- un tercero, la prueba: ¿qué debo probar?, ¿dispongo de medios de
duzcan efectos en ella-, previstos en su acaecer y consecuencias en rueba?, , etcétera; mas entendemos que éste es un tema pertenecien-
las normas llamada s de fondo o sustanciales, como son las conteni- e al capitulo de los hechos, incluido, por lo tanto, en él.

de s~b La ~uridicidad del caso, lo estrictamente jurídico de él, aparece cuando se trata
6 "La labor de los abogados es, pues, unalabor técnica; consiste en usar ciertos me-
dios para alcanzar un resultado a partir de una situación inicial dada" (CARRIO, Cómo es-
01
L _~l;lm1r los hechos en una categoría legal-con f. PERELt.!ANCHAIM cit. por GHIRAR-
tudiar y cómo argumentar un caso. Consejos elementales para abogadosjóuenes, p. 27). ' oglca del proceso judicial (dialógica del derecho), p. 52-. '
90 Eduardo A. Dí02 Actuación del abogado en una causajudicial
91
.-~~.·­
~;};'
,,_-_-,
Mientras los hechos y las pruebas del caso sustancial son aporta- Corolario de las afirmaciones precedentes es que el mecanismo in-
dos, en gran medida, por la parte (es decir, por el cliente), los del caso telectual del juez Yel del abogado, para resolver casos (ideas que, co-
procedimental, por tratarse de actos y hechos procesales, que mayor- mo veremos luego, se volcarán en los respectivos documentos del ex-
mente se materializan y acreditan en el expediente judicial, son ex- pediente judicial, escritos y resoluciones) lejos de ser diferentes, son
clusivo resorte del profesional. similares, salvo la razonable dosis de subjetividad partidaria que ten-
drá la labor del curial.
3-Modo de razonar ¿Cómo piensan, qué el_ucubr~ciones mentales hacen el abogado,
La trascendencia de la dupla hechos-derecho se debe a que las con- para resolver el caso y as1 defimr la presentación que introducirá al
secuencias legales (efectos) de las conductas humanas (hechos) es- proceso, Yel.magistrado, para también resolver el caso, pero hacién-
tán contempladas en las normas jurídicas (derecho). dolo con la virtualidad de establecer definitivamente las consecuen-
En efecto, el Derecho regula la conductahumana. Esta, entendida cias jurídicas del asunto y ejecutarlas por la fuerza de ser necesario?
como "manera de conducirse", incluye tanto el hacer (acción) como el La forma básica, primera, de pensar un asunto a postular o a deci-
no hacer (omisión). Acción y omisión son términos que refieren he- dir, es silogística. El silogismo es un razonamiento deductivo que
chos: el realizado y el esperado, respectivamente. consta de tres proposiciones, la última de las cuales llamada conclu-
La norma jurídica, sea de Derecho sustancial o procesal, funciona sión, se de~uce de las otras, llamadas respectivam~nte premisa ma-
así: dada cierta circunstancia fáctica, corresponde determinada con- yor Ypremisa menor, en relación con la extensión de los términos que
secuencia jurídica8. Por ejemplo, si el demandado debidamente cita- contienen 10.
do al juicio no se presenta (hecho), puede ser declarado rebelde (con-
secuencia), conforme a los arts. 59 del CPCC-Nación y del CPcc-Prov. Llevado esto a nuestro terreno, la premisa mayor está conforma-
da por la normajurídica, el derecho; la premisa menor, por los hechos
Bs.As.
del caso concreto; y la conclusión, por los efectos legales que se atri-
Para resolver un caso, los abogados seguimos el mismo modo bási- buyen a la situación:
co de razonar que el magistrado. Aunque no nos guste, así debe ser
para que nuestros actos sean eficaces. Coincidimos con GHJRARDI Premisa mayor -7 Derecho
quien, refiriéndose a la labor "profética" del abogado (porque predice Premisa menor -7 Hechos
lo que el juez dirá en su sentencia), sostiene: "Pues bien, la confianza Conclusión -7 Postulación (abogado)-Decisión (juez)
_t_;;p~
radica en el estudio preciso del problema, en el conocimiento profun- :o':k~'._'
do del derecho y en la investigación del hecho o acto acaecido ... Con -'"''···
,-·· CALAMANDREI decía que "la ley es un juicio hipotético de carácter
esos elementos se encuentran habilitados los abogados para resolver feneral que vinmla un efecto jurídico a un posible evento: 'Si se rea-
el problema y suponer que los jueces han de razonar ante el caso con- _iza un caso del tipo a, se produce el efectoJ'urídico b'. Aquí dice el
creto de idéntica o similar manera. En otras palabras, interesa, por ¡ue
a· z, ~e ven'fi ca en concreto un caso que tiene los caracteres 'del tipo
sobre todo, la conclusión de la sentencia judicial. Acudimos siempre, •por lo tanto declaro que debo producir en concreto el efecto jurídi _
en abstracto o en la realidad, al modo de razonar de los jueces ... " 9. f~ ~-.Po~· cons_ecuencia, todo el trabajo del juez se reduce a encontrar
; ,e;;_·-, ~ omc1dencia entre un caso concreto y la hipótesis establecida en
.ºrma abstracta por la norma, o sea, de acuerdo con la conocida ter-
8 Véase BERTOLINO, El concepto de incidente y la aplicación de la norma procesal
civil, LL, 1980-B·ll5.
9 GHIRARDI, Lógica del proceso judicial (dialógica del derecho), p. 13. lO n·lCc1onario
. Lexis 22, t. 19, p. 5390.
92 Eduardo A. Dí112 Actuación del aboga do en una causa judic ial
93
minología escolástica, la coincidencia entre la 'hipótesis real'
y la 'hi- - Esquemajudicial
pótesis legal"' 11 .
En coincidencia, GoMEz y BRUERA afirman que "en aquellos paíse Transcun'idos seis meses sin que se inste el curso de la instancia prin-
s cipal enjuicio ordinario, corresponde su caducidad (art. 310, Cód. Pro-
que cuentan con una legislación escrita y sistematizada :-es
deci~-, cesal).
los de Europa continental y América Lati na- el razonamien
to utili- Surge del expediente que el último acto con virtualidad de impul
zado generalmente por los jueces se asemeja al deductivo. sar
·La norma general que se refiere al caso -obli gator ia para los la instancia fue la resoluciónjudicial ocurrida hace ocho meses.
jue-
ces en estos orden amie ntos- constituye una de las premisas Corresponde hacer lugar a lo solicitado, por lo cual resuelvo decre
del ra- tar
zonamiento; la descripción del caso a juzgar, la otra premisa la caducidad de la instancia principal.
y la sen-
tencia es el enunciado que surge de extraer lo implicado por
las pre-
misas es decir, la conclusión del razonamiento" 12 .
Ve~mos cómo funciona este esquema en un caso procedimental, 4-Ca da esc1ito docum enta un caso resuel to

introducido por el letrado mediante una demanda incidental El esquema silogístico anterior está positivizado, para las sente
(pre- n-
sentación de parte), y resuelto a través de una sentencia interl cias, en los arts. 163y 161 del CPcc-Nación y del Cpcc-Prov.
ocuto- Bs.As.,
ria (resolución judicial), expuesto según se trate del razonamien que definen su estructura. Para las presentaciones de parte
, en los
to
partidario ojudicial 13. arts. 330 del CPCC-Nación y del CPcc-Prov. Bs.As., sobre requi
sitos
de la demanda: "el derecho expuesto sucintamente", '1os hecho
s en
que se funde, explicados claramente", "la petición en términos
- Esquema partida rio claros
y positivos". Tras el modelo de la demanda se alinean, con difere
Transcurridos seis meses sin que se inste el curso de la instancia prin- nte
grado de intensidad, todos los demás escritos, sean fundament
cipal enjuicio ordinario, corresponde su caducidad (art. 310, Código accidentalesl4. ales o
Procesal).
Entonces, láspresentaciones (escritos) de las partes y las resolu
El último acto con virtualidad de impulsar la instancia fue la resolu cio-
- nes judicial es serán instrumentos de la solución partid aria y de
ciónjudicial dictada hace ocho meses. laju-
risdiccional, respectivamente, de la mayor parte de los distin
tos ca-
Pido entonces se decrete la caducidad de la instancia principal. sos que conformen la causajudicial (el sustancial y los sucesivos
pro-
cedimentales que se presenten). Estos documentos reflejarán,
en su
medida, la estru ctura "hechos-derecho-postulación/decisión",
es de-
cir, aquel funcionamiento que tienen las normas jurídicas. Sobre
có-
mo se hacen los escritos, véase infra, § 12.
11 CALMfANDREI, Proceso y democracia, p. 71.
12 GoMEZ - BRUERA,Análisis del lenguajejurídico
1 p.152.
13 ''El escrito del justiciable y la resolución judicial tienen 14
la misma estructur~: DIAZ, Confección de escritos procesales. Qué decir y có1no decirlo
dadoA esB; sólo que mientras eljusticiablepide, ruega, que , p. 46. "Al abo-
se cumpla la consecuencia gado le incumbe, en primer lugar, y previa una selección de
jurídica, el juez ordena, manda que así sea. Esto se
manifiesta_en el ~i~erente,mod,0 los que realmente sean con-
dehablarde uno y otro sujeto: 'Pido se agregue el documento' ducentes o significativos, basándose en sus conocimientosJ·urídico
l'.
es en be elhtigante, Agre,- s presentar en forma
guese', contesta imperativamente el magistrado. 'Pido hog¡cay est_ructurada, ya sea por escrito u oralmente, los hechos '
traslado I Córrase traslado,' que con anterioridad le
'Solicito en1bargo / Trábase embargo', 'Peticiono se intime aya refendo la parte. De manera tal que su exposición fáctica
le permit
'De1nando el pago/ Condeno a pagar', son algunos ejemplos
de pago I Intúnese_ de pago• ~er fácilmente cuál es la situación o relación jurídica que se le intenta a al juez cono-
más de esta duahd~d de la presentar. Ni qué
expresión forense" (DTAZ, Confección de escritos procesales. ablar de lo que a fundamentaciónjurídica se refiere, así como
también de qué es lo que
Qué deciry có1no dectrlo, ps. ~oncretamente se pretende dentro de las diversas opciones que
47y48). el derecho puede brin-
ar" (ARAzr,Elementosde derecho procesal. Parte general, p.190)
.
:J
!

94 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicia l


95
Dicho de otro ~odo, cada escrito de parte yresoluciónjudicial con- Salvo excepciones, para conseguir cualquier efecto en la causaju -
llevan un caso, sustancial o procedimental, resuelto por el respectivo dicial se necesita una resolución del Oficio que lo ordene (v. gr., "intí-
operador, abogado ojuez. Por ello, no es menor la tarea de volcar co- mese tal como se solicita", "trábese embargo"), lo declare (v. gr., "decre-
rrectamente en el papel las premisas y conclusión que componen tase la rebeldía del demandado", "declaro nulo el acto de notificación
nuestra solución mental del asunto. Como afirma GORDILLO: "El so- de la demanda"), o integre la voluntad de las partes (v. gr., "homoló-
porte material de la obra intelectual del abogado es así una versión gase","téngase presente" )16. .
escrita que puede ser decisiva" 15 . · · El justiciable vuelca en su escrito el asunto pertinente, poniéndo-
Por la índole común que atribuimos al discurrir del abogado Yal lo así a consideración del magistrado para que lo resuelva por medio
del juez, remitimos al lector, como indispensable complemento de lo de una resolución, que será providencia simple, sentencia interlocu-
dicho aquí, a las ideas que más adelante vertimos sobre la estructu- toria o definitiva, conforme la índole de aquél.
ra del razonamiento judicial (infra, § 17). Tratándose de una carga, es el interés o necesidad del presentante
el que indica el acto a realizar; por ejemplo, ante el temor fundado de
b-Fact or subjetivo: interés del present ante que se extravie el expediente, se pide su reserva (art. 64,RJN); un ter-
cero canaliza su intención de intervenir en un juicio pendiente entre
Una regla de acción es la siguiente: a quien interese que en el seno
otros iniciando el incidente respectivo (arts. 90, CPcc-Nación y Cpcc-
de una causajudicial se produzca algún efecto (por ejemplo, se conde-
Prov. Bs.As.); quien quiera que las resoluciones correspondientes se
ne a otro a reparar un daño, se rechace una petición de la contrapar-
le notifiquen por cédula tendrá que hacer una presentación constitu-
te se declare la nulidad de un acto del proceso, se revoque una reso-
yendo domicilio procesal (arts. 40 y 41, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.
l u~ión se desarchive el expediente, se desglose un documento, se li- As.); etcétera.
bre ud cheque, etcétera) tiene la carga de plantea r la cuestiónª'. tri-
Mas esta regla de acción ("quien pretenda un efecto que lo pida") se
bunal para que éste se pronuncie otorgando el efecto buscado. La1dea
engarza con un interrogante: ¿qué efectos pueden--{) deben - perse-
no es otra que aplicar el principio "no hay juez sin parte" a la tramita-
guirse? Dicho de otro modo, ¿cuál es el contenido posible y pertinente
ción de toda la causa, y no únicamente a su nacimiento. de las presentaciones? La respuesta tiene que ver, en gran medida,
Este interés movilizador apunta, en líneas generales, a alguno de con el estado de la causa judicial, tema que pasamos a tratar.
estos objetivos:
l. Abrir e instruir las instancias mediante las alegaciones fácticas e-Fact or objetivo: coyuntu ra del procedi niiento
y jurídicas a portantes de pretensiones, hechos, derecho, y prue- . En la mayoría de los casos, el interés no basta para actuar eficaz-
ba (presentaciones fundamentales). mente. También hay que hacerlo conforme al contexto presente en la
2. Impulsarlas hacia su desenlace natural , la sentencia (presen-
taciones impulsivas).
3. Disponer sus elementos para su mejor o conecto funcionamien- d 16 . No es necesaria una resolución del Oficio para: 1) librar una cédula si este medio
e notrficación está expresamente previsto en la ley;2) intentar una nueva notificaci
to (presentaciones acondicionadoras). ante el fracaso de una diligencia anterior la que incluso podrá hacerse por otra vía(art.
ón
4. Anormalmente, finalizarla (presentaciones cuasifundamenta- 136 ·¡ . . •
•u timo parra fo, CPCC·Nación, texto según ley 25.488); 3) desglosar las copias de
los
les "desistimiento", "transacción", "conciliación''). ~;ts. 120, CPC~-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.; 4) retirar el expediente para alegar (arts.
7, CPCc-Nac
rón y CPCC-Prou. Bs.As.), y en el orden provincial, para expresar agravios
~contestarlos en los términos de los arts. 254 y 260 del ritual (art. 127, CPCC-Pro
u. Bs.
s.); 5) librar los oficios de los arts. 333 párr. 3º y 400 párr. 2º CPcc-Nac
15 GoRDlLLO,El método en derecho, p. 24. CPcc p ' ión 332 y 398
' '
· rou. Bs.As. Hay otras hipótesis, pero las nombradas son ' ' '
las más comunes.
96 Eduardo A. Dí02
Actuación del abogado en una causa judicial
97
instancia que se tramita, es decir, según las circunstancias fácticas Entonces, dada una situación de hecho (que puede no existir real-
previstas en el ordenamiento ritual para acceder a los diferentes efec-
mente, pues para actuar alcanza con que el letrado, luego de estudiar
tos o consecuencias procesales. Probablemente las más de las veces lo
el asunto, concluya que sí se presenta 20 ) cabe pedir al tribunal que
que es menester o interesa a la parte existe en función de la coyuntu-
conceda el efecto legal pertinente, solicitud a la que éste podrá hacer
ra procedimental que se vive. Primero, las circunstancias, y de ellas
lugar sea ordenando, declarando o integrando la actividad del pre-
nace nuestra necesidad. . . sentante, o rechazarla mediante una declaración: "no ha lugar", "de-
Rememoramos que la norma de Derecho, tanto sustancial como sestimo",."rechazo", "inadmisible".
procesal, opera así: dado A debe ser B. Mientras que A es el presu-
puesto fáctico o de hecho, Bes su efecto o consecuencia jurídica. Veamos unos ejemplos tomados de la ley procesal:
De lo anterior concluimos, refiriéndonos especialmente a la nor- l. La parte con domicilio conocido, debidamente citada, que no
ma procesal 17, que los posibles efectos a buscar -generalmente ~e­ comparece durante el plazo de citación (hechos), puede ser
sumidos en el "petitorio" de las presentaciones- así como las cir- declarada rebelde (efecto) a pedido de la contraria (arts. 59,
cunstancias de hecho que avalarán aquellos requerimientos, se en- CPcc-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.).
cuentran plasmados directa o indirectamente en el extenso conjunto
de normas adjetivas positivas, las que no se circunscriben al Código 2. Contestada la demanda o la reconvención, o vencido el plazo
Procesal sino que abarcan a otro importante número de leyes, regla- para hacerlo, resueltas las excepciones previas, si se hubie-
mentos, acordadas y resoluciones de los tribunales superiores: en el sen alegado hechos conducentes acerca de los cuales no hu-
orden nacional, el Reglamento para la Justicia N aciana!, Re~lamen­ biera conformidad entre las partes (hechos), se pide al juez
to de cada fuero, acordadas de la Corte Suprema, leyes no codificadas que reciba la causa a prueba (efecto), según lo autoriza el art.
359 del CPCC-Nación.
(v. gr., leyes 10.996, 21.839, 22.172, 23.898, 24.573, entre otras) 18.
Este plexo normativo se completa con las normas contemdas en las 3. Tramitándose simultáneamente dos procesos que reúnan las
sentencias judiciales ~urisprudencia), las elaboraciones de la cien- condiciones previstas en la norma (hechos), cabe solicitar su
cia procesal (doctrina) y, en menor grado, con la costumbre procesal.
Estas tres últimas fuentes llenan las lagunas de la ley escrita, acla-
ran sus oscuridades, determinan sus verdaderos requisitos y alcan- t~íngulis que el abogado debe resolver, deberá éste acudir a Ja propia construcciónjurí-
ces. Le toca al letrado conocer y estudiar este Derecho, e inferir de él d~c.a, que se apoyará, la más de las veces, en la analogía, la equidad, la lógica, larazona-
bihdad, los principios del derecho. De estos últimos destacamos como "telón de fondo"
el material para sus presentaciones 19. el ~e que to~o lo que no está prohibido está permitido; Conforme~ él, siempre que el pro:
fesional entienda que lo que pedirá o manifestará al tribunal no es palmariamente ilíci-
to, aunque desconozca norma alguna que abarque expresamente la realización de ese
acto, debe partir de la premisa que sí cabe hacerlo .
17 Nos interesa particularmente el precepto procesal porque es el que mayormen- . .Amén de todo lo dicho, pensamos que es fundamental para el profesional conocer an-
te se aplica a las situaciones procedimentales. ~icipadamente el Derecho procesal, en especial -como ya dijimos-los institutos que
18 Estas y otras importantes fuentes formales suelen aparecer como apéndice de integran el ciclo procedimental, y los conexos con él. Esto porque en primer Iuga:r al ser
elproces 0 l ' b"t · · ., ' '
los códigos procesales publicados por las editoriales jurídicas de nuestro medio. ·r e am 1 o casi necesario de actuac1on del abogado, constantemente deberá
uti izar los conceptos, categorías y preceptos de esta rama jurídica· en segundo lugar
gran parte de los actos de la causa judicial deben concretar~e en plazos cortos'
19 Básicamente dos son las maneras de operar en este estado. Una, el abogado ela-
bora directamente la presentación porque conoce de antemano el Derecho, entonces sa- bporque
revedad d d · d . '
be que en lacircunstanciaA debe perseguir el efectoB: Otra, muyf~~cuent:, es."adelan- . que no a emas1a o margen para conocer y estudiar "sobre la marcha" el te-
ma Pertinente.
tar" mentalmente una conclusión sobre el acto a realizar (resolucion provisoria del ca-
20
so}, y luego corroborar la existencia de una norma que ampare dicha solución. Si no o?s- Por "" · ·" ·
tante la pre 0 post búsqueda normativa no se halla precepto alguno que contemple el in- dan las cond'esta
·
1nex1stenc1a real muchos pedidos son rechazados por los jueces: no se
r' t· · l
1c1ones 1ac teas previstas en a norma para ser acogidos.
98 Eduar do A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judic ial
99
acumulación (efecto), conforme a los arts. 188 del Cpcc- cripción con arreglo a las previ sione s de los arts. 3986 del
Na-
ción y del CPCC-Prov. Es. As. Cód. Civil y 124 del Cód. Proce sal (hechos) es interr rupti
-
4. Un vicio formal de cierta enver gadur a prese nte en un acto va de esta últim a (consecuencia)" 22 . Conocer esta norm
pro- a
cesal (hechos) conlleva su nulid ad (efecto), lo que así puede nos perm itiría actua r del sigui ente modo: si mi dema nda
pe-
ticionar se (arts. 169 y ss., CPCC-Nación y Cpcc-Prov. Es. As.). se ajustó al presu puest o fáctico descripto en el fallo (pre-
senta da en el plazo de gracia del art. 124, CPcc-Nación)
5. Si existe algun a circu nstan cia que lo justif ique (hech
os) co- y la contr apart e opone a mi prete nsión la defensa de pres-
rresp onde dar en prést amo el exped iente (efecto), conforme
a cripción de la acción, podré pedir al juez que declare opera
los arts. 127 del CPCC-Nación y del CPcc-Prov. Es. As. -
d? el .nusi:1o efecto o consecuencia dispuestos en aquel de-
6. Si los documentos agreg ados al exped iente son exten crnono -mte rrupc 1ón de la presc ripci ón-, y que, por en-
sos o
nume rosos o de dificultosa reproducción (hechos), cabe de, rechace el pedido de prescripción.
soli-
citar la exención de acom pañar copias para trasla do (efecto
), b) FENOCHIE'ITO y ARAZr, analiz ando el juicio suma
rio23 sos-
según autor izan los arts. 121 del CPcc-Nación y del CPCC-
tie1'.en: ''También será la contestación de dema nda la opor-
Prov. Es. As. tunid ad adecu ada para cuest ionar la admisibilidad de las
7. Afalt a de documentos indubitados, o por su insuficienc prueb as ofrecidas en la demanda".
ia (he-
chos), conforme a los arts. 394 del CPCC-Nación y del CPCC- En esta ocasión tendr emos nosotros que arma r o descu
-
Prou. Es. As., corresponde forma r cuerpo de escri tura para brir la premi.sa ''.dado A debe ser E" inclu ida en el párrafo,
adver ar un documento (efecto). Y que es la siguiente: prese ntada una dema nda en juicio
8. Abie rta una causa (hechos), podemos nomb rar perso suma rio, en la que se ofrezca prueb a (hechos), cabe cues-
nas au- tiona r la admi sibili dad de estos medios probatorios al con-
toriza das a consu ltar el exped iente (efec to)-a rt. 63,in c.
a), testa r la dema nda (consecuencia). Entonces, si me intere
RJN -. -
sa, al.c~ntestar la dema nda impu gnaré la prueb a contra-
9. Si nuest ra causa es de las previ stas en la norm a (hech na, p1d1endo al juez que no admi ta su producción.
os), es
dable concederle prefe rente despacho (efecto), lo que así pode-
mos reque rir según art. 36 del RJN. Norm almen te el letrad o no tiene mayo r probl ema en ident
ificar Ja
10. Si en el juicio se regul aron hono rarios antes de la sente :unt ura para realiz ar las prese ntacio nes que contienen
ncia o actos fun-
transacción, sobrevenida ésta (hechos) procede una nuev mentales de las instancias; tampoco la de muchos cuasifunda
a es- -
timación (efecto) -arts . 20 y 21, ley 21.83 9-. ~ntales (pe~1do de rebeldía, recusación, etcétera). Ello
se debe, en-
Idént ica estru ctura tiene la norm ajuris prude ncial y la "nor- otros motivos, a los Siguientes: la ley deter mina de mane
ra bien
ma" doctr inaria 21 . Veamos un caso de cada una: precisa, Yhasta rígida, el marco para llevarlos a cabo. Están
"fijados"
a) Dijo la Corte Supre ma: "La acción entab lada el en un luga r-o estad o-- del camino de las instan cias, en el
día inme- cual, una
diato posterior al del vencimiento de su tiempo de pres-

22
LL, 1985-C-517.
do, ~ ~~~oc:::TI~
110 -ARAzr, Código Pro~e~al Ci~il ! .Comerci~l de la Nación. Coinenta-
21 Coloca mos "norma" entre comilla s pues en genera l
se entien de que la doctrina
no es fuente de derecho. Sin entrar en esa discusi ón, rniento
lo cierto es que a diario los aboga- '\-" __ ,-, Y 1c01 .dado, t; II, p. 555. 81 bien elJu1c10 sumario no rige
dos invoca mos sus opinion es, y trabaja mos con ellas, ya en el ordena-
como si fueran norn1as. ~~~~ procesal nacional, si lo hace en el bonaerense.
100 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicia l
101
vez llegado, hay que actuar; son los actos elementales de lacaus aju-
En cambio, es de respuesta o contestadora la que hace otro sujeto
dicial -verda deras instituciones y categorías proces ales-, reitera-
distinto al iniciador, para dar a conocer su parece r (v. gr. contradecir,
tivos en los distintos procesos, y relativa mente pocos, caracte rísticas
aceptar, etcétera), sobre el asunto traído al procedimiento por la pre-
que los hacen los más conocidos por el profesional, en cuanto a su con-
sentación iniciadora.
tenido, consecuencias y condiciones para llevarlos a cabo. Ya vimos
Esta respue sta puede darse directa o indirec tament e. Será direc-
que por su condición de instituc iones básicas del proceso, son los úni-
ta ' cuando se lleve a cabo incitad a por un "traslado", "vista'', o ''hága-
cos que se enseña n en las correspondientes materia s univers itarias, . .
se saber" decretado por el tribuna l ala present ación iniciad ora (véa-
'

y los más abordados por la doctrina.


