Anda di halaman 1dari 22

SISTEMAS DE RADIO

TV Y LEGISLACIÓN EN
TELECOMUNCACIONES
INTEGRANTES:

 RAMIREZ RAZA JAIME RAUL…


100097G
 SOPLAPUCO……
 NOE…..

PROFESOR :
ING . CASTRO PULCHAR BERNARDO

laboratorio Nro 1

[ 29-08-18 ]
RADIOENLACE ENTRE LA FIEE-UNAC Y LA
ESCUELA
NAVAL DEL CALLAO

( USANDO GOOGLE EARTH )

OBJETIVOS:

 Aprender el entorno de google earth.

 Utilizar google earth como herramienta para el cálculo


de los parámetros para el radioenlace microondas.

 Aprender a entablar radioenlaces con valores reales con


ayuda del google earth.

 Calcular las zonas de Fresnel.

 Calcular la altura de las antenas.


MARCO TEORICO:

Calculo de Radioenlace:

Hoy en día los sistemas inalámbricos nos rodean por todas partes. A los
ya habituales sistemas de telefonía móvil, se unen las redes de datos
inalámbricas, la televisión digital terrestre o los radioenlaces punto a
punto. Para el correcto funcionamiento de estos sistemas resulta crucial
un diseño adecuado del interfaz radioeléctrico.

El diseño de radioenlaces es una disciplina que involucra toda una serie


de cuestiones tales como la elección de la banda de frecuencias, el tipo
de antenas y los equipos de radiocomunicación, el cálculo del balance
de potencias, la estimación de los niveles de ruido e interferencia o el
conocimiento de las distintas modalidades y fenómenos de propagación
radioeléctrica, entre otras.
Figura 1: Los mapas y fotografías resultan clave para la elección de los
emplazamientos de las antenas de un radioenlace, la identificación de
posibles obstáculos y el correcto apuntamiento de las antenas.

La planificación del enlace radioeléctrico de un sistema de


radiocomunicaciones comienza con el cálculo del alcance. Para ello se
deben conocer la banda de frecuencias, las características climáticas
de la zona y las especificaciones técnicas de los equipos de radio:
potencia del transmisor, ganancia de las antenas, sensibilidad del
receptor, tasa de error, disponibilidad, etc.

Este cálculo del alcance del sistema constituye una primera estimación
teórica que deberá verificarse tras la instalación de los equipos. La
utilización de aplicaciones informáticas de simulación con cartografías
digitales del terreno y de los edificios constituye una potente
herramienta de ayuda en la planificación. Valiéndose de las mismas es
posible determinar las mejores localizaciones para instalar las antenas
y estimar su alcance o cobertura, así como los posibles niveles de
interferencia que provienen de otros emplazamientos vecinos,
especialmente en el caso de sistemas celulares o de acceso radio punto
a multipunto.

Figura 2: Enlace Punto a Punto.


Figura 3: Enlace Punto a Multipunto

Planificación inicial del radioenlace y elección de los


emplazamientos.
Además de la elección de los equipos de radio y de sus parámetros de
funcionamiento, los factores más importantes que determinan las
prestaciones de un sistema fijo de acceso inalámbrico son la buena
situación de las antenas, la correcta planificación del enlace
radioeléctrico y la elección de un canal libre de interferencias.

Sólo con una buena planificación del enlace entre antenas puede
conseguirse evitar las interferencias y los desvanecimientos de la señal,
alcanzando una alta disponibilidad en el sistema.

La planificación del enlace radioeléctrico de un sistema de


radiocomunicaciones comienza con el cálculo del alcance. Para ello se
deben conocer la banda de frecuencias, las características climáticas
de la zona y las especificaciones técnicas de los equipos de radio
potencia del transmisor, ganancia de las antenas, sensibilidad del
receptor, tasa de error, disponibilidad, etc.
Figura 4: Las herramientas de simulación que incluyen cartografías digitales
del terreno resultan de gran ayuda para la planificación de un radioenlace

Para comprobar la existencia de visión directa entre las antenas, deben


visitarse los emplazamientos donde se tiene previsto instalarlas y
realizar una serie de comprobaciones y tareas que se detallan a
continuación:

 Determinación de las coordenadas exactas de los extremos del


radioenlace (latitud, longitud y altura sobre el terreno)
ayudándose de un receptor GPS.

