Anda di halaman 1dari 31

5 de nov de 2018 5 de nov en 16:16

Respetados.

Quedo atenta a sugerencias, a continuación encuentran mi intervención.

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

Personalmente conozco el problema de primera mano pues fui profesora para un colegio
de renombre en Bogotá durante 8 años y puedo decir que el matoneo ha existido desde
siempre y que infortunadamente, (desde mi punto de vista) los padres son los primeros en
iniciar a sus hijos a que sean ¨matones¨ y ¿cómo es esto posible?, los niños no hacen más
que copiar el comportamiento de sus padres, ellos a su vez explotan en creatividad al
llamar a sus amigos, familiares o allegados con sobrenombres o palabras que ocasionan
risa y burla para los demás menos para el matoneado; palabras como: gafufo, cuatro ojos,
a las personas que usan anteojos, bola de grasa, porky etc. a las personas obesas … los
ejemplos podrían rebasar las hojas y no acabaría por que a menudo hacemos uso de ello
para agradar a los grupos sin pensar en el daño que se ocasiona a quienes reciben la
palabra dicha probablemente sin mayor intención que hacer reír.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que nadie
se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

Considero que los problemas son graves viéndolos a largo plazo, para el agresor puede
incurrir en llevar su burla, matoneo, bulliyng o como queramos llamarlo a niveles
superiores de violencia, incluso en los colegios colombianos se conocen casos de grupos
de estudiantes que han matado a sus compañeros o que los han llevado a incitarlos al
suicidio, por su lado, en la víctima al paso de los años noto un comportamiento diferente,
antes, 8 años atrás , lo máximo que pasaba era que se volviera retraído, miedoso, ansioso
y en el peor de los casos verlos explotar ante tanta presión claramente con violencia,
actualmente noto que los estudiantes optan por suicidarse, este es su límite probablemente
derivado no solo del matoneo si no de la falta de comunicación con sus familias.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su


colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

En mi opinión aun falta más educación en los colegios respecto al tema, pues, los
estudiantes callan por que matonear trae violencia, es decir, el estudiante que logra hablar
es amenazado por los matones y cuándo esto ocurre se sienta un precedente para las demás
víctimas, así las cosas, contestando la pregunta creo que son muy pocos los casos que se
logran conocer y dar por cierto que son acoso y violencia.
Por otro lado creo que se volvió tan común para los docentes ver este tipo de
comportamientos que hacen parte del diario vivir y que infortunadamente muchos de ellos
participan al llamar por el sobrenombre a algún estudiante o callar ante esta situación, es
decir, existe impunidad.

(4 me gustan)
Mostrar las 13 respuestas
03

8 de nov de 2018 8 de nov en 19:47

 Respetada Martha Viviana:

La intervención a en este tipo de situaciones debere ser tanto para el niño víctima como
para el niño agresor y no se trata de imponer severos castigos sino de ahondar en las causas
que llevan a estos niños a optar por estos comportamientos , los niños agresores provienen
por lo general de entornos hostiles ya sea familiares, de vecindario, de ciudad , de etnia,
etc, y son quiene mas necesitan ayuda para poder cambiar su conducta. Igualmente los
niños víctimas deben ser intervenidos por la inseguridad que presentan en su
comportamiento, su timidez, pueden ser niños que provengan de hogares donde las madres
son sobre protectoras y no les dejaron desarrollar su autonomia.

(1 me gusta)

8 de nov de 2018 8 de nov en 20:31

 Buenas noches compañeros respeto sus comentarios pero alguno no los comparto pero yo
creo que para esto son los espacios que brinda la universidad para dar el punto de vista de
algún tema, cuando hablo de castigos severos me refería a que sea reglamentado por la ley,
ya que si bien sabemos las estrategias que a veces se generan en los colegios no son
efectivas.

Aclaro cuando hablo de castigo no hablo de generar violencia o maltrato solo de que estas
actitudes o comportamientos deben tener una consecuencia, yo creo que por eso nuestros
jóvenes y niños de ahora no tienen limites ya que nunca se les enseño que si haces algo
mal siempre habrá una consecuencia.


viernes 9 de nov en 14:14

 Buenas tardes Compañera Martha Salamanca

En cuanto a tu aporte claro todos estamos acá para compartir nuestro punto de vista, pero
no comparto que menciones la reglamentación de la ley para implantar “No Castigos”
¿pero a que te refieres con esto que judicialicen a niños y adolescentes? pues la verdad no
estoy de acuerdo para nada ya que ellos se encuentran en un proceso de crecimiento y
aprendizaje por ende hay posibilidad de ayudarlos en medios más pasivos para poder lograr
repeler actos violentos en sus vidas y nosotros como profesionales los podemos ayudarlos
y orientarlos, al generar una reglamentación como mencionas lo que se lograría es mas
niños y adolescentes resentidos con todo mundo en vez de ayudarlos se generara más
daños psicológicos y quizás aumente su violencia ante los demás.

Así como la victima necesita de atención el victimario igual ya que los dos tienen falencias
y por esa razón se encuentran en dicha circunstancia, los dos se encuentran en peligro son
temas que se pueden manejar a hay edades que se pueden moldear.

Con todo el respeto

Cordialmente

Alexa Anzola

(1 me gusta)

viernes 9 de nov en 18:41

 Buenas tardes compañera Martha Salamanca estoy de acuerdo con las respuestas dadas a
los interrogantes, pero lo que bien es cierto es que a esta problemática que crece día a día
hay que darle mas importancia e intervenir mas ella, en los colegios tendría que haber mas
talleres y charlas de prevención, tener mas informados a los jóvenes y a los padres de estos
daños que los acechan, haciéndolos sentir seguros de que si en algún momento llega a ser
victima del manoteo no tenga miedo de hablar y parar este maltrato, darles la confianza y la
tranquilidad para que comuniquen estos acosos asegurándolos que no van a tener ningún
daño mas, ni represarías por el agresor.

gracias

angélica pachón

viernes 9 de nov en 21:13

 Buenas noches compañeros,participando en el debate generado a partir de la opinión de


la compañera Martha, donde menciona que "falta reglamentar o ser más severos en los
castigos para aquellos agresores" Pienso que se pueden aplicar reglas escolares, siempre y
cuando estas puedan definirse de modo positivo y no negativo para indicar claramente a
los estudiantes el comportamiento que deben observar, en lugar del comportamiento que
han de evitar, aplicando medidas disciplinarias que sean educativas y no punitivas, teniendo
en cuenta que llegado el caso de que cuando se sancione a un estudiante, las medidas que se
tomen se concentren en su mala conducta y sus consecuencias y no en el propio estudiante,
trabajando mancomunadamente con los consejeros escolares o el personal escolar para
poder brindar orientación a los acosadores al tiempo que se aplican las sanciones.

viernes 9 de nov en 23:17

 Yeimi buena noche, estuve leyendo su aporte, considero que coincidimos en muchos
aspectos, tales como: que el fenómeno de la violencia escolar o bullying es una
problemática con altos índices en Colombia y no distingue colegio alguno, donde la
agresión es manifestada de muchas formas, y que estas conductas parten de un modelo o
imitación de algún tipo de contexto del menor, inicialmente la familia, el colegio, entre
otros. Cabe mencionar, que las consecuencias para el matón y matoneado, sino se les
presta atención oportuna, puede terminar en actividades delictivas y el suicidio en el peor
de los casos para el matoneado.

