Anda di halaman 1dari 6

Proyecto final de Educación Física:

Para concluir nuestro último año de secundaria en el instituto ''Jesús de Nazaret'', decidimos
realizarles un número de preguntas a alumnos de los 1ros turno mañana, 2dos turno mañana y
5tos turno mañana. Además, estas mismas preguntas fueron respondidas por los profesores
presentes en cada curso luego de haber escuchado lo que los alumnos tenían para decir según su
visión del lado del estudiante y, así, el profesor poder explicar que es lo que sucedía desde la visión
docente.

Estuvimos media hora en cada salón y, por lo tanto, los alumnos de cada curso, como también los
profesores, participaron muchísimo y nos contaron sus experiencias, inquietudes y cosas positivas
que pasaron en su tiempo en el colegio. Una vez ya escuchadas las opiniones de todos los alumnos
y de los profesores, pudimos sacar una serie de conclusiones finales.

¿Por qué se realiza este trabajo?:


Como alumnas de 5to año, nos pareció interesante saber cómo pensaban y como estaban los
alumnos de ambos extremos de la secundaria (1ero/2do y 5to año) transcurriendo sus estudios, y
generar un espacio donde los alumnos pudieran sentirse escuchados y así, de igual forma, los
profesores y superiores.

Otro de los objetivos de esta evaluación, es ver cómo va cambiando la visión de los estudiantes
para con las autoridades, profesores y escuela a medida que van pasando de año y establecen
diferentes relaciones con los mismos.

¿Que proponemos?:
Proponemos este espacio, con la intención de que el alumno y el docente puedan sentirse
escuchados, que no sea algo ocasional o algo muy estructurado propuesto por el ministerio
anualmente. Por esto, vemos totalmente conveniente y fructífero la creación y utilización de este
espacio de dialogo entre alumnos y docentes.

Este espacio, deberá estar a cargo de alumnos, preferentemente de 5tos años, ya que son quienes
tienen más experiencia y conocimiento en reglamento escolar, profesores, métodos evaluativos,
entre otros. Además, al ser alumnos quienes se encargan de esta tarea, los estudiantes, podrán
sentirse más cómodos al hablar y expresarse con un par sobre cómo están viviendo su año escolar,
ya que no tienen que ''enfrentarse'' a una figura de autoridad.

También, profesores podrán acercarse a los alumnos a cargo de este espacio para aclarar sus dudas
con respecto a problemáticas con el alumnado ya sea que cada vez hay más diferencia generacional
o por que los profesores tuvieron problemas con algún que otro alumno, etcétera.

De igual forma, los alumnos a cargo, servirán de mediadores entre docentes y estudiantes en los
espacios de dialogo que se llevarán a cabo a lo largo del año escolar, facilitando y favoreciendo la
comunicación entre los mismos.

¿En que nos basamos para ver conveniente la creación de este espacio?:
Alumnos de 1ros años han denunciado que reciben malos tratos por parte de los profesores ante la
pregunta de ''¿Cómo es el trato con sus docentes?''. Algunos ejemplos que nos dieron los
estudiantes fueron: Faltas de respeto y mucha informalidad al hablar y responder hacia ellos. Las
mismas se efectúan con la utilización de palabras despectivas.

Nos han comentado, que muchos profesores se molestan a la hora de explicar un tema de nuevo
en caso de no ser entendido por el alumnado y, aclaran que ellos se dirigen respetuosamente al
momento de hacer una consulta.

Otra pregunta que realizamos fue ‘‘¿Están de acuerdo en la forma en que evalúan los profesores?'',
a lo que en su mayoría contestaron que ellos ven mucho favoritismo al momento de poner una
nota. Algunos de los ejemplos que nos dieron, fue que ante una acción (como el uso del celular),
realizada por dos alumnos, solo se sanciona a uno.

Explican, también, que hay una mala organización por parte de profesores al momento de avisar
exámenes, ya que muchas veces, toman temas que no dieron o no explicaron, según declaraciones
por parte de alumnos. Y, de igual forma, si una prueba está mal corregida, los profesores no dan
explicaciones o no están predispuestos a escucharlos. O, que algunos profesores, tienen cierto
“favoritismo” con algunos alumnos. Tras estos factores, se llega a la conclusión que los alumnos
sienten que para los profesores ven a su trabajo como una obligación y no como su vocación.

Pero, no todo es negativo. Han afirmado que, si bien en su mayoría los profesores no presentan
rasgos muy favorables, hay excepciones. Algunos de los profesores van predispuestos a dar clases y
escucharlos, se puede generar un espacio de debate, las clases son buenas y los describen como
''buena onda''. Además, cabe recalcar, que algunos profesores van predispuestos y con ganas a dar
clases, dando ganas así a los alumnos de aprender y prestar atención en las mismas.

El profesor presente en este debate, luego de escuchar los que los alumnos tenían para decir,
aclararon que pueden existir casos en los que el profesor no se dirija de buena forma al alumno
(por que no tuvieron un buen día, etc.), pero siempre hay que hacer auto evaluación de como el
alumno se dirige y trata al profesor para que este reaccione mal. Pero, deja en claro, que los malos
tratos no deberían realizarse por parte de ninguno de los dos y que, si esto sucedes reiteradas
veces y el profesor no da lugar a que el alumno aclare sus diferencias, debe dirigirse a alguna figura
de autoridad para que intervenga en el problema.

