Anda di halaman 1dari 3

CEFALOSPORINAS

Se trata de antibióticos bactericidas con escasa toxicidad, de amplio espectro bacteriana


fácil de administrar por diferentes rutas con una interesante capacidad de aplicación
terapéutica.

Clasificación

1. Cefalosporinas de primera generación

Se identifican como altamente efectivas contra gérmenes gram positivos incluidos los
productores de penicilinas aunque excluye el estafilococo meticilínico – resistente y el
enterococo; son escasamente activas contra gram negativos y carecen de efectividad frente
a anaerobios. No penetran (o lo hacen pobremente) al sistema nervioso central.

Aunque las cefalosporinas de primera generación son de amplio espectro y


relativamente atóxicas, rara vez constituyen el fármaco de primera elección. Las
indicaciones para los fármacos orales es el tratamiento de infecciones
urinarias y abscesos en tejidos blandos causadas por estafilococos y estreptococos; pero
no es confiable ante infecciones sistémicas graves. se incluyen en el grupo
a. Cefadroxilo
b. Cefaloglicina
c. Cefalexina
d. Cefaloridina
e. Cefalotina
f. Cefapirina
g. Cefatricina
2. Cefalosporinas de segunda generación
Tiene mayor actividad contra gérmenes gram negativos pues ofrecen mejor estabilidad a la
hidrólisis por betalactamasas, la actividad contra gram negativos es menor, no tiene
actividad contra pseudomonas y no cruza la membrana hematoencefálica.
Es más activos contra gram negativos pero menos contra gram positivos que la generación
primera; su selectividad es mayor para: N. gonorroehae, N meningitidis, H, influenzae
(incluidas cepas resistentes a ampicilina), Citrobacter, Proteus, algunas especies de
Serratia. No tiene actividad contra pseudomonas y Acinetobacterias.

Están indicadas en el tratamiento de la sinusitis, otitis, infecciones respiratorias


bajas, peritonitis y diverticulitis. Debe evitarse su uso en infecciones por Enterobacter.
Debe evitarse la administración intramuscular debido al dolor insoportable. Todas se
eliminan renalmente.
Se incluyen
a. Cefaclor
b. Cefamandol
c. Cefonicida
d. Ceforanida
e. Cefoxitina
f. Cefmetazol
g. Cefotiam
h. Cefuroxima
i. Loracarbef
j. Cefprozil

3. Cefalosporina de tercera generación

Suelen resultar más eficaces frente a los bacilos gramnegativos y frente a los cocos
grampositivos (excepto S. aureus), que los fármacos de primera y segunda generaciones.
Las cefalosporinas de tercera generación son el tratamiento de elección en la meningitis
por bacilos gramnegativos y se utilizan también para combatir otras infecciones por bacilos
gramnegativos. Todo este grupo de tercera generación son extremadamente activas contra
la mayoría de las bacterias gram-negativas (excepto Enterobacter y Citrobacter) incluyendo
las mencionadas anteriormente, y contra bacterias productoras de Beta-lactamasas.
Aunque tiene actividad contra gérmenes gram negativos sensibles a las cefalosporinas de
primera generación, son considerablemente menos potentes que ellas; en cambio el
espectro contra gérmenes gram negativos comunes y peligrosos en clínica infectológica
aumentan en amplitud e intensidad; en efecto son más potentes contra N, gonorrhoeae y
N. meningitidis. Útiles para enterobacteriáceas.

a. Cefodizima
b. Cefmenoxima
c. Cefotaxima
d. Ceftibuteno (Oral)
e. Cefminox
f. Ceftiozoxima
g. Cefixima
h. Cefpiramida
i. Ceftriaxoma
j. Moxalactam
k. Latamoxef
l. Cefpodoxima (oral)
4. Cefalosporinas de Cuarta generación
Cefalosporinas de la cuarta generación tienen un mayor espectro de la actividad contra
organismos gram-positivos que las cefalosporinas de la tercera generación. También tienen
una mayor resistencia a beta-lactamasas que las cefalosporinas de la tercera generación.

Tienen el mismo espectro que las de tercera generación pero son más activas, contra
estafilococos, estreptococos y contra P, aeruginosa por lo que se usa cuando este germen
es resistente a ceftazidima. Incluye

a. Cefepime
b. Cefdinir
c. Cefpiroma
d. Cefdiatoren

5. Cefalosporinas de quinta generación


Ceftobiprol: mayor actividad contra Staphylococccus aureus resistentes
a meticilina, Streptococcus pneumonie resistente a penicilinas, Pseudomonas
aeruginosa y enterococos.
La cefalosporina de quinta generación ceftarolina es activa contra

 S. aureus resistente a la meticilina (MRSA) y E. faecalis

Su actividad contra otros cocos grampositivos y bacilos gramnegativos es similar a la de las


cefalosporinas de tercera generación. No es activa contra especies de Pseudomonas.