sábado 10 de nov en 23:04

 Cordial saludo compañera Yeimi Rosero estuve leyendo tu aporte al foro y me parece
que tus respuestas son muy claras y correctas, estoy de acuerdo contigo en la que la
educación de los niños empieza por casa y de allí es donde esta educación se esta quedando
bastante pobre, los valores de el respeto la tolerancia y los buenos modales se están
perdiendo, por otra parte también pienso lo mismo que tu falta mucho mas trabajo en los
colegios para poder llegar a controlar el matoneo. es un trabajo mas de compromiso y la
unión de todos, tanto maestros como padres de familia para parar este fenómeno que esta
acabando con la juventud de nuestro país.
Gracias

Angélica Pachón

(1 me gusta)

domingo 11 de nov en 19:39

 En cuanto al aporte de nuestra compañera Martha en el punto tres cuando haces enfasis
en esto "ser más severos en los castigos para aquellos agresores" no es la frase apropiada
para referirnos a una educacion sin violencia, forjada mediante el ejemplo, que con lleve a
un buen proceder, sin la necesidad de ser gestores de castigos severos, no como
generadores de más violencia, si no mediadores de soluciones pacificas que con lleven a la
igualdad y a los derechos, que creo que es en lo que buscabas enfatizar estableciendo y
permitiendo que priman la normatividad y la ley 1620 de 2013 instaurada para defender
este tipo de casos, que crea el Sistema Nacional de Convivencia Escolar y Formación para
el Ejercicio de los Derechos Humanos, la Educación para la Sexualidad y la Prevención y
Mitigación de la Violencia Escolar", en cuanto al resto de lo que escribes fue un aporte muy
acorde a lo que se vivencia.

lunes 12 de nov en 13:53

 Buenas tardes compañeros en general.

Son bastantes las respuestas que se han generado a partir del aporte de la compañera
Martha Viviana.

Si bien analizamos, todo se da a partir de la manera en que nos comunicamos e


interpretamos las palabras; de ahí la importancia como seres en formación, y aún más
haciendo parte de un diplomado de "Violencia escolar", de aprender a seleccionar el
vocabulario que utilizamos al expresarnos de estas temáticas.

Necesitamos contribuir a soluciones estratégicas más no acrecentar la problemática.

De manera respetuosa invito a la compañera Martha Viviana a ser más cuidadosa en sus
opiniones para que generen reflexión más no controversia; porque lo que inició con buena
intención en el aporte lo finalizó en punto de preocupación.
Cordialmente;

Mónica Liseth Susatama E.

Editado por el 12 de nov en 13:57


Ayer 14 de nov en 0:27

 

Con respecto al comentario de Martha Viviana Salamanca

Yo hoy quiero ser “el abogado del diablo” y lo digo porque una cosa es hablar de
matoneo y otra cosa es ser el padre de un niño matoneado, donde la situación para
tu hijo escaló de simples burlas o leves golpes a cosas más graves como la sevicia
en la agresión del matón y su grupo causó a tu hijo la pérdida de facultades motrices
y perdida de la visión por la chuzada de un ojo con un lápiz, todo a raíz del no pago
de un dinero dado a que tu hijo era sobornado para tener ciertos derechos
establecidos por el matón, y es aquí donde el bullying pasa de algo simple a ser un
delito y es donde cabe la palabra CASTIGO Y SEVERIDAD que en ultimas es a lo
que se refiere la compañera Martha; en mi humilde opinión, un SANO código de
convivencia creado por la institución educativa en unión con profesorado,
directivos, familia y alumnos debe obligatoriamente contemplar consecuencias de
los actos y cuando estos actos escalan a estas instancias es la policía de infancia y
adolescencia la que se encarga de estos temas, y ésta fue creada, no para ensañarse
contra el matón, ni más faltaba sino, con el fin de corregir, reorientar y resocializar
al victimario, Como siempre digo “Una cosa es llamar al diablo y otra cosa es
verlo llegar”

Compañera Martha Viviana Salamanca el suyo es un gran aporte. La belleza esta en


los ojos de quien la ve y para los gustos se hicieron los colores y si ese es su punto
de vista es tan respetable como cualquiera de nosotros; también hay que tener en
cuenta que en este curso no hay solo psicólogos sino que hay otras asignaturas y
cada cual habla y opina desde su perspectiva y todas difieren de opinión de acuerdo
a su perspectiva. Un abrazo grande y muchos éxitos en tus proyectos actuales y a
futuro.

Fabio Alexander López Salguero.

Estudiante de Psicología
Editado por el 14 de nov en 0:50

6 de nov de 2018 6 de nov en 15:27

Tutor y Compañeros, buenas tardes, respetuosamente me permito participar del foro


denominado "EL FENÓMENO DEL MATONEO ¿MITO O REALIDAD?", de antemano
muchas gracias y deseando que sea de su agrado.

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

El matoneo es un flagelo que viene azotando a nuestros colegios en todas las zonas del
país, “es un fenómeno que está creciendo en el país, que vulnera los derechos de los niños
y de los adolescentes e influye de manera muy fuerte en la deserción escolar, además
puede generar afectaciones físicas o psicológicas”.

Según lo informado por el DANE, dan a conocer las últimas estadísticas donde muestran
niveles altos de matoneo en el país, pero empieza a haber una pequeña disminución de
cuatro puntos, en la ciudad de Bogotá. “La disminución del 4% en Bogotá es importante,
sin embargo, sigue siendo un dígito muy alto. En Colombia 1 de cada 5 estudiantes es
víctima del matoneo en todas sus formas. El problema presenta cifras relevantes en las
regiones con mayor presencia del conflicto armado”.

Existe la intimidación tanto en estratos altos como en los bajos, “pero hasta en los colegios
de alto nivel, los estudiantes que cuentan con más recursos socioeconómicos o son hijos de
alguien poderoso, tienen un mayor riesgo de ser los agresores”. Los Rectores, profesores y
padres de familia evaden la responsabilidad de tener un “matón” en sus aulas o en su casa,
haciendo caso omiso a esta realidad que nos aqueja y que debemos buscarle una pronta
solución.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que
nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?
A nivel general, una de las principales consecuencias que traería en no solucionar los
problemas de violencia en los colegios, sería el incremento desaforado del matoneo, en los
entes educativos.

Es de indicar y desafortunadamente, quien lleva la peor parte en esta clase de acoso


(matoneo), sería la persona más débil o en condición de inferioridad, o sea las víctimas¸
quienes presentarían las siguientes consecuencias: bajo autoestima, trastornos
emocionales, problemas psicosomáticos, actitudes pasivas, depresión, ansiedad,
pensamientos suicidas, alteraciones de la conducta como, intromisión, introversión,
timidez, aislamiento y soledad; y en el ámbito escolar, perdida de interés por los estudios,
fracaso y deserción escolar.

