Anda di halaman 1dari 3

HECHO - ACTO EN DERECHO (I)

Dos teorías, dos sistemas

Es relevante identificar la existencia de las dos principales teorías que explican al


hecho jurídico, cabe señalar su clasificación en sentido estricto y enumerar el acto
jurídico como especies del hecho jurídico en sentido amplio como género comprendido
en todos los acontecimientos que produzcan consecuencias jurídicas. Es interesante,
me parece, analizar el nacimiento del hecho jurídico desde Roma. El problema es, a
estas alturas, aún, la falta de clarificación sobre el hecho jurídico y el acto jurídico.

La importancia de este tema reside en su importancia en el vivir cotidiano, debido


que son hechos o actos reiterados para poder convivir; en cualquier momento que se
hace algo, de modo casi seguro, o con altísima probabilidad, podrá afectar al “kósmos
nomotikós”, o universo de lo normativo.
Cabe comenzar advirtiendo que, como dice doctrina consolidada, “tanto la teoría
del Código Civil como la del Código Alemán, ambas se relacionan, porque no puede ser
de otra manera, que las dos parten del concepto de hecho jurídico en sentido amplio,
como el acontecimiento de la naturaleza o del hombre que produce consecuencias
jurídicas y que las producen precisamente por realizarse el supuesto previsto en la
norma jurídica”.1
El hecho jurídico que comprende, además de los actos jurídicos, también actos
lícitos, actos ilícitos, actos involuntarios -sean éstos conformes o contrarios al
ordenamiento jurídico-, así como los meros hechos naturales o externos que inciden
en la vida de relación social del ser humano.
Ahora bien, una norma jurídica parte siempre de un presupuesto de hecho, para
posteriormente regular las consecuencias que ello tiene en el área del derecho. El
presupuesto de hecho de la norma es un hecho jurídico. Es importante distinguir,
dentro de los hechos jurídicos en sentido amplio, los llamados actos jurídicos y los
hechos jurídicos en sentido estricto. Un hecho jurídico en sentido estricto no tiene por
qué ser voluntario ni controlable por la persona, mientras que en un acto jurídico, la
voluntad de la persona es esencial.
I. Por lo tanto, todos los actos jurídicos son hechos jurídicos, pero no todos los
hechos jurídicos son actos jurídicos.

Se entiende la figura N°1, como el hecho jurídico en


género que comprende de actos jurídicos, actos
lícitos, actos ilícitos, actos involuntarios, sean estos
conformes o contrarios con el ordenamiento
jurídico, hechos naturales o externos que inciden en
la vida de relación social del ser humano. Al
observar la figura se explica el hecho jurídico donde
engloba al acto jurídico, mientras que el acto
jurídico es el lícito de acto humano.

1
DR. Asociación Nacional del Notariado Mexicano, (2011) Revista de Derecho, México pg 124.
Se ejerce de acuerdo a las voluntades, aplica derechos y contrae obligaciones, es por
ello la importancia del tema y la importancia de no ignorarlos.

II. Teorías del Code Civile y del BGB


Es necesario determinar describiendo las especies indicadas en cada una de las
teorías. Se habla de la teoría francesa, la que sostiene que produce consecuencias
jurídicas. De tal modo que todo acontecimiento que produce consecuencias jurídicas y
que su realización produce una consecuencia jurídica, en su naturaleza puede ser
considerado como hecho jurídico en sentido estricto natural o, si el efecto se genera
en la voluntad del hombre es un hecho jurídico en sentido estricto superior.
Por el contrario, otro sector de la doctrina, al que pertenecen principalmente
tratadistas alemanes e italianos (Enneccerus, Stolfi) designa con el nombre de acto
jurídico a los sucesos en los que no interviene la voluntad humana, y ésta, por
consiguiente, no se toma en cuenta al atribuirles efectos jurídicos. Así, se reserva el
término “negocio jurídico” (Rechtgeschaft), a los acontecimientos en los que aparece
una voluntad dirigida precisamente a crear las consecuencias previstas en la norma de
derecho.2
Ahora bien, la doctrina distingue si los efectos de derecho producidos por el acto (o
negocio) jurídico provienen de la ley o de la voluntad. Existen tres posiciones: la de la
teoría clásica defendida por Baudry-Lacantinerie, Planiol, Colin y Capitant, que atribuye
a la voluntad poder suficiente para producir, mediante actos jurídicos, los efectos de
derecho. El legislador y la ley sólo cumplirían una función complementaria de limitación
a la voluntad; la teoría de Duguit que piensa que el hombre sólo produce movimientos
corpóreos y que los efectos de derecho son resultado de la aplicación del derecho
objetivo y por último la tesis ecléctica de Marcadé, quien sostiene que los efectos de
derecho son producto de la conjunción de la ley y la voluntad, son insuficientes ambas
por sí mismas para provocarlos (De Buen Lozano, «pp.» 164-165).
El hecho jurídico en sentido estricto es: “Todo aquel acontecimiento natural o del
hombre generador de consecuencias de derecho, no obstante que cu proviene de un
ser humano, no existe la intención de crear esas consecuencias”3.
De esto se infiere que en la doctrina francesa y de conformidad con la fuente
generadora del acontecimiento, puede haber dos tipos de hechos jurídicos en sentido
estricto: a) Los hechos jurídicos de la naturaleza y b) Los hechos jurídicos voluntarios.
El primer tipo de hechos es el suceso que se realiza sin que haya de por medio la
presencia de voluntad, lo que no quiere decir, que no haya creación, transmisión,
modificación o extinción de derechos y obligaciones. El segundo tipo, los hechos
voluntarios, serán los sucesos que producen consecuencias en el campo del derecho,
como resultado de la realización de la voluntad de una persona, sin intervenir en la
producción de las consecuencias que producen.
A su vez, este segundo tipo de hechos jurídicos se van a dividir en: a) Hechos en
sentido estricto voluntarios lícitos –cuasicontratos4 - y b) Hechos en sentido estricto

