Anda di halaman 1dari 17

PROCESAL

PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS


PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

CIVIL
ANÁLISIS JURÍDICO

La institución jurídica del abandono del proceso


¿Puede declararse el abandono
del proceso principal cuando
el proceso cautelar aún
se encuentra en trámite?
Janner Alan LÓPEZ AVENDAÑO*

El autor analiza la figura del abandono procesal y los efectos que causa en las
medidas cautelares. Sostiene que al ser el abandono un instituto procesal que permite

RESUMEN
la conclusión anticipada del proceso ante la inactividad de los sujetos procesales, una
vez que la resolución que lo declara ha quedado firme, consentida y ejecutoriada, las
medidas cautelares planteadas quedan sin efecto, se dejan de tramitar y se archiva el
expediente respectivo; es decir, fenecido el proceso principal a merced al abandono, se
extinguen también las medidas cautelares.

Introducción

Es importante analizar esta figura y determi-


nar los supuestos o requisitos para su correcta
aplicación, que para muchos es contraria a la
finalidad del proceso, esto es, resolver un
MARCO NORMATIVO conflicto de intereses, ya que el abandono
logra la conclusión del mismo sin declara-
• Código Procesal Civil: arts. II, III, IV del TP, 127, 346, ción sobre el fondo, que implica dos factores
347, 348, 350 y 635.
combinados: el tiempo y la inactividad pro-
PALABRAS CLAVE: Abandono procesal / Medida cau- cesal; y no impide que quien haya sido perju-
telar / Inactividad procesal / Juez dicado con el abandono recurra nuevamente
Recibido: 13/07/2018
al Poder Judicial en busca de tutela y, por
Aprobado: 25/07/2018
ende, de un mayor gasto de tiempo y perso-
nal, así como la repetición de determinados

* Abogado. Egresado de la Maestría en Derecho Constitucional y Derechos Humanos por la Universidad Nacional
de Piura. Especialista judicial de la Corte Superior de Justicia de Piura.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 273
ser catalogado como un proceso indepen-
Comentario relevante
te diente. Su naturaleza accesoria, pues, es evi-
del autor dente, ya que no tiene existencia propia, es
decir, no puede concebirse una medida cau-
El abandono es el instituto procesal telar dentro del proceso desligada del pro-
según el cual, dejando incólume la pre- ceso principal.
tensión, se pone fin al proceso sin efec- La actividad jurisdiccional es una que inte-
tuarse declaración sobre el fondo del resa no solo a las partes que someten su con-
asunto en cuestión, debido a la parali- troversia ante un juez, sino también al propio
zación del impulso procesal por inacti- Estado, pues es él quien otorga una serie de
vidad de las partes procesales durante recursos para el correcto funcionamiento de
un plazo determinado. dicha función y quiere, en última instancia,
que no existan controversias que dificulten la
vida en sociedad. Así, las partes, aun cuando
tienen cierta libertad, no son quienes deciden
actos ya realizados y mayor carga en el des-
ni disponen del proceso a su sola voluntad, ya
pacho respecto de una trámite que ya se
que la dirección de este la posee, en nuestro
realizó.
sistema, el juez (principio publicístico que ins-
Una vez consentida o ejecutoriada la reso- pira nuestro sistema jurídico procesal civil).
lución que declara el abandono del proceso, El estado de abandono del proceso, regu-
quedan sin efecto las medidas cautelares y se lado en el artículo 346 del Código Procesal
archiva el expediente, tal como lo señala el Civil, se configura por el simple transcurso
artículo 347 del Código Procesal Civil. En del tiempo. En tal sentido, la resolución judi-
nuestra opinión, resulta incensario por ser cial que lo contenga es de naturaleza mera-
innegable que toda cuestión accesoria sigue mente declarativa, por cuanto solo expone un
la suerte de la principal, por consiguiente, estado jurídico ya constituido con el venci-
caducada la instancia, todo trámite inciden- miento del plazo previsto por ley1.
tal existente también fenece conjuntamente
con ella. Así lo deja entrever Muñoz Rojas, Por lo general, un proceso judicial concluye
cuando dice que “(…) las medidas provi- con la expedición de la sentencia, por medio
sionales que se adopten, para asegurar con de la cual se resuelve en forma definitiva
prevenir la eficacia del proceso, se rigen el conflicto de intereses o la incertidumbre
por el principio de que lo accesorio sigue la jurídica, amparándose o denegándose la pre-
suerte del principal y en consecuencia, si se tensión materia de discusión; sin embargo,
extingue el procedimiento principal cadu- existen algunos casos en los que el proceso
can la medidas provisionales que se hayan concluye de una forma diferente. El código
adoptado (…)” (Muñoz Rojas, citado por adjetivo agrupa estos supuestos en un título
Loutayf Ranea, 1986: 480). Es de subrayar específico denominado formas especiales de
que si bien el artículo 635 del Código Pro- conclusión del proceso, uno de los cuales es
cesal Civil dispone la autonomía del proce- el abandono, además de la conciliación, el
dimiento cautelar, esta se refiere a su trámite allanamiento, el reconocimiento, la transac-
(en cuaderno especial), por lo que no puede ción y el desistimiento.

1 Cas. Nº 4366-2015, expedida por la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema - Lima, publicada en el diario ofi-
cial El Peruano el 2 de abril de 2018.

