Anda di halaman 1dari 2

Flores García Christian

659

INVESTIGACION

1- ¿Puede ser la educación una estrategia para disminuir la pobreza?

La tasa de pobreza mundial podría reducirse a la mitad si todos los adultos terminaran sus
estudios de nivel de secundaria, aseguró la Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Advirtió que nuevos datos muestran que
prácticamente no ha habido progreso alguno en la reducción de las tasas de las personas no
escolarizadas en los años recientes, de acuerdo con el Instituto de Estadística de la
organización.

El análisis basado en los efectos promedio de la educación sobre el crecimiento y la reducción


de la pobreza en los países en desarrollo de 1965 a 2010, muestra que cerca de 60 millones de
personas podrían escapar de la pobreza si todos los adultos tuvieran tan sólo dos años más de
escolaridad. Si todos los adultos terminarán la educación secundaria, 420 millones de personas
podrían salir de la pobreza, al reducir el número total de personas pobres en más de 50 por ciento
a escala mundial. Con estos pequeños fragmentos nos podemos dar cuenta que la educación es
una estrategia primordial para reducir la pobreza ya que al tener a personas más preparadas su
pensamiento se vuelve más crítico ante las diversas situaciones que se presentan día a día. Ya
sea en el campo laboral y en todas las actividades que desempeñen, al igual que al tener una
mejor educación no solo moral y ética, si no escolar las ofertas de trabajo son mejores y por ende
los salarios recibidos aumentan, eso provoca que se tengan mejores ingresos que a su vez
generan una buena estabilidad económica en las personas.
2- ¿Cuál es la relación entre la pobreza y nivel educativo?

Una relación notable seria que la mayoría de personas en situación de pobreza lamentablemente
también carecen de un nivel educativo “bueno” por así decirlo, que de cierta manera impide que
esas personas piensen más allá en sus objetivos haciéndolos conformistas, por un lado, por el
otro al no tener una buena educación en un mundo tan globalizado como el que vivimos
actualmente las ofertas de un buen empleo no son para nada imaginables y eso provoca que ese
grupo de personas consigan empleos no tan bien pagados que no son malos en ningún sentido,
pero no cubren desgraciadamente las necesidades básicas de una familia al tener salarios muy
bajos.