En cuanto a los agresores, con esa actitud reprochable y execrable consigue frecuentemente
la aprobación y hasta la admiración de algunos de sus compañeros; lo cual les hace
reforzar sus actitudes intimidatorias al lograr momentáneamente el éxito con las mismas;
trayendo como consecuencias la falta de control en sus acciones, actitud violenta, irritante,
impulsiva e intolerante, demuestra una autoridad exagerada, problemas en sus relaciones
sociales, educativas y familiares, perdida de interés por los estudios que conlleva al fracaso
escolar.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su


colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

La mayoría de los casos de acoso y violencia escolar, quedan en la impunidad, todavía


persiste que muchos colegios no les interesa que se den a conocer los reportes de
“bullying”, “matoneo” y/o “acoso”, aduciendo que afectan su imagen institucional.

En la gran mayoría de los casos de “bullying” la permanencia de las víctimas en la


institución se ve afectada; generando una descolarización. También hay que decir que
muchos de estos muchachos prefieren cambiar de institución educativa.

Lo ideal es que se dé una reparación por parte del agresor. Es de anotar, que los casos
conocidos son denuncias de padres que ya no soportan dicha situación. Como se dijo con
anterioridad los colegios no denuncian dichos casos, además las mismas instituciones se
niegan a hacer seguimientos de estos sucesos.

(1 me gusta)

viernes 9 de nov en 23:29

 Victor buena noche, considero que su aporte es muy interesante y completo,


notablemente coincidimos en que la violencia escolar en Colombia es altísima, no distingue
nivel socioeconómico, de hecho los medios de comunicación así lo evidencian; hoy en día,
la comunidad educativa es permisiva con este flagelo, tanto padres como docentes, ante su
actitud están facilitando que el problema crezca cada vez más y quede impune.

lunes 12 de nov en 14:05

 Buenas tardes compañero Victor.

Ha sido de gran relevancia su aporte, especialmente concordamos en el ámbito del suicidio.

Es triste saber que el "matoneo" tiene sus alcances hasta tal punto de llegar a influenciar en
la toma de decisiones tales como es la vida, niños y jóvenes que su autoestima esta tan
afectada que encuentran como única alternativa dejar de vivir.

La busqueda de soluciones al "matoneo" se ha convertido en acciones primordiales de toda


la comunidad educativa.

Gracias por su aporte.

Mónica Liseth Susatama E.

martes 13 de nov en 13:27

 buenas tardes compañero. su aporte es muy completo en base al ejecicio propuesto, es


muy triste que este tema del matoneo en los colegios cada dia aumente mas hasta. hasta el
pundo de cobras muchas vidas de los estudiantes que no soportan mas el acoso de sus
compañeros, y lo peor de todo es que las entidades a las que les compete el tema no hacen
mucho para dar le una solucion de raiz a esta cituacion

8:11 15 de nov en 8:11

 Buen día compañero Barrera Rincon Victor Julio.

Aunque actualmente no resido en Colombia, mi familia se encuentra en el país y siempre


estoy pendiente de las noticias o de los hechos que son noticias en Colombia, y uno de ellos
es el matoneo, como usted lo indica las cifras presentadas son muy altas. En cuanto a las
consecuencias, para ambos actores son muy graves, si tenemos en cuenta que ambos son
víctimas de este flagelo, aunque las victimas lo sean el doble, por ello es necesario que se
siga trabajando incansablemente por mitigar y erradicar esta problemática de las
instituciones educativas, esto será reflejado en la sociedad.

13:53 15 de nov en 13:53

 

Buenas tardes compañero Victor Julio Barrera, considero que hace un buen
aporte;pero comento el suyo ya que me sentí un poco identificada porque en la
época de colegio en su momento llegue a ser victima y agresora por mucho tiempo
y en ocasiones el bullying pasaba a un segundo plan, porque para los maestros y las
directivas no era importante este fenómeno por ese motivo muchas cosas quedaban
en la impunidad porque no se hacia caso omiso a dichas agresiones.

(1 me gusta)

6 de nov de 2018 6 de nov en 16:10

Aporte Foro semana 5 y 6


Cordial saludo Tutor y compañeros

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


colombianos?

R/ Es una problemática muy demarcada en todos los colegios del país, no solo se presenta
ahora, sino que se le a dado mayor importancia y profundización de un tiempo para acá ya
que dicho dilema ha cobrado vidas de muchos niños en nuestro país y esto ha llevado
mucho dolor a familias e instituciones. Lo que busca ahorita es lograr prevenir el matoneo y
detectarlo antes de que esto cobre más inocentes.

Con lo anterior no quiero decir que años atrás no fuera importante pero el matoneo era
menos agresivo solo se basaba en burlas, robo de onces, humillación lo cual generaba
traumas psicológicos graves en los matoneados pero de un tiempo para acá el matoneo se
ha convertido en algo más que preocupante porque el fenómeno va acompañado de todo lo
anterior mencionado más agresiones físicas como (puñaladas, golpizas, amenazas con
armas, etc.) con este tipo de agresiones han desbordado el desespero del matoneado al no
encontrar otra salida de quitarse la vida o aun peor asesinar aquellos que los agredían o a
otros inocentes y consiguiente quitarse la vida.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de


que nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

R/ Dichas consecuencias para los dos papeles del matoneo que es el agresor y la victima
serian de gran impacto, por un lado, el agresor será un niño que no aprenderá a ser tolerante
y respetuoso ante personas iguales o diferentes a el adicional de generar en el un
pensamiento que todo en la vida lo puede adquirir por medio de la violencia lo cual lo
llevaría a salir del colegio y a los pocos años a la cárcel o algo peor. En cuanto a la víctima
que albergara traumas psicológicos y físicos los cuales pueda soportar hasta salir del
colegio, después tendrá una vida adulta con muchas inestabilidades en base a todos
traumas del colegio lo cual no brindara bienestar a su vida o en el peor de los casos antes de
salir del colegio no soporte dicho matoneo y termine con su vida.

Con esto se puede reflejar que si no realiza una intervención inmediata para dar una
solución pronta a dicha problemática seguirá cobrando vidas y seguirán aumentando
personas con intolerancia, irrespeto, cero empatía y cero misericordia ante los demás.

Tanto el agresor como la victima necesita ayuda y atención ya que los dos tienen falencias
que los están llevando a desempeñar su papel, por eso es tan importante la intervención en
los colegios desde los maestros y alumnos.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en


su colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?
R/ Pues el caso que conozco más cercano el colegio si le hizo seguimiento y no se dejó
impune que fue la mi sobrina política que fue víctima de bullying ya que había una niña en
el colegio que la maltrataba psicológica mente, físicamente lo cual estaba afectando sobre
manera en su rendimiento académico y el auto concepto de sí misma.