274 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

La principal garantía establecida por el dere-


cho al debido proceso legal y el acceso de Comentario relevante
te
tutela jurisdiccional efectiva o eficaz se gra- del autor
fica en el acceso pleno e irrestricto al servi-
cio de justicia, con las obligaciones que la Lo que realmente sanciona el aban-
ley señala taxativamente a los jueces y tribu- dono es la negligencia manifiesta del
nales para resolver el conflicto de intereses o litigante, que con su inactividad deja
para eliminar la incertidumbre con relevan-
paralizado el proceso. Dicha inacti-
cia jurídica, pues de lo contrario, la negación
vidad tiene que ser medida a través
del acceso a la justicia implica hacer caer al
ciudadano en indefensión, alejándole de las de determinados plazos, que la norma
soluciones pacíficas de controversias que la regula en cuatro meses.
Constitución prevé explícitamente en benefi-
cio de este y de la comunidad social.
De esta forma, se le permite al juez mayor
Cabe indicar que las formas especiales de activismo para declarar el abandono del pro-
culminación de un proceso sin sentencia ceso, lo que resulta contradictorio con la
obedecen a determinadas circunstancias que finalidad propia del proceso, que es resolver
tienen una naturaleza eventual, siendo sus- un conflicto de intereses, lo que no se logra
ceptibles de producirse o no, ya que consis- mediante el dictado de una resolución que
ten en hechos que repercuten directamente declara el abandono del proceso.
en el proceso y lo extinguen, así como en
determinados actos procesales de las partes I. Aproximaciones a una definición
que originan la finalización del proceso sin de abandono
que recaiga la sentencia correspondiente o
que condicionan el contenido del fallo. Ensayando una definición de abandono,
podemos afirmar que es el instituto proce-
Se ha destacado que la regla general debe ser sal según el cual, dejando incólume la pre-
observar al proceso civil desde una concep- tensión, se pone fin al proceso sin efec-
ción privatista, en donde las partes tienen que tuarse declaración sobre el fondo del asunto
cumplir con los actos procesales ordenados en cuestión, debido a la paralización del
y promoverlo hasta conseguir la resolución impulso procesal por inactividad de las par-
definitiva. Y, excepcionalmente, los jueces tes procesales durante un plazo determinado.
son responsables del impulso de oficio, en Esta inactividad implica negligencia de las
los procesos de concepción publicista, tales partes o simplemente la voluntad tácita de
como alimentos, régimen de visita, tenen- aquellos de no continuar con el proceso.
cia de menores, infracción a la ley penal por
adolescentes, entre otros. El abandono supone los factores combina-
dos del tiempo y la inactividad procesal; el
Mediante la Resolución Administrativa primero consiste en un lapso concreto esta-
N° 373-2014-CE-PJ, el Consejo Ejecutivo blecido por ley, y el segundo implica la inac-
del Poder Judicial dispuso que los magis- ción simultánea de ambas partes, la misma
trados de los juzgados y de las salas supe- que no es atribuible a causas insuperables o
riores dicten de oficio el auto que declara el ajenas a ellas. Esta institución busca impe-
abandono del proceso, conforme a los presu- dir la duración indefinida del proceso y una
puestos del artículo 346 del Código Procesal mayor celeridad en cuanto a su tramitación,
Civil, salvo prohibición legal expresa. agilizando de ese modo la administración de

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 275
Nuestro ordenamiento procesal civil esta-
Comentario relevante
te blece los casos en que el abandono resulta
del autor improcedente, el mismo que se encuen-
tra regulado en el artículo 350 del Código
Debe haber una situación de inacti- Procesal Civil, estableciendo que no hay
vidad procesal absoluta de las partes, abandono: “(…) 5) En los procesos que se
encuentren pendientes de una resolución y la
expresada en la ausencia de actos de
demora en dictarla fuera imputable al juez, o
impulso procesal, que son aquellos que la continuación del trámite depende de una
ponen en movimiento y hacen evolucio- actividad que la ley impone a los Auxilia-
nar el proceso permitiendo su desarro- res jurisdiccionales o al Ministerio Público
llo y asegurando que avance siguiendo o a otra autoridad o funcionario público que
su curso regular hasta culminar con la deba cumplir un acto procesal requerido por
expedición del fallo definitivo. el juez; (…)”. Asimismo, con relación al
impulso de oficio, cuando el artículo II del
Título Preliminar prevé que se exceptúa del
justicia, ya que el riesgo de la extinción del impulso de oficio a los casos expresamente
proceso a causa de la inactividad constituye señalados por ley (por ejemplo, en los pro-
un estímulo que incide directamente sobre cesos de divorcio, nulidad de matrimonio y
el impulso procesal. En ese sentido, resulta responsabilidad civil) no significa que en los
claro que la finalidad del abandono es favo- demás casos las partes no deban tener parti-
recer el desarrollo dinámico y eficiente de cipación activa, procurando su avance de una
la actividad jurisdiccional, lo cual está bas- etapa procesal a otra, sino también de una
tante lejos de la mera intensión de sancionar instancia a otra, de ser el caso.
la pasividad de las partes por medio de la ter-
minación del proceso. Lo que realmente sanciona el abandono es
la negligencia manifiesta del litigante, que
No podemos soslayar que el abandono tam- con su inactividad deja paralizado el pro-
bién es denominado caducidad o perención ceso. Dicha inactividad tiene que ser medida
de la instancia. a través de determinados plazos, que la
norma regula en cuatro meses. El artículo
El artículo 346 del Código Procesal Civil II del Título Preliminar del Código Proce-
establece el plazo para que proceda decla- sal Civil señala textualmente en su parte in
rar el abandono, señalando que opera cuando fine: “(…) El juez debe impulsar el proceso
el proceso permanezca en primera instancia por sí mismo, siendo responsable de cual-
durante cuatro meses sin que se realice acto quier demora ocasionada por su negligen-
que lo impulse; asimismo, el artículo 348 del cia. (…)”. El profesor Monroy (1996) deno-
citado cuerpo adjetivo prescribe que el aban- mina al impulso de oficio como subprincipio,
dono opera por el solo transcurso del plazo dada cuenta de que el mismo se constituye en
desde la última actuación procesal o desde la materialización del principio de dirección
notificada la última resolución, precisando del proceso. Empero, el impulso de oficio no
en su párrafo final que no se consideran actos puede ser aplicado por el juez en todas las
de impulso procesal aquellos que no tengan instancias, etapas o circunstancias del pro-
por propósito activar el proceso, tales como ceso, dado que cuenta con límites o excep-
designación de nuevo domicilio, pedido de ciones al mismo. Así tenemos: i) la separa-
copias, apersonamiento de nuevo apoderado ción de cuerpos y el de divorcio por causales;
y de otros análogos. y ii) la responsabilidad civil de los jueces,

276 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

por ejemplo, situación que no encuadra en el primera instancia, el juez declara el aban-
presente caso. dono de oficio o a solicitud de parte o de
tercero legitimado cuando el proceso per-
II. Regulación legislativa manezca durante cuatro meses sin que se
realice acto que lo impulse; debiendo veri-
El artículo 346 del Código Procesal Civil, ficarse que dicha inactividad no se encuentra
modificado por la Ley Nº 26691, establece incursa en ninguno de los supuestos previs-
que cuando el proceso permanezca en pri- tos en el tercer párrafo de la citada norma y
mera instancia durante cuatro meses sin que en los artículos 349 y 350 del Código Proce-
se realice acto que lo impulse, el juez decla- sal Civil aludido3.
rará su abandono de oficio o a solicitud de Como el proceso estuvo paralizado por más
parte o de tercero legitimado, indicando que de cuatro meses sin que haya sido impulsado
para el cómputo del plazo de abandono se por el recurrente, se produjo el abandono y
entiende iniciado el proceso con la presenta- no se puede considerar como fuerza mayor
ción de la demanda. que las vacaciones judiciales se hayan dado
en ese lapso de tiempo, pues estas se encuen-
El artículo 348 del código acotado prescribe
tran contempladas en el artículo 246 de la
que el abandono opera por el solo transcurso
Ley Orgánica del Poder Judicial4 y el aban-
del plazo desde la última actuación procesal
dono opera por el solo transcurso del plazo
o desde notificada la última resolución.
desde la última actuación procesal o desde
Lo que realmente se sanciona con el aban- notificada la última resolución5.
dono, dentro de las posibilidades que el pro-
El artículo 346 del Código Procesal Civil
pio Código Procesal Civil prevé, es la negli-
establece que cae en abandono el proceso
gencia manifiesta del litigante, que con su
cuando concurra el plazo de cuatro meses sin
inactividad deja paralizado el proceso, si
que se realice acto que lo impulse, debe ser
a ello se agrega que es una realidad que la
concordado con el texto claro e inequívoco
carga procesal que soportan lo juzgados en
del artículo 127 del mismo ordenamiento
la capital de la República, en donde la mag-
legal, que indica cuáles son los actos proce-
nitud de ella es evidente, no permite al juez
sales a través de los que se impulsa el pro-
el control riguroso del desarrollo del proceso
ceso, los mismos que pueden ser decretos,
para ejercitar el impulso de oficio2.
autos y sentencia6.

