Anda di halaman 1dari 4

literatura hispanoamericana

CONTEXTO HISTÓRICO.
En términos históricos el hecho más importante de este período es la lucha de los países
latinoamericanos por su independencia. Si bien la corriente emancipadora fue disímil en las diferentes
naciones, podemos decir que existía una tendencia en esta dirección. A pesar de que una serie de
antecedentes favorecían esta acción, el suceso determinante fue la retención de Fernando VII y Carlos
IV, lo que desembocó en una petición a las colonias de crear juntas de gobierno provisorias para su
autogobierno hasta el retorno del rey. Estas reuniones fueron el caldo de cultivo para los procesos
independentistas. Otros factores que influyeron fueron:
Diversos levantamientos en Latinoamérica que si bien no se unieron a la causa independentista,
forjaron la posibilidad de disputar el espacio territorial. Probablemente la más conocida es la rebelión
de Túpac Amaru en Perú.
Introducción de las ideas liberales aportadas por la Ilustración y que se oponían al absolutismo de la
monarquía.
Participación de dirigentes americanos en revoluciones y rebeliones en el exterior. Esto permitió
generar el contacto entre ellos.
La guerra de independencia de los Estados Unidos contra Inglaterra.
La Revolución francesa.
CONTEXTO CULTURAL.
En lo relativo al ámbito cultural, existió un rescate de las costumbres propias de cada nación y una
identificación de todos los países con el continente americano. Por este motivo, fue común que los
héroes de cada país participaran en las independencias de otras naciones. Esta situación desembocó
en la figura del “gran sueño bolivariano” de constituir a América como un sólo país.
Por otra parte, los ideales de la Revolución Francesa y de la Ilustración calaron hondo en la sociedad,
forjando así un pueblo lleno de principios emancipadores y deseoso de desarrollar una identidad.

CONTEXTO LITERARIO.
En esta época los escritores asumen un rol y promueven la libertad. Esto se relaciona con la duplicidad
de labores que realizaban, por un lado la gubernamental, y por otro, la literaria.
Tal como quedó manifiesto en el contexto cultural, las temáticas propias o nativas de cada nación
fueron fundamentales y la literatura no escapó de esta tendencia. Por este motivo, fueron centrales las
costumbres de cada país, el rescate de las tradiciones y el folclor. A esto se suma un fuerte interés por
los problemas sociales y morales de la población.
TEMA 4. LA LITERATURA HISPANOAMERICANA DE LA INDEPENDENCIA
4.1. De la producción literaria de la emancipación al romanticismo. Independencia y
Nacionalismo
Literatura de la emancipación Gran parte de lo que se escribe en Hispanoamérica entre 1800 y 1830
se encuentra directamente o indirectamente relacionado con la emancipación de casi todas las
antiguas provincias españolas y con su organización político administrativa. Las acciones armadas a
favor de la independencia se complementaron con una continua prédica ideológica, cuyo objetivo era
cimentar los principios que debían sostener el nuevo orden social. Esta predica ideológica estuvo
sustentada en el pensamiento de la ilustración. Autores como: Montesquieu, Rousseau y la declaración
de los
derechos del hombre y del ciudadano (1791), contribuyeron en Europa y en América al deterioro de
las instituciones. Por otra parte, los dirigentes de la emancipación americana tomaron conciencia de
que América era distinta a Europa y de la América anglosajona y es entonces, cuando la necesidad
de divulgar estas ideas nuevas y de informar acerca del curso de la guerra, cuando se da el nacimiento
de una literatura política que adoptó forma de cartas, discursos, proclamas, decretos, artículos y
ensayos. Estos escritos se hacían públicos principalmente a través de periódicos, folletos y hojas
sueltas. A la imprenta se le reconoció siempre un gran valor estratégico.
