Anda di halaman 1dari 4

Impreso: 07/08/2018

Base: Excma. Cámara del Trabajo - Sala V. Actualizado en fecha: 07/08/2018 12:58:40 p.m.

210/06 ARDILES MARIO ANDRES Y OTRO C/ DERUDDER HERMANOS S.R.L.S/INDEMNIZACIONES S/ X -


INSTANCIA UNICA

Escrito: SENTENCIA INTERLOCUTORIA

JUICIO: ARDILES MARIO ANDRES Y OTRO VS. DERUDDER HERMANOS SRL S/ INDEMNIZACIONES. EXPTE.
N° 10/06.

San Miguel de Tucumán, 19 de abril de 2018


Sentencia N° 77
Y VISTOS: el recurso de revocatoria interpuesto por la parte demandada, y;

CONSIDERANDO:
VOTO DEL SEÑOR VOCAL OSVALDO PEDERNERA:
Que a fs. 498 y vta. el letrado apoderado de la parte demandada interpone recurso de revocatoria en contra del
decreto de fecha 28/12/17 (fs. 492), por medio del cual se ordena que previo a resolver, como medida para mejor
proveer se concluya la producción de la prueba pericial caligráfica ordenada en el CPA N° 5. Solicita que se deje sin
efecto la providencia recurrida y pasen los autos a sentencia como está dispuesto con anterioridad.
Manifiesta que el Tribunal dictó una medida para mejor proveer el 27/04/16, y luego dictó otra medida para mejor
proveer el 28/12/17, con el claro objetivo de suplir la negligencia de la actora, razón por la cual su parte decidió
promover este recurso de revocatoria a fin de encontrar la imparcialidad que debiera caracterizar al Tribunal.
Ahora bien, entrando al análisis de lo sucedido, corresponde adelantar el rechazo del recurso de revocatoria
interpuesto por la demandada, toda vez que las medidas para mejor proveer son facultativas de los jueces y son
dictadas con la finalidad de un mejor análisis y esclarecimiento de los hechos en el proceso, y por lo tanto son
irrecurribles. Esto se colige de lo dispuesto por el art. 39 del CPCC, supletorio, del cual surge claramente la facultad
que tienen los jueces de dictar dichas medidas con el afán de esclarecer la verdad de los hechos, sin lesionar el
derecho de defensa de las partes ni suplir su negligencia.
Asimismo es dable destacar que en la especie no se ha demostrado que la facultad discrecional de esta Vocalía
fuera ejercida irrazonablemente o que se haya referido a hechos ajenos al proceso en perjuicio del derecho de
defensa del recurrente. No se observa que se haya excedido las facultades otorgadas por la ley adjetiva.
En este sentido la CSJT ha sostenido que “conforme surge de los artículos 10 del CPT y 39 del CPCC de aplicación
supletoria, entre las facultades ordenatorias e instructoras que la ley otorga a los jueces en su calidad de directores
del proceso, se encuentra la de disponer medidas para mejor proveer destinadas a completar y aclarar elementos
de prueba ya traídos a juicio y sus límites resultan de la ley procesal, como de las particularidades de cada caso, y
se encuentran referidos a que dicha facultad instructora no debe lesionar el derecho de defensa, la igualdad
procesal de las partes, ni puede ser invocada por el interesado para suplir una negligencia probatoria a su cargo…”
(Castillo Josefa Jorgelina vs. Ricardo César Mora Servicios Fúnebres y Sociales s/ cobros. Sent. N° 399,
04/05/2009).
Por lo expuesto, corresponde rechazar el recurso de revocatoria interpuesto por la parte demandada a fs. 498 y vta.,
sin costas ni honorarios, atento la naturaleza de la cuestión.