se infra, § 11,b).
No sucede lo mismo con los que dimos en llamar actos accesorios
Por el contrario, la réplica será indirec ta si se realiza no antes de
(de trámite, impulsivos, acondicionadores, algunos cuasifundamen·
que se decida la cuestión, sino a posteriori, a través de un recurso
tales). Debido a la varieda d y natural eza de sus posibles contenidos,
contra la resolución que se pronunció sobre el tema contenido en la
muchos de ellos ni siquier a están contemplados, l).l menos expresa-
iniciadora. Es lo que sucede, por ejemplo, en los supues tos ya vistos
mente, en norma alguna. De los que sí lo están, varios aparece n en
de pedido de rebeldí a y de medida cautela r: ambos se resuelv en sin
disposiciones adjetivas distinta s del Código, no tan conocidas por los
intervención inmedi ata de la contrar ia, inaudita parte (arts. 59 y
jóvenes abogados, lo que dificulta su utilización. Por tratarse de cues-
198, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Es. As.). La ley sólo permite de modo
tiones algo Bsí como de menor enverg adura que las restant es, mu-
indirecto la injerencia de la parte contrar ia a quien pidió y obtuvo di-
chas meram ente diligenciales, tampoco ocupan lugar en las obras
chas medidas, cuestio nando- a través de un recurs o- la resolución
doctrin arias ni en las reseñas de jurispru dencia. A estas causas agre- que ya decidió el pedido iniciador.
gamos que sus condiciones de realización no están "fijas"' sino que
· Desde otra posición, y sin menoscabo de las ideas precedentes,·
son "móviles", aparece n en cualqu ier momento, contingencia ésta
puede tambié n afirmar se que siempre las presentaciones -inclus i-
que requier e mayor atención del curial. Todos estos factores dificul-
ve las contes tadora s- tienen su razón de ser en una resolución ante-
tan de alguna manera al abogado la tarea definidora de la present a-
rior. En efecto, la "propia iniciativa" de mucha s present aciones ini-
ción a efectuar. ciad_oras viene determ inada por un acto decisorio del tribuna l, surge
La clave, entonces, es estudiar, leer, conocer lo más posible el De-
a raiz del contenido de una resolución previa. Por ejemplo, el pedido
recho, y luego aplicarlo con lógica y razonabilidad. Parafra seando a
de apertur a a prueba de la causa o de declaración de puro derecho se
CoUTURE, el Derecho se aprend e estudia ndo y se ejerce pensando. . hace porque existe una providencia simple que, declarando "por con-
t:st.ada la demanda", cerró la etapain troduct iva del proceso de cono-
d-Prese ntación por propia iniciati va c1m1ento; acompaño copias inicialmente omitidas, porque una provi-
o co1no respues ta a ob·a ~enc.1a ordenó "cúmplase con el art.120 del Cód. Procesal"; pido la re-
eld1a del demandado porque hay un decreto que mandó "cítese al
Básica mente las present aciones se hacen por propia iniciativa o
~mandado a que compare~ca y conteste la demanda". Por su lado,
como respue sta a la present ación de otro sujeto.
do~' contestadoras d1recta.s tienen su factor en la providencia "trasla-
Llamamos de propia iniciativa o iniciadora a la que introduce un
' m1:ntr as que las md1rectas, en la resolución que controvierten.
tema para que el juez se pronun cie sobre él. Propone una cuestión
Lo dicho en el párrafo anterio r no es más que la muestr a de una
princip al o accesoria, dándol e entrada a la causa. Así, v. gr., la de- ~eahdad que describimos en otros pasajes: la íntima relación exis-
manda principal, una deman da incidental, el pedido de rebeldía, la ente entre resoluciones y presentaciones de parte, en la cual cada
solicitud de una medida cautela r, constit uir nuevo domicilio, nom- actoes
. . 'a1umsono , r
, eiectoy causa (efecto del precede·
nte y causa del
brar nuevo letrado, etcétera. siguiente).
102 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial
103
e-Requisif~s de «ad1nisibilidadn y de «fu:ndabilidad» 24 1- De admisibilidad generales
Establecido un interés (efecto) en pos del cual actuar, y presentada Para que el recurso de reposición provoque la modificación del pro-
la coyuntura para obtenerlo (o viceversa, primero las circunstancias veído, la contestación de demanda cause el rechazo de la pretensión
y en virtud de ellas nace el interés), la presentación (de propia inicia- actora, o que el ofrecimiento de prueba permita la producción de los.
tiva, o como respuesta a la de otro), para alcanzar su objetivo (ser efi- medios propuestos, primerai:nente es necesario que a las respectivas
caz, producir sus particulares efectos naturales, que son también los presentaciones el tribunal les dé el valor de tales, es decir, que sean
que generalmente busca con ella el presentante), deberá reunir cier- hábiles para "dar entrada" al tema "de fondo" al análisis y decisión por
tas condiciones. el juez -que sean admitidas, en estricto lenguaje procesal-.
Por ejemplo, para que un recurso de reposición provoque la modi-
ficación del proveído, una contestación de demanda cause el rechazo Pa_rafraseando a PALAc.ro, para que el juez pueda analizar y pro-
de la pretensión actora, o un ofrecimiento de prueba permita la pro- nunciarse sobre el contemdo de una presentación, ésta debe reunir
ducción de los medios propuestos, la respectiva presentación debe los requisitos de admisibilidad, a saber:
reunir dos géneros de requisitos o condiciones: los llamados por la a) Llevarse a cabo en el tribunal de la causa.
doctrina procesal de admisión o admisibilidad, por un lado, y los de b) Realizarse por persona legitimada y con personería.
mérito, fundabilidad o procedencia, por el otro 25. c) Proponibilidadobjetiva.
Los primeros son aquellos sin los cuales no puede entrarse al aná- d) Interés del presentante.
lisis y decisión de la cuestión puesta a consideración del juez. Son e) Hacerse por escrito.
ellos, para las presentaciones en general: formalizarse ante el tribu- fJ Cumplirse en tiempo hábil.
nal de la causa; llevarse a cabo por persona legitimada, y con perso-
.nería suficiente -capaz de obrar o, en su defecto, actuar con repre- Algunos de estos requisitos suelen ser tratados por la doctrina
sentación suficiente----; que su objeto sea proponible; existencia de un procesal como "presupuestos de la acción", "presupuestos procesa-
interés actual del presentante; expresión por escrito; hacerse en les", "requisitos ~el~ pretensión"'. ~tcétera, y relacionados con la pie-
tiempo hábil; y además, hay condiciones de admisión especiales pa- za en la que s~ eJer?ita la pretens~on? la demanda. Sin embargo, con
ra ciertos actos. mat~ces, la eXIgencia de su cumplimiento se extiende a toda presen-
El segundo requisito -<le mérito, fundabilidad o procedencia- !ac10n, aun a las de mero trámite. Como dice GONZALEZ DE ROSELLO,
está configurado por la coincidencia entre la ''hipótesis real" y la "le- ··· todo suceso procesal, como elemento natural del proceso debe ser
gal" -según palabras de CALAMANDREI ya citadas-, ajuste que, de ~sencialmente admisible. Y, en lo que atañe a la regla de admisibili-
existir, permitirá aljuez concluir que "asiste razón" al litigante en lo ad, no hay duda de que se trata de una condición exclusivamente
que solicita. procesal Yalude a los requisitos de forma, tiempo y personería nece-
Ambas especies de requisitos serán verificados por el tribunal al sarios para mvestir de legitimidad a los actos del proceso"26_ '
momento de despachar y/o resolver la presentación de parte, dando . _Observados estos extremos en la presentación elJºuicio de admi-
lugar entonces a los llamadosjuicio de admisión y de mérito, los cua- sion
solu s.era· posi_·t·ivo Ydará lugar al segundo momento' del quehacer re-
les definirán el contenido de la resolución consecuente a la presenta- tivo Judicial, esto es, el examen y pronunciamiento sobre el méri-
ción partidaria.
26
24 C01;nplementar con lo que se dice infra, § 16, a). cordad GoNZALEZ ~E ~OSELLO, _en ~ódigo Procesal Ciuily Comercial de laNa,ción. Con-
IIight cBon lo~ codigos proutncrales. Análisi.s doctrinal y juri.sprudencial Elena I
0
25 PALACIO, Derecho procesal civil, t. I, p. 404. on- eatnzA.Areán(dirs.), t.1, p. 937. ' .
104 Eduar do A. Díaz
Actuación del aboga do en una callsa judici al
105
to de aquélla. Este nuevo análisis se hará, en la may? ría de los casos
-que corresponden a actuaciones simples-:-:, en el mJSmo acto, Es una expresión prácti ca para referi rse al juez competente. Recor
es de- -
cir, a renglón seguido del juicio de adm1~1b1hdad; pero c:iando se damos que la presentación, escrit a por excelencia, se entien de
tra- cum-
te de una demanda, sea principal, incide ntal o recursiva,~ ~e plida cuando se entreg a en el tribun al la pieza correspondiente,
sus y se
contestaciones el juicio de mérito se llevar á a cabo a postenor1, ]e coloca el cargo (aits. 124, CPcc-Nación y CPCC-Prou. Es. As.) 29
lue- .
' . Por principio, las presen tacion es deben realiz arse en la sede del
go de trami tada la instan cia, al dictarse.!~ sentencia. . . .. .
En cambio si no se reúne n los reqws itos de adm1s1b1hdad, ello tribunal, es decir, ante el magis trado competente. Esta conclu
sión
un'
conllevará juicio de admisión negativo y releva rá al juez de
emi-
no es más que el principio que dice ''la dema nda deber á interp oner-
se ante juez competente" (arts. 4º, CPCC-Nación y CPCC-Prou.
tir el juicio de mérito o, en el supuesto de l~s deman,das, dir~ctamen­ Es.
te de abrir y trami tar la instan cia (lo que 1mphcar~ tamb1~n ausen As.), llevado a todas las presentaciones. La competencia es un presu-
- puesto procesal, cuya ausen cia impide no sólo la constitución del pro-
cia de juicio de fundabilidad, pues no habrá s~ntencia) 27 • Si~ ~mbar
­ ceso --<:uando de la interposición de la dema nda se trata -sino
go, no hay que confundir. Que una presen tación no sea adm1s1ble tam-
quiere decir que no se recibirá en el tribun al el escr~to que !~ contie
'.1º bién, agregamos, la eficacia de cualquier acto aislado que adolec
- iera
ne. El tribun al siemp re acept ará el docwnento, la pieza escrita; de la falta de este requisito. Excepcionalmente, la ley permi te que
mas al-
Juego, al analiz arla, decidirá, resolución mediante, si admite o no gunas presentaciones produ zcan todos o algunos de sus efectos,
tra- aun-
tar el objeto propuesto en ella. quese anhec has ante juez incompetente, v. gr., medid a caute lar (arts.
En conclusión siguiendo en líneas gener ales la definición de CLA- 196, CPcc-Nación y CPcc-Prou. Es. As.), la dema nda al sólo efecto
de
RlA OLMED O, pod~mos conce ptuar la inadmisibili interrumpir la prescripción (art. 3986, Cód. Civil).
da.d como la sanción ¿Cuál juez es el competente para enten der en una causa? La res-
procesal por la cual se impide ab initio la producc1~~ de sus efecto
s puesta es compleja.
procesales propios a los actos de las partes y sus auxih~es o de
a'.gu- Antes de prese ntar la deman da, es decir, de inicia r el proceso,
nos terceros,no provocados por el tribun al,por haber sido cumpl el
idos abogado habrá estudi ado y decidido lo atinen te a la llama da compe
sin observar determ inado s requisitos de forma o sin tener la facult -
ad tencia por materia, por grado y por territorio. Este anális is suyo
para actua r eficazmente 28 • pre-
vio lo llevará, por ejemplo, a decidir incoar su preten sión ante !ajus-
ticia civil (mate ria) de prime ra instan cia (grado) de la Capit al Fede-
I -Tribu nal de la causa ral (territorio). Hasta aquí, y por ahora , la volun tad del justiciable.
Harem os refere ncia en este aparta do al ámbito espacial dentro . Efectuada menta lment e esta opción, para llevar la a la prácti
ca el
del cual deben cumplirse los actos procesales presentación de parte. .·. profesional deber á seguir un trámi te admin istrati vo en la
depen-
-. d.encia correspondiente del fuero elegido, a fin de que al asunt
o a ini-
ciarse le adjudiquen, en concreto, uno de los varios tribun ales
que
27 No obstante, tratándose de demandas, a veces puede
suceder que la .faltad~ un componen ese fuero. Estam os ahora en presencia de la llama da
com-
requisito de admisibilidad se pronuncie no in limine, sino luego de
sustanciada la ins- . ~etencia por sorteo. De esta mane ra, la causa queda rá radica da
tancia recién al momento de dictar sentencia. Es lo que sucede,
por ejemplo, con lafal·
en el
ta de l~gitimación no manifiesta_; o cuando _el superio:, ejerciend~ . uzgad oNaci onald ePrim eralns tancia enlo Civilnº"X". Para
su p~pel de juez del~: el trá-
curso en una apelación en relación conced1da y tramitada por el • dmite Yefectos de la adjudicación en prime ra instan cia tanto en
1nfer1or,lleva a cabo
segu~dojuicio de admisibilidad y declara mal concedido el recurso por ·•
m . ' el or-
ela q~; o cuan- nacional como en el bonaerense, véaseinfra, § 13,fJ, l.
do en el juicio ejecutivo, el ejecutado opone excepciones q~e_n? s~n
de la.s,prev1stas pa~:
este tipo de proceso y, sin embargo, no se las rechaza ab lnrtto s1no-rec
dictarse la sentencia de remate.
28 CLARrA OLMEDO, ']}·atado de derecho procesal
1en en el acto
"
, do a lo Al escrito que no c?nt~nga el r~sp~ctiv~ cargo debe _tenérse
·_ 1611 5 fines de la tram1tac1ón del JUICIO (Cam. ApeJ. C1v. y
lo como no presenta-
penal, t. IV, P· 170. lJ95,LLBA, 1996-429). Com. Quilmes, Sala I,
106 Eduardo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
107
A partir de la interp osició n de la dema nda en dicho juzgado, Y
~i el queja), se dice que la causa ya tiene radicación de Sala, y ésta
será la
juez admit e inicia lment e su competencia (arts. 4', CPCC-Nacw que entien da de alií en más en todas las apelac iones y quejas
nY que se
CPCC-Prov. Bs.As.), será este tribun al el habili tado para interv enir en deduzcan 31.
la tramit ación y decisión de la instancia principal originaria Si un tribun al tuvier e más de una secret aría (v. gr., los juzga
(tradi- dos
cional mente primera instancia). Ante él deber án realiz arse las nacionales comerciales) el escrito debe entreg arse en aquel la
pre- en la
sentac iones fundamentales y accesorias efe es ta instan cia. Se dice cual trami ta la causa .
que
la causa quedó radicada en este juzgado 30. Ello siemp re y cuand. El escrito dejado en un tribun al o secret aría distin tos a los de
o el ra-
juez no pierda luego su competencia, por el juego de. alguno d~
lo~ i;is- dicación de la c~usa, se tendrá por no presen tado, es decir, el acto
pro-
tituto s hábile s para produ cir este efecto, v. gr., de cimatona, mhibi cesal que contie ne como no sucedido 32 . Mode rando los efecto
to- s de
ria, recusación, excusación, acumu lación de procesos, litispe ndenc aplica rirres trictam ente esta doctri na, se ha resuel to que para
ia que se
por conexidad, fuero de atracc ión de juicios unive rsales (arts. tenga por no prese ntado un escrito entreg ado en una secret aría
7' Yss., dis-
14yss .,188 y ss., 347, incs. l'y 4', 354, inc. 3', CPCC-Nación; tinta de aquell_a en la cual trami ta el juicio, debe estars e en presen
7'y ss., -
14y ss., 188y ss., 345,in cs. l'y4', 352, inc. 3', CPCC-Prov. Bs.As cia de un error mexcusable; por lo tanto, puede válida mente agreg
.). ar-
Tamb ién será este magis trado el comp etente para recibi r las se al exped iente dicha pieza si existió una causa real que indujo
de- a
mand as inicia doras de instancias incidentales originarias que error al prese ntante , máxim e tratán dose de un escrito de trasce
se ge- n-
neren en ocasión del desarr ollo de aquel proce dimie nto origin dencia como es la apelac ión de la senten cia 33 . Se entend ió excus
ario able
princi pal (arts. 6', inc. 1', CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), e!error de prese ntar el ~scrito en otro juzgad o donde trami ta otro
así co- jui-
mo para sustan ciar su proce dimie nto -reci bir sus pieza s-y c10 seguido entre las mISmas partes 34, pero es error inexcu sable,
resol- y
ver su objeto. corr:~ponde decl.arar la deserc ión del recurs o de apelac
Igualm ente lo será para recibi r todas las presen tacion es relacio ión, si la ex-
- pres10n de agrav10s fue prese ntada en la mesa recep tora de escrito
nadas con los recurs os de aclara toria y de reposición contra sus s
reso- pero consignándose que debía ser remiti do al juzgad o de prime
luciones. En cuant o a la apelación, siemp re recibi rá los escrito rains' .
s de in- tancia, de alií que la fecha del cargo que usó el funcionario autori
terposición del recurs o, trátes e del que corres ponda en relació za-
n como do de la secret aría actua ria no tiene ningú n valor en la segun
del libre. Luego, si el recurs o trami ta en relación, tambi én ante da ins-
este tancia a los efecto~ de consid erar si el escrito se presen tó en plazo3
juez a qua o inferior deber án entreg arse los escritos correspondi 5.
en- Duran te las fenas de enero y julio los asunto s que no admit an
tes a su sustan ciació n: el memorial y su respu esta (arts. 245, de-
246, . mora son resuel tos por los tribun ales de turno de cada fuero (arts.1
y
275, CPCC-Nación, 245, 246, 270, CPCC-Prov. Bs.As.), en cambi
o, si , CPcc-NaciónyCPcc-Prov. Bs.As.; 4',RJN; 262ys s.,RJN C). En con'.
53
la apelac ión trami tase libremente, concedido el recurs o por el secuencia, debe entreg arse en este tribun al de turno el escrito pidien
a qua, -
se eleva el exped iente a la Sala de la Cáma ra de Apelación que
inter-
vendr á en la instan cia impug nador a, y en este tribun al ad quem,
su- 31
perior, se dejará n los escrit os que conte ngan los actos funda menta - , judicialParae 1.t ra~, • 1't d d. · ·
e ~ ~ ~ud1cac1ón en segunda instanc ia, véaseDIAZ,Elexpedien
les y accesorios de esta instan cia recurs iva (arts. 259 yss., Cpcc- - .. · Constltuciony uicis_ttudesdel cuerpo del proceso
te
Na- 32 , ps. 131a13 5.
ción, 254 y ss., CPCC-Prov. Bs.As.). Desig nada una Sala para mtei;ve- que t E! escrito que lleva el cargo de un tribunal o secretaría distinto
s a los de aquel en
LL ramita la causa carece de eficacia (CSJN 616185 LL 1985-D-283·
nir en el prime r recurs o que toque resolv er a la alzáda (apela
c10n ° ' l44-545
1/l'IJ L ' · CNc·
90 , L, 1991-Civ.,
S 1 A
ªa ' 5/11/8 l, L L, 1982-C-
' ' CNFed
37· '
SCBA 24111/70
' Adm ' Sala '
-133). ' .
Cont
. "
rv.'
33
CNc·1v.,SalaC, l/4191,LL, 1997-E-
34 835.
30 Para "radicación de una causa", véase DIAZ,El expediente judicia CNCiv., Sala C, 1/4197, JA, 2000-I, síntesis; Lexis, nº 10/2181.
l. Constitución 35
v uicisitudes del cuerpo del proceso, ps. 95 a 98. CNCiv., Sala F, 6/5/02, LL, 2002-E-747.
108 Eduardo A. Díaz Achtación del abogado en una causajudicial
109
do la habilitación del tiempo de feria 36. Para resolver esta petición y ella. La segunda, capacidad procesal, es la aptitud para realizar per-
otras que sean consecuentes, el juez de feria pedirá al juzgado de radi- sonalm:i_ite, o por medio de mandatario convencional, actos proce-
cación de la causa que le remita el expediente, que pasará entonces a sales validos, comcidente con la capacidad de hecho civil. No toda
tramitar en este tribunal transitorio 37 . Por lo tanto, en él deberá el persona la tiene, como ocurre con los incapaces absolutos y relativos
abogado efectuar las presentaciones relativas a su asunto urgente conte~pl~dos en el Código Civil, los fallidos, y los condenados a pe-
durante este lapso, a cuya finalización ---0 antes, si el pedido de habi- na privativa d~ l;bertad por más de tres años (art. 12, Cód. Penal). .
litación es desestimado o satisfecho totalmente su objeto antes de ter- Entonces, si bien todas las personas de existencia visible o jurídi-
minada la feria- las actuaciones volverán al tribunal de origen. ca pu: den ser parte en u~a causa ju?icial, no todas pueden ejercer
por si actos procesales válidos. Los mcapaces mencionados prece-
JI -Personería dentemente deberán hacerlo por medio de sus representantes lega-
En este requisito involucramos dos aspectos: tener capacidad pa- les, v. gr., los padres del menor, el curador del demente declarado tal
ra estm: enjuicio; y si se actúa por representante, que éste tenga re- en juicio. Las personas jurídicas también actúan a través de repre-
presentación suficiente3B. sentantes, pero no porque no gocen de capacidad procesal sino por-
Ala capacidad se la distingue en capacidad para ser parte y capa- que no pueden hacerlo de otra manera 39.
cidad procesal. La primera es la aptitud para ser titular de derechos Tomando como modelo el caso frecuente del juicio de alimentos de
y deberes procesales, reflejo de la genérica capacidad de derecho ci- un menor contra su padre, el incapaz es parte actora, él es el titular
vil. Toda persona, física o jurídica, por el solo hecho de serlo, goza de de los derechos, cargas, obligaciones y deberes surgidos del proceso
pero sus presentaciones enjuicio serán efectuadas por la madre "e~
rew_esentaci~n del :n'.enor" 4º. ?i esto último no ocurriera, su presen-
36 Las razones de urgencia que determinan la habilitación del
feriado.judicial son tac10n no sera admitida, por eJemplo, el juez podría proveerle "sien-
sólo aquellas que importan para los litigantes un riesgo cierto e inminente de ver frus- do que quien se presenta a peticionar es personalmente el menor cí-
trados los derechos para cuya tutela se requiere protecciónjudicial. Para que proceda la tese por e.l plazo de cinco días a su representante legal, a fin de que'ra-
habilitación del feriado judicial deben concurrir los supuestos de excepción contempla- tifique dicha presentación, bajo apercibimiento de tenerla por no
dos en el art.153 del CPCC-Nación, pues la intervención de los jueces de feria tiende, en
principio, a asegurar únicamente el futuro ejercicio de un derecho o el cumplimiento de
efectuada. A tal fin, vista al asesor de menores". ·
medidas ya decretadas. A los efectos de la habilitación del feriado judicial, los litigantes E'. segundo aspecto de la personería, la representación suficiente
debenj ustificar la existencia de justa causa y peligro de perjuicio. Por ello, es insuficien- consiste en que quien necesaria o voluntariamente actúa en el proce'.
te la mera afirmación del interesado acerca del peligro en la demora, debiéndose acredi-
tar los extremos alegados como sustento de la pretensión (CNCiv., Sala de Feria,
2517197,LL, 1998-D-245). 39
37 El movimiento de los expedientes entre el tribunal de turno y los restantes lo lle- diod "Pero tamb" · 'd ·icas, sean públicas o privadas
ien ¡as personas JUn actúan por me-
campe sus r:present~tes. Hasta los consorcios de propietarios, los cou~tries o clubes de
va generalmente a cabo el personal de guardia que todos los tribunales deben dejar du-
rante los períodos de feria. El juez suele pedir telefónicamente que se le envíen las ao- capac~d:~c~tera, actuan a tr~v~~ ~e es~os últim?s. No se trata aquí de un problema de
sen ta . e_h:cho, por defimc1on inexistente, sino de imposibilidad o dificultad de pre-
tuaciones que necesita.
tes qurse a~uicio de otra manera, pues estos entes colectivos requieren de representan-
38 La defensa de falta de personería sólo es admisible
cuando los litigantes care- Nació~ e~utan su 'voluntad'" -CORTELEZZI, en Código Procesal Civil Y Comercial de· la
cen de capacidad para estar enjuicio, o bien actúan por apoderado y éste no tiene poder Elena I. Honhcordado con. los códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencia!
oresulta insuficiente (CNFed. Civ. y Com., Sala!, 15/10/96,LL, 1997 ·C-603).Arts. 347 1adenom·· •g dton- BeatnzA Areán (dirs.') t· 1,p. 795-. Est~hpoderepresentaciónes
· '
1na a "func1onal".
. ·
del CPCC-Nación; y 345 del CPcc-Prou. _Bs.As.: "Sólo se admitirán como previas las si·
40
guientes excepciones: ... 2) Faltad epersonería en el deniandante, en el demandado o sus Parte · . .
representantes, por carecer de capacidad civil para estar enjuicio o de representación - corno actor d: en el procesoson~uienes han pedido protección del órgano constitucional
rios, fun . ' mandado o t:rcensta, Yno lo son sus representantes, sean éstos necesa-
suficiente " ._ cionales o convencionales (SCBA, 2JJ419B,JA, 2001-II, síntesis).
Eduardo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al 111
110
de· rio, bajo apercibimiento de tenerlo por no prese nt ª d o43 , por eJemp.
so en representación de otro (v. gr., curador del incapaz, director 1 , lo
una sociedad, letrado apoderado), acompañe en la prime ra presen
ta- 1 ese a perso nena y se proveerá 1o pe 1c1ona o mtima se a,
"acre d't t· . d ,, "" ,
ería. gr., - 1 d .
ción que efectúe los documentos que justifi quen su person (v. acom panar e po ermen ciona doene lplazo dedie zdías '' ba·oa J perci-
ción opres entad oelesc •t,,
testimonio del auto que discierne la curatela y del acta de acepta b1m1 entod etene
. rporn no.
del cargo, estatu to social, acta de asamb lea y acta del direct orio de la cuanddl o e a irregu larida d se verifica en la deman day,no obsta n-
t el tribun 1 ad m1.t.,· · · d d
sociedad anónima, poder notarial), y que estos instru mento s sean
vá- 10 imc1almente la presentación 1d
lidos (v. gr., no tenga n defectos forma les), y suficie ntes, por ejemp lo,
e, . a
pued~ oponerse a ~quéllºa mediante excepción previa' fa~:: ~r~ Ie
el poder especial para iniciar juicio de desalojo es insufi ciente para sonerw (arts. 3~7, me. 2, CPcc-Nación; y 345, inc. 2º, CPcc-. ProvP· Bs ·
ensam osque laspa rtesdeb eran1,
deducir una dema nda por cobro de alquileres (arts. 46, 47, 48, CPCC- As.).E nlosd emasc·asos,p
., · d mpug nar
1a p:esent ac10n vicia a media nte recurso contra 1 . .
Nación y CPCC-Prov. Bs.As.). Los padre s que comparezcan en repre- ' '44 ª ProVI dencia que
sentación de sus hijos no tendr án la obligación de prese ntar las parti- eqmvocadamente la admit10 .
das correspondientes, salvo que eljuez los emplazare a presen tarlas
(arts. 46, CPCC-Nación y Cpcc-Prov. Bs.As.). Acreditada así la perso- .III - Legitimación
en-
nería en la prime ra presentación, la condición de parte del repres Independientemente de la , .
tante "en el carácter invocado" (es decir, en nomb re del repres enta-
enga ~ionado co;la perso na del pres~::::~~~,d:~~tz:;:~:r:d~~s~tZr:e!~ -
do)41 perdu rará para el resto del proceso y hasta tanto sobrev ~
.). t:: :~~::r c~:o co~creto. El sujeto puede tener aquélla y no obstan
t
una causal para su cese (arts. 53, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As Para egi ima o para hacer una presen tación .
en la provin cia de Bueno s Ai-
lidad de~~:~~r~~f ª!~e pronuncie ~obre la procedencia o fundabi-
· Cabe destac ar la consagració n legal
l
res de lo que consideramos es una especie de representación parcia
necesi - mado para petic1·onuarac10nl es nec~sa r10 que el postu lante esté legiti-
ex lege a favor del letrad o mero patroc inante de la parte, sin .. en a especi e.
en-
dad de que el profesional cuente con mand ato expreso y la pertin Estar legitimado signifi · 1
de la ley provin cial 13.419 ·. quese resuel va . ica,. s1mp emente, tener derecho a exigir
.. lar del interé s ,:z~:~~ªJti8hc1one.~ formuladas, en ra~ón de ser
te escrit ura de poder a su favor. Se trata
cio y titu-
del 20/1J06, modificatoria del art. 56 de la ley 5177 sobre Ejerci fica con de-
el
Reglamentación de las Profesiones de Abogado y Procurador, que in- . recho a obtener lo l' .t da cueshon, pero no se 1dent1 favorable45
los Un . dso ICJ a o, que puede o no serle
corpora como función del abogado: "Pres entar con su sola firma pnme r gra o o dim ·, ¡ ''l · · . ·
causam que ti . ,enslOn es a egihmac1ón en la causa" 0 ad
escritos de mero trámite". ene re1ac10n con la posibilidad de obtener un pronun-
,
La ausencia de capacidad procesal, y la falta, invalidez o insufi-
ciencia de la representación invocada, deben ser controladas de oficio
a
por el juez, pues involucran una cuestión de orden público que hace a e .
42 ncias u omisio nes en la
la correcta integración de la litis . Las deficie B ám. Apel. Civ y C S ¡ ·
justificación de la personería invocada no autori zan a tener direct
a- B~¿~l014; Cám. 2" Apei. Civº;co~nL s:ir';' S;l~ 11, 10/6/04, www.scba.gou.ar/juba,
pre- '< 4~; CSJN, 23/12197, LL, 1998.·C -~95ª a, a a 1, 12112191, www.sc ba.gou.ar/juba,
mente por no presen tado el escrito, sino que debe emplazarse al
en debid a forma , en un plazo perent o- dad unquegeneralmenteladoctrina t d
senta nte para que la justifique a t o,yelju eznoloa dvirtió el t den •en eques1 eldefec toprovi enedeld eman-
- Jelal~5 Ys_s del Cód. Proce~al (~E~~~~~~~~= la ~u~stión por la ví_a ~nc1dental del
sal Clu_tl? Comercial
Ciut[ y ~cton. Comentado, anotado y concordado t IÍICód~og~roce N,CodtgoProcesal
~5 omerct aldelaN ación Anot d ·da' d. ,p. ,FALCO
compare-
41 "Por parte en el carácter invocado" suele ser el despacho típico cuando Cám 2ª a o, conco1 o, comentado t III p 56)
Apel C1v. Y Com. La Plata Sala 1 15/2190 , ,b. .
ce en legal forma un representante. ll2so201 ' ' , www se a.gou.arl;uba,
~ ' • '""1110 0 f f lQqq_D -21.
112 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial
113
ciamiento sobre el contenido de la pretensi ón hecha valer en la de- ·a no existir legitimación el juez admite la demand a e ínicia el proce-
manda, y debe encontra rse reunida al inicio de la.causa. Por ell~ debe so, e~ d~mandado ruede opor:er la ~xcepción de falta de legitimación,
mediar coincidencia entre las persona s que efectivamente actuan en op_oslClon q1'.-e sera resuelta mmedia tamente si la falta de legitima-
el proceso como actor y demand ado y las pe~s?nas .~las cuales la ley c10n es mai_nfiesta o, en caso de no serlo, podrá diferirse hasta el mo-
habilita especialmente para demand ar (legrtimac10n activa) Y para mento de dictarse la sentenci a definitiv a (arts. 347' inc. 3º' CPcc-" _
C Ha
contrade cir (legitimación pasiva) respecto de la materia~~ ~on?r~to . ,
cwn; y 345 • 3º
, me. , PCc-Prov . Bs.As.).
que es llevada a decisión del tribunal . Se refiere a la relacionJundic~ Admitid a inicialm ente la legitíma ción por el juez (bien 0 mal) el
sustanci al objeto de la pretensi ón hecha valer en la de:nand a Y e~ta proceso .se abre·y· continúa hasta su finalización por el dictado d~ la
dada, en principio, por la titularid ad activa o pasiva d~ dicha~elac~on. sentencia definitiv a o por algún modo anormal de terminac ión Re-
Por ejemplo, los legitimados a pretend er una sentenci a de divorc10, y sult~á así que la pers?n~que demand a y la que es demandadas~rán
contradecir dicha pretensión, son los cónyuges, no otros. Por lo tanto, ~onsideradas parte principal en eljuicio, por tener la condición de su-
si es un tercero quien la postula (v. gr., el padre de un consorte), el Juez jeto que prete?~e y fr_ente a qui?n se pretende , al margen de que go-
no podrá fallar sobre el fondo del asunto, pues quien demand a, pese a cen o no de !egrtimac10n sustanti va. En tal carácter interven drán con
tener capacidad para ser parte (persona física) y capacidad procesal total amplitu d de obrar en el pleito, haciendo todas las presenta cio-
(mayor de edad, hábil), no está legitimado para hacerlo. . . ?
nes_fund~?ntales y accesorias que fueren menester, las cuales les
¿Cómo procede el magistra do ante un demand ante no legrtima~o. seran admitid as mas allá de su procedencía o no, y aunque finalmen-
Por ser una típica quaestio iuris, el juez debe examma r este reqmsito te al .mo~i;nto de sentenci ar el juez rechace la demand a por falta de
oficiosamente con independencia de la actitud asmnida por las par- legitimac10n.
rá in limine la
tes ysi advierte una clara falta de legitimación rechaza
, 4 6. Lajurisp rudenci aconcue rdacone staso1uc10n .. 47 . s·ipese . V~mos así~ segundo grado o dimensi ón de legitimación necesa-
demand a na, mdepen~ie?te de la legitimación ad causam, que nosotros lla-
maremos ~d;etwa o procesal, que consiste en la coincidencia entre
qmenre~liza una presenta ción y su condición de parte. Dicho de otra
46 FENOCHIETTO . ARA.z1, Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Comenta- forma, solo gozan de amplía habilitac ión para hacer presenta ciones
do, anotado y concordado, t. JI, p. 175. en la causa, y tienen derecho a que se resuelva n las peticiones formu-
47 Corresponde confirmar la resolución que rechazó in limine la dei:ianda ~e daños lada~, !~s personas que ostentan la calidad de parte principa/48. La
y perjuicios iniciada contra el síndico por un accionista de la socieda~ fallida en virtud de condic10n de parte se obtiene por medio de una providencia del tribu-
su falta de legitimación para obrar, pues si bien el ejercicio de la acción pertenece al q~e nal que declare "por parte" a quien se presenta 49.
necesita la intervención del órgano jurisdiccional le asista o no razón en sus pretensio-
nes es necesario evitar por imperio de economía procesal el desarrollo total de un proce-
so ~uehade concluir de manera manifiesta en el rechazo de la pretensión (CNCom., Sa- 48 p .
laA, 15/8/01, LL, 2002-A-414). El juzgador se encuentra facultado para recha.zar de ofi- Primerr ar~ i~terponer _Io_s :~cursos que autoriza el ordenamiento procesal, aflora como
cio la demanda -en el caso, la de desalojo iniciada por un acreedor hipotecan o- cuan- lid ad l equ1s1to de adm1s1b1hdad que se tenga legitimación procesal suficiente· y esa ca-
.· por la ley para in · t erponer1a, ya que elloha· represªostentan como regla general quienes revisten la condición de partes 0 bien sus
do el accionante no se encuentra habilitado
ce innecesaria la tramitación del proceso en todas sus etapas (CNCiv., Sala~ 27/9/02, 231219;~:ites necesario~ o voluntarios (Cám. ~ Apel. Civ. y Com. La Plata, Sal;afec- III,
LL 2003-A-31 4). Debe confirmars e la sentencia que rechazó in limine la acción de am- ta dos ' w.scba.or~. ar(J~ba, B352138). El banco depositario de fondos judiciales
paro' interpuesta contra el Estado Nacional por el acreedor d e una obl.1gac1·ón pac tadaen ra ins~un proceso de i~san1a ~rece de legitimación para apelar la resolución deprime-
dólares a fin de obtener la declaración de inconstitucionalidad de las normas que esta- depósito~c1a que orde~o excl~1r tales sumas del ucorralito" bancario y "pesificación" de
todio de a' p~es no reviste ca~r~ad de ~arte en el citado litigio, actuando como simple cus-
. t 1 · t. ., d !Estado . _
blecen la pesificación, pues aunque se reputara conven1en e a in_ ervenc1on e
lerrislador ello no lo constituiría en carácter de litigante adversano a los fines de la exis quellos y como auxihar delJ uez (CNCiv. ' SalaE ' 17/7/02 ' LL' 2002·F-763).
· · · s, ca 1·d d ,. e tepuede) 49 "A r
.' juez de 1 p tcando un criterio más.s~mple, se ha dicho que parte es la persona a la que el
o· de la ' causa contenciosa requerida en estOSJUtc1o 1 a que un1cam n
tencia
n<>~<>nh1r li:i n~.r;i nartecontratante (CNFed. Civ. yCom., Sala!, 12/9/03,LL , 2004-B-44 2· ·
_ a causa reconoce como leg1timada para actuar en Ja misma , con un fi nem1nen-
_
Eduardo A Díaz
114 Actua ción del abogado en una causa judici al
115
lar, no
El que no es parte no está, en principio, autor izado a postu aquel la excepcionalidad se prese ntara .
recur rir resolu - .b.'lpd ensam os que no puede me-
puede insta r el procedimiento, ni ofrecer prueb a, ni nosca barse en lo más mínim os u pos1 11 ad de inte ·
", por dere-
en e1cua1adqu irirá la condición d e par t e t ransi. tona. rvem r, supue sto
ciones, v. gr., si se dema nda a "Ticio" y se prese nta "Cayo 52.
nsión actor a (sin hacer jugar .el ins-
cho propio, a contr adeci r la prete
ntaci ón no valdr ía como con-
tituto intervención de terceros), la prese . . IV-Pr oponi bilida d objetiva
a produ cir algún
testac ión de dema nda (sin perjuicio de que pued El tribu nal está impedido de resolv er 1 , .
sino su encia de
otro efecto); si la caduc idad de insta ncia no la solicita la parte asunt osqu enop uede nserl epro uesto s e me:·i to.op roced e el
una reso- por los Justic iables porqu
abogado mero patro cinan te, dicha prese ntaci ón mere cería orden amien to no lo perm ite. p
ión negat ivo: "no siendo
lución que diera cuent a de un juicio de admis En este sentido, no será admis ible una .,
erá". n cuyo objeto
parte , no ha lugar'', "peticione quien corre spond a y se prove sea, v. gr., recon venir en el juicio sum , . pr(ese ntac10
Sin perjuicio de lo anter ior, conviene recor dar que adem
ás de las yCPcc-Prov. Es As) 0 hacerlo en1m . . ~nsimdio arts. 498, CPCC-Nación
c10or nario si · t
parte s princ ipales -acto r y dema ndad o-, en la causa judic ial sue- ·d d · · · ·'
XI a ~xigida legal ment e (art. 357 CPcc-
N, . , 53no exis e 1a cone-
len interv enir otros sujeto s (por ejemplo, abogados, perito s, marti lle-
v1dencia simpl e que no cause ' . acwn l , apela r una pro-
e susta ncial, Nación y CPcc-Prov Es As ) grdav amdemneparable (arts. 242, CPcc-
ros, gesto r procesal), quien es, si bien son ajenos al debat . · · ' oeman ar la divis i' d e ~arrancias ·
án defen der algún interé s propio on de
en deter mina das situac iones deber una empr esa dedic ada al tráfic d
en la causa , v. gr., regul ación de honor arios, aplica ción de sanci ones,
oel pago de una deud a de juego (ar~s~~~~vo; l(ScaCu~ay ~bJ.et o ilícito s),
ición de cos- . a ' od. C1vil)54, oponer
incid ente de nulid ad de rema te, respo nsabi lidad e impos
limit ada ala
tas. Por ende, tendr án ellos una legiti mació n específica,
conce rnien te a esa cuest ión, denom inánd oselo s por ello
partes tran-
~a.fij~c~ón de los honorarios no afecta su int é
dictada er s, desde que, al no encontrarse vincula-
sitorias o incidentales. Desd e ya que en estos casos , estar án habil ita- OJuri~1camentepor la.sentencia
costas del juicio (Cám. 2'
los invol ucra. Apel. C1v. YCom. La Plata, Sala I 7/8/91 ,no de be soportar lasba, B250529).
dos para actua r en el marco del asunt o concreto que ' 'www.scba.01g.ar/¡u
ente
Quien resul ta tercero propi amen te dicho, es decir, el totalm .
; to
52 E . .
npnnc1pio,elrecursodeapelación , .
50 ciona l se verá alcan zado por ;:c~ºt; ~~de ente ª.la~ partes del plei-
ajeno a la litis , sólo de mane ra excep
51 ; pero si . té; per~· tambié n se les puede acorda r dicha lurucam
n para actua r ho~u ieran .re~ultar afectados por la E a to~ que no reVIstiendo ese carác-
ella, lo que le quita , en principio, legiti mació resoluc ió
_n a ~s~, no corresponde aplicar
:Vena as restrictivas del derech o recursi vo ya quen.
_0/9/9~ercenado su derecho de defensa (Cám ~~nen n~ a interve nido en el proceso
osició~ ~ww.scba.org.arijuba, B30022 3). Debe ad p;l. C1v. y Com. La Plata, Sala U,
IIll irse,_ e~~epc1onalmente, la inter-
que la tiene como tal, queda e recursos por quienes, sin ser
temen te práctico, pues despué s de dictad a la providencia
peticio nes y realiza r toda la actiVidad necesaria deel:~.que ha sido convocado para ren~~r~::~~ma! ~n tes~1mo elJ~1c10, ~orno ~n el caso del re-
habilit ada de ahí en más para formul ar n1al bajo apercibimien-
para conducir el pleito hasta su etapa final" -AREA N, en Código Procesal Ciuily Comer- -Stici is~~esto en los arts. 291 del Cód d p ac1on
y 260 del Códi o de .
. e roe: e.n Maten a Penal
is doctrinal y jurispru- -.m ª.M1htar, pueden ser alcanzad
cial de la Nación. Concordado con los códigos provinc
z A. Areán (dirs.),
iales.
t. 1, p.
Anális
715, citando aFENoCHIETTO- 53 os intereses (CNCas. Penal Sal~s& º~;/~~ c;~n~e specti va por afecta rellas: s le-
dencial, Elena l. Highto n- Beatri .'. en su• · 2º' ,e1emp lardel 7/12/00).
tado, anotadoyconcorda- El art. 357 d 1e
ARAzI, Código Procesal Ciuily Comercial de la Nación. Comen · .
c
e PCC-Naclon
"Venc·ó
•.'ra con1 na que la pretensión que ~e dedupa rr.d '~ond1c1ona la admisibilidad de la re-
do, p. 169-. co l · zca envare de la · .
~ E .
exa
n a1nvo cadaen ladem anda(C Nc· S m1smarelac1ónjurídicao
50 No incluimos en esta especie a los sujetos incorporados al litigio a través
del ins-
), pue~, 8:siJa c:~~;roce~~nte el rechazo in limine de la~:· ala B, 2~4195
, ED, 167-539f
y Cpcc-P rov. Bs.As.
tituto intervención de terceros (arts. 90 y ss., CPCc-Nación;
nción, ellos ostentrui.
11
esta, Pue ~ntac1on de la causa petend i con el D ~anda ??r improp onibilidad obje-
con mayores o menores facultades según la especie de interve enrar el~ a facultad señalada debe ser aplic:~ ec o po~1hv_ o no surge en formama-
condición de parte. óndel d erecho de defens a máxim e cuand 1 a cohn cr1teno restrict ivo en aras de
oe rec azoes .
d t o de la interpr
5l Quien resulta un tercero ajeno a la litis,
carece de legitimación para apelar los erechoe fi t '
ec uada por eljuzgador en u . pro uc e-
en autos, toda vez que la impugnri· ., Sala R 11/ resulta opinab le (CN-
•· · ----. i ... ;i ... <"" '""- nrnfP.~ ionales actuan tes ' 3102,LL, 2002-B-539). namat ena que
Eduardo A Díaz sa jud icia l
Act uac ión del abo gad o en una cau 117
116
o (arts. 544, 547, CPcc-Nación; y Vl-Expresi6n.porescri·to
defensas causales enjuicio ejecutiv , .
al d .,
r una petición que ya ha sido re- El Cod1go Procesal Civil y Comerci
542, 545, CPCC-Prou. Bs.As.), reit era : ,.. . d. e la N ac10 n y los que siguen
la preclusión o por la cosa juzga- sus aguas, ado pta n la esc ritu ra , CPCC·
sue lta y que se ve así alcanzada por Nación y CPCC-Prou · Bs· As·) com en I wn_ia nac10ndal (arts. 115
c-Nación y CPcc-Prou. Bs.As.), o .,
r.'
o med10 efic
da (arg. arts . 347, incs. 6º y 7º, CPC 1unt ad de los sujetos inte rvin ien tes en el d az. e ~~pres
10n de vo-
nta da y est á en vía s de decidir-
pla nte ar una cuestión que ya fue inte
Excepcionalmente se per mit e la m. eba'.~ JUd1crn l.
se (arg. arts. 347, inc. 4º, Cpcc-Nació
n yCPcc-Prou. Bs.As.). C an1 fest ac10n verb~l: informe in
uoce (arts. 264, CPCC-Nación. y 259
rou.Bs.As.),mterposición
dea pel aci ón( arts · 245 ' CPcc' " !, PCCC-P-P B A )
V- Interés procedimental -;vacwn y PCC
se efe
. ,
ctu an en aud ien cias (art s. C ~ou. . ~· s. , los actos
inte rés pro ced ime nta l consis- que 125 ' PCC Nacwn y CPCC-Prou.
Siguiendo a PALACIO, diremos que el Bs.As.). Igualmente de todos 11
.
te en la necesidad o imprescindibilida
d de la intervención del órgano e geJ ~ constancia gráfica en el ex-
pediente mediante ~ata o act : ~s,~0 0 este conocido como oralidad
55
del pre sen tan te . Dicho de otro ' e
judicial par a sati sfac er el derecho actuada.
ación de la jurisdicción par a ob-
modo, si no es indispensable la actu .
Si bien no existe una disposiciónrqu~ menc10ne concretamente la
par a conseguirlo es otra, el juez
ten er lo que se pre ten de, pues la vía vigencia de este principio escritu r
har á un juicio de admisión negativo
y no se pro nun cia rá sobre el mé-
cho de est ar previsto este modo arª
{º' a :eg !a se desprende del he-
c1pales actos procesales:
rito de la presentación.
una dem and a incoada sin ha-
d~manda (arts. 330, CPcc-Naci~n ªcº s prm
Así act uar á, por ejemplo, frente a / CPCc-Prou. Bs.As.), suc ont esta -
. c10n(arts. 356, CPcc-Nación· 35
ento de mediación obligatoria, ~' . ~ - PCc -Prou. Bs.As.), oposición de
berse tran sita do ant es el procedimi excepciones (art s . 346 ' CPcc'·1va e
cwn y 348 ' PCC-Prou. Bs.As.), re-
ent e ven tila rse y tra tar de solucio- '
pue s el conflicto debe nec esa riam convención(arts. 35 7, CPcc-Nación-,y355,CPCC-Prou.Bs.As.) recur-
56 mismo, cuando corresponde un ' As.),
nar se primero en est a últi ma 57. Lo sos (arts. 239 245 246
' y eones CPc c N, . ' ,ny ePCC-Prou. Bs.
ant e la pre sen tac ión de mero trá- d ' ' 177
eman~asincidentales(art.
reclamo adm inis trat ivo previo ; o CP -_ acw
an informes a cie rtas entidades, CNacwn y~PCC-Prov. Bs.As.),
mit e en la cua l se solicita que se pid resoluc10nesjudiciales (ait s. rno' sscc
acerca del domicilio de una per- ~cf;ac zon y CPCC-Prou. Bs.
v. gr., ala Cám ara Nacional Electoral As.). Además, se legisló en el Cap ltu1o.,U e itulo III de la Par te Ge-
de considerar que nad a debe él
sona, caso en el que el magistrado pue neral del Código nacional d
ord ena r en atención ala s facultades
propias que tiene el abogado en "Escritos" acerca de lo y . ~!.bon
aerense (arts. 118 a12 4) titulado
este campo, y que podría merecer un
despacho como: "Atento lo dis- Salvo l~s casos de excsere~ ~1sitos que éstos deben¡ reunir. '
pc1 0n que men e·
eje rza elle trad o la facultad que t · . . wnamos, as demás presen-
puesto por el art. 8ºd e la ley 23.187, acwnes de par te deben hac
dicha disposición le concede". ~nto, en el idioma nacional ~~~~ util ~zan.do el modo, de expresión es-
as, es decir, inexistentes El con ran o se ten dra n por no sucedi-
~·e.rse. El modo escrito seri~at"~~i~l~ ~a con ellas buscado no podrá obte-
en un documento al que tam-
de interés 1en se lo den om ina "esc
PALACIO, Derecho procesal civil, t. I,
p. 419. Aunque este autor habla Jerga forense. A este último nos
55
mos noso tros , y lo refie re sólo a la pret ensión, referiremos en adelante. to en la
procesal, no procedimental como deci .
mientras que nosotros lo extendem
os a toda presentación. ~a pal abr a escrito, en su ::pc'.~n .,
te, comprende a cual-
no jurisdiccional, constituye un requi
~
. ;u1er papel en que se repr esea cor nen
56 La mediación, no obstante su naturaleza
eas por medio de letr as u otros
¡ ignos convencionales Con est e~ 1
/98,L L, 1998 ·E-1 93).
las resolu~ionesjudiciales,
(CNCiv., Sala D, 1415
sito de adm isibi lidad de la dem anda
57 La falta de habilitación de la instancia pued
e ser declarada previo al traslado de
para la admi~ ~~oficios, las cédulas, .son escr~t~ canee, en su .s1gmficación forense,
mplimiento de los requisitos exigidos n as ngu ros aqu e la ant erio r se des,
pe~o
la demanda en los supuestos de incu
oibilidad de laac ción (CN Fed. Con
l.Adm.,e nple no, 15/4 /99, JA, 1999 -I!l- 122; LL, 1999·
623). ado de los justiciable s dir i~d o ~o ~ma escrito al documento ema a
-
o
.;" HPit .man Fara h;ED , 182-
'.- -~- l\.f,,,. una !, en el cua l se peti cion
' a n
saju dic ial
Edu ard o A. Díaz Actuación del abogadD eii una cau 119
118
den habili ,. . . .
cau sa judicial, es decir, que con- de par te o _de oficio, los jueces pue osible _ta rdí as Y h?ras_ 1mc1al-
ma nif ies ta algo relacionado con una mente mbabiles, cuando no fuere
tien e una pre sen tac ión de par te. sen ala r las audien· cias den-
ent e equivale ala sus tan cia , pues tro del plazo establecido en el Co'dipgo o sefitrat ase d e d"li
1 _genc1as urgen-
En el proceso, la forma prá ctic am .
tes cuya dem ora pud iera torn ar! as me caces u ong:r nar peIJ.mc1 . .0s
ocar vicios de la vol unt ad propios
no hay demasiado ma rge n par a inv a .dent es a 1as par tes (ar ts 15S CPcc N, . _
r, violencia, etc éte ra. Est o nos llev eVI
:1 ~cion y CPcc-Prov. Bs.As. nes
El segundo aspecto del Úem~o b 'b1
)59_
del Derecho civil, v. gr., dolo, erro , por
lo que su escrito hac e de ella ª 'el plaz_o, pre sen ta cue stio
a sos ten er que la pre sen tac ión es más inte res ant es y comple,ias . uveremos as prmc1pales.
dar á al acto el alcance de una repo-
ejemplo, si decimos "apelo", no se
and am os ind em niz aci ón de daüo
sición; si ma nife stam os que dem - Presentaciones con o sin plazo.
daüo moral.
ma teri al, no pod rá condenarse por Especies de plazo
s que per mit irán apr eci ar los re-
Del escrito sur gir án los elemento Plazo procesal es el espacio de tie mpo par a llev ar a cabo un acto
quisitos de admisibilidad: person
ería, legitimación, proponibilidad procesal.
competencia, así como los ne-
objetiva, interés, y en algunos casos la · La disponibilidad de que gozan los .
f .
cesarios par a eljuicio de fundabilid
ad o procedencia.
. d~ sus aspiracion es no siem pre es absJ o~s t1c1ables par a act uar en pos
ort anc ia de la tar ea de confec- . u a,y aqu esu ele ten eru nlí -
De lo ant erio r se des pre nde la imp - mrtetemporal . Est efr eno con s·is t een rmp ed·Ir que cier·
tos actos se lle-.
n cumplir ciertos rec aud os de con . ven a cabo .en el momento e n que aqu e1los cre an
cionar escritos, piezas que deb erá tem a ·
acia del acto. Tra tare mo s el d. · . d convemente, sine
tenido y forma par a la validez o efic . ie, smo su1etar los a un lap so pre d t
/ enn ma o. Se bus ca con ello evi-
in extenso infra, § 12. tar un procedimiento aná r .
del p~ocedirniento debe pa;~~~~:
~ paraliza~o: sup era da una eta pa
se ~oot::• as1_ has ta que term ine
la
VII -Tie mpo hábil
.causa. Est e impulso organizado un tiem po par a
g:r pom end o
a producir sus efectos propios la eahzar cie rtas pre sen tac io t
l
Am én de su expresión escrita, par scu rnd o ~l c~a se pre scin de del
tiempo hábil. Es tal, por un lado, el et? omitido y se con tinu a b ne_s, ran
pre sen tac ión debe rea liza rse en el os1biiidad de volver atr ás ~c1~ la
m7t ~ (finahzacrón de la causa) sin
iento de los trib una les. Por otro, s que res pon den al llama-
de los día s y hor as de funcionam e el acto. principio de preclusión 60 ru act ens ttca
del cua l debe efe ctu ars ilo
plazo (ca ntid ad de tiempo) den tro
es inconvenientes. Teniendo en
La pri me ra faz no pre sen ta mayor
es factible de producir los efectos
cue nta que la presentación esc rita 59 L .
día y hor a de su ent reg a en el tri- amhabilidadd eid'18 produce el efecto de ue d
ura~te su transcurso no puede
procesales propios sólo a par tir del s á.lizarse · ,
n1ngun acto procesal eficaz sal·
o 1 q
l suc edá nea ---circunstancias ésta o habilitación expresa (CNFed.
~det'·· Sala rv, 1/10/98, e1Dial-Afrl0;20~)c~sa ~to~~· sin_ que mediara habilita-
nt A
bun al competente u oficinajudicia
de