 Determinación de la orientación del enlace e indicación sobre un


mapa de la zona. Esto ayudará a la localización de posibles
obstáculos y elementos significativos sobre el mapa.

 En el caso de enlaces de corto y medio alcance se puede


comprobar la existencia de visión directa con ayuda de unos
prismáticos. La localización visual del otro extremo del enlace
puede realizarse con ayuda de una brújula o valiéndose de alguna
marca o elemento significativo del mapa.
Figura 5: Imagen de Google Earth software para ayuda con coordenadas y
elevaciones.

Concepto de radioenlace.
Se denomina radioenlace a cualquier interconexión entre los terminales
de telecomunicaciones efectuados por ondas electromagnéticas. Si los
terminales son fijos, el servicio se lo denomina como tal y si algún
terminal es móvil, se lo denomina dentro de los servicios de esas
características.

Se puede definir al radioenlace del servicio fijo, como sistemas de


comunicaciones entre puntos fijos situados sobre la superficie
terrestre, que proporcionan una capacidad de información, con
características de calidad y disponibilidad determinadas. Típicamente
estos enlaces se explotan entre los 800 MHz y 42 GHz.
Los radioenlaces, establecen un concepto de comunicación del tipo
dúplex, de donde se deben transmitir dos portadoras moduladas: una
para la Transmisión y otra para la recepción. Al par de frecuencias
asignadas para la transmisión y recepción de las señales, se lo
denomina radio canal.

Los enlaces se hacen básicamente entre puntos visibles, es decir,


puntos altos de la topografía.

Cualquiera que sea la magnitud del sistema de microondas, para un


correcto funcionamiento es necesario que los recorridos entre enlaces
tengan una altura libre adecuada para la propagación en toda época del
año, tomando en cuenta las variaciones de las condiciones atmosféricas
de la región.

Para poder calcular las alturas libres debe conocerse la topografía del
terreno, así como la altura y ubicación de los obstáculos que puedan
existir en el trayecto.

Las antenas poseen diferentes características con las cuales se puede


medir su calidad. Las principales características que se deben tener en
cuenta son: Impedancia, directividad, ganancia, polarización, y el ancho
de banda.

Impedancia de una Antena.

El valor de la impedancia de una antena es la resistencia que ésta


presenta en su punto de conexión a la señal de corriente alterna que le
llega del transmisor por la línea de transmisión. Esta impedancia debe
ser igual a la impedancia de la línea de transmisión para que haya una
máxima transferencia de energía.

Directividad.

De acuerdo a su posición y forma, una antena irradia la energía


entregada por el transmisor en una disposición específica. Esta
disposición recibe el nombre de patrón de radiación o directividad.
Según este parámetro, existen dos grupos de antenas:

 Las antenas omnidireccionales, que son las que irradian las ondas
en forma casi uniforme en todas las direcciones.
 Las antenas direccionales, que concentran la energía en una sola
dirección.

Este patrón de radiación se refiere teóricamente al espacio libre sin


tener en cuenta los obstáculos que pueda encontrar la señal.

Figura 6: Directividad y Ganancia.

Ganancia.-

Teniendo en cuenta el patrón de radiación, se dice que una antena tiene


ganancia no en el sentido que amplifica la señal recibida del transmisor,
sino que la concentra hacia una sola dirección, o que hace ver como si
la señal fuera emitida con una potencia mayor.
Este es el caso de las antenas direccionales que dirigen sus ondas hacia
un sólo sector, llegando la señal con más fuerza si fuera por una antena
omnidireccional.

La ganancia de las antenas se mide en decibeles, que es la unidad de


medida adoptada para este tipo de parámetros. A mayor cantidad de
decibeles, mejor calidad de la antena. Para determinar la ganancia se
establece la intensidad en un punto, irradiada por una antena
omnidireccional sin ganancia y la intensidad de la señal emitida por la
antena direccional. La relación de estas señales se utiliza para obtener
los decibeles de ganancia.

