Anda di halaman 1dari 5

Ursus arctos

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

Oso pardo

Rango temporal: 0,5 Ma-0 Ma

PreЄ

Pg

N

Estado de conservación

Preocupación menor (UICN 3.1)1

Taxonomía

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Mammalia

Orden: Carnivora

Suborden: Caniformia

Familia: Ursidae

Subfamilia: Ursinae

Género: Ursus

Especie: U. arctos
LINNAEUS, 1758

Distribución
Subespecies

Véase el texto

[editar datos en Wikidata]

El oso pardo (Ursus arctos) es una especie de mamífero carnívoro de


la familia Ursidae propio de Eurasia y Norteamérica.

Índice

 1Descripción
o 1.1Dimorfismo sexual
 2Reproducción
 3Longevidad
 4Distribución
 5Alimentación
 6Costumbres
 7Estatus poblacional de la especie
 8Amenazas
 9Subespecies
 10Referencias
 11Notas
 12Enlaces externos

Descripción[editar]
Oso pardo (U. arctos) en Hola Bay, Parque Nacional de Katmai, Alaska.

Es un habitante característico de los bosques maduros de Europa, Asia templada y América


del Norte. En este vasto territorio aparece bajo cierto número de subespecies, que se
diferencian unas de otras por la coloración y el tamaño, hasta tal punto que antiguamente se
les consideraba como especies autóctonas. Podemos citar, por ejemplo, a los grandes grizzlys
(Ursus arctos horribilis) y el kodiak (Ursus arctos middendorffi). Su longevidad es de 25 a 30
años (máximos conocidos de 34 años en estado silvestre y 47 en cautividad). Tiene una
longitud corporal de entre 1,50 y 2,95 m, dependiendo de la subespecie, y una altura en la
cruz de hasta 1,30 m. Su peso también varía, desde los 100 hasta los 675 kg. El color es muy
variable de un individuo a otro. Puede variar entre el marrón muy oscuro y el dorado claro,
pasando por diversas gamas de grises. Las crías suelen presentar un collar blanquecino más
o menos amplio alrededor del cuello, marca que habitualmente desaparece a partir de la
primera muda al año de edad, pero puede quedar algún resto en los adultos. El pelaje se
renueva una vez al año, en la época estival. La visión no la tiene muy desarrollada comparada
con otros sentidos, aunque sí puede ver en color durante la noche. A larga distancia
reconocen formas pero no detalles, y detectan mucho mejor animales u objetos en movimiento
que inmóviles.
Son plantígrados. En algunas situaciones desfavorables pueden erguirse sobre sus patas
traseras para aumentar su campo de visión. Su oído es extremadamente agudo y
desarrollado, al igual que el olfato, que es excelente, finísimo y, sin duda, su sentido más
desarrollado y el que más les ayuda en su vida cotidiana. Gracias a él pueden detectar a larga
distancia muchas de sus fuentes de alimento y también el estado sexual de otros ejemplares
durante la época de celo. Sus mandíbulas tienen cuatro caninos o colmillos, puntiagudos y
robustos como los de otros carnívoros. Sin embargo, la presencia de incisivos aptos para
cortar hierba y tallos, y de molares amplios y aplanados capaces de triturar alimentos de
origen vegetal, hacen que la dentadurade este carnívoro esté perfectamente adaptada a un
régimen omnívoro.

Oso pardo

Dimorfismo sexual[editar]
El dimorfismo sexual es algo claramente notorio en los osos pardos; un ejemplo son los osos
kodiak: en estado salvaje, los machos de esta subespecie normalmente alcanzan un peso de
alrededor de 450 kg (esto sin el peso adicional que adquieren durante la migracióndel salmón,
antes de la hibernación), mientras que las hembras suelen pesar unos 250 kg, siendo
considerablemente más pequeñas. Pasa lo mismo con el grizzly: los machos generalmente
pesan algo menos de 400 kg y las hembras alrededor de 200 kg. Esto sucede también con
todas las demás subespecies.

Reproducción[editar]
Hembra con sus oseznos

Los osos alcanzan la madurez sexual entre los tres y los cinco años, son polígamos y su celo
tiene lugar entre mayo y julio. En las hembras, la cópula provoca la ovulación —«ovulación
inducida»—, lo que incrementa sus posibilidades de quedar preñadas. La implantación es
diferida; es decir, el óvulo fecundado flota libremente en el útero y no se implanta hasta el
otoño, Sólo entonces comienza la verdadera gestación, que dura unos dos meses. En plena
hibernación en el mes de enero y en la seguridad de la osera, la hembra pare de una a tres
crías, excepcionalmente cuatro, que pesan al nacer unos 350 g, y los oseznos alcanzan 20 a
25 kg al cumplir su primer año de vida. Viven con la madre aproximadamente un año y medio.
El intervalo entre dos partos es de, al menos, dos años.