Anda di halaman 1dari 2

DIMENSIONES Y NIVELES DEL TEXTO (FIGURA DEL CUBO)

Los niveles son todo lo contrario, no son perfiles visibles sino abstractos porque son conceptuales,
son esquemas que el escritor procesa en su intelecto, en la ideación mental del texto, pero
pueden identificarse perfectamente desde las producciones, los subprocesos de la planificación de
la escritura y desde la comprensión cuando el lector procesa las representaciones con sus
estrategias de cognición. Los niveles son: superestructural, macroestructural, microestructural,
estilístico y retórico.

4) Nivel estilístico: los distintos campos de la actividad humana determinan una elección particular
de medios léxicos, gramaticales, fonéticos y gráficos, es decir, que imponen un uso particular de
las dimensiones de los textos que se producen a un ámbito social. Aunque los usuarios pueden
elegir entre varias alternativas posibles, esta elección no es absolutamente libre, sino que resulta
previamente determinada por las características que imponen los tipos de discurso específicos y
los conceptos sociales también específicos donde circulan esos discursos; por esto, podemos
reconocer estilos bien diferenciados: periodístico, educativo, legal, científico, administrativo.

5) Nivel retórico: ligado al nivel estilístico, el nivel retórico también se relaciona con el modo en
que cada escritor dice algo. Este nivel estudia las estrategias para persuadir al público sobre algún
hecho o idea, para lograr aceptación de lo que se dice, para que crean o adhieran a las
afirmaciones que propone el texto y eventualmente para que realicen acciones o ejecuten
órdenes. Es decir, la esfera retórica influye en la eficacia del discurso, desarrolla mecanismos para
convencer a la audiencia que siempre son intencionales.

Beugrande y Dressler

2. La coherencia se manifiesta en un nivel más profundo mediante la


continuidad de sentido que caracteriza un texto. Esta continuidad afecta a la estructura
semántica y, en términos cognitivos, a la estructura lógica y psicológica de los
conceptos expresados.
Los conceptos que van apareciendo en el texto se elaboran en función del fin
que se persigue con ese texto, pero globalmente la elaboración procede de la
investigación de "centros de control", de los puntos estratégicos más importantes que
nos permiten entender la unidad y la continuidad del texto. Los centros de control más
probables son los conceptos primarios como objetos, situaciones, acontecimientos y
acciones. Después están los conceptos secundarios como el estado, el agente, el
objeto de la acción, la relación, el tiempo, el atributo, la localización, el movimiento, el
instrumento, la causa, la cantidad, la modalidad, etc.
Existen también esquemas que funcionan como centros de encuadramiento de
determinados conocimientos y que, por su alta frecuencia, se memorizan y permiten
efectuar alguna previsión sobre el sentido que deben recibir algunos conceptos
introducidos en el texto. Se trata de los "marcos" (por ejemplo, "fiesta de
cumpleaños") en los que se indican algunas relaciones típicas aunque no su frecuencia,
los guiones (por ejemplo, "en el restaurante") o también los esquemas fijos que
contienen información sobre determinadas secuencias de acontecimientos. Si un texto
proporciona un sentido mediante la interacción entre los conocimientos introducidos y
los conocimientos memorizados, el estudio de la coherencia textual se relaciona con el
estudio de la psicología del conocimiento y revela la naturaleza del texto como
producto de actividades cognitivas.

3. El tercer criterio de textualidad propuesto por De Beaugrande y Dressler, la


intencionalidad, se refiere a la actitud de quien produce un texto coherente respecto a
los objetivos que persigue o a la realización de un proyecto determinado.
4. El cuarto criterio, la aceptabilidad, se refiere al receptor; éste recibe un
texto claro y coherente, elaborado con una intención determinada, en un contexto
sociocultural concreto; si no sucede así, la comunicación resulta afectada. La
aceptación del receptor prevé: una tolerancia en determinadas alteraciones
comunicativas, así como la búsqueda de una cohesión y una coherencia allí donde
éstas parecen faltar.jju
Intencionalidad y aceptación son conceptos también presentes en el Principio
de cooperación formulado por Grice en 1975, según el cual un oyente es más propenso
a buscar significados implícitos que a juzgar un texto oscuro e incoherente.

6. La situacionalidad es el sexto criterio de textualidad y se refiere a la


importancia de un texto en el interior de una situación comunicativa concreta.