Anda di halaman 1dari 12

“AÑO DEL DIÁLOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”

UNIVERSIDAD DE HUANUCO

EL ÓBITO
ESPECIALIDAD : OBSTETRICIA
PROFESOR : Lic. Luis Alberto Castillo Aliaga
INTEGRANTES : ASENCIOS CHIPANA, Ariana
RIVERA ALVARADO, Jessica
VÁSQUEZ LÓPEZ, Abigail
DURAN, Deisi
CICLO : II

Tingo María – Perú


2018
2018
EL ÓBITO

EL ÓBITO PÁGINA 2
DEDICATORIA
El presente trabajo dedico a Dios por haberme
permitido llegar hasta este punto y darme salud, ser
el manantial de vida y darme lo necesario para seguir
adelante día a día para lograr nuestros objetivos,
además de su infinita bondad y amor.

A mis Padres por haberme apoyado en todo


momento, por sus consejos, sus valores, por la
motivación constante que me ha permitido ser unas
personas de bien, pero más que nada, por su amor.

A mi maestro(a) por su gran apoyo y motivación para


salir adelante en todo, por su apoyo ofrecido en este
trabajo, por haberme transmitidos los conocimientos
obtenidos y haberme llevado pasó a paso en el
aprendizaje

EL ÓBITO PÁGINA 3
CONTENIDO
INTRODUCCION .......................................................................................................... 5

EL ÓBITO..................................................................................................................... 6

SÍNTOMAS ................................................................................................................... 7

DIAGNÓSTICO ............................................................................................................ 7

CAUSAS ...................................................................................................................... 7

RIESGO QUE AUMENTAN EL ÓBITO ........................................................................ 8

PREVENCION .............................................................................................................. 8

TRATAMIENTO ............................................................................................................ 9

ABORDAJE EMOCIONAL ......................................................................................... 10

CONCLUSIÓN .............................................................................................................. 11

BIBLIOGRAFIA............................................................................................................. 12

EL ÓBITO PÁGINA 4
INTRODUCCION

El óbito constituye un problema para el obstetra y/o médico general, ya que


representa el fracaso de su misión de control prenatal, de llegar al final del
proceso reproductivo con un buen estado de salud tanto materno como fetal.

Es importante llevar a cabo una correcta evaluación, tanto materna como fetal,
que permita averiguar en lo posible la causa de la muerte del feto, a fin de dar la
información suficiente a la pareja y que permita tomar decisiones con vistas a
futuros embarazos.

La muerte fetal es una de las complicaciones más trágicas y difíciles de enfrentar


en la práctica obstétrica diaria. Ocurre con una frecuencia de aproximadamente
6 casos por cada 1000 nacidos vivos, y es responsable de la mitad de las
muertes perinatales. El médico clínico se ve enfrentado a dos dilemas. El primero
corresponde al estudio de la causa del problema actual, y el segundo, al manejo
de una eventual gestación futura.

EL ÓBITO PÁGINA 5
El óbito
Las palabra óbito refiere el fallecimiento de un
individuo, el fin de una vida, es decir, a partir
del término óbito podemos dar cuenta,
informar, acerca de la muerte de una persona.
Por tanto es que la misma puede emplearse
como un sinónimo de las palabras muerte,
fallecimiento, defunción y perecimiento, en
tanto, la palabra se opone directamente a
términos como los de alumbramiento y
nacimiento.

Por otra parte, a instancias de la Ginecología,


nos encontramos con un concepto recurrentemente empleado en la mencionada
disciplina y que contiene la palabra óbito

Óbito fetal es como se denomina a la muerte fetal en el útero materno antes de


su nacimiento. La mencionada pérdida de la vida dentro del útero puede
producirse intra útero y estar ocasionada por diversas causas, o en su defecto,
intra trabajo de parto, en este último caso sin dudas se tratará de un fracaso
obstétrico. Dependiendo de la causa originaria, el óbito fetal suele producirse
entre un 1 y un 3 %.

El Óbito fetal, entonces, es uno de los acontecimientos más devastadores y


complejos de afrontar tanto para los padres como para los médicos que atienden
el caso; el manejo por el obstetra resulta bastante limitado ya que solo se
consigue descubrir la causa en el 50 % de los casos que suceden. Normalmente,
no hay alarmas o signos previos que permitan anticiparlo, convirtiéndose en una
desagradable y triste sorpresa.

Entre los factores de riesgo que pueden desembocar en el óbito fetal se cuentan:
baja condición socioeconómica, embarazos precoces, deficiente control pre
natal, abuso de la realización de trabajo pesado, mala alimentación, avanzada
edad de los gestantes, obesidad, la herencia genética de los padres,
enfermedades como diabetes, hipertensión, asma, lupus, toroides, entre otros.

EL ÓBITO PÁGINA 6
Si bien es de todas la causa la menos frecuente, la placenta también puede
generar óbito fetal por desprendimiento, sangrados y formar trombos.

Cuando la madre no siente los movimientos del feto en su interior es la principal


alarma de que algo no va bien, entonces, si la embarazada siente esta
particularidad deberá de inmediato practicarse una ecografía para confirmar o
desestimar la situación, ya que la misma es la manera más fiel de comprobar el
óbito fetal.

SÍNTOMAS

Suele ser la falta de movimiento del feto.

DIAGNÓSTICO

El feto muerto, cuando nace pasa


a llamarse mortinato (nacido
muerto). Hasta finales del siglo
XX, el diagnóstico de muerte fetal
sólo era de certeza tras el
nacimiento, mediante la
comprobación de que, después
de la separación completa de la
madre, no respiraba ni mostraba
otra evidencia de vida, tal como
latido del corazón, pulsación del
cordón umbilical o movimiento de músculos voluntarios. Hoy la ecografía permite
el diagnóstico de la muerte fetal dentro del útero (confirmando la ausencia de
actividad del corazón) y además permite la estimación del tamaño del feto.

