Anda di halaman 1dari 18

RESUMEN:

Una de las medidas legislativas para fortalecer la Seguridad Ciudadana bajo las normas
focalizadas en la investigación, juzgamiento, y sanción de los delitos cometidos por el
Crimen Organizado, es la ley 30077, aplicable, por ejemplo, a delitos
como homicidio, secuestro, trata de personas, delitos contra el patrimonio, extorsión,
usurpación. También permitirá sancionar eficazmente a agrupaciones que incurran en
acciones de sicariato así como tráfico ilícito de drogas, entre otros.
El ejecutivo ha promulgado la ley 30077, para frenar la delincuencia y combatir al crimen
organizado. La reforma o aprobación de las leyes penales no implica, necesariamente, que
estas serán aplicadas por los jueces en los casos concretos. Hace falta que los operadores
del sistema penal (policía, fiscales y, finalmente, el juez) tengan claro su sentido y generen
las condiciones para su efectiva aplicación. Estas leyes penales de reforma integral del
sistema penal y de lucha contra la criminalidad organizada responden a buenas
intenciones, pero hay duda de su real capacidad para frenar el crecimiento exponencial
de los delitos. Si bien hace falta optimizar la respuesta punitiva, mientras los factores
sociales criminógenos permanezcan, originando más criminalidad, la respuesta penal será
solo un paliativo, y no el remedio.

INTRODUCCIÓN:

Es muy interesante conocer mediante esta investigación, todos los afanes puestos al
trabajo intelectual de grandes hombres versados en el ámbito jurídico penal a fin de poner
freno a la criminalidad organizada.

Hoy en día se sabe en el mundo que el mes de noviembre de 1994 se celebro en Nápoles la
Conferencia Mundial sobre Delincuencia Organizada Transnacional bajo los auspicios de
la ONU.

Dos años después, cuando el Presidente de los Estados Unidos, William Clinton, presentó
ante el Congreso de su país la revisión de la Estrategia de Seguridad Nacional mencionó
por primera vez la lucha contra la delincuencia organizada internacional, como un asunto
de seguridad nacional y las Tesis de Daniel Bell (1960). Tesis de Alvin Toffer (1970) Tesis
de John Naisbitt (1982), entre otros coinciden en algo central que el tratar de proniscar
que formas tendrían las ideas y la realidad en las últimas décadas del milenio pasado y
relacionan sus contenidos con el crimen organizado y seguridad nacional, por cuanto
replantearon los conceptos de soberanía y transnacionalidad de las actividades entre otros
nuevos instrumentos y herramientas que fueron acumuladas al conocimiento humano,
dentro de una nueva escena que hoy denominamos "globalización", antes se denomino
"mundialización" o "aldea global", pero no visualizaron que la multimedia como valor
agrado a las telecomunicaciones y pudiera hoy observarse en tiempo real o diferido una
destrucción de dos rascacielos en New Yord y que los terroristas islámicos lo utilizan para
reclutar adeptos, conseguir fondos y lanzar campañas de intimidación a escala mundial.

Los gobiernos de muchos otros países han incluido a tan desbaratador fenómeno entre los
riesgos o amenazas a la seguridad interior e internacional, como por ejemplo el grupo de
países más industrializados del mundo (el G-7) y el Consejo de Europa, así como otros
organismos de carácter regional prácticamente en todo el planeta, han alertado en
diversas cumbres sobre los problemas que causa la delincuencia organizada
transnacional, alentando iniciativas para contrarrestar su amenaza.
Las instituciones de la Unión Europea, en particular, manifiestan una preocupación
creciente respecto al fenómeno objeto ahora de la cooperación policial entre estados
miembros. Como último ejemplo, el Nuevo Concepto Estratégico de la Organización del
Tratado del Atlántico Norte (1999) declaró, asimismo, que los intereses de seguridad de
la Alianza pueden verse afectados, entre otros riesgos, por el crimen organizado.

LA NUEVA LEY N° 30077, SOBRE EL CRIMEN ORGANIZADO EN EL PERU


ENTRÓ EN VIGENCIA EL 1 DE JULIO DE 2014. La norma define a banda criminal
como grupo de tres o más personas que realizan tareas para cometer uno de los delitos
que especifica el decreto. Así, se evita que los facinerosos se acojan a beneficios
penitenciarios. Los agentes pueden infiltrarse en bandas para desbaratarlas. Además, se
les otorga permiso para dejar que circulen bienes ilícitos con el fin de capturar a los
cabecillas. Ello con una autorización fiscal. La policía no necesitará autorización fiscal ni
orden judicial para decomisar bienes de bandas criminales. Si el cabecilla o financista del
grupo criminal ostenta un cargo público o utiliza a menores de edad o armas de guerra,
las sanciones en su contra serán más graves. Creación de un sistema de control reforzado
para los internos de criminalidad organizada en el que se incluyan los delitos y procesos
cometidos por grupos organizados de hampones.

¿QUÉ DELITOS CONTEMPLA LA NUEVA LEY?

Homicidio calificado, secuestro, trata de personas, violación del secreto de las


comunicaciones, pornografía infantil, extorsión, usurpación, delitos informáticos, delitos
contra la propiedad industrial. Además, delitos monetarios, tenencia de armas y
explosivos, delitos contra la salud pública, tráfico ilícito de drogas, tráfico de migrantes,
delitos ambientales, marcaje, delitos contra la administración pública, falsificación de
documentos, lavado de activos.

NUEVAS TÉCNICAS DE INVESTIGACIÓN Y MEDIDAS PREVENTIVAS.

Con la entrada en vigencia de la Ley contra el Crimen Organizado se han incorporado


nuevas reglas para la aplicación de medidas como la interceptación postal y de
comunicaciones, el uso de agentes encubiertos, el levantamiento del secreto bancario,
entre otras. De esta manera se busca facilitar el ejercicio de las funciones del Ministerio
Público y de la Policía Nacional en la investigación de delitos calificados como graves.

Luego que en diciembre de 2013 se suspendiera la entrada en vigencia de la Ley contra el


Crimen Organizado, Ley N° 30077, finalmente la norma ha entrado en rigor a nivel
nacional desde el 1 de julio último. Con su implementación se busca dotar a jueces y
fiscales de medidas adecuadas para la lucha contra la criminalidad organizada.

¿QUÉ DEBE ENTENDERSE POR CRIMINALIDAD ORGANIZADA?

Uno de los puntos más importantes de esta ley es que define como organización criminal
“a cualquier agrupación de tres o más personas que se reparten diversas tareas o
funciones, cualquiera sea su estructura y ámbito de acción, que, con carácter estable o por
tiempo indefinido, se crea, existe o funciona, inequívoca y directamente, de manera
concertada y coordinada, con la finalidad de cometer uno o más delitos graves”.
La propia Ley N° 30077 precisa cuáles son estos delitos graves, entre los que destacan los
siguientes: homicidio calificado, secuestro, trata de personas, pornografía infantil,
extorsión, usurpación, tráfico ilícito de drogas, genocidio, desaparición forzada, tortura,
delitos contra la administración pública, lavado de activos, entre otros.

