Anda di halaman 1dari 14

Apartado 1

Instituto Superior del Profesorado “Dr. Joaquín V.


González”

Profesorado de Historia

Seminario de Investigación
Proyecto de tesis

Título: Entre la intransigencia y la negociación

Subtítulo: La construcción de la identidad en el surgimiento de Falange


Española de la JONS a través de sus seminarios “F.E.” y “Arriba” durante la
Segunda República Española, 1933 - 1936

Estudiante: Juan Manuel Hornos

Correo electrónico: juanmanuelhornos@gmail.com


Teléfono de contacto: 1556240881

Profesor/a: Silvana Luverá

2018

1
Apartado 2

Introducción

Planteo del tema de Investigación:


Durante los años 1931 a 1936 se desarrolló en España un periodo
histórico denominado por la historiografía como “Segunda República Española”,
haciendo alusión al tipo de gobierno que se desenvolvió durante esos años en el
país. Dentro de lo que era el contexto europeo de ese momento, el
establecimiento de una república era una propuesta temeraria, visto y
considerando la presencia en el continente de la Portugal de Salazar, la Italia de
Mussolini, el ascenso del Nacionalsocialismo en Alemania o incluso el
establecimiento de Stalin en Rusia. Caracterizada por la expulsión de la
monarquía y el establecimiento de una democracia parlamentaria de masas, el
nuevo sistema político trajo aparejada la necesidad de un reacondicionamiento
de las viejas fuerzas políticas que venían disputando la hegemonía sobre el
Estado español desde finales el siglo XIX, entre ellas corrientes tanto de
izquierda (como el socialismo o el liberalismo) como de la derecha (monárquicos
en todas sus ramas, conservadores y católicos). Con respecto a estos últimos,
la novedad política de estos años será el surgimiento en España por primera vez
de partidos que se revindicaran fascistas, tomando principalmente como ejemplo
la experiencia italiana iniciada en los años 20. Falange Española de la JONS,
una combinación de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalistas de Ramiro
Ledesma Ramos y Onésimo Redondo con la Falange de José Antonio Primo de
Rivera, será el primer partido que pondrá como objetivo político la construcción
de lo que ellos entendían como un nuevo estado y una “revolución” fascista en
España.
La particularidad de Falange Española de las JONS radica en ser el único
partido en reivindicarse a sí mismo fascista y organizarse en estructura de partido
milicia. En este sentido, es necesario aclarar que, si bien es la forma más “pura”
de fascismo en España”, formó parte de lo que diferentes autores denominan
como un sector fascistizado del espectro político de las derechas españolas que

2
también tenían fuertes elementos fascistas, aunque nunca llegaron a ser
hegemónicos. En este sentido, el presente trabajo busca encontrar a través de
la prensa escrita los principales elementos que dieron lugar a la construcción de
la identidad particular de Falange Española, la diferenciación con otras fuerzas
de derecha y, posteriormente, preguntarse si esta identidad construida fue la que
cercenó su capacidad de formar alianzas más amplias con otros sectores de
derechas y verse, a lo largo de 1933 – 1936, como un factor marginal dentro de
la política de la Segunda República.

Planteo del problema de investigación:


¿Qué es el fascismo? ¿Qué elementos construyen la identidad fascista?
¿Qué significó a nivel europeo? ¿En qué momento surge Falange Española de
las JONS? ¿Quiénes la integraban, y de que sectores provenían? ¿Por qué F.E.
de las JONS se identificaban con el fascismo? ¿Cómo interpretaban el fascismo?
¿Cómo caracterizaban la situación de la España de la Segunda República
durante el segundo bienio conservador? ¿Se consideraban fascistas? ¿Cómo
era su lectura del fascismo? ¿Cómo caracterizaban al resto de las
organizaciones de derechas? ¿Buscaron alianzas, o actuaron por cuenta propia?
¿Por qué?