Por último, fueron muy reiterados los comentarios por parte de los alumnos sobre que ''tienen
miedo'' de hablar con profesores sobre los que les molesta de ellos ya que dicen que su nota final
en el área académica, puede verse afectada.

Tanto profesores como alumnos de 1er año, estuvieron de acuerdo en que este espacio de debate
entre el alumno y profesor, con alumnos de 5to como mediadores, sería una buena forma de que
ambos se sientan escuchados y poder tener presentes ambas realidades. Los alumnos, se pudieron
desenvolver y se sintieron mucho más cómodos al hablar con unos alumnos y no con una figura de
autoridad.

Continuando, hicimos estas mismas preguntas a alumnos de 2dos años. Las respuestas no fueron
muy diferentes a las anteriores.

Declararon haber sufrido malos tratos por parte de los docentes, faltas de respeto, favoritismo y
otras situaciones incomodas también vividas.

Dicen estar en desacuerdo en como evalúan los profesores ya que también sienten que ellos
deberían basarse en algo más que las pruebas finales de cada trimestre para definir sus notas.

De igual manera que en los 1ros años, los alumnos de 2do dicen que al momento de evaluar a los
alumnos, los profesores están negados a escucharlos.

También coinciden con la idea de que sería muy bueno un espacio de dialogo como el que se llevó
a cabo, con alumnos de 5to como intermediarios, ya que se sienten más cómodos hablando con
ellos. La docente presente en este momento, coincide con que a los profesores también les sería
bueno que se genere este espacio ya que un alumno de 5to año, con más recorrido en la
secundaria, podría ayudarlos a entender quizás a esos alumnos más alejados generacionalmente y
así resolver inconvenientes.

(…)

Luego, yéndonos al otro extremo del nivel secundario, hablamos con chicos de 5to años y se les
realizaron las mismas preguntas.

Si bien hubo diferencias, estuvieron de acuerdo con que los profesores no vienen a dar clases por
vocación, si no por obligación. Aclaran que ''se les van las ganas de estudiar' al momento que los
profesores los acusan de ser malos alumnos, y que vengan con una imagen ya implantada del
comportamiento de 5to años sin quizás haberlos tenido antes.

Muchos aclararon, textualmente ''odiar la escuela'' debido a los acontecimientos y malos


momentos que nos han hecho pasar a nosotros los de 5to.

Al igual que alumnos de 1ero y 2do, sienten que se genera un favoritismo por parte de profesores.

Se pudo concluir entre los alumnos de 5to año, que los profesores están negados a escucharlos y
que, por eso mismo, se comportan de cierta forma con algunos profesores. Textualmente,
utilizaron el término ''algunos se lo merecen''.

Pero, también explicaron que hay profesores que viene con ganas de dar clases y escucharlos.
Vienen con la idea de establecer un vínculo positivo entre ellos y los alumnos, y por tanto, el
profesor y no viene con prejuicios sobre ellos. Ante estos profesores, dicen que su modalidad de
trabajo cambia y que les generan ganas de prestar atención y participar en las clases.
Por parte del profesor presente, dijo que se veía muy necesario que se remodele la modalidad de
trabajo ya que el sistema educativo actual ya es muy retrogrado y los tiempos cambian y es
necesario implementar nuevas tecnologías y métodos de trabajo.

Explican, también, que algunos profesores trasladan sus problemas personales al trabajo y es por
eso que ''se la agarra con el alumno''. O, que algunos profesores “se sienten con el derecho de
tratarte mal solo porque se sienten superiores a vos al ser los profesores”

De igual forma que los profesores anteriormente entrevistados, aclaran que vieron muy interesante
ese espacio de debate entre alumnos y profesor y que les gusto poder participar del mismo.

Conclusión final:
Los alumnos no logran sentirse escuchados por parte de profesores y autoridades y lograron
hacerlo en este espacio de debate generado llevado a cabo por alumnas de 5to años turno
mañana.

Ya se tiene una construcción social de que el profesor es ''el malo'' y que lo que digan los alumnos
no se tiene en cuenta seriamente o se le saca valor a su palabra. Se tiene más en cuenta la visión
del profesor y esa es ''la acertada''. Como han declarado alumnos, ''el profesor tiene razón porque
es profesor'', ''el profesor hace lo que quiere y nos trata como quiere por ser profesor''. Todo esto,
no hace sentir bien al alumno y por esto, se siente más vulnerable y no tenido en cuenta.

La diferencia que notamos de nivel inicial a 5tos años, es que con el paso del tiempo, el alumno ya
no se reserva, ya que cansado de todo lo anterior vivido, comienza a contestar y a denunciar las
faltas de respeto de los docentes, ya no ''tiene miedo por su nota''.