que con star án, jun to con otra s, en


el cargo que se pon e al pie de todo
a
e
lhioe~C:~1ho:as inhábiles al efecto (art. 153 PCC~ acto~),h1zoagregar-fueradel
ye que úni cam ent e puede llevarse ec1doporlaCorteSuprema
'
escrito, véa se§ 13, a) - se conclu end enc ias del
º to a .
'~ dedf~ntan~-º una cari a s~ar _~ef a~~c1onam~ento de los trib una les- un
público de dichas dep bole ta ban
la al~ida al hab~1-ase cumplid
cabo en el tiempo de atención al o con el incre-
- :·toda v caucron. Mas es claro que
tici a. Los día s y hor as aptos al efec se hall a vicia da de nu11·-
Servicio de Administración de Jus pres enta c1on
to diI1· ez ~ue el art. 152 del Código de n"t oexp resa men t t bi
lun es a viernes inc lus ive -ex cep genc1as · d. · C: e~ a ec.e que las actuacio-
to son, en res um en, todos los día s prac ticar án en días hor
at-AFfo124~~ ~btles, baJo pena
se
a judicial, día s feriados yno labor~a­
ed. Cont JU ic1ales de nulidad
los incluidos en los períodos de feri l . ero Yiuli. ~dn;;: Sala II, 15/11/95, elDi fena sjud icia les
0 hs. 58. Cabe rec ord ar que a petrciol son los encargad d. durante las
ble s-, en el horario de 7:30a13:3 po inháb¡¡~ o~ JU~ces de feria"acha r los asu t os e ecla ~ar la habilitación del
P . . . e a feria para desp
por el cua~s::~~e no admiten dem
ora.
- ces~~~IP~o depreclusión es aquel
152' en~ te, estructurándose
to, o inc~ sol~ o ~tapas a ser realizadfijado para h na losdmomen_tos, cuyo cumpli-
os en dete rmi el deba
as: arts.
e del juego de las sigu ient es norm N.
58 F.n el orden nacional, esto surg Th.T ...... nrrl ::irl"' ~P.l 13/6
/50, CSJ mp im1ento en el término
- . ·~' r\(' . acer o, eterm1nan que queden
120 EduankA. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial
121
Transcurrido el plazo sin verificarse el acto, la parte incumplido- teresa p~rticulai:me:ite el normativo, por sus connotaciones y por su
ra soportará, casi siempre, consecuencias negativas, que ya veremos presenciamayontaria en el trámite procesal, por eso, a él nos dedica-
cuáles son. remos en adelante.
El plazo procesal puede set normativo o natural. El primero pro- Algunas present~ciones de parte están sometidas a plazo, otras no.
viene de una norma jurídica, y admite, a su vez, tres modos de ser es- Dentro de las primeras están, en líneas generales, las que dimos
tablecido. Uno, mayoritario, es el estipulado en forma directa por la en llamar fundamentales. Así, entre otras, interponer y fundar re-
ley: es el plazo legal, v. gr., arts. 150, 246, 282 del CPCC-Nación. Otro, cursos, v. gr., pai·a la reposició~, tres días (arts. 239, CPcc-Nación y
cuando el acto por su índole debe tener un término, yno está fijado en CPCC-Prov. Bs.As.), qumce o cmco días para contestar demanda se-
la ley, lo señalará el juez de conformidad con la naturaleza del proce- gún se trat; de juicio ordinario o sumarísimo (arts. 338, 498, inc. 3º,
so y la importancia de la diligencia: es el plazo judicial, v. gr., plazo de CPCC-Nacwn, 3~7 Y_ 496, me. 2º, CPcc-Prov. Bs.As.), seis días para
prueba enjuicio ordinario (art. 367, CPcc-Nación), el de los inciden- alegar en e~ or~mar10 (arts. 482, CPCC-Nación; y 480, CPcc-Prov. Bs.
tes en el juicio sumarísimo (art. 187, CPCC·Nación), citación a los le- As.~, deducir ciertas demandas incidentales, v. gr., cinco días la de
trados antes de dar por finalizado un juicio (art. 55, ley 21.839). Am- nuhd~d de_un acto procesal (arts. 170, Cpcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.
bas especies de plazo admiten ser prorrogados "por acuerdo de par- As.), diez dias para promover redargución de falsedad de instrumen-
tes manifestado con relación a actos procesales determinados" (arts. to público_ (~ts. 395, CPcc-Nación y 393, CPcc-Prov. Bs.As.).
155, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.), o abreviados mediante una . Tambren tienen plazo las impulsivas: el de caducidad de Ja instan-
manifestación expresa por escrito (arts. 157, CPcc-Nación y CPCC- ' c~a (arts. 310, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.); y algunas acondi-
Prov. Bs.As.), circunstancias éstas que llevan a la doctrina a ver en , cwnadoras, como ser, la que tiende a cumplir la intimación de los
ellas la tercer especie: el plazo convencional 61 . ' arts. 120, párr. 2º del CPCC-Nación y del CPCC·Prov. Bs.As.
El plazo es natural, en cambio, cuando no lo imponen las fuentes . E? la mayoría de los supuestos el tiempo de realización es breve
anteriores (ley, juez, convención), sino la propia naturaleza del asun- • d_~ días. En la minoría, más extenso, v. gr., el incidente de acumula'.
to.Así, v. gr., el pedido de préstamo del expediente para practicar una c10n de procesos pu,~de promoverse "hasta el momento de quedar en
liquidación extensa o dificultosa deberá hacerse antes del venci- •. ~~~do d~ sentencia (ar~s. 190, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.); el
miento del plazo para presentar la cuenta; la elección del absolvente 'ePCC-Prov. Bs.As.).
aducidad de mstancra, que dura meses (arts. 310, CPcc-Nación y
en el caso de los arts. 405 del CPcc-Nación y 403 del CPcc-Prov. Bs.
As., tendrá que ser a lo sumo al momento de notificar la audiencia de ta Ent'.e las segundas-presentaciones no sujetas a plazo-se cuen-
posiciones. Sin perjuicio de la importancia del plazo natural, nos in- prmc1palmente gran parte de las acondicionadoras como ser
auntor1zar ' el do!Ill· -'
.1. a una persona a consultar el expediente cambiar
ciiocon t't ·d b '
etc 't s i lll o, nom rar· nuevo letrado, desglosar documentación
€ e era· E st as son si·tuac10nes .
que apremiarán al litigante a actuar'
consolidados los tramos pasados, sin posibilidad de ejercer en el futuro la facultad no he-
cha valer in tempore o de rehacer la cumplida (véase PEYRANO, El proceso ciuil. Princi· d~~os ~e obtener lo que busca, pero que resultan temporalmente in-
piosy fundamentos, p. 268 y ss.).Al decir de la doctrina procesal, la preclusión opera. ?e Ílulsren es para la ley porque no está en juego aquella finalidad im-
tres modos diversos: por_incumplimiento del acto en el plazo fijado (v. gr., incontestac~on esta~r~: precl~siva que justifica la existencia del plazo. No hechas
de la demanda); por consumación del acto (v. gr., se contestó la demanda, lo que impide .. uro ( P se~tac10nes, no se pierde la posibilidad de hacerlas en el fu-
volver a hacerlo, sea para completar o modificar el acto primero); por realización d_e ~~
acto incompatible (v. gr., si el demandado se allanó a la demanda, precluyó su pos1bih- Prec/ co~o si sucede con las sujetas a plazo, producto delprincipio de
. uswnydel , t .
dad de contestarla). ~e Poster ca:ac er perentorio del_ plazo procesal), sino que sólo
iisfac .. ga en el tiempo (hasta la efectiva realización del acto) Jasa-
61 PALAClO,Derechoprocesalcivii, t. rv; p. 69. cian del mterés buscado.
f1
'
122 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causaju dicial
123
Veremos ahora las princip ales cuestio nes del plazo procesal. Debi-
sentido, y "se entenderá que media consentimiento tácito cuando no se
do a sustanc iales diferencias entre el régime n del plazo genera l -es
decir, el que se aplica a la general idad de actos del proceso --, y el es-
promoviere incidente de nulidad dentro de los cinco días subsiguien-
pecífico de la caducidad de instanc ia, los tratarem os separad amente .
tes al conocimiento del acto" (arts.17 0, CPcc-Nación yCPcc-Prov. Bs.
As.). Otras veces, eljalón es la firmeza de una resolución, v. gr., ellap-
a. Plazo procesal genérico so para alegar en el juicio ordinar io corre una vez que la providencia
que pone los autos en secreta ría queda firme (art. 482, CPcc-Nación).
- Cómputo. El pl~zo procesal comienza a correr el día siguien te
El plazo de ratifica ción de lo actuado por el gestor se cuenta a partir
hábil de haberse notificado legalm ente al litigant e la resolución que
de la primer a present ación de éste (arts. 48, CPCC-Nación y CPcc-
pone en su cabeza la carga de realiza r el acto sometido a término (arts.
Prov. Bs.As.).
156, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.). No se comput a el diez a qua,
En el cómputo de los plazos procesa les sólo se cuenta n los días há-
empezando a comput arse el plazo a las veintic uatro horas del día de
biles judicial es (arts.15 6, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.). Por eso
la notificación, y venciendo ala median oche del último día de su dura-
no corren -se suspen de su transcu rso-, durant e el mes de enero la
ción, en un todo de acuerdo con el régime n del Código Civil; o sea que
el día en que ocurrió la notificación no se cuenta, v. gr., si el viernes '
feria de julio, los días sábado s y domingos, los que por disposición del
Congreso o del Poder Ejecutivo no sean laboral es, y los que la Corte
quedam os notificados por ministe rio de la ley de uil traslado , el plazo
Suprem a declare feriados o inhábi! esjudic iales62 . Todos los demás
de cinco días para contest arlo princip ia el lunes siguien te, y finaliza
días del año son hábiles . La sola declara ción de asueto por el Poder
(si no hay días inhábil es en el medio) el viernes próximo, sin perjuicio
Ejecutivo o por la Corte Suprem a no inhabil ita el día 63_
de la utilización del plazo de gracia (infra, b).
De acuerdo con lo anterio r, si quedé notificado de una resolución
El hito del cómputo es la notificación legal de la resolución, es de-
un día miércoles 29 de diciembre, y el viernes 31 fue declara do feria-
cir, la que ocurre por alguna de las formas predisp uestas en la ley se-
do por la Corte (como siempr e sucede), el plazo de cinco días para a pe-
gún el régime n de los arts. 133 y ss. del CPcc-Nación y del CPCC-Prov. ·
larla comenzó el jueves 30, y se suspend ió hasta el martes 1ºde febre-
Bs.As.: cédula, persona l, tácita, etcétera .
ro del año siguien te, en que se reinició, venciendo en consecuencia el
El conocimiento de la resolución de manera informal, y sin que que- viernes 4.
de una constan cia de ello en el expedie nte (véase notificación tácita
Los plazos fijados en horas práctic amente no están contemplados
infra, § 29, c), no equivale a "notificación legal", no surte los efectos de
en el campo procesal. Rescata mos el establecido en el art. 57 del ri-
ésta. Por ejemplo, si concurrimos al tribuna l un día jueves, pedimos
tual bonaere nse, que exige al abogado suplir la omisión de su firma
el expedie nte y con su sola lectura nos enteram os de una provide ncia
en un escrito "dentro de las veintic uatro horas" de notifica da la pro-
emitida el miércoles anterio r --que se notifica por ministe rio de la
videncia que lo intima a cumplir; y el plazo "de cuaren ta y ocho ho-
ley- recién quedare mos legalm ente notificados el próximo día vier-
ras" para apelar en la acción de amparo que prevé el art. 15 de la ley
nes, aunque de hecho la conocimos antes; y cualqui er plazo consi-
guiente empeza rá el lunes siguiente.
Excepc ionalme nte, el punto de referen cia para el inicio del plazo 62 L C .
no es la notificación de una resolución sino otra circuns tancia. Puede . a arte suele declarar inhábiles los días en que los tribunale
s trabajan de ma-
serlo el conocimiento que adquier e el litigant e de cierta situació n,
n;ra_ irregular debido a huelgas o acontencimientos similares. En cambio decreta feria
~ eru_ido cuando se trata de un lapso regular de tiempo que afecta a una o ~arias <lepen-
v. gr., la recusac ión con causa sobrevi niente sólo podrá hacerse valer 1
/iaen6:1lyfe
as (v. gr.,por traslado o informatización de unjuzgado). La diferencia entre
día in-
. f< . d .
dentro del quinto día de haber llegado la causal a conocimiento del e d . rta o ena o importa, como veremos luego, en función del cómputo del plazo
de
a uc1dad de instancia.
recusan te (arts. 18, CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.); la nulidad de
un acto procesa l no podrá declara rse cuando el acto haya sido con- 131:;50 Arts. 2º Y 3º, RJN; acordada s CSJN del 28/J2/62 (CSJN-Fallos, 254:394), y del
Eduardo A. Díaz Actuación del abogad o en una causaj udicia l
124 125

16.986. Sobre este último nos informaAREAN que, según la jurispr u-


.,
tealqu erecib iólapi ezano tificad ora(ar ts · 140 ' CPcc -Niacwn Y PCC-
e
Prov. Bs.As.).
dencia de los tribun ales federales, los plazos de horas comienzan a
Unos pocos plazos son comunes' es decir' transc urren conJun .
correr desde la hora en que se ha practicado la notificación, se com- td 1 ta-
t
putan hora a hora, de maner a ininte rrump ida y vencen cuando ter- mei_i e p~a o as as partes . El punto de partid a es único·. la última
mina la hora establecida; pero si media un día inhábil, deben descon- not1ficac10n llevad a a cabo (arts. " . , y CPCC-Prov Bs
156 CPCC-ivacwn
A ) . t . ,
tarse las horas correspondientes a ese día, salvo que se haya dispues- s. , Sin que tengab ·releva ncia a cuál de los contend1· ent es se hi zo .p or.
, · , . ·
to la habilit ación 64 . Estas soluciones se compadecen con las norma s 1ogica, vence am 1en el mismo día para tod Son comunes el plazo
os.
genera les sentad as en el Código Civil, que entend emos tambié n apli-
d b ( t
.e, prue a ar . 3 67, CPcc-Nación), para alegar (art 482 PCC-Nia- e
65 cwn; y 480, CPcc-Prov· Bs· As· )67• y segu'n c1er · t d · . ' de cita
cables al supues to del art. 57 del Código bonae rense . ., . a octrma el
No todos los plazos judiciales, es decir, fijados por el juez, son pro- CIOn preVIsto en los arts. 344 del CPCC-Nación y 342 d e JCPCC-p rov.-
Bs.As. 68.
cesales. Algunos, como ser, el de cumplimiento de la senten cia defini-
tiva, el de imposición de astrein tes, el de pago de honora rios, son pla- El.~lazo ?-º transc urre si el tribun al declaró su interru ción
por días corrido s 66 . pens10n, mientr as duren los efectos de estas declar ac10nes. . p T obs~s­
zos civiles. Por ende se compu tan l t d , am ien
Casi todos los plazos son individuales, esto es, corren de forma in- aPscpca;' es'., e coCmun acuerd o, puede n suspen der un plazo (arts
·
157
,
C -1vacwn y PCC-Prov. Bs.As.).
depend iente para cada una de las partes a partir del día hábil poste-
rior a su respec tiva notificación. Por ejemplo, si una de ellas deja una - Plazo «de ,
·
graci(!,>'. El escrito no presen tado dentro del h ·
· d" "al
cédula en secret aría para notificar a la contra ria cierta resolución, JU ic1 del día en que vence su plazo uede b orario
en caso de querer ambos litigan tes apelar esta última el plazo corres- mente entreg ad? en el tribun al el día hábil i~:e~i~~~~;e, ~er ~á~da-
?e a~nción al público, 0 s~ ~~s~a 1:;
pondie nte comenzará, paraq uién dejó la cédula, a partir del próximo
día hábil de dicha entreg a en el tribun al (arts. 137, CPcc-Nación y ~:~0~;~ta~:. ~~:~:~c~as
acwn y PC~-Prov. Bs.As.). En el ejemplo
Cpcc-Prov. Bs.As.), y para su contra parte desde el día hábil siguien- dado anterio rm ,
alarga hasta el l~nntees, 7eldp~zbo paraldeJgar el escrito de apelación se
Est e ie rero a as :30 hs.
razón eplus tempo ral que la ley concede a los litigan tes encue ntra su
64 AREAN, en Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Concordado con los la tutela del derecho de defensa delJ"ust"icia . bl
- Beatriz A. , de ser en e, garan-
códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencia!, Elena I. Highton t ia que se ver' ¡ d · . .
Areán (dirs.), t. 3, p. 366, y jurisprudencia allí citada. La sentenci a definitiv a del juicio
. cesa! a lahor~ª concu ca ~,s1 se hm1ta ra la realiza ción del acto pro-
(13:30 hs ) del d~: final1zac1on de la
el cómputo del plazo en ho-
de amparo se notifica por cédula, circunstancia que facilita atenció n al público en tribun ales
ia del diligenc iamiento de la cédula debe figurar
ras para apelarla, pues en la constanc establece. que el veenque vence elplaz oproce sal , pueselCód1"goC"iv1·1
"lugar, día y hora de la diligencia" (art. 140, CPCC-Nación). . . t d
65 De acuerdo con lo dispuesto por el art. 135, inc. 5° del CPCC-Prou. Bs.As.,
la inti- tro del último d' dnc1md1en o. ,e un plazo ocurre a la hora veinticua-
57 se notifica por cédula. Véase lo dicho en la no- ia e su urac10n (art. 27, Cód. Civil)69.
mación a cumplir lo dispuest o en el art.
ta anterior respecto a cómo ello facilita el cómputo del plazo.
67
ser procesa les-si se
-<

66 Los plazos judiciales, es decir, los que fija el juez, pueden Elplazo pa t
raen regar e1alegato es común, pero el de devolución del expedien
te
refieren al ejercicio de una facultad de esa natura leza- o civiles, como por ejempio el ~es individual.
que se señala para el cumplim iento de una obligació n de dar o de hacer (CNCiv., Sala C, . 68 v..
'do ·
,. "NOCHIE TIQ -ARAz I, Co'd igoProc · ld z
de 1as astrein- esalCiv ilyC
2118/91, JA, 1992-III, síntesis). Corresponde que los plazos para el cálculo -
d'
.anot d
a oy concordado t I 578 E , omerc1a e a Nación. Conienta-
··3~~o9Procesal Civil Y Co~~r~f~l de .la ~on~:ª• vAeasela doctrina
Adm., Sala IV, 30/6/00, LL, 2000-F-5 12; CNFed. citada por FALCON, Có-
tes sea de días corridos (CNFed. Cont.
7/5/02, DJ, 2002-2-9 88); lo mismo, para el plazo establec ido para el acion. notado, concorda do, comentado , ar t .
Civ. y Com., Sala!, - . 't. II, p. 670.
Com., Sala!, 14/3/89, LL, 1989-C-3 89); Y --, 69
cumplimiento de una condena (CNFed. Civ. y , .
el de treinta días establec ido por el art. 49 de la ley 21.839(C SJN, 2012101 ,CSJN-F a/los, ::· El sistem
··"encirn · a regente en elregim en nacional d d
66A). . iento de su plazo el escrito podía ent e;oga o era más engorroso: eldíade l
.-.n~.o'1r::.·í'l\Tí'i,, ~l'll::i K 4/7/00,elDial-AE regarse uera del horario de atención de tri-
--
126 Eduar do A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
127
Interpretando literalmente el art. 124 del ritual, este plazo de gra- que el tribunal dará a la cuestión, conviene que el abogado se absten
ciarige únicamente para la entrega de escritos, no para realizar otros -
ga de usar el pl_azo de gi·aciªpara otro tipo de actos que no se cumplan
actos. Así se sostuvo que el beneficio no se aplica a la devolución del
mediante escritos.
expediente dado en préstamo para alegar 70 . Con este criterio estric-
En relación con la prescripción de la acción, el plazo de gracia se
to se torna dudosa la posibilidad de usar esta extensión en el supue aplica a la interposición de la demanda. En este sentido se declar
s- ó
to'en que el abogado suscribe personalmente en el tribunal un escri- que "la acción entablada el día inmediato posterior al del vencimien-
to que carecía de su firma (arts. 57, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs. to de su tiempo de prescripción con arreglo a las prescripciones de los
As.), o cuando se interpone apelación de viva voz (arts. 245, CPcc-Na- arts. 3986 del Cód. Civil y 124 del Cód. Procesal es interr uptiv a de es-
ción y CPcc-Prov. Bs.As.). Mas creemos que, pudiéndose optar en es- ta últim a"n
tas circunstancias entre llevar a cabo el acto de las maneras md1ca Para la apelación del art. 15 de la ley 16.986, cuyo plazo es en ho-
-
das o por escrito, sería poco razonable conceder o no este beneficio ras, no se aplica el plazo de gracia, excepto que su vencimiento opere
temporal según se adopte un modo u otro de realización. Además, no en día u hora inhábil. Dada esta última situación, que implica la im-
hay razones valederas para distinguir entre aquellos supuestos en posibilidad de hacer la presentación en el tribunal al término del pla-
los cuales la imposibilidad se refiere a la presentación de un escrito zo, debe concederse un plus de tiempo allitigante. AREAN, con cita de
,
de aquellos otros atinentes a una citación de carácter personal, pues PALACIO, sostiene que el acto ha de cumplirse en la primera hora há-
tanto en uno como en otro caso, existe un impedimento material (ho-
bil del primer día hábil siguiente.Aunque seguidamente razona que,
rario de tribunales) para cumplir el requerimiento judicial. Por tales · con criterio estricto, habrí a que realizar el acto en el primer minut
razones, propiciamos se extienda a estas especies dudosas la solu- o
'· del día hábil siguiente al del vencimiento del plazo, cosa que no es
ción más favorable a la eficacia del acto, es decir, se les otorgue el pla- im-
posible 73 . No obstante, lajurisprudencia que parece ser mayoritaria
zo de gracia 71 _ Sin embargo, ante la incertidumbre sobre el alcanc : concede la totalidad del plazo de gracia 74_
e
• - Carácter perentorio. El plazo procesal legal y el judicial para
bunales en cuyo caso el cargo debía ponerlo el secretario del tribuna
, llevar a cabo presentaciones de parte son, en principio, perentorios
l de la causa o el de (arts; 155, CPCC-Nación yCPCC-Prov. Bs.As.). Los otros componentes
· un trib;nal nacional de igual grado que aquél. Si no se encontraba
a ninguno de estos
funcionarios, por un escribano público de registro, quien debía entrega · del ciclo procedimental, las resoluciones judiciales y las notificacio-
r personal~ente
el escrito en el tribunal respectivo dentro de la primera hora del día
siguiente hábil. Es· <nes, no están sometidas a plazos perentorios.
te procedimiento se llamaba "cargo de urgencia".

