Anda di halaman 1dari 8

FENÓMENO DE LA CAVITACIÓN

ANTECEDENTES HISTÓRICOS
Aunque la palabra 'cavitación' fue originalmente acuñada por R. E. Froude y citada por primera vez
por Barnaby y Thornycroft en 1895, el fenómeno fue conjeturado mucho antes por L. Euler en su
teoría de las turbinas de agua en 1754. Sin embargo, la cavitación real fue descubierta e investigada
por Barnaby y Parsons en 1893 cuando descubrieron que la formación de burbujas de vapor en las
aspas de la hélice fueron responsables de la falla en un ensayo marítimo en 1885 de un buque de
guerra británico de alta velocidad HMS Daring. En 1895, Parsons estableció el primer túnel de agua
para el estudio de la cavitación y descubrió la relación entre la cavitación y el daño a la hélice. Fue
Rayleigh quien, en 1917, sentó las bases teóricas para el estudio de la cavitación resolviendo el
problema del colapso de una cavidad vacía en una gran masa de líquido.

PROBLEMA

La cavitación es un fenómeno físico, mediante el cual un líquido, en determinadas condiciones, pasa


a estado gaseoso y unos instantes pasa a estado gaseoso y después pasa nuevamente a estado
líquido.

Este fenómeno tiene dos fases:

Fase 1.- Cambio de Cambio de estado líquido a estado gaseoso.

Fase 2.- Cambio de Cambio de estado gaseoso a estado líquido.


METODOLOGÍA DE ANÁLISIS

CASO: CAVITACIÓN EN BOMBA CENTRÍFUGA

PLATAFORMA EXPERIMENTAL:

El banco de prueba se muestra en la Fig. 2a. Está constituido por dos máquinas de inducción
monofásicas que accionan, cada una, a una bomba centrífuga. Las especificaciones de ambos
sistemas - idénticos - se presentan en la Tabla 1.

La plataforma experimental consta de una bomba P1 y una bomba P2, las cuales succionan el agua
del depósito y la impulsan a través de las tuberías del circuito. Utilizando las válvulas V1 a V5 se
controla la topología del sistema, para cambiar entre los distintos modos de funcionamiento:
independiente, serie o paralelo. La válvula V5 permite regular el caudal de la tubería de descarga.
La data que se adquiere a través del medidor de caudal y los sensores de presión p1, p2 y p3,
permiten estudiar y analizar el comportamiento de la bomba en régimen permanente. La

1
plataforma consta de medidores de presión en la entrada (p1) y salida (p2) de la bomba 1, un
medidor de presión en la salida de la bomba 2 (p3) y un medidor de caudal en la tubería de descarga
conectada a ambas bombas, además medidores de potencia eléctrica y de velocidad de los motores
de las bombas 1 y 2. Esta información solo es registrada en régimen permanente. Las válvulas V1,
V2, V3 y V4 son de un cuarto de giro - giro de 0° a 90° - desde la posición totalmente abierta a la
posición totalmente cerrada. La válvula V5 es de tipo compuerta, esta válvula es utilizada para
regular el caudal en la tubería de descarga del sistema, lo que permite realizar la curva característica
Q vs H del sistema.

A.- Esquemas de Funcionamiento: La topología de la plataforma de ensayo puede modificarse para


que el sistema funcione con las bombas en paralelo. Para este fin, las válvulas V1, V2 y V3 deben
estar abiertas. La bomba P2 eleva el flujo volumétrico adicional a la bomba P1, succionando agua
de manera independiente a través de la válvula V2. El agua retorna por presión al depósito a través
de la válvula V5. La resistencia contra la cual trabajan ambas bombas centrífugas se controla
utilizando la válvula V5, al aumentar o disminuir el flujo volumétrico

B.- Adquisición de datos: Para la adquisición y almacenamiento de los datos obtenidos de las
mediciones de corriente y tensión en los motores de inducción, se utiliza un equipo de adquisición
de datos, Wavebook 512H de 12 bits de resolución con una frecuencia máxima de muestreo de 1
MHz y un total de ocho (8) entradas analógicas. El procesamiento de los datos se realiza utilizando
MATLAB® la adquisición de datos se realizó para obtener 10.000 muestras por segundo. La tensión
y corriente del estator de la máquina de inducción se adquirió mediante puntas de tensión
diferencial N2791Ay corriente N2783B del fabricante Agilent, con un ancho de banda de 3 kHz.