La gran mayoría de los alumnos, coincidieron en que están en desacuerdo en los métodos de
evaluación de los profesores y que deberían de cambiarse. Hasta deberían enseñar verdaderos
métodos de estudio que les sirva a los alumnos, no solo para el presente, sino para el inminente
futuro.

Tampoco se debería de tener en cuenta la ideología, religión o pensamiento del alumno al


momento de evaluar.

La modalidad de trabajo ya está caducada, obsoleta y vieja, y debería de renovarse


tecnológicamente y socialmente, para hacer las clases más llevaderas y fructíferas para ambos
(docente y alumno).

Y, finalmente, la creación de este espacio donde el alumno y profesor pueda sentirse escuchados
sería algo muy bueno para todos, incluida la institución.

Nuestra reflexión acerca de la


escuela: Toda esta idea de nuestro
trabajo, en gran parte, surgió con lo ocurrido en el festejo de los 5to años. En nuestro curso, 5to
Ciencias Naturales, fuimos juzgados como los culpables sin serlo, solo por estar ahí en ese mismo
lugar festejando con cotillón, espuma y las banderas, es decir, solo hicimos lo que nos fue
permitido previamente sin sobrepasar lo acordado. En ningún momento 5to CN tiro las bombas de
humo, fueron otros alumnos de los otros cursos. Esto nos hizo reflexionar muchísimo acerca de los
espacios de dialogo que no nos brindaba la escuela, que no son ningunos. Al pasar esto, nosotros
no nos sentimos entendidos, contenidos ni escuchados para nada, ya que queríamos contar a toda
costa nuestra versión de los hechos y no nos dejaron ni siquiera hablarlo con algún directivo. Esto
fue muy feo y lo fue todavía más cuando nos enteramos de todas las sanciones que nos iban a dar
por boca de gente que no eran autoridades o por ciertos rumores de que nos podía pasar. Medidas
como sacarte ciertas experiencias únicas que no ibas a vivir nunca más en tu vida, en nuestro caso,
participar del último modelo de las Naciones Unidas, participar en actos como el festival de música,
tampoco del torneo de gimnasia y otra cosa muy dolorosa, ver que me sacaban el puesto de
abanderada que con todo mi esfuerzo y actitudes conseguí. Todo esto dado antes del “espacio de
dialogo” que el ministerio proponía. El mismo se realizó y no sirvió para nada, ya que si bien nos
expresamos (oral y escrito), contamos nuestra parte de la historia y que nosotros no tiramos las
bombas, no nos escucharon ni tomaron en cuenta todo esto y lo que escribimos, porque después
decidieron ponernos a todos en la misma bolsa y juzgarnos a todos como los culpables, nunca
teniéndonos en cuenta individualmente ni como curso. Fue un golpe muy duro para nosotras, que
venimos a la escuela desde jardín, nunca en la vida hicimos algo malo y justo en nuestro último
años nos desprecian de esta manera, aun comportándonos bien y respetando las reglas, fue muy
doloroso teniendo en cuenta que hace más de 15 años que asistimos a la escuela y jamás nos había
pasado algo como esto. Desde esto, la escuela ya no es un lugar donde nos sentimos comprendidas
y contenidas, ni siquiera a veces cómodas por nuestra situación. Ojalá algún día los superiores se
den cuenta del error que cometieron. Ellos deberían hacer honor al espíritu de la escuela (como
tanto se jactan de hacerlo) y escuchar, no juzgar, dialogar con los alumnos y hacerlos sentir como
que la escuela es un lugar donde se sientan contenidos y entendidos, como un segundo hogar. En
cambio, la escuela para muchos, hace mucho ya paso a ser una especie de empresa ambiciosa que
solo se fija en los número y en cuántos alumnos más pueden entrar a la institución, tratando a los
mismos tan solo como uno más del montón . Esto puede demostrarse, ya que por ejemplo se sacó
el gran salón de música que era un espacio de recreación donde se hacían cosas lindas de todo
tipo, para luego hacer muchísimos más salones donde entren más alumnos todavía. Se reemplazó
el salón de música por un salón de espacio muy chico donde con suerte entran los cursos y donde
ya no hay casi material musical con el que trabajar. Ni hablar de todos los materiales que faltan
para materias como Educación Física y el abandono del gimnasio que podría usarse para muchos
fines, y el deterioro el de algunos salones que nunca son arreglados, afectando a la comodidad de
los alumnos, y muchísimas otras situaciones que si contamos, no terminamos más. Muy triste todo
esto para nosotras que conocemos y asistimos desde hace más de 15 años a la escuela. Esperemos
que esto no se prolongue en el futuro y que en uno cercano, todo esto cambie para bien. La
escuela debería ser un lugar que, no solo sirva para formar futuros profesionales o personas que
tomen algún trabajo, sino que también forme futuras buenas personas. Para que en un futuro, el
alumno pueda convivir correctamente en sociedad, enseñándole todos los valores necesarios para
ello: Respeto, justicia, sinceridad, empatía, responsabilidad, compromiso y que para todo hay una
solución pacífica, utilizando el dialogo.

Melani Perg y Selena Ferrari. 5to Ciencias Naturales.