Polarización.

La polarización de una antena se refiere a la dirección del campo


eléctrico dentro de la onda electromagnética emitida por ésta. Las
antenas verticales emiten un campo eléctrico vertical y se dice que
están polarizadas verticalmente. Las antenas horizontales tienen, por lo
tanto, polarización horizontal.

El lado de Transmisión.

Potencia de Transmisión (Tx).


La potencia de transmisión es la potencia de salida del radio. El límite
superior depende de las regulaciones vigentes en cada país,
dependiendo de la frecuencia de operación y puede cambiar al variar el
marco regulatorio. En general, los radios con mayor potencia de salida
son más costosos. La potencia de transmisión del radio, normalmente
se encuentra en las especificaciones técnicas del vendedor. Tenga en
cuenta que las especificaciones técnicas le darán valores ideales, los
valores reales pueden variar con factores como la temperatura y la
tensión de alimentación.

Pérdida en el cable.
Las pérdidas en la señal de radio se pueden producir en los cables que
conectan el transmisor y el receptor a las antenas. Las pérdidas
dependen del tipo de cable y la frecuencia de operación y normalmente
se miden en dB/m o dB/pies.
Independientemente de lo bueno que sea el cable, siempre tendrá
pérdidas. Por eso, recuerde que el cable de la antena debe ser lo más
corto posible.

La pérdida típica en los cables está entre 0,1 dB/m y 1 dB/m. En


general, mientras más grueso y más rígido sea el cable menor
atenuación presentará. Para darle una idea de cuán grande puede ser
la pérdida en un cable, considere que está usando un cable RG58 que
tiene una pérdida de 1 dB/m, para conectar un transmisor con una
antena.

Usando 3 m de cable RG58 es suficiente para perder el 50% de la


potencia (3 dB). Las pérdidas en los cables dependen mucho de la
frecuencia. Por eso al calcular la pérdida en el cable, asegúrese de usar
los valores correctos para el rango de frecuencia usada.

Control de la hoja de datos del distribuidor y si fuera posible, verifique


las pérdidas tomando sus propias mediciones. Como regla general,
puede tener el
doble de pérdida en
el cable [dB] para
5,4 GHz comparado
con 2,4 GHz.

Tabla 1: Tabla de pérdidas de cables.


Pérdidas en los conectores.
Estime por lo menos 0,25 dB de pérdida para cada conector en su
cableado. Estos valores son para conectores bien hechos mientras que
los conectores mal soldados pueden implicar pérdidas mayores.

Vea la hoja de datos para las pérdidas en su rango de frecuencia y el


tipo de conector que usará. Si se usan cables largos, la suma de las
pérdidas en los conectores está incluida en una parte de la ecuación de
“Pérdidas en los cables”.

Pero para estar seguro, siempre considere un promedio de pérdidas de


0,3 a 0,5 dB por conector como regla general. Además, Ios protectores
contra descargas eléctricas que se usan entre las antenas y el radio
debe ser presupuestado hasta con 1 dB de pérdida, dependiendo del
tipo. Revise los valores suministrados por el fabricante (los de buena
calidad sólo introducen 0,2 dB).

Ganancia de antena.
La ganancia de una antena típica varía entre 2 dBi (antena integrada
simple) y 8 dBi (omnidireccional estándar) hasta 21 – 30 dBi
(parabólica).

Tenga en cuenta que hay muchos factores que disminuyen la ganancia


real de una antena. Las pérdidas pueden ocurrir por muchas razones,
principalmente relacionadas con una incorrecta instalación (pérdidas
en la inclinación, en la polarización, objetos metálicos adyacentes).

Esto significa que sólo puede esperar una ganancia completa de


antena, si está instalada en forma óptima.

Pérdidas de propagación.
Las pérdidas de propagación están relacionadas con la atenuación que
ocurre en la señal cuando esta sale de la antena de transmisión hasta
que llega a la antena receptora.

Pérdidas en el espacio libre.


