Anda di halaman 1dari 3

LA REVOLUCION VERDE

Por: Gustavo Adolfo García Morales

Fecha: 26 de noviembre de 2018

Introducción.

Revolución verde es el nombre con el que se bautizó al significativo incremento de la


productividad agrícola, sobre la base de una producción extensiva de gran escala y el uso de alta
tecnología, donde gran parte de la producción mundial de alimentos de la actualidad se ha
logrado gracias a esta. Ocurrida entre 1940 y 1970, consistió en utilizar variedades mejoradas
de maíz, trigo y otros granos, cultivando una sola especie en un terreno durante todo el año
(monocultivo), y la aplicación de grandes cantidades de agua, fertilizantes y plaguicidas. Con lo
que se logró aumentar la producción entre dos y cinco más, que con las técnicas y variedades
tradicionales de cultivo. Por lo tanto, la revolución verde, echada a andar en la década de los
cincuentas, tuvo como finalidad generar altas tasas de productividad agrícola y mitigar la crisis
agroalimentaria mundial.

Concepto de revolución Verde.

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO),


se refiere a Aumento de la productividad de algunos cultivos, entre los años 40 y 70 (arroz, trigo
y maíz) por la incorporación de progresos científicos que hicieron posibles la expresión máxima
del rendimiento potencial de los cultivos.

Objetivo de la Revolución Verde.

Combate de la pobreza mundial y de la seguridad alimentaria, a través del aumento de la


producción agrícola.

Fundamentos de la Revolución Verde.

La revolución verde significó internacionalizar el modelo agrícola implementado en el Primer


Mundo, a través de la aplicación de paquetes tecnológicos o (conjunto de prácticas agrícolas de
tipo intensivo. Eta fue justificada por la necesidad creciente de alimentos causada por el
aumento de la población mundial, fue la justificación para esta búsqueda de incrementos de
productividad agraria.

El programa exhortaba a los países a convertir su agricultura, acogiendo el modelo de


monocultivos, dependiendo del uso de grandes cantidades fertilizantes químicos y
agroquímicos, así como la utilización de sistemas de riego, con el objeto de incrementar los
rendimientos y la rentabilidad agrícola.
Esto trajo entre otros efectos, la desaparición de las variedades nativas, adaptadas al medio, o
lo que es lo mismo, un estrechamiento de la base genética de los cultivos; así como la cultura
asociada a ellas. Conllevando todas estas transformaciones a una agricultura de gran escala, que
no solo significó el cambio de una variedad por otra, sino la desaparición de todo un
conocimiento, acumulado por cientos de años.

Se debe señalar, que la agricultura que aplica el paquete tecnológico impulsado por la
Revolución Verde se denomina actualmente Agricultura Convencional, diferenciándose de la
agricultura tradicional, en que esta última se fundamenta en el empleo de métodos tradicionales
de manejo ecológico de suelo, manejo de la materia orgánica, abonos verdes, cobertura
permanente de suelo, barbechos, control biológico de plagas, variedades adaptadas a cada
condición de suelo y clima; prácticas estas que sustentaban los sistemas productivos y
alimentaban a la población hasta la aparición del nuevo paquete tecnológico (revolución verde)
por el cual fueron sustituidas, además de ser consideradas atrasadas e inviables.

Características de la Agricultura Convencional

1. Utilización intensiva de fertilizantes químicos de alta solubilidad (nitrógeno, fósforo y


potasio) funguicidas, herbicidas, hormiguicidas, e insecticidas sintéticos
2. Utilización de semillas híbridas y transgénicas entre ellas soja y maíz
3. Visión del suelo desde el aspecto puramente físico (soporte de las plantas) y químico
(nutrientes), descartando la vida que hay en él
4. Uso intensivo de insumos externos al predio
5. Mecanización intensa (potencia sobredimensionada y de gran peso)
6. Reducción de mano de obra
7. Masivo uso de productos químicos basados en energía fósil no renovable (petróleo y
rocas fosfatadas, etc.)
8. Monocultivo y reducción de la biodiversidad.

Consecuencias

1. Mayor inestabilidad, pérdida de la biodiversidad


2. Pérdida del potencial productivo de los suelos (afectando propiedades físicas, químicas
y biológicas)
3. Emigración rural
4. Contaminación de alimentos (agrotóxicos), del ambiente (ríos, suelos, atmósfera) y de
los trabajadores rurales
5. Absorción desequilibrada de nutrientes (por fertilizar el suelo con pocos nutrientes,
alimentos desequilibrados nutricionalmente)
6. Aumento de los costos de producción
7. Aumento de la resistencia de malezas e insectos por el uso indiscriminado de herbicidas
e insecticidas
8. Disminución de la productividad del suelo por pérdida de materia orgánica y nutrientes
debido a la erosión
9. Destrucción de la vida silvestre, insectos benéficos y polinizadores
Conclusión.

La agricultura convencional es poco diversa, simplificada y requiere grandes cantidades de


insumos químicos externos. Por lo tanto, se puede afirmar que es ineficiente e insustentable
desde el punto de vista energético, ya que se requiere mucha inversión energética para producir
un kilo de un producto determinado, bien sea maíz, papa, leche, carne, entre otros.
Obteniéndose como resultado final una producción artificial que requiere de una constante
intervención humana.

La agricultura convencional conlleva al monocultivo, lo que implica a su vez la simplificación de


la biodiversidad.

En el ámbito mundial se ha venido tomando conciencia cada vez mayor con respecto a la
magnitud de los problemas que este tipo de producción agrícola está ocasionando, en especial
sus efectos sobre el medio ambiente, como fruto del mal empleo de los adelantos tanto
científicos y tecnológicos.