C.- Pruebas: Se realizaron tres ensayos al sistema de bombas: el primero caracteriza las bombas para
analizar su comportamiento y hallar el punto de operación de mayor eficiencia de acuerdo a la
norma ANSI HI 1.6 [12]. El segundo ensayo consistió en evaluar la capacidad de succión con el fin
analizar los parámetros eléctricos y encontrar la relación entre el fenómeno de cavitación y el
espectro armónico de la corriente del estator. El ensayo se realiza estrangulando la válvula de
succión en intervalos de 10° y se verifica la cavitación utilizando el índice NPSH y la altura
manométrica. En el tercer ensayo, se evalúa el fenómeno de cavitación del sistema de bombeo
durante el cierre de la válvula de succión de forma dinámica utilizando las transformadas tiempo
frecuencia de la corriente del estator

RESULTADOS:

Prueba de capacidad de succión: Los resultados de la prueba de capacidad de succión de las bombas
centrífugas se sintetizan en la Tabla 2. Durante la prueba se trabajaron diez etapas de cierre de la
válvula de succión, cada una correspondiente a un giro de 10°, empezando con la válvula
completamente abierta hasta su cierre. En la tabla 2, se presentan el ángulo de cierre de la válvula
(θ), la velocidad del conjunto motor - bomba (nm), la potencia eléctrica de entrada (Pe), el caudal de
agua (Q), el diferencial de presión entre la entrada y la salida de la bomba (ΔP) y la temperatura del
agua (T).

2
En la Tabla 2 se observa que para los ángulos de 0° a 40° la bomba se encuentra dentro del 3% que
estable la norma [11] como límite de NPSH. A partir de un ángulo de 50° la bomba empieza a cavitar
ya que el NPSH de la bomba disminuye en 0,481 mca que corresponde al 3% de la medida original.
La cavitación para un ángulo de 50° se puede calificar como leve y entre 50° y 70° como moderada
y mayor a 70° como cavitación plena.

MITIGACIÓN DEL PROBLEMA

Cuando se proyecta una instalación debe intentarse que no aparezca la cavitación o que sus efectos
sean los menores posibles. De cualquier manera, la instalación debe ser efectiva y para ello es
necesario elegir las válvulas apropiadas.

Son aplicables los siguientes principios:

- Utilice las válvulas de compuerta y mariposa solo para trabajar en posición completamente abierta
o cerrada y no en posiciones intermedias.

- Las válvulas de paso anular son válvulas de control, pero deben ser elegidas en función de las
condiciones de trabajo (ej. De corona de aletas o de cilindros ranurados).

- Para operar en condiciones extremas donde no podemos controlar la cavitación ni con válvulas
especiales, la regulación debe hacerse paso

a paso (ej. orificio para contrapresión) o mediante la admisión de aire en el punto de regulación.

3
GOLPE DE ARIETE
ANTECEDENTES HISTORICOS
En el siglo I a. C., Marcus Vitruvius Pollio describió el efecto del golde de ariete en tuberías de plomo
y tubos de piedra del suministro de agua público romano. En 1772, el inglés John Whitehurst
construyó un ariete hidráulico para un hogar en Cheshire, Inglaterra. En 1796, el inventor francés
Joseph Michel Montgolfier construyó un ariete hidráulico para su fábrica de papel en Voiron. A
medida que el siglo XIX fue testigo de la instalación de suministros de agua municipales, el golpe de
ariete se convirtió en una preocupación para los ingenieros civiles y también interesó a los fisiólogos
que estudiaban el sistema circulatorio.

Aunque había sido referenciado en el trabajo por Thomas Young, la teoría del golpe de ariete
generalmente se considera que comenzó en 1883 con el trabajo del fisiólogo alemán Johannes von
Kries, que estaba investigando el pulso en vasos sanguíneos. Sin embargo, sus hallazgos pasaron
desapercibidos para los ingenieros civiles. Los hallazgos de Kries fueron derivados posteriormente
de forma independiente en 1898 por el dinamizador de fluidos ruso Nikolay Yegorovich Zhukovsky,
en 1898 por el ingeniero civil estadounidense Joseph Palmer Frizell, y en 1902 por el ingeniero
italiano Lorenzo Allievi.

PROBLEMA
El fenómeno del golpe de ariete, también denominado transitorio, consiste en la alternancia de
depresiones y sobrepresiones debido al movimiento oscilatorio del agua en el interior de la tubería,
es decir, básicamente es una variación de presión, y se puede producir tanto en impulsiones como
en abastecimientos por gravedad.

El valor de la sobrepresión debe tenerse en cuenta a la hora de dimensionar las tuberías, mientras
que, en general, el peligro de rotura debido a la depresión no es importante, más aún si los
diámetros son pequeños. No obstante, si el valor de la depresión iguala a la tensión de vapor del
líquido se producirá cavitación, y al llegar la fase de sobrepresión estas cavidades de vapor se
destruirán bruscamente, pudiendo darse el caso, no muy frecuente, de que el valor de la
sobrepresión producida rebase a la de cálculo, con el consiguiente riesgo de rotura. Los principales
elementos protectores en este caso serían las ventosas y los calderines, como estudiaremos
posteriormente.