Simón Bolívar (1783-1830): Nació en Caracas, Venezuela. Es tal vez la figura que mejor sintetiza,
con su acción y con su pensamiento, la fisonomía de una época. No sólo fue un gran conductor de
tropas, un estratega militar cuyas campañas rivalizan con las operaciones bélicas más audaces y mejor
planificadas de la historia. Fue también un lector apasionado en varios idiomas, un estudioso de las
ideas de su tiempo y observador atento y perspicaz de los pueblos americanos y de su futuro. Dejó
bastante literatura política donde quedan las huellas de un pensador excepcional y de un prosista
intuitivo, vigoroso. Su formación cultural tiene como centros las ciudades de Caracas y Madrid(a partir
de 1799), y presenta dos fases bien diferenciadas: a) Desde 1790 hasta 1799, estudia en Caracas
bajo la inmediata conducción de sus maestros venezolanos: Andrés Bello y Simón Rodríguez (que
ejercerá más tarde una gran influencia sobre su discípulo). b) A partir de 1803, comienza un largo
proceso autodidacta que abarca el resto de su existencia. Para comprender y valorar la obra escrita
de Bolívar es necesario partir de dos conceptosfundamentales:1) Todo cuanto escribió en su condición
de hombre público, se refiere directa o indirectamente a los dos hechos capitales de su tiempo
histórico: la emancipación de las antiguas provincias españolas, y la consiguiente organización y
administración de los nuevos estados 2) Escribía en unas circunstancias materiales poco sosegadas,
no disponía de comodidades, ni de fuentes de consulta. Ni siquiera tenía tiempo para corregir sus
escritos. A veces no le quedaba más remedio que dictarles a varios amanuenses a la vez. De las
actividades de hombre público- jefe militar, ideólogo, político y estadista-, y de las apremiantes
situaciones de guerra, surgió una prosa enérgica, espontánea, de sorprendente agilidad, y con
respaldo de numerosas y bien asimiladas lecturas. Los asuntos de guerra. El trabajo como jefe militar
debió cumplir Bolívar fue variado y de una responsabilidad suprema. Bastaría sopesar la cantidad de
asuntos que dependían de su decisión y la disparidad de caracteres que existía entre sus compañeros
de armas, muchos de ellos cultos, pero otros, osados y feroces sólo entendían que al enemigo había
que combatirlo con violencia. Bolívar debió desplegar entre ellos una profunda pedagogía política, para
enseñarles por qué se luchaba y cómo debía procederse. Impresiona la cantidad de comunicaciones
oficiales que dirigieron a jefes de estado, los altos oficiales, personeros del mundo diplomático,
dignatarios de la iglesia; a los soldados de sus tropas y también a los de las fuerzas enemigas, etc. En
este aspecto de su obra se caracteriza por la riqueza de las ideas, por la actitud persuasiva de quien
aspira convencer, por la vehemencia del que está seguro de sus principios. Es palpable el
razonamiento severo de un hombre culto, que emplea un léxico abundante, estimado en dieciséis mil
palabras, manejado con soltura. A Bolívar le gusta emplear sentencias, que recogen lo más
característico de su pensamiento. A veces el ideólogo se recoge de cuerpo entero en una sola frase.
Obras: Cartas de Jamaica: Donde se reúne el diario independentista. Discurso de Angostura: en el
congreso de Angostura, donde sintetiza sus ideas libertarias. Elegía del Cuzco: donde le escribe a su
tío. La independencia Intelectual, es el acontecimiento más importante del período que va desde1800
a 1830. Es la consolidación de una conciencia literaria americanista. El hecho se fundamenta en la
madurez de una generación de escritores que manifiestan su voluntad de no continuar remedando a
los maestros europeos. Por ese motivo se orientan hacia grandes temas autóctonos, que les pertenece
e incumben. Posan la mirada sobre el hombre hispanoamericano en sus diversas dimensiones: el tipo
popular, el héroe, el agricultor, el caudillo. Miran la naturaleza como el ideal de belleza porque es el
paisaje de la tierra. Vuelven los ojos hacia la tradición, y descubren los mitos prehispánicos.

Prosa: La novela nace unida al periodismo, cuando cierran los periódicos y tienen que escribir novelas.