CAUSAS

En una gran mayoría de casos las causas permanecen desconocidas, incluso


aunque se practiquen múltiples pruebas a la madre y autopsia al mortinato. Se
han identificado como posibles causas las siguientes:

 Patogenicidad bacteriana.
 Enfermedad congénita, como hipoplasia pulmonar.

EL ÓBITO PÁGINA 7
 Aberraciones cromosómicas.
 Restricción del crecimiento intrauterino.
 Colestasis.
 Diabetes mellitus.
 Pre-eclampsia.
 Psicotrópicos (tales como alcohol, nicotina, etc.).
 Medicamentos para los que exista evidencia de teratogenesis o toxicidad.
 Embarazo cronológicamente prolongado.
 Desprendimiento prematuro de placenta.
 Traumatismo.
 Radiación.
 Incompatibilidad Rh.
 Enfermedad celíaca, que suele presentarse sin síntomas digestivos por lo
que la mayoría de los casos no se reconocen ni diagnostican.
 Accidentes del cordón umbilical.
 Embarazo no controlado o mal controlado.
 Trombofilias.
 Drogas ilícitas.
 Algunas interrupciones voluntarias de embarazo se cuentan en las
estadísticas como muertes fetales.

RIESGO QUE AUMENTAN EL ÓBITO

 Las mujeres de 35 años o más


 Desnutrición
 Atención prenatal inadecuada
 Fumando
 Alcohol y abuso de drogas
 Etnia Afroamericana

PREVENCION

Las mejoras en la medicina han disminuido el número de nacidos muertos. Hoy


las mujeres con embarazos de alto riesgo son monitoreados cuidadosamente a

EL ÓBITO PÁGINA 8
través de ecografías de rutina y / o monitoreo de la frecuencia cardíaca fetal. Si
se identifican problemas potenciales, parto prematuro puede ser necesario.

Los siguientes son los pasos que usted puede tomar para ayudar a prevenir la
muerte fetal:

 Un diario “recuento de Tiro.” A partir de 26-28 semanas de embarazo,


tome tiempo cada día para registrar los movimientos del bebé. Si usted se
familiarice con lo que es normal para su bebé, entonces es más probable
que note cuando algo no se siente bien. Si usted nota una disminución
repentina en los movimientos, en contacto con su proveedor de atención
médica. Una ecografía puede normalmente confirmar si hay cualquier
problema potencial.
 Evite las drogas, el alcohol y el tabaco, ya que pueden aumentar el riesgo
de muerte fetal y otras complicaciones del embarazo. Comuníquese con
su proveedor de atención médica de inmediato si usted tiene cualquiera
sangrado vaginal en la segunda mitad del embarazo.
 Si usted ha tenido un nacimiento sin vida anterior, embarazos futuros
deben ser monitoreados de cerca para que se puedan tomar las medidas
necesarias para evitar que otro pérdida del embarazo.

TRATAMIENTO

Una muerte fetal intraútero no


suele representar riesgo
inmediato para la mujer, por lo
que, dado que el parto suele
comenzar espontáneamente en
dos semanas, la mujer puede
elegir esperar, salvo que la mujer
encuentre traumatizante la idea
de llevar un feto muerto, en cuyo
caso, puede elegir la inducción
del parto. Si pasan más de dos semanas, entonces ya sí puede aparecer un
riesgo de desarrollar trastornos de la coagulación por lo que, pasado este tiempo

EL ÓBITO PÁGINA 9
se recomienda la inducción del parto. El parto debe ser vaginal, dejando la
cesárea para casos de complicaciones.

ABORDAJE EMOCIONAL

La mayoría de las mujeres que pierden al


producto de su embarazo se sienten
incomprendidas ante la trivialización con la
que personas de su entorno social hacen
referencia hacia lo sucedido, en frases como
"ya tendrás otro". Para la madre que ha
perdido un futuro hijo, ese ser era importante
y tenía entidad en sí mismo que no es
sustituible por otro. Es más recomendable el
acompañamiento desde el reconocimiento
del dolor en la dirección de la aceptación como proceso de pérdida y como
proceso de maduración y de crecimiento. En realidad, como ocurre con la muerte
de cualquier ser querido. Por ejemplo, es recomendable que los profesionales
ofrezcan a la pareja posibilidad de que vea al mortinato para que pueda tener
lugar una despedida a modo de ritual que, al marcar un antes y un después,
permita que tenga lugar el proceso de duelo psicológico.

EL ÓBITO PÁGINA 10
CONCLUSIÓN

El tiempo es un factor importante para que una pareja se recupere de la pérdida


de su bebé. Es normal pasar por una etapa de duelo que el tiempo y la
comprensión y solidaridad de familiares y amigos les ayudará a resolver.

A medida que van superando la pérdida, pueden experimentar muchas


emociones como atontamiento y negación, dolor profundo, enojo y depresión.
Una mujer y su pareja pueden tener sentimientos diferentes y esto a veces crea
tensión entre ellos cuando más se necesitan. Puede resultar útil solicitar al
médico que lo refiera a un especialista que tenga experiencia en la asistencia a
parejas que han perdido bebés.

EL ÓBITO PÁGINA 11
BIBLIOGRAFIA

 http://ginecologiaatualcance.blogspot.com/2009/07/obito-fetal.html
 https://www.definicionabc.com/salud/obito.php
 https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_fetal
 https://es.thefreedictionary.com/%C3%B3bito
 https://www.definicionabc.com/salud/obito.php
 http://www.wordreference.com/definicion/%C3%B3bito
 http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0138-
600X2000000200007

EL ÓBITO PÁGINA 12