Justificación:
El interés por siguiente trabajo de investigación surgió a partir de dos
motivos: por un lado, siempre tuve mucho interés en el desarrollo de las derechas
en general, y de las fascistas en particular a lo largo de la historia. Si bien el
grueso de mis lecturas siempre se concentró en los procesos fascistas de Italia
y Alemania, por ser los más renombrados, siempre tuve también mucho interés
por como este fenómeno se expandió a otras latitudes. A su vez, el periodo de
la Segunda República Española es, dentro del marco de la historia
contemporánea europea, uno de mis periodos favoritos. En este sentido,
notamos que no existe demasiado material trabajado sobre la primera Falange
de José Antonio Primo de Rivera, lo que me llevó a leer la obra monumental de
casi mil páginas de Ferran Gallego titulada “El evangelio fascista”. La primera
sección del libro se dedica al desarrollo de la Falange durante la Segunda
República. Eso despertó nuestro interés por un proceso histórico que muchas

3
veces es dejado de lado, ya que normalmente se caracteriza al fascismo español
primero como un fascismo tardío, y en segundo lugar, fuertemente
tradicionalista, por lo tanto distinto al resto de los fascismos europeos. A este
interés, se sumó la posibilidad de acceder a fuentes primarias sobre el tema, que
encontramos en anticuarios de la Ciudad de Buenos Aires. Considerando un
golpe de suerte poder encontrar semejantes fuentes y con estas tener la
posibilidad de estudiar un movimiento fascista europeo de vital importancia para
la historia española, decidimos avanzar sobre este tema. Fue, en alguna medida,
una mezcla de interés y oportunismo.

Objeto de estudio/ asunto de estudio:


Si bien todos los movimientos sociales fascistas existentes en la primera
posguerra comparten estas particularidades, es decir, de nacer del espectro
marginal de la política hasta eventualmente hacerse con el poder, el caso de
Falange Española es interesante para destacarlo por determinados motivos: En
principio, los años fundantes de la Falange no suelen ser un tema de estudio en
sí mismo, sino que se estudian como antesala de lo que posteriormente será el
franquismo. Esto representa una oportunidad para estudiar cuales eran los
pilares de esa identidad fuertemente militante del primer núcleo de Falange. En
segundo lugar, nos encontramos con un movimiento político que era considerado
también marginal, una simple organización desestabilizadora de la república,
pero incapaz de generar proyectos de gobierno. Las ediciones de fuentes que
tenemos a nuestra disposición son sintomáticas al respecto: Trabajaremos con
facsímiles de semanarios reeditados hacia 1943 con la consolidación del
franquismo. Forman parte de un proceso de reedición de libros y discursos de,
precisamente, estos primeros fascistas, como José Antonio o Ramiro Ledesma
Ramos. Evidentemente, representaron importantes adiciones a la construcción
identitaria que hará el franquismo.

4
Objetivos:
 Identificar los rasgos identitarios del fascismo en general, y de la Falange
Española de la JONS en particular.
 Relacionar sus posiciones con el resto de las agrupaciones de derechas
en la Segunda República.
 Comprender como fueron estas interacciones.
 Explicar la incapacidad de la Falange en buscar alianzas con otras
agrupaciones de derechas y, de esta forma, salir de su espacio marginal.

Hipótesis:
Nuestra hipótesis se basa en la afirmación de que uno de los motivos de
la incapacidad de la primera Falange Española de la JONS de constituirse en un
partido hegemónico dentro del campo de las derechas durante los años 1933 -
1936 fue la construcción que hicieron de una imagen muy fuerte de sí mismos.
Sus referencias constantes con movimientos de carácter italiano y alemán, a su
vez, les impidió adaptar sus doctrinas al campo de lo posible en las derechas
españolas. Esto los llevó a posiciones de intransigencia que anularon un posible
marco de alianzas con otras fuerzas.

