Anda di halaman 1dari 3

Con el aumento del desarrollo de la civilización y el progreso de la tecnología, las demandas planteadas a los

sistemas técnicos están aumentando. Por esta razón, el tema de la confiabilidad de los objetos y los sistemas
técnicos tiene una posición especial en sus procesos de diseño y operación. Cada sistema, para funcionar
correctamente y con eficacia, debe proporcionar el nivel requerido de confiabilidad. Hay algunos resultados
de investigación que contienen la confiabilidad de diferentes sistemas, considerando las funciones y tareas
específicas de cada sistema, máquina y equipo. El análisis de confiabilidad también puede basarse en el
análisis de tipos, causas y pérdidas de fallas. El análisis de modo y efecto de falla en un aspecto del
funcionamiento de los sistemas de calefacción de distrito y sus elementos aún se están desarrollando. La
confiabilidad del sistema de suministro de calor está estrechamente relacionada con la confiabilidad de
Subsistemas ts de sus componentes y esquema tecnológico del sistema [19, 24]. El tratamiento cuantitativo de
la confiabilidad de los sistemas y plantas técnicos y de ingeniería ha llevado al aumento de la ingeniería de
confiabilidad como una disciplina científica. Uno de estos sistemas técnicos, que se extiende a la
infraestructura crítica de la ciudad es el sistema de suministro de calor (HSS). Podemos distinguir tres
subsistemas en HSS: subsistema de producción de calor (SbHP), subsistema de suministro de calor (SbHS) y
subsistema de distribución de calor (SbHD), que consecuentemente consisten en módulos, objetos y
elementos. Existen conexiones entre elementos de HSS particulares y su influencia coherente en la
confiabilidad operativa de todo el sistema [1]. El análisis de fallas de los subsistemas y sus componentes
particulares permite una evaluación precisa del funcionamiento del sistema de suministro de calor y determina
el funcionamiento sin fallas de todo el sistema. Al realizar el estudio para determinar la confiabilidad, es
posible definir los períodos de fallas de peligro y los tiempos de reparación de las fallas. El análisis de
confiabilidad se basa en indicadores que permiten la adaptación de acciones de reparación. Los años de
experiencia y las aplicaciones relevantes le permiten acortar el tiempo de reparación y, por lo tanto, reducen el
riesgo causado por la interrupción del calor

El objeto de la investigación es un subsistema de suministro de calor (SbHS). Es una red de calefacción que
suministra calor en forma de agente transportador de calor a los edificios con calefacción. El análisis de SbHS
se llevó a cabo en el ejemplo de la ciudad de 200 mil habitantes, en base a los datos obtenidos de la Compañía
Municipal de Suministro de Calor, sobre la base del monitoreo de la red de calefacción del distrito en
términos de su funcionamiento normal. Los orígenes de la red de distribución de calor del sistema analizado
se remontan a los años 50 del siglo pasado. Los conductos se construyeron entonces en la tecnología del canal
y se aislaron por métodos tradicionales. La red de calefacción se realiza en una tecnología de canal
tradicional, tuberías pre aisladas y en tierra o sobre tierra.

El calor se suministra mediante una red de calefacción de dos cables, parcialmente de


tres cables con los parámetros de cálculo: temperatura que equivale a 135 grados Celsius
en el flujo y 70 grados Celsius en el tubo de retorno. Tanto las regulaciones cualitativas
como las cuantitativas se utilizan en el subsistema analizado de suministro de calor. La
transmisión de calor a los clientes se realiza mediante redes, cuya estructura debido a la
tecnología es la siguiente: • redes de canales tradicionales - 99,221 km, • redes sobre
tierra - 22,337 km, • Redes líderes en el edificio - 28.657 km. • Redes pre-aisladas -
83.031 km. Las redes de distribución de calor de los sistemas analizados se han
construido principalmente en una tecnología tradicional subterránea, que representa el
42% de la red (Fig. 1). Las redes en esta tecnología están diseñadas como un canal de
redes de lupinos y se colocan ladrillos con aislamiento térmico, lana de vidrio o lana
mineral. Un gran porcentaje de las redes son También fabricado en la tecnología de tubos
pre aislados. Representan el 36% del total de redes.