70 CNCiv., SalaF, 1819175 y CNCom., SalaA, 2217165


, ambos citados por FALCON- 72 CSJN
ROJAS Cómo se hace un alegato, p. 78. El llamado "plazo de gracia" ·CNc· • lll9/84,LL, 1985-C-517; SCBA, 14111189,www.scba.gov.arúuba
contemplado en. el · , Bl5846;
art. 1Í4, in fine del Cód. Procesal resulta aplicable al plazo de caducid
ad d~ in~ta~~1a, . "-,enpleno, 2819176,ED, 69-333;LL, 1976-D-258; JA, 1977-1-548.
en la medida en que el acto impulsor del procedimiento se trate 73
de un escrito 1ud1c1al, 'c6d· AREAN, en Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.
pues el mencionado plazo es para el cargo del escrito y no para el Concordado con los
acto de la parte, que se Are~os P_rouincia.les. Análisis doctrinal y jurisprudencia!, Elena l.
presume cumplido el día en que debió serlo (CNFed. Cont. Adm., Highton -Beatriz A.
Sala !, 1114196, LL, N
n (d1rs.), t. 3, p. 366, y jurisprudencia allí citada
1197-B-418). .
. int El recurso de apelación contra la sentencia dictada en el juicio de
71 Así se consideró temporánea la comparencia amparo debe
de los ejecutados a las 9:15 hs. del ~.da erronerse dentro de las cuarenta y ocho horas de notificada la resoluc
díasiguien'te al del vencimiento del plazo de citación para el reconoc ión impugna-
imiento de firmad el ._ coi: ª:ºque comienza a correr desde la hora en que se ha practica
art. 524 del CPcc-Prou. Bs.As. (Cám.1" Apel. Civ. y Com. Mar del Plata, do la notificación y se
Salall, 316197, ··enhpu ~ ho:a.a hora. Cuando el vencimiento del plazo de cuaren
WlUW.scba.gou.ar/juba, Bl4023 46). También, el depósito previo para ta y ocho horas operó
recurrir (art. ~8~ ,
. -sigu·ora inhab 1
1 , es d . "bl .
a m1s1 e su interpo sición en la dos primeras horas de gracia del día
CPCC-Ptou. de Bs. As) hecho en el plazo de gracia(SCBA, 1/11/00,
www.scba.gov.arf.¡ub ,-Con~e~~e a aquel en que se produjo el vencimiento del art. 15 de la ley 16.986
B36890). · m., Sala!, 1016199, JA, 1999-N-59). (CNFed.
128 EduardoA. Día.z
Actuación del abogado en una causaj udicia l
129
El caráct er perentorio significa que si una presen tación no se rea-
liza a su debido tiempo, se pierde ipso facto, de pleno derecho, auto- una providencia simple que declar e la extem porane idad del acto, te-
mática mente , la posibilidad de ejercer la en ~l futuro, sm nec_esidad niéndolo como no presen tado 77 ; manda rá desglosar el escrito del ex-
de que el otro litigan te pida que se declar e dicha consecuencia, o de pediente y devolverlo a su presen tante 78 . Firme esta resolución, la
. , que asi, 1 d. causa contin uará hacia la siguie nte etapa, tal como ya se describió .
que medie una resoluc10n o ispon ga 75 . De ordinario, entonces, la consecuencia de la presen tación inopor-
· Vencido un plazo, por ejemplo, para contes tar la demand_a, yno ~e­
chala presentación, es innece sario que la contra parte solicite que se tuna es tenerla como no sucedi da, ergo, no produc irá los efectos ca-
tenga por no contes tada la deman da" o "se le dé a la contra parte por -. rrespondientes al acto proces al demorado. Volvamos a nuestr o ejem-
perdido el derecho a contes tar la demanda", ~sí como tampoco corres- plo de contestación a la deman da. Hecha en términ o, genera rá una
ponde que el tribun al dicte una provid encia en tal sentido,, puesto · providencia simple que declar ará "por contes tada la demanda'', a raíz
de la cual el acto defensivo produc irá sus efectos natura les (se am-
que estas consecuencias son autom áticas. Si luego, fu~ra de termm o:
el deman dado realiza se aquell a presen tación defensiva, ent~nces s1 pliará el objeto litigioso a las defens as opuest as, el deman dado podrá
el tribun al deberá pronun ciarse en ese sentido, como se vera mfra, -. producir prueba sobre los hechos por él invocados, etcétera)_ En cam-
bio, si el escrito de respon de es extem poráne o o nunca se interpo ne,
en el próximo aparta do. . , .
Excepcionalmente, encont ramos plazos no perent orios en el C~~i­
go Procesal, como ser, el de caduci dad de instan~ia o el de prod':1c~i.on 77
de medios de prueba . Esta condición se caractenz_a porque posibilita Corresponde rechazar la pretensión del codemandadorelativa a que se tenga
por
- presentado en término el escrito dejado minutos más tarde de vencido
realiza r el acto, aun acaecido su vencimiento, mien~ras el litigan te el plazo otorgado
.J>Or el arl. 124, último párrafo del Cód. Procesal -en el caso, presentación
del recurso ex·
advers ario no pida el decaim iento del derech o o se dicte una resolu- : traordinario-, pues ello importa requerir un plazo de gracia de otro plazo
de gracia (CN.
ción judicia l que lo declar e perdid o 76 . . Cív., Sala C, 412103, LL, 2003-D-264). En igual sentido, CNCom., SalaD,
18/7/01, úxis,
n' 11132397; CNCiv., SalaJ, 21111/96,Lexis, n' 10/3400, entre otros. No obstante , alguna
- Consecuencias de incum plir el plazo. Supera do el tiempo de juri_sprudencia, minoritaria, teniendo en cuenta la trascendencia del acto
y la mínima
gracia sin habers e realiza do la presen tación , el litigan te ~ierde_ ipso -:entidad de la demora, admitió la presentación tardía; en este sentido, se
ha dicho que la
i~emora de tan sólo un minuto luego de vencido el plazo de gracia que instrumenta el
facto el derecho a produc irla _en el _futuro, produ,cto de la vigencia e~ !·_1_24de~ Cód.Proc. Civ. y Com., en la presentación de un escrito--en el caso, oposición
art.
el procedimiento civil del principio de preclu swn Y del menta do ca de
. ,.-exc.epc10nes en el proceso ejecutivo--, obliga al tribunal a interpretar dicha
regla con cri.
rácter perentorio del plazo procesal. ·_tena excepcionalmente amplio y tenerlo por presentado, en razón de la
. . d ética que infor-
La causa contin uará derech ament e a su próximo paso. Sigme n
nuestr o ejemplo de falta de respue sta a la deman da, habrá quedado
° ma el caso (CNCiv., Sala A, 5/12102, LL, 2003-D-241); incluso la Corte
.Una queja presenta da un minuto tarde (CSJN, 13/10/81, LL, 1981-D-4
Suprem a admitió
90).
78
cerrad a la etapa introd uctoria del proceso y corres ponde rá que a pe- La decisión de desglosar el escrito extemporáneo suele to~arse únicame
nte con
,as Presentaciones cuyo contenido se refiere al ufondo" de una pretensión
dido de la actora eljuez la abra a prueba o la declar e de puro derecho. como ser las
~ntestaciones a la demanda principal o a una incidental, o a la f undament~ción de u:ire·
Ahora bien, si el deman dado, pese a estar. vencido el_ pla.zo, h~~~ rso. Entendemos que esta política obedece a asegurar que estas piezas de
ninguna ma-
igualm ente la presen tación , el tribun al, realiza ndo un1uici~ d~ ar r~ sean tomadas en cuenta por eljuzgadorpara substancia ro sentenciar las pretensi
1 o-
es. la sola lectura de los escritos puede influir en su ánimo. De esta manera,
misibi lidad negativo de la contes tación a la deman da, debera dict
t se garanti·
~a ~ontraparte del incumplidor que la instancia sefallará sólo con el material debida·
J-~ e Incorporado a ella. Si el tribunal no ordena estos desgloses es aconsejable que el
i.eresado pid .
~- lev a inme d"1atamenteque asise , h
aga. 81. un escntocu
. '
ya devolución se ordenó
75 CNF de· Com Salall 3/6/98 LL i998-D- 727;Cám .Apel.C iv.yCom .Mo- <ene!aunapre . se n tac1on
.,
sorne t"d 1
1 a a p azo y otra que no lo está, deberá dejarse
- s e · Y
IV. ., ' ' '. 1999-D-796. "-t e~pediente de la realización del acto que no tenía ténnino v. gr. en el casoconstanc ia
ron, alall , 14/3/95 •JA • 2000-l, síntesis; CNC1v. ,SalaL, 28/12198,LL,
_ º~ ac1on al d , de la con-
76 DELLA CROCE,Perentoriedad de
. . . ·, de fa
los plazos y oficiosid adjudict al en fu11c1on ~ _constitu , a e~~~da debera an?tarse en el expe_d~en . ' '
te que ~l demandado
f'Phffidad v eficacia del proceso civil, JA, 1964-V-113. tado b Yo dom1c1ho (actos no SUJetos a plazo), evitandose as1 que este sujetose presentó
sea decla-
, re elde Yque todas las futuras resoluciones se le notifin11P.n :'111t.nm~
tir:imonto
Edua1·doA. Díaz A.ctuación del abogad o en una causaj udicia l
130 131
el deman dado sufrirá un doble efecto perjudicial: no se beneficiará '· -Cómputo. . Adifer enciad eloque ocurreco· nelpla , ·
..-•hito de partid
ifi a del plazo de caduci dad n o es necesa riamen
. zo genenc
con aquell as consecuencias positivas, y posiblemente soport ará el te 1d'o, el
resulta do negativo previsto para la circun stancia en los arts. 356, inc. que se not ica una resolución -si bie
-.de la última petición de las partes rensoplue.d;i serlo - si?o "la
e ia en
fecha
1° del CPcc-Nación,y 354, inc. lºdel Cpcc-Prou. Bs.As .. · . '0 ucwn o actuac
ió del ·
·secretarw u oficial primero que ten . n ¡uez,
/niento"(art. 311 CPCC-"a' ·, ) s· g~lpor efecto impulsar el
b. Plazo de caducidad de instancia ' "" cwn · lllli ar es el art 311 d ¡e procedi-
La caducidad es un modo anorm al de finalización de una instancia, s. As., pero en lugar de nombr ar . · . e. PC?-Prou.
que se produce cuando no se insta el curso de su procedimiento hacia
luación del tribunal", expresión és~;ue
1
~ Y~s fu~cwnanos dice "ac-
su epílogo natura l: la senten cia definitiva o interlo cutoria que resuel- 'go nacional. Aunqu e las norma s no 7:i:sn~m~~a ora que la ?,el Có-
va la contro versia (arts. 310 y ss., CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.). ulsores los actos realiza dos por au T d 1 en, son tambie n im-
El Código fija plazos dentro de los cuales hay que impuls ar la ins- al, por ejemplo, la notificación real~~~:~or:1~~~Fltes~1iel dtrib~­
especto de Jos actos de parte no sólo ª
tancia (arts. 310, CPcc-Nación y Cpcc-Prov. Bs.As.), realizando al
efecto el acto corres pondie nte según el estado o coyun tura del proce-
ulsan, sino tambié n actos de ~tra n t 1as
aa,porejemp]o de'aru n
t' .
re no i ica or .
lClOnes son las que im-
d . aura ezaqu etenga nesafi nali-
dimiento. ., Como se desp~en~e de :an =ent o a confronte en el tribun al 81.
El sujeto que inicia una instan cia contra dictori a -la caducidad ," tualidad para interrum;i~o
1
~7as citadas, no cualqu ier acto tiene
no procede en los procesos voluntari-0s, salvo Jos incide ntes o juicios
'.o que sólo lo tienen los cap:ce:ª::?.rrso~el pl~zo de c~ducidad,
incide ntales que en ellos se produj eren (arts. 313, inc. 2º, CPcc-Na·
ción y CPCC-Prov. Bs.As .)-, sea principal, incide ntal o recursiva, es , ªY.una extens a casuís tica elabor ada mp s~ e proced1llliento".
siempreconcordante alacu l .rordo ctrmay Jurisp rudenc ia,
quien tiene la carga de impele rla (arts. 315, CPCC-Nación y CPCC-
rtir en ella dos vertie~te . a rem1 lffiO~ allector. Nos parece ad-
Prov. Bs.As.), pues él sufrirá , segura mente , los mayor es perjuicios ndeim pulsar d ¡ s. una, que consid era suficiente la inten-
. ente impelido : ;~:!¿i=~~:s~~ acto realizado :1º haya efecti-
1
derivados de esta anóma la termin ación (arts. 318, CPcc-Nación Y
CPcc-Prou. Bs.As.). Esto sin perjuicio de que el plazo de caducidad se
, anee a raíz del acto llevado a cabosa'. otra, que reqme re el efectivo
interru mpa a raíz de un acto idóneo para hacer avanz ar el procedi-
miento emana do de la contra parte, del tribun al, o de los auxiliares ·
de unos y otros, por ejemplo, la contes tación de la deman da, la reso-
lución que fija la audien cia art. 360 del CPcc-Nación.
La notifica ·, de la demand
Debe tener presen te el abogado, sobre todo el deman dante o recu· · del . . c1on a a un cod
osltt1sconsortes(CSJN 13/6/95 JA ~~ª:1d~d~1mpuls
.
aelprocedimientores-
iTente 79, que aunqu e no tenga en cierne acto alguno a realiza r de~· CNCiv.,SalaK,g/9/02 L, ' • · - 6,LL,1996-A-362).
tro de un plazo breve (v. gr., tres días para interp oner revocatona,' N , L, 2003-A-701.
- o corresp
~lojo-s d d 1
· on e e.e arar la caducidad de instancia
cinco días para contes tar un traslado), siempr e estará transcurnedn- 'JJland . 'del expediente surge
do contem poráne ament e, como "telón de fondo", el "gran p1azo
" e que antes del t -<>n caso, en un proceso
~Ode'áa~1ento, pues tal actividad de la art ranscurso delelplazo el actor presen-
n sí~~ olo en secretaria para su poste! d~l~n co~fec~1onar el instrum
ento res-
fica o ~::oª constituye un acto impulsor~;¡ t~~:~~am1ento por la oficina
caduci dad de la instan cia.
Adver tiremo s a contin uación las grande s diferencias entre es te
..entode u bs~rvado~orel tribunal (CNCiv. Sal K 'g~;/~que no logre
respec-
nciónd ~acedulac1tandoaldemandado;
plazo y el plazo procesal genérico visto anterio rmente . su finahdad
a ' fi 2,LL,2003-A-701).Elli-
ispensa~l:~tor de mantener viva la instanci:e~~~~~~:n~:a tr~s~nta_la inequívo-
. ci· . ·.Para. arasuprosecución(CNCom.,SalaA 29/4/99't~ o emas,de trámi-
Ució interrumpir la caducidad de Ja i . ' ' '1999-E-131) .
79 Demand ante y recurrente .son los :niciadores de las instan.cias princip
al::.. . - n de la causa o incidente, promovi;:~anc1ta se ?ebe concretar el interés
·' n-~~~,.¡,..,¡,.," rt>r•111T1do. SU contraP
o ac uac1ones que tengan aptitud en la
para
132 Eduardo A. Díaz Actuación del abogad o en una causa judicia l
133
Entonces, el día a partir del cual corre el plazo de caduci dad es: este último caso siempr e que la reanud ación del trámit e no queda re
l. Si el último acto impuls or fue una petición de parte, el de su in- supedi tada a actos procesales que debe cwnpl ir Ja parte a quien · .
terposición en el tribun al según el cargo puesto al pie del escri- cumbe impuls ar la instan cia (art. 311, CPcc-Nación). m
to o la fecha del acta si se llevó a cabo en una audiencia. No co- Para ekómp uto no corresponde incluir el día que tuvo lugar el úl-
rrespo nde contar a partir de la fecha en que se despac ha la pe- timo acto rmpulsor, smo que debe contar se desde la cero hora del día
tición. · •. siguiente 87 . 'frat_ándose de unplaz ofijado en meses, termin ará el día
2. Si el postre r impulso fue una resolución judicial, la fecha en · cu~a fecha comc1da ~on l~ del día del mes en que comenzó a correr.
que se dictó, no la de su notificación por minist erio de la ley a As1, un pl_azo que prmc1p1e el 15 de un mes finaliz ará a la median o-
las partes 84 , menos la del día en que adquir ió firmez a 85 . . che del mismo númer o de día, es decir, el 15 del mes corres pondie nte
(arts. 25 y 26, Cód. Civii)88_
Es un plazo común, y corre durante los días inhábiles, salvo los • -Plaz o degr?cia. P~nsamos que el plazo de gracia es aplicable a
que corres ponda n a ferias judicia les86 , o al tiempo en que la instan- , l~s escritos tendie~tes .ª mterru mpir o suspen der el tiempo de cadu-
cia hubier e estado paraliz ada o suspen dida por acuerdo de partes o • c1dad al filo de su termmo.
dispos iciónd eljuez (arts. 311, CPcc-NaciónyCPCC-Prou. Bs.As.). En ·.. , No vemos obstáculo alguno a la solución que propiciamos. La ra-
• zon de ser del plus ~emporal contenido en el art. 124 del CPcc-Nación
'.es extensible a_la situaci ón que nos ocupa. Ademá s, el citado precep-
1 to al~~e a es~nto~, en genera l, sin excluir
a esta especie, y como dice
hacer avanzar el proceso hacia su destino final, que es la sentencia o resolució ~ v;eJo afonsm o donde la ley no disting ue no disting uir debem
n del inci- os".
dente (CNFed. Civ. y Com., SalaN, 3/5/95, LL, 1995-D-800). Para que
la actuació n pro- .. mas abund ar, se acepta esta conclusión para un supues to análogo
cesal desarrollada tenga efecto interruptivo del curso de la prescripción
debe influir so- a! de ~~duc1dad-pero más grave aún- cual es el de prescripción de
bre la prosecución efectiva de la instancia, innovando en cuanto a la situación
establec ida (CNFed. Civ. y Com., Sala!, 15/8/96, ED, 171-505). La existenc
procesal , 1a acc10n (supra, nota 72).
dad procesal no es suficiente para mantener vivo el proceso, pues es necesari
ia de activi-
, . ~n el sentido apunta do, se ha dicho que el llamad o "plazo de gra-
o que aqué-
lla haga avanzar la causa cumpliendo los diferentes estadios que integran
su contenido ci~l contemplado en el art. 124, in fine del CPcc-Nación result
para que adquier an su completo desarrol lo (CNCiv., Sala F, 1216195, a apli-
LL, 1996-A-380, co· - : e al plazo de caduci dad de instan cia, en la medid a en que el acto
mentado por Jorge L. Kielmanovich).
.·· pulsar del procedimiento se trate de un escrito judicia l pues el
menc10nado plaz 0
84 CSJN, 3/3/05, JA, ejempla r del 29/6105. iparte es para e¡ _cargo de1escnto
. y no para el.acto
' de Ja
85 CNCom .,SalaA, 1415199,LL, 2000-A-213.
telai¡; ue se_~resume cui:iphdo el día en que debió serJ 0 89; y que an-
86 En general se entiende que la expresión ªferias" . za de ca~osi_bihdad de reahza r actos impulsor!os el último día del pla-
judiciales alude sólo a las de
enero y julio, no a otros días inhábiles. En tal sentido, se ha dicho que no
correspondede-
'bun r . ucida~, en las horas que sucede n al cierre de la activid ad tri-
el caso, ~a­
ducir del plazo de caducidad los días inhábiles, ni los feriadosjudiciales-en ''.menªtoicia, es viabJe aplica r el plazo de grncia para presen tar el pedi-
vidad y Año Nuevo- , los feriados extraordinarios dispuestos por los tribunal
es supeflO- 1mpu1sor 90 .
res, ni los días afectado s por paros judiciale s (CNCiv., Sala E, 1418/02,
DJ, 2002-3-454).
plazo de ca~u­
Los días declarados feriados por la Corte Suprema no se descuentan del
cidad (CNCom., Sala A, 29/10/99, LL, 2000-D-862), al igual que los declarad
os asuetoJU·
dicial (CNCiv., Sala K, 16/7/02, LL, 2002-F-551). No obstante , también 87
se ha sostenido
que como resulta una cuestión opinable incluir los días declarados "feriados
" por la Cor¡ ss ~~Civ., Sala C, 18/9/01, JA, 2002-1-70; ídem, Sala L, 29/12199,LL, 2000-C-811
te Suprema dentro de la expresión "ferias judiciales" del art. 311 del Código, C JN, 3/3/05, JA, ejempla r del 29/6/05.
y dado e 89 · · · .
criterio restrictivo de la interpretación de la caducidad de instancia, deben NFed. Cont.Ad m., Sala I, Ill4/96, LL, 1197-B-418.
descontarse 90
...i;..,h""' ..lf<><> Mal nl w7n r-lP r~rh1cidad (CNCom.,
Sala E, 4110102,Lexis, nº 11135772). Cam. 2• Apel · Civ· y Com. Qu1·1 mes, 28/ ¡
10 99, Wwlv.scba.J!OV.ar/;uba. B295069 3.
Eduardo A. Dúiz Achtación del abogado en una causa judicia l
134 135
así: "La caduci dad o'[Jerada enpnmera · ·, · ·
- Carácter no perentorio. Consecuencias del vencimiento del pla- Es. As., que dice
· · · o umca ins
tancia no extingule la acción, la quepod rá éerci·ta rse en u · :
zo. A diferencia del plazo procesal genérico, el de caducidad de ins- . . . dº " nnueuo 1ui-
Cl0, m per1u ica as prueba s produc idas las quepodran acerse ua-
, h
tancia no es perentorio. En efecto, el sólo vencimiento del plazo no L d · '
impide ipso facto la realización de un acto impulsor de la instancia. ler en aque'[. a ca ucidad operada. ,en instanc ias u ltenores ·
acuerda
de ·
La present ación impelente puede producirse aun transcu rrido fu. erza . cos.a1uzgada a la resolucion recurrida. La caducid ad de la
· ·dentes· pero
ncio'n Y l os inci
aquél término, siempre que no exista ya una dedara ción oficiosa de instanc ,
ia princip¡;
al compre
.
nde. la reconue
.
la de estos no a1ecta la instanc ia principal". '
caducidad o una solicitud de la contrap arte a tal fin (arts. 315 y 316,
CPcc-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.) . daddel aprimerams . t anciano . .
Sibien., . , caduci
esciert oquela extm-
Hecho el acto impulsor ya transcurrido el plazo de caducidad, se 1
gue a acc10n, tambie n lo es que: ''La interrn:p cio'n del .
a prescnp cion
. ,
decreta rá la perención si la parte contraria asílo solicita antes de91con- d l de d '
causa. a por a manda , se tendrá por no sucedid a si el de
sentir el acto de empuje (art. 315,párr. lº, in fine, CPCC-Nación) . En te desiste de ella, o si ha tenido lugar la deserc ion ·, de' l . man
a instanc ia se
an-
, l d· · ·
cambio, si el contrario a quien realizó la actuación impelente fuera de gun as isposiciones del Código de Procedimientos, o si· el de mana- 'd -
..
tiempo, ningun a objeción hace al acto impulsor, tendrá éste la virtua- do esa bsue ltdfio e mtiuam ente"(a rt. 3987, Cód. Civil).
lidad de adelan tar la instanc ia . Se habrá borrado el tiempo de ca-
92

ducidad transcu rrido (interrupción) y comenzará a contarse íntegra- 2- De admisibilidad específic os


mente un nuevo plazo.
Si se decreta la caducidad de instancia, se producirán las conse- Amén de los r~quisitos de admisibilidad generales ciertos acto 8 0
. bstaráa
c10nes tienen.algunos particu lares, cuyaause' nciao
cuencias previst as en los arts. 318 del CPCC-Nación y del Cpcc-Ptou. presenta
1.
qu~ e juez se pro~un~1e so?re el contenido de la petición efectuada
91 El pedido de caducidad de instancia hecho por el oponente, sea antes o después
del acto impulsor, constituye un incidente (cfr. art. 310, inc. 4º, CPCc-Nación). El
régi- ;~~i~~ :~~r:: :i:!~e i:~~~~ ~~sª;~ i~~~~: ec~~:: :~r:~~ :~~~'.
formular se antes de p oga o a recorr~ r dichos cuerpos rituales para conocerlos
sistema híbrido: "' ... La petición deberá
or ejemplo, el pedido de nulidad de un acto procesal debera; ex-
men bonaeren se adoptó un
posterior al vencinúe nto del pla-
consentir el solicitan te cualquier actuación del tribunal · · · frºd
presar el perjmc1
zo legal y se sustanciará previa intimación a las parles para que en el término de
cinco 0su I oylasd efensa squeno sehanp odid o oponer
so pena de rech . lº .
azarse in zmme la petición (arts. 172y17 3' Cpcc-" 1va '.
en su intención de continuar con la acción y produzca n actividad procesal
días manifiest c. , C
útil para la prosecución del trámite, bajo apercibimiento en caso de incumplimiento, de ion Y Pcc-Prou Bs A ) 1 fr · ·
decretarse la caducidad de la instancia"(art. 315, CPCC-Prou. Bs.As.). orden nacional ~l c~al~;.; ~·o .e'c~ento deprue~adetestigos ene!
92 De conformidad con lo dispuesto en el art. 315 del CPCc-Nación, la perención que· de
la declaración cada fin t .ic~'. a que extremos quieren probarse con
da purgada cuando se consiente una actuación útil para impulsar el procedimiento
pos· ley 25 488)· l d d . , es igo (art. 333, CPcc-Nación, texto según
terior al vencimiento del plazo legal, consentimiento que se produce una vez pasados
cin· ñarse .la ' ~ e ucc10n del. recurso de queja, al que deben acom a-
co días del conocimiento de dicha actuación sin formular objeción, por aplicación analó-
"Admisi~i~~d~~~. co~~~p~nd1~ntes (arts. 283, CPcc-N_a.;ión, titul:do
o inhabilidad de 'titulo de(c~ f!rº?· Bs .. As.); la e~c~pc10n de falsedad
, la
gica del art. 170, párr. 2º de la ley ritual. Cuando se ha corrido traslado de la demanda
no des·
caducidad debe ser opuesta dentro de los cinco días de recibida la notificación y
pués, aunque lo sea dentro del plazo para contestar aquélla (CSJN, 30/5/01,
CSJNFa- cuales son,,. d . ºbl jUIC10 ejecutivo en el regnne n nacional las
llos, 324:1784 ). Resulta improced ente la declaración de caducida d de instancia si la (art. 544, in~~~º ~;~e- es si. ~o se ha negado la exist~ncia de la de1;da"
Inaplicabilidad 'de 1 Naci~n}, elrec;urso ~xtraordinario nacional de
prevista en la ley procesal, esto es, den·
misma ha sido articulada fuera de la oportunidad
quisitos fiJados por :r:i.,_~~8~odlo lsCera ad,~1s1?le" si se reúnen los re-
iento
tro de quinto día de tomar conocimiento del acto idóneo para impulsar el procedim
y! por
-en el caso, notificación de la competencia del a quo para entender en la causa-, . : e PCC-1vacion.
ende, dicho consentimiento produjo la subsanación o convalidación de la caducidad
que De ent
pudiera haberse operado con anterioridad por el transcurso del p~azo previsto en
la leY destacam~~ ~~~º~::q~sitos específicos de algunas present aciones
incluso a la~
- ·-- - - ~"'"n n "01::\
a canzan a gran cantida d de ellas,
Actuación del abogado en una causa judicia l
136 Eduardo A Díaz 137

más import antes, y cuya inobser vancia puede apareja r la grav.~sa


las siguientes funciones: ... 2) presentar con su sola firma aquellos es-
consecuencia de que el tribuna l tenga como no hecha la presentac10n:
critos que tengan por objeto activar el procedimiento, acusar rebeldía,
elpatro ciniole trado(a rts. 56y 57, CPCC-Nacióny~Pcc-Prov. Bs.As.)
deducir recursos de apelación y, en general, los de mero trámite. Art.
acompa ñar copia para la parte contrar ia del escrito que docume nta 88. Los procuradores podrán prescindir de dirección letrada: 1) en los
la present ación (arts. 120, CPCC-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.).
juicios de competencia de jueces legos; 2) en los juicios ejecutivos y de
desalojamiento, mientras no se opongan excepciones o defensa, con ex-
I -Patroci nio letrado obligatorio
cepción de los juicios ejecutivos hipotecarios, las actuaciones en las
audiencias y los incidentes en que haya contienda entre partes; 3) en
En un todo de acuerdo con la función que le adjudicamos al aboga- los juicios radicados ante los jueces letrados por apelación de senten-
do en la génesis delas present aciones de part~, la ley exige que los ac- cia de juez lego".
tos más relevan tes de la causa cuenten con asisten cia letrada.obliga-
De acuerdo con el art. 56 de ambos códigos, cuyas enumer aciones
toria. La razón es la complejidad del proceso judicial, que requrere pa-
de actos que requier en patrocinio no son taxativ as sino meram ente
ra su eficaz desenvolvimiento de un saber técnico que ~l!~st1c1able no
enunciativas 94 , el principio general es que necesa riamen te llevará n
tiene por sí. Se asegura así la garantí a de defe?sa en JUICIO, en la que
asistencia de abogado las present aciones "que sustent en o contro-
está interes ado no sólo el individuo sino la sociedad toda, en nombre
viertan derechos, ya sean de jurisdicción volunta ria o contenciosa".
de lajustic ia 93 . ., " . La casuística jurispru dencial no es totalme nte concordante, pero se
Estable ce al respecto elart. 56 delCPCC-Nacwn: Los1uec es no pro- ha admitido, por ejemplo, un escrito de allanam iento total sin suscri-
veerán ningún escrito de demanda o excepciones y sus contestacwnes,
bir por curial, por entende rse que con dicho acto no se controv ierten ni
alegatos 0 expresiones de agravio, ni.aquellos en que se promuevan in-
sostienen derechos 95 . Lo mismo para el escrito en el que se recusa sin
cidentes o se pida nulidad de actuacwnes y, en general: los q~; susten-
expresión de causa 96 , se ofrece prueba 97 , se instrum enta una tran-
ten 0 controviertan derechos, ya sea en procesos de1unsdiccwn ~olun­
sacción 98, se interpo ne recurso de apelación 99 ; o cuando la apelación
taria 0 contenciosa, si no llevan firma de letrado. No se admitira tam-
de los honorarios del perito está dirigida a disconformarse por lo "alto
poco la presentación de pliegos de posiciones ni de interrogatorios q.ue
o bajo" de la regulación, no controvirtiendo el derecho sobre ella 10º.
no lleven firma de letrado, ni la promoción de cui;stwnes, de cualquier
· ¿Qué sucede con la present ación que debiendo llevar asisten cia le-
naturaleza, en las audiencias, ni su contestacwn, si la parte que ,!ªs - tradano cuenta con ella? Si está conteni da en un escrito, el art. 57 del
promueve o contesta no está acompañada de letrado patrocinante. ·
En forma análoga se expide el art. 56 del ritual bonaere nse, hacien-
do salveda d con lo dispuesto sobre los procura dores por la ley 517:·
Esta última enume ra excepciones a la necesid ad de asrntencia letr - 94
SCBA, 18/6191,A,yS, 1991-Il-196.
95
da: "... art. 87. El ejercicio de la profesión de procurador comprende CNCom., SalaB, 1413175,LL, 1975-B-882.
96
CNCom., Sala E, 313171,LexDoctor, jurisprud encia nacional, voz "escritos"
.
.- :; C~Co~., Sala E,. 28/10/77,LexDoctor,jurisprudencianacional, voz "escritos".
93 Y
El patrocinio letrado tiene por objeto asegurar la defensa del li~igante l~::
cuaciónde su actividad procesal alas reglas de Derecho yde condu~t_a vigentes_(~
B
250548
99
Cam_ 2 Apel. C1v. y Com. La Plata, Sala!, 30/6188, www.scba.gou.ar/juba,

