Anda di halaman 1dari 4

Caso 1 Fiestas durante la semana

1. Los hechos Las fiestas son una buena ocasión para conseguir amigos y socializar.
Siempre han existido, pero cuando se llega a la educación superior, la frecuencia de las
invitaciones a las fiestas se multiplica, tanto que muchos terminan volviéndose más
expertos en fiestas que en temas relacionados con su carrera. Eso fue lo que sucedió a
Karol, una estudiante de Ingeniería, quien terminó sacrificando todo lo que tenía en su
pueblo para trasladarse a estudiar a la capital. Los padres, convencidos de que era lo mejor,
hipotecaron parte de su parcela con la ilusión de verla graduada. Karol durante los dos
primeros semestres se destacó por sus altos promedios, pero en el tercer semestre y para
evitar que la estigmatizaran como “matea”, comenzó a salir con un grupo de amigos. En
principio, las salidas eran los fines de semana, luego dos veces por semana y la intensidad
aumentó hasta copar todos los días; las notas comenzaron a bajar hasta el punto de reprobar
un par de ramos y comenzar a atrasarse. La preocupación de Karol no fue lo
suficientemente fuerte como para que reaccionara y cambiara su estilo de vida, pues el
placer del carrete, los amigos y la música fue mucho más fuerte que la responsabilidad que
tenía con los estudios. Los padres jamás se enteraron del desastre de su hija, que por evitar
el estigma de “matea” se convirtió en lo que cualquiera puede lograr sin esfuerzo, en una
gran fiestera sin responsabilidad de nada.

2. Temas Éticos involucrados.


Responsabilidad, vicios y virtudes Ser bueno es mucho más difícil que ser malo, por eso
cuando se habla de construir virtudes, se habla de un esfuerzo por crear hábitos que nos van
caracterizando poco a poco. En cambio para ser malo, basta con ‘dejarse estar’, siguiendo
la vía del mínimo esfuerzo para acabar con todo un proyecto de vida. Definitivamente
cuando tenemos nuestras metas claras, la responsabilidad debe atender a la meta y lo que
digan los demás, si va en otra dirección, poco o nada debe importarnos, pues al final el que
pierde es uno. El hedonismo se apoderó extrañamente de Karol, quien después de un
tiempo no pudo controlar estas tremendas ganas de estar tomando, bailando y pasándola
bien con sus amigos.

3. Desenlace
Karol fue expulsada por bajo rendimiento académico; sin embargo, siguió en Santiago
sostenida por sus padres quienes, según sus cuentas, creían que en poco más de un año se
graduaría de Ingeniera. No obstante por los cambios presentados por Karol, lo padres se
dieron a la tarea de preguntar por ella al Jefe de Carrera y el reporte arrojó que no era
alumna regular desde hacía más de un año. Los padres, al saber la verdad, le pidieron que
volviera de inmediato a su casa y que con trabajo en el campo tendría que pagar todo lo que
había malgastado. En principio, se resistió a volver a su casa, pero sin dinero para
sobrevivir en Santiago, los amigos empezaron a desaparecer y comenzó a experimentar la
soledad. Cinco años lleva trabajando en el campo y aún no paga la totalidad de la deuda; sin
embargo, lo poco que alcanzó a aprender en la carrera le sirvió para que la parcela diera
mejores frutos y evitar la expropiación por parte del banco. Karol quisiera volver a estudiar
para intentar tener el título de ingeniera, que sus compañeros de generación ya obtuvieron a
fines del año pasado. DuocUC – Vicerrectoría Académica Dirección de Formación General
4. Comentario
Karol no entendió que la única posibilidad de desarrollar los propios talentos pasa por el
dominio personal; quien carece de esta característica no puede desarrollar nunca ningún
hábito. El dominio personal es la expresión visible de la fuerza de voluntad, y sin fuerza de
voluntad no hay aprendizaje. La gente con un alto nivel dominio personal expande
continuamente su aptitud para crear los resultados que buscan en la vida, resultados que
pasan necesariamente por la voluntad de un aprendizaje continuo en la vida profesional.
Cuando el dominio personal se transforma en disciplina sucede que clarificamos
continuamente aquello que es importante para nosotros y aprender continuamente a ver con
mayor claridad la realidad actual. Todos hemos conocido a personas atascadas en
relaciones contraproducentes, que siguen empantanadas porque insisten en fingir que todo
anda bien. O hemos visto que hay profesionales que dicen que todos los planes se están
cumpliendo, cuando una ojeada honesta a la realidad indica lo contrario. Para ir por el
camino correcto siempre es importante saber dónde nos encontramos.