Marco teórico:
Para realizar el trabajo, primeramente, se parte de fenómenos a nivel
mundial que vienen desarrollándose en los últimos años, sobre todo a nivel
estadounidense y europeo desde la última gran crisis del capitalismo en 2008,
movimientos políticos que los científicos sociales han denominado de “Alt –
Right” (derecha alternativa). La particularidad de estas derechas es que, si bien
no se revindican necesariamente como fascistas, han adoptado características
identitarias y de praxis política que se asemejan a aquellos movimientos políticos
de la primera posguerra. Si bien en un principio se los consideró como
movimientos residuales, actuando en los márgenes de la política democrática, la
victoria de Donald Trump en EEUU en parte gracias al apoyo de estos sectores
encarnados en la figura de Steve Bannon, los catapulto al centro de la escena
política. El efecto se trasladó posteriormente a Europa, donde estas
agrupaciones comenzaron a ganar escaños en el poder político, siendo quizás
los casos más paradigmáticos los de Alternative für Deutschland en Alemania y
5
su nada despreciable 13% de los votos, lo que les permitió entrar al parlamento,
o la entrada en el gobierno de coalición conservadora en Austria del Freiheitliche
Partei Österreichs. Los avances en Francia del partido de Marie Le Pen dan
cuenta de este fenómeno mundial. Movimientos similares pueden rastrearse
incluso hoy en día en varias comunidades afrikaaners en Sudáfrica. La
construcción identitaria dentro de estas nuevas derechas está fuertemente
afianzada en una imagen que tienen de sí mismas y de su misión redentora para
con sus patrias. En este sentido, puede especularse que uno de los motivos de
sus recientes éxitos en sociedades sumamente diversas y con subjetividades
cambiantes por las relaciones de mercado, nace de su capacidad de re arraigar
comunidades bajo fuertes cadenas identitarias y otorgarles una misión.
Para trabajar específicamente el proceso de la primera falange,
utilizaremos la definición de fascismo de Ferran Gallego, quien sostiene que:
“Lo que resulta propio del fascismo es la manera en que es capaz de
realizar una síntesis y modernización del discurso contrarrevolucionario. Lo que
le dará su potencia es su voluntad integradora, su singular energía para incluir
en una misma mística militante consignas, evocaciones y símbolos que han sido
expresados en innumerables ocasiones por otras fuerzas de la derecha radical.
Lo que le caracteriza es una incansable actividad y una actitud trágica y
entusiasta, capaz de ser congruente con la sensación de derrumbe de una
sociedad y con el impulso de su renacimiento. Esa capacidad de integración y
reactivación, esa disciplina exhibicionista que escenifica la actitud conservadora
de la patria en peligro y la proyección utópica de una nación en marcha es lo que
el fascismo introduce para construir una nueva cultura contrarrevolucionaria:
cultura política entendida como una representación de expectativas sociales,
como comunidad de pertenencia a un mismo proyecto, como conjunto de valores
organizados, como aceptación de creencias y elementos simbólicos que dan
coherencia a un movimiento social y a un proyecto nacional”1.
También utilizaremos la caracterización de las diferentes derechas,
nacida de las reflexiones de José María Gil Robles y enunciados por Paul
Preston como: “la derecha pronto se reorganizó políticamente por dos vías,

1
GALLEGO, Ferran (2014): El evangelio fascista. La formación de la cultura política del
franquismo (1930 – 1950), Crítica, Barcelona, España. Pág. 22.

6
conocidas como accidentalistas y catastrofistas (…) (Las accidentalistas)
consideraban que las formas de gobierno, republicana o monárquica eran
accidentales y no fundamentales. Lo que realmente importaba era el contenido
social del Régimen. Por tanto, adoptaron una táctica legalista (…) El enfoque de
los llamados grupos catastrofistas estribó en la convicción de que la República
debía ser derrocada mediante un golpe militar2.
Por último, de central importancia será el concepto de identidad
caracterizado por Trullen Floría de la siguiente manera: “Nuestra identidad
mental es todo aquello con lo que nos hemos identificado: historias personales y
colectivas, símbolos, personas, ideologías, profesiones, intereses. La identidad
es todo aquello que transformamos en mí, en un alimento constante del sentido
del yo”3. Más adelante añade: “En el pasado se encuentran las raíces, los
cimientos de la identidad mental. Y dota a la persona de experiencias concretas
que, interpretadas de acuerdo con determinados marcos cognitivos,
desempeñan un papel clave en la forja de una identidad. Pero el futuro también
forma parte del ego como mínimo a dos niveles: o bien como promesa de
realización, o bien como posible amenaza (…) La característica fundamental de
la identidad mental es, por lo tanto, que se encuentra comprimida entre el pasado
y el futuro y tiende a ignorar (…) lo único que existe: el momento presente”.4

Estado de la cuestión:
El presente trabajo pretende estudiar el surgimiento de la Falange
Española de las JONS durante la Segunda República Española, el primer partido
de características fascistas en la historia de este país. Sobre este periodo
histórico en la historia de España se ha escrito muchísimo y sería inabarcable
enumerar todas las obras mencionadas. Normalmente, se ha asociado al periodo
con su correlato, la Guerra Civil. En este sentido, la obra más paradigmática es
La Guerra Civil Española, obra de dos tomos escrita por el historiador hispanista
inglés Hugh Thomas, cuya primera edición data del año 1962 de la mano de la