2
Stolfi, G. (1959) Teoría del Negocio Jurídico, Editorial Revista de Derecho Privado, España, p.2.
3
Rojina, R. (1980) “Derecho Civil “ Tomo I, 17° edición, México, p. 115, 325.
4
Es el hecho de una persona que está permitido por la ley y que la obliga hacia otra persona, o
bien obliga a otro individuo, sin que entre ambas exista ningún convenio.
voluntarios ilícitos – los delitos y cuasidelitos5-. Los hechos jurídicos tienen las
siguientes características: a) Son naturales: cu ocurren sin que tenga participación el
hombre (la existencia de un terremoto o inundación en una ciudad en la que hay casas
o muebles asegurados a través de un contrato de seguro, con lo que se genera la
obligación de la compañía de seguros de pagar las indemnizaciones). b) Son humanos:
cu sí tienen intervención el hombre, con voluntad (celebración de un contrato
cualquiera) o sin ella (persona que se tropieza y al caer lesiona a otra).
El acto jurídico para la escuela francesa tiene que haber exteriorización de la
voluntad desde el ámbito interno traducido en palabras orales o gráficas,
comportamientos signos. El acto jurídico es una aplicación directa y objetiva del
principio de la autonomía de la voluntad. Para que haya acto jurídico la voluntad
exteriorizada debe crear, modificar o extinguir una relación jurídica o una situación
jurídica. Por ejemplo, la compraventa, el matrimonio.
• Dentro los actos jurídicos están: (a) los contratos y (b) los actos ilícitos.
Para la escuela alemana existen tres clases de acto jurídico: Acto Negocial, Acto de
Derecho y Acto Contrario al Derecho, por consiguiente, sus características son:
• Exteriorización de la voluntad.
• Esta exteriorización se traduce generalmente en un hacer, por excepción en un
omitir.
• No son actos jurídicos: (a) los que se quedan en el fuero interno, (b) los que han
sido obtenidos contra la voluntad de la persona individual o (c) cu están inconscientes,
por ejemplo, contrato realizado por ebrio.
Por otro lado, en sentido amplio, el acto jurídico, entiende toda manifestación de la
voluntad tendiente a la producción de consecuencias jurídicas. El contrato, el
matrimonio, el testamento, son ejemplos de actos jurídicos en términos de la teoría
francesa. Pues bien, esta teoría como dijimos, deriva de la glosa del Código Napoleón
de 1804, y fue la que siguieron nuestros códigos civiles. Si se hace mención a los
siguientes artículos del Código actual, art. 80, art. 13, art. 1859, art. 2224.- “El acto
jurídico inexistente por la falta de consentimiento, no producirá efecto legal alguno.”6
Así se puede afirmar la importancia y el significado del acto al contrato (éste como
especie del acto) pero no al negocio jurídico. Es decir, se queda hasta donde llega la
teoría francesa. A diferencia de la teoría alemana, según se comenta, se considera
también el hecho jurídico en sentido estricto al acto jurídico son especies del hecho
jurídico en sentido amplio. Sin embargo, no da a estas especies los mismos significados
que la teoría francesa, ya expuesta.

5
Es el hecho virtud del cual una persona, por dolo o malicia, causa un daño o un perjuicio a otra.
6
DR. Universidad Nacional Autónoma De México, Instituto De Investigaciones Jurídicas (2004)
Revista de Derecho, Buenos Aires, Santa fe.