5. Conclusión
Como en todos lo ámbitos de la vida, tener talentos no es suficiente para lograr el éxito,
para ser feliz, ni para tener una buena vida. Karol tiene muchos talentos, entre ellos los más
importantes para el análisis del caso son los académicos (tenía buenas notas sin gran
esfuerzo) y sociales (era muy amistosa). Sin embargo, el problema se produjo porque no los
supo conducir adecuadamente para transformarlos en virtudes, para transformarse en una
persona virtuosa; no jerarquizó como hubiera sido ideal y cayó, sin quererlo directamente,
en una serie de vicios que la llevaron al fracaso académico. Las conclusiones de que Karol
se desviara de la línea correcta están a la vista: quiebre de su carrera y proyectos
relacionados con ella, problemas en su relación con la familia, producto de la desconfianza
producida por su engaño, “amistades” que con el paso del tiempo demostraron que no lo
eran realmente. Cabe destacar que la fractura el la relación con su familia no se produjo
porque reprobara ramos o la expulsaran de sus estudios, sino por la mentira y las causas del
fracaso; si hubiera sido porque no lo logró pese a todos sus esfuerzos, sin duda la familia la
habría apoyado con la misma energía que demostró al hipotecar la parcela para que la hija
estudiara. Lo positivo, es que se observa un aprendizaje de la experiencia por parte de
Karol: después de resistirse a volver a su hogar, aceptó su realidad, viajó y se puso a
trabajar con fuerzas para recuperar la confianza de sus padres y generar los recursos que
permitieran pagar las deudas para no perder la parcela hipotecada. Hoy ve que sus ex
compañeros ya se están titulando y siente ganas de volver a estudiar. Si lo hace, pueden
cambiar las circunstancias: quizá no sea en la capital, probablemente en otra institución, sin
duda con otros compañeros, hasta puede ser otra carrera. Lo que sí está claro, es que debió
aprender de la experiencia para no tropezar de nuevo con el mismo error.
Caso 57 Venta de licencias y certificados médicos

1. Los hechos
Los medios de comunicación han mostrado diversos reportajes, en que médicos de
distintas especialidades venden ilegalmente licencias o certificados. Es así como
tenemos el caso de Alberto, un trabajador que ha decidido cambiar de trabajo
porque siente que lleva mucho tiempo en la misma empresa, sin posibilidades de
mayor progreso y con el inconveniente de tener que hacer turnos, lo que impide que
haga cursos de capacitación o algún diplomado que le permita crecer
profesionalmente. En varias ocasiones ha enviado currículo a otras empresas en
busca de un nuevo trabajo, sin poder asistir a las entrevistas o cumplir con el
proceso de selección, precisamente por los turnos que hace. Fatigado ya de lo
mismo, decide inventarse la forma de tener algunos días libres y la excusa perfecta
es asistir al doctor, por esta razón acude al psiquiatra, sabiendo el hombre que está
sano, luego de una larga conversación con el doctor, éste decide realizar un
diagnóstico falso y entregar una licencia médica, a cambio de una buena suma de
dinero. El dinero pagado es directamente proporcional al tiempo solicitado y la
prolongación de la licencia tiene también su costo, pues en el fondo lo que busca
Alberto es que lo echen de la empresa y así evitar renunciar, pues esto implica
perder mucho dinero en el finiquito.