III. Cómputo del plazo e interrupción Si por el estado de la causa, le corresponde


del plazo al juez de oficio expedir resolución para la
continuación del proceso y este omite dicho
El primer párrafo del artículo 346 del impulso, no procede declarar el abandono
Código Procesal Civil establece que, en del proceso, porque la paralización de este

2 Exp. Nº 1004-97, 3ª S.C. de Lima, Res. Nº 77, 23 sep. 1997, en: Carrión (2004, pp. 291-292).
3 Cas. Nº 2573-99-Lima, Sala Civil Permanente de la Corte Suprema, 15 jun. 2000, en: CD Jus - Data Jurispruden-
cia 1.
4 Artículo 246 LOPJ.- Periodo y fecha de vacaciones. Las vacaciones de los Magistrados, se establecen en dos eta-
pas sucesivas, cada una de treinta días, en los meses de Febrero y Marzo de cada año. Excepcionalmente el Con-
sejo Ejecutivo puede señalar tiempo distinto.
5 Cas. Nº 2624-2000-Lima, 18 ene. 2001, en: Revista Peruana de Jurisprudencia, Año III, Nº 9, Trujillo, 2001,
pp.136-138.
6 Ej. Supr. 2 oct. 1995, en: Roncalla (1996, p. 121).

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 277
premeditada. Cabe señalar que el abandono
Comentario relevante
te solo tiene lugar en primera instancia, ya que
del autor en segunda instancia generalmente es la judi-
catura la encargada de realizar los actos de
En principio, se prescribe que el aban- impulso procesal, prescindiendo de las par-
dono opera por el solo transcurso del tes en este aspecto.
plazo a partir de la última actuación pro- El artículo 346 del Código Procesal Civil
cesal de impulso o desde que se noti- contempla la institución jurídica procesal del
ficó la última resolución; sin embargo, abandono del proceso, definido como “(…)
nuestro ordenamiento procesal civil un medio procesal a través del cual se extin-
también establece que cuando el pro- gue un proceso por falta de actividad idónea
ceso permanece durante cuatro meses de los sujetos procesales”8.
en primera instancia sin que se efec-
El plazo que la ley establece para la configu-
túe acto de impulso procesal, el juez ración del abandono es de cuatro meses. Este
declarará su abandono de oficio, a soli- lapso comienza a contarse a partir del día
citud de parte o de tercero legitimado. siguiente a aquel en que tuvo lugar el último
acto de impulso procesal, siendo irrelevante
si se trata de día hábil o no. Asimismo, no se
no ha sido por responsabilidad de la parte, computa el tiempo de paralización del pro-
sino del propio juez7. ceso autorizada por el juez u ocasionada por
causas de fuerza mayor, así como el tiempo
IV. Configuración del abandono en que no produjo el acto de impulso proce-
sal que corresponde realizar al juez, auxilia-
Para que el abandono del proceso, se con- res jurisdiccionales, fiscal, autoridad o fun-
figure, el proceso tiene que haber comen- cionario requerido por la judicatura para ello.
zado, lo cual sucede con la interposición de
la demanda, hecho que se considera para Con respecto al modo de operación efectiva
el cómputo inicial del plazo señalado. Asi- de esta figura jurídica, nuestro ordenamiento
mismo, debe haber una situación de inacti- procesal consagra el abandono de pleno
vidad procesal absoluta de las partes, expre- derecho matizado con la declaración judi-
sada en la ausencia de actos de impulso cial. En principio, se prescribe que el aban-
procesal, que son aquellos que ponen en dono opera por el solo transcurso del plazo
movimiento y hacen evolucionar el pro- a partir de la última actuación procesal de
ceso permitiendo su desarrollo y asegurando impulso o desde que se notificó la última
que avance siguiendo su curso regular hasta resolución; sin embargo, nuestro ordena-
culminar con la expedición del fallo defini- miento procesal civil también establece que
tivo. Esta inacción debe permanecer invaria- cuando el proceso permanece durante cuatro
ble hasta el vencimiento del plazo previsto meses en primera instancia sin que se efectúe
para declarar el abandono, además, debe ser acto de impulso procesal, el juez declarará su
injustificada, vale decir, la paralización del abandono de oficio, a solicitud de parte o de
proceso debe ser voluntaria, intencional y tercero legitimado. Esta declaración judicial

