Anda di halaman 1dari 6

15 / quince

Certifico que se anotaron y alegaron por el recurso el abogado don Juan


Eduardo Hernández y contra el recurso el abogado asesor del Ministerio
Público don Marcos Pastén Campos. Santiago, 20 de noviembre de 2018.
Cristian Fredes Hernández, relator.

En Santiago, a veinte de noviembre de dos mil dieciocho.


Al escrito de fojas 12: Téngase presente.
Al escrito de fojas 13: A lo principal y primer otrosí: Téngase presente;
Al segundo otrosí: Por acompañado.
VISTOS Y TENIENDO PRESENTE:
PRIMERO: Que a fojas 1 comparece Juan Hernández Faúndez,
abogado, domiciliado en Ramón Subercaseaux N° 1268, comuna de San
Miguel y recurre de amparo en favor de Luis Patricio Núñez Blanco,
empleado, cédula de identidad N° 13.935.295-5, con domicilio en Nuño de
Silva N° 3315, comuna de San Joaquín, y en contra de la Juez del 12º
Juzgado de Garantía de Santiago doña Carolina Gajardo Benítez.
Funda su acción en que el día 11 de octubre del presente año, previa
petición verbal del señor fiscal don Marcelo Apablaza, la magistrado
recurrida ordenó despachar orden verbal de detención en contra de su
representado, de la que dejó constancia escrita, fundada en que “atendido el
delito de que se trata y la circunstancia de que los antecedentes y el
reconocimiento efectuado por la víctima parecen suficientes, se autorizó la
detención de ambos imputados de conformidad a lo dispuesto en el artículo
127 inciso primero del Código Procesal Penal”.
Agrega que tomó conocimiento de dicha orden a través de un informe
entregado por la Policía de Investigaciones de Chile en los autos rol de
ingreso a esta Corte N° 329-2018 AMP.
Señala que se hizo parte en dicha causa, vía mandato judicial, por el
FRMXHFFPDC

recurrente, asumiendo su defensa penal, y que el 8 de noviembre pasado


solicitó al 12º Juzgado de Garantía, fundado en lo prevenido en el artículo
126 del Código Procesal Penal, que se revisara la orden verbal de detención
despachada y que se la dejara sin efecto. Al efecto, el día siguiente, 9 de
noviembre, la juez recurrida dictó resolución en la que simplemente señaló
“no ha lugar, por improcedente”.
Alega que, conforme al artículo 36 del Código Procesal Penal, toda
resolución de un juez debe estar debidamente fundada, lo que no ocurre en
la especie.
Sostiene que la petición de revisar la mantención de la orden verbal
de detención es procedente por disposición expresa del artículo 126 del
Código Procesal Penal y que, si bien el artículo 9 del mismo texto dispone la
posibilidad de que las órdenes de detención puedan ser tramitadas y
despachadas en forma verbal, dichas órdenes no pueden ser mantenidas de
modo indeterminado, de manera que, terminada la urgencia, ellas deben
quedar sin efecto y solo podrán ser renovadas mediante una petición formal
del Ministerio Público.
Indica que en el presente caso el fundamento para despachar la orden
era lo dispuesto por el inciso 1º del artículo 127 del Código Procesal Penal,
esto es, que de otro modo la comparecencia del amparado podría verse
dificultada, circunstancia que ya dejó de tener sentido respecto del
recurrente, desde que se hizo parte en la causa a través del abogado que
suscribe.
Solicita a esta Corte pronunciarse acerca de si una orden de
detención debe o no tener una vigencia temporal o si puede ser mantenida
indeterminadamente o hasta que se logre la detención de la persona en
contra de quien fue despachada.
A su juicio, si la fundamentación legal de un orden de detención dada
al tenor de lo dispuesto en el artículo 9 del Código Procesal Penal es la
urgencia procesal, pasados ya varios días -más de un mes- desde su
despacho, ella no puede seguir vigente de modo indeterminado, toda vez
que la urgencia que la justificó ya no existe.
En suma, pide se acoja el presente recurso, se disponga dejar sin
efecto la orden verbal de detención despachada, y se cite a una audiencia a
su defendido y al Ministerio Público para los efecto del artículo 186 del
FRMXHFFPDC

Código Procesal Penal.