VOTO DEL SEÑOR VOCAL ADOLFO J. CASTELLANOS MURGA:


EXORDIO
Viene a consideración el voto del Vocal preopinante por el cual propone rechazar el recurso de revocatoria
interpuesto por la parte demandada, con el cual disentimos, y proponemos acoger el recurso en cuestión dejando
sin efecto la medida para mejor proveer dispuesta el 28/12/17 (fs.492).
Para poder entender la posición que asumo en este voto necesitamos hacer referencia al contexto actual de la
justicia argentina y los lineamientos trazados desde la presidencia de la Corte Suprema de la Nación y de la
Provincia de Tucumán.
Hemos leído con atención en los diversos medios periodísticos nacionales, los conceptos más relevantes del
discurso del Sr. Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Dr. Ricardo Luis Lorenzetti, en la apertura
del año judicial 2018 (La Nación, Infobae, TN, etc., del 6/3/18). Allí señaló la "tragedia burocrática, que abunda en
los tribunales y la tragedia del tiempo, que hace que se naturalicen procesos eternos”. A ello agregó: "No podemos
resistirnos a los cambios. Tenemos que pensar en la idea de servicio público". En particular es necesario que "…
cambiemos la manera de trabajar…no sólo sobre horarios, sino, sobre todo, sobre "procesos".
A ello adhirió el Sr. Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Tucumán, Dr. Daniel Oscar
Posse, según el diario La Gaceta (7/3/18), expresando “…coincidimos en la idea de la modernización de la Justicia ,
con la incorporación de herramientas informáticas y del expediente digital…”.
Es un tema por todo sabidos que actualmente existe un enérgico reclamo de la sociedad que afecta la imagen del
Poder Judicial en general. El análisis del tema muestra diversas falencias, entre las cuales se indica en especial la
“tragedia burocrática o del tiempo” de duración de los procesos, como la denomina el Dr. Lorenzetti. Los procesos
judiciales no pueden durar un tiempo irrazonable para recién dar una respuesta al pedido de justicia de los
ciudadanos. Se indican una serie de causa que motivan esta falencia, como una suerte de justificación: exceso de
trabajo, vacancias de cargos de jueces, demora en la designación de los jueces, desactualización de los códigos
procesales, etc.
Escuchamos a diario la necesidad de acortar los plazos procesales, aludiendo a los tiempos vivos y muertos del
proceso, la necesidad de implementar la oralidad y el proceso digital. Diría que la totalidad de los operadores del
derecho están de acuerdo con la necesidad de aggiornar el proceso judicial, aunque muchos tal vez no sabe a
Impreso: 07/08/2018

Base: Excma. Cámara del Trabajo - Sala V. Actualizado en fecha: 07/08/2018 12:58:40 p.m.