NUEVAS TÉCNICAS ESPECIALES DE INVESTIGACIÓN: INTERCEPTACIÓN


POSTAL.

La norma brinda la posibilidad de utilizar técnicas especiales de investigación, para lo


cual se exige que “resulten idóneas, necesarias e indispensables para el esclarecimiento de
los hechos materia de investigación”. Su aplicación está supeditada al análisis de un caso
concreto y solo podrá ser ordenada por el juez (o por el fiscal) cuando existan elementos
de convicción suficientes sobre la comisión de uno o más delitos vinculados a una
organización criminal.

Como técnica especial de investigación se prevé, por ejemplo, a la interceptación postal.


Así, se precisa que mediante esta medida solo se debe interceptar, retener o incautar la
correspondencia relacionada al delito objeto de investigación vinculado a la organización
criminal.

Así, se precisa que toda correspondencia retenida o abierta que no tenga relación con los
hechos investigados deberá ser devuelta a su destinatario, siempre y cuando no revelen la
presunta comisión de otros hechos punibles.

EXIGENCIAS PARA LA INTERVENCIÓN DE COMUNICACIONES

Para la intervención de comunicaciones se exige que la grabación, mediante la cual se


registre la intervención de las comunicaciones, sea custodiada debidamente por el fiscal.
Además dicho funcionario deberá disponer la transcripción de las partes pertinentes y
útiles para la investigación.

Las comunicaciones que sean irrelevantes para la investigación deberán entregadas a las
personas afectadas con la medida, ordenándose, bajo responsabilidad, la destrucción de
cualquier transcripción o copia de las mismas, salvo que dichas grabaciones pongan de
manifiesto la presunta comisión de otro hecho punible.

PARTICIPACIÓN DE AGENTES ENCUBIERTOS

La norma establece que, una vez emitida la disposición fiscal que autoriza su
participación, los agentes encubiertos quedarán facultados para adquirir, poseer o
transportar bienes de carácter delictivo. Todo ello con la finalidad de permitir la
incautación de dichos bienes e intervenir en toda actividad útil y necesaria para la
investigación del delito que motivó la diligencia.

REGLAS PARA EL LEVANTAMIENTO DEL SECRETO BANCARIO

Por otro lado, el juez podrá ordenar, de forma reservada e inmediata, el levantamiento
del secreto bancario o de la reserva tributaria, cuando así haya sido solicitado por el fiscal.
Se precisa que la información obtenida solo puede ser utilizada en relación con la
investigación de los hechos que la motivaron.
Igual suerte seguirá la solicitud del representante del Ministerio Público de remisión de
información sobre cualquier tipo de movimiento u operación bursátil, relacionados a
acciones, bonos, fondos, cuotas de participación u otros valores del investigado.

INCAUTACIÓN DE LOS EFECTOS O GANANCIAS DEL DELITO SIN


AUTORIZACIÓN FISCAL O JUDICIAL.

Asimismo, para este tipo de procesos, se ha previsto que la Policía Nacional del Perú no
necesitará autorización del fiscal ni orden judicial para proceder con la incautación de los
objetos, instrumentos, efectos o ganancias del delito o cualquier otro bien proveniente del
delito o al servicio de la organización criminal.

Pero un dato importante: se precisa que esta medida solo podrá ser aplicada durante las
intervenciones por flagrante delito o peligro inminente de su perpetración, debiendo darse
cuenta inmediata de su ejecución al fiscal.

PROHIBICIÓN DE BENEFICIOS PENITENCIARIOS.

Finalmente, en la norma se establece expresamente la prohibición de acceder a los


beneficios penitenciarios de redención de la pena por el trabajo y la educación,
semilibertad y liberación condicional, para las siguientes personas involucradas con
organizaciones criminales:

a. Los líderes, jefes o cabecillas o quienes ejerzan funciones de administración, dirección


y supervisión de la organización criminal.
b. Para quienes financien la organización criminal.
c. Para quienes atenten contra la integridad física o sicológica de menores de edad u otros
inimputables.
d. Para los demás integrantes de la organización criminal, siempre que el delito por el que
fueron condenados sea homicidio calificado, secuestro y secuestro agravado, robo
agravado y extorsiónes la sección donde presentaras tu tema de investigación, describirás
la finalidad u objetivos del trabajo, además, en esta parte se describe la metodología que
se empleó para recoger la información.

La ley 30077 es aplicable, por ejemplo, a delitos como homicidio, secuestro, trata de
personas, violación del secreto de comunicaciones, contra el patrimonio, pornografía
infantil y extorsión. También permitirá sancionar eficazmente a agrupaciones que
incurran en acciones de sicariato así como tráfico ilícito de drogas, entre otros.

Así, esta norma deja establecido que los delitos ejecutados por más de tres personas serán
atribuidos a una “organización criminal” y ya no a simples asociaciones ilícitas para
delinquir. Además crea la figura de un agente encubierto para trabajos de inteligencia y
contrainteligencia con el fin de desbaratar las bandas delictivas.

El juzgamiento de los involucrados estará a cargo de una Sala Penal Nacional con
funciones específicas como facilidad para levantar secretos de comunicaciones. Quienes
sean sentenciados, no podrán acceder a beneficios penitenciarios como reducción de penas
por trabajo, semilibertad o libertad condicional. Aquí se ha contemplado la eliminación
de los beneficios que hasta ahora tenían lo sicarios menores de edad.
“Esta ley apunta a la manera cómo el juez aplica una sanción, para que haya criterios
objetivos en cuanto al nivel de peligrosidad de quienes cometen los delitos. El juez va a
valorar las circunstancias que rodean un hecho. Si se usó un menor, si hay discriminación
al momento de elegir una víctima por la razón que sea. Todos esos criterios servirán para
que el juez determine el nivel de peligrosidad”.

En caso de delitos cometidos por funcionarios y servidores públicos contra el patrimonio


del Estado u organismos sostenidos por este, el plazo de prescripción de la acción se
duplicará.

“Al abogado ya no se le va a permitir que no vaya a la primera, segunda o tercera, con lo


cual el proceso duraba tanto que terminaba prescribiendo. Ahora si no va a la primera,
se impondrá un abogado de oficio”.

En caso de proxenetismo se aplicará una pena no menor de seis años de cárcel ni mayor
de 12 si el comprometido es parte de una organización criminal. La sentencia irá de 30
años a más cuando se compruebe que el comprometido obligó a una persona a
incorporarse a una organización criminal.