2. Temas éticos involucrados:


Utilitarismo, codicia, engaño La postura utilitarista del médico, pero también de
Alberto dice que ellos están dispuestos a hacer lo que sea por conseguir sus
objetivos. En el caso del médico, no le importan los medios para conseguir dinero ni
faltar a la ética profesional o el hecho de dejar de ser profesional; sólo le interesa
obtener ganancias de un hecho que es ilegal. Así también lo es para el paciente: no
le importa cómo conseguir sus licencias que le den tiempo para postular a otros
trabajos o simplemente ser despedido y que le paguen el finiquito. En este caso, el
médico es codicioso, porque no piensa en el prestigió o desprestigio de su profesión
y lo único que busca es enriquecerse. De otro lado, Alberto falta a la verdad, al no
reconocer ante su empleador lo que realmente quiere y renunciar, sino que incurre
en mentir y engañar.

3. Desenlace
Alberto logró ser despedido por la empresa a la que le dedicó 15 años de su vida por
tres incapacidades consecutivas, pero con lo que no contaba era que su Isapre haría
un seguimiento de su enfermedad y del médico que emitía las licencias, hasta darse
cuenta que todo era una farsa. Las consecuencias de este engaño condujeron a una
demanda por parte de la Isapre al médico y un obligado reembolso del dinero de las
licencias para evitar una demanda en su contra. El resultado fue que Alberto
quedara sin trabajo, sin plata y con fama de tramposo, por lo que ninguna empresa
lo quiso volver a contratar. Hoy Alberto trabaja en mecánica automotriz, sin
ninguna garantía laboral, de forma irregular y con unos ingresos muy bajos, lo que
ha llevado a su familia a comenzar a vivir con apuros económicos. Por su parte el
médico pagó una condena en la cárcel y le fue retirada su tarjeta profesional para
ejercer, aunque lo sigue haciendo de forma ilegal, en barrios periféricos de la ciudad
y a bajos costos, lo que también lo ha llevado a reducir los gastos a los que estaba
acostumbrado. DuocUC – Vicerrectoría Académica Dirección de Formación
General

4. Comentario

Hoy en día los medios de comunicaron han mostrado a la luz publica la gran
cantidad de médicos que aumentan sus ganancias con el fraudulento negocio de la
venta de licencias médicas o certificados, esto ha provocado que muchas personas
que realmente están enfermas y necesitan de estos medios se encuentren con
demoras en la entrega de sus pagos o que muchas licencias sean rechazadas, ya que
es sabido que un gran porcentaje de personas miente por diversos motivos, lo cual a
hecho que el sistema se vuelva totalmente engorroso. Lo mejor sería que los
médicos se apeguen a la ética que se les enseña a lo largo de su vida y a la ética
profesional, entregándoles diagnósticos correctos a sus pacientes. Así también
mientras haya clientes que falten a la verdad para conseguir lo que ellos deseen este
negocio seguirá en aumento, por lo tanto las personas deberían tomar conciencia de
la irresponsabilidad en la que están cayendo y mantener la verdad ante todo. Con las
irresponsabilidades de unos, son muchos los afectados.

5. Conclusión

Es fundamental que los doctores entreguen un servicio adecuado a quienes día a día
ponen su salud en sus manos, confiando en sus conocimientos y su ética
profesional, dejando de lado sus pretensiones personales y velando siempre por el
bien común y el bienestar de quienes ponen su confianza en ellos. Es así también
como cada ser humano es responsable por su actos, debiendo siempre tener la
verdad ante cualquier hecho, especialmente si nos hemos comprometido con alguien
para realizar alguna labor, por lo tanto es primordial cumplir con nuestras
obligaciones y si queremos el cese de éstas, se lo debemos comunicar a las personas
de quienes dependemos y no caer en faltas graves, como el engaño y la mentira. No
sólo nos debe importar el fin de las cosas, si no también cómo llegamos a éstas.