2
PRESTON, Paul “Esperanzas e ilusiones en un nuevo régimen. La República reformista” en VIÑAS,
Ángel (2012): En el combate por la historia. La república, la guerra civil, el franquismo, Pasado y
Presente, Barcelona, España. Pág. 56-57. Para ver la explicación de José María Gil Robles, ver: GIL
ROBLES, José María (2006): No fue posible la paz, Ariel, Barcelona, Pág. 80 - 83
3
TRULLEN FLORÍA, Ramiro (2016): España Trastornada. La identidad y el discurso
contrarrevolucionario durante la Segunda República y la Guerra Civil, Akal, Madrid, Pág 17
4
Ibídem. Pág. 20

7
editorial Ruedo Ibérico. La misma editorial fue fundada en esos años por un
grupo de exiliados españoles en París, en vistas a generar una contracorriente
intelectual a la ortodoxia franquista. De la misma editorial pertenece la primera
gran obra en relación a la historia del fascismo español: Falange. Historia del
fascismo español, escrita por el historiador estadounidense Stanley G. Payne,
obra que se transformara en la referencia absoluta en cuanto al tema se trata, y
que aborda la historia desde los primeros años de la Segunda República hasta
la década del 50.
De este mismo autor, destaca su obra El Fascismo, un estudio de 1985
donde aborda el fascismo como problema en general y compara el caso español
con el italiano y alemán, en vistas a entender de qué se trata cuando hablamos
de fascismo. Sobre el fascismo italiano, madre de esta corriente política, las
obras de referencia más importantes son: El nacimiento de la ideología fascista,
de Zeev Sternhall, de la década del 80; las dos obras de George L. Mosse, La
nacionalización de las masas, y Soldados caídos. La transformación de la
memoria de las guerras mundiales, ambas de la década del 90; las dos obras de
su discípulo, Emilio Gentile, tituladas La vía italiana al totalitarismo y El culto al
Littorio; y sobre nacionalsocialismo es imposible no mencionar a uno de los
historiadores más prolíferos sobre el tema, Ian Kershaw, de los cuales podemos
destacar El Mito de Hitler y La dictadura nazi. Principales controversias en torno
a la era de Hitler, ambas de la primera década del 2000. La importancia de estas
referencias radica en que, precisamente, Falange Española de las JONS forman
parte de un movimiento a nivel continental, y es por esto que es necesario tener
en cuenta aquellos procesos políticos que funcionaron como su marco de
referencia.
Sobre todo a partir de 2010, el estudio sobre este periodo de la historia
española recobró vitalidad de la mano de historiadores como Paul Preston,
Eduardo Callejas, Josep Fontana, Julio Arostegui, entre otros. La obra más
destacable, debido a que aglutina a todos estos historiadores en un tomo de más
de 1000 páginas, se titula En el combate por la historia. La república, la guerra
civil, el franquismo, editado por el historiador Ángel Viñas y publicado por la
editorial de izquierdas llamada Pasado y Presente. Este libro se inserta en un
clima político complicado en la historiografía española, donde se estaba dando
un proceso revisionista a través del cual la Academia de la Historia revindicaba

8
la imagen del franquismo como un régimen no tan brutal como se lo pintó tras la
recuperación de la democracia. En la misma línea y de la misma editorial,
podemos mencionar el libro La Segunda República Española, otro estudio
exhaustivo del período, de 1400 páginas en total, dirigido por Eduardo Callejas
y editado en 2015. De ese mismo grupo de estudio surge el historiador más
importante sobre fascismo español de los últimos años, Ferran Gallego, quien
luego de años de estudio sobre el tema escribió la monumental obra El evangelio
fascista. La formación de la cultura política del franquismo (1930 – 1950), de 917
páginas, editado por Crítica en 2014. El mismo se encuentra dividido en dos
secciones, la primera dedicada al surgimiento de las JONS, la Falange, su
posterior unión y el desarrollo del partido liderado por José Antonio Primo de
Rivera hasta el inicio de la guerra civil, terminando con la unificación de todas las
derechas por parte del general Francisco Franco en las Falanges Españolas
Tradicionalistas de las JONS. La segunda sección, sigue el derrotero de la
Guerra Civil y la instauración del franquismo como sistema político. Lo
destacable de esta obra en general es su hipótesis que, a diferencia de las tesis
dominantes de la mano de Stayne, tendían a resaltar la particularidad del
fascismo español en relación a los demás, hasta llegar al extremo de no
considerarlo un fascismo en sí mismo, como han sostenido otros autores, como
Robert Paxton en su Anatomy of Fascism o papers como Five Stages of Fascism,
o el mismo Eric Hobsbawm en su Historia del siglo XX, en su capítulo La caída
del liberalismo. En este sentido, Ferran Gallego será nuestro principal soporte a
la hora de realizar la presente investigación.