Después de muchos años de funcionamiento, el impacto de los factores adversos que causan daños a las redes
de calefacción del distrito es visible. La longitud total de las redes de calefacción en 2013, que se incluye
como el último año del cálculo, es de 233,246 km.
Se pueden distinguir en función de los diámetros:
· Redes principales (800 × 250 mm) - 72.306 km;
· Redes de distribución (200 ÷ 100 mm) - 74,639 km;
· Conexiones de suministro de calor (menos de 80 mm) - 83.301 km.
Las principales causas de fallos de las redes de calefacción incluyen:
· Corrosión local,
· corrosión por picadura,
· Corrosión extensa,
· Fallos de los accesorios,
· Fuga de canal,
· Ruptura de la soldadura,
· Grietas de sutura y defectos materiales.
· Golpe hidráulico,
· Otros (daños causados por el trabajo alrededor de las redes, congelación de conexiones, daños de las
estructuras de soporte de los cables aéreos, etc.). Tipos y causas de fallos en la red de distribución de calor.
Se han analizado. La cantidad de fallas en SbHS investigadas por causas de fallas se presenta (Fig. 3)

Al analizar estos datos, la principal causa de falla es la corrosión de las redes de


calefacción, que representa casi el 71% del número total de fallas. En este grupo
podemos distinguir: corrosión local que representa el 38,4% de las fallas, corrosión por
picadura que representa el 21,9% y corrosión extensa que representa el 10,3% de su
número total. Otras causas de daños son: fallas en los accesorios - 9,1%, fugas en el
canal - 7,9%, ruptura de la soldadura - 2,9%, fisuras en las suturas y defectos del material
- 2,5% y golpe hidráulico - 2,1%. Una pequeña parte (5%) causada por daños se debe al
congelamiento de las conexiones, daños a las estructuras de soporte de los cables aéreos
o daños durante las obras de construcción. Una parte significativa del número total de
fallas de corrosión resulta del hecho de que un alto porcentaje de redes (42%, Fig. 1) se
realiza en una tecnología de canal tradicional con aislamiento térmico de lana de vidrio o
lana de roca, protegida por asbestos. Capa de cemento o por membrana con lámina de
aluminio. Estas soluciones son susceptibles a la humedad y, en el caso de un alto nivel de
agua subterránea, dan como resultado una mayor tasa de fallos y un aumento de las
pérdidas de calor.

Las propiedades más importantes de la fiabilidad de HSS son: • la operación libre de


fallos, • la longevidad, • la capacidad de reparación, • la capacidad de mantener los
parámetros de calidad normativa, de acuerdo con la energía térmica suministrada. Para
describir la fiabilidad cuantitativa de los sistemas, se utilizan indicadores de fiabilidad.
Proporcionan características funcionales o numéricas, que toman en cuenta las
propiedades del sistema y sus elementos individuales y también muestran los procesos
asociados con su operación. Los indicadores se pueden dividir en indicadores de carácter
fundamental y complementario. Los principales indicadores utilizados para analizar la
fiabilidad se muestran a continuación

RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los datos operativos durante 2004 ÷ 2012 se obtuvieron de Municipal Heat Supply
Company para determinar los parámetros de confiabilidad. En el período de tiempo
presentado (2003 2012), apareció un total de 220 daños en la red de calefacción del
distrito. El número más alto se registró en 2006 en la cantidad de 34 daños y el más
pequeño en 2008: 9 daños. De 2006 a 2008, la tendencia a la baja puede observarse en
un número De fallos, y de 2008 a 2012 volvió a aumentar. La gran discrepancia entre el
número de fallas que ocurren en la temporada de verano y las de la temporada de
calefacción se ilustra bien en la Fig. 5. Se puede concluir que, en el período analizado, el
78.2% de todas las fallas ocurrieron durante la temporada de invierno, y Solo el 21,8%
durante la temporada de verano. La ocurrencia de fallas en el invierno es muy
desfavorable debido a la dificultad para eliminar los daños y los problemas para hacer que
las expectativas de confort térmico para los usuarios de la red.