El conducto regular que sigue el colegio es citar a los padres de los niños implicados en una
situación de bullying , en dicha reunión están presentes primero los niños con sus padres la
profesora directora de curso y la psicóloga de la institución, en dicha reunión se escucha a
cada una de las niñas y hay ellos evaluaron aspectos en las dos niñas y después realizaron
una reunión con solo los padres donde les pidieron mucha colaboración con la atención en
sus hijas y el tema de los ejemplos y modelos de violencia se están evidenciando en su
hogar, después de eso a mi sobrina la psicóloga aun le hace seguimiento igual que la niña
que la agredía, pero ya nos notificaron que ha mejorado mucho y nosotros notamos que
mejoro su estado de ánimo, igual que la otra niña y ahora tienen una mejor relación, igual
la directora de grupo está muy pendiente de este tipo de casos ya que con la cantidad de
noticias sobre este tema nadie quiere que nada llegue a casos extremos o lamentables. Lo
cual el colegio logro dar una buena orientación y charlas con las dos niñas logrando
grandes cambios y mi sobrina está mucho mejor.

Opino que el tratamiento y la atención debe ser para los dos casos tanto para el agresor
como al agredido ya que los dos necesitan ayuda, atención y puedo decir que la expulsión o
sanción no va arreglar dicho problema que este viviendo el agredido y tampoco al
suspender o expulsar al agresor el agredido va mejorar su estado emocional. Por ende, para
mi ninguna de estas son soluciones para dicha problemática: sanciones, expulsiones,
regaños, maltratos. Es un apoyo del área educativa, familiar y social en ambos casos.

Cordialmente,

Alexa Estefania Anzola Amortegui

Código : 1221600089

(1 me gusta)

viernes 9 de nov en 23:41

 Hola Alexa, es satisfactorio que el caso de su sobrina no haya quedado impune, pienso
que el proceder del colegio fue muy acertado al actuar oportunamente, el hacer participe a
los padres de familia es garante para que el proceso de intervención con las menores sea
exitoso y no se repliquen esas conductas hostiles entre pares.

(1 me gusta)

domingo 11 de nov en 20:17

 

Hola alexa

Buenas Noches

Tu aporte me parece muy interesante en varios aspectos primero que todo estoy
muy de acuerdo en el tema de la importancia que ha tomado el matoneo en los
últimos años porque si es un tema que se ha venido presentando mucho tiempo atrás
pero quisas es ahora donde le han tratado de buscar solución porque esta
problemática ya ha cobrado muchas vidas y eso ha encendido las alarmas para mirar
la importancia que este tema representa.

También creo que este no es un tema que se resuelva con castigos sin fundamentos
sino mas bien un trabajo en equipo entre padres, hijos, docentes y personal
calificado para ayudar a buscar soluciones especificas y eficaces. creo que en tu
caso hay una evidencia que en algunos colegios si le han dado el valor y la
importancia de ayudar a nuestros niños a manejar y superar esta clase de situaciones
sin dejar de lado que tanto agresor como agredido necesitan de una intervención
oportuna.

(1 me gusta)

6 de nov de 2018 6 de nov en 19:00

Buenas noches compañeros y tutor

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

Hoy en día, es una realidad que en los colegios colombianos se esté atravesando por una
situación que afecta a los estudiantes, esta situación es el fenómeno del matoneo. Este
fenómeno a pesar de no ser algo nuevo, si se ha incrementado notoriamente en los últimos
años, sabemos que existen dos perfiles, los cuales son el del matón quien representa al
victimario y el del matoneado quien es la víctima. El matoneo produce consecuencias
negativas tanto en quienes lo realizan como en quienes lo sufren, puesto que las victimas
pueden llegar hasta al suicidio, si el caso no es atendido de la mejor manera. También
sabemos que no todos los colegios están preparados para afrontar esta situación de la
manera correcta, puesto que no se investiga a fondo la problemática y se limitan solamente
a castigar a quienes cometen este abuso. Pero por otro lado existen colegios que si cuentan
con personal preparado y con las herramientas suficientes para intervenir y minimizar los
efectos negativos de este fenómeno, indagando sobre este problema.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de


que nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

Las consecuencias a corto y largo plazo siempre van a ser negativas, por parte del agresor
puede conllevar a que desarrolle una personalidad violenta, burlona, desafiante y a futuro
algunos pueden desarrollar un perfil delictivo, mientras que en la victima las consecuencias
pueden ir desde ser una persona insegura, poco sociable, presentando problemas de
ansiedad, baja autoestima, afectando así el rendimiento académico, hasta lo más extremo
como es el suicidio. Estos dos perfiles pueden tener consecuencias bastante negativas, al
llegar a desarrollar trastornos que afectan su diario vivir.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en


su colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

En mi caso puntual, no todos los casos eran atendidos de la mejor manera puesto que no
había un persona que se encargara de hacer seguimiento del problema, por esta razón los
casos eran remitidos al coordinador de disciplina quien se limitaba solamente a poner
castigos a los infractores, sin que hubiera una investigación a fondo ni una intervención que
sirviera para prevenir que estos casos se volvieran a dar. En base a esto se puede decir que
si existía impunidad, pero por falta de herramientas que permitieran llevar a cabo una
intervención de manera correcta.

Editado por

7 de nov de 2018 7 de nov en 20:15

 Buenas Noches

Compañera Karenth Ruiz, considero tu aporte muy apropiado y completo con base al
ejercicio propuesto, llama mi atención y podría resaltarse un poco mas lo que expones en
las preguntas 1 y 3 acerca de la manera de solucionar o prevenir actos de matoneo como lo
son mediante "castigos" momentos que no generan enseñanza significativa al estudiante del
proceder de su conducta sino que se considera una acción restrictiva que va a levantarse en
cualquier momento; entiendo que somos generalmente seres sociales, los sistemas
educativos y psicológicos si deben apropiarse un poco mas de esta problemática para
mitigar consecuencias deplorables en nuestra sociedad mas adelante. Estoy de acuerdo con
tu aporte solo ampliaría un poco mas la información de hechos actuales en nuestro país, que
nos alarman por la cantidad de agresión física y psicológica que se expone a diario en
planteles educativos.

Saludos,

Angie Natalia Alvarez Rodríguez

Cod: 1520010359

viernes 9 de nov en 23:54

 Hola Karenth, muy apropiado su aporte de acuerdo a las pautas del foro; pienso que el
desconocimento de los docentes sobre la problemática de la violencia escolar y el manejo
de la misma, hace que cometan errores y que el matoneo incremente. Porque se considería
aquellas conductas agresivas entre estudiantes como normales, y si se aprende por
imitación según refieren Bandura y Walters, el castigo no sería la mejor opción, para
disminuir el bullying.

lunes 12 de nov en 16:32

 Buenas tardes

Compañera yeimi adriana rosero

Estoy de acuerdo con tu aporte. Colombia registra la mas elevada cifra en víctimas del
matoneo, tiene que ver con la formación que le brinden los padres en casa. muchos no
están pendiente de sus hijos,no ponen limites en sus casas y ellos al llegar a la escuela
responden con una conducta agresiva y repetitiva de un estudiante a otro.
Por otro lado si que falta mas compromiso en los colegios; como primera medida tanto el
colegio como los padres estar atentos en estos casos, monitoriando frecuentemente a los
niños si no llevan sus útiles a casa, si no tiene amigos estar atentos y en comunicación para
que unidos puedan acabar con este hostigamiento escolar.