Modalidad:
Descriptivas - Explicativas. Tesis de investigación teórica.

Metodología: Tendrá un enfoque cualitativo.

Apartado 3

9
Bibliografía:
Fuentes primarias:
 Editorial Nacional MCMXLIII (1943): F.E. Reproducción facsímil del
Semanario de la Falange 1933 - 1934, Delegación Nacional de Prensa y
Propaganda de Falange Española Tradicionalista y de las J.O.N.S.,
Madrid, España.
 Editorial Nacional MCMXXXIX Año de la Victoria (1943): Arriba.
Reproducción facsímil del Semanario de la Falange 1935 - 1936,
Delegación Nacional de Prensa y Propaganda de Falange Española
Tradicionalista y de las J.O.N.S., Madrid, España.

General:
 DOMÍNGUEZ MÉNDEZ, Rubén (2012): “Los fasci italianos en España.
Aproximación al conocimiento de sus grupos y actividades”, en en Pasado
y Memoria. Revista de Historia Contemporanea, 11, Universidad de
Alicante, Alicante, España.
 EVANS, Richard J. (2015): El Tercer Reich en la historia y la memoria,
Pasado y Presente, Barcelona, España
 FONTANA, Josep (2017): El siglo de la revolución. Una historia del mundo
desde 1914, Crítica, Barcelona, España.
 FUENTES CORDERA, Maximiliano (2014): España en la Primera Guerra
Mundial. Una movilización cultural, Editorial Akal, Madrid, España
 GARCÍA FUNES, Juan Carlos (2011): Propaganda y movilización de
masas de la acción católica durante la Dictadura de Primo de Rivera a
través del diario El Debate, Universidad Complutense de Madrid, Madrid,
España.
 GARVIE, Alejandro y MUCHNIK, Daniel (2006): El derrumbe del
humanismo. Guerra, maldad y violencia en los tiempos modernos,
Edhasa, Buenos Aires, Argentina.
 GALLEGO, Ferran (2012): El MSI y el lugar del fascismo en la cultura
política italiana, Studia Historica, Vol. 30, Ediciones Universidad de
Salamanca, Salamanca, España.

10
 GENTILE, Emilio (2007): El culto del littorio, Siglo Veintiuno Editores,
Buenos Aires, Argentina.
 GENTILE, Emilio (2005): La vía italiana al totalitarismo. Partido y Estado
en el régimen fascista, Siglo Veintiuno Editores, Buenos Aires, Argentina.
 GRILLO, María Victoria (1999): Tradicionalismo y fascismo en Europa,
Eudeba, Buenos Aires, Argentina.
 HOBSBAWM, Eric (2012): Naciones y nacionalismo desde 1780, Crítica,
Buenos Aires, Argentina.
 HOBSBAWM, Eric (2011): Historia del siglo XX, Crítica, Buenos aires,
Argentina.
 JIMÉNEZ REDONDO, Juan Carlos (2016): Primo de Rivera y Portugal,
1923 – 1931: del “peligro español” a la nostalgia de la España Autoritaria,
en Pasado y Memoria. Revista de Historia Contemporanea, 16,
Universidad de Alicante, Alicante, España.
 KERSHAW, Ian (2004): La dictadura nazi. Principales controversias en
torno a la era de Hitler, Siglo Veintiuno Editores, Buenos Aires, Argentina.
 MOSSE, George L. (2016): Soldados caídos. La transformación de la
memoria de las guerras mundiales, Prensas de la Universidad de
Zaragoza, Zaragoza, España.
 PAYNE, Stanley G (2014): El fascismo, Alianza, Madrid, España.
 PAXTON, Robert O. (2004): Anatomy of Fascism, Alfred A. Knopf, New
York, USA.
 PAXTON, Robert O. (1988): Five stages of fascism, en The Journal of
Modern History, Vol. 70, N.1, The University of Chicago Press, Chicago,
USA.
 STERNHELL, Zeev (1998): El nacimiento de la ideología fascista, Siglo
Veintiuno Editores, Madrid, España.