Por lo tanto, el correcto estudio del golpe de ariete es fundamental en el dimensionamiento de las
tuberías, ya que un cálculo erróneo puede conducir a:

1. Un sobredimensionamiento de las conducciones, con lo que la instalación se encarece de forma


innecesaria.

2. Tubería calculada por defecto, con el consiguiente riesgo de que se produzca una rotura.

4
METODOLOGÍA DE ANÁLISIS

Método práctico para el cálculo del golpe de ariete:

Necesitamos calcular previamente la velocidad del agua y, en impulsiones, la altura manométrica


del grupo de bombeo.

Se obtiene el tiempo de parada con la ecuación de Mendiluce. En el caso de abastecimientos por


gravedad, el tiempo de cierre de la válvula será conocido.

Se calcula la celeridad “a” con la fórmula de Allievi o se consultan las tablas para calcular la
sobrepresión mediante la fórmula adecuada.

Se calcula la longitud crítica “Lc”, que es la distancia que separa el final de la impulsión del punto
crítico o de coincidencia de las fórmulas de Michaud y Allievi. En la Lc rige la fórmula de Michaud.

Se comparan las longitudes L y Lc

El tipo de cierre, lento o rápido, también puede conocerse comparando el tiempo de parada de la
bomba o el de cierre de la válvula con el tiempo que tarda la onda de presión en dar una oscilación

completa, es decir, con .

En impulsiones, se colocan las válvulas de retención necesarias para mantener la línea de


sobrepresión debida al golpe de ariete por debajo de la línea piezométrica. Con las válvulas de
retención se desplaza la línea de máximas presiones del golpe de ariete.

5
MITIGACIÓN DEL PROBLEMA

-Volante de inercia

Consiste en incorporar a la parte rotatoria del grupo de impulsión un volante cuya inercia retarde la
pérdida de revoluciones del motor, y en consecuencia, aumente el tiempo de parada de la bomba,
con la consiguiente minoración de las sobrepresiones.

Este sistema crea una serie de problemas mecánicos, mayores cuanto mayor sea el peso del volante.

-Chimeneas de equilibrio

Consiste en una tubería de diámetro superior al de la tubería, colocada verticalmente y abierta en


su extremo superior a la atmósfera, de tal forma que su altura sea siempre superior a la presión de
la tubería en el punto donde se instala en régimen permanente.

Este dispositivo facilita la oscilación de la masa de agua, eliminando la sobrepresión de parada, por
lo que sería el mejor sistema de protección si no fuera pos aspectos constructivos y económicos.
Sólo es aplicable en instalaciones de poca altura de elevación.

-Calderín

Consiste en un recipiente metálico parcialmente lleno de aire que se encuentra comprimido a la


presión manométrica. Existen modelos en donde el aire se encuentra aislado del fluido mediante
una vejiga, con lo que se evita su disolución en el agua.

El calderín amortigua las variaciones de presión debido a la expansión prácticamente adiabática del
aire al producirse una depresión en la tubería, y posteriormente a la compresión, al producirse una
sobrepresión en el ciclo de parada y puesta en marcha de una bomba.

Su colocación se realiza aguas debajo de la válvula de retención de la bomba. Se instala en derivación


y con una válvula de cierre para permitir su aislamiento.

-Válvulas de alivio rápido

Son de dispositivas que permiten de forma automática y casi instantánea la salida de la cantidad
necesaria de agua para que la presión máxima en el interior de la tubería no exceda un valor límite
prefijado.

Suelen proteger una longitud máxima de impulsión el orden de 2 km. Los fabricantes suelen
suministrar las curvas de funcionamiento de estas válvulas, hecho que facilita su elección en función
de las características de la impulsión.

-Válvulas anticipadoras de onda

Estas válvulas están diseñadas para que se produzca su apertura en el momento de parada de la
bomba y cuando se produce la depresión inicial, de tal forma que cuando vuelva a la válvula la onda

6
de sobrepresión, ésta se encuentre totalmente abierta, minimizando al máximo las sobrepresiones
que el transitorio puede originar.

-Ventosas

Dependiendo de su función, permiten la eliminación del aire acumulado en el interior de la tubería,


admisión de aire cuando la presión en el interior es menor que la atmosférica y la eliminación del
aire que circula en suspensión en el flujo bajo presión.

-Válvulas de retención

Estas válvulas funcionan de manera que sólo permiten el flujo de agua en un sentido, por lo que
también se conocen como válvulas anti-retorno. Pueden ser de los siguientes tipos:

 Válvulas de retención tipo clapeta


 Válvulas de retención tipo clapeta simple
 Válvulas de retención tipo clapeta simple con contrapeso
 Válvulas de retención tipo clapeta simple con corto recorrido
 Válvulas de retención tipo clapeta simple con sistema
 Válvulas de retención con clapeta de eje semicentrado
 Válvulas de retención de semiclapeta doble o de disco
 Válvulas de retención de disco sobre eje longitudinal centrado