Gracias por tu aporte,

Olga hèrnandez sandoval

lunes 12 de nov en 19:56

 Compañera Karenth, lastimosamente lo que respondiste en la ultima pregunta "los casos


eran remitidos al coordinador de disciplina quien se limitaba solamente a poner
castigos a los infractores, sin que hubiera una investigación a fondo ni una
intervención que sirviera para prevenir que estos casos se volvieran a dar" es lo que se
da paulatinamente en la mayoría de los colegios sin investigar a fondo el porqué de la
conducta, los coordinadores y docentes solo juzgan como si los infractores fueran adultos, y
no niños que están en un proceso de formación.

Los niños tienen comportamientos que se dán por imitación o frustración dependiendo del
contexto social o familiar en el cual se relacione y si hay una conducta de matoneo por
parte de uno de nuestros estudiantes debemos ver más allá, quizás va a la escuela con
hambre, puede ser ser maltratado en casa por la familia o está pasando por un proceso de
separación de sus padres...Por eso creo que no solo el castigar la conducta es suficiente.

Ayer 14 de nov en 14:26

 

Hola Karenth, es cierto frente a lo que argumentas que en muchas ocasiones, esta
situación se queda en solo llamados de atención, sin atender de fondo algo que de
no ser tenido en cuenta con la suficiente atención, puede llegar a desencadenar
problemas bastante serios.
Es necesario que no algunos colegios, sino que todos los colegios implementen
medidas que lleguen al fondo de este fenómeno para así erradicarlo y vivir en sana
convivencia.

6 de nov de 2018 6 de nov en 19:16

1 PARTICIPACIÓN AL FORO

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

Podemos observar que son cada vez más los casos de matoneo que se presentan en los
colegios de nuestro país, niños y adolescentes maltratados física, verbal y
psicológicamente, deteriorando su autoestima y vulnerando sus derechos. Según la
secretaria de Educación 1 de cada 5 niños son víctimas de bullying o violencia escolar.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que
nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

En cuanto a las consecuencias que trae que nadie preste atención en solucionar los
problemas de violencia escolar, encontramos que la víctima es quien puede tener
consecuencias más drásticas ya que puede presentar daño físico o psicológico, cada vez son
personas más solitarias, inseguras, con cuadros depresivos, con sentimiento de
desprotección y humillación, la falta de atención para mitigar el fenómeno conlleva a que
cada vez sean más los menores que desertan escolarmente ya que aparecen las fobias al
colegio y al entorno escolar. Pero esta problemática no solo trae consecuencias para la
victima sino que para el agresor también, ya que corre el riesgo de que con el pasar del
tiempo y la falta de interés sea una persona que desarrolle más sus actitudes violentas y
llegue a la criminalidad, habituándose a conseguir lo que desea mediante la presión, la
violencia y la extorsión.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su


colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

Se pueden denunciar los casos de acoso y violencia entre estudiantes, pero en muchos casos
se puede determinar que las herramientas dispuestas por los entes educativos como por el
Estado son insuficientes para atender, intervenir y solucionar el problema presente en los
colegios, debido en primer lugar a que las instituciones de educación no cuentan con la
orientación particular y especializada para el manejo de esas situaciones, además de que en
muchas ocasiones la formación de los docentes no posee entrenamiento en el manejo de
esta clase de conflictos.
Por otra parte, los niños víctimas de agresiones, deben afrontar el problema solos, ya que en
ocasiones las instituciones no cuentan con programas que permitan detectar de manera
temprana estos casos ni con medidas de prevención, generando que la situación crezca de
manera silenciosa, sin contar con las instituciones en las que no se les presta atención a
estas conductas y solo se conforman con la imposición de sanciones a los agresores,
dejando de lado la construcción ciudadana del estudiante (Alvarez, 2013).

8 de nov de 2018 8 de nov en 19:09

 Buenas noches, compañera Esquivel, me parece muy interesante su


aporte ya que se ve reflejado cómo este fenómeno afecta a los estudiantes
cada vez más, siendo más elevados los índices de violencia. Es importante
resaltar que las consecuencias que trae consigo este fenómeno son graves
tanto para el agresor como para la víctima, ya que por un lado el agresor
presenta estos comportamientos porque de una u otra manera el también
ha tenido que pasar por circunstancias que lo ha hecho volverse así y que
con el pasar del tiempo se puede convertir en una persona mas violenta,
llegando así a cometer actos delictivos, las víctimas de este fenómeno
también presentan consecuencias graves como lo son el no volver al
colegio por temor a recibir malos tratos, hasta llegar a suicidarse, ya que
no se cuentan con las herramientas necesarias para intervenir en estos
casos .

viernes 9 de nov en 21:25

 Jenifer Lorena, muy deacuerdo con tu opinio y mucho mas con el punto 3, en realidad
falta mas interes por la parte administrativa de las instituciones, la ley que busca controlar
este flagelo es la 1620 de 2013 , con la que se crea el " Sstema Nacional de Convivencia
Escolar y Formación para el Ejercicio de los Derechos Humanos, Sexuales y Reproductivos
y la Prevención y la Mitigación de la Violencia Escola", sin embargo no se ve
empoderamiento de esta herramienta juridica por parte de las instituciones y es lamentable
que algunos padres tampoco muestren interes.


martes 13 de nov en 18:24

 

buenas tardes compañera Jennifer, estoy muy de acuerdo con tu participación en el


foro pues creo que en las instituciones no se maneja esta problemática de manera
adecuada y cuando se toman medidas siempre se atiende y se le brinda orientación
al agredido y el agresor solo se juzga y se deja a un lado sin brindarle una
orientación adecuada.

Responder... Responder al comentario


7 de nov de 2018 7 de nov en 12:56

Buen día:

Envió mi intervención al foro.

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

El matoneo en los colegios ha existido desde hace muchos años, aunque antes no se le daba
la importancia que en realidad se necesita, el fenómeno del matoneo se volvió relevante
cuando se empezaron a relacionar casos de suicidio o deserción escolar masiva con el
bullying o matoneo, cabe aclarar que esta problemática no distingue condiciones sociales
ya que se presenta en colegios públicos y privados.

También hay que tener en cuenta que es un proceso en el que el ambiente familiar y social
de los estudiantes también influye mucho y que puede determinar Si puede convertirse en
víctima o victimario del fenómeno del matoneo.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de


que nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

En la actualidad vemos que el fenómeno del matoneo ha despertado más el interés de la


población Colombiana en general, del gobierno, aun no se le da el manejo o la prioridad
que en realidad se necesita.
Las consecuencias físicas y psicológicas que se generan en la victima pueden desencadenar
en depresión, problemas de autoestima, ansiedad, heridas, problemas físicos o
enfermedades generadas por los golpes u otro tipo de violencia física y en el caso más
grave en suicidios.