ere~ - RtvA Cám.Apel. Civ. yCom. San Martín, 18/3/93, www.scba.gou.ar/juba, Bl950212
;
Cont. Adm., Sala I, 19/5/98, elDial-A!f 2053). ~un contra la pretensron d.el p:op~o 1:itcon· _ p. 8¿.]} atado de los recursos ordinarios y el proceso en las instancias superiores, t. 1,
sado de defenderse por sí mismo, evita~do a~~ q~e ~a.defensa sea ~al eJerc1~a, Y 39
trol letrado comprende la asistenci a y d1recc10nJund1ca ~el patrocinado
todo el ioo e.·
du~ anteSala 1, '" Ba 40 am. Apel. Civ. y Com. La Matanza , Sala 11, 3/2/04, www.scba.org.arljuba,
proceso (SCBA, 28/4/98, e/Dial-WFOFB·• Cám. Apel. C1v. y Com. San Isidro, - 0464.
""""'"' .1n,_1"'HTO h.'7Q\
138 EdllflrdoA. Diaz Actuación del abogado en una causajudicial
139
CPcc-Nación establece: "Se tendrá porno presentado y se devolv.erá al ll -Acompañar copias según art. 120
firmante, sin más trámite ni recursos, todo escrito que debiendo llevar del Código Procesal
firma de letrado no la tuviese, si dentro del segundo día de notificada Con ci~rtas presentaciones escritas, se deben acompañar copias de
por ministerio de la ley la providencia que exige el cumplimiento de es- ellas destmadas alas otras partes intervinientes en el proceso. Pensa-
te requisito no fuese suplida la omisión. Ello tendrá lugar suscribien- mos que en realidad ésta es una condición del escrito, y no de la pre-
do un abogado el mismo escrito ante el secretario o el oficial primero, sentación, mas por razones prácticas la trataremos en este punto yno
quien certificará en el expediente esta circunstancia, o por la ratifica- cuando veamos la confección de escritos, habida cuenta el similar efec-
ción que por separado se hiciere con firma de letrado". El art. 57 del to y trámite de subsanación que presenta con el patrocinio letrado.
CPcc-Prov. Bs.As. es similar, con la única diferencia que el plazo con- Esta copia, conocida en la jerga forense como "copia para traslado"
cedido para salvar el error es de veinticuatro horas. o "copia art. 120", se deja en el tribunal junto con el escrito original,
Si la presentación es verbal en una audiencia, como sucedería en entrega que se hace constar en el cargo judicial (infra, § 13, a) que se
el supuesto que en el acto esté presente sólo la parte, sin su letrado, coloca en aquél.
directamente "no se admitirá" (art. 56, párr. 2º, CPcc-Nación), esto Esta copia será oportunamente retirada por sus destinatarios 0
es, no habrá chance de salvar la irregularidad, como sí puede hacer- agr~g~da a cédulas o mandamientos a ellos dirigidos, lo que les per-
se cuando la presentación es escrita. nut1ra contar con los elementos necesarios para ejercer mejor su de-
La solución legal es clara. El tribunal ante el que se realiza una recho de defensa, v. gr., contestar un traslado, y además tener en su
presentación sin patrocinio debe abstenerse de proveer la solicitud poder un duplicado de las principales piezas del juicio en miras a una
contenida en ella; e intimar, en el caso de tratarse de un escrito, a que posible reconstrucción del expediente.
se subsane la omisión en el plazo fijado, bajo apercibimiento de tener- Tiene un régimen legal preciso y riguroso. Dice el art.120 del CPcc-
lo por no presentado. Nación: "De todo escrito de que deba darse traslado y de sus contesta-
En la práctica, los abogados firmamos todos los escritos, aun cwnes, de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover inciden-
aquellos que podrían entrar en la lista de los que no necesitan patro- tes o constituir nuevo domicilio y de los documentos con ellos agrega-
cinio. La trascendencia de la sanción del art. 56, y el no poder anti- dos, deberán acompañarse tantas copias firmadas como partes inter-
cipar qué postura asumirá el tribunal ante la ausencia de signatu- vengan, salvo que h~yan unificado la representación. Se tendrá por
ra, legitiman este redundante (a veces) proceder. Al igual que ocurre no presentado el escrito o el documento según el caso, y se devolverá al
con cada tema dudoso, opinable, nos manejaremos de la manera que presentan_te, sin más trá'!1ite ni recurso, salvo la petición ante el juez
cubramos el espectro más amplio de posibilidades para defender los que_ autoriza el art. 38, si dentro de los dos días siguientes a los de la
intereses que patrocinamos (en este caso, firmando escritos que qui- notzfic ·, · · ·
cum acwn, por m_ims_te:w de la ley, de la pr,ovidencia que exige el
zá no lo necesiten), y reservaremos nuestro conocimiento de aque- re s phmzento del 1 e?uisito establecido e~ el parrafo anterior, no fue-
llas soluciones mitigadoras o conciliadoras para usarlas en supues- uplida la omiswn. Las copias podran ser firmadas indistinta-
tos extremos, por ejemplo, olvidamos firmar un escrito y debemos mente, por las partes, sus apoderados o letrados que inter,vengan en el
defender ante el tribunal esta omisión para no sufrir sus perniciosos Juzcw · Deberan , g losarse al exped iente,
· salvo que por su volumen fior-
mato u ot t , · .
efectos. Si en alguna ocasión se deja en el tribunal un escrito sin nues-
cuyocas
ras carac eristzcas resultare dificultoso
~
o inconveniente' en
tra firma, o no estamos seguros de si la pieza contaba o no con ella, '
o se
cumpliremos la carga de concurrir al tribunal el próximo día de noti- entreu ad conservaran
l ·
ordenadamente en la secretaría Sólo serán
·
ficación automática para asegurarnos de conocer debidamente una vengan b
enas l.
a a. parte
. interesada, su apoderado o letrado que inter-
.
dulas e JUicw, con nota de r~cibo. Cuando deban agregarse a cé-
posible intimación en los términos del art. 57, y cumplirla para evitar ·. ' oficws o exhortos, las copias se desglosarán de;ando constan-
problemas. cia de es . L ., "
a circunstancia. a reglamentacwn de superintendencia es-
Eduardo A. Dí02 Actuación del abogado en una ca usa judicial
140 141
tablecerá los plazos durante los cuales deben conservarse las copias De acuerdo con la normati va vigente, estas copias constitu yen un
glosadas al expediente o reservadas en secretaría". El plazo de conser- verdadero recaudo de forma del escrito 101 . Al igual que sucede con la
vación de estas copias en el tribunal es de sesenta días, transcur ridos presentación hecha sin patrocin io letrado, el tribunal debe abstener -
los cuales sin que hayan sido retirada s, se destruye n (acordad a CSJN se de proveer la solicitud del litigante , e intimar a que se subsane la
del 20/12167; art. 253, Reglamento para la Justicia Naciana! Civil). omisión de copias en el plazo fijado, bajo apercibi miento de tenerlo
Por su lado, el art. 120 del CPCC-Prov. Bs.As., más escueto, dispo- por no presenta do.
ne: "De todo escrito de que deba darse vista o traslado, de sus cantes-· La graveda d de la consecuencia legal hizo que algunos autores ta-
taciones y de los que tengan por objeto ofrecer prueba, promover inci- charan al precepto de inconsti tucional 102. Otros ven en la expresió n
dentes, o constituir nuevo domicilio, y de los documentos con ellos "según el caso" contenid a en el art. 120 la puerta de la discrecionali-
agregados, deberán acompañarse tantas copias firmadas como par- dad del juez para disculpa r la omisión, aunque agregan que la tole-
tes intervengan. No cumplido este requisito, ni subsanada la omisión rancia debe ser excepcional 103_
dentro del día siguiente, se tendrá por no presentado el escrito o el do-
cumento, en su caso, sin que se requiera intimación previa, y se dis- Asu vez, unalíne ajurispr udencia linterpr eta de manera no tan ri-
pondrá su devolución al interesado, dejándose constancia en el expe- gurosa la norma aludida, mitigand o así sus gravosos efectos. En es-
diente. La reglamentación de superintendencia establecerá los plazos te sentido, se ha dicho que:
durante los cuales deben conservarse las copias en secretaría". l. El art. 120 del CPCC-Prov. Bs.As. debe interpre tarse en armo-
nía con los dispositivos específicos que rigen según el acto pro-
Destacamo~ de las citadas disposiciones los aspectos que nos inte- cesal de que se trate, pues si la omisión de copias no afectó el de-
resan: :echo de defensa de la contrari a, aplicar la sanción implicar ía
l. Los escritos que exigen copia son aquellos de los cuales deba mcurrir en un claro exceso ritual inconciliable con el sentido de
·darse traslado (en provincia de Buenos Aires también de los que justicia 104. Así, a diferencia del caso en que se presenta un es-
debe darse vista) y de sus contestaciones, de los que tengan por crito de los que se debe dar vista o traslado , la sanción no se apli-
objeto ofrecer prueba, promover incidentes o constitu ir nuevo ca cuando se omiten copias de un escrito de contestación, pues
domicilio, y de los documentos con ellos acompañados.
2. Se deben acompañ ar "tantas copias firmadas como partes in- .
tervengan". lado101 co FENOCCHIETO-AR¿z!• Código Proc~s:z-l Civil y ~omercial de la Nación. Comen-
3. Pueden firmar las copias, indistin tamente , la parte, su apode- .·Tes ty[ ncordado con el Codigo Procesal Civil y Comercial de la Provincia de BuenosAi-
rado, o el letrado que interven ga en eljuicio. Si bien esta opción . ' . ,p.442.
-~ra ~ISNER, El problema de las copias que se deben acompañar enjuicio civil y los
102
de firmas está legislad a únicame nte en el Código nacional, _no
vese,ectosdesuomisión LL 147-1273
vemos inconve niente alguno en extende rla al régimen provm- - 103 ' • . .
cial tomando en cuenta el carácter secunda rio que lajurisp ru- ·!oscód¡ ~IGUE~s, ~n Códig~ ~~ocesal ~iuil ~ C~mercial de la Nación. Concordado con
' otorga a este requisito , tal como -, -Ar ,g (dl!rovinclales. Analis1s doctrtnal y 1urisprudencial, Elena L Highton - Beatriz
dencia veremos luego. "gúneelan irs.), t. 2, p. 801.Aunqu e en sentido contrario se sostiene que la expresión "se-
4. Importa nte sanción para el supuesto de omitirse acompañ ar ~t-0" no t·caso" aconf1nuac1on
., de ¡a frase "se tendra, porno
presentado el escrito o documen-
,_·aplicab!iene otro senfid0 que precisar
· ¡ as consecuencias
· previstas
.
las copias: "tener por no presenta do el escrito". P~r eje~plo, s~ - ~.~esuitando
en la norma que serán
. de Ia_p1ezacuy
es respecto · · f ueraomit1
a copia · · da--el escrito oel document
o--, no
se trata del escrito de contestación de demanda, eljust1ciable s tribunal (C~tinente vincularla con otros aspectos de la decisión que Je cabe tomar
al
habrá quedado sin defensa, situació n casi equivale nte a perder .. ed Cont. Adm., Sala II, 17/7/92, elDial-ARlA6).
104
el pleito. Cám · 2'A pe 1· e·iv. Yeom. La p lata, Sal al, 215/90,wunu.scba.govl
juba, B250198.
Edua rdo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judic ial
142 143
·ellas no son necesarias para ejercer un derecho por la contr . siendo necesario que lo sea.en cada una de sus hojas 114
aria ; y las de-
sino simplemente para que disponga de un duphcado 105
; o ~~n ficiencias en este aspecto pueden dar lugar a la suspensión
del
t t' dose de un escrito del cual hay que correr traslado, plazo para contestar el traslado, mas no a tener el escri
~1 es- to
t:~u~contestado pese a la omisión106 , o si no ei?ste parte_mte- presentado 115 .
por no
resad a en contestarlo10 7, o si el traslado se notifica por 5. En el régimen bonaerense, el plazo para acompañar las
ced'.lla copias
-com o ser el de la dem anda -, pues la copia puede tranq oportunamente omitidas corre no a parti r de la prese
mla- ntación
mente acompañarse al momento de libra r la cédula sm del escrito -tal como puede desprenderse de una inter
... al que ello preta -
ocasione perJm C10 guno 108. . ción litera l del texto -sino de la notificación ministerio
legis de
2. El número de copias necesario será el de adquellos la providencia que da cuen ta de la omisión ll6_
que deban
contestar el traslado, independientemente e otros co.mp
onen- Sin embargo, se ha de ser cauteloso, pues esta tendencia
tes del proces 0 109, no correspondiendo adjun tar dos juego judicial
s de ' morigeradora no es unánime. Así, se sostiene que corre
copias si se trata de codemandados que han actuado sponde decla-
Siempre . rar desierto el recurso de apelación si el recurrente no
juntos 110 . .•. ceptuado por el art. 120 117, y devolver el escrito que
cumple lo pre-
3. Si el juez no ejerce oportunamente-arengdlónlsegm contesta el me-
rt'ld2o0delpdre- : maria! si se acompañó sin copias 118, siendo la exigencia
sentado elesc rito- -lafa culta d quele conce ee ª. · del art. 120
,e e- · una carga insoslayab!e 119 , imperativa y precisa 12º, y,
mandado sólo puede pedir la suspensión del tér_mmo para en el régimen
con- bonaerense, si no se acompañó copia ni se suplió la omis
testa r la acciónlll, y la intimación ya no se notifica por ión dentro del
mims- ·día siguiente corresponde tener por no presentado el escri
. por ce'd 1 112
terio de la ley smo to sin inti-
ua . -mación previa 121.
La firma en la copia no es un requisito esencial, sino secun Por las mismas razones que dimos para patrocinar escri
da- tos que
4· rio113, motivo por el cual es suficiente firmarla una sola ·posiblemente no lo necesitasen, pensamos que, ante la
vez, no duda, el abo-
. gado debe cumplir a rajat abla el art. 120, y, en caso de
no haberlo he-
cho Ytener algun a duda sobre el alcance de la omisión,
concurrir al
10s CNC' Sala L 1218/99 LL 1999-E-566;
·tribunal el próximo día de notificación automática para
JA, 2000-III-12; Cám. 2" Apel. Civ. Y que no lo sor-
lV., , •
Com. La Plata, Sala 1, 1/8191, www.s • .prenda algún proveído adverso.
cba.gou/juba, B250492.
106 Cám. 2" Apel. Civ. y Com. La Plata, Sala
l, 13/10/92, elDial-W54E1 ·
101 CSJN 19/10/99 CSJN- Fallos ,322:2 114
491. CNCom., Sala A, 23/2170, LL, 140-793.
' '
108 CNFed.Cont.Adm.,Salall,25/6/98,elD ·
ial·AH2164;CNC'1v., Sa1a B•25/11/68, 115
CNCiv., Sala F, 6/8/75,LL, 1976-A-515.
LL 135-1160· CNCom. Sala C, 26/5/69,LL, 138-949. 116
'109 SCBA' , ' 94-264; · y Com. La PI t S 1 1 27/8198• C'am: A pe 1. e·iv. y Com. San Isidro, Sala
5/2181, ED, Cám. 1" Apel. C1v. a a, a a , 175 II, 18/5/04, www.scba.gou.ar/juba,
www.scba.gou!juba, B101136.
B0966; Cam. 1" Apel. Civ. y Com. Mar del Plata,Sala ll, 1013187, www.scba.gou/ju-
'i95~6~~482; Cám.Apel. Civ. y Com. Quilmes, Sala ll, 5/7196
110 CNCiv.,SalaA, 20/2169,LL, 134-11
00. , www.scba.gou.ar/juba,
111 SCBA, 5/9n2 , LL, 149-183;DJBA,
8l8I00 " .
97-105; CNFed. Civ. yCom., Sala 1, '
1l7
CNCiv.,SalaE, 9/3/04, DJ, ejemplar del 21/4/04, p. 993.
elDial-AF2592; CNCiv., SalaJ, 28/6191,LL, 1992-D 116
-639. aD 8/2100, CNFed . Cont. Adm., Sala lI, 1717/92, elDial-AH1A5.
112 CNFed. Civ.yCom., Sa!aIII, 1814/0 119
0,LL, 2001-B-630; CNCom., Sal • Cám.
120 2"Ape l. Civ. y Com. La Plata, Salal, 7/4/94,e/Dial-WB5BO.
JA,2001-11-15. Cám.A pel. Civ. yCom. Quilmes, 24/3/98, elDial-WI0669.
113 Cám 1• Apel. Civ. y Com. Mar del
Plata, Sa!all, 1412195, www .s\ba.g 00!juba. '. ¡
121

35044~ám. ¡• Apel. Civ. y Com. Mar del Plata, Sala 1, 28/9193, www.s
El401038; Cám. Apel. Civ. Y Com. Quilmes, Sala 1, 161319 !jubo,
9, www.sc a.gou cba.gou.ar/juba,
B2901013.
144 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial
145
3 - De fundabilidad, mérito o proc~dencia
lo dispone el art. 59 del CPCC-Nación, concluirá que el act t' _.
, 1 l' · d' or ienera
Constatada la concurrencia de los requisitos de admisibilidad, zon en o que so ic1ta, y ictará la resolución que declare la b Id' .
ello permitirá obtener una decisión del juez sobre el contenido del pe- "At ent o 1o sol'ic1'ta do, not1'ficación de fs 40 transcurso d 1 1re ed Ia.·
" 1d . · ' e p azo e c1-
dido o pretensión, pero no garantizará que sea favorable. Para que tac10n a emandado. ~m que haya compai·ecido, y lo dispuesto por el
suceda esto último deberán concurrir dos circunstancias: una, que el art. 59 del CPCC-Nacwn, deelaro rebelde al demandado" . E n cam b'io,
litigante haya expuesto en su escrito, además de la postulación, en · 1 d ¡ 1 con la hipót · 1 1
s1 a guno e os e ementos del caso no coincide es1s ega,
h , ·! t' . , "N . .
mayor o menor medida según el caso, los hechos, el derecho y even- · rec azara a pe ic10n: o estando deb1dainente notificado el de-
tualmente la prueba que justifiquen que "le asiste razón" para obte- mandado del traslado de la demanda, conforme cédula de is. ~ 40
. . do".
ha 1ugar a 1o so licita , no
ner lo que postula; la otra, que la realidad -según el criterio del
juez- coincida con la hipótesis de solución presentada en el escrito Des~e. ya que, como presupuesto, para que sea posible un juicio de
por el litigante. fundab1hdad, todapresentaciónh adecontener' expresa o·1mpl'ICI't a-
t 1 .,
Como dice PALACIO -refiriéndose a la pretensión, y que nosotros men e, una postu ac10n, ~n tema o asunto puesto a consideración del
extendemos a toda postulación-, será fundada cuando "en razón de Juez para que se pronuncie al respecto. La exposición de los hechos
su contenido resulte apropiada para obtener una decisión favorable en cainb10, sólo será imprescindible en algunos casos yla · ·' '
d ¡d h . , expos1c10n
a quien la ha interpuesto. Como dicho contenido se halla representa- e . erec o ~n pocas ocas10nes, en atención a la vigencia del princi-
do por una concreta situación de hecho a la que se atribuye un deter- p10 iura novit cuna. No obstante, será siempre conveniente mostrai·
minado efecto jurídico, el examen de fundabilidad consiste, primor- también estos dos últimos elementos en el escrito. Volveremos sobre
diahnente, en determinar si ese efecto jurídico corresponde o no a la el tema al tratar la confección de escritos.
situación de hecho invocada" 122. Tratándose de demandas (principal, incidental 0 recursiva) y sus
Se desprende de la idea precedente que los requisitos de mérito contestac10nes, la postulación y los hechos expuestos como causa de
son, entonces, las circunstancias de hecho del caso y la norma que los ~retens10nes Ydefensas fijai·án los límites objetivos de la congruen-
rige. Estos elementos deben concurrir de modo tal que, según el orde- c~ª del caso. ~a congruencia, elevada a la categoría de principio en los
namiento legal, el efecto jurídico que se pretende obtener con la pre- digas adjetivos nac10nal y bonaerense (art. 34 inc 4º) ,1gmcaa 8
· 'fi 1
corr d · d .. '·
sentación corresponda a la situación de hecho expuesta en ella y pre- ebe exist1r entre las pretensiones o pedidos de
sente en la realidad. De ser así, el tribunal acogerá la pretensión o so-
1 espon encia que re
ª?artes y lo resuelto por el tribunal. El magistrado debe tratar y
licitud del litigante; caso contrai·io, la rechazará. !rever todas los temas que le fueron planteados; debe fallar según¡;
Pongamos un ejemplo: el actor pide la rebeldía del demandado. In- del g~tº y prob~do, secundum alega ta et probata, manifestación ésta
terpuesto el escrito se exainina primero si la presentación es hecha dir ;obncipw dispositwo. No puede omitir resolver cuestiones 0 deci-
por el legitimado, si lleva patrocinio letrado, etcétera, requisitos és- re otras no deducidas por las partes (véase infra, § 18, c, 2, III).
tos de admisibilidad de la petición. Si este análisis es afirmativo, en-
tonces se lleva a cabo el examen de los requisitos de fundabilidad: los
hechos y el derecho ¿dan razón al justiciable para obtener lo que in- -§11-
tenta? Para este segundo momento, el juez verificará si surge de las PRESENTACIONES DE LAS OTRAS PARTES:
constancias del expediente que el demandado fue debidainente cita- CONTROLARLAS Y CONTESTARLAS
do en su domicilio, y que no se apersonó (hechos); de ser así, conforme
a-Control

122 PALACIO, Derecho procesal civil, t. I, p. 423.


de ~n:J fin de contesta; la presentación hecha por otro litigante, 0
p gnar la resoluc10n que erróneamente la haya admitido o ha-
146 Eduardo A Dí02 Actuació n del abogado en una causa judicial
147
ya concedido lo solicitado en ella (infra, § 24, c), básicamente ~precia­ 4. Firn:as: La fa'.ta de firma de la parte, o del apoderado en su ca-
remos si concurren en dicha presenta ción los ya vistos reqmsitos de so: s1~1~ca d1r.ectamente la inexistencia del acto-ar t. 1012,
admisión y de mérito. Cod. Civil-. Si la ausente es la signatu ra del letrado patroci-
l. Quién la realiza. Interesa para analizar si el presenta nte tiene nante, Yse trata de los actos contemplados en el art. 56 del ri-
personería y si es el legitimado para actuar. La verificación de tual, ]a, consecuencia es similar, pero a diferencia del otro su-
la persone ría la haremos únicame nte en la primer presenta - puesto, existe una chance de subsana r el defecto antes deque
ción que haga una persona, pues se entiende que quien gozad.e se produzca la consecuencia negativa, conforme los arts. 57 del
ella la manten drá para el futuro, salvo algún hecho sobrevi- CPcc-Nación y del Cpcc-Prou. Bs.As.
niente que la modifique (v. gr., declaración judicial de demen- 5. Contenido. Qué se pide, los hechos y el derecho que fundamen-
cia). En cambio, a la legitimación corresponde analizar la en ca- tan la P.ostula~ión: ~ste exam~n_ nos servirá, por un lado, para
da acto, pues puede ocurrir que quien esté legitimado para ac- determm ar la1ustic1a de la solicitud, la razón que asiste al liti-
tuar en una instanci a no lo esté para hacerlo en otra (v. gr., el gante, si su requerim iento es conforme a derecho. Tiende a dar
terceris ta es parte en el incident e de tercería, pero no en la ins- base a una futura oposición a lo pedido si de él se nos corre vis-
tancia principal), o que quien aun siendo parte en una ii:istan- ta, traslado o hágase saber (véase infra, b), o a una eventua l im-
cia, no pueda realizar ciertos actos en ella (v. gr., recurnr una pugnación de la resolución que haga lugar a lo peticionado. Por
decisión si no le causa perjuicio). otro lado, el análisis de estos ítems será útil para precisar la
2. Día, hora y lugar de presentación. Importa para colegir si el ac- congruencia _de la resolución que sobre ellos se pronuncie. La
to fue tempestivo, es decir, hecho en tiempo oportuno, dentro incongruencia es uno de los errores posibles de encontra r en
del plazo que la ley otorga para su realización, y si lo fue ante el las resoluciones judiciales, que autoriza a interpon er un recur-
juez competente. Estas circunst ancias constan en el cargo que so contra ellas (véase infra, § 18, c, 2, III).
se coloca al pie de todo escrito (arts. 124, CPcc-Nación y CPCC- Según la especie de postulación de la contrari a, el tribunal di-
Prou. Bs. As.). Recordemos las consecuencias de la presenta - rectame nte resolverá su contenido o, antes de hacerlo lo pon-
ción sometid a a un plazo genérico (perentorio) hecha extempo- drá en conocimiento de las otras partes para que ellas e~presen
ráneame nte o presenta da ante un tribunal o secretar ía distin- lo q;-ie estimen corresponder: "de lo peticionado, traslado". Sur-
tos de aquel ~n el que tramita la causa: el juez ha de considerar- glra entonces, para estas otras partes, la carga de contestar.
las como no sucedidas. Si el plazo que corría era el de caduci-
dad , el análisis de estas condiciones del acto nos .permitir á b-Conte stación
apreciar si la instanci a fue impelida en tiempo prop10 y, en ca-
so de no haberlo sido, oponernos al acto extra tempore para no t Diji~os un poco más arriba que la presentación de parte puede es-
consentirlo (art. 315, párr. 1º, in fine, Cpcc-Nación). l:~1dingida a responder una de otro sujeto del proceso, y que por ello
r ~mam.os contestadora; y que esta carga de contesta r nace con la
3. Copias. En los casos delos arts.120 delCPcc-Nación y del CP~C­ P oviden.c1~ que ordena "traslado" de la presenta ción iniciadora 0
Prou. Bs. As., la falta de presenta ción de copias, en prmc1p10, con sus Slm1lares "vista" y "hágase saber''. ,
acarrea para el incumplidor tenerle por no presenta do el escn-
to. Aunque como ya vimos no siempre los jueces aplican la so- 1- La providenc ia «Traslado»,
lución legal, sino que según las circunst ancias moderan de al- «Vista» y «Hágase saber»
gún modo esta consecuencia tan gravosa. Al igual que las cir- efi Traslado es el contenido de una providencia simple que tiene por
cunstan cias de tiempo y lugar, ésta surge del cargo. ecto llevar a consideración de!justiciable un acto reaÍizado por otra
148 EduardoA.Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
149
parte.(v. gr., "de la deman da, trasla do al deman dado" , "de laliqu traslad o" (dema nda incide ntal), "del memo rial, trasla do" (insta
ida- ncia
ción practi cada, traslad o", "del pedido de caducida,~ córras e .t~asl
ado recurs iva), lo que llevar á al dictad o de una senten cia que la
finalice.
a la contra ria''), o por otro sujeto del proceso(v. gr., dela perici A veces hay trasla do de una presen tación sin que ésta haya plante
a tras- a-
lado alas partes ", "de la rendic ión del martil lero, traslad o"), p~a do una verd~de:a cuestió~ a d~cidir, ergo, su dictad o no origin
que ará
aquél expon ga lo que consid ere pertin ente al respec to (v. gr.,
i~pug­ una mstan cia m impon dra el dictad o de una senten cia despu
és de
ne 0 aprue be cuent as, perici as y liquid acione s, reconozca o contes tado el trasla do. Por ejemplo, el trasla do de la prueb
megu e a docu-
hecho s o docum entos refute argum entos jurídic os, aporte prueb menta l (arts. 333,3 35, 356, CPcc-Nación;y 332, 334, 354, CPCC-
as), Prov.
en términ os general~s se opong a o se allane a lo petici onado Bs.As.), o del dictam en del perito (arts. 473, CPcc-Nación y CPcc-
por el
otro sujeto , sin perjui cio de que tambi én pueda guard ar silenc Prov. Bs.As.), que se decre tan al solo efecto de que la contra ria cum-
io en la
coyun tura (infra, N). pla c?nla s carga s previs tas en los arts. 356, inc. 1ºdel CPCC-Nació
Antes de resolv er el reque rimien to hecho en la presen tac10n ., . . ny
im- 354, me. 10 del CPCC-Prov. Bs.As. respec to de los docum entos
ciador a, el juez dicta "trasla do" a fin de escuc har a los invol1 (reco-
7crados nocerlos o negar los categó ricam ente), y en los arts. 4 73 de
ambos
en la mater ia, para que ellos tenga n una adecu ada oportumd_ad
_ ~e cuerpos legale s para ~l dictam en del perito (pedir explicacione
s al ex-
ser oídos hacien do efectivo así el principio proce sal de contra pe_rto, hacer qbservac10nes ala perici a, solici tar ampliaciones
diccwn ). Cum-
0
bilater~lidad-expresado en el brocárdico audiatur et altera pars: plidas estas carga s (por ejemplo, la parte desconoce la auten
óigase a la otra parte -, el de igualdad de las partes, en defini ticida d
tiva, la d~l docum ento trasla dado u obser va la perici a), el juez
segur amen te
garantía constitucional de d e1.~ensa en 1uicw
···12 3
. dictar á senda s p:ovid encias simpl es "téng ase presen te" 124_
No de toda presen tación se corre trasla do. El elenco de las que
, Quizá
s1 en estos casos sena adecu ado que el Código impus iera una vista
corres ponde hacerl o está distrib uido a lo largo de los código más
s ritua- que un trasla do (véase infra la difere ncia entre ambos especi
les, v. gr., arts. 92, 104, 129, 180, 246 del CPCC-Nación y del almen -
CPCC- te la opinión de MIRAS). '
Prov. Bs.As.; pero aun sin previs ión legal, el juez puede dispon erlo en El trasla do conlleva para aquel a quien se le corre, la carga de
aras de garan tizar la iguald ad de las partes y la defensa_ enjuici con- ·
o_. . t~starlo en un plazo peren torio, que puede ser específico,
v. gr., tres
La provid encia "trasla do" significa que el juez ha realiz ado unJUI dias para respo nder a una reposi ción quinc e para conte star
- deman -
cio de admis ibilida d positivo de la presen tación despa chada ;
s1 el ac- da enjuic io ordin~rio, o genéri co de dinco días para los casos
to de parte no reúne los pertin entes requis itos de admis ibilid en que
ad no no haya d1spos1c10n especi al 125. Dice al respec to el art.15 0 del
deber ía correr se trasla do de la presen tación a la contra ria.
CPCC-
Con el trasla do gener almen te se abrirá una vía contra dictor
ia pa-
ra discut ir y resolv er la cuesti ón introd ucida a decisi ón del
juez con .
124 s·in embargo,s1.en vez de
s1era a su agre ., , t limitarse a desconocer la documental la parte se opu-
la presen tación que originó la provid encia, es decir, que el
t~aslado pugnan
.. ,n si, sena
gac1on, es a opos1c1o
te y adecidirpore ¡JUezme
·
, una cuestión
nueva introducida por el im-
indica rá en la mayo r parte de los casos que estam os ante una b d"ianteun a1nter
· ¡ocutona
. (1ncide
. . nte) porloquesede--'
mstan - edcorrd•r traslado de la petición a quien adjuntó el documento: "Así 1
ciarec ién abiert a (supra,§ 2, b, l), por ejemplo, "de la dema nda, ga o e 1a docu la op osición al agre-'
tras- 175 del Cód p men· taci~n·, acampa -
nada constituye un incidente en 'los términos del art.
lado" (insta ncia princi pal), "del pedido de nulida d de la notific
ación, bast · rocesal, sin que resulte necesar io que el juez lo califiqu
e como tal pues
en c~-a:apello que o~d:ne correr ~raslado·a la contraria de
esa oposición" -ITU~BIDE,
ciales. ;{ , :o:
esal C~uzl Y G_o"!ercial de ~a Nación. Concordado con los códigos prouin-

123 ARAzI Elementos de derecho procesal. Parte general, p. 143.


CouTURE reconoce
3 13
t. •. p. ;ah~is doctrinal Y¡urtsprudencial, Elena I. Highton
- Beatriz A. Areán (dirs.),
tres grados de extensión del Derecho proces~l: ~andamiento, p~incipi 125 H d" .
1

éstos al tema que ahora nos ocupa son los s1gu1entes_: mand~m
o, le~ Aplicado:. co día p a~ 1screp.anc1a acerca de si el juez puede abreviar este plazo genérico d.e cin-
1ento, nadre puede se NoRo tIL or a negati~ª·. PALACIO, Der~c~o procesal :ivil, t. rv, p. 344.
Por la afirmativa,
condenado sin ser oído; principio, de contradicción o bilaterahdad; LACRA, en Codigo Procesal Civil y Comercial de la Nación.
ley, traslado. Concordado con los
150 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial
151
Nación: "El plazo para contestar vistas y traslados, salvo disposición videncia de autos; nosotros pensamos que lo hacen con la simple fina-
en contrario de la ley, será de cinco días. Todo traslado se considerará lidad de ganar tiempo para abocarse a resolver el tema 127_
decretado en calidad de autos, debiendo e/juez o tribunal dictar reso- Asimismo, es unánime la postura que considera inapelable la re-
lución sin más trámite. La falta de .contestación del traslado no im- solución que dispone un traslado, sea porque como nada decide no
porta consentimiento a las pretensiones de la i:ontrar_ia". El a~t. 150 128
causa agravio , o porque el gravamen que pudiere ocasionar no es
del Código bonaerense es similar, con dos diferencias: no solo los irreparable 129 .
traslados se consideran decretados en calidad de autos, sino también Las providencia que decreta "vista" está asimilada por la ley al ·
las vistas; y en su último párrafo acerca de los efectos de la falta de traslado en cuanto impone la carga de contestarla en el plazo de cin-
contestación dispone: "Toda resolución dictada previa vista o tras/a- co días (arts. 150, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Es. As.).
' ,
do, será inapelable para la parte que nola haya contestado". ¿Cuál es, entonces, la diferencia entre ambas? Hasta la sanción de
Si no existe la providencia traslado, no hay carga alguna que cum- ?e
la ley 22.434 reforma al Código Procesal nacional, cierta doctrina
plir. Por eso, el retiro de copias de un escrito o documentación, del que marcaba la diferencia en que la vista importaba un derecho de con-
aún no se corrió traslado (por ejemplo, a la reconvención no se le pro- tralor, de vigilancia, respecto del acto o hecho comunicados sin car-
veyó ''traslado" sino "previo a todo páguese la tasa dejusticia"y, pese ga de contestar, mi_entr~s que el traslado implicaba la carg~ de res-
a ello la parte actora retiró copia del libelo), es irrelevante para el puesta, baJo aperc1bnmento de atenerse a las consecuencias de la
cómp~to del plazo para contestar la reconvención, dado qu~ na~e omisión. Al traslado seguía el dictado de una sentencia interlocuto-
puede notificarse, ni expresa ni implícitamente, de una providencia ria, mientr~s ,que a,la vista, la de una providencia simple inapelable,
130
que no fue dictada 126 . . , P_~es no dec_1drn articulo . Luego, la citada ley 22.434 hizo la distin-
La expresión del citado art. 150 " ... Todo traslado se considerara c10n de la vista con el traslado sobre la base de la persona a quien se
decretado en calidad de autos ... "significa que contestado el traslado
o vencido el plazo para ello, el tribunal debe automátic~ente, de in- 27
mediato, resolver el planteo que motivó el traslado (s1 es que ha_y ~ Sobre esta finalidad dilatoria decía ya en 1892 el diputado Serú durante la dis-
"cuestión a decidir") sin necesidad de dictar previament e una provi- c~~ión parlame?~i~ de la;ey 4!28, que contemplab_a esta manera de h~cer expedito el
P . ceso para el_iushc1able: Los Jueces, cuando no qweren verse apremiados por los tér-
dencia de "autos pa;a resolver", pues esta última se entiende implí-
minos que ha fiJado la leypara fallar, ponen una providencia de autos·' es decir' vengan los
cita en la providencia "traslado". Salvo que la cuestión requiriese al- autos aunq 1 t
,
·
ue os engan propiamente en sus manos. Así, se toman tiempo y se hacen
guna otra actuación antes de resolverse, por ejemplo, producción de ~stos de papel seilado, dictándose una providencia completamente inútil" -CHIA.PPINI
prueba; o cuando media impugnació n a una liquidación d~ la que se 1tra~l~do corrido 'en calidad de autos'(art.150, CPCN)", en Cuestiones de derecho pro~
cesalctuil,p. 31-.
corrió traslado, en cuyo caso debe sustanciars e la pretens10n rmpu,g- 128
e· l'A 1 e·
nativa con la contraparte . Más allá de estos casos de postergac10n ba, Bl351~~-. . pe .
lV. y Com. Mar del Plata, Sala U, 14/llJOO, www.scba.gav.ariju-

justificada, hay tribunales que ignoran el mandato ~ega1; "calidad de Bl0505253. O, Cam. Apel. C1v. y Com. Azul, Sala !, 28110/94, www.scba.gov.arijuba,
autos'', y en vez de resolver sin más trámite la cuestión dictan la pro- 129
CNc·
iv., Sala B, 417195,LL, 1996-B-722; Cám.Apel. Civ. y Com. Trenque Lau-
quen
la¡ Í~~;~~88, www.scba.gov.arijuba, B2201740; Cám. Apel. Civ. y Com. Quilmes, Sa-
II, 2115/91 , www.scba.gav.ar/juba, B2900298; Cám. l" Apel. Civ. yCom. La Plata, Sala
, www.scba.gou.arljuba Bl50307.
130 '

cho de co~~~'0 Vist~s ! lra~lados, ED, 40-431. La vi_s~~ importa el ejercicio de un dere-
códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencia!, Elena I. Highton -BeatrizA.
Areán (dirs.), t. 3, p. 258. ol _de vigilancia respecto del acto o petic1on comunicado. El traslado inci-
dentaJ
. . . ld 1 " ., eomenta· de la '~~cambio, supone el ejercicio del derecho de defensa en sentido estricto y, poren-
la_E 2c5a/7,/8ad de ~encedor o derrotado a los fines de la imposición de costas (CNCiv. ' Sa-
126 FENOCHiE'ITO-ARAzr,CódigoProcesalCtutlyComerc1a e a1vacton.
do, anotado y concordado, t. II, p. 557. ' O, Lex1s, n' 11/30240).
Eduardo A. Díaz
152 Actuación del aboga do en una causa judici al 153