210/06 ARDILES MARIO ANDRES Y OTRO C/ DERUDDER HERMANOS S.R.L.S/INDEMNIZACIONES S/ X -


INSTANCIA UNICA

Escrito: SENTENCIA INTERLOCUTORIA

ciencia cierta que implicará ello, y se podrá dar un cumplimiento efectivo con los requerimientos técnico que ello
implica.
Lo concreto es que todos saben que, para que se cumpla el deber de hacer justicia, la resolución de los juicios debe
suceder dentro de un tiempo razonable, lo más corto posible. No es lógico, ni razonable, ni justo que quien busca
una solución en un reclamo judicial deba esperar diez o veinte años para recién obtener una sentencia que así lo
ordene. Esa sentencia, por más bien estructurada desde el punto de vista técnico, tal vez ya será irrazonable o
injusta, por llegar tarde.
Con la reforma de la Constitución Nacional en 1994, se incorporó en el inciso 22 del art. 75, el contenido de los
Tratados Internacionales que complementan a los derechos y garantías reconocidos por la Constitución. Un
recorrido histórico muestra que el derecho de defensa de la Constitución Nacional de 1853, se centraba el art. 18,
poniendo de relieve el aspecto penal de la garantía (nadie puede ser penado sin juicio previo fundado en ley anterior
al hecho del proceso, ni juzgado por comisiones especiales o sacado de los jueces naturales). La inviolabilidad del
derecho de defensa en juicio de la persona y de los derechos, era también aplicable a las causas civiles.
La Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948) reconoce, en el art. XVIII, que toda
persona puede ocurrir a los tribunales para hacer valer su derecho y disponer de un procedimiento sencillo y breve
para tener amparo contra actos de autoridad que violen sus derechos fundamentales.
La Convención Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica), especifica en el art. 8.1.
que “toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un plazo razonable por un juez o
tribunal competente, independiente e imparcial, establecido con anterioridad por la ley, en la sustanciación de
cualquier acusación penal formulada contra ella, o para la determinación de sus derechos y obligaciones de orden
civil, laboral, fiscal o de cualquier otro carácter".
Se advierte aquí ya un evidente interés por destacar el efecto del tiempo en el concepto del derecho de defensa
justo. Estos derechos y garantías se jerarquizaron, con su incorporación al texto constitucional nacional. Se ha
producido un ensanchamiento conceptual del Derecho de Defensa, también para los derechos laborales, civiles,
comerciales, etc. Debe ser una garantías en los procesos la terminación en plazo razonable de los mismos, ya que
también es un derechos humanos fundamental. Los jueces deben dar una respuesta expedita, como derecho
humano fundamental. No basta que se declame el derecho a la defensa, sino que la comunidad pretende soluciones
efectivas en términos razonables, sin demoras indebidas.
Finalmente, señalaremos que este reconocimiento del Derecho de Defensa, a que se dicte la sentencia en un plazo
razonable, tal como lo reconoce la Constitución Nacional y los Tratados Internacionales, también es reconocido en el
art. 24 de la Constitución de la Provincia de Tucumán.

ANTECEDENTES DEL CASO


Además de tener en cuenta los lineamientos trazados por las Cortes, nacional y provincial, como política judicial ,
debemos detenernos en los antecedentes del propio caso en cuestión a fin de comprender cabalmente la propuesta
que formularemos para resolver el recurso planeado.
Del sello de Mesa de Entrada, surge que la causa se inició el 13/03/2006, hace ya doce (12) años.
Se corrió traslado de la demanda el 09/10/2008, casi 2 años y 7 meses después de iniciada la causa. Después de
algunas aclaraciones, la parte demandada opuso excepciones y contestó demanda el 18/12/2008. Se abrió a prueba
el 07/07/2009. El Actuario produjo el informe sobre la finalización del periodo probatorio el 28/11/2013 (fs. 367). El
periodo de producción de pruebas del presente juicio duró desde el 26 de agosto de 2010, según se desprende del
decreto del 25/08/10 (fs. 137), hasta el informe del actuario antes señalado: más de 3 años.
De las constancias de autos se desprende que el actor Ardiles ofreció cuatro (4) cuadernos: Constancia de autos
(producida) Informativa (producida) Testimonial (parcialmente producida) y de Inspección Ocular (sin producir); el
actor Juárez ofreció cinco (5) cuadernos: Instrumental (producida), Informativa (sin producir), Testimonial (sin
producir), Testimonial/reconocimiento (sin producir), y Pericial Caligráfica (sin producir); y la parte demandada
ofreció dos (2) cuadernos: Instrumental (producida) e Informativa (producida).
Ahora bien, corresponde analizar lo ocurrido durante la producción de la prueba, especialmente de la parte actora ,
ya que por parte de la demandada solamente ofreció dos cuadernos y ambos fueron producidos dentro del plazo
procesal correspondiente.
A ser dos actores, hubo dos ofrecimientos por esta parte. Ardiles ofreció 4 cuadernos de prueba.
El cuaderno 1 (Instrumental/Documental) fue ofrecido y producido.
El cuaderno 2 (Informativa al Correo, se produjo negativamente, y a UTA y Terminal fueron producidos).
El cuaderno 3 (Testimonial) fue aceptado el 25/8/2010. Declarando un testigo (Campanoli) el 27/12/10 después de
no haber concurrido a la fecha anteriormente fijada (15/09/10), el testigo Mortensen el 8/10/10 y López el 14/3/11.
Para lograr la declaración de los testigos se realizó los siguientes pedidos de ampliación del periodo probatorio :
17/09/10, el 08/10/10, el 17/10/10 y el 29/12/10. Obra en este cuaderno de prueba a fs. 244 un informe del 31/03/11
donde la Secretaría Actuaria informa que el periodo de producción había vencido el 13/10/10 a 10,00 hs., en el cual
se apoya el Juez para rechazar la tacha intentada por la parte demandada. Finalmente la parte demandada se
opone a seguir prorrogando la producción de la prueba el 16/05/13.
El cuaderno 4 (Inspección Ocular). Fue aceptada el 25/8/10, se pidió nueva fecha el 09/09/10. Ampliación del
periodo probatorio el 17/09/10. Nueva fecha el 15/10/10, el 01/02/11, y el 01/03/11. El apoderado de la demandada
solicita que se de por terminada la producción de la presente prueba el 10/03/11. El apoderado de la parte actora
solicita nueva fecha el 28/03/11, la que se rechaza por haber concluido el periodo probatorio. Plantea revocatoria
Impreso: 07/08/2018