En los agresores, podemos evidenciar que sus consecuencias físicas y psicológicas pueden
ir de adicciones, problemas graves de ira, pero su consecuencia más grave se verá en el
entorno social y familiar, que pueden terminar en la delincuencia o en la cárcel si son casos
que no se logran controlar

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en


su colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

En la actualidad ya no se ven tantos casos de impunidad sobre este fenómeno, en realidad


las directivas de los colegios y el gobierno nacional realiza muchas campañas para la
prevención y en dado caso que se presente la correspondiente denuncia del caso, para tomar
medidas de control, muchas veces no se toman las medidas adecuadas y se sigue
presentando matoneo hasta que se deben llegar a acciones más severas, pero por lo general
cada día se busca más y más reducir el número de víctimas del matoneo en Colombia y por
eso se busca actuar y erradicar este problema de raíz minimizando sus graves
consecuencias.

Gracias.

Karent Diaz

7 de nov de 2018 7 de nov en 16:12

 2 Intervención al foro

BUENAS TARDES KARENT

Estoy de acuerdo con lo que mencionas sobre la influencia que tiene el ambiente familiar y
social de los niños en lo referente al fenómeno del matoneo y quisiera complementar y
profundizar un poco ya que los padres, como principales educadores del niño en sus
primeros años de vida; influyen en el desarrollo de sus hijos, variables como el
negativismo, su actitud emocional, la indiferencia y carencia de afecto, pueden incidir en
que el niño sea más agresivo y hostil hacia su entorno social, también debe tenerse en
cuenta la permisividad con los hijos; ya que una alta permisividad y la falta de límites
claros sobre la conducta de los niños, contribuirá al desarrollo de una conducta agresiva en
la adolescencia. Asi mismo los métodos disciplinarios utilizados por los padres, tales como
el castigo físico y el trato rígido, son técnicas disciplinarias que pueden aportar al nivel de
agresión del adolescente.

7 de nov de 2018 7 de nov en 19:30

 Compañera Karent, estoy muy de acuerdo con su aporte, respecto a que muchos de estos
comportamientos son influidos por el ambiente familiar y social del estudiante. Pues la
modernidad a mi criterio en la educación a permitido cada vez hijos sin limites claros, pues
las múltiples ocupaciones de los padres no les permiten hacerles el debido
acompañamiento y el ambiente social, el ser presionado para actuar de una forma
determinada termina siendo tan fuerte que convierte a una persona en victimario. Son
aspectos o variables muy influyentes en este tema.

lunes 12 de nov en 17:15

 Buenas tardes

karent dayant diaz

Estoy de acuerdo con tu aporte, lamentablemente el gobierno no le da la prioridad que en


realidad se necesita. una de las consecuencias mas evidente es la disminución del
rendimiento escolar debido a cambios en los comportamientos habituales de los niños.

Por desgracia los que llevan la peor parte en estas situaciones son los niños con bajo
autoestima, actitudes pasivas, trastornos emocionales, depresión, ansiedad y pensamientos
suicidas etc. Por otra parte los acosadores consiguen frecuentemente la aprobación y hasta
la admiración de algunos compañeros sus comportamientos son actitudes violentas, falta de
control, muestra de autoridad, fracaso escolar y situaciones que no se pueden controlar.

Gracias por tu aporte,

Olga hernandez sandoval.

Ayer 14 de nov en 14:32

 
Cordial saludo compañera Karent

Comparto tu aporte, en especial cuando mencionas que la familia y el entorno social


tiene que ver con que se presente este tipo de fenómeno en nuestros niños y jóvenes,
ya que empezando desde el hogar se deben infundir los valores de respeto y
tolerancia hacia los demás, como bien sabemos los niños son esponjas que todo lo
absorben, entonces si como padres empezamos a enseñarles desde pequeños a
respetar las opiniones de los demás, su color de piel, su cultural, su forma de
expresarse, etc, estaremos contribuyendo a que hayan menos niños agresivos.

7 de nov de 2018 7 de nov en 18:55

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios Colombianos?

El matoneo es una realidad en nuestro país, según las cifras de Colombia legal corporation;
Colombia es uno de los países con mayor número de casos de bullying, donde al menos el
20% de los niños de todo el país sufren algún tipo de acoso según la Fundación
Universitaria de Ciencias de la Salud (Enlaces a un sitio externo.)Enlaces a un sitio
externo., donde 1 de cada 5 niños son víctima de persecución por parte de sus compañeros.

A pesar de los esfuerzos que ha realizado el ministerio de educación con diversos proyectos
para intervenir desde el aula de clase y comprender este problema, no solo de los
estudiantes, si no de sus padres, compañeros, docentes y administrativos de las
instituciones, se ha encontrado que, aunque los estudiantes saben que está mal solucionar
sus conflictos de forma agresiva pero no tienen más herramientas ni competencias
emocionales que les permitan darle otro tipo se solución al conflicto. También se encuentra
que es un tema del que poco se habla en los medios masivos de comunicación, está
regulado por diversas leyes, pero en muchos casos se quedan en el papel.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que
nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

Las consecuencias para el agresor es quizás la más grave y es la permisividad para seguir
dañando a más compañeros, a un futuro cercano en su adultez, es la manipulación,
intimidación en diversos entornos sociales, no solo en un salón de clases; en su hogar, en su
trabajo, etc. Para la victima puede llegar al suicidio, trastornos alimenticios, si nadie
interviene. Las implicaciones a futuro vivir toda su vida sometido por el temor, dejando que
las demás personas “fuertes” sigan abusando de él.

El no prestar una atención adecuada e inmediata nos pone de cara a una realidad que ya se
vive en nuestro país y es la dominación de la violencia como única forma de solución ante
un conflicto y con ello, más víctimas y más agresores.
3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su
colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

En el colegio en el que trabaje, se realizó la denuncia ante un caso de violencia escolar que
se presentó, las directivas y psicóloga del colegio estuvieron haciendo el debido
acompañamiento al caso, los docentes también estuvieron muy comprometidos en el antes,
durante y después del suceso. Pero la realidad es que la mayoría de colegios no quieren
ponerse en problemas, gastos y la posible afectación de su buen nombre.

Colombia legal Corporation, El Bullying o matoneo en Colombia. Recuperado de:

https://colombialegalcorp.com/bullying-o-matoneo-en-colombia/ (Enlaces a un sitio


externo.)Enlaces a un sitio externo.

lunes 12 de nov en 10:05

 buen día compañera yeni lizeth campos.

tu aporte al foro es muy asertivo al informarnos la falta de recursos y de implementaciones


con que carecen los colegio e instituciones educativas en nuestro país, creería que el gran
problema de este flagelo como lo es el Bullying es la falta de valores que se inculcan en los
hogares y al verse inmersos al llegar a las aulas educativas son explotados de esta manera
con el Acoso entre pares y la falta resolución de conflictos con la que docentes y directivos
académicos no cuentan.

es muy cierto cuando mencionas que los colegios no le ponen el frente necesario ala
problemática que cada vez crece en los coelgios y que afecta a nuestros niños, los gastos y
el buen nombre priman antes cualquier caso de verdadera responsabilidad que podrían estar
evitando si le tomaran el tiempo necesario para su pronta solución. la implementacion de
talleres y actividades ludico-recreativas son herramientas de gran valor para todo el plantel
educativo sin excepción alguna se refuerzan valores y se crea entre niños niñas y
adolescentes un laso de confianza tolerancia y amor.

feliz dia

AURORA RODRIGUEZ
Cod. 1511020387

martes 13 de nov en 12:47

 

Buenas tardes compañeras Yeni y Aurora

La complementación de las dos me parece muy interesante y fundamentada para


esta problemática como es el Matoneo o Bullying que acongoja nuestros colegios y
adicional el gran descontrol que estamos presenciando con nuestros niños y
adolescentes que cada día se disminuye el tiempo de calidad que les pueden brindar
sus padres o cuidadores ya que la sociedad se ha convertido en una lucha constante
de intereses individuales. Dicho esto es muy difícil que en las mismas casas
fomenten valores fundamentales para repeler dicha problematica por eso como
profesionales y en las instituciones se tiene la gran responsabilidad en muchos
casos fomentar en los niños valores que no se evidencias en sus hogares por eso las
colegios deben buscar herramientas como las menciona Aurora "la
implementación de talleres y actividades lúdico-recreativas son herramientas
de gran valor para todo el plantel educativo" para así lograr un impacto más
profundo en los niños, adolescentes, padres, maestros, funcionarios, directivos.