7 Ej. 26 mar. 1998, en: Zavaleta (2006, p. 459).


8 Casación N° 884-2003-Lambayeque, en: El Peruano, Lima, 31/03/2004, p. 1.

278 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

tiene solo efectos declarativos y no consti- relevancia jurídica (…)” (artículo III del TP
tutivos, pese a lo cual resulta importante, ya del CPC), de manera que él es el llamado a
que, si bien no es necesaria para la materiali- evitar que el proceso decaiga por la inacti-
zación del abandono como figura jurídica, le vidad de las partes y concluya sin una reso-
otorga plena eficacia e impide la convalida- lución sobre el fondo en la que pueda deci-
ción, cosa que no sucede con el solo venci- dir de manera definitiva sobre aquel conflicto
miento del plazo. de intereses o incertidumbre jurídica que se
ha puesto en sus manos. Y más si tenemos
Finalmente, el plazo para constituir el aban- en cuenta que con posterioridad se iniciará
dono puede ser interrumpido únicamente un nuevo proceso y nuevamente se hará uso
mediante actos de impulso procesal, catego- del aparato jurisdiccional, originando mayo-
ría en la que no se consideran aquellos actos res gastos al Estado y a las partes, salvo que
irrelevantes, los que no tienen el propósito de haya caducado o prescrito la acción.
activar el proceso (pedido de copias, desig-
nación de nuevo domicilio, etc.) o los que En ese sentido, Chiovenda (1925) señala que
se llevan a cabo durante el trámite incidental “(…) la inactividad debe ser inactividad de
dado que se realizan independientemente del parte (voluntaria o involuntaria, no importa),
proceso principal. no de juez, puesto que si la simple inacti-
vidad del juez pudiese producir la caducidad,
V. Naturaleza jurídica sería remitir al arbitrio de los órganos del
Estado la cesación del proceso. Por lo tanto,
El sustento de esta institución se halla en debe decirse que la actividad de los órganos
que impide la duración indefinida del pro- jurisdiccionales, basta para mantener en vida
ceso. Ello se corrobora con el principio con- al proceso, pero su inactividad no basta para
sagrado en el artículo IV del Título Prelimi- hacerlo desaparecer, cuando durante la inac-
nar del CPC, que prescribe que el proceso se tividad de los órganos públicos (…) las par-
promueve a iniciativa de parte y, por tanto, tes no pueden realizar actos de desarrollo del
constituye el interés del demandante que este proceso” (p. 385).
se desarrolle llevándose a cabo todas y cada Al respecto, nuestra jurisprudencia señala
una de las etapas del mismo dentro del plazo que: “Si a la fecha que se emite la resolu-
que la ley señala y concluya con una resolu- ción de abandono se encontraba pendiente la
ción sobre el fondo del asunto. Es por esto emisión de dictamen pericial, la demora no
que se sanciona su inacción mediante esta es imputable a las partes; por lo contrario, el
institución procesal. juez debió utilizar los apremios que la ley le
Si bien esta figura evita que los procesos franquea para evitar la demora”9.
puedan permanecer de manera indefinida
por inacción de las partes, no queda claro VI. Requisitos para que su configura-
por qué el juez debe sancionar esta situa- ción
ción si él “debe impulsar el proceso por sí
mismo” (artículo II del TP del CPC) y debe
1. La inactividad de las partes
atender que “(…) la finalidad concreta del
proceso es resolver un conflicto de intere- Teniendo en cuenta que el impulso del pro-
ses o eliminar una incertidumbre, ambas con ceso le corresponde a las partes, es decir, a

9 Ejecutoria de fecha 09/03/1999, Jurisprudencia Actual. Marianella Ledesma. Tomo III, p. 387.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 279
los sujetos interesados en que se resuelva el
conflicto de intereses, el hecho de que ellos Comentario relevante
te
dejen de realizar determinados actos pro- del autor
cesales por el tiempo que establece la ley
implica un desinterés, el mismo que es san- Son actos irrelevantes para interrum-
cionado por la ley. pir el plazo del abandono los que no
El impulso de parte es concordante con tienen el propósito de activar el pro-
el principio de iniciativa de parte a la que ceso (pedido de copias, designación
hace referencia el artículo IV del título Preli- de nuevo domicilio, etc.) o los que se
minar del Código Procesal Civil, que no debe llevan a cabo durante el trámite inci-
ser entendida únicamente como la facultad dental, dado que se realizan indepen-
de interponer la demanda, sino también de dientemente del proceso principal.
actuar durante toda la secuela del proceso y
activarla en su calidad de interesado.

Es por eso que el hecho de que la parte El abandono opera solo por el transcurso del
demandante deje de realizar actos de impulso tiempo contado desde la última actuación
o de desarrollo del proceso judicial implica procesal o desde la notificación de la última
un descuido o falta de actividad en el trámite resolución. Si no consta en autos el cargo
del proceso, lo que conlleva que el juez, de de notificación, no puede el juez declarar el
oficio o a pedido de la parte contraria, dis- abandono del proceso, toda vez que las reso-
ponga la conclusión del proceso por haber luciones judiciales solo producen efectos en
advertido el abandono por parte de quien virtud de la notificación hecha con arreglo al
Código Procesal Civil.
habría accionado el aparato jurisdiccional en
busca de tutela. No se produce el abandono si el proceso
hubiera estado paralizado por acuerdo de las
2. El transcurso del tiempo partes y autorizado por el juez. Claro está que
Nuestra norma procesal señala que el plazo no es indefinida y será el juez quien consi-
legal que debe transcurrir para la declara- dere otorgar un plazo prudencial atendiendo
a las circunstancias del caso. Por ello se ha
ción del abandono, que puede ser de oficio o
manifestado que: “(…) el cómputo del plazo
a petición de parte, es de cuatro meses. Este
no se considera el periodo en el que el expe-
empieza a transcurrir desde el día siguiente
diente estuvo paralizado por acuerdo de las
en que tiene lugar el último acto de impulso
partes y aprobado por el juez, lo que implica
procesal, el que para dicho efecto puede ser
necesariamente que ese plazo se reanuda,
hábil o no, y en el cual se incluye los días
esto es, se vuelve a iniciar el cómputo para
feriados o no laborales. En ese sentido, el
el abandono, desde la fecha en que cesan los
plazo final se cumple en el mes de venci- efectos de dicha suspensión”10.
miento y en el día de este correspondiente a
la fecha del mes inicial. Si en el mes de ven- Del mismo modo, cuando la paralización
cimiento faltara tal día, el plazo se cumple en obedece a causas de fuerza mayor insupera-
el último día de dicho mes. ble por las partes, no opera el abandono.

10 Cas. N° 957-96-Lima: Sala Civil Permanente Corte Suprema de Justicia. El Peruano, 23/04/1998, p. 753.

280 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

VII. Sentido y justificación del aban- de evitar la pendencia indefinida de los pro-
dono cesos, por las consecuencias que esto implica
para la seguridad jurídica, en otras pala-
Detengámonos un momento para esclarecer bras, se trata de una cuestión que escapa a la
en qué consiste el abandono procesal, tam- voluntad de las partes de que no se prolongue
bién denominado perención o caducidad de la duración de los pleitos paralizados.
instancia. Se trata de una institución procesal
que se presenta cuando existe una detención El legislador nacional parece haber enten-
o inercia del proceso por un tiempo fijado dido bien esta referencia, pues ha regulado
por ley, y que genera inevitablemente la con- el abandono en el capítulo de las formas es-
clusión del proceso, obviamente sin pronun- peciales de conclusión del proceso del Có-
ciamiento sobre el fondo (rectius: mérito); digo Procesal Civil de la siguiente manera:
razón por la cual algunos la consideran una “Cuando el proceso permanezca en prime-
forma anormal de conclusión del proceso11. ra instancia durante cuatro meses sin que se
realice acto que lo impulse, el juez declarará
Bien entendido, el abandono no puede ser su abandono de oficio o a solicitud de parte
visto como una sanción jurídica, sino, pro- o de tercero legitimado” (CPC, artículo 346).
piamente, como una consecuencia jurídica La idea que subyace a esta institución pro-
por la que se concluye el proceso de modo cesal sería que los procesos no pueden durar
anormal12, por encontrarse detenido por un eternamente sin lograr su propósito natural.
tiempo fijado por ley, con la particularidad
de que esta situación no sea causada o pro- De este modo, el abandono se justifica en la
vocada por la inacción del juez13. En efecto, medida en que la misma expresión (proceso)
se sostiene que existen al menos dos moti- representa per se y en todos los casos un
vos en que se fundamenta. El primero es de necesario devenir diacrónico de actos dirigi-
carácter subjetivo y ve en la presunta inten- dos hacia la consecución de un fin, es decir,
ción de las partes de abandonar el proceso la una proyección temporal hacia el futuro. Así,
íntima de la extinción, es decir, se determina toda falta de avance injustificada sería con-
por la voluntad de los litigantes. El segundo traria al sentido mismo del proceso14. Este
es de tipo objetivo y se fija en la necesidad sencillo razonamiento calza, precisamente,