El primer novelista es:
José Joaquín Fernández de Lizardi: Es el primero que intenta caracterizar los tipos regionales
populares. Nace en 1776 y muere en1827. Empieza a escribir en 1812 en un periódico durante dos
años utilia z el pseudónimo. “El pensador Mexicano”, por sus ideas revolucionario as fue perseguido y
encarcelado por la inquisición Pública panfletos y la censura se cierra más sobre él. Cuando cierran el
periódico en1816, crea una novela llamada El Periquillo sarniento que constituirá la primera novela
hispanoamericana Presenta en esta obra un personaje de su país, a quien apodaban Periquillo por el
uso continuo de una americana verde, y Sarniento por una sarna de la que no termina de curarse.
Inclinado a la vida religiosa, el Periquillo renuncia a ella, malbarata su pobre herencia entrega al
servicio de diversos amos: un escribano, un barbero, un médico, un burócrata, etc. Estos rasgos y el
tono satírico realista de los diversos estratos sociales mexicanos, entroncan la novela con la novela
picaresca, por la utilización de un personaje central que va suscitando diversas situaciones que
introducen diversos temas de índole social. No se puede decir que Periquillo sea propiamente un
pícaro, más bien es el resultado de una mala educación.; por eso al final se arrepiente y le cuenta a
sus hijos sus errores para que ellos no los cometan. En 1818 escribe Noches tristes y día alegre donde
se anticipa al romanticismo. Pero deja esta tendencia la abandona y vuelve a su reformismo didáctico
con la Aniptica y su prima; donde utiliza personajes femeninos porque se centra en la educación de
las chicas. Oposición entre las dos primas: Prudenciana y Pamposita, una será buena y otra mala. La
última novela que escribe es Don Catún de la Fachenda, que está llena de imperfecciones como
novela. Cuando se restituye la libertad de imprenta vuelve al periodismo.

Poesía: Se escribe durante la guerra de independencia y es a través de ella se escriben los himnos
de las naciones, por las victorias, para cantar a los héroes de la independencia, como Bolívar y San
Martín. Es una poesía que exalta el patriotismo y el odio hacia la tiranía española. De este período son
importantes: José Joaquín Olmedo, Andrés Bello, José María Heredia.
José Joaquín Olmedo (1780-1842) Es ecuatoriano. Fue el cantor de las últimas batallas de los
españoles en América: Junín y Ayacucho. Fue relevante en la política. A los 20 años fue catedrático
de filosofía, después ejerció como abogado. Lo más importante es que fue elegido diputado en las
cortes de Cádiz (1811- 1814). Cuando vuelve a América se une al movimiento independentista. La
independencia se va produciendo por ciudades y él luchará por Guayaquil e incluso fue elegido como
gobernador de la ciudad. Era amigo de Simón Bolívar y se va con él a Lima, pero surgen diferencias
entre ellos y fue desterrado. Al poco tiempo, se encuentra de nuevo con “El libertador” y rehacen las
paces. Como ya hemos dicho las guerras que se libran en este período ofrecen copiosa temática. La
exaltación de los héroes victoriosos, de los mártires caídos, de las ciudades arrasadas es frecuente y
se junta con la prédica de la paz y el trabajo, con el canto a la unión de los pueblos hermanados en
lengua, tradición y raza; el mayor exponente de esta corriente es Olmedo con su canto a Bolívar (el
héroe de la independencia americana). Su obra no es muy extensa, además de canto ya señalado hay
otra importante: el canto al general flores, que conforman el ciclo de poesía heroica. También hizo
traducciones del inglés, del francés y del latín, lo hace para romper la barrera del idioma y conocer
otras culturas. En prosa cultiva la prosa política, el ensayo, etc. Canto a Bolívar: Se trata de un extenso
canto de inspiración patriótica y americanista, en el que Olmedo exalta la gloria del Libertador y de
quienes lo acompañaban en la empresa de independizar el mundo. El poema está centrado en torno
a la batalla de Junín (1824), razón por la que también se le conoce con el nombre La Victoria de Junín.
