Anda di halaman 1dari 2

1) busca una re- normativización de los conceptos jurídicos penales y orientarlos a la función que

corresponde al derecho penal. Estos son los conceptos que evocan la esencial del derecho penal,
tal como el concepto de culpabilidad y acción. El universo de los conceptos jurídicos penales tiene
que ajustarse a la función social del derecho penal y no fenómenos naturales o de otro modo
ajenos a lo social.

En la concepción de Jakobs, el derecho penal obtiene su legitimación material o su necesidad para


garantizar la vigencia de las expectativas normativas esenciales frente a aquellas conductas que
expresan una máxima de comportamiento incompatible con la norma correspondiente y ponen a
esta, por tanto, en cuestión como modelo general de orientación en la conducta social. De alguna
manera el agravar la pena reforzar la idea de que las personas se priven a hacer determinada
conducta, esto es de alguna manera prevención general positiva.

Jakobs vuelve a insistir en que la prestación que el derecho penal realiza para el mantenimiento
del sistema social consiste en reafirmar que, pese a la infracción producida, la sociedad se
mantiene firme en la vigencia de sus normas esenciales y se niega a concebirse a si misma de otra
forma.

En el texto también se desarrollará la idea de función de la pena y la concepción del


quebrantamiento de la norma. El quebrantamiento de la norma no tiene significación para el
derecho penal por sus consecuencias jurídicas externas pues no puede remediar tales
consecuencias cuando ya se han producido, ni es necesario tampoco que las mismas se produzcan
para que un quebrantamiento normativo tenga lugar. La pena es cuanto respuesta al
quebrantamiento de la norma, se sitúa en el mismo contexto de significado que esta simboliza, a
su vez, la contradicción de dicho quebrantamiento o, dicho en términos positivos, que la norma
infringida continúe siendo, pese a su quebrantamiento, la regla de comportamiento en que se
puede seguir confiando.)

Jakobs además se desvincula de la misión del derecho penal respecto de la función de protección
de bienes jurídicos que comúnmente se le viene asignado. Es decir, la misión del derecho penal no
es solo las protecciones de ciertos bienes jurídicos cuidados por la sociedad, sino que responde a
una confirmación de la vigencia de la norma.

La función estatal para garantizar las expectativas sociales esenciales se resume en:

- Producir prevención general que se denomina positiva porque no es meramente intimidatoria se


manifiesta en tres aspectos diferentes.

a. La pena sirve para confirmar la confianza en la vigencia de las normas pese a su ocasional
infracción

b. La pena se orienta al ejercicio en la fidelidad del derecho en el sentido antes mencionado.

c. Mediante la imposición de la pena se aprende la conexión existente entere la conducta que


infringe la norma y la obligación de soportar sus costes, sus consecuencias penales.
La razón de mantenimiento o restablecimiento de la confianza en la vigencia de la norma frente a
los posibles quebrantamientos que sufra. Esto tiene fundamento en la reocupación, paralelamente
creciente por la significación social de la vigencia de las normas y de su quebrantamiento. Jakobs
insiste, en que la prestación que el derecho penal realiza para el mantenimiento del sistema social
consiste en reafirmar que, pese a la infracción producida, la sociedad se mantiene firme en la
vigencia de sus normas esenciales y se niega a concebirse a si misma de otra manera.

La noción de quebrantamiento de la norma no tiene significación para el derecho penal por sus
consecuencias externas, pues no puede remediar tales consecuencias cuando ya se han producido,
ni es necesario tampoco que las mismas se produzcan para un quebrantamiento tenga lugar. El
quebrantamiento de la norma consiste pues en esta contradicción con lo que ella establece y en la
desautorización de esta conlleva. La pena, en cuanto respuesta al quebrantamiento, se sitúa en el
mismo contexto de significado que esta y simboliza, a su vez, la contradicción de dicho
quebrantamiento, es decir, en la regla de comportamiento en que se puede seguir confiando. La
pena sirve para que las expectativas normativas fundadas no pueden anuladas por su
defraudación en el caso concreto, su mantenimiento pese al quebrantamiento

II

Existe un critica hacia la concepción de la prevención general positiva, la cual seria conservadora,
tecnocrática y acrítico. Por su despreocupada idea de resocialización; en su formalismo y en su
ideonadida para potenciar las expansión del derecho penal. Las criticas se realizaron por varios
autores, es especial por Carrara.

Además, la pena no solo serviría para castigar a quien ha infringido la norma, sino también para
recordar que el estado ejecuta sus amenazas contra los malos, y se refuerza la idea de confianza
en las expectativas penales y en las reglas de comportamiento.

En cuanto alas criticas sobre su carácter funcionalista, jackbos esta consciente que su sistema
serviría para legitimar cualquier sistema aunque sea ilegitimo o en contra el derecho, sin embargo,
declara que las normas están para contribuir al orden social, por lo tanto solo podría haber
legitimación cuando existen normas validas.