11 Para justificar esta expresión, se ha dicho que la anormalidad de estos especiales fenómenos y de sus consecuentes
desenlaces especiales del proceso no significa necesariamente su disconformidad con las normas jurídicas relativas
a la terminación del proceso, sino que debe entenderse en el sentido de que la sentencia de fondo dictada a conse-
cuencia de una contradicción, mayor o menor, entre las partes es, de hecho, lo más frecuente y habitual, y, de dere-
cho, lo que la ley procesal considera ordinario y común (De la Oliva & Díez-Picazo, 2000, p. 422).
12 En la comparación jurídica, considerada como una forma de conclusión anormal del proceso, por ejemplo, el Tri-
bunal Supremo español ha establecido que la “caducidad de la instancia es una de las especies del concepto más
general de extinción del proceso, entendiendo por extinción toda conclusión anormal producida sin que el
proceso haya cumplido su fin, esto es sin que se haya decidido sobre la pretensión en el mismo planteada. Cuando
la extinción se causa por inactividad de los sujetos se está ante la caducidad, que se produce, pues, sin acto de clase
alguna, por el simple hecho del transcurso del tiempo sin realizar actividad procesal” (STS 17784/1993).
13 En la doctrina italiana, Chiovenda (1940), quien identifica el fenómeno como caducidad, lo concibe de la siguiente
manera: “[E]s un modo de extinción de la relación procesal, y que se produce después de cierto periodo de tiempo,
en virtud de la inactividad de los sujetos procesales” (1940, p. 310). También, Carnelutti (1959) explicaba que “[e]l
procedimiento se extingue por perención, cuando habiendo asignado un plazo perentorio, por la Ley o por el Juez,
para el cumplimiento de un acto necesario a la prosecución, dicho acto no es realizado dentro del plazo” (p. 174).
14 Este sentido es acorde con la propuesta de Guasp, quien afirma que la caducidad de la instancia (para nosotros
abandono procesal) “es la extinción del proceso que se produce por su paralización durante cierto tiempo en que
no realizan actos procesales las partes” (1973, p. 539).

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 281
su propósito por haberse detenido injustifi-
Comentario relevante
te cadamente durante un tiempo determinado
del autor por la ley.

El impulso de parte es concordante con VIII. Supuestos en los que no se pro-


el principio de iniciativa de parte a la duce el abandono
que hace referencia el artículo IV del
título Preliminar del Código Procesal De conformidad con el artículo 350 del
Civil, que no debe ser entendida única- Código Procesal Civil, no hay abandono en:
mente como la facultad de interponer - Los procesos se encuentren en ejecución
la demanda, sino también de actuar de sentencia.
durante toda la secuela del proceso y
- En los llamados procedimientos no
activarla en su calidad de interesado.
contenciosos.
- En los procesos que contengan preten-
sión imprescriptible.
de modo ideal cuando se habla de proceso
(jurisdiccional), pues, desde una perspec- - En los procesos que se encuentren para
tiva formal-estructural, implica un conjunto sentenciar, salvo que se hayan reservado
de actos jurídicos (procesales) concatena- o esté pendiente la actuación de un acto
dos armónicamente hacia un propósito: la procesal determinado.
búsqueda de la verdad, mediante decisiones
justas, al menos si nos adherimos a una de - En los procesos que la ley señale (con-
las opciones ideológicas típica de los siste- cordar con la sexta disposición final del
mas de Civil Law15. Si esto es así, entonces, CPC).
es evidente que el hecho de presentarse una
La resolución que indique el abandono del
detención o inercia que dificulte el avance y
proceso debe estar motivada, y es apelable
desarrollo natural del proceso puede gene-
con efecto suspensivo.
rar un problema en relación con el cumpli-
miento de su finalidad. No todas las situaciones de inactividad de
las partes acarrean el estado de abandono del
De suceder esto, ciertamente el Estado, es
proceso, ya que nuestro ordenamiento proce-
decir, el juez perdería su legitimidad para
sal ha previsto algunos supuestos en los que,
continuar su prosecución del proceso, en
habiendo dicha inacción, es justificada y no
otras palabras, no existiría justificación de
provoca el abandono del proceso, o este no
que continúe con el procesamiento de una
procede:
persona. La pérdida de legitimidad ocu-
rre porque precisamente el método que el a) No hay abandono cuando ambas partes
Estado utiliza para la tutela de las situaciones han acordado la paralización temporal
jurídicas sustantivas, el proceso, ha perdido del proceso y dicho acuerdo suspensivo

15 En efecto, por ejemplo, para Taruffo (2010): “(...), La justicia de la decisión no presupone solamente su legalidad,
es decir, que se derive de una correcta interpretación y aplicación de las normas, sino también su veracidad, es
decir, la determinación de la verdad de los hechos relevantes: la razón fundamental de esto es que ninguna decisión
puede considerarse justa si se basa en una determinación falsa o errada de los hechos de la causa” (p. 413). Sobre
la relación teleológica entre prueba y verdad, véase Ferrer (2007, pp. 29-30).