El plan de esta obra fue concebido así: Olmedo se vale del recurso clásico de una musa que interviene
en la batalla hallada de tropas libertadoras, lo que permite describir el combate de Junín. Surgiendo
de las nubes parece un personaje maravilloso, el Inca Huaina- Capác, quien celebra la victoria que
venga a su raza, le enrostra a España el mal que causó en el nuevo mundo y profetiza el triunfo
definitivo de las armas patriotas de Ayacucho. Concluye el poema con los votos que hace el Inca para
que la paz y la Prosperidad reinen en las tierras que han ganado su derecho a ser libres. El Inca es un
personaje que da unidad al poema, el héroe exaltado es Simón Bolívar, pero al hablar de la Batalla de
Ayacucho no habla de Bolívar sino de Sucre, es decir, que une dos lugares y dos héroes venezolanos
distintos. Simón Bolívar fue el primero en criticar la obra, y supo decirle a Olmedo que era lo mejor y
lo peor del poema, así, señala que hay muchos versos vulgares, pero no niega que haya versos
sublimes; no le pareció nada bueno la idea del Inca pues dice que es un “hablador embrollón”, pero en
líneas generales le gustó. Compara el poema con la Ilíada, le parece acertado el tratamiento de los
personajes. A Olmedo se le consideró el Píndaro americano por su inspiración poética y su riqueza
léxica. Hace una descripción de la naturaleza comparando los Andes con las pirámides, es decir,
contrapone lo eterno de las construcciones naturales con las pasajeras que construye el hombre.
Andrés Bello (1781-1865): Nació en Caracas, el 29 de noviembre de 1781. Sus primeros maestros
fueron frailes del convento de Las Mercedes. Desde muy joven le fueron familiares los más notables
escritores del Siglo de oro español, y los autores más representativos del Neoclasicismo hispánico.
Con ellos inicia su formación literaria. Del convento mercedario pasa al Seminario de Santa rosa de
Lima, establecimiento eclesiástico que gozaba de los fueros de Real y Pontificia Universidad de
Caracas. En 1800 se gradúa de Bachiller en artes. Quiere seguir las carreras de Abogacía y medicina.
Pero le faltan recursos y busca trabajo dando clases particulares. Uno de sus discípulos fue Simón
Bolívar. En 1808 se le designa redactor de La Gaceta de Caracas. Prosigue su formación pero esta
vez es autodidacta. En definitiva fue un filósofo, jurista, gramático, pedagogo, sociólogo, etc. La crítica
ha señalado a Andrés Bello como el primer hispanoamericano que proclama el principio de que los
poetas debían abandonar la imitación servil del arte europeo; y se convierte en el líder de un
movimiento americanista llamado a producir las obras de mayor autenticidad dentro de la literatura del
Nuevo Mundo. Sus etapas están divididas según los lugares donde vivió: Venezuela, Inglaterra y Chile.
A) En Venezuela: Se hace una reputación como intelectual y erudito riguroso, redacta un Resumen de
la historia de Venezuela. A esta etapa pertenece un poema “canto a la vacuna” que refleja un problema
importante llevar la vacuna desde España a Venezuela. También refleja un sentimiento de avance
científico. Se publicó 50 años después. B) En Inglaterra: a partir de 1810 y hasta 1829 está en
Inglaterra recaudando fondo para la revolución. Aquí termina su formación y conoce el romanticismo
inglés. Pasa muchas dificultades económicas, pero logra dedicarse a la investigación: hizo un estudio
sobre el Mío Cid, sobre la filosofía y la literatura inglesa y se dedica a escribir poemas, en esta etapa
elabora dos silvas: Alocución a la poesía y la agricultura de la zona tórrida, que se conocen como
silvas americanas. Por ser fruto de un proyecto más ambicioso un poema de miles de versos donde
condensaría en los temas todo cuanto de mayor importancia había aprendido Bello de sus vivencias y
sus lecturas que habría de llamarse América, pero lo deja inconcluso. C) En Chile: Aquí publica Bello
la parte más importante de su obra: La gramática castellana para uso de los americanos es una de
sus obras más perdurable y originales.