Base: Excma. Cámara del Trabajo - Sala V. Actualizado en fecha: 07/08/2018 12:58:40 p.m.

210/06 ARDILES MARIO ANDRES Y OTRO C/ DERUDDER HERMANOS S.R.L.S/INDEMNIZACIONES S/ X -


INSTANCIA UNICA

Escrito: SENTENCIA INTERLOCUTORIA

con apelación en subsidio el 05/04/11, recursos que se rechazan por sentencia del 10/06/11.
Juárez que ofreció 5 cuadernos de prueba.
El primer cuaderno (Instrumental), fue ofrecido y producido en término.
El segundo cuaderno (Informativa) fue ofrecido en término, pero no se produjo.
El tercer cuaderno (Testimonial) fue ofrecido en término, pero al no haberse cumplido en la fecha fijada se solicitó
nueva fecha. No se produjo.
El cuarto cuaderno (Reconocimiento) No se produjo.
El quinto cuaderno (Pericial caligráfica) No se produjo, a pesar de que se fijaron dos fechas para su producción.
El 28/11/13 el Secretario produjo el informe del Actuario (fs. 367), o sea que este juicio se mantuvo abierto a prueba
durante más de tres (3) años.
Ello implica ciertamente un error del Juez de primera instancia quien actuó como director del proceso, al permitir que
la causa se encuentre sin resolución final durante un tiempo demasiado prolongado.
Las partes alegaron y el expediente llegó recién a Cámara para el dictado de la sentencia de fondo el 06/03/15, casi
un año y medio después del Informe del Actuario. Un panorama desalentador para cualquier ciudadano que espera
el dictado de una sentencia, sea actor o demandado, para que se haga justicia en su caso.
Después de más un (1) año de encontrase la causa para resolver, el 27/04/16, el Vocal preopinante dispuso dictar
una medida para mejor proveer, la que luego de muchas idas y vueltas se dio por concluida, se alegó y se llamó
nuevamente autos para sentencia. Cabe señalar que para el cumplimiento de la primera medida para mejor proveer
transcurrió un (1) año y siete (7) meses desde el dictado de ésta.
Lo dicho hasta acá obra en autos como antecedentes, para entender lo que ahora tenemos que resolver.