Se castigará con cadena perpetua en caso el involucrado incurra en delito como miembro
de un grupo delictivo, o si ocasiona muerte y/o lesiones graves.

Exposición del tema: en este apartado analizaras cada artículo de la ley a la vez
investigaras sobre los temas ya mencionados, y describirás detalladamente cada delito y
el que tiene que ver con la ley de crimen organizado.

HOMICIDIO CALIFICADO.
CONCEPTO.

Para alcanzar un concepto claro de lo que es homicidio calificado también llamado


asesinato tendríamos que tomar en cuenta lo que el artículo 108º del Código Penal, nos
pide: Que el hecho criminal revele una especial maldad o peligrosidad en el sujeto activo
del delito. Una cuestión previa a determinar es la relación existente entre el asesinato y
el homicidiocalificado en el actual Código Penal Peruano. Siendo el asesinato una forma
agravada de homicidio; y el homicidio una expresión con autonomía propia.

ANTECEDENTES.
LA LEY SOBRE HOMICIDIO CALIFICADO DE 1861 Y EL CÓDIGO PENAL DE
1863
Si miramos nuestra legislación penal en retrospectiva podemos darnos cuenta que siempre
de alguna manera volvemos a lo mismo y no existe una eficaz ley penal que impida el
crimen y la variedad de delitos que se van instituyendo con mayor técnica delincuencial,
y siendo así para mayor claridad me remontare a la ley del 11 de mayo de 1861, donde se
establecieron cuales eran los casos de homicidio calificado, y cuyos autores se hacían
acreedores a la pena capital. Así, el artículo 1° estatuía:
Es crimen de homicidio calificado, el que se comete:

1° Por recompensa prometida o por precio recibido.


2° Aumentando deliberadamente el mal ocasiona el delito, con daños innecesarios para
su ejecución.

3° Agregando escarnio y la ignominia a los efectos naturales del delito.

4° Ejecutándolo por medio de inundación, incendio, veneno u otros de igual gravedad.

5° Aprovechando deliberadamente para cometerlo de los conflictos de naufragio,


terremoto, tumulto popular u otra calamidad o desgracia.

6° Abusando intencionalmente el ofensor, para cometer el delito, de la autoridad que


ejerza sobre él el ofendido.

7° Abusando de la confianza que el ofendido hubiese depositado en el ofensor.

8° Ejecutándolo como medio para cometer otro delito.


9° Sirviéndose de la cooperación de una o más personas, con el fin de asegurar la ejecución
del delito, o de proporcionarse la impunidad.
10° Perpetuándolo en despoblados o en los caminos.
11° Ejecutándolo en lugar sagrado, o donde la autoridad esté ejerciendo sus funciones.
12° Buscando deliberadamente al ofendido en su morada, sin que este hubiese provocado
al ofensor.
13° Reincidiendo en el delito de homicidio voluntario después de legal condenación.
14° Ejecutándolo en la persona del padre, madre e hijo, sean legítimos, ilegítimos o
adoptivos; en la de cualquiera de sus ascendientes, descendientes o hermanos, o en la de
su cónyuge.
15° Cometiendo el homicidio con premeditación manifiesta por actos preparatorios para
su ejecución, con alevosía, o a traición, o usando de disfraz, astucia o fraude.
La simple lectura de esta disposición revela que no son equivalentes todas las
circunstancias enumeradas. Esto la hace una disposición injusta; situación que se
agravaba por la manera confusa e imprecisa en que está redactada. Al elaborar esta ley,
el legislador tuvo muy en cuenta el artículo 15 del proyecto de Código Penal de 1859. De
esta manera fueron multiplicados los casos reprimidos con la pena de muerte, y se puso
en evidencia la opinión de considerar como eficaces las penas severas. La constatación de
esta tendencia, permitió decir a Basadre que «la gran conquista obtenida en 1856 y 1861
era la abolición del cadalso político». Esta ley no permaneció mucho tiempo en vigencia.
El primer código penal, aprobado en 1862 y puesto en vigencia en 1863, restringió
bastante el número de casos calificados de asesinato.
Su artículo 232 estatuía: En la misma pena de muerte incurrirá el que matare a otro
mediando cualquiera de las siguientes circunstancias:
1° Por precio recibido o recompensa estipulada.
2° A traición o sobre seguro.
3° Empleando incendio o veneno.
4° Atacando el domicilio con el fin de robar, o en despoblado o en camino público con el
mismo objeto.
5° Aumentando deliberadamente y con crueldad el padecimiento de la víctima por medio
de emparedamiento, flagelación u otro tormento.
El otro delito reprimido con la pena de muerte era el parricidio.
La admisión de este criterio restringido respecto al asesinato y, por tanto, a la aplicación
de la pena de muerte, «implicó una victoria de quienes buscaban la humanización de las
penas». Como sucedía en otras legislaciones de la época, se ordenó la suspensión de la
ejecución de la pena de muerte en caso de mujer embarazada (artículo 69), y se
reglamentó el sorteo de los condenados a muerte cuando eran varios (artículo 70). El
fusilamiento del condenado en el lugar del juicio fue el medio escogido para su ejecución
(artículo 68) En relación con este, José Viterbo Arias diría que «nuestros legisladores se
decidieron por el fusilamiento, más rápido que la horca, menos sangriento que la
decapitación; pero sin indicar si la ejecución ha de ser pública o se puede realizar a
extramuros, o dentro de prisiones»
DENOMINACIONES DEL HOMICIDIO CALIFICADO
El homicidio es susceptible de varias denominaciones, así cuando se ejecuta con
premeditación, alevosía, y ensañamiento, impulso de perversidad brutal, mediante precio
o promesa de recompensa, valiéndose de medios catastróficos, se estará frente a un
homicidio calificado, por su mayor gravedad. El homicidio calificado en algunas
legislaciones se le llama asesinato.

Desde el punto de vista de las personas recibe las siguientes denominaciones:

Conyugicidio: la muerte dada por un cónyuge a otro.

Uxoricidio: si la víctima es la esposa.

Parricidio, o muerte dada al padre y, por extensión, a los parientes hasta cierto grado.

Dentro del concepto general del parricidio, se distinguen:

El matricidio: si la victima es la madre.

El filicidio: si lo es el hijo.

El fratricidio. Si lo es el hermano, en algunas legislaciones.

Otra modalidad del delito es el infanticidio (Muerte de niño recién nacido). Y no faltan en
doctrina quienes incluyen el aborto inducido (Interrupción deliberada del embarazo
mediante la extracción del feto de la cavidad uterina), en atención que el concebido tiene
personalidad jurídica para todos los efectos civiles que lo beneficien, pero la generalidad
de los autores se pronuncian por su exclusión.

