Anda di halaman 1dari 2

Isócrates fue educador de la Grecia del siglo IV y maestro por excelencia de la cultura

oratoria, de la educación literaria, máximo inspirador de la educación predominantemente


de la tradición occidental; considerado como “padre del humanismo”, con una definición
menos profunda y más amplia, menos académica y menos escolar (Marrou, 1998, p.111);
logró “ser el educador de una nueva generación política, dotar a su patria ateniense de los
cuadros que ésta necesitaba para consumar la difícil restructuración nacional que venía
esbozando después de la derrota del año 404” (Marrou, 1998, pág. 131), esto es, que fue
de los primeros en tener una visión de la labor educativa en la formación de una sociedad
con identidad y valores utilizando la oratoria como medio de la difusión. Isócrates como gran
maestro de oratoria expresaba una opinión negativa de los sofistas, mantuvo una relación
separada de ellos ya que él buscaba crear su propio perfil.

Mediante la enseñanza (política discursiva) que impartía su escuela, pensaba que era
mejor demostrar que lo socio-político era necesario para formar nuevos gobernantes,
considerando así en su escuela a personas con dotes naturales ya que la virtud y la justicia
no podían enseñarse.

Entre sus experiencias de vida (436 a.C.-338 a.C.), están varios acontecimientos como el
enfrentamiento entre persas y griegos, rivalidades entre ciudades griegas, conflictos en
Atenas, su ciudad natal. Gracias a esto, tuvo algunos objetivos claros sobre lo que buscaba
aportar a la sociedad con su forma de enseñanza, resumidos a recurrir a la cultura y a la
educación como medio de mejora para unir de nuevo a las ciudades griegas, dotándola de
identidad y valores. De dicha experiencia se inspiró para elaborar su proyecto educativo
basado en los escritos de difusión, que consideraban a la deliberación como el arte de la
educación; el intercambio de ideas que se llevaba a cabo por medio de la polémica; y sobre
todo, la discusión como instrumento útil para la educación de los pueblos y las élites:

“Al provocar la polémica dio origen a lo que hoy conocemos como "opinión pública".
Escuchar lo que otros dicen y responder a esos dichos. Generar una dinámica didáctica en
la que todos participen en paridad de circunstancias. Lo importante era tener como punto
guía el interés general.” (Santillán, 2016)

Estableció una escuela de retórica, con una enseñanza más práctica que la de Platón. Ésta
iniciaba con una teoría, una exposición sistemática, elemental a la que llamaba ideal; los
principios generales de composición y elocución. Los discípulos adquieren el aspecto
práctico por medio de ejercicios de aplicación, manejando y relacionando los elementos
estudiados previamente, todo ello en función de las exigencias del tema ya dado. El material
de trabajo que utilizaba el alumno eran discursos de su autoría con el fin de ejercitar la
memoria, además del uso de la imitación como estrategia didáctica. Otra característica de
su escuela era la cantidad de alumnos en su clase, que eran por lo general cinco o seis, lo
que fomentaba el acercamiento que tenía con ellos, influenciando en su forma de
pensamiento y su vida.

El pensamiento y la educación impartida por Isócrates se fundamenta en la exaltación de


las virtudes de la palabra (logos), es decir, el ideal del “bien decir”, pero no quedándose en
el discurso sofista del éxito, sino mostrando el contenido en valores, moral, cívico y
patriótico a través del arte de la oratoria en su carácter oral o en el plano de la literatura
artística en la publicación de sus conferencias y discursos que dan de manifiesto la estrecha
relación entre la expresión oral y el desarrollo de la agudeza de pensamiento para tener un
papel activo en la transformación de la sociedad.

Bibliografía
Marrou, H.. ​"Primera parte. VII. Los maestros de la tradición clásica. 2. Isócrates." En:
Historia de la educación en la antigüedad. (2 ed.). (Y. Borja de Quiroga, Trad.) México,
1998: Fondo de Cultura Económica.

Fernández Santillán, José. (2016). Isócrates y los orígenes de la educación cívica. Actualidad
de un pensador clásico. Convergencia, 23(71), 63-88. Recuperado en 03 de octubre de 2018,
de
http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-14352016000200063&ln
g=es&tlng=es

EQUIPO:
Martínez Ibañez Beatriz
Nava Castro Blanca Estela
Padilla Bernal Gerardo
Romero Trujillo Edith
Valdés García Josefina
Vázquez Mijares Maria del Carmen
Contreras Ibarra Ana María