282 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

cuenta con la aprobación expresa del juez


mediante resolución. Esta interrupción Comentario relevante
te
de las actividades procesales no es inde- del autor
finida, ya que debe ser por un periodo
determinado, lo más breve fijado por las El abandono opera solo por el trans-
partes, pero autorizado por el juez, el curso del tiempo contado desde la
mismo que no entra en el cómputo del
última actuación procesal o desde la
plazo para declarar el abandono.
notificación de la última resolución. Si
b) Convalidación del abandono: esta figura no consta en autos el cargo de noti-
procesal también es denominada purga, ficación, no puede el juez declarar el
saneamiento, subsanación, rehabilita- abandono del proceso, toda vez que
ción o redención del abandono, y con- las resoluciones judiciales solo pro-
siste en la realización por parte de quien ducen efectos en virtud de la notifi-
resulta beneficiado con el abandono de
cación hecha con arreglo al Código
un acto de impulso procesal, luego de
transcurrido el plazo de cuatro meses.
Procesal Civil.
La convalidación hace ineficaz y extin-
gue los efectos del abandono configurado la realización de actos de impulso pro-
con la terminación del plazo como si el cesal. Dichas contingencias que provo-
mismo no hubiese transcurrido, en con- can la suspensión del proceso deben ser
secuencia, los actos procesales efectua- lo suficientemente poderosas para hacer
dos luego de su vencimiento son perfec- imposible que las partes las reviertan uti-
tamente válidos, y empieza a correr un lizando los mecanismos procesales de
nuevo plazo a partir del día siguiente de que disponen, los cuales devienen en
realizado el último acto de impulso pro- ineficaces para dicho fin. Esta circunstan-
cesal o de notificada la última resolución cia justifica la inactividad procesal, cuya
al respecto. Mediante la convalidación, duración no se cuenta dentro del plazo de
el favorecido con el abandono expresa cuatro meses para declarar el abandono.
tácitamente su voluntad de no oponer sus
efectos y de proseguir con el desarrollo d) Es improcedente el abandono en instan-
del proceso. Asimismo, la convalidación cia ulterior a la primera, que es la única
opera plenamente hasta antes de emi- en la que procede, lo dispone nuestro
tirse la resolución judicial que declara el ordenamiento procesal, por lo que la
abandono, cuyos efectos surten a partir expedición de la sentencia en primera
de este hecho, en tal caso queda la posibi- instancia cierra la posibilidad de plantear
lidad de impugnar la referida resolución el abandono. Además, en segunda ins-
declarativa. tancia la judicatura asume protagonismo
en la realización de los actos de impulso
c) El abandono no opera cuando la para- procesal, mientras que las partes tienen
lización del proceso se debe a causas un rol pasivo al respecto.
de fuerza mayor que resultan insupera-
bles pare las partes utilizando los medios e) No hay abandono en los procesos que
procesales que están a su alcance. Esto se encuentran en la fase de ejecución de
implica que las partes quedan impedi- sentencia, pues esta ya adquirió firmeza
das de activar el desarrollo del proceso y goza de la calidad de cosa juzgada, de
debido a la producción de eventos aje- tal forma que podría sostenerse que el
nos a su voluntad que hacen imposible proceso culminó de manera “normal”.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 283
sistema de paz con justicia, los mismos
Comentario relevante
te que pueden ser materia de un litigio judi-
del autor cial, por lo que, de darse el caso, no cabe
el abandono.
El abandono no puede ser visto como h) No hay abandono en los procesos que
una sanción jurídica, sino, propia- se encuentran expeditos para dictar sen-
mente, como una consecuencia jurí- tencia. Esto tiene una excepción: cabe
dica por la que se concluye el proceso el abandono cuando la causa está lista
de modo anormal, por encontrarse para sentenciar, pero antes de ello debe
detenido por un tiempo fijado por ley, llevarse a cabo un acto procesal a cargo
con la particularidad de que esta situa- de una de las partes, el plazo de cua-
ción no sea causada o provocada por tro meses empieza a correr desde que se
la inacción del juez. notifica la resolución que dispuso la rea-
lización de la mencionada actuación.

i) Tampoco hay abandono en los pro-


Entonces, no cabe ninguna hipótesis cesos que se encuentran pendientes de
especial de conclusión del proceso, como una resolución y la demora en dictarla
es el caso del abandono, el cual queda es imputable al juez, o cuando la conti-
excluido de plano. nuación del trámite procesal depende de
una actividad que la ley le impone a los
f) El abandono no procede en los proce-
auxiliares jurisdiccionales, al Ministerio
sos no contenciosos porque, dada la
ausencia de una litis y, por ende, de par- Público o a otra autoridad o funcionario
tes procesales contendientes, es impo- público que deba cumplir un acto proce-
sible que “ambas partes” dejen de rea- sal requerido por el juez.
lizar actos de impulso procesal, además La Corte Suprema, en mérito a la Casación
en la jurisdicción voluntaria la judica- Nº 2422-2013-Junín, enfatizó que no hay
tura asume un rol de dirección y desarro- abandono procesal cuando estos se encuen-
llo procesal frente al solicitante, quien no tran pendientes de una resolución y la
está obligado a realizar actos de impulso demora en dictarla fuera imputable al órgano
procesal. El abandono solo se configura jurisdiccional; es decir, que la inactividad
cuando tiene lugar un conflicto o contro-
procesal no depende de las partes, sino del
versia, que no es el caso de los procesos
juez que tiene la potestad de impulsar el pro-
no contenciosos.
ceso por sí mismo16.
g) El abandono es improcedente en los pro-
cesos en los que se discuten pretensio- IX. ¿Qué sucede con las medidas
nes imprescriptibles. Existen derechos cautelares?
fundamentales que por su naturaleza son
imprescriptibles, ya que sobre ellos des- Uno de los aspectos más importantes del
cansa la organización social, así como la abandono está referido a sus efectos sobre
existencia del Estado de derecho como las medidas cautelares que se hayan podido

16 http://www.dialogoconlajurisprudencia.com/boletines-dialogo/Marzo-2015/DetalleBoletinDialogo-11-3-15.html

