Anda di halaman 1dari 6

CALENTADOR ELECTRICO COMO SISTEMA DE CONTROL LAZO ABIERTO

I. OBJETIVOS:

 Objetivo General:

Ver el funcionamiento del calentador eléctrico como un sistema de control de lazo abierto.

 Objetivo Específico:

Identificar las partes de un calentador eléctrico como un sistema de control

II. MARCO TEORICO:


El calentador eléctrico es uno de los medios más utilizados en el mundo de la
calefacción, el mismo se emplea como una caldera y tiene como fin calentar el
agua que luego va a ser distribuida por la totalidad de la dependencia para su
climatización. Actualmente se comercializa varios modelos de calentadores
eléctricos, el más popular es aquél que se lo cataloga como “de acumulación”,
puede ser horizontal o vertical; si se desea instalar el primero debemos disponer
de un modelo expresamente preparado para dicha instalación o uno de tipo
reversible para que pueda colocarse en ambas posiciones.

 TIPOS DE CALENTADORES:

- Calentador de punto: Estos calentadores son unidades muy pequeñas


instaladas a poca distancia del lugar donde se requiere el agua caliente. Son
alimentados con electricidad y se activan automáticamente por flujo o
manualmente con un interruptor. Su uso
se reduce a unas pocas aplicaciones
comerciales o domésticas.
Tienen un reducido consumo eléctrico van
desde 1500 W a 5000 W. Solo tienen un
uso práctico en países de clima templado,
dada su baja capacidad de calentamiento.
Podemos encontrar ejemplos de su uso
instalados directamente
a lavamanos o duchas (regaderas) de
punto, comunes en viviendas económicas
en países de clima templado.
- Calentador de paso o instantáneo: Son también de reducido tamaño en los
modelos eléctricos y algo más grandes en los modelos de gas natural o GLP.
Son unidades que están apagadas, sin consumir energía, un sensor de
flujo se activa cuando detectan circulación de agua e inician su procedimiento
de calentamiento. Los modelos eléctricos
van desde los 8 kW (1,91 kcalorías/s)
hasta los 22 kW (5,26 kcalorías/s).
Los modelos de gas pueden alcanzar
31,4 kW (8 kcal/s) como es el caso de un
calentador de 18 L/min. Los modelos
eléctricos están equipados
con resistencias calentadoras de
inmersión y los de gas encienden
una llama que calienta
un intercambiador de calor por donde
circula el agua.

Los modelos eléctricos pueden aplicar el 99% de la energía consumida al


agua, mientras que los modelos a gas alcanzan entre un 80% y un 90% de
eficiencia. En el caso de los calentadores a gas la energía no utilizada se
libera en forma de gases calientes.
Los modelos eléctricos pueden instalarse en lugares cerrados pues no
requieren ventilación, en cambio los de gas deben instalarse en lugares
ventilados o, si se instalan en lugares cerrados, deben dirigir los gases que
expelen a través de un conducto de ventilación al exterior.
Los calentadores eléctricos tienen ventajas de ahorro de espacio, ahorro de
energía y agua caliente ilimitada pero sólo son prácticos en países de clima
templado o caliente dada su baja capacidad de calentamiento a grandes
flujos de agua, o si la temperatura inicial del agua es muy baja. Además el
precio de la energía es más alto que en el caso del gas, a igualdad de calor
producido.
- Calentador de Acumulación: Los calentadores de acumulación o termos,
son los más económicos de explotación; poseen un tanque donde acumulan
el agua y la calientan hasta alcanzar una
temperatura seleccionada en
su termostato. La capacidad de su
depósito es muy variable y va desde los
15 litros hasta modelos de 1000 L.
Utilizan como energía gas natural, gas
propano (GLP), electricidad, carbón, luz
solar, madera o keroseno.
Para la selección del tamaño se debe
considerar la cantidad de agua caliente
que se pueda requerir en determinado
momento, la temperatura de entrada del
agua y el espacio utilizable.

- Caldera: Las calderas son sin duda los sistemas más eficientes para calentar
y proveer agua caliente, manteniendo una temperatura constante sin
importar el uso. Un sistema de caldera bien equilibrado puede proveer agua
caliente para calefacción y para uso directo simultáneamente. Las calderas
proveen vapor para usos comerciales e industriales de manera segura y
eficiente.
Existen varios tipos de calderas pero en su concepto básico son envases de
metal (cobre, acero inoxidable o hierro colado) por donde circula el agua.
Este envase es atravesado por barras calientes. El combustible para calentar
estas barras puede ser gas, combustible fósil, madera, fisión nuclear o
incluso resistencias calentadoras si es eléctrico. El agua circula, en algunos
casos por medio de una bomba de agua a través de tuberías que recorren
los lugares donde se requiera el agua caliente o vapor. El agua no utilizada
regresa a la caldera para reiniciar el ciclo.
III. ESTRUCTURA DE UN SISTEMA DE CONTROL:
Tenemos dos tipos de estructura diferente de lazo de control:

 Sistemas de control en LAZO ABIERTO


Aquel en el que ni la salida ni otras variables del sistema tienen efecto sobre el
control.

NO TIENE REALIMENTACIÓN

1. La señal de salida no influye en la entrada.


2. Su exactitud depende de la calibración.
3. El sistema de controla directamente o mediante un transductor y actuador.

 Sistemas de control en LAZO CERRADO


En un sistema de control de lazo cerrado, la salida del sistema y otras variables,
afectan el control del sistema.

TIENE REALIMENTACIÓN

1. La acción de control depende de la salida.


2. Tiene realimentación: de salida a entrada.
3. Realimentación: propiedad que compara la salida con la entrada, produciéndose
una señal de control.
IV. FUNCIONAMIENTO DE CONTROL DE CALENTADOR ELECTRICO