PENALIDAD. La pena a aplicar hoy en día es la privativa de libertad no menor de quince


años. Siendo que el hecho delictivo debe conectarse sabiendo el agente que la víctima es
uno de los parientes referidos por la Ley. El conocimiento del vínculo de parentesco por
parte del sujeto activo. Es elemento ideológico absolutamente en el delito de parricidio.

Serán agravantes, y la pena privativa de libertad será no menor de 25 años, si la víctima


era menor de edad, se encontraba en estado de gestación, bajo cuidado o responsabilidad
del agente, si fue sometida previamente a violación sexual o actos de mutilación, si al
momento de cometerse el delito, la víctima padeciera cualquier tipo de discapacidad, si
fue sometida para fines de trata de personas, o cualquiera de las circunstancias agravantes
establecidas en el artículo 108.
En caso de que concurran dos o más circunstancias agravantes, se establece que la pena
será de cadena perpetua.

Este es el texto del nuevo artículo 108-A del Código Penal, según ha dispuesto la Ley Nº
30068 publicada en el diario oficial El Peruano el 18 de julio del 2013. Esta norma, además
de incorporar el mencionado artículo 108 A, también modifica los artículos 46-B, 46-C y
107 del Código Penal; e igualmente modifica el artículo 46 del Código de Ejecución Penal.

No obstante, debemos señalar que el 30 de junio de este año se publicó la Ley Nº 30054, la
cual ya incorporó el artículo 108-A al Código Penal, al tipificar el homicidio calificado por
la condición oficial del agente. Por ello, el legislador ha incurrido en un notorio error al
introducir un nuevo artículo 108-A, mediante la ley materia de comentario, para
incorporar el homicidio calificado por feminicidio. Este error material deberá ser
corregido en los próximos días mediante una fe de erratas.

OPINION CRÍTICA REFERENTE A LA LEY Y A LOS DELITOS.

1º En el artículo 108º del Código Penal se establecen los elementos constitutivos


del delito de asesinato y no meras circunstancias agravantes, por tanto, es un delito
autónomo, si bien la conducta básica en el delito del asesinato el matar a otro coincide con
el comportamiento típico del delito de homicidio.

2º Desde un punto de vista sistemático, en primer lugar, nuestro legislador, si hubiese


querido considerarlo como un tipo agravado del homicidio, lo hubiera colocado después
del delito de homicidio, lo cual no tiene lugar, puesto que sitúa el delito de parricidio.
Además, cuando se trata de agravantes, el legislador expresamente hace mención de dicha
circunstancia tal como ocurre en los delitos de hurto (artículo 186º del Código Penal) y de
robo (artículo 189º del Código Penal).
3º Por la gravedad del marco penal, el delito de homicidio tiene una pena inferior al delito
de asesinato, tan así es que el legislador no ha establecido expresamente ningún máximo
de pena para este delito.

No obstante, analizando el delito de asesinato, puede advertirse que tal como está
configurado, se deja poco espacio para la aplicación del homicidio, puesto que la mayoría
de las muertes violentas se realizan mediante las circunstancias especificadas en el artículo
108º del Código Penal.

Considerando lo expuesto en los tres puntos antes citados y frente a los grandes vacíos de
la ley penal vale tomar en cuenta las innovaciones que nos trae consigo la Ley contra el
Crimen Organizado, mencionando que los cabecillas de las organizaciones criminales y
sus financistas que utilicen menores de edad o armas de guerra, recibirían hasta 35 años
de prisión y no tendrán beneficios penitenciarios. Implementándose además un sistema
informático que almacene toda la información correspondiente a los internos vinculados
a una organización criminal con un registro detallado de las visitas que reciben.
Asimismo, introduce técnicas especiales de investigación, tales como la interceptación
postal e intervención de las comunicaciones, el agente encubierto, el seguimiento y la
vigilancia, y establece la obligatoriedad de colaboración de todas las personas e
instituciones públicas y privadas para perseguir e investigar a las organizaciones
criminales.
SECUESTRO.
Definición. Se designa con la palabra secuestro al acto a través del cual un individuo o
grupo privan de manera ilegal a otro u otros de su libertad, generalmente, durante un
tiempo determinado y hasta lograr la obtención del llamado rescate, que puede ser la
concreción de una suma de dinero abultado o algún tipo de beneficio político, mediático,
entre otros. A los criminales o delincuentes que llevan a cabo este tipo de delito se los llama
secuestradores.
Modus operandi. Primero, el seguimiento de la víctima durante varios días previos a la
concreción del golpe, qué hace, a donde va, con quien se reúne, entre otras cuestiones y de
esta manera tener una acabada idea de cuál sería el momento más adecuado para
secuestrarlo, generalmente, en aquellas situaciones en las que la víctima transita solo, ya
sea en automóvil o caminando. Luego, una vez concretado el secuestro y la víctima ya se
halla privada de su libertad en algún reducto alquilado o perteneciente a algunos de los
secuestradores, llega el momento de comunicarse con la familia del secuestrado para
notificarle de la situación de su familiar y exigir el tipo de rescate que piden para liberarlo.
Casi siempre, al tratarse de un tipo de delito complejo, los secuestros suponen
la participación de varios delincuentes para llevarlos a cabo y mantenerlos hasta el cobro
del rescate. Unos se ocuparán de vigilar a la víctima, otros de proveerle lo necesario para
mantenerlo vivo y otros de las comunicaciones telefónicas con sus familiares o allegados.
En tanto, una vez concretado el cobro del rescate, los secuestradores liberarán en un lugar
alejado y por el cual circule muy poca gente a la víctima
ARTÍCULO 152. Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de veinte ni
mayor de treinta años el que, sin derecho, motivo ni facultad justificada, priva a otro de
su libertad personal, cualquiera sea el móvil, el propósito, la modalidad o circunstancia o
tiempo que el agraviado sufra la privación o restricción de su libertad.
APRECIACION DEL DELITO.
Nuestro legislador no ha señalado los medios para privar de libertad de movimiento a
otro, de ahí que se admita cualquiera; los más frecuentes son la violencia, la amenaza y el
engaño.

Según el tenor literal del precepto, podría concluirse que no habrá delito cuando el sujeto
activo actúe de conformidad a derecho en la detención de un sujeto, en la medida en que
el art. 152 CP emplea la expresión "sin derecho". Dentro de ella quedan comprendidos
los casos de exceso en el ejercicio de un derecho, autoridad o cargo. Queda excluido, por
otro lado, y en la medida en que se ejerzan dentro de los límites razonables, el ejercicio
del poder correccional de los padres, de los profesores, del médico en cumplimiento de su
deber como profesional, etc.