Cordialmente,

Alexa Estefania Anzola Amortegui

Cod 1221600089

(1 me gusta)

7 de nov de 2018 7 de nov en 19:12

Buenas noches tutor y compañeros comparto con ustedes mi aporte quedando atenta a sus
opiniones.

1.¿QUÉ SABEMOS SOBRE EL FENÓMENO DEL MATONEO EN NUESTROS


COLEGIOS COLOMBIANOS?

Es un tema que se ha convertido en una problemática; ya que el número de estudiantes


afectados se han incrementado y cada vez se ven más casos.
A nivel personal es muy preocupante ya que afecta bastante la autoestima, emociones y
motivaciones de estos jóvenes que son víctimas de esta modalidad, siendo un fenómeno que
siempre ha existido y que seguramente hemos presenciado en algún momento de nuestras
vidas ignorando las grandes consecuencias que pueden traer.

Generalmente pienso que cuando más grande es el colegio o escuela hay mayor riesgo de
que haiga matoneo o acoso escolar, sobre todo si a este factor se le suma, la falta de control
físico, vigilancia y respeto; humillación, amenazas o la exclusión entre personal docente y
alumnos.

Por otro lado, cada vez se observa poco interés en el fortalecimiento de valores, a veces este
descuido viene desde el hogar y se viene ampliando en las instituciones educativas y la
sociedad. Al no fortalecer los valores, difícilmente se ponen en práctica, por ello se
presenta la usencia de límites y reglas en la convivencia llevando a que cada día se genere
más violencia.

Para concluir es muy importante resaltar que hoy en día en la gran mayoría de los colegios
de nuestro país se ve que este fenómeno del matoneo se aumenta, no sólo porque los
estudiantes que son víctimas o testigos callan por miedo, sino por culpa de los padres de
familia, de los docentes, directivos de las instituciones educativas que, tal vez sin
proponérselo, impulsan el problema, actuando cada uno en defensa propia.

2. ¿QUÉ CONSECUENCIAS TRAE TANTO PARA EL AGRESOR Y PARA LA


VÍCTIMA EL HECHO DE QUE NADIE SE INVOLUCRE EN SOLUCIONAR
LOS PROBLEMAS DE VIOLENCIA EN LOS COLEGIOS?

La no solución de esta problemática genera grandes factores de riesgo en cada una de los
estudiantes que de una u otra manera son o han sido víctimas de matoneo; las cuales
encontramos una baja autoestima, fracaso y dificultades escolares, mayor nivel de ansiedad,
intentos de suicidio, agresión y conductas negativas, evitación total al colegio, tendencia a
consumir drogas entre otros dejando grandes secuelas que ponen en riesgo la salud mental y
física de estos jóvenes.

Para el agresor es permitirle que continúe realizando este acto de violencia trayendo a un
más problema, buscando llamar la atención a veces con el objetivo de suplir alguna
necesidad de afecto en el entorno familiar, o también para manifestar molestias
relacionadas con otro contexto tales como el divorcio, dificultades económicas, relaciones
conflictivas con los padres o distanciamiento de uno de los dos que pueden ocasionar
situaciones frustrantes de alto estrés.

Entre los agresores hay mayor prevalencia de consumir sustancias psicoactivas, abandono
escolar, violencia intrafamiliar, embarazos adolescentes, portación de armas y conductas
delictivas.

3. ¿EXISTE IMPUNIDAD AL SABER DE CASOS DE ACOSO Y VIOLENCIA


ENTRE ESTUDIANTES EN SU COLEGIO, O POR EL CONTRARIO SI SE
DENUNCIAN TALES CASOS?
Actualmente conozco algunos colegios, donde la violencia ha generado gran impacto y
las instituciones se han puesto la camiseta denunciando a los agresores para tomar medidas
oportunas que contrarresten tales causas, realizando actividades con la ayuda de los
docentes y orientadora , creando estrategias que conllevan a posibles soluciones, como
las escuelas de padres con alumnos ya que esta problemáticas se aprende desde casa,
ayudando para que este fenómeno pueda disminuir los índices de acoso y violencia , pero
también a nivel personal observo que hay colegios donde poco les interesa solucionar
dicha problemática y dejan que esta situación siga generando grandes consecuencias para
los estudiantes, padres de familia y la misma institución.

Editado por el 7 de nov en 19:20

lunes 12 de nov en 18:48

 Respetada Bertha.

En tu aporte encuentro en el tercer párrafo la ¨solución¨a este flagelo y es la unión de todas


las partes, profesores, psicólogos, orientadores y la palabra clave: familia.

Indiscutiblemente estamos en una época en la que, por fin hacemos caso de los comentarios
de nuestros hijos y es tan importante asistir a la institución educativa cuando ellos dan
señales de alerta como cuando pareciera que las cosas están bien, esto último sobre todo por
que en ese feedback con los docentes es donde el padre conocerá de primera mano la cara
de la moneda que tenga su hijo, víctima o matoneador.

Ayer 14 de nov en 8:43

 

Compañera Bertha Cecilia.

Buenos días, cordialmente me permito dar mi opinión a tu aporte en el foro,

Tus respuestas son muy acertadas y las comparto en cierta manera, pero a veces
leyendo tu aporte se hace un poco complicado entender tu punto de vista; de otro
lado, como sugerencia te recomiendo mejorar tu ortografía, ya que mencionas "de
que haiga"....y lo recomendable es: haya.

Muchas gracias...feliz día


Atentamente,

Víctor Julio Barrera Rincón

Estudiante de Psicología

7 de nov de 2018 7 de nov en 20:05

Buenas Noches, compañeros comparto mi aporte al ejercicio propuesto.

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios


Colombianos?