La mayor parte de la potencia de la señal de radio se perderá en el aire.
Aún en el vacío, una onda de radio pierde energía (de acuerdo con los
principios de Huygens) que se irradia en direcciones diferentes a la que
puede capturar la antena receptora.

Figura 7: Perdidas en el espacio libre.

Nótese que esto no tiene nada que ver con el aire, la niebla, la lluvia o
cualquier otra cosa que puede adicionar pérdidas La Pérdida en el
Espacio libre (FSL), mide la potencia que se pierde en el mismo sin
ninguna clase de obstáculo. La señal de radio se debilita en al aire
debido a la expansión dentro de una superficie esférica.

La Pérdida en el Espacio libre es proporcional al cuadrado de la


distancia y también proporcional al cuadrado de la frecuencia.
Aplicando decibeles, resulta la siguiente ecuación:

PEA(dB) = 20log10(d) + 20log10(f) + K

d = distancia.
f = frecuencia.
K = constante que depende de las unidades usadas en
d y f.

Si d se mide en metros, f en Hz y el enlace usa antenas isotrópicas, la


fórmula es:

FSL(dB) = 20log10(d) + 20log10(f) −

187.5

Figura 8: Descripción de la ecuación en el espacio libre.

Figura 9: Ecuación de Friis

Figura 10: Diagrama de Tx y Rx.


Zona de Fresnel.
Teniendo como punto de partida el principio de Huygens, podemos
calcular la primera zona de Fresnel, el espacio alrededor del eje que
contribuye a la transferencia de potencia desde la fuente hacia el
receptor.

Basados en esto, podemos investigar cuál debería ser la máxima


penetración de un obstáculo (por ejemplo, un edificio, una colina o la
propia curvatura de la tierra) en esta zona para contener las pérdidas.

Figura 11: Zona de fresnel.

Lo ideal es que la primera zona de Fresnel no esté obstruida, pero


normalmente es suficiente despejar el 60% del radio de la primera zona
de Fresnel para tener un enlace satisfactorio. En aplicaciones críticas,
habrá que hacer el cálculo también para condiciones anómalas de
propagación, en la cuales las ondas de radio se curvan hacia arriba y
por lo tanto se requiere altura adicional en las torres. Para grandes
distancias hay que tomar en cuenta también la curvatura terrestre que
introduce una altura adicional que deberán despejar las antenas.

La siguiente fórmula calcula la primera zona de Fresnel:

ro =
Figura 12: Ecuación de la primera zona de Fresnel.

d1 = distancia al obstáculo desde el transmisor [km]

d2 = distancia al obstáculo desde el receptor [km]


d = distancia entre transmisor y receptor [km]
f = frecuencia [GHz]

r = radio [m]

Figura 13: Diagramas de la Zona de Fresnel.


Figura 14: Diagramas de la Primera Zona de Fresnel.

Figura 15: visualización de la línea de vista desde el punto Rx al Tx.

Figura 16: Antena instalada sin línea de vista.


Figura 17: Antena con línea de Vista Directa.

Perfil de Trayectoria.

K = 4/3, 90% del tiempo, la constante dieléctrica disminuye con la


altura alcance 1/3 más allá del horizonte.

Figura 18: K=4/3.

K = infinito, trayectoria rectilínea.

Figura 19: K= Infinito.

K = 2/3, curva hacia arriba, menor alcance, 0.6 de enlaces críticos.


Figura 20: K= 2/3.

Figura 21: Vista del Horizonte Óptico y el Horizonte de Radio.

Calculo de R .

R
Calculo de Altura de Torres Δh.-

Δh = h1 - (h1 - h2) - - h0

Lado receptor.
Los cálculos son casi idénticos que los del lado transmisor.

Amplificadores desde el receptor.


Los cálculos y los principios son los mismos que el transmisor.
Nuevamente, la amplificación no es un método recomendable a menos
que otras opciones hayan sido consideradas y aun así sea necesario,
por ejemplo., para compensar pérdidas en el cable.

Sensibilidad del receptor.


La sensibilidad de un receptor es un parámetro que merece especial
atención ya que identifica el valor mínimo de potencia que necesita
para poder decodificar/extraer “bits lógicos” y alcanzar una cierta tasa
de bits.