En ciertos supuestos, no obstante, el secuestro, aun contra la voluntad del sujeto pasivo,
está permitido por la ley o, por lo menos, está tolerado por los hábitos sociales; por
ejemplo, el internamiento de enfermos mentales, el aislamiento de enfermos contagiosos,
la disciplina doméstica del "cuarto oscuro", la detención de un sujeto sorprendido en
flagrante delito. Respecto a este último caso, hay flagrancia cuando la comisión del delito
es actual y en esa circunstancia su autor es descubierto, o cuando el agente es perseguido
y detenido inmediatamente después de haber cometido el delito o cuando es sorprendido
con objetos o huellas que revelan que viene de ejecutarlo.

Los particulares están autorizados a practicar la detención en estos; casos, debiendo


entregar inmediatamente al detenido a la autoridad policía más inmediata -inc. 8 art. 106
CPP. Es imprescindible, a efectos de la tipicidad de este comportamiento, que se realice
sin el consentimiento del sujeto pasivo, en caso contrario, el hecho es atípico.

Dos clases de secuestro llaman la atención en nuestro tiempo. Podríamos llamarlas,


respectivamente, secuestro "colectivo" e "individual". El secuestro colectivo ocurre
cuando se toma por rehén a un "recipiente" que contiene una cantidad apreciable de seres
humanos. El caso mas difundido es el secuestro de aviones. Pero, como vimos en Holanda
con los moluqueños, también es posible secuestrar escuelas o trenes o embajadas como el
caso de la embajada de Japón en Perú. "Estos son secuestros colectivos".

Por otra parte, porque si bien su victima aparente es el avión o el tren, sus victimas reales
son personas. La capacidad de presión sobre los gobiernos no deriva de la perdida posible
de algún instrumento técnico como el avión o el tren. Estos son fácilmente reemplazables
y su perdida, por lo tanto, irrelevante. La amenaza, la capacidad de presión, reside en
torno de las vidas humanas irremplazables que contiene el avión.

Los secuestros individuales corresponden a la toma de un solo rehén que es escondido en


alguna "cárcel del pueblo" o " en una casa de seguridad" o en la caja de un trailer, para
ser canjeado por aquello que los secuestradores exigen a sus familiares, gobernantes o
empresas. Estos dos tipos de secuestros son de naturaleza diferente.

Los secuestros colectivos son, diríamos, más espectaculares y dan lugar a peticiones mas
osadas. Pero, desde el momento que ponen en jaque a los gobiernos puesto que exceden
de inmediato el marco de lo privado o particular también se exponen a respuestas más
firmes y contundentes.

Opinión critica. En esta significativa investigación me he dado cuenta que la mayoría de


las legislaciones del mundo son muy estrictas a la hora de castigar este tipo de delito, penas
de prisión perpetua e incluso la pena de muerte han sido dictadas contra quienes
perpetraron este tipo de crimen. Una de las razones de esto se halla en que generalmente
este tipo de delitos dejan secuelas psicológicas muy arraigadas en el consciente
e inconsciente de los secuestrados y muchísimo más si se trató de un secuestro violento en
el cual se torturó física y psíquicamente a las víctimas.
Si bien, mayormente, el secuestro es un delito a través del cual los delincuentes buscan
sacar un buen rédito económico, también ha sido un delito muy utilizado por
agrupaciones guerrilleras o terroristas para lograr algún tipo de beneficio o bien para
usarlos como valor de cambio.

TRATA DE PERSONAS

ANTECEDENTES
La trata de personas es algo que a menudo ocurre en nuestro país, pero no se denuncia
ante las autoridades competentes por el desconocimiento de la víctima en el sentido de no
saber ante que autoridad recurrir por la comisión de un hecho como éste, siendo las
víctimas en su mayoría menores de edad, casos en los que sus padres se limitan a
denunciar la desaparición de sus menores hijos.
No obstante también debemos señalar que el término "trata de personas" no es de
común conocimiento en el lenguaje de las personas en general y menos que con ese nombre
se conozca a los actos de explotación sexual o laboral que ejercen determinados sujetos que
actúan al margen de la ley. De tal situación hemos tomado conocimiento en las diversas
campañas sociales que viene ejecutando la institución del Ministerio Público, en las que
se ha preguntado a los encuestados si tienen conocimiento del delito de trata de personas,
así como de la existencia de una ley que la regula, y un gran porcentaje de
la población encuestada desconocía al respecto; lo cual conlleva la necesidad de publicitar
la norma y su contenido, a fin de lograr que las personas conozcan sus derechos a fin de
hacerlos respetar.

DEFINICIÓN DEL DELITO DE TRATA DE PERSONAS


El Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas,
especialmente mujeres y niños, que complementa la convención de las naciones
unidas contra la delincuencia organizada transnacional, define en su art. 3º la "trata de
personas", como: La captación, el traslado, la acogida o la recepción de personas,
recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al
engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción
de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad
sobre otra, con fines de explotación.

Esa explotación incluirá, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de


explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas
a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos.

El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación


intencional descrita precedentemente no se tendrá en cuenta cuando se haya recurrido a
cualquiera de los medios antes enunciados.

La captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de un niño con fines de


explotación se considerará trata de personas incluso cuando no se recurra a ninguno de
los medios enunciados precedentemente; debiendo entenderse por niño para los fines del
protocolo, toda persona menor de 18 años.

En el citado protocolo se establece además que cada estado parte adoptará las medidas
legislativas y de otra índole que sean necesarias para tipificar como delito en
su derecho interno las conductas enunciadas en el artículo 3º cuando se cometan
intencionalmente.

LA TRATA DE PERSONAS EN LA LEGISLACIÓN PENAL PERUANA


En efecto dando cumplimiento al citado Protocolo, la legislación penal peruana incorporó
en el Código Penal el delito de trata de personas a través de la Ley Nº 28950 del 16 de
enero del año 2007.

La ley Nº 28950 mediante su artículo 1 modificó los artículos 153º y 153-A del Código
Penal, referidos al Capítulo I, Violación de la Libertad Personal del Título
IV, Delitos Contra la Libertad, del Libro Segundo en los siguientes términos:

ARTÍCULO 153.- TRATA DE PERSONAS.

"El que promueve, favorece, financia o facilita la captación, transporte, traslado, acogida,
recepción o retención de otro, en el territorio de la República o para su salida
o entrada del país, recurriendo a la violencia, la amenaza u otras formas de coacción, la
privación de libertad, el fraude, el engaño, el abuso del poder o de una situación de
vulnerabilidad, o la concesión o recepción de pagos o beneficios, con fines de
explotación, venta de niños, para que ejerza la prostitución, someterlo a esclavitud sexual
u otras formas de explotación sexual, obligarlo a mendigar, a realizar trabajos
o servicios forzados, a la servidumbre, la esclavitud o prácticas análogas a la esclavitud u
otras formas de explotación laboral, o extracción o tráfico de órganos o tejidos humanos,
será reprimido con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de quince años.