~pee-Nación), la qu_e "hace sabe~ el juez o tribunal que va aeconoce


para
dirige la resolución. En este sentido, la vista "qued a reserv ada r"
tras-
la intervención que se confiere a magis trados y funcionarios; el (me. 15, CPee-Nacion). Adem ás de estos casos, suele usars cuando
" 131 , v. gr., "de lo petici onado vista
lado, a laque se otorga a las partes se agreg a al exped iente la contestación a un pedido de infiormes,
se ha-
al asesor", "previo a todo, vista al fiscal". Cuando parec ía que " ~ h~ b ,,
agre!'°~se Y agase sa er , o cuand o se pronu ncia el Minis
terio Pú-
o hecha por
bían aclarado las cosas, la últim a modificación al Códig blico, 'hag~sesaber eldi,ctamenqueantecede". En casi todos los
ejem-
, al
ley 25.488, al suprim ir el dictado de la vista "en calida d de autos" plos menc10na,~os, el hagase saber (en purid ad, debie ra expre sarse
s
modificar el art. 135, inc. 9º -que habla de "vista" de liquidacione se hace saber , 'd pues la sola volun tad del mams trado f ·
0 unc10nar10
··
460- que hoy habla n 1 -
en vez de "traslado" de ellas -, y los arts. 459 y · t, b'
encra produce el efecto ''hace r sab " · · · ·
peri- que d1c o'fia prov1
·, d er , sm perJmc10
de "vista" para referi rse al antigu o "traslado" de los punto s de de.1a not 1 cac10n e la providencia, que es un acto distin to al resolu-
la ba-
cia-, parece haber se desprendido de aquel la distinción sobre tono), conlleva la comunicación no de presen tacion es de parte sino
de
IO, al criteri o ant~ri or l32.
se del sujeto, para volver, al decir de PALAC otros actos del.proceso ' de divers a índole ' para pe ffil·t· l"
r 1T a JUS ICia et' · bl
y jurisp ru-
En definitiva, allende las disquisiciones doctri narias un ataqi:e a dicho acto, por ejemp lo, recus ar al magis trado que va a
án-
denciales que se han realizado en torno a sus conceptos, desde un mterv emr en el proces o, impug nar el inform e ' conte star el d"1ct amen
trasla do implic an un acto de co- d 1M' · t · p,u b hco, ·
gulo emine nteme nte práctico, vista y e 1?1s er10 recurr ir la resolución dictad a por el super ior
las partes tienen el si~
municación de algun a contingencia procesal que ac'.os estos cuyo plazo comen zará a correr a partir del día hábil
por los que
derecho de conocer.Ambas decisiones son actos procesales gu1ente al de la notific ación de la providencia 134· En este sen 1 o d e t'd
el magis trado o tribun al dispone que las partes u otros funcionarios ''h't " 1 . -
peti-
1 º. para a actuac ión rmpug adora de la parte, y aunqu e el posible
que toman intervención en el proceso, conozcan determ inada s
ciones, informes o dictám enes agregados, con la finalid
el contradictorio y posibilitar el ejercicio de la defen sa
ad de
enjuic
respe
iol3 3
tar
.
acto impugna~or no sea concr etame nte una "contestación", el
~e saber ~s.analogo al tr~sladol35. Una diferencia prácti ca
h , a-
entre
a-
:u_
-os, adm1hda por los tribun ales, es que el traslado impone acom
Sobrn el hágase saber, encon tramo s unas pocas disposiciones
le-
1ªr las copias de los arts. 120 del CPee-Nación y del CPec-Prov s.
~
ido de resolu ciones judici ales, y ·
gales que lo mencionan como conten s.' cosa que no suced e con el hágas e saber.
algun as de ellas están en los arts. 135 del CPee- Nació n y del Cpee-
Prov. Bs.As.: las que "hacen saber medidas cautelares o su modifica· 2 - Actitud es de quien tiene la carga de contest ar
ción olevantamiento" (incs. 6º, CPee-Nación; y 5º, CPee-Prov. Bs.As.),
"la provid encia que hace saber la devolución del expediente" (inc. 7º, cer~o~tes_tar, respo~der, en un sentido amplio, significa decir
dar a cono-
la opi-
guren, despu es de una pregu nta, su pensa mient o,

las reformas
131 CapítuloIII, ap. B, inc. ?ºdel Mensaje al Poder Ejecutivo elevando 134
Lanotifi "6 d l" " . .
va lución de los a~~c1 n_ e por devueltos. h~ne por finalidad no
l Civil y Comerc ial de la Nación introdu cidas por la ley 22.434. sólo hacer saber la de-
al Código Procesa
132 "La ley 25.488 abandonó la discutible distinción entre vista y traslado formula- sión de la al d ¡°s, sino poner en _conoc1m 1ento de las partes el contenido de la deci-
tradicional en cu- p\azo a part~:d:i: P~lnto ~ue a partir des~ ~ateria lizació n recién podía computarse el
da por la ley 22.434 ... y se atuvo, al menos aparentemente, al criterio YCoro.Azul S -
acto depart e se hallaba supedita· la 11, 10/9/98 ua a misma ~ba a adqu1nrfirmez a(Cám. Apel. Civ.
' ª
ya virtud mientras las vistas se utilizaban cuando un un acto 'www.scba.gou.ar/.Juba, B3100347).
contrar ia o ambas partes debían expedir se acerca de 135
do a la conformidad de la Aunque al , 1 11 d' ·
ner las costas en un~n a o is_t~ngu~ los alcances de uno y otro:
las provide ncias median - no corresponde impo-
procesal ejecutado por un tercero, se consideraban traslados a
i- si bien se dispuso la
formación del ''in .dª t~p,,ugnac1on
las partes o de los tercero s peticion es suscept al1nform e individ ual del síndico
te las cuales se ponía en conocimiento de
bles de afectar sus derechos" -PALAcro,Anotaciones para una explicac
ión de la reforma hiera corresp ond ~~ ~n e p;~ separad o, pero no se ordenó el traslado que de ser así hu-
"hacer saber" al s~n~ · arttsi 3, ley 1~;551; y 180, CPCC·P rou. Bs.As.) sino meramente
procesa l ciuilyco mercia l (ley 25.488), LL, 2002-A-1176--.
, iuww.scba.gou.ar/juba, lo Que cabe entend e/co a ~resent ac1on a fin de que 'expres e su opinión ' al respecto con
133 Cám. 2" Apel. Civ. y Corn. La Matanza, 16/3/04 princi~ales
(Cám. IªApel e· ¿ue so o se ~ers.eguía el buen orden de las actuaci ones
R~400499.
. IV. y om. San N1colas, 25/2188, WWlJJ.scba.gou
.ar/juba, B3400499).
154 Eduardo A. Díaz Actuación del aboga do en una causa judici al
155
nión de uno, cualq uiera sea ésta; con este alcance, el contenido
respu esta puede ser variado. En términ os más estrictos, respo
de la o
de de la cantid ad admit ida, si se corre trasla do de una presen tación
nder y de docu;nentos adjuntos, y se conte sta la prime ra, pero nada
es "replicar en lugar de obedecer"; aquí el objeto es homogéneo, y se di-
con- ce (silenc10) de los segundos.
siste en "replicar", esto es, oponerse, rechazar, poner objeciones
a lo
que se dice. I -Oposi ción
. Ambos significados se prese ntan en la ocasión. Frent e a un
pedido · !al c?mo ~ijimos, esta es la actitu d de conte star stricto sensu.
de la contra parte, de la cual se nos corre traslado, puede enten derse Es-
que, cualq uiera sea nuest ro pronunciamiento (v. gr., oponernos, ta mtehgencia surge de la exégesis de los arts. 356 del CPCC-Nació
acep- n
tarla, contraatacar), estamos contestándola. Sin embargo, a la luz y 354 d;l Cpcc-Prov. Bs.As., que tratan el acto "contestación a la
de de-
la doctrina que surge de los arts. 356 del CPCC-Nación y 354 del CPCC- manda , parad igma de las presentaciones de contestación
. Dice el art. 356 del ritual nacional: "En la contestación o~ond
Prov. Bs.As. (infra, I), sólo habrá contestación cuando se opongan de- rá el
dema~d~do todas las excepciones o defensas de que intent
fensas tendie ntes a lograr el rechazo de la postulación. Desde el
pun- e valerse",
to de vista amplio es entonces correcto decir en nuest ro escrito . y su snml bonae rense, el art. 354: "En la contestación opondrá
"con- el de-
. manda
t · do todas
testo demanda: me allano", pero no lo es desde la interp retaci ón , t las excepc iones o defensas que según este C 'd"
· ,, E
trictiv a del términ o, pues, según ella, sólo existi rá contestación
res- uvreren carac er prevw . stas norma s susten' tan así la 1·dea
o igono
d
si "cont es t " d d ·
contra la preten sión se deducen defensas, oposiciones, cosa que ~ es e ucll" defensas tendie ntes a que el juez rechac e eque
no se la
~o~tulac,;on que se contes ta. Estas defensas integr arán
da pues el allana mient o significa todo lo contrario. la "cuestión
Si bien desde un punto de vista teórico nos convence el segun · litigiosa que deber á oportu name nte resolver el juez respet ando
do el
significado -estr icto- del vocablo "contestar", no podemos desco- f{incipw de congruencia (arts. 34, inc. 4°, CPcc-Nación y CPcc-Prov.
nocer que la prácti ca mues tra el uso dual del término, tal como
· s.As.).
lo ex- Siguiendo a PALACIO: podemos dividir genéricamente las defensas
pusimos, no del todo incorrecto de acuerdo al alcance que dimos
a · fn negacwnes_ Yexcepcwnes 136 . La negación consiste en descon
amba s acepciones. Por eso, desarrollaremos el tema de este Capítu ocer
- ~ c~ncurrencia de cualq wera de los requisitos de admis
lo dándole a la expresión "contestar" su máxim a extensión. iblidad o de
No podemos tratar aquí, específicamente, la contestación a cada lo\ ab~lidad de la postulación (por ejemplo, niego la ocurrencia
de
uno delos trasla dos que puede n producirse en una causajudicial. , s ec os expuestos por la contra parte, o su legitimación o person
Nos e-
referiremos, entonces, al fenómeno mayoritario y esencial, cual . ~~a~~~~ p)ostular, o la ;igenc ia de la norma jurídi ca que funda
menta
trasla do ----0 vista, o hágase saber - de una postulación hecha por
es el
la
. ne~ d °
.Laex cepcw n,_en cambi o,esop oner,f rentea lasafi rmaci o-
contraparte. Ante ella, básicamente hay cuatro tipos de actitudes .·. die te 1a ~ont~aparte, Cll"Cunstancias impeditivas o extint ivas
po- ten-
sibles: oponerse, acepta rla, contraponer otra postulación, guard . cio~ es a esvll"tuar el efecto jurídico perseguido por dichas afirma
ar si- -
lencio. Por lo gener al se adopt an de mane ra excluyente, es decir, "peroesfipor ejemplo, reconozco haber recibido un présta mo de dinero
una . el ex;e~rmotque lo devolví; admito que desde la últim a actuación
sola, pero ello no quita que dadas las circun stanci as puede n
serlo ducidad ~n. e transc urrió el plazo previsto para que se decrete la
e~
concu rrente mente , defor ma simul tánea más de una, como suced ca-
e en la cadu .de ~17itancia, pero mvoco que realicé un acto interr uptor
los juicios de daños y pe1juicios derivados de accidentes de tránsi de
to, , la ofici~~ da utfira de las actuacio1:1es! v. _gr._, prese nté una cédula
en los que suele pasar que el deman dado no sólo conte sta la deman en
- : e no 1 icacwnes de otrajunsd1cc1ón territo rial.
da (oposición) sino que reconviene al deman dado (contrapone
otra
postulación), o en las hipótesis de pluspetición inexcusable (arts.
72,
CPcc-Nación y Cpcc-Prov. Bs.As.), en los que el demandado acepta 136 -
:_· rnos estaclas
Mientra
ific se·,
que PALACIO
1 - ~""'"'"";An hooh riPrt.omonto. pero se opone aellae nloqu
l d fi se re fiiere a 1aopos1c..1on
, a la pretens
ión, nosotros extende-
e exce- - a ion a a e ensa frente a toda postulación, aun a las de mero trámite.
156 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 157

Si hay postulación y oposición a ella, el juez deberá resolver lo que de caducidad de instancia si el juez advierte que no se dan los requi-
en derecho corresponda, haciendo lugar total o parcialmente a aqué- sitos para ello).
lla o rechazándola íntegra, previa producción de prueba si correspon- El allanamiento en una instancia, reunidos ciertos requisitos, pue-
di~re (factible si se trata de una demanda y su contestación -sea la de eximir de costas a quien se allana (arts. 68 a 70, CPcc-Nación y
principal o una incidental-, y de la expresión de agravios~ su res- CPCC-Prov. Bs.As.).
puesta en la apelación libre). Tratándose de la demanda pnncipaly su
contestación, el magistrado decidirá la procedencia de la postulación !JI - Contraponer otra postulación
(pretensión) en la sentencia definitiva; en los demás casos, que en su Frente al traslado de la demanda principal, el demandado puede
mayoría serán instancias incidentales o recursivas, en la sentencia deducirreconvención(arts. 357, CPCC-Nación; 355, y485, CPCC-Prou.
que las concluya (arts.161y163, CPcc-Na.ción y CPcc-Prov. Bs.As.). Bs.As.); corrido el traslado del pedido de caducidad de una instancia
(principal, incidental o recursiva), quien debe contestarlo puede, al
II-Aceptación hacerlo, interponer la caducidad de instancia del incidente de cadu-
cidad iniciado con la presentación cuyo traslado debe responder (art.
Aceptar es estar de acuerdo con la postulación de la contraparte, 310, inc. 4º, CPCC-Nación); al contestar el traslado de un documento
admitir que el juez conceda lo peticionado. Lejos de oponerse a la pos- ofrecido como prueba por la contraparte, quien lo hace puede oponer-
tulación, quien acepta se somete a ella. . se a su agregación, o si se trata de un instrumento público puede de-
Cuando se trata de someterse a la pretensión principal, la doctri- ducir un incidente de redargución de falsedad (arts. 395, CPcc-Na-
na procesal y los códigos rituales acuden a la figura del alla~amien· ción; y 393, CPcc-Prou. Bs.As.).
to (arts. ·307, CPcc-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.). No vemos mconve- Los anteriores son algunos supuestos en los que el acto de quien
niente en extenderla a los casos de demandas incidentales y recursi- contesta más que defenderse de la postulación de la contraria, tiene
vas, y aun a las peticiones de mero trámite, v. gr., "del pedido de che- por objeto una nueva postulación contra dicho sujeto; en sentido fi-
que, traslado", "hágase saber lo peticionado". En mnguno de est~s gurado puede decirse que lanza un contraataque. Quien contesta só-
supuestos son necesarios términos sacramentales, pues alcanzana lo oponiéndose (supra, I), pide al juez una declaración de certeza ne-
con manifestar "presto conformidad a lo solicitado", sin necesidad de gativa, esto es, que rechace la petición de la contraparte; en cambio,
utilizar concretamente la voz "allanamiento". quien lo hace contraponiendo una nueva postulación, pide una decla-
Puede aceptarse toda la postulación o sólo parte de ella, por ejem- ración positiva del juez, consistente en hacer lugar a la postulación
plo, me allano a la pretensión de pago del daño material, pe~o no del que introdujo.
daño moral. Puede ser expresa o tácita; la primera devendra de una Sin embargo, no siempre cabe esta actividad innovadora. Por
manifestación concreta de voluntad (v. gr., "presto conformidad"; principio, la contestación del traslado debe ceñirse al objeto de la pos-
"me allano"); la segunda, de una actividad concordante con la postu- tulación que se contesta, defendiéndose de ella. La ley o la naturale-
lación (v. gr., cumpliendo la prestación reclamada). . za de la cuestión indicarán en qué hipótesis es factible este proceder.
El allanamiento a la pretensión principal, incidental o recursiva,
y aun a un pedido de trámite (los pedidos de trámite es_tán regulado:
N -Guardar silencio. Consecuencias de no contestar
por normas muchas de ellas de orden público), no exime al Juez d
dictar la resolución pertinente conforme a derecho, pues, pese a la Callar es una actitud posible de quien tiene la carga de contestar
conformidad de ambas partes, el efecto jurídico buscado puede estar · un traslado. Desde el momento que, como veremos a continuación,
prohibido o limitado por la ley (v. gr., el allanamiento a una preüm- esta abstención produce efectos jurídicos, pensamos que ella-de ser
oiñn rlP rlivorcio nor la causal adulterio, el allanamiento a un pedido Voluntaria- es un verdadero acto jurídico procesal de omisión.
158 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causajudicial 159
·Qué consecuencias apareja no contestar un traslado? Diferencia- le otro efecto que no sea el de tenerlos por reconocidos o recibidos se-
re;,os según el acto de que se trate; pero para todos los casos, la pri- gún el caso.
mera es que se habrá perdido el derecho de hacerl? en el fut.uro, pro- Tratándose de estos instrumentos que se acompañen al traslado de
ducto del carácter perentorio del plazo procesal y del prmc1p10 de pre- la demanda, no rige inicialmente la carga de reconocerlos o negarlos
clusión. para el defensor oficial y el demandado que interviniere en el proceso
1-Si es ~l traslado de la demanda, ode la reconvención, la ley es- como sucesor a título universal de quien suscribió los documentos o
tablece que el silencio, las respuestas evasivas, o la negativa mera- recibió las cartas o telegramas, quienes podrán reservar su respues-
mente general podrán (no es imperativo para el juez atribuirle este ta definitiva para después de producida la prueba (arts. 356, párr. 2º,
efecto) estimarse como reconocimiento de la verdad de los hechos (no CPCC-Nación; y 354, párr. 2º, CPcc-Prou. Bs.As.).
del derecho a obtener lo solicitado) pertinentes y lícitos a los que se 3-Si se omite responder la fundamentación de un recurso, la ins-
refieran(arts. 356, 358, CPCC-Nación;y 354, 356, CPcc-Prou. Bs.As.). tancia seguirá su trámite (arg. arts. 267, CPCC-Nación; y 262, CPCC-
Si bien el dispositivo legal se refiere a la demanda principal, enten- Prou. Bs.As.), sin otra consecuencia para el silencioso que las que se
demos que esta consecuencia se extiende sin problemas al supuesto dirán en los in cs. 5º y 6º.
de falta de respuesta a la demanda incidental.
4 - En los procesos de ejecución, si no se oponen excepciones
La carga de reconocer o negar los hechos expuestos en la deman.da
(equivalentes de algún modo a la contestación de demanda del juicio
no rige inicialmente para el defensor oficial y el demandado que m-
de conocimiento), "se mandará continuar la ejecución sin recurso al-
terviniere en el proceso como sucesor a título universal de quien par-
guno" en la ejecución de sentencias (arts. 508, CPcc-Nación; y 506,
ticipó en los hechos o suscribió los documentos o recibió ~~s cartas o te-
CPcc-Prou. Bs.As.); y "el juez, sin otra sustanciación, pronunciará
legramas, quienes podrán reservar su respuesta defirntiva para des-
sentencia de remate" en el juicio ejecutivo (arts. 542, último párrafo,
pués de producida la prueba (arts. 356, párr. 2º, CPCC-Nación; Y354,
CPcc-Nación; y 540, último párrafo, CPCC-Prou. Bs.As.).
párr. 2º, CPCC-Prou. Bs.As.). Es la llamada respuesta de expectat~ua.
La categórica redacción de las normas no es óbice para que eljuez
Si el demandado, ante el traslado de la demanda principal, direc-
rechace la ejecución si ello se funda en aspectos que el magistrado
tamente no se presenta a estar a derecho, puede ser declarado rebel-
puede tratar oficiosamente, por ejemplo si encuentra una falta de le-
de con todas las consecuencias negativas que ello le irrogaría (arts.
gitimación o de capacidad inadvertidas al inicio de la ejecución, o si
59,y ss., CPCC-Nación y CPcc-Prou. Bs. As.) 137 .
de un nuevo examen del título surge que no es de los que habilitan la
2 - En todos los casos de traslado de documentos que se atribu- vía ejecutiva.
yeren a la parte a quien se le corre aquél, o de cartas y telegramas a
. 5 - En el régimen bonaerense, "Toda resolución dictada previa
ella dirigidos, ante el silencio, las respuestas evasivas, o la negativa
: vista o traslado, será inapelable para la parte que no los haya cantes-
meramente general eljuez los tendrá por reconocidos o recibidos, se- . lado"(art.150,párr. 2º, CPcc-Prov. Bs.As.).
gún el caso (arg. arts. 335, 356, 358, CPCC·Nación; y 334, 354, 356,
Mitigando esta solución, que un sector califica de excesivamente
CPCC-Prou. Bs.As.). A diferencia de lo que ocurre con el s1lenc10 ~te
sev.era, sobre todo en los casos en que puede estar enjuego la defensa
los hechos, en este caso el magistrado no tiene opción para atribUlr-
ednJ~cio, no se la aplica cuando se trata de decisiones de naturaleza
efirnt1va 138, como ocurre en la falta de contestación a la demanda
137 Presentarse, y contestar dernanda, son dos actos distin~os. Puede darse e~ pri~
mero sin el segundo, por ejemplo, el dem~ndado comparece y s1i:ipleme_nt.e constitu:s_
138
domicilio, pero nada dice sobre la pretensión actor a; pero no a la inversa. s1 hay cont La resolución que declara prescripta la acción reviste el carácter de definitiva,
,__ -: ~- A- .-1~~~ ... .-1., -r...... '7""'"'.,.,..,""ntP PI lit.ivA.nte se habrá presentado a la causa.
Por lo que resulta inaplicable a la misma la restricción al derecho de apelar que prescri-
160 EduankA. Díaz A..chLación del abogado en una causajudicial
161

principal -omisión ésta que, además, ya tiene un efecto específico _·circunstancias fácticas de la causa143 . Aunque de hecho, la absten-
previsto en el art. 354 del CPCC-Prov. Bs.As.-, o en el silencio ante . ción puede influir de algún modo en el ánimo del juzgador. En este
excepciones del juicio ejecutivo 139 . También se sostiene que no se sentido, varios fallos hablan de la "presunción de desinterés" que re-
aplica la previsión del art.150, párr. 2' del ritual bonaerense en los te- vela la conducta silente 144. Entonces, si al destinatario del traslado
mas que tienen una regulación específica por la cual resulta admisi- _"no le interesa" la cuestión introducida por la contraparte, en caso de
ble la apelación, como sucede cuando se declara procedente la cadu- ·duda acerca de su procedencia, eljuzgador bien puede inclinarse por
cidad de instancia (art. 317, CPCC-Prov. Bs. As.)140. ·. la afirmativa, pues entenderá que a nadie perjudicará con ello (la fal-
ta de perjuicio para el omiso se concluye de su desinterés en contes-
6 - En todos los supuestos, la falta de contestación del traslado
. tar el traslado).
"no importa consentimiento a las pretensiones de la contraria" (art.
150, párr. 2', CPcc-Nación) 141 . La jurisprudenci a es unánime al res- 7-Las leyes adjetivas fijan efectos para casos particulares de si-
pecto142. Esto es así aun en el régimen bonaerense, el cual establece ·• lencio, v. gr., tener por conforme al demandado con el desistimiento
que el silencio importa inapelabilidad . del proceso efectuado por el actor (arts. 304, párr. 2', CPcc-Nación y
El sentido de esta consecuencia es el siguiente. Al omitir su res- • CPcc-Prov. Bs.As.), prorrogar la competencia territorial del juez si-
puesta, el silente habrá perdido el derecho dejado de usar, la posibi- no se contesta la demanda planteando su incompetencia (arts. 2'
lidad de ser oído, de allegar al juez razones y pedidos. El magistrado CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.), etcétera. Dejamos su lectura e~
decidirá con los elementos aportados por un solo contendiente, sin ,manos del lector.
posibilidad de considerar argumentos, hechos, pruebas, postulacio- ' En líneas generales, habida cuenta de las consecuencias negati-
nes, no introducidos al debate en razón del silencio guardado (princi- _.vas apuntadas, puede afirmarse que no conviene dejar sin contestar
pio de congruencia). Sin embargo, de la circunstancia que no se haya _un tras~ado, .salvo que realmente no tenga nada para decirse, esto es,
evacuado el traslado conferido no se sigue que deba estimarse sin :que el s1lenc10 no modificará el estado de cosas del asunto que sepa-
más la pretensión del peticionario, pues el principio trascendente es _ t;ocma, v. gr., no se tienen excepciones para oponer en eljuicio ejecu-
que todo pronunciamie nto ha de estar arreglado a derecho, según las : tivo, o nada hay para decir al traslado del pedido de caducidad de un
•procedimiento inactivo durante años. En virtud del deber procesal de
-lealtad Y probidad -que a nuestro juicio impone a los litigantes no
men'.1r-s1 lo que tiene el abogado para decir ante un traslado no be-
be el art. 150 del CPCc-Prou. Bs. As. -Cám. Apel. Civ. y Com. San Nicolás, Sala !, :fic1a los intereses de su cliente, habrá de callar antes que contes-
18/8/94 1 LL, On Li11.e, voces: "Prescripción - Recurso de apelación - Sentencia", cit. por falseando o exponiendo las cosas tal cual son. En algún caso, la
NORO VrLLAGRA; en Código Procesal Civil y Comercial de laNacWn. Concordado con los
códigos provinciales. Análisisdoctrinal y jurisprudencia!, Elena L Highton - Beatriz A·
Areán (dirs.), t. 3, p. 272-.
143
· Cám 2• A 1 ·
139 Cám. Apel. Civ. y Com. San Martín, Sala II, 3014102, tvww.scba.org.arljuba, 25 . .· pe· .civ. Y Com. La Plata, Sala 1, 31J8/98, www.scba.org.ar/juba,
. . 3144• Cam.Apel. C1v. yCom. Dolores 8/7/81 ED 124-281
B2002162. 144 ' ' ' .
14 ° Cám. Apel. Civ. y Com. Quilmes, Sala 1, 24/10/95, www.scba.org.ar/juba, dadq L~mentando que en el régimen nacional no se haya mantenido la inapelabili-
. al ueaunestávigent
.CJo t eenel co'd'1go bonaerensse, · · ·
B2900077. ras 1ado·" Id . . d opina UnJueznac1onal sobre el silen-
-~&:alient , : ···e _eslnteres emostrado debe tener algún correlato procesal que de-
141 En igual sentido art. 591
del Cpcc-Nación sobre liquidación:"... La falta de im· 1
_loda" _e afac1l ~ excesiva Y daruna
-· pro ¡ongac1on
.. de ¡OSJu1c1osqueperJu
· ·· . dica a la sociedad
pugnación no obligará a ~probar la liquidación en cuan to ésta no se ajustare a derecho". 1
:Ja Naci, ª c~rstua es nuestra; Nono VILLAGRA, en Código Procesal Civil y Comercial de
142 CNCiv., SalaD, 26/7/79,ED, 84-580; ídem, Sala C, 1018/99,ED, 188-723; ídem, ~l;ia[, El:n. I on~ordado con l~s códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurispruden-
S"I" K R12m1.Ll,.1992-A-486: Cám.Apel. Civ. yCom. Dolores, 8/7181,ED, 124-281. na · H1ghton- BeatnzA. Areán (dirs.), t. 3, p. 261-.
Eduardo A. Díaz triación del aboga do en una causa judic ial
162 163
abste nción hasta puede produ cir algún efecto positi :o: a-Co nteni do y estruc tura del escrit o
si no hubo
oposición al pedido de la contr apart e finalm ente acogido,
las costas .. El escrito forense debe tener cierto contenido, sin el cual
de una incidencia pued en llega r a impo nerse por su orden el acto de
. . ·.arte corre el riesgo de resul tar ineficaz.
El incum plimi ento de la carga de respo nder d~bido a la ·· El contenido del escrito es de doble índole. Por un lado,
negligen-
cia del letrad o, si perju dica los intere ses patro cmad os, hay uno
conlleva la ·encial, que hace a la susta ncia del acto que se realiz a (v. gr., un me-
respo nsabi lidad del profesional. • rial, una dema nda, un acuse de rebeld
0 ía), y está dado, funda men-
. ente, por la petición que conlleva. El desar rolla el "caso
resue l-
' por el abogado, la tríad a hechos-derecho-postulación.
-Gestión ~.Por otro lado, tiene un contenido circunstancial,
compuesto de par-
cularidades del acto, subje tivas (v. gr., perso na que realiz
a el acto,
Resuelto in mente un caso, probl ema o situac ión por el abog_a 'ogado que lo patro cina) , y objetivas (v. gr., causa en la que
do en se lleva
orden a los factores objetivos y subjetivos prese ntes; determ
mados ~abo el acto, domicilio constituido), así como de las
firma s de quie-
]os componentes hechos-derecho-postulació_n _d~ '.ªpresentac s correspondan. El contenido circu nstan cial se refleja en
ión_; ve- lo que se
rificada la reuni ón de los requi sitos de admis ibilid ad Yfunda nomina encabezamiento del escrito, y en su cierre. El conte
bihdad nido
--cap ítulos todos del qué hace r-, resta lle~ar adecu adam .encial aparece en el secto r que llama remo s núcleo. Qued
ente al pa- an así di-
pel todo este mater ial. Luego, P'.11'ª que ex_ista un verda der? renciados los tres sectores básicos del escrito procesal, encab
Yeficaz eza-
acto procesal, prese ntar el escrito en debid a form~, es decir, ento-núcleo- cierre, los cuale s se organ izan en este orden
respe- dando
tando las condiciones de modo, lugar y tiempo de dicha entre a partic ular estru ctura a la pieza forense. El lector de nuest
ga .. ro es-
Abordaremos a conti nuaci ón cómo se hacen los escritos "to Oamayoría de las veces será un empleado del tribun al,
que ins- véase in-
trum entan las prese ntacio nes, y las diver sas faceta s de a, § 15), a quien siemp re deberemos tener en cuent a (todo
la tarea de escrit or
dejar los dónde, cómo y cuánd o corresponde. ~a ene! tipo de público al cual se dirige), esper
a encon trar el con-
mdo completo, y así distribuido. Aun en ausen cia de expre
sas san-
nes legal_es para el caso de altera rse el esque ma, razon es
pragm á-
·: -comumcativas aconsejan seguirlo yrespetar!o145.
-§1 2-
CoMO SE HACE UN ESCRITO
45
. ALVAREZ afirma·· "Ev1"den t emen t e Ia di s t n"b uc1on
Dijimos ya que las prese ntaci ones para ser eficaces d. eb curo· . ' de1contenido en los escritos
cos ~s surn_amente importante. Los textosjuridicos en su doble
en aJl vertiente (los emi-
plir el modo escrito en idiom a nacional. Esta es una prime .J>~~r ~s~~gi~ladores y los que corresponden a la justicia) presen
ra gr a tan una organiza-
condición del acto. El documento escrito debe ajusta rse, .:s da ecida. Tanto en los textos 'legales', como en aquellos otros
a su v?z, y 10 nelal derivados de la
ciertos recau dos en cuant o a su conte m·do, a como
• · ste se organiza '
o,ypor l ey,. 5 ~, hd
a e se~1~· un es~uema comple
tamente fijado por el uso conti-
e t"l 0 de Para la :!radic~on, ~?defimhva.~1~al~~e en los te~s
resen ta en el papel (estru ctura y aspec to de la pieza), Y
al es .ªd~nistrativos, no hay
P ·
redac ción (el estilo forense). Algunos son nece_sarios · ellos eil ac to ·ent
·• éscu
provisac1on o la expres1on ind1v1dual. La d1str1buc1ón
re otros recursos, de Jas¡orm del contenido se
, sm. odrá r,· u ¡asestereotipad
· as.Esta sfonna sconve ncionales
no existi rá· otros sólo conve nient es, pero su mcumphmie -~.
buy mpenu 1 . nafu nc1on ., demarcativa
· fundam ental.S uempl
ndto
de hecho o de ere cho,
' P eonoes ocioso ya que
gener ar tamb ién' consecuencias · t" enadeh
·~m Po la cohe n:i~ ar 1as partes en_~u.e se estructura cada
·t
nega ivas' escrito, produciendo' al mis-
q~e aunq ue en su mayo ría no son tan gravosa_s como la mex~~. . t uciª'
a~o y al
Pue t sion entre ellas. Facilitan, además, el proceso de recepci
~¿ Quesl 0 que a~da~ ~identificar de. forma inmedi ata las
ón e interpre-
al meno s, harán perde r tiemp o y esfuerzo al litiga nte, al distint as partes del tex-
!et . ainst a e_special Y ng1da configuración del escrito jurídico viene
anc1a ' por (a ct ores determinada en
'--~\-.., ...... ,, l , pragmát.1co-comun1cati
. .vos". Más adelan '
te conti_núa: "In-
164 Eduardo A. Díaz A.chtación del abog ado en una causa judic ial
165
el nombre de quien lo presenta, su domicilio constituido y
la enuncia-
ción precisa de la carátula del expediente. Las personas que
actúen por
terceros, deberán expresar, además, en cada escrito el nomb
CONTESTA TRASL.AO O DE REPOSICI ON: RECURSO
S INAO"'ISIB LES re comple-
wde todos sus representados y del letrado patrocinante si lo hubiera".
Sr_J"'" Encabezamlento
Eduardo p._ Dlaz, por la actcra, 1N.nl"'1iendo o!~ · A estos tradi ciona les requi sitos del enca beza mien
Pino248. Piso a Oto. 2•. C..¡ilal Federal, e'I au!os.Péte
cortStilui\IO"" V.,-ey del to se han incorpo-
l, JosefinaAr aceli c. Rodri- rado recie ntem ente otros.
QUt!?- 5aiva00t slef~ de ~s· dgo;
La res. 132/05 del Consejo de la Mag istra tura dispu
Cootosjo ..i 1raslado del re<;utSO hlel¡>IJOS!o a Is. 3951396.
so que en la
Es~ dicha revocalcria, asi como La ape!adói · constitución de los domicilios en sus escritos y prese
:l'UbOOatla. porque fal- ntaci ones , los le-
o ta un requ;.;i 0 esencial de la ~ el pefjUOo
al recurrnn~ trados debe rán inclu ir la zona de notificación que les
En efec'lo, surge del esailo recursM:J cp.ie el ltr\p.>g<lMle corre spon da, y
no lr!Voca pe<iuici:> per-
recomendó a los letra dos que consi gnen el teléfono
sonal algunO. ..-.o Q'.19 sale a de-!ender so..p.;esios defecllos
ajenos:: el de la compra- de su estud io o
dora del /fWm.lOO!e .<tJbasladQ y el <!el c!nl acreedor · aquel en el que pued an ser ubicados. Por otro lado, la
embarj¡anl
a.
acord ada CSJN
Esbs dos pátra.'os del relerido libelo pa:en~an. a
m.;<jo de~. la postura Núcleo 6105 y su modi ficato ria 19/05 deter mina ron que, a los fines
prolec!or"a de rercerl)S awrida por el recurren!..: de verifi-
·_(Oda vez que/a ~de V. S. akd4 illeresesd e ien:erose<»meprcl>- car el cump limie nto de las obligaciones impu estas por
rechtL. esta~S6~~-·(p.into2.tErc
ley 1181 de la
e<palR!o). Caja de Segu ridad Social para Abogados de la Ciud
•__ tre~ a lil arrfM de pago ~ V. S. correspond
e iT{JWW la ~ por
ad Autó noma de
· BuenosAires,los tribu nales estab lecer án siste mas
o alectarrio sála bs derechcS da la~ a~
sii'>::> i..mtil!n los cfere· de contr ol previ a
cha!; que asis!!en a la ador.J..,, los'"<dOS
catar..li>dos- tEMOINE, UUARE- o conte mpor ánea ment e al sorteo de causa s; por ello,
NA C. tACOVO. ,5A.LVAD ORMJECU Ci0NOEAL
OUll.UIES que~
para inici ar cau-
' sas en el fuero civil, se exige que en la dema nda se menc
poran16 eslil lfisnojllzg ¡ido y~·¡punlo
2. r>C>l'enO pa¡r,,ro). ione el núme -
·Porra r.ué!i 2pullada. ICIS recursos de revocatoria
·. ro de CUIT del abogado.
y dt! ~ ~ se
tcmari ~s. En e~ no<lebe Regla seme jante al art. 47 delR JN conti ene el art.
V. S. l'lace!1es 11.o;af. Lo que asl p0.1
118, inc. 2° del
C<ln~cleco:stasalrewrrerte.
-Cpcc-Prov. Bs. As. Adem ás, enco ntram os en el ámbi to
prov incia l
;:;~Cierre ·dos disposiciones de la Supr ema Corte bona reren se
que se refie ren
,:~~---- al tema: acord ada 2212/87, que regla ment a la estru

-
_.. Eoo.<JlbOA _

CPN:>'T"31 P<BJ
O«!
_namiento de las recep toría s de expe dient es, cuyo art.1
¡"Requisitos para la inicia ción de juicios", es decir,
ralas dema ndas ; y el acue rdo 2514/92 con su modificac
ctura y funcio-
2 trata delo s
que se aplic a sólo
ión del 4/4/01,
-que regul a las form as que debe n obse rvar escritos,
resol ucion es y
expedientes.
1-E ncabe zamie nto
En el orden nacio nal este secto r está previ sto en el art~ . Con algun a varia nte segú n quien lo prese nte y a quien
4 7 delRJN, se dirija , en
que dice: "Todo escrito debe encabezarse con la expre el régimen nacio nal este prim er mom ento del escrito
sión de su ob;eto, se plasm a en el
apelde la sigui ente mane ra:
ÜFRECE PRUEBA
depen diente mente del tipo de escrito que se tome en .d ., 1 utas genera·
con~1 erac1on, a~ p~ t uoa Sr.Juez:
les que se observ an en la disposición del contenido
del mismo ~~n las s1gu1len ets.. :Ón fi·
· ·• d ¡ h h lafund ament ac1on Ricardo Fernández, por derecho propio, con domicilio const
introducción ... laexposicion _e os ec os_-·: legal ... a pe ici itui-
"(Tipos de escrito lll: Epistolar, admtntslrati.uo y;u1
. .' . 51 Comovere- do en Virrey Del Pino 2428 Capital Federal (zona de notifi
na1 · ··
mos a continuación, la introducción que menci.ona es t
tdtco, ps. 50y ).
t ~a·
1 que nosotros ll a ...
cación
194), con el patrocinio del Dr. Eduardo Adolfo Díaz (teléfo
mos encabezamiento, y los hechos, fundamentación a au ora ~s.? n coJll·
4555-3333), en autos "FernándezRicardoc. PérezJosés/reivi
no
legal y peticio n final, queda
n1·Pnrlirio!': p,n nuestr o núcleo. dicación", digo: ... n-
Actuación del abogado en una causaj udicia l
166 Eduardo A. Díaz 167
· •sEABRAAPRUEBA", "APELASENTENCIADEFINITNA", ''INICIAETAPADE
EXPRESAAGRAVIOS
CUMPLIMIENTO DE LA SENTENCIA DE REMATE: SE ORDENEN INFORMES
Excma. Cámara: ART- 576 DEL CPCC", son frases bien expresivas del acto que se realiza.
Eduardo Adolfo Díaz (teléfono 4555-3333), letrado apoderado Como dice Falcón, el título hace las veces de índice de libro, que faci-
de la parte actora, manteniendo el domicilio constituid~ y zona · !ita una búsqueda y ubicación más rápida de los temas 146_
de notificación de fs. 6, en autos "Femández Ricardo c. Perez Jo- Ante una divergencia entre título y contenido, la jurisp rudenc ia
sé s/Reivindicación", digo: ... hadado valor a este último, por considerar a aquél de caráct er secun-
En el ámbito provincial, así: . dario, pues tiene el solo efecto de resum ir el contenidal47.
· Es frecuente ver títulos como "SOLICITA", "PETICIONA", "MANIFIES-
ÜFRECE PRUEBA ·rA", inservibles para aquella finalidad de abreviar o facilitar la lec-
Sr.Juez: · .tura, puesto que deberemos leer totalm ente el escrito para saber de
Ricardo Femández, por derecho propio, con domicilio constitui- qué trata 148.
do enAv. Ricardo Balbín 2428, San Martín, provincia de Buenos
Aires, con el patrocinio del Dr. Eduru·do Adolfo Díaz (CALZ T 1 JI -Introd ucción
F 1, CUIT 20-11111111-1, Responsable Monotributo, Ingresos
Brutos 22222, legajo previsional 333333), en autos "Femández Luego del título se coloca la expresión "Sr. Juez'', primer destina-
Ricardo c. Pérez José s/Reivindicación'', digo: ... tario de nuestro escrito. Cuando la pieza se dirige ala Cámar a, debe
ársele el trato de "Excelentísima" (art. 93, ley 1893).
En el encabezamiento distinguimos dos fragmentos: el título Yla Quien realiza la presentación, es decir, la persona que ''habla" en
introducción. l escrit o-sea por derecho propio o en representación de otro-, ha-
conocer al juez que el acto procesal se realiza en una determ inada
usa: "en autos caratulados ... ".
La persona del presentante, y el carácter en que actúa, impor ta
AMPLIA PRETEHSIOH COHTRA NUEVOS PROPIETAAIOS. Título _ara el análisis judicial de la personería y de la legitimación (relacio-
SE LOS umME OE PAGO'( se TRABE EMBARGO. DESIGNA
PATROCUWi TE ando a aquél con la postulación y los hechos, ubicados en el núcleo
Sr_ JUEZ: Destinatario
·el escrito), elementos todos integr antes del juicio de admisibilidad.
Eduardo A. o;az. pOt" la adora. con <:bniciio i::ortSliluido en VirJaY del Pino
248. icho de otro modo, la persona que provea nuestro escrito se pregun-
Piso :l. DIO. Z'. Capil.al Federal. en aUIO!i "Consortio de. p<Oj)ieW'.os

13Y.l5 c. POrez. Anionio y alfo 51'Ejec:uc:i6n da ezpensa;· digo::


Av. Có<doba
Introducción á ¿quien realiza el acto, es ellegitimado? ¿Es capaz? Quién se pre-
Amplio es-ta~ COfll/a José Femandez y Pedr1:> Pére! ..