Cuanto mas baja sea la sensibilidad, mejor será la recepción del radio.
Un valor típico es -82 dBm en un enlace de 11 Mbps y -94 dBm para
uno de 1 Mbps.

Margen y Relación S/N.


No es suficiente que la señal que llega al receptor sea mayor que la
sensibilidad del mismo, sino que además se requiere que haya cierto
margen para garantizar el funcionamiento adecuado. La relación entre
el ruido y la señal se mide por la tasa de señal a ruido (S/N).

Un requerimiento típico de la SNR es 16 dB para una conexión de 11


Mbps y 4 dB para la velocidad más baja de 1 Mbps. En situaciones
donde hay muy poco ruido el enlace está limitado primeramente por la
sensibilidad del receptor. En áreas urbanas donde hay muchos
radioenlaces operando, es común encontrar altos niveles de ruido (tan
altos como -92 dBm). En esos escenarios, se requiere un margen
mayor:

CONCLUSIONES:
Entender los elementos de un enlace, en términos de ganancias o
pérdidas, es crucial para implementar una red inalámbrica que
funcione en forma confiable. Los cinco temas más importantes que
debe recordar de esta unidad pueden ser resumidos como:
1. Tener un buen presupuesto de enlace es un requerimiento básico
para el buen funcionamiento del mismo.

2. Un presupuesto de enlace de una red inalámbrica es la cuenta de


todas las ganancias y pérdidas desde el radio transmisor hacia el
receptor.

3. Las pérdidas más grandes del enlace se producen en la propagación


en espacio libre debido a la atenuación geométrica de la señal.

4. EIRP o PIRE es un valor que especifica la máxima potencia que está


transmitiendo al espacio.

5. La sensibilidad del receptor es un parámetro que indica el valor


mínimo de potencia que se necesita para alcanzar una cierta tasa de
bit.

6. Primero concluimos que el software Google earth es una herramienta


muy útil para poder realizar cálculos de radioenlace, como hemos
hecho en el presente laboratorio; ya que éste muestra el perfil de
elevación de diversos puntos, la distancia y otros parámetros más, ya
que está inmerso al radio terrestre.

7. Nos dimos cuenta que en el radioenlace no se pueden visualizar los


obstáculos entre punto y punto, esto es una desventaja ya que si se
podría observar, serviría de referencia para calcular la altura de alguna
edificación que se ubica entre estos puntos, esto serviría para que no
interfiera en el enlace.

8. La distancia del enlace de la Escuela Naval a la FIEE es de 5.68 Km


que es menor que 50 Km, por tanto no se necesita de antenas
repetidoras.

9. Pudimos conocer que existen varias zonas de Fresnel. Nosotros


hallamos la primera zona. La primera zona de Fresnel es la importante
ya que en la práctica la máxima potencia aprovechada por la receptora
se da con la primera zona de Fresnel despejada total o parcialmente
según sea el caso.

10. Esta herramienta sirve para calcular la altura de obstáculo según


el radio de la elipse en dicho punto, si mantenemos constante la
distancia podemos variar las diferentes alturas que se pueden obtener
para una misma zona.

11. Los radioenlaces parecen ser directos pero en realidad no son así
ya que el lóbulo de radiación se desvía tomando una curva debido a las
diferentes densidades que se encuentran en las capas atmosféricas, ley
de Snell.
12. El cálculo de la altura de las antenas resulta lógico ya que
presentan distancias manejables y cortas y sin obstáculos considerables
ya que se encuentra en la costa a dirección de casi del ras del mar. En
la práctica debemos considerar que las antenas no deben ser muy altas
ya que implica costo, por ello se debe fijar una buena altura para un
buen radioenlace.

13. Si eleváramos la altura de la antena resultaría un valor aumentado


en la otra esto debido a que en primera instancia las alturas de las
estaciones están a las mismas condiciones (distancia).

Bibliografía.
Sistemas de comunicaciones electrónicas
Wayne Tomasi

Apuntes de la Materia Microondas

Raúl Pinto T.