El matoneo es un comportamiento cada vez mas usual y cotidiano en las aulas de clase de
nuestro país, con alta presencia en niños, adolescentes y jóvenes. La presencia de agresión
sistemática genera cada vez mas poder en los victimarios y vulnerabilidad en las victimas,
algunas de las formas de matonear según un articulo de la universidad de los andes es
intimidar, humillar, burlar, martirizar, quitar, excluir, insultar e incluso golpear; según el
ministerio de educación mas del 20% de los estudiantes reportan agresiones por parte de
sus compañeros en entorno escolar, otro 7.6% de los estudiantes aseguro estar expuesto
diariamente a maltrato físico y psicológico según la encuesta realizada por la OCDE;
aunque desde el 2012 se generan fuertes campañas e iniciativas para erradicar esta
problemática no ha tenido una respuesta totalmente favorable y sigue sin considerarse como
un tema de alta prioridad.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que
nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

Las consecuencias del agresor pueden llegar a ser judiciales, ya que se estudia que los
menores con conductas agresivas en su gran mayoría antes de los 24 años pueden llegar a
tener problemas delictivos o de violencia en alto impacto, psicológicamente la conducta
agresiva y violenta se fortalecería en los menores haciendo que sea su respuesta inmediata
ante un desacuerdo; con respecto a la víctima presentaría continuamente una mayor
vulnerabilidad, permitiendo que los actos violentos que le han marcado describan quien es
como persona, puede alterar la personalidad generando mayor ansiedad, depresión, baja
autoestima y poca capacidad para tomar decisiones

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su


colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?
Muchos casos permanecen impunes, algunas cifras presentadas por el ministerio de
educación nos dan a conocer que en nuestro país anualmente son denunciados 682 casos de
acoso escolar, 72 de acoso virtual (a través de redes sociales) y 1.233 agresiones físicas
dentro de las ciudades con mayor impacto de este fenómeno esta Medellín, Cali,
Bucaramanga y Bogotá. Se puede decir que ya se han implementado diversas medidas tanto
preventivas como correctivas para tratar los casos que se presentan sin embargo las
victimas no acuden en su mayoría a exponer la situación o buscar ayuda posiblemente por
desconocimiento de las medidas, por temor o presión social.

Referencias:

Vivas, J. (2017) Matoneo, problema que no se ha podido erradicar de colegios del país. El
tiempo, Bogotá.

Universidad de los Andes (2011) ¿Qué es la intimidación escolar? Psicología. Ciencias


sociales

Angie Natalia Alvarez Rodríguez

Cod: 1520010359

lunes 12 de nov en 18:58

 Angie muy buenas noches.

Me gustaría si me permites ahondar en tu segundo párrafo en la parte de consecuencias para


la victima ya que mencionas algo importante y son los problemas judiciales en delitos y
contravenciones, esto debido a que existe una jurisdicción especial para menores infractores
con una normatividad, tratamiento y establecimientos especiales de reclusión donde les
brindan asesoría y atención psicológica y de resocialización con intervención del ICBF que
garantiza los derechos del menor.

Ayer 14 de nov en 14:36


 

Hola Angie, tienes mucha razón en el tercer párrafo cuando hablas de que muchas
veces estos casos quedan en la impunidad debido al desconocimiento y al temor y la
presión social, estoy de acuerdo contigo, es verdad; muchos niños callan en casa por
temor de que papa o mama se acerquen al colegio a poner esto en conocimiento y
que aquel cruel agresor pueda tomar represalias.

Es necesario que los colegios implementen campañas preventivas; que los docentes,
los comités de convivencia, los psicólogos, los rectores salgan de sus oficinas y
consultorios, salgan de su confort, y hagan trabajo de campo, que llegue a sus
alumnos y que los conozcan y que esa vocación de servicio que un día decidieron
tener sea su mas preciado don para aportar a la sociedad, ciudadanos de bien.

Gracias

Responder... Responder al comentario


7 de nov de 2018 7 de nov en 20:35

respetados tutor y compañeros. comparto mi aporte al foro

1. ¿Qué sabemos sobre el fenómeno del matoneo en nuestros colegios Colombianos?

Nos hace falta negar semejante realidad, pero deberíamos comprender que el colegio o
escuela no es la cuna donde surge esta conducta. Ya que el niño desde la perspectiva de
Albert Bandura ejecuta su aprendizaje vicario. Al observar el comportamiento de los
adultos que se encuentran a su alrededor. Este “aprendizaje” lo expondrá en su colegio
frente a sus compañeros de clases, de esta manera surge una reacción en cadena donde un
insulto lleva al otro y débil siempre será la víctima. Esto porque el profesor en muchos
casos solo se dedica a la retórica y no le enseña al niño a SER, para que no solo adquiera
conocimientos, sino que logre ser una persona constructiva. No es el colegio, sino el
entorno social lo que alimenta la conducta violenta del niño/a. por otro lado esta conducta
puede responder a factores biológicos tales como alteraciones en los neurotransmisores. Por
lo tanto si hablamos de matoneo sin saber el origen del porque el niño agresor lo ejecuta,
sencillamente se esta condenando a alguien, sin buscarle una solución a su problema.

2. ¿Qué consecuencias trae tanto para el agresor y para la víctima el hecho de que
nadie se involucre en solucionar los problemas de violencia en los colegios?

Como no existe estrategias claras para enfrentar el problema (empezando por casa).
Consecuencias a largo plazo de acuerdo con el actor victimario/victima.

Victima: baja autoestima, fobias, rechazo al colegio, actitudes pasivas, Trastornos


emocionales. Problemas psicosomáticos, Depresión, ansiedad y pensamientos suicidas,
bajo rendimiento escolar, Sentimientos de culpabilidad, alteraciones de la conducta:
intromisión, introversión, timidez. aislamiento social y soledad, Problemas en las relaciones
sociales y familiares. Baja satisfacción familiar, Baja responsabilidad, actividad y eficacia,
Síndrome de estrés postraumático, Manifestaciones neuróticas y de ira, abandono de
estudios.

Victimario: conducta antisocial, poca o nula capacidad en resolución de conflictos,


trastornos de personalidad, rasgos sádicos, frialdad, pensamientos paranoides e
impulsividad.

3. ¿Existe impunidad al saber de casos de acoso y violencia entre estudiantes en su


colegio, o por el contrario si se denuncian tales casos?

Muchos casos se quedan impunes, primero porque la victima no denuncia esto puede
deberse a que se encuentre intimidado u amenazado por parte del agresor, segundo porque
lo adultos no toman medidas correctivas, no es castigar, sino crear conciencia, sensibilizar
al niño/a frente a este tipo de conductas. Otro factor es porque muchas veces no se le cree al
niño/a, partiendo de que no todo comportamiento fuera de lo normal se deba al acoso
escolar, puesto que una patología como la depresión puede se causada por alteraciones
neuronales y no por bullying.

domingo 11 de nov en 20:40

 Buenas noches David

Tu aporte me parece interesante, en relación al punto 1 creo que muy asertivo cuando
hablas que los niños asumen conductas que observan desde casa y lamentable mente
muchos padres quieren descargar esa responsabilidad con los profesores o conductas que el
niño aprende en el colegio sin mirar que en la gran mayoría de los caso son los padres los
que han acercado y patrocinado a su hijo a esta conducta. Por otro lado esta el punto donde
hablas de las cualidades que pueda afrontar cada niño victima/victimario creo que si son
muchos los aspectos del niño que se ven afectados en estos casos y la ayuda que se brinda
debe ser para ambos, de lo contrario no se hará un pare sino que seguirá trascendiendo a
otros niños.