284 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

interponer en el curso del proceso, especial-


mente en cuanto al desarrollo de su trámite Comentario relevante
te
que, como se sabe, se efectúa en cuaderno del autor
aparte del expediente principal.
Una vez que la resolución que declare
Si bien es cierto que el proceso cautelar es
autónomo, dicha autonomía es en cuanto a su el abandono queda firme, consentida
tramitación en cuaderno aparte, pero no sig- y ejecutoriada, las medidas cautela-
nifica de ninguna manera que se trate de un res planteadas quedan sin efecto, se
proceso independiente y desligado del pro- dejan de tramitar y se archiva el expe-
ceso principal, por ser conexo con este. diente respectivo. En otras palabras,
fenecido el proceso principal merced
El proceso cautelar es de naturaleza acceso-
al abandono, se extinguen también las
ria, no tiene vida propia, no existe medida
medidas cautelares.
cautelar, así se haya interpuesto dentro o
fuera del proceso, que no guarde relación
con el proceso principal. afectado por lo que suceda en la substancia-
En ese sentido, teniendo en cuenta que lo ción del cautelar debido a que este último le
accesorio corre la suerte de lo principal y no está subordinado y le es accesorio.
lo contrario, una vez que la resolución que
1. Efectos jurídicos
declare el abandono queda firme, consentida
y ejecutoriada, las medidas cautelares plan- El abandono procesal debe ser entendido
teadas quedan sin efecto, se dejan de trami- como un modo de poner fin al proceso, sin
tar y se archiva el expediente respectivo. En resolver el litigio y sin afectar la pretensión
otras palabras, fenecido el proceso principal mediante resolución judicial firme por con-
merced al abandono, se extinguen también sentida o ejecutoriada, dictada cuando se
las medidas cautelares. producen las condiciones que la ley esta-
blece (Rodríguez, 2005, p. 89). Así, cuando
Ahora bien, ¿qué ocurre si en el proceso el proceso permanezca en primera instancia
principal no se ha realizado ningún acto durante cuatro meses sin que realice acto que
de impulso procesal durante más de cuatro lo impulse, el juez declarará su abandono de
meses, mientras que el proceso cautelar es oficio o a solicitud de parte o de tercero legi-
constantemente dinamizado por las partes? timado. El abandono del proceso pone fin
Si bien las medidas cautelares sirven para al mismo sin afectar la pretensión (Carrión,
asegurar el cumplimiento del fallo definitivo 2004, pp. 184-185).
en el proceso principal, de ninguna manera
se enerva su naturaleza accesoria. Conse- Este abandono tiene como efectos los
cuentemente, la ausencia de actos de impulso siguientes (Carrión, 2004, p. 92):
procesal durante más de cuatro meses en el - Pone fin al proceso.
trámite del principal siempre configura el
abandono y acarrea la extinción del pro- - Quedan sin efecto las medidas cautelares.
ceso cautelar, no obstante los avances que se - Las pruebas actuadas en un proceso
hayan realizado en su tramitación. extinguido por abandono son validadas y
pueden ser ofrecidas en otro proceso.
Reiteramos que el abandono se sustenta
exclusivamente en lo acontecido en el pro- - El abandono no afecta la pretensión; sin
ceso principal, cuyo desarrollo no se ve embargo, el titular no puede ejercitar en

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 285
otro proceso sino después de transcu- aplicación del abandono, su validez resulta
rrido un (1) año contando a partir de la inmutable, pudiendo ser presentados en otro
notificación del auto que lo declara. Si proceso diferente; lo cual incluye al nuevo
en el nuevo proceso iniciado se declara proceso que después de un año el deman-
el abandono, se extingue el derecho dante puede incoar esgrimiendo la misma
pretendido. pretensión de aquel declarado en abandono.
Aquí se tiene presente que las pruebas obte-
El efecto o la consecuencia natural del aban- nidas válidamente en un proceso regular tie-
dono es la finalización del proceso, sin nen plena eficacia en otro.
embargo, la pretensión se mantiene intacta.
Esto trae consigo una limitación para el Sobre el particular resulta importante citar al
demandante, quien no podrá iniciar otro pro- profesor Monroy (2004), quien al referirse
ceso sobre la base de la misma pretensión al artículo 635 del Código Procesal Civil,
durante el plazo de un año, el mismo que se señala lo siguiente: “La medida cautelar, es
cuenta desde que se notifica la resolución en principio, una institución procesal a través
(auto) que declara el abandono del proceso. del cual el órgano jurisdiccional, a propuesta
A su vez, elimina los efectos de los actos pro- de una de las partes, asegura el cumplimiento
cesales realizados y acarrea su ineficacia, con del fallo, definitivo (es decir, del que se va
lo que todo aquello concerniente al proceso a ejecutar), ordenando se adelante algunos
fenecido queda restituido al estado anterior a efectos del fallo o asegurando que las con-
la interposición de la demanda. diciones materiales existentes a la interpo-
sición de la demanda no sean modificadas”
Por otro lado, una segunda declaración de (p. 71).
abandono de un proceso que se plantea entre
las mismas partes y en ejercicio de la misma La interpretación que realiza el profesor
pretensión, además de la conclusión del pro- Monroy Gálvez respecto a la norma citada es
ceso, trae como consecuencia la extinción concluyente y no quiere decir otra cosa que
definitiva del derecho que se pretende, así el cuaderno cautelar se encuentre vinculado
como la cancelación de los títulos del deman- directamente al proceso principal.
dante, de darse el caso. Vemos entonces que
Debemos señalar que la jurisprudencia no ha
la reiteración del abandono de un proceso
sido renuente a analizar este tipo de temas.
que trate sobre un mismo asunto termina
Por ejemplo, al analizar, la Sala Civil Tran-
afectando la cuestión de fondo del proceso.
sitoria de la Corte Suprema de Justicia de
Asimismo, el abandono deja sin efecto la la República, en el considerando quinto
interrupción del plazo de prescripción extin- de la ejecutoria de casación recaída en el
tiva que se produce por causa de la inter- Expediente Nº 0544-2005-Lima, la que fue
posición de la demanda. Con el abandono, publicada en el diario oficial El Peruano el
el referido término prescriptorio seguirá su 1 de enero de 2003, señaló que: “Cuando
curso normal como si la interrupción no se la medida cautelar se encuentra en trámite,
hubiera producido nunca, esto quiere decir no se puede declarar el abandono del pro-
que el tiempo transcurrido antes del inicio ceso, aun cuando el expediente principal
del proceso no se pierde y se emplea para se encuentre paralizado por más de cuatro
efectos del cómputo del plazo en cuestión. meses. (…). Al haberse declarado el aban-
dono del proceso principal, sin tener a la
Con respecto a los medios probatorios vista el cuaderno cautelar, que podía impe-
presentados en el proceso fenecido por dir el abandono, por encontrarse en trámite,

286 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

se ha incurrido en la causal de nulidad con-


templada en el artículo 171 del Código Pro- Comentario relevante
te
cesal Civil”. del autor