--º---------------------------------------------~-
146
FALcoN, Cómo hacer una demand a, p.16.
147 C'
. am. 2• Apel. Civ. y Com. La Plata, Sala Ill, 13/6/95, www.scba.gou.ar
233 O, Cam. /juba,
[-Títul o Apel. C1v. y Com. Qmlmes , Sala I, 3/12/96, www.scba.gou.ar/Juba,
00
' 472.
Es la palabr a o frase que se pone al inicio del escrito, en la parte su:
.
perior de la hoJa, , 1 . d' lilas asun ::. Imaginemos que nos encomiendan patrocin ar una causa en trámite.
generalmente en mayus cu a, quem 1ca e e ~e~ proceso como corresponde deberemos analizar el expediente para
Para corr-
to/s contenido/s en la pieza. enterarn os
. . .v: a de l~s. actuaciones. Costosa será esta tarea si a cada paso encontra
0
El título debe ser claro y completo. Tiene que as1m1larse al c0 Pete ta· : ga Y genenca mente titulados "Se provea", "Solicita
mos escri-
", pues esto nos llevará a dete-
0
·
de las noticias de los periódicos, que nos pernu"te saber "de un VIS ¡;_818 e~ la lectura de cada pieza partidar ia, con la consiguiente pérdida
ginfica. de tiempo que
,..,,...,, ln pQc:>nrii:il rlP. l::i inform ación.
168 Eduardo A. Día,

senta actuando por otro ¿acreditó fehacientemente tal condición? No . nte caratulado idéntica o parecidamente, v. gr., dos ejecuciones
alcanzará la sola mención del nombre y carácter del presentante si- edie 1 . . .
Pensas del mismo inmueble y contra e mrnmo propietar10, pero
no que, como veremos luego, será indispensable su firma puesta al eexeríodos distmtos,
· · , exac t amen -
caso en e1cua11 as cara'tul as seran
pie del escrito, la cuál prevalecerá frente a alguna divergencia con ¡0 ;-º~~ales "Consorcio ... c. Pérez José s!Ejec~ción expensas"; unjui-
expresado en la introducción 149 . .0 de desalojo y el correlativo cobro de alqmleres, ambos del mrnmo
. - ueble, dirigidos contra el mismo sujeto -locatario-, en c~yas
El requisito de indicar en cada escrito el domicilio procesal cons-
tituido tiene por finalidad evitar problemas a la hora de realizar no- · átulas lo único que cambiará será el objeto: "s/Desalojo", "s!EJecu-
tificaciones por cédula, posible fuente de nulidades 150 . No se cumple
1 alquileres". Afin de evitar problemas derivados de un error en la
·ón
con él usando la arraigada, pero impertinente expresión "mante- ención de la causa, recomendamos: primero, prestar atención a es-
niendo el domicilio ya constituido", pues debe indicarse precisamen-
te calle y número, o mencionar la foja del escrito en el que se consti-
a parte de la tarea, pues su aut'omatismo genera distra?ción; segun.
·0 agregar en el encabezamiento el número del expediente, al me-
tuyó domicilio. 'os, en los casos de semejanza o i·d enti·d a dde cara'tu 1as 151.
La mención de la carátula del expediente indica en qué causa judi- . Identificar al letrado patrocinante permitirá oportunamente im-
cial se está actuando. Si por error se omite esta designación, el escri- utarle derechos, V. gr., honorarios (arts. 6º, ley 21.839; 16, decr.-ley
to debería quedar sin despachar hasta tanto el presentante, por es- .904/77 provincia de Buenos Aires); obligaciones, v. gr., costas (arts.
crito aparte, subsane el error, con todo lo que ello implica, al menos ~' CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.; 4', ley nacional 21.839; 4', inc.
en cuanto a pérdida de tiempo. A veces sucede que hay más de un ex- , decr.-ley 8904/77 provincia de Buenos Aires); y deberes, v. gr., leal-
. d, buena fe (art. 45, CPCC-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.). Este ítem
uele cumplirse aclarando el profesional su firma puesta al pie del es-
.rito: nombre, tomo y folio de inscripción en la matrícula (arts. 46,
149 No resulta procedente la excepción de falta de personería de los padres de una
menor emancipada por matrimonio antes de entablar juicio, si no obstante no figurar en N; 2', acuerdo 2514/92 SCBA). En la provincia de Buenos Aires se
el encabezamiento, ella misma firmó el escrito de demanda(Cám.Apel. Civ. y Coro. San a establecido: "Los jueces y tribunales no proveerán los escritos de
Nicolás, Sala I, 616/00, www.scba.gou.ar/juba, B855706). . rofesionales que no consignen escritos á máquina o impresos con se-
150 Supongamos el caso de un abogado encargado de proseguir una causa ya i~cia· llos, sus nombres, apellidos, tomo y folio, o número de inscripción en la
da, cuyo expediente va por el tercer cuerpo. Si el próximo paso a cumplir en ella es h?rar
una cédula a una de las partes, y que el último escrito del futuro notificado no mencrona
el domicilio constituido, ni tampoco lo hace el penúltimo, ni el antepenúltimo ... Debe-
remos recorrer hoja por hoja las actuaciones para ver en cuál de ellas se dignó la contra- 151
Siguiendo un criterio de interpretación no riguroso, se ha considerado error ex-
parte a cumplir esta exigencia. No servirá ir directamente al escrito liminar (dem~nda
.sable el consignar la carátula del expediente principal en un incidente (Cám.Apel.
o su contestación), ya que puede existir un posterior cambio de domicilio. En la m1~~1 ª
IV:'! Com. Resistencia, 17/8/93, elDial-ARB3D); se le ha asignado validez a la presen-
situación se halla el órgano judicial cuando tiene que notificar de oficio unaresolucion,
_cion que indica "daños y perjuicios" cuando debe decir "interdicto de retener", toda vez
v. gr. la sentencia enjuicio ordinario(arts. 485, CPCC-Nación; y 483, CPcc-Prov. Bs. A~;).
ue las restantes referencias y datos a que hace mención el escrito coinciden cabalmen-
En c~sos como éste se ha resuelto que no procede decretar la nulidad de una notificacion
Lacon las constancias de las actuaciones en las que se actúa (Cám. 2ªApel. Civ. y Co~.
si el supuesto vicio es producto del incumplimiento a la obligación impuesta por el ª.rL
. Plata, Sala I, 22/6/93, Lexis, n<> 14/38512). No obstante, veamos este caso, no tanteo-
118 inc. 2<> del CPCC·Prov. Bs.As. de consignar el domicilio constituido en cada escnt.o
que'se presente, pues la situación plantea da como co.nsecuenc1a · ..
de.sos1ay~r d"~c haobh·
ue
rco como puede parecer. En juicios de desalojo yde ejecución de alquileres seguidos en-
'¡{e las mismas partes, se dictaron las respectivas sentencias, ambas desfavorables al
gación mediante la práctica de expresar que se mantiene el dom1c1ho constitu1d~-<l ._
- emandado. Este tiene ánimo de apelar sólo la del ejecutivo; pero si el papel que instru-
obliga al órgano jurisdiccional a la tediosa taread~ :evisar el expe~ie~t.e para ubica~;~ ~ lllenta el recurso, al mencionar la carátula, dice "s/Desalojo", lamentablemente deberá
cho domicilio-- manifiesta una falta de colaborac1on con la labor JUd1c1al y debe ser
entenderse que la impugnación es contra la sentencia del juicio de conocimiento. El re-
portada por quien la provocó (SCBA, 215/89, DJBA, 1989-136-250, LexDoctor, Jurispru-
dencia de la provincia de Buenos Aires, voz "resoluciones judiciales").
c~rrente se habrá quedado sin la apelación deseada en el proceso ejecutivo, salvo que
··3Un\
_ e quede plazo para presentar correctamente otra pieza.
170 Eduardo A. Díaz .Achlación del abogado en una causa judic ial
171
matrícula a su comienzo y al pie de la firma, o contiguos a ella; dir al juez que aplique a cierta relación jurídica (de derecho
Y que sus-
no traiga; la indicación precisade la representación que ~{erce . f!ncial o procesal) la consecuencia legal que, según él entien
n" (art. esponde. Para ello, indicará cuál es, a su parecer, la norma que
de, le co-
113 ley 5177 sobre Ejercicio de la Abogacía y Procurac10n); es-
pero no
confundir: la expresión "no proveerán" no significa "se tend_rá
como no
~blece dicha consecuencia, le expondrá los hechos sucedidos que
presentado" el escrito, sino simplemente que se demorara la · stifican su petición y, en ciertos casos, tainbién ofrecerá prueb
a pa-
. J~ acreditar esa situación fáctica. Tenemos así los tres eleme
resolu-
ción congruente con lo peticionado hasta tanto se subsane
el erroi~ ntos bá-
v gr. "cúmplase con la acordada 2514/92 y se proveerá", "prev . ~icos del escrito: hechos, derecho, postulación; "dado A d'ebe
io a pro- ser B, lo
~eer Ío que en derecho corresponda, aclárese la firma del letrado": que así pido".
Al igual de lo que sucede con la persona del litigante, no es sufici · La demanda, prototipo del escrito judicial, debe contener
en- ''la cosa
te lameramención del abogado patrocinante sino que es nece~ . demandada, designándola con toda exactitud", ''la petición en
aria su térmi-
firma. Mientras que un error u omisión ::1 consignar la,~dent.ida • nos claros y positivos", "los hechos en que se funde, explicados
d del clara-
letrado no conllevaria a mayores sanc10nes que un previ . mente", "el derecho expuesto sucintainente, evitando repeti
amente ciones
aclárese" o solución parecida, la falta de su firma puede acarr : innecesarias" (arts. 330, CPcc-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.).
ear la Tras de
inexistencia del acto (véase supra,§ 10, e, 2, I; infra, 3, II). ·este modelo se alinean, con diferente grado de intensidad, todos
los
·demás escritos, sean fundamentales o accidentales. Veremos
en los
próximos apartados que siempre será indispensable una postu
2-Nú cleo la-
ción, a veces, lo será expresar los hechos del caso y, en pocas
Es el sector primordial del escrito, pues en. él se manifiesta oportu-
la v.o- nidades invocar el derecho. Mas ello no empece a que sea conve
lunta d del justiciable de actuar en un determmado sentido, nien-
es dem, te, útil, presentar la tríada en todas las ocasiones, por claridad y
ca-
----- ----- ----- ----- ----- ----- ----- ----- ----- - - :mo guía para quien despachará el escrito.
- ----.------- - ~
Es en el núcleo donde, generalmente, se pone de manifiesto la
con-
cordancia entre la ''hipótesis legal", es decir, la descripta en la
o norma,
Tal como surge del intomie de dominio QU• acompailo.
el danar.ct.do An~ono Pé- Yla ''hipótesis real", esto es, la realidad de las cosas. Se paten
rez trans~rió el ir>mueble cuyas e:1pensas se ejecutan
a sus hijos. Margan~ Pé<ez Y tiza así
·la presencia de los ya vistos requisitos de fundabilidad, mérit
Márimo po!re:r.. ~en lbef'lad 42. Capilal Fedet.l.l.
o opro-
De ar:ue<do a ro dspueSlo en~ art 331 d<>l CódiyQ
Pro:esal, ampii"o esta eieeu· .cedencia de la presentación.
J>k1o enlor.:es. sa ordene ñlimat de pag:i a les 2ho<a
ejacut;;dos. libl;!nclose al
También de este sector surgirán los requisitos generales de admi-
e!ec:o el mande:nienlo da estilo. Además, por la suna de _ Postulación ·.sibilidad proponibilidad del objeto, interés del presentante,
embargoso bce el irmue~ de su propiedad ma!ricuta 11-111
esla ejecu:ión, se rtabe
la com-
da Cap.'tal Fecletal. _Petencia del juez cuando de la demanda se trata (arts. 4º, CPCC
Proveer de con!onni:lad que Sffi.\ .JUSrn<._ -Na-
•ción YCPcc-Prov. Bs.As.); así como otros especiales, v. gr., en
'-tl--- la de-
-
-~.:.....,,,, ..... 0w
Cl'ACT'T" J• F" :;?&J
.manda de nulidad de un acto procesal, la mención de las defen
las que se ha visto privada la parte; en el ofrecimiento de prueb
testigos la indicación de los extremos que quieren probarse
sas de

con
a de -
las
declaraciones.
·
. Ya dijimos, pero vale la pena reiterarlo, que tratándose de
deman-
.~as (principal, incidental o recursiva) y sus contestaciones, el
objeto
• e la postulación y los hechos expuestos como causa de prete
. . nsiones
El escrito debe refleJ . · 'd' E efec-
ai· la estructurad~ lano1maJ Ydefensas fijarán los límites objetivos de la congruencia del caso;
~n ica. n a de y la
to , de acuerdo con las ideas ya vistas, el Justiciable tiene la carg · Persona que demanda y contra quien se demanda, determina
i·án los
172 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 173

límites subjetivos de ella. La congruencia, elevada ala categoríaprin- No siempre existe la carga de enunciar.los hechos. Hay supuestos
cipio en los códigos adjetivos nacional y bonaerense (arts. 34, ap. 4", en los que el acto no se verá perjudicado por la ausencia de exposición
CPCC-Nación y CPCC-Prou. Bs.As.), exige que medie identidad entre del material fáctico. Veamos.
la materia, partes y hechos introducidos al debate por las partes en Para la demanda principal y su contestación, en los procesos de ca-
sus escritos en una litis incidental o sustantiva, y lo resuelto por la de- . nacimiento, rige el principio de sustanciación, el cual impone que se
cisiónjmisdiccional que la dirima 152 . Si el juez, en asuntos en los que haga un relato minucioso de los hechos. Para los procesos de ejecu- .
no tiene injerencia oficiosa, resuelve extra petita (fuera de lo pedido), ción, en cambio, impera el principio de individualización, que exige
ultra petita (más allá de lo pedido), o citra petita (omite decidir una · sólo indicar la relaciónjmídica que da lugar al litigiol54.
cuestión), estaríamos en presencia de un error de incongruencia, que
autoriza a impugnar la resolución viciada (véase infra, § 18, c, 2, Ill). Para los demás escritos procesales, hay que distinguir:
.l. Si se trata de demandas incidentales, y sus contestaciones, la
I-Hechos carga de afirmar los hechos pertinentes continúa inevitable, ya
Los hechos pueden ser extraprocesales o intraprocesales. Los pri- sea que se trate de hechos intra o extraprocesales, a la luz de lo
meros son los que ocmren fuera del proceso judicial, los de la "vida dispuesto por los arts.178 del CPcc-Nación y CPcc-Prov. Bs.As.
diaria" de las personas, aunque luego tengan incidencia en aquél. 2. Lo mismo para las demandas recursivas, cuya procedencia de-
Por ejemplo, las circunstancias de un accidente automovilístico, las pende del hecho "error judicial en Ia resolución impugnada".
vicisitudes de la relación matrimonial, las condiciones de la forma- La fundamentación del recurso deberá "contener la crítica con-
ción y ruptura de un contrato, etcétera. Imperan en el caso sustan- creta y razonada de las partes del fallo que el apelante conside-
cial, y llegan a conocimiento del letrado, en un primer momento Y re equivocadas" (arts. 265, CPcc-Nación y CPcc-Prou. Bs.As.),
aproximación, a través del cliente, quien en una o varias entrevistas es decir, expresar claramente cómo se configura aquella situa-
cuenta su historia, narra los sucesos que enmarcan su problema. Los ción fáctica.
segundos, hechos intraprocesales, propios del c!\so procedimental, 3. Si se refieren a cuestiones de trámite, el juez, como director del
son los que acaecen dentro del proceso, por él y para él, como son la proceso, tiene el deber-facultad para ver motu proprio si se en-
falta de contestación ala demanda, la notificación de una resolución, cuentra reunida la circunstancia fáctica contemplada en la nor-
las distintas afirmaciones de actor y demandado que constituyen los ma aplicable, por ende, puede el magistrado evocar por síloshe-
hechos controvertidos del juicio, casi todos conformados por actos chos y corroborar su ocurrencia en el expediente, sin necesidad
procesales, sin perjuicio de algún que otro hecho propiamente dicho, de que ellitigante los describa. Por esto se admiten y despachan
v. gr., la pérdida del expediente, una injmia vertida por el litigante. escritos que sólo llevan postulación, por ejemplo, "solicito la re-
Por referirse a situaciones problemáticas de un proceso en trámite, beldía del demandado", "pido se abra la causa a prueba". Una
llegan al saber del curial no por intermedio del cliente sino a través manera de clásica de omitir es utilizar la típica frase forense,
de las actuaciones de la causa 153. elíptica, "atento el estado de autos pido ... ",la cual reemplaza la
descripción precisa de los hechos que conforman dicho "estado
de autos"l55.
152 PEYRANO, El proceso civil. Principios y fundamentos, p. 64.
153 Las actuaciones de la causa se conocen de tres modos básicos: consulta del ex:·
pediente; realización personal de alguna actividad por el abogado (v. gr., participació~ 154
en audiencia, dejar nota en el libro de asistencia) y recepción de algún medio de comuni· CARLI,La de1nanda civil, p. 83.
155
cación (v. gr., cédula, mandamiento, oficio). DIAZ, Confección de escritos procesales. Qué decir y cómo decirlo, ps. 84 y 85.
174 Eduardo A. Día, ctuación. del abogado en una causa judicial 175

El relato minucioso de los hechos, cuando corresponde según lo ex- estigadora de los hechos, sino corroborativa de las proposiciones de
puesto precedentemente, permite, por un lado, la adecuada defensa tiosjusticiables. Sólo puede confirmarse lo que ha sido afirmadol59.
de la contraparte; por otro, delimita el contenido de la decisión judi- · Lo anterior nos lleva de la mano al último aspecto que abordare-
cial (principio de congruencia) 156. os sobre este tema, a saber, ¿siempre hay que ofrecer prueba para
Se exponen los hechos pertinentes, es decir, los que importan para · creditar los hechos del caso?
la solución del caso. En relación con los hechos extraprocesales, presentes en mayor
Tienen esta condición los que forman el presupuesto fáctico de la/s edida en los casos sustanciales ·plasmados en las demandas princi-
norma/s que, por establecer el efecto legal que se persigue, el aboga- ales, y en algunos casos procedimentales contenidos en demandas
do elige como fundamento de su postulación (arg. arts. 377, CPcc-Na- · · cidentales, hay que recordar que el juez civil, a diferencia del penal,
ción; y 375, CPCC-Prov. Bs.As.). 0 es investigador. Son las partes quienes tienen la carga de presen-
Los tipos de discurso utilizados para exponer los hechos son, por al juicio los medios de prueba necesarios para convencerlo de la
excelencia, la narración 157 y la descripción 158 . Se utilizan proposi- ·erdad de las cosas 16 º. Por eso, estos hechos necesitarán ser proba-
ciones afirmativas, que son las que dan por cierto que algo sucedió o .os en el juicio, salvo casos de excepción 16 1; y se acreditarán a través
no sucedió: "el demandado embistió mi automóvil", "no firmé docu- e medios de prueba externos, esto es, distintos del expediente judi-
mento alguno". No se plantean en tono interrogativo: "¿Cómo habrá 'al (v. gr., testigos, informes, pericias), aunque luego queden refleja-
sucedido el accidente?"; ni dubitativo: "No estoy seguro si el deman- os en él, medios cuyo ofrecimiento y producción, repetimos, será car-
dado pagó la suma reclamada en este proceso". Esta regla tiene que a de las partes. En el sistema nacional, en todo tipo de juicio e inci-
ver con la función probatoria del juez en la causa civil, que no es in- ente, la prueba se ofrece en los escritos liminares: demanda y su con-
tación (arts. 377, 498, 542, 178 y eones., CPCC-Nación). Lo mismo,
,nla provincia de Buenos Aires, a excepción del juicio ordinario, en el
156 El pronunciamiento del tribunal del trabajo debe recaer sobre todo lo que se re-
clama y sólo sobre lo que se pide, aplicando el derecho a los hechos establecidos en el ve-
159
redicto con an·eglo a las cuestiones propuestas por las partes en sus escritos de deman- ''Los hechos que son objeto de prueba deben, en el proceso civil, haber sido afir-
da y cÚntestación. No pudiendo por e1lo, condenar al pago de un reclamo no formulado . ados por las partes. El juez civil no investiga ni averigua, sino que verifica las afirma-
en el escrito de inicio (SCBA, 217/96, Ú."C Doctor, Jurisprudencia de la provincia de Bue- mnes de los litigantes" (ARAzr, La prueba en el proceso civil. Teoría y práctica, p. 30).
nos Aires, Laboral). - 160 L b .,
- a compro ac1on del modo de existencia de los hechos"... en materia civil in-
157 "NruTar es relatar un(os) hecho(s) que se ha(n) producido a lo largo del tiempo· u!llbe a los interesados" (CSJN-Fallos, 238:550).Arts. 377, CPCc-Nación y 375, CPCc-
La narración fija las acciones que acontecen en el suceder temporal, relacionadas con .rou. Bs.As.: "Incumbirá la carga de la prueba a la parte que afirme la existencia de un
unos personajes y encaminadas a un determinado desenlace. Cuenta con palabras Jos echo controvertido o de un precepto jurúlico que el juez o el tribunal no tenga el deber de
sucesos que los seres realizan. Las fases de la narración son: J) Presentación de la ac- nocer. ?ada una de las partes deberá probar el presupuesto de hecho de la norma o nor-
ción, de los personajes y del ambiente;2) Nudo o desarrollo de los hechos;3) Desenla~eo ' PC :';; l~~ocare como fundamento de su pretensión, defensa o excepción ... ".Arts. 364,
solución de la situación planteada" (DIAZ, Confección de escritos procesales. Qué decir Y ke~ acw~i Y362_, CPcc-Prou. Bs.As.: "No podrán producirse pruebas sino sobre hechos
cómo decirw, p. 89). · ayan stdo articulados por las partes en sus escritos respectivos. No serán admitidas
't ·
158 "Describir, por su parte, es representar a personas, cosas, o s1 uac1ones
pmm~ Qllefuerenm
lSI ant·fi es t amente rmproce
· - .
dentes o superfiuas o meramente dtlatonas".
dio del lenguaje. Tradicionalmente se la define como una 'pintura' hecha con palabras, - En general, la doctrina menciona como hechos exentos de prueba a los que es-
· "'nseIIle-
pues una buena descripción es aquella que provoca en e1re~eptor un·~ impres~o . eil al:~~:rad?_s por u~~ pre~~nci?,n l,~gal absoluta, .los notorios, los evidente~ y los nor-
jan te ala sensible, de tal forma que 've mentalmente'lareahdad descnta. Se d1st_1 -~ 2¡
0 rod . mbien a los admitidos o no controvertidos" por la parte contraria pero al
uc1rse t d · ·· o falta de controversia . . . . •
tres fases en el proceso descriptivo: J) Observación (de lo que se pretende describir), ñlent es a a m1s1on una vez in1c1ado el proceso en los mo-
os
ad . .anterio d t d' d ¡ · · '
res ees u to e casoelabogado--qu1endesconoces1luegoelhechose-
Reflexión (considerar y valorar los datos recibidos mediante la observación, entr_esacD.:
do lo esencial y desechando lo superfluo); 3) Expresión" (DIAZ, Confección de escntos pr ":.er s:itido O no controvertido-deberá tratarlo como cualquier otro y, por lo tanto, pre-
, Prueba en el proceso.
ce sales. Qué decir y cómo decirlo, p. 91).
176 Eduardo A. Día, Actuación del abogado en una causa judicial 177
· que con el libelo inicial y su respuesta sólo se acompaña la prueba do. tarse, en el orden nacional, el recurso de inaplicabilidad de la ley, cu-
cumental, debiendo ofrecerse el resto luego de la apertura a prueba . ya admisibilidad está supeditada a la invocación por la parte del pre-
(arts. 332, 365, 484, 496, 540, 545, 178 y eones., CPcc-Prov. Bs.As.). . d"ic1"a]l65 .
cedente JU
Los hechos intraprocesales, en cambio, conformados por actos y Desde ya se invocará el Derecho que avala nuestra postulación, el
hechos procesales, patentes en las demandas recursivas, en los inci: . que exprese como consecuencia jurídica el efecto que pretendemos
dentes cuyo objeto sean cuestiones de procedimiento (v. gr., caduci- obtener. Si de normas. escritas se trata, debemos .tener en cuenta las
dad de instanciá), y en los asuntos de trámite, quedarán en su mayo- . . supranacionales 166, constitucionales, legales y reglamentarias. En
ría suficientemente acreditados con las constancias de autos, es de- ,relación con la jurisprudencia, principiaremos, si existen, por los fa-
cir, con el expediente. Por esta razón la parte no tendrá carga alguna llos plenarios, en razón de su obligatoriedad para los tribunales infe-
de ofrecer ni de producir prueba, pues el juez, como director del pro- riores. Luego, es ventajoso investigar los fallos de la Cámara del mis-
ceso, tiene el deber-facultad de corroborar por sí la ocurrencia de los mo fuero y jurisdicción territorial en los que tramita nuestra causa,
sucesos en el expediente. Sin perjuicio de que el litigante le señale en pues si bien para los jueces inferiores no son obligatorios -salvo los
qué fojas de las actuaciones lucen los documentyos que acreditará los citados plenarios-, causan seguimiento por ejemplaridad 167_ El
hechos del caso. mismo efecto ejemplar tienen las sentencias de la Corte Suprema o
del Superior Tribunal de cada provincia. A falta o como complemen-
II-Derec/w .to de esta jurisprudencia, servirá la de otros tribunales, aunque és-
Los arts. 330, inc. 5° del CPCC-Nación y CPcc-Prov. Es. As. sientan .tos sean de otras provincias, pues el antecedente siempre dará a en-
la regla: el derecho debe exponerse suscintamente, evitando repeti- tender que "un juez comparte mi opinión".
. . .
c10nes mnecesanas.
Nos dice FALCON que "el derecho citado sirve para completar el
marco y fijar primariamente cuál es la norma que se considera lesio-
u~cometido atribuido al órgano decisor por el art.163, inc. 6° del cPcc-Nación, el sumi-
nada, o que nos concede la posibilidad de reparaciónjudicial, sobre la ·.rustro del derecho aplicable para calificar la pretensión (CNCom., Sala B, 17/6/94, JA,
que se asienta la pretensión" 162 . 1995-N, síntesis).
La carga de invocar el derecho no es rígida, inflexible. En efecto, por 165
imperio del principio iura novitcuria, "eljuez conoce el derecho" 163, . Art. 288, CPCc-Nación: "El recurso de inaplicabilidad de la ley sólo será admi-
_sible contra la sentencia definitiva que contradiga la doctrina establecida por alguna de
consagrado en los arts. 163, inc. 6º del CPcc-Nación y del CPcc-Prov. las salas de la cámara en los diez años anteriores a la fecha del fallo recurrido, y siempre
Es. As., el encuadre jurídico del caso corresponde al magistrado. El ~que el precedente se hubiere invocado con anterioridad a su pronuncia miento ... ".
166
juez aplicará el derecho a los hechos, a pesar del error o la omisión del -] , Cad a vez mas ' son como l" ·
a marea creciente. p enetra en los estuarios y sube por
litigante en la invocación del precepto legal 164. A excepción de inten· ~: 1 os. No puede ser detenida" (LoRD DENNING, The discipline of law, Buttenvorths,
, - dres, 1979, p. 19, citado por GoRDILLO,El método en derecho, p. 81).
167
d: d Lac a1·d 1 ad d e "eJemp
. l ar"d eunfallopuededeberseadistintosmotivos,quevan
e:s e la excelencia de la decisión hasta razones puramente prácticas. Piénsese, por
162 FALCON, Cómo hacer una demanda, p. 64.
El juez conoce el derecho. En realidad el juez no conoce todo el Derecho, pero
,
51 ! mplo, en un Departamento Judicial del Gran Buenos Aires, dónde la Cámara Civil
nstadedosS al as. S" i es t-as opinan
. . .d entemente sobre un tema el in-feriar conoce-
l63
dor d ta co1nc1 •
tiene el deber de procurarse dicho conocimiento. Dispone para ello de los medios mate- 1•
n0 h e es postura, posiblemente ajuste a ella sus decisiones en la inteligencia que de

riales necesarios y de una formación adecuada. acerlo ysila rt 1 l ., '· · bl ' '
"tior. Al • P~ e a~e- ~ su :eso uc1on, sera in evita emente revocada por el supe-
1a4 Corresponde al tribunal la calificación de la acción iura_ nouit curia, de conzl~ , tie proced_er as1, ab tn1tio, sin esperar el recurso del justiciable, se habrá ganado
midad con los hechos expuestos por las partes y su prueba (CNC1v., Sala C, 8/10/91, ·-ta rnb~~· pues siempre el resultado final hubiera coincidido con la doctrina de la Cámara;
1992-B-246). No es objetable el cambio de la fundamentación de la sentencia, de la ap; ·.¡ 0 rn
co ien
fi fav orecera, el pres t.1gio
. d e1a quo, ya que la Cámara, ante un ataque al decisorio,
yatura normativa invocada por el pretensor, pues tal mutación constituye el efecto e _ n irmará, es decir, le dará el ''visto bueno" a la labor del juez de primera instancia.
Eduardo A. Díaz _·.,..Actuación del abogado en una causa judicial 179
178
III - Postulación
La manera de expresar la normativa aplicable varía. Si es legisla-
ción positiva, lo común es indicar simplemente de qué ley se trata, y La postulación es el requerimiento que se hace al magistrado,
los artículos que rigen específicamente el caso, sin transcribirlosl6S, · aquello que se le reclama, el efecto jurídico que el justiciable busca
por ejemplo: -, obtener a través de una decisiónjudicial. Comprende tanto a las pre-
"Conforme lo dispone el art. 59 del Cód. Procesal, pido se decla- .. tensiones, que son las incluidas en demandas que inician una instan-
re rebelde al demandado" .cía (principal, incidental, recursiva), como a los meros pedidos o soli,
····-···················································································"•'' ,citudes, que originan una actuación simple. Es "la cosa demandada",
"Derecho: Rigen en la especie los arts. 1640, 1647 y 1650 del :"fa petición", que los arts. 330 del CPCC-Nación y del CPCC-Prov. Bs.
Cód. Civil; y arts. 209, 320, 486 y ss. del Código Procesal" As. mencionan como requisitos de la demanda 171.
····························································································· · Pido, solicito, peticiono son los términos más usados para postu-
lar. Otros verbos sinónimos son requerir, recabar, rogar, suplicar,
Igual modo sintético se utiliza para citar jurisprudencia y doctrina. . pero no son habituales en el lenguaje forense. Demandar y pretender
"El plazo de caducidad de la instancia no corre durante el tiem- tienen un ámbito de aplicación preciso, conforme al alcance que di-
po que el expediente estuvo justificadamente afuera del ti~bu­ . mas más arriba.
nal" (CSJN, 20/6/96, "Miedzylewski c. Provincia de BuenosAi- Puede haber más de una postulación en el escrito. Las individuali-
res" ED, 174-676). ..dades de esta pluralidad pueden tener todas el mismo rango, postula-
.. ························· ·························· ........... ·············· ' cionesprincipales (v. gr., "pido embargo sobre bienes del condenado y
Si se estima necesaria una invocación más amplia de doctrina oju- •apelo la sentencia"), o diferente condición, postulaciones subsidiarias
risprudencia, se la puede reproducir textualmente entre comillas, o (v. gr., "nulidad de matrimonio; en subsidio, divorcio", "reposición y
hacer su paráfrasis 169 . En todos los supuestos se mencionan los da- apelación en subsidio"), o accesorias (v. gr., "capital más intereses",
tos que permitan al lector reconocer y consultar estas fuentes, lo_s ·"condena más imposición de costas"). Tratándose de la demanda, es-
cuales serán, por lo menos, identidad del autor del fallo o de la doctri- ,taríamos en presencia del instituto acumulación de pretensiones
na, y nombre de la obra jurídica de la cual se extrajo, con mención pre- {arts. 87 y ss., CPCC-Nación y CPcc-Prov. Es. As.).
cisa de la página en que se ubica 170. · .,La realidad muestra que ciertos escritos no tienen una postula-
Con mayor frecuencia de la esperada, se ve en los escritos una fra- - c10n escrita, enunciada en el papel, v. gr., cuando se dice: "Constituyo
se que no por típica es útil, que dice más o menos así: "Fundo mi pre- nuevo domicilio procesal". ¿Esto significa que algunas presentacio-
tensión en las normas del Código Civil, y en la doctrina y jurispru- . nes de parte no llevan postulación? Pensamos que siempre la hay, lo
dencia aplicables al caso". Esta expresión, por su amplitud, no sirve · que ocurre es que en algunos casos se utiliza una frase exhortativa
a la finalidad perseguida por el precepto de invocar el derecho.