La captación, transporte, traslado, acogida, recepción o retención de niño, niña o


adolescente con fines de explotación se considerará trata de personas incluso cuando no
se recurra a ninguno de los medios señalados en el párrafo anterior".

ARTÍCULO 153-A.- FORMAS AGRAVADAS DE LA TRATA DE PERSONAS.

"La pena será no menor de doce ni mayor de veinte años de pena privativa de libertad e
inhabilitación conforme al artículo 36 incisos 1, 2, 3, 4 y 5 del Código Penal, cuando:

a. El agente comete el hecho abusando del ejercicio de la función pública;


b. El agente es promotor, integrante o representante de una organización social, tutelar o
empresarial, que aprovecha de esta condición y actividades para perpetrar este delito;
c. Exista pluralidad de víctimas;
d. La víctima tiene entre catorce y menos de dieciocho años de edad o es incapaz;
e. El agente es cónyuge, conviviente, adoptante, tutor, curador, pariente hasta el cuarto
grado de consanguinidad o segundo de afinidad, o tiene a la víctima a su cuidado por
cualquier motivo o habitan en el mismo hogar.
f. El hecho es cometido por dos o más personas.

LA PENA SERÁ PRIVATIVA DE LIBERTAD NO MENOR DE 25 AÑOS, CUANDO:

1. Se produzca la muerte, lesión grave o se ponga en inminente peligro la vida y


la seguridad de la víctima.
2. La víctima es menor de catorce años de edad o padece, temporal o permanentemente,
de alguna discapacidad física o mental.
3. El agente es parte de una organización criminal".
Ambas normas se encuentran actualmente vigentes en nuestro Código Penal

OTRA DEFINICIÓN. La trata de personas es un delito que consiste en el secuestro, el


traslado o la acogida de seres humanos por medio de la amenaza, la violencia u otros
mecanismos coercitivos (estafa, abuso de una posición dominante, etc.).
Considerada como la esclavitud moderna, la trata de personas implica la compra y venta
de personas, donde la víctima está sometida a la autoridad de otro sujeto. Lo habitual es
que la trata se realice con fines de explotación, obligando a trabajar a la persona en la
prostitución u otras tareas análogas a la esclavitud.
Las estadísticas indican que la trata de personas es la tercera actividad ilegal más
lucrativa, por detrás del narcotráfico y del tráfico de armas. La Organización de las
Naciones Unidas (ONU) afirma que cerca de dos millones y medio de individuos son
víctimas de este flagelo en todo el mundo.
Aunque la finalidad más habitual de la trata es la explotación laboral o sexual, también
se registraron casos de víctimas sometidas a la servidumbre, a la explotación para la
mendicidad (en el caso de los niños), al tráfico de órganos o hasta a la guerra.
Los factores constitutivos de la trata de personas incluyen el acto (aquello que se realiza:
atrapar, secuestrar, movilizar, acoger víctimas), los medios (la manera en que se lleva a
cabo: a través de la violencia, las mentiras, etc.) y el objetivo (para qué se concreta:
explotación, trabajos forzados, extracción de órganos).
La trata de personas se diferencia de otros tipos de tráfico ilegal de seres humanos por la
ausencia de consentimiento. Los migrantes ilegales, por ejemplo, aceptan ser trasladados
en condiciones humillantes o de riesgo.

CONSIDERACIONES PERSONALES SOBRE EL DELITO DE TRATA DE


PERSONAS
Podemos decir que la trata de personas consiste en la esclavitud del siglo XXI y es uno de
los delitos más comunes y que mueve mayor cantidad de dinero en todo el mundo, después
del tráfico de drogas y de armas. Cada vez que se comete este delito, se violan todos los
derechos humanos en una misma persona, corrompiendo no sólo su libertad sino también
su integridad física y emocional.
Las víctimas de este crimen suelen ser personas vulnerables, sobre todo mujeres, niños y
hombres en condiciones físicas o económicas delicadas; acostumbrados a la
discriminación y que no oponen una gran resistencia. Este negocio consiste en enganchar,
reclutar y secuestrar a través del engaño a cientos de víctimas que, una vez dentro del
sistema de ilegalidad, no tienen alternativa ni escapatoria.
Una pregunta que suele surgir al pensar en este delito es ¿por qué continúan existiendo
este tipo de delitos hoy en día, en que vivimos rodeados de información y somos
conscientes de estas ilegalidades? Quizás la respuesta resida en que el ser humano se ha
acostumbrado demasiado a ser el rey del mundo y cree que puede hacer y deshacer a su
antojo ya que son pocos los que oponen verdadera resistencia al sistema.
Cabe mencionar que no existe una gran diferencia entre la trata de personas y la de
animales. Este último sistema, institucionalizado y defendido de diversas formas (incluso
a través de publicidad masiva), es un negocio que consiste en criar a otros seres vivos para
matarlos o extraer de ellos un provecho económico o alimentario. Me pregunto: ¿es menos
terrible que el tráfico de personas? No lo creo, es una muestra más de la legalización de
la discriminación en nuestras sociedades.
Ambos negocios continúan existiendo porque persisten la oferta y la demanda. La oferta
de personas que con tal de salir de una situación delicada son capaces de venderse o vender
a sus seres queridos y la de carne y productos de origen animal para el consumo y pieles
para hacer abrigo y la demanda: personas dispuestas a consumir productos provenientes
de un sistema donde el maltrato es el principal protagonista.
Si nos atreviéramos a romper alguna de las cadenas, podríamos hablar de un mundo más
justo; el secreto sin embargo, está en que el ser humano comprenda su insignificancia y
deje de jugar el papel de semi-dios, capaz de juzgar y decidir para qué han nacido el resto
de los seres vivos.

EXTORSIÓN

DEFINICION - intimidación, fuerza o coacción moral que se ejerce sobre otra persona,
con el fin de obtener de ella un desembolso pecuniario en su perjuicio. (v. chantaje.)
Extracontractual ajeno a contrato (v.), pero con cierto nexo obligacional también. (v.
contractual; obligación y responsabilidad extracontractual.).