Definitivamente, en las citas doctrinarias y


Una segunda declaración de aban-
jurisprudencial no se hace una lectura literal
del artículo 635 del Código Procesal Civil, dono de un proceso que se plantea
más bien, en ellas se analiza la cuestión fác- entre las mismas partes y en ejerci-
tica y las consecuencias jurídicas que pueda cio de la misma pretensión, además de
llegar a tener lo que suceda en el proceso la conclusión del proceso, trae como
cautelar con relación al proceso principal, consecuencia la extinción definitiva del
básicamente sobre el aseguramiento y/o pro- derecho que se pretende, así como la
tección del derecho demandado. cancelación de los títulos del deman-
dante, de darse el caso.
Nosotros entendemos que si bien el proceso
cautelar es autónomo en lo que concierne
a sus propias reglas procesales, lo cual se
refleja en la apertura del cuaderno cautelar, ˗ Al demandante que, conforme el desa-
no lo es en cuanto a la incidencia que el resul- rrollo del proceso, sabe que van a decla-
tado dado en dicho proceso pueda tener en el rar infundada la demanda y que tendrá
proceso principal. Ello es evidente, pues las que pagar costos y costas, y/o que, dado
el caso, la reconvención del demandado
partes del proceso cautelar, que obviamente
será declarada fundada.
son las mismas que en el proceso principal, y
el juez de ninguna manera pueden desenten- ˗ Al demandado que, también conforme
derse de lo que suceda en el proceso princi- al desarrollo del proceso, sabe que van
pal y viceversa. a declarar fundada la demanda inter-
puesta (y/o, según sea el caso, se decla-
X. Observación a tener en cuenta rará infundada su reconvención) y que,
en consecuencia, se verá obligado a cum-
Si bien el abandono es útil para impedir que plir con la pretensión y a pagar costos y
los procesos se prolonguen ad eternum, ade- costas.
más de prevenir la negligencia de las partes, Esto lo decimos porque la norma deja en
por su naturaleza y características también manos de quien resulta “beneficiado” con el
puede resultar un arma muy efectiva para abandono la facultad de realizar un acto de
aquella parte procesal que tenga interés en impulso procesal qua permita la convalida-
que el proceso concluya sin que se efectúe ción del abandono y, por ende, la prosecu-
una declaración sobre el fondo del asunto. ción del proceso; sin embargo, no se ha pre-
Lo señalado se puede explicar mejor si trae- visto la posibilidad de que dicho beneficiario
mos a colación el supuesto que se menciona se encuadre dentro de los casos indicados y
en el segundo párrafo del artículo 348 del que, siendo así, no llevará a cabo dicha actua-
Código Procesal y que involucra al “benefi- ción con el ánimo deliberado de extinguir el
ciado con el abandono”, y acto seguido nos proceso. En este supuesto, el abandono y la
preguntamos: “¿a quién beneficia el aban- culminación del proceso perjudican a quien
dono?”. Como respuesta, entre otras, caben a lo largo del mismo ha podido demostrar
dos hipótesis: que su derecho se encuentra debidamente

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 287
sustentado. Igual situación puede ocurrir de perseguirlo. Es así que el abandono
cuando hay actuación pendiente de realizar resulta ser una sanción al litigante moroso
para luego dictar sentencia y este depende de que no impulsa el proceso.
una de las partes contendientes (artículo 350,
inciso 4 del Código Procesal Civil), lo cual • El abandono, como supuesto de hecho
no es otra cosa que un acto de impulso pro- para la declaración de conclusión del pro-
cesal exclusivamente a cargo una de ellas. ceso, no es una institución general, sino
que para su procedencia tiene que nece-
Creemos que para evitar injusticias se sariamente tenerse en cuenta cuál es su
debe regular que la realización de los actos específico objeto.
de impulso procesal señalados en ambos
supuestos debe estar a cargo de cualquiera de • No opera el abandono cuando la para-
las partes, y que tratándose de actos proce- lización del proceso se debe a causas
sales que únicamente pueden ser realizados de fuerza mayor y que los litigantes no
por una de ellas, se establezca mecanismos hubieran podido superar con los medios
coercitivos para evitar omisiones maliciosas procesales a su alcance, en consecuen-
qua conviertan al abandono en instrumento cia, una circunstancia que puede ser cali-
para desnaturalizar el desarrollo normal de ficada como de paralización por fuerza
los procesos. mayor imposible de superar por los liti-
gantes lo constituye una huelga de tra-
Conclusiones bajadores de este poder del Estado. Por
lo tanto, el periodo en que esta duró no
• Nuestro Código Procesal Civil excluye pude ser computado para el plazo del
el abandono del proceso en los proce- abandono.
sos que se encuentran pendientes de una
• El abandono, como una de las formas
resolución y la demora en dictarla fuera
imputable al juez, esto es, la paralización especiales de conclusión del proceso,
del proceso por culpa del juez no con- resulta también aplicable para el propio
figura en ningún caso la posibilidad de Estado, en aras del favorecimiento de
declarar el abandono. la seguridad jurídica, pues caso contra-
rio todo derecho subjetivo permanecería
• Considero que es errado afirmar que lo incierto.
que sucede en el proceso cautelar no
tiene conexidad con lo que suceda en el • El abandono en nuestro ordenamiento
proceso principal, es decir, que el proceso procesal se fundamenta en la inactividad
cautelar es absolutamente autónomo, ya procesal de las partes como una sanción
que ello es poco acertado, puesto que los al litigante negligente y no del juez, por-
procesos cautelares cobran sentido a par- que si a este se le hubiera conferido esta
tir de un proceso principal. potestad, los procesos concluirían arbi-
trariamente sin que cumplan con el deber
• Conforme enseña la doctrina proce- de impulsar el proceso.
sal, el abandono es un instituto procesal
que permite la conclusión anticipada del • El abandono extingue la jurisdicción
proceso ante la inactividad de los suje- cuando pone fin al proceso sin afectar
tos procesales, dado que las partes pue- la pretensión, impidiendo al demandante
den disponer no solo de los actos pro- iniciar un nuevo proceso con la misma
cesales, sino del propio proceso dejando pretensión durante un año computable a

288 pp. 273-289 • ISSN 2305-3259 • SETIEMBRE 2018 • Nº 63 | GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL
PROCESAL CIVIL | PROCESOS CAUTELARES Y EJECUTIVOS

partir de la notificación del auto que lo  Referencias bibliográficas


declare.
Carrión Lugo, J. (2004). Tratado de Derecho Pro-
• El abandono se sustenta exclusivamente cesal Civil. Lima: Grijley.
en lo acontecido en el proceso principal,
Chiovenda, G. (1925). Principios del Derecho
cuyo desarrollo no se ve afectado por lo
Procesal Civil. Madrid: Reus.
que suceda en la substanciación del cau-
telar u otro cuaderno incidental como el Monroy Gálvez, J. (1996). Introducción al pro-
de auxilio judicial, por ejemplo, debido ceso civil. Santa Fe de Bogotá: Temis.
a que este último le está subordinado y le Monroy Gálvez, J. (2004). Formación del pro-
es accesorio. ceso civil peruano (2ª ed.). Lima: Palestra.
Rodríguez Domínguez, E. (2005). Manual de
• El abandono constituye una de las for-
Derecho Procesal Civil. Lima: Grijley.
mas anormales de conclusión del pro-
ceso surgido como consecuencia de la Roncalla Valdivia, L. (1996). El recurso de casa-
inactividad o inacción de las partes en ción en material civil. Jurisprudencia de la
el proceso durante determinado lapso de Corte Suprema. Lima: Gaceta Jurídica.
tiempo que determina la perención de la Zavaleta Carruitero, W. (2006). Código Procesal
instancia. Civil. Lima: Rodhas.

GACETA CIVIL & PROCESAL CIVIL | Nº 63 • SETIEMBRE 2018 • ISSN 2305-3259 • pp. 273-289 289