:re
111 "La cosa demandada es la pretensión concreta, esto es, lo que queremos
que se
·e s~elva en la sentencia a nuestro favor, indicándolo a través del lenguaje jurídico ade--
168 "La transcripción normativa hace fatigosa la lectura, y su consulta es algo q_ue n~ª 0 al caso" (FALCON, Cómo hacer una demanda, p. 49). ''Designación precisa de aque--
hará necesariamente y por su cuenta, la copiemos o no, la autoridad administrativa oJu- -es~~~:: re.cla_m_a" (CAnLI, L~ demanda ciui l, ~· 81). "El objeto de la pretensión (petitum)
dicial que habrá de decidir ... Por lo tanto podemos aligerar el escrito de citas que pue- , p t t~Jundico que mediante ella se persigue y puede ser considerado desde dos as--
den ser superfluas ... "(GoRDILLO, El método en derecho, p. 178). . ecos: el mmed·iaoye
-_.cla t t El pnmeroes
1 me di ao. · ]acasedepronunc1am1entoquesere--
1 · ·
169 Paráfrasis significa "explicación o interpretación de un texto". El escritor dice el etna(conde
d na, d ec ¡arac1on,
·· eJecucron,
· ., etcétera), y el segundo, el bien de la vida sobre
con sus palabras las ideas del fallo o doctrina parafraseados. · cu ua1 e.be recaer el pronunciamiento pedido -v. gr., la suma de dinero o el inmueble
·, se so¡·icita
Ya rcst1t uc1on · ... - " (PALACIO, Manual de derecho procesal civil, p. 351).
170 Constituye infracción ética del abogado hacer citas falsas; véase Capítulo VII.
180 Eduardo A. Díaz ·.ctuac.,.¡ó~n:.:d:_:e::cl::ca::cbc-og,_a_d_o_e_n_u_n_a_ca_u_s_a__:J_·u_d_ic_i_a_l
- _ _ _ _ _ _ _ _~l~8=1

(postulación explícita), y en otros, como en el ejemplo dado, una ex- .. !juez dará traslado de ella al demandado"; basta con que la par-
presión enunciativa (postulación implícita) 172 . ' eanifieste "recuso sin expresión de causa" para que el magistrado
~are el efecto pertinente "me inhibo de entender en estas actua-
Veamos un escrito con estas.dos variantes: __ec es Pasen al juez que corresponda en orden de turno" (art. 16,
• Modo exhortativo •Modo enunciativo onc-Nación); la mera enunciación "desisto del derecho", provocará
e por sí la cons,ecuencia "doy por ter~nado el pr?c~so, '.ll"chívense
... a V.S. digo: ... a V.S. digo: ' actuaciones' (art. 305, CPcc-Nacwn). La otra hipo tesis para res-
onder a nuestra pregunta, parecida a la anterior, pero no idéntica,
ÜBJETO ÜBJETO
. ce que algunos actos tienen una postulación genérica predetermi"
Solicito se decrete la caduci- Planteo caducidad de la ins- aday conocida, circunstancia que hace que pueda omitirse un pedi-
dad de la instancia; en subsi- tancia; en subsidio, nulidad bexpreso sobre la aplicación de la consecuencia legal prevista en la
dio, se declare la nulidad de la de la notificación del traslado
onna que rige el caso, pues ya está sobreentendido. Unos ejemplos
notificación del traslado de la de la demanda; en subsidio,
interpongo reposición contra clararán: "demandar" es incoar una pretensión de sentencia contra
demanda; en subsidio, se deje
sin efecto la resolución que la providencia que imprime al demandado, naturaleza que permite tan sólo enunciar en el libelo
imprime al proceso el trámite proceso el trámite del juicio emando por daños y perjuicios", en vez de "pido se condene al de-
deljuicio sumarísimo. sumano. . andado a indemnizar los daños y perjuicios"; "apelar" es alzarse
ntra una resolución para que el superior la modifique en el sentido
µerido por el apelante, esencia que torna innecesario pedir "se deje
mefecto la decisión del a qua y en su lugar se dicte sentencia que ha-
¿En qué casos se usa la exhortación (v. gr., "pido se libre cédula"), a lugar al recurso", bastando aquí el enunciado "apelo" y el que re-
y en cuáles alcanza la manera enunciación (v. gr., "designo nuevo le- te de la "crítica concreta y razonada de las partes del fallo que el
trado")? Advertimos dos hipótesis que sirven para dar respuesta al elante considere equivocadas" (art. 265, CPcc-Nación) 114. En es-
interrogante. Una es aquella en la que el efecto jurídico establecido s supuestos de postulación implícita, debe preswnirse que eljusti-
por la norma aplicable al caso se produce ipso facto, de pleno derecho, 1.able tácitamente requiere el efecto automático (primera hipótesis)
por la sola existencia de la situación fáctica. Se trata de ciert~s cues- ·sobreentendido (segunda hipótesis) que por derecho corresponda.
tiones de procedimiento, en las cuales sobresale la figura del Juez co-
mo director del proceso, rol que le impone aplicar la consecuencia le-
gal sin necesidad de una petición expresa deljusticiable 173 . Veamos 174
· Dice CARLisobre la relatividad del principio de identificar la"cosa demandada"
unos ejemplos: no es indispensable que el actor pida, como siempr,e
la de~anda: "A pesar de la aparente rigidez del principio, no siempre es necesaria
hace, que "se corra traslado de la demanda", pues el art. 338 del Co- a~esignación exacta y precisa que lleve a subordinar el derecho a un ritualismo im-
digo ritual impone que "presentada la demanda en la forma prescnp- - pio de la espiritualización del Derecho: lo que la ley quiere es que se individualice
_?ello que se reclama, pero no exige una 'descripción'preciSa, exacta o exhaustiva de
'cosa reclamada', la cual puede resultar de la 'exposición de los hechos' o de la docu-
?e~tación que se acompañe con la demanda, o de la prueba" (La demanda ciuil, p. 81).
Petos actos que decimos tienen un con tenido genérico preestablecido, suelen ser nomi-
.• de 1as oraciones
172 En OT'aruática dentro de la clasificac1on . . e1m odusoacti-
segun -p .8 • es decir, tienen un nombre propio que los identifica, v. gr., "alegar", "oponer ex-
b~ ' . .
1
. ( e declara
tud subjetiva del hablante, se encuentran estos tipos enuncia iua que expon , d ·e '· ciones", "contestar demanda". A diferencia de ellos, otros sonespecíficos, e innomina-
o interpreta) y exhortativa (inducir con palabras, razones y ruegos a que se haga O eJ ti jorque no ~ienen una designación como los anteriores, sino que se los individualiza
de hacer algo). ~-lib::ustancia_del p;~fdo o e~unciación que e~ ~1.los se hace, por ejemplo, "Solicito que
173 Adviértase: sin necesidad de petición, no depresenta-eión deljusticiable. <- nuevacedula, Conshtuyonuevodom1c1ho".
182 Eduardo A Díaz Achiación del abogado en una causajudicial 183
Sea cual fuere el modo expresivo que se use, la postulación debe te" 175_ Funciones éstas que no cumple en el actual régimen procesal,
ser clara, precisa, concreta. Ello permite, por un lado, la adecuada habida cuenta los principios que en él rigen.
defensa de la contraparte; por otro, delimita el contenido de la deci- Por eso no es ella un verdadero requisito del escrito, sino un con-
sión judicial conforme a los postulados del principio de congruencia. vencionalismo, una tradición, motivo por el cual su modificación o
ausencia -como la de cualquier otra frase de cierre-en nada perju-
dica al acto realizado.
Es el último momento del escrito, la terminación de la pieza. Los
!!-Firmas
componentes de este sector son los siguientes: la frase de cierre, las
firmas, y el otrosí. A diferencia de la frase de cierre, las firmas son componentes ine-
ludibles del escrito. Omitirlas determina la inexistencia del actó pro-
-----------'------------------------------------~- cesal que se quería concretar a través del escrito.
··-·---------···---···· -------·· ---·---- - ----·--·--·-··----------·-----······- --------··--- ti
?O< lo rn6n apcrita<la. i:l• r8<U5<'.IS ~ .......:a!Olia J ~ apeL06n st.0soara se :f,"
toman~Encort<UUErcia.n:i<:l<beY.S.~5!1..gat.Loqueaslpicfo:I. ª"' Cuando se actúa por derecho propio, los escritos deben firmarse
~ · por la parte y, si en ellos se sustentan o controvierten derechos, tam-
Con impose.;6n d"a <»si.a• ol recuner•"-
""~ bién por su letrado patrocinante. Estas exigencias resultan del art.
o -~- Frasedecierre
~
µ 1012 del Cód. Civil y de los ya examinados arts. 56 del CPCC-Nación
§

OTROS/;S<I ~
-
,,,,,.,<> ciotr>ciliop<o:esal en la""""' Vcerite Lópe• 1010.
---l""._.::;¡- Finna
:;;:o_
~
~
- l - Otrosí
y del CPCC-Prou. Bs.As., respectivamente 176 .
Cuando la parte actúa por apoderado, éste ocupa su lugar, por en-
de, firma por ella177 . Si el letrado es a la vez patrocinante y apodera-
~ do, firma sólo él.
~
~ Las firmas deben estar al pie del escrito, dándole final para ratifi-
~
---l~- Firma
~
car su contenido 178. Suelen hacerlo la parte, a la derecha, y el aboga-
~
do ala izquierda, mas esta distribución no tiene importancia alguna.
Si falta la firma de la parte, o del apoderado en su caso, el acto no
existe, directamente, sin más trámite. Al escrito así viciado el tribu-
nal debería despacharle algo parecido a esto: "Careciendo de firma

I-..,..- Frase de cierre ~ . 175 DE VICENTE Y CARAVANTES, Tratado histórico, crítico filosófico de los procedí-
- mientas judiciales en materia civil, según la nueva Ley de Enjuiciamiento, t. II, p. 30.
Es un giro expresivo que tiene el sentido y finalidad de dar por ter- 176
. Art. 1012, Cód. Civil: ªLa firma de las partes es una condición esencial para la
minada la redacción del escrito. _existencia de todo acto bajo forma privada. Ella no puede ser reemplazada por signos ni
Se utiliza una clásica y antigua expresión forense que se pone lue: Por las iniciales de los nombres o apellidos".
go del núcleo, en renglón aparte: "Proveer de conformidad que sera ~ d.
177
No cabe la intimación del art. 57 del CPcc-Nación cuando la parte actúa por me-
, · t " fi'rmula
justicia", o "Proveer conforme a Derech o, que seraJUS - biode apoderado, pues corresponde a éste, como mandatario judicial, suscribir en nom-
o ,o o
- re Yrepresentación de su poderdante (CNCiv., Sala K, 3019198,Lexis, nº 10/387).
similar. 11s E . .
Antiguamente tenía el sentido y efecto de "suplir todos los defec- t . s inexistente el acto cuando el presentante haya insertado su firma en la par-
~ supenor del encabezamiento del escrito, pues en dicho lugar habitualmente no se fir-
tos subsanables que pueda tener la demand a ", perm1"t'1a "co~ denar
. n.~n los escritos judiciales, sino en su pie, lo que importaría una ratificación del conte-
de oficio aunque la parte no lo pida", y "revela buena fe en el litigan- °
1 que antecede (CNCiv., Sala K, 3019198,úxis, nº 10/387).
Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 185
184

del legitimado, se tiene por no realizado el acto. ·En consecuencia, un supuesto difícil de darse cuando el letrado opera al límite del ven-
cimiento de los plazos (que es lo habitual).
desglósese el escrito y devuélvase al presentante ". Imagine el lector
las consecuenc ias si el escrito en danza es, por ejemplo, la contesta- No obstante, si bien por principio el abogado que es mero patroci-
17
ción a la demanda. La jurispruden cia es uniforme al respecto 9. De nante carece de legitimació n para peticionar y, por ende, para firmar
por sí solo un escrito-pu es él no es parte en el procesol81- , algunos
hecho, sólo habrá oportunida d de salvar el acto si queda aún pen-
diente parte del plazo para su realización, tiempo en el que se podrá tribunales -no todos- hacen excepción de este temperame nto ge-
presentar un nuevo escrito correctame nte firmado, v. gr., en nuestra neral y admiten piezas suscriptas únicamente por el profesional pa-
hipótesis de contestació n de demanda, si el escrito viciado se presen- trocinante, cuando se trata de reiterar un pedido ya efectuado con
tó en el décimo día del plazo de quince, la providencia que lo tiene por firma de la parte, o de escritos que importen un obligado impulso de
no presentado salió el duodécimo día, y el nuevo escrito, firmado, se carácter ritual y no contengan elementos susceptible s de generar
deja en el tribunal el día quince 18º; pero se aprecia fácilmente que es discusión jurídica, v. gr., el escrito mediante el cual se acompañan in-
formes de organismos oficiales sobre el domicilio del accionado y se
pide simplemen te el avance del trámite 182 . Esta tendencia acepta
que sean firmados tan sólo por el letrado los pedidos de mero trámi-
1
79 Es inexistente, por ausencia de un requisito esencial, la presentación judicial te que se hacen mediante simples anotaciones en el expediente (véa-
carente firma alguna, por lo que corresponde sin más trámite tenerlo por no presen-
de
tado y ordenar su desglose para su posterior entrega al interesado. La posibilidad de in-
s.e infra, f); hasta~e llegó a admitir un escrito carente de firma que se
timar a la parte que omitió firmar el escrito presentado para suplir el error incurrido im- limitaba a cumplir el art. 120 183 . La legislación bonaerense se enro-
portaría prorrogar el plazo conferido por la ley a los contendientes para el cumplimien- ló recienteme nte en la línea, a través de la ley provincial 13.419 del
to de los actos procesales, lo que resulta inadmisible (CNCiv., SalaK, 30/9/98, JA, 1999- 20/1/06, modificado ra del art. 56 de la ley 5177 sobre Ejercicio y Re-
111-32). La firma de la parte litigante que actúa por derecho propio es un requisito for-
glamentación de las Profesiones de Abogado y Procurador, al incor-
mal indispensable del escrito, debiendo ser ella verdadera, es decir, emanar del propio
interesado, sin que tal condición de autenticidad pueda válidamente quedar librada a porar como función del abogado "presentar con su sola firma los es-
manifestaciones posteriores o al reconocimiento de quien sostiene que suscribe la pieza. critos de mero trámite" 184.
La falta de autenticidad de las firmas insertadas en las presentaciones de las partes en
juicio, no constituye una irregularidad procesal en sentido estricto susceptible de con-
validación. El escrito presentado enjuicio sin firma carece de eficacia, no produce efec- .
181 "L
to alguno y ninguna trascendencia tiene la posterior ratificación del interesado (CNCiv., . . . a _ausencia~e la firma de la parle en una presentación efectuada ante el órga-
Sala C, 4/8/98, LL, 1999-B-82). El escrito de interposición de la queja que carece de la fir- no Junsd1cclonal exhibe la falta de un insoslayable requí.sito visceral para considerar
·
teaun acto procesa ldeb'ien d o reputarse a d'ic /ioescntocomoin ·
·ex1.stente"
ma del presentan te se encuentra desprovisto de toda eficacia jurídica y corresponde de- .. {queseestáfren
.
volverlo ala letrada que lo suscribe (CSJN, 17/10/89, CSJN-Fal/os, 315:919). Que la fir- ~~ 118, inc. 3º, CPCC-Prou. de Bs.As.). Dicha situación no se modifica por la circunstan-
ma de las partes constituye condición esencial pa.ra la existencia del acto; y en tal senti- . cia e que u? letrado aparezca suscribiéndolo, por cuanto su carácter de patrocinan te no
sup 1elaom isionpa
., d 'd · , ·
do, los escritos judiciales deben cqntener-si se litiga por derecho propio-, lafirma del : Civ ec1 aporqu1enloencabezara 'porsupropioderecho"(Cám.2ªApel.
peticionario y la de su letrado patrocinante (arts. 951, 988, 1012 y eones., Cód. Civil; 56 · YCom. La Plata, Sala!, 24/8/92' www.scba.gou.ar/;uba
182 J '
B251119)

y 118, inc. 3°, Cód. Procesal; CSJN-Fallos, 246:279; SCBA, 26/2/85; 13/8/85; 27/9/88; Es- CNCom., Sala B, 23/4/97 LL 1997-D-82 .
ta Sala, causas nº 1118, RSI 72/97; nº 1247, RSI 100/97). En mérito de ello, la falta de fir- 183 ' '

ma del fallido en el escrito de interposición del recurso de apelación (fs. 251), determina sirn Resulta improcedente decretar la nulidad de un escrito que carece de firma si
1
su inexistencia, dejando sin sustento la intervención de este Tribunal (Cám.Apel. Civ. Y tradp ~men.te se r~duce su objeto a dar cumplimiento a un proveído anterior del magis-
no r el prn~era1nstancia, en los términos del art.120 del CPCC-Nación ' pues para ello
0
Com. Quilmes, Sala II, 9/3/00, www.scba.gou.ar/juba, B2950793). esu taeXl · ll a fi1rma de la parte que suscribió el escrito anterior---co-
· esencia
nio . genc1a
lBO Es extemporánea la subsanación efectuada un vez vencido el plazo legal, si lo 5
18~ copia-(CNCiv ., Sala H, 2/l!JOO, LL, 2001-B-763).
hubiere, para realizar el acto procesal de que se trata (CNCiv., Sala B, 3/3/94, Le.xis, nº
l9ilJ0 ) DISpone el art. 56, inc. c) de la ley 5177, reformado por la ley 13.419 (BO
10/6552). La parte sólo podrá suscribir el libelo válidamente mientras no hubiera fene-
de rn
6 habilitados para presentar con su sola firma los escrito~
q~e l?s letrados están
cido el plazo legal para efectuar la presentación judicial (CNCiv., Sala E, 12111197, JA,
ero tramite. Escritos de mero trámite son aquellos que sirven p~ra impulsar el pro-
2000-I, síntesis).
186 Eduardo A. Díaz _A.ctuación del abogado en una causa judicial 187

Si la necesaria signatura del abogado patrocinante es la ausente, · . ambos se cuentan desde la notificación del proveído que intima
también se tendrá como no presentado el escrito, pero a diferencia de yor,mplircon el art. 56. La impugnación podrá ser el remedio del art.
lo que sucede con la falta de firma de la parte, aquí de derecho, la ley, ;~~er sil~ p:ovidenc'.a simple fue suscri~ta por el sec~~tario (pl~zo de
otorga una "chance" de salvar el acto subsanando el error (véase su- ·interpos1C1on, tres dias); s1 lo f~e por el¡uez, repo~1_c:on (tres dias!'. y
pra, § 10, e, 2, I). Se admiten dos formas de arreglar el desacierto, · 10 decidido causa gravamen Jrreparable, repos1c10n con apelac10n
siempre dentro del plazo fijado por el art. 57, el cual se contará a par- :~bsidiaria (tres días), o únicam~nte apelación (cin~o ~ía~); •.
tir de la notificación de la providencia cuyo texto puede ser el siguien- · Finalmente, parte de la doctnna establece una distmc10n teonca
te: "Cúmplase con el art. 56 bajo el apercibimiento dispuesto por el de importantes consecuencias prácticas entre la falta de firma de la
art. 57". Una manera de sanearlo es presentando un escrito, con fir. parte y la del letrado. Sostiene que la primera conlleva la inexisten-
ma de abogado, en el que la parte ratifique el acto inicialmente vicia- Cia del acto, mientras que la segunda acarrea su nulidad. Por ende,
do; la otra, mediante diligencia personal del letrado en el tribunal, en aquélla no es susceptible de ser convalidada por la voluntad de las
la cual suscribirá el escrito que carece de su firma. En este último ca- partes, no necesita declaración judicial expresa alguna, y sus efectos
so, el abogado anunciará su intención en la mesa de entradas del tri- 'pueden aplicarse de oficio sin límite temporal alguno, en cualquier
bunal, y a continuación se le hará firmar la pieza y se dejará constan- estado de la causa 185 . Todo lo contrario sucede con la nulidad, enten-
cia de ello en el expediente, diligencia que generalmente lleva a cabo diéndose sobre la ausencia de firma letrada que "si no se advierte la
un empleado del tribunal, y luego tendrá la intervención del secreta- omisión de la firma, las actuaciones que se produzcan no son nulas
rio u oficial primero. ¿Qué pasa si venció el plazo de la intimación, sin 'por esa sola razón si medió consentimiento de los interesados. Es que
que se la haya cumplido? ¿Hay alguna chance de salvar la situación? a falta de firma de letrado en los escritos que deben llevarla no apa-
Sí, impugnar para que se deje sin efecto la resolución que intimó a reja la nulidad de las declaraciones o actos procesales que con ese de-
cumplir con el art. 56, de acuerdo a lo siguiente. El art. 57 dice que "se fecto produzcan o concluyan las partes, pues, si el juez no dispuso
tendrá por no presentado" el escrito, "sin más trámite ni recurso"~ subsanarla y aquéllas consintieron el procedimiento, se operó la pre-
contenido éste de una providencia simple que se dictará al efecto. Si clusión que obsta a una posterior impugnación" 186. Nada de esto
bien esta resolución es irrecurrible, no lo es la anterior providencia, puede ocurrir en caso de ausencia de firma de la parte, es decir, de
la que decretó "cúmplase con el art. 56", razón por la cual el litigante _inexistencia del acto. Así, se ha dicho que si no se firmó la demanda,
perjudicado por ésta puede considerar la posibilidad de recurrirla, s1 Yello no fue advertido por el juez al proveerla, pero luego fue descu-
es que aún tiene tiempo: mientras que el plazo para corregir la falta
de firma es de dos días, el de deducción de un recurso siempre es ma·
185
fi La declaración de inexistencia de un acto procesal, fundada en la falsedad de la
_rma que luce en el escrito, puede ser efectuada sin límite temporal alguno, aun de ofi-
cedimiento y solicitar medidas de ejecución, que no requieren copias ni substanciaci?n c~o .(C~Civ., Sala G, 27/4/94, Lexis, nº 10/6537). El escrito carente de firma es un acto ju-
(traslado a la contraria) y en los que el magistrado, para proveer 1os mismos, a
· h ded1c·d ~dico_inexistente y ajeno, como tal, a cualquier posibilidad de convalidación posterior
tar una providencia simple (art. 160, CPCC-Prou. BsAs. ). e orno 1a acepc1on·• espa ñola
. .e ·1a NCiv., Sala~· 3/3/94, Lexis, nº 10/6552); Careciend_o el escrito de la firma de la parte,
1
la palabra "puro y simple, que no tiene mezcla de otra cosa". El letrado puede cons_tituir 'ta Presentac1onno constituye un acto Jund1co atnbwble a aquella y, por ende, noresul-
nuevodom1c1ho ·
.. · puede1mpulsarelproces · d o nuevo dom1c110
o d enuncian · ·¡· paranotificar, susceptible de convalidación, confirmación o saneamiento, circunstancia que puede
puede pedir. un 'mandamiento· · ·
el hbram1ento · entre ot ras cosas. Tudoloque
de ofi c1os, ~e ' declarada incluso de oficio y en cualquier tiempo (CNCiv., Sala H, 30/4/97, Lexis, nº
012
. ·¡ e. E n 1a d ud a d ebe in .. terpretorse 406).
sea impulso o ejecución, entra' dentro del mero tram1 , . }D.
186
que está autorizado a solicitar la providencia. No_obs~ante_ello, no es ~e mero trami~a­ cord ÜONZALEZ DE ROSELLO, en Código Procesal Civil y Comercial de la Nación. Con·
interposición de un recurso ordinario o extraord1nano (Cam.Apel. C1v. YCom. La ~!f hado con los. códigos provinciales. Análisis doctrinal y jurisprudencial, Elena l.
tanza, Sala II, 11/4106, www.scba.gou.ar/jllba, B3400794). , tg ton. BeatnzA.Areán (dirs.), t. l, p. 938.
188 Eduardo A. Díaz Actuación del abogado en una causa judicial 189

bierto el error, debe considerarse a aquélla un acto inexistente, lo que · 4-Copias


determina la nulidad de todo lo actuado con posterioridad 187 . El abogado debe hacer copias de los escritos que confecciona. Las
denominadas "copias de traslado" (art. 120, CPcc.-Nación) son obli-
[[[-Otrosí gatorias, y las de mayor trascendencia por los efectos de su omisión.
Sobre ellas ya nos pronunciamos (supra,§ 10, e, 2, JI).
Es un adverbio que significa "además". Es un párrafo adicional que · '· Además de éstas, es conveniente producir una copia más de todo
se usa cuando, cerrado el escrito, queremos agregarle algo. Si la pieza escrito para que quede en poder del presentante. Las características
aún no se firmó, se lo hace una sola vez, a continuación delotrosílBB. del proceso escrito imponen que el letrado lleve en su estudio un ex-
pediente "testigo" o "paralelo" al original radicado en el triburial. Es-
Proveer de conformidad, que será Justicia. ta carpeta se forma con la transcripción o las copias de los escritos
Otrosí: también solicito que (propios y ajenos), de las resoluciones, constancias de los actos de no-
Finnas: .......................................... . tificación, y demás documentos que obran en el dossier oficial, con in-
dicación de las fojas del expediente judicial en que se hallan. La im-
ortancia de este expediente privado es doble. Por un lado, nos infor-
Si el otrosí se agrega ya firmado el escrito, debe suscribirse nueva-
. ' a el desarrollo y contenido del proceso, lo que facilitará sobremane-
'1 mente a su pie:
a ciertos aspectos de la tarea del escritor, como identificar actos (se
enciona directamente la foja en que se encuentra, v. gr., "contesto
Proveer de conformidad, que será Justicia. el traslado de fs. 40"), transcribir palabras textuales, conocer el exac-
Firmas: .............. . to alcance de decisiones y pretensiones para contestarlas adecuada-
Otrosí: también solicito que , ente, etcétera. Por otro, sus constancias serán el material que ofre-
Finnas:.... ............................ .. ceremos en una eventual reconstrucción del expediente (arts. 129,
Pee-Nación y CPCC-Prov. Bs.As.).
Antiguamente se usaba para tratar temas accesorios 189 . Hoy en Entonces, para formar este expediente privado, y en lo que a los
,} día, los temas accesorios comúnmente se tratan en el cuerpo del es- " c1itos propios se refierel90, el abogado confecciona una copia del
crito yno bajo el título "otrosí", sino con el que le es propio, v. gr., "em- . strumento, y la hace sellar, datar y firmar al momento de entregar
bargo", "prueba anticipada", etcétera. Por eso, el otrosí generalmen- } escrito original en el juzgado, a modo de "acuse de recibo"; meca-
te queda para los temas olvidados, sin perjuicio de su uso adrede, por .. smo éste contemplado en la acordada 51/89 CSJN: "... Acordaron:
ejemplo, si se quiere resaltar un tema, efecto que se logra por su colo- º)Disponer que a requerimiento verbal de las partes o sus letrados
cación fuera del cuerpo principal de la escritura. os tribunales de las distintas instancia deberán firmar, sellar y da-
- las copias de los escritos que les sean presentados. 2°) Hacer sa-
~r que cuando la extensión o número de las piezas impida efectuar
. cotejo en el momento de la presentación, se dejará constancia del
187 Cám.Apel. Civ. y Com. Quilmes, 19/8197,elDial-WECEB.
3
IBB La suscripción hecha al final de un escrito judicial en un otro sí digo, legititn
35
toda la presentación, más allá de que por tal forma la redacción podría llevar dos fir~

:. ; ¡
(Cám. 1a Apel. Civ. y Com. La Plata, Sala II, 414195, WlUW.scba.gou.arljuba, Bl51448 .. "º
-i>or el r, ~e los escritos presentados en el expediente por las otras partes, y ~lcanzados
l89 DE VICENTE y CARAVANTES, Tratado histórico, critico filosófico de los procedt· rib egimen de los arts. 120 del Cree-Nación y del CPee-Prov. Bs.As., rebramos del
::) 1 mientosjudiciales en materia civil, según la nueva Ley de Enjuiciamiento, t. II, P· 36. unal las copias que aquellas oportunamente acompañaron.
¡j:jj_
Eduardo A. Díaz .A.ctuación del abogado en una causa judicial 191
190
CLAVELLBORRAs afirma: "Redactar es un hábito que-al igual que
contenido del escrito y del número de fojas. 3º) Recordar a los tribu-
nales y secretarios la vigencia del art. 163, inc. 7º de la ley 1893". · todos ]os deffiáS, como comer y respirar- no se mejora con buenos
Amén de su utilidad a la hora de reconstruir las actuaciones, esta "Propósitos sino sólo con ideas claras y con métodos racionales" 193.
copia también lo será para acreditar la interrupción del plazo de ca- ' Hay consenso en sostener que las reglas de la redacción no litera-
ducidad de instancia y, en general, para justificar el ejercicio en tiem- · ,,ia, que incluye a la forense, son; con alguna variante, la claridad
po propio de cualquier derecho o imperativo procesal; pero, cuidado, -concisión, sencillez Yprecisión 194. Compartimos la opinión, pero co~
recordamos algún caso en que se negó valor a la copia así interveni- · a salvedad de que dichas pautas expresan, en el terreno procesal, lo
da por el empleado de mesa de entradas (supuesto habitual), adjudi- que debe ser, no lo que es, puesto que a diario verificamos que la ex-
cándoselo únicamente a laque lleva !afirma del secretario, conforme resión forense no reúne tales condiciones. Digámoslo directamen-
a las funciones que le atribuye la ley 1893, cuyo art. 163 dice: "Las te: opinamos, en contra de la creencia popular, que los abogados es-
funciones de los secretarios serán: ... 7º) dar recibo de los documentos 'cribimos mal. "El lenguaje jurídico -dice MIRIAM ALVAREZ- es un
que les entregaren los interesados, siempre que éstos lo soliciten ... ". _enguaje especializado, que pretende responder a las necesidades
,., 'reales de la vida en comunidad. Dada la importancia que los textos
~i
1'
Las copias para traslado, en cambio, sé confeccionan y se dejan en \irídicos poseen para los ciudadanos en determinadas ocasiones el
.. el tribunal junto con el escrito original, para que oportunamente sean enguaje que los sustenta debería estar caracterizado por la sencillez
retiradas por sus destinatarios o agregadas a cédulas o mandamien-
~~ ¡ tos a ellos dirigidos, y terminar seguramente en el expediente "para-
y precisión, para que pudiera ser fácilmente comprensible. No obs-
tante, 'el lenguaje jurídico' --como afirma GREGORIO SALVADOR-
lelo" de éstos. Por la importancia que reviste esta entrega se deja cons- 'acaba siendo rebuscado, nebuloso, ambiguo'" 195.
tancia de ella en el cargo judicial que se coloca en el escrito original. -, No es ést.a una obra sobre gramática, ni quien escribe es experto
~~lamatena, motivos por los cuales las próximas breves considera-
b-Reglas de redacción forense ~10nes sólo tienen por finalidad advertir al potencial escritor sobre
errores usuales de la escritura, así como hacerlo reflexionar acerca
Redactar, etimológicamente, significa compilar o poner en orden. e la importancia de adentrarse nuevamente en el mundo de la re-
En un sentido más preciso, consiste en expresar por escrito los pen- üac.;ió~ (ingresamos en él cuando fuimos a la escuela), y profundizar
191
samientos o conocimientos ordenados con anterioridad . os metodos rac10nales" que mejorarán el hábito de redactar.
Según BIELSA, "La redacción es, pues, la obra total o íntegra, o sea " fü~cha esta introducción, pasamos a dar breves conceptos sobre
que lo comprende todo: gramática, lógica y retórica. Pero esa obra to- ascitad as cond'1c10nes
· que deben verificarse en la redacción forense,
tal se divide en operaciones parciales, por lo que supone una cons-
trucción, y en ella la gramática tiene un papel esencial. Si la cons-
trucción es acertada o lógica, la redacción también lo será; con mate- '" eLAVE~LBORRAS, Cómo redactar mejor, p.11.
194
riales bien dispuestos, la obra se hará bien. La redacción de una ley 0 ión a ~ dec_ir de CLA~LLBORRAS, mientras el literato se propone transmitir con e mo-
1 emas su p~op10 mundo de sentimientos e imágenes, el no literato busca expo-
er lúe~~
de un reglamento, de una sentencia o laudo, de un escrito, demanda, 'terato ament~ sus ideas sobre cosas reales o sobre concepciones abstractas. Si para el
alegato y cualquiera otra forma de defensa de derechos, consiste, er 10 es~ncial es la fidelidad a su mundo de emociones para el no literato es expo-
'¡;
pues, en una ordenación lógica de conceptos, expresados en cláusu- , Puede
,noconfnaldadpero
e si' con es t ne
· t a prec1s1on,
· ., sus propios
- ' razonamientos.
. .
El htera-
192 deb Xpresarse con metáforas u otras figuras literarias mientras que el no litera-
'' las construidas con claridad, precisión y unidad" .
ue Ja epal
respetar
b las reg ¡as gramaticales
· porque ellas dan a 'los demás la seguridad de
redacta a ~a empleada corresponde exactamente a un concepto bien definido (Cómo
4 _ r 1ne1or, p. 25).
191 VIVALDI, Curso de redacción. Teoría y práctica de la composición y estilo, P· 1 · 19

192 BIELSA, Los conceptosjur