SEGUNDO: Que a fojas 8 informa doña Graciel Muñoz Tapia, Juez
del 12° Juzgado de Garantía de Santiago, la que indica que el 11 de octubre
del presente año la magistrado Carolina Gajardo Benítez concedió
autorización para la detención de los imputados Luis Núñez Blanco y Andrés
Vergara Baeza, de manera verbal, de acuerdo a los antecedentes que le
fueron expuestos, siendo los delitos investigados homicidio y lesiones
menos graves y existiendo reconocimiento de los imputados por parte de la
víctima sobreviviente, de acuerdo a lo señalado en constancia de la misma
fecha.
Agrega que el 8 de noviembre pasado el imputado Luis Núñez Blanco
solicitó se dejara sin efecto la detención, ya que no habían antecedentes
para afirmar que la comparecencia de su representado se viera demorada o
dificultada, lo que fue resuelto con un “no ha lugar”.
Luego indica que el 14 de noviembre se pidió al tribunal, por parte del
mismo abogado, audiencia de cautela de garantía, ya que el Ministerio
Público no le habría dado copia de la carpeta investigativa, citándosele a
audiencia para el día 20 de noviembre.
TERCERO: Que compareció a estrado el Ministerio Público y alegó
que el fundamento de la orden de detención no solo se encuentra en lo
dispuesto en el inciso primero del artículo 127 del Código Procesal Penal,
sino que también en lo prescrito en el inciso segundo de la misma norma,
pues la investigación trata de un delito que amerita pena de crimen, y es
máxima de experiencia que el imputado por un delito de homicidio no se
presentará voluntariamente al requerimiento judicial. A mayor abundamiento,
indica que el imputado no ha sido habido ni ha comparecido, por lo que la
situación de urgencia se mantiene.
Agrega que las órdenes de detención, incluso verbales, no tienen
plazo de vigencia, lo que se demuestra en la causal de sobreseimiento
temporal contemplada en el artículo 252 letra b) del Código Procesal Penal.
Finalmente, refiere que la situación prevista en el artículo 126 del texto
citado se refiere al imputado que sea habido o se haya presentado; que la
comparecencia del abogado defensor no cumple el objetivo de llevar a la
presencia judicial al requerido, teniendo en consideración que la
responsabilidad penal es personalísima.
FRMXHFFPDC

CUARTO: Que, del mérito de los antecedentes, se desprende que la


orden de detención fue librada por 12º Juzgado de Garantía de Santiago
cumpliendo con los presupuestos de procedencia establecidos en el artículo
127 del código del ramo, sin que se vislumbre ilegalidad alguna en ella.
En efecto, conforme al artículo precitado y considerando
especialmente la entidad de los ilícitos imputados, resulta razonable estimar
que la comparecencia del imputado pueda verse dificultada o demorada en
caso de mediar citación y, además, por cuanto el propio artículo ya
señalado, en su inciso 2°, refiere expresamente que el tribunal tiene la
facultad de ordenar la detención tratándose de delitos con pena de crimen,
como ocurre en la especie.
QUINTO: Que, establecida la legalidad de la orden de detención, en
cuanto a su permanencia, los mismos antecedentes expuestos por los
comparecientes llevan a concluir que los fundamentos para su expedición se
mantienen, toda vez que el imputado Núñez Blanco no ha sido habido ni se
ha presentado personalmente ante la autoridad respectiva –Tribunal,
Ministerio Público o policía-, no bastando para ello la comparecencia de su
abogado por la vía de un mandato judicial, lo que no produce efecto en el
caso sub lite, en que lo que se requería era la comparecencia personal del
mencionado imputado; y, por otro lado, cabe señalar que, respecto a la
vigencia de la orden verbal dada, la ley no establece una limitación temporal,
por lo que se concluye que no existe actuación ilegal y/o arbitraria de parte
de la juez recurrida, al negar su revocación, que provoque privación,
perturbación o amenaza al derecho a la libertad personal o seguridad
individual de la persona por quien se recurre que pueda ser reparada por
esta Corte por la vía del presente recurso, de modo que el mismo no puede
prosperar.
Por estas consideraciones y lo dispuesto en el artículo 19 Nº 7 de la
Constitución Política de la República se rechaza el recurso de amparo
interpuesto a favor de Luis Patricio Núñez Blanco.
Regístrese y, en su oportunidad, archívese.
Nº 366-2018 – AMP.

ADRIANA VICTORIA SOTTOVIA Luis Daniel Sepulveda Coronado


GIMENEZ Ministro
FRMXHFFPDC

Ministro Fecha: 20/11/2018 12:32:25


Fecha: 20/11/2018 12:32:24
MARIA EUGENIA ESTER MONTT
RETAMALES
Abogado
Fecha: 20/11/2018 12:32:26
FRMXHFFPDC
Pronunciado por la Cuarta Sala de la C.A. de San Miguel integrada por los Ministros (as) Adriana Sottovia
G., Adriana Sottovia G., Luis Daniel Sepúlveda C. y Abogada Integrante Maria Eugenia Montt R. San miguel,
veinte de noviembre de dos mil dieciocho.

En San miguel, a veinte de noviembre de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la
resolución precedente.

FRMXHFFPDC

Este documento tiene firma electrónica y su original


puede ser validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.
A contar del 12 de agosto de 2018, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua
e Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más
información consulte http://www.horaoficial.cl.