DESCRIPCIÓN TÍPICA
ARTÍCULO 200.- EXTORSIÓN
El que mediante violencia o amenaza obliga a una persona o a una institución pública o
privada a otorgar al agente o a un tercero una ventaja económica indebida u otra ventaja
de cualquier otra índole, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de diez
ni mayor de quince años.
La misma pena se aplicará al que, con la finalidad de contribuir a la comisión del delito
de extorsión, suministra información que haya conocido por razón o con ocasión de sus
funciones, cargo u oficio o proporciona deliberadamente los medios para la perpetración
del delito.
El que mediante violencia o amenaza, toma locales, obstaculiza vías de comunicación o
impide el libre tránsito de la ciudadanía o perturba el normal funcionamiento de los
servicios públicos o la ejecución de obras legalmente autorizadas, con el objeto de obtener
de las autoridades cualquier beneficio o ventaja económica indebida u otra ventaja de
cualquier otra índole, será sancionado con pena privativa de libertad no menor de cinco
ni mayor de diez años.
El funcionario público con poder de decisión o el que desempeña cargo de confianza o de
dirección que, contraviniendo lo establecido en el artículo 42 de la Constitución Política
del Perú, participe en una huelga con el objeto de obtener para sí o para terceros cualquier
beneficio o ventaja económica indebida u otra ventaja de cualquier otra índole, será
sancionado con inhabilitación conforme a los incisos 1) y 2) del artículo 36 del Código
Penal.
La pena será no menor de quince ni mayor de veinticinco años si la violencia o amenaza
es cometida:
a) A mano armada;
b) Participando dos o más personas; o,
c) Valiéndose de menores de edad.
Si el agente con la finalidad de obtener una ventaja económica indebida o de cualquier
otra índole, mantiene en rehén a una persona, la pena será no menor de veinte ni mayor
de treinta años.
La pena será privativa de libertad no menor de treinta años, cuando en el supuesto
previsto en el párrafo anterior:
a) Dura más de veinticuatro horas.
b) Se emplea crueldad contra el rehén.
c) El agraviado ejerce función pública o privada o es representante diplomático.
d) El rehén adolece de enfermedad grave.
e) Es cometido por dos o más personas.
f) Se causa lesiones leves a la víctima.
La pena será de cadena perpetua cuando:
a) El rehén es menor de edad o mayor de setenta años.
b) El rehén es persona con discapacidad y el agente se aprovecha de esta circunstancia.
c) Si la víctima resulta con lesiones graves o muere durante o como consecuencia de dicho
acto."
Bien jurídico protegido
Esencialmente es el patrimonio, pero la protección penal también se extiende al cuidado
de otros bienes jurídicos como la libertad personal, la vida, la integridad psico- física, etc.

USURPACIÓN
Usurpación es un término que procede del latín usurpatĭo. Se trata de la acción y efecto
de usurpar (apoderarse de una propiedad o de un derecho ajeno). Por ejemplo: “Un
grupo de vecinos del barrio Las Rosas se manifestó en contra de la usurpación de los
terrenos cercanos a la estación”, “La usurpación del espacio público por parte de los
restaurantes y bares que sacan sus mesas a la calle es evidente”, “Si quieres evitar la
usurpación, debes alambrar este campo”.
TIPIFICACIÓN EQUIVOCA DE UNA REALIDAD
En nuestra práctica jurisdiccional, han sido reiterados los casos de Usurpación Agravada
que ha llegado a nuestras manos, y es que a razón de lo expuesto, en la zona de Lima Este,
dígase Ate Vitarte, Chaclacayo y Chosica, se encuentra una alta incidencia de delitos de
usurpación, donde el verbo rector que se ha tenido para fundamentar un auto apertorio
de instrucción es el de la desposesión. Elemento fáctico que aunado a elementos que
acrediten una posesión jurídica o, en el peor de los casos un derecho de propiedad, otorga
al Juez elementos suficientes para avalar una condena del delito de usurpación. Al
respecto resulta de suma importancia, el análisis legal del delito de usurpación en su
descripción legal realizada por el ordenamiento penal, para poder llegar al punto donde
se encuentra el problema, en la calificación que se viene haciendo para instaurar los
procesos penales que llegaban en revisión a nuestra Sala. El artículo 202 del Código Penal
prescribe:
“Artículo 202.- Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor
de tres años: 1. El que, para apropiarse de todo o parte de un inmueble, destruye o altera
los linderos del mismo.
2. El que, por violencia, amenaza, engaño o abuso de confianza, despoja a otro, total o
parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real.
3. El que, con violencia o amenaza, turba la posesión de un inmueble”.
Para efectos prácticos del presente artículo, nos centraremos en el inciso 2) del Artículo
202 del Código Penal según el cual” El que, por violencia, amenaza, engaño o abuso de
confianza, despoja a otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble
o del ejercicio de un derecho real.”
Resulta claro para cualquier operador judicial, que el derecho de propiedad no está
configurado como bien jurídico tutelado en los delitos de usurpación, pero por increíble
que parezca, este es el elemento que en muchos de los casos de calificación de auto de
apertura de instrucción, es reseñado con mención de Títulos de propiedad, o inscripciones
en Registros Públicos, para sustentar indicios de la comisión del delito de usurpación.
Nota distintiva, que evidencia solamente un doloso desconocimiento de elementos
tipificantes del delito de Usurpación.
Debe pues tenerse en cuenta que “La propiedad no se protege en relación al título de
dominio del inmueble o al título de derecho real, sino en relación al hecho de la tenencia,
posesión o cuasi posesión, esto es, respecto del ejercicio efectivo de la tenencia o posesión
ejercida” Y es que en este extremo tipificado en el inciso 2 antes referido, el elemento
central es la desposesión con ataque a otros bienes como son la libertad personal, la vida
el cuerpo y la salud de los ocupantes del inmueble, lo que significa, que en este extremo
del delito de usurpación, estamos ante un delito pluriofensivo, toda vez que el inciso 2) del
artículo 202°, hace referencia a desposesión con violencia, coacción engaño o abuso de
confianza, siendo estos últimos los modos comisivos, que engarzan ineludiblemente con la
desposesión. Así sucintamente, tenemos que la aplicación de fuerza física suficiente no solo
para entrar sino también para expulsar al poseedor, la amenaza al ejercicio de dicha
violencia que coacciona la voluntad del posesionario vulnerando de manera absoluta su
libertad, el engaño como medio para obtener la desposesión del inmueble mediante la
desocupación, y finalmente el abuso de confianza de quien recibe la tenencia del inmueble
a titulo que sea pero que al final se hace de la posesión con la desocupación del bien
inmueble, constituyen los medios comisivos para alzarse con una posesión y despojar a
quien la viene ejerciendo.
En nuestra experiencia jurisdiccional, se ha podido determinar que en la mayoría de los
casos que llegaban a la Sala, la calificación y condena de los procesos de Usurpación, se
sustentaban en dos puntos, la existencia de un titulo posesorio (podría ser de propiedad,
de adjudicación, asignación de áreas, o como quiera llamársele) y la ocupación por parte
del denunciado, del inmueble materia del delito, sin tomar una adecuada calificación y
acreditación de la acción comisiva, imprescindible para la configuración del delito.