Especifica
 CHUECA RODRIGUEZ, Ricardo L (1987): Las juventudes falangistas, en
Studia Historica, Vol. 5, Ediciones Universidad de Salamanca,
Salamanca, España.

11
 GALLEGO, Ferran (2014): El evangelio fascista. La formación de la
cultura política del franquismo (1930 – 1950), Crítica, Barcelona, España.
 GIL ROBLES, José María (2006): No fue posible la paz, Ariel, Barcelona,
España
 GRECCO, Gabriela de Lima (2016): Falange Española: De la corte
literaria de José Antonio al protagonismo del nacionalcatolicismo, en
Historia e Cultura, Franca, v.5, n.3, Programa de Pós-Graduação em
História da Faculdade de Ciências Humanas e Sociais (FCHS), San
Pablo, Brasil.
 GONZALEZ CALLEJA, Eduardo (2015): La Segunda República Española,
Pasado y Presente, Barcelona, España.
 HERNANDEZ QUERO, Carlos (2013): El siglo xx: El siglo de los
intelectuales. Intelectuales y fascismo en la España de preguerra,
Universidad Complutense de Madrid, Madrid, España.
 PAYNE, Stanley G. (1985): Falange. Historia del fascismo en España,
Sarpe, Madrid, España.
 PAYNE, Stanley G. y TUSELL, Javier (1996): La Guerra Civil. Una nueva
visión del conflicto que dividió España, Temas de Hoy, Madrid, España.
 PEÑALBA, Mercedes (2009): Falange española: historia de un fracaso
(1933-1945), EUNSA, Navarra, España.
 PERFECTO, Miguel Ángel (2012): La derecha radical española y el
pensamiento antiliberal francés en el primer tercio del siglo XX. De
Charles Maurras a Georges Valois, en Studia Historica, Vol. 30, Ediciones
Universidad de Salamanca, Salamanca, España.
 SAZ, Ismael: La peculiaridad del fascismo español, en GELI, Patricio y
GRILLO, María Victoria (1999): La derecha política en la historia europea
contemporánea, Universidad de Buenos Aires, Facultad de Filosofía y
Letras, Buenos Aires, Argentina.
 THOMAS, Hugh (1976): La guerra civil española, Grijalbo, Barcelona,
España.
 TOWNSON, Nigel (1994): El republicanismo en España (1830 – 1977),
Alianza, Madrid, España

12
 TRULLEN FLORÍA, Ramiro (2016): España Trastornada. La identidad y
el discurso contrarrevolucionario durante la Segunda República y la
Guerra Civil, Akal, Madrid, España.
 VIÑAS, Ángel (2012): En el combate por la historia. La república, la guerra
civil, el franquismo, Pasado y Presente, Barcelona, España.

Apartado 4

Índice provisorio:
 Índice
 Introducción
 Estado de la cuestión
 La identidad
 El fascismo como problema.
 La Europa de entreguerras
 Los primeros movimientos fascistas
 Hacia una conceptualización del fascismo
 La Segunda República
 Antecedentes: La Primera Guerra Mundial y la dictadura de Primo
de Rivera
 La Segunda República: una periodización
 Las derechas y sus características
 El fascismo español
 Antecedentes: Las JONS y la Falange Española.
 El nacimiento de la Falange Española de las JONS
 La construcción identitaria: Semanarios F.E. y Arriba.
 Las FE de las JONS en el contexto del fascismo europeo
 Caracterizaciones del fascismo español
 Trayectoria política a lo largo del bienio conservador
 Relación con las otras derechas
 La dificultad en las alianzas

13
 Balance hacia 1936, ¿Por qué se perdió la elección contra
el Frente Popular?
 Conclusión
 Anexo
 Bibliografía

14