CONCLUSIONES:
Las condiciones sociales que originan la delincuencia continúan e incluso se potencian,
“aunque haya una mayor eficacia en la persecución penal, lo único que se va a producir
es una mayor población penal, pero no una sociedad segura. Al final, el problema se
duplica, pues a las tasas de criminalidad se deberá sumar el problema de la escasez de
cárceles o el hacinamiento penitenciario”.
Se busca que la ley sea efectiva y que la delincuencia y el crimen organizado disminuyan
y, eso dependerá de que los operadores del sistema penal internalicen los beneficios o las
ventajas que ofrecen estas leyes en la persecución penal y pongan las condiciones para su
adecuada utilización en los casos concretos. Ahora, corresponde realizar una labor de
capacitación a policías, jueces y fiscales en el manejo de estos nuevos instrumentos legales.
Suponiendo que las leyes se pudieran aplicar; que los procesos fueran rápidos y que se
comenzara a ‘sacar’ a los delincuentes de las calles, el sistema penitenciario no está
preparado para albergar más presos.
No existe capacidad penitenciaria para poder digerir la respuesta punitiva que las nuevas
leyes penales están originando. Y, nuevamente, el problema es creer que la amenaza penal
es suficiente para reducir la criminalidad
La pobreza es un factor determinante en el alto índice de víctimas del delito de trata de
personas que se presentan a nivel mundial. Las modalidades utilizadas por los tratantes
son de las más diversas: promesa de trabajo, intercambio cultural, modelaje, cyber-
novios, etc., siendo los lugares de destino principalmente Italia, Estados Unidos España e
Inglaterra.
- El Perú ha incumplido con su obligación de Estado-Parte, al no tipificar el delito de trata
de personas en el derecho interno, conforme al delito otorgado en el artículo 3º del
Protocolo de Palermo.
- Creemos que resulta necesario tipificar el delito de trata de personas en el título
correspondiente a los Delitos Contra la Humanidad, pues su ubicación actual es
inadecuada.
- El Estado peruano deberá de iniciar campañas de prevención del delito de trata de
personas, la misma que debe dirigirse a los servidores y funcionarios públicos, así como a
la sociedad civil organizada.
- El Estado peruano deberá de iniciar campañas de prevención del delito de trata de
personas, la misma que debe dirigirse a los servidores y funcionarios públicos, así como a
la sociedad civil organizada.
La cooperación entre los Estados-Parte es un aspecto importante para combatir el delito
de trata, sobre todo en los países que son considerados de origen y tránsito.
- El delito de trata de personas suele confundirse constantemente con el delito de tráfico
ilegal de migrantes.

Con la ley contra el Crimen Organizado se anula la confesión sincera y la confesión


anticipada para 21 delitos, entre ellos, secuestro, homicidio calificado-asesinato, lavado de
activos, entre otros.
También le otorga herramientas a la Policía para que pueda efectuar trabajos encubiertos
y facilita la interceptación de comunicaciones y el levantamiento del secreto bancario.

"Con la entrada en vigencia de esta ley contra el crimen organizado se ha hecho mejoras
fundamentales en temas como los agentes encubiertos, incrementar penas y con una
mención expresa a los crímenes contra la administración pública, es decir, corrupción",

DEFINICIÓN PERUANA DE CRIMEN ORGANIZADO "Es la comisión planificada de


los hechos delictuosos cometidos por más de dos personas, que actúan sistemáticamente
en un periodo de tiempo largo o indeterminado, que esta orientado a la obtención de
ganancias ilícitas y poder, que causa alarma social e inseguridad ciudadana; cometido por
organizaciones delictivas a nivel nacional e internacional".

Características del Crimen Organizado

 Desplazamiento rápido a nivel nacional e internacional.


 Empleo de medios sofisticados.
 Captación de delincuentes especializados.
 Estructura jerárquica de la organización.
 Presencia y asesoramiento legal en la organización.
 Participación de malos elementos de la FFOO.
 Rápida articulación de delincuentes y Requisitoriados.
 Cambio de identidad frecuente.
 Lavados de Activos.
 Reiteración de conductas delictivas.

SEGURIDAD EXTERNA. La gobernabilidad de un país tiene como cimientos la


seguridad pública y la seguridad ciudadana. El Crimen organizado en cualquiera de sus
modalidades es un riesgo para la Seguridad Nacional. El ejemplo más reciente en el país
es la muerte de valerosos policías en el interior del país por delincuentes terroristas.

Ante tantas reformas que ha sufrido el delito de extorsión y ante la falta de precisión por
parte del estado, desde el de inicio de estas se observa un desorden y una regulación poco
adecuada, un exceso en la ampliación y con falta de proyección, es por eso que se busca
una solución sobre la marcha para intentar disminuir este accionar delictivo mediante
una represión y no más bien mediante una solución que ataque al fondo de este en el
ámbito social ya que este eminentemente es un problema social.

La reforma causada por el DECRETO LEGISLATIVO Nº 982, ha desvirtuado y


deformado el fondo del concepto de extorsión mediante un exceso en la ampliación de la
norma y a lo que se le debe sancionar como tal, incluso llevándola a la
inconstitucionalidad, atentando contra principios como; Principio de ultima ratio y de
mínima intervención al igual que el de legalidad, cuya base de estos es la necesidad de
actuar por parte del derecho penal y la fijación de este de intervenir en ultima instancia
si es que no se puede otorgar justicia en otros campos del derecho.
Es quizás cierto que el ejecutivo no es un buen legislador ya que persigue el fin pero no
toma en cuenta el medio a emplear esto claramente contraproducente para el ejercicio
legislativo.
Por todo esto considero que es necesario una nueva reforma a la institución de la
EXTORSION ya por la experiencia se sabe que aumentando las penas y aumentando el
marco del delito no se logra disminuir este, si no mas bien actuando con prevención y
atacando el problema social, en cuanto lo que se busca es la resocialización y
rehabilitación.

EN LA USURPACION
1.- La falta de una definición y/o regularización de un derecho de propiedad, de ninguna
manera debe servir de elemento de cargo en la comisión de un delito de usurpación.
2.- La simple existencia de prueba documental que pretenda sustentar un derecho
posesorio, es prescindible en la determinación de la existencia de un delito de usurpación,
cuando dicha documentación no sea prueba fehaciente del ejercicio fáctico de tal derecho.
3.- En lo que se refiere al inciso 2) del artículo 202 del Código Penal, la falta
de acreditación de haber estado ejerciendo, posesión constituye un elemento eximente de
responsabilidad que no puede ser sustituido de manera documentaria.
4.- En la práctica de la jurisdicción de Lima Este, es constante sentencias por usurpación
bajo circunstancias en las que los denunciantes no se encuentran ejerciendo actos
posesorios de los inmuebles de los que alegan haber sido despojados. Resulta pues,
importante, que la actividad jurisdiccional en lo que se refiere a la calificación del delito
de usurpación, bajo los lineamientos del inciso 2) del artículo 202 del Código Penal, sea
escrupulosa en la observación de los elementos constitutivos del tipo penal, y este caso, del
establecimiento del real ejercicio del derecho posesorio, mas allá de cualquier
especulación arbitraria al respecto.