Recurso de Revocatoria
Después de todo lo relatado, el Vocal preopinante, dicta una segunda medida para mejor proveer el 28/12/17, ahora
para producir la prueba del cuaderno Nº 5 del actor. Frente a ello el apoderado de la parte demandada plantea
revocatoria por los fundamentos expresados en su escrito de fs. 498.
Viene a consideración de esta Vocalía el voto del Vocal preopinante, el cual, después de una muy escueta reseña
sobre el planteo, citando un fallo de la CSJT, el cual considero se opone a lo después propuesto como resolución
del recurso: rechazo de la revocatoria.
Los fundamentos del fallo citado justamente contradice el sentido con el que se intenta resolver. La Sentencia del
caso “Castillo, Josefa Jorgelina vs. Ricardo César Mora Servicios Fúnebres y Sociales s/ Cobro”, sent. Nº 399,
04/05/09, justamente subraya que las medidas para mejor proveer “…no debe lesionar el derecho de defensa, la
igualdad procesal de las partes,… para suplir una negligencia probatoria…” de las partes.
La medida posee sus limitaciones, y dada las particularidades del presente caso entiendo que esta última medida
dispuesta por el Vocal preopinante lesiona el derecho de defensa de la parte demandada.
Ambas partes tuvieron el plazo previsto por el código procesal para producir su prueba, pero no solo utilizaron ese
plazo sino que además todo el plazo que el juez de primera instancia (ex Conciliación y Trámite) irrazonablemente
extendió.
El Vocal preopinante tuvo la causa en estudio durante un año para dictar una primera medida de mejor proveer y
ahora casi dos años después pretender dictar una segunda medida. A criterio de esta vocalía ello es un exceso, que
vulnera el derecho de defensa de las partes, especialmente de la demanda hoy recurrente. Por otro lado, considero
que en este caso concreto el producir la prueba pericial es suplir la negligencia de la parte que no cumplió con la
carga procesal que el CPL le impone.
Creo que seguir disponiendo medidas en la presente causa, implica seguir dilatando el proceso que debió haber
terminado hace años, y ello trae como consecuencia la vulneración de derechos de rango constitucional.
Como consecuencia, propongo hacer lugar al recurso de revocatoria planteado por la parte demandada, revocar la
medida dispuesta mediante decreto del 28/12/17 por el Vocal preopinante para producir la prueba del cuaderno Nº 5
del actor Juárez, y ordenar que se pase inmediatamente los autos para el dictado de la sentencia definitiva. Así lo
declaro.
Costas, por su orden en razón a la naturaleza de la medida en cuestión dispuesta por el Tribunal. MI VOTO.

VOTO DE LA SEÑORA VOCAL MARCELA B. TEJEDA:


Encontrándose estos actuados a despacho para resolver la disidencia suscitada entre los Sres. Vocales Dres .
Pedernera O. y Adolfo J. Castellanos Murga.
Abocada al estudio de los mismos, esta Sentenciante adhiere al voto del Señor Vocal Osvaldo Pedernera que en su
carácter de preopinante actuó como director del proceso.
Tras la lectura del voto en disidencia del Sr. Vocal Adolfo J. Castellanos Murga, considero menester poner énfasis
en el derecho de todo magistrado en buscar la verdad a fin del dictado de una sentencia justa.
La calificación de qué o cuantas medidas sean necesarias para esclarecer el tema litigio no es un hecho que haya
sido controvertido por la demandada, sino la circunstancia de haber suplido la negligencia de la actora y roto la
igualdad en el proceso.
Del planteo del recurso a fs. 498 no se desprende prueba alguna del desequilibrio procesal que invoca el recurrente ,
a más se trata de expresiones subjetivas.
Considero que al resolver un recurso de reconsideración ha de estarse a lo planteado en el mismo y los Vocales en
el ejercicio de nuestras funciones no estamos llamados a ser Juez de Jueces, para ello existen las instituciones
Impreso: 07/08/2018

Base: Excma. Cámara del Trabajo - Sala V. Actualizado en fecha: 07/08/2018 12:58:40 p.m.

210/06 ARDILES MARIO ANDRES Y OTRO C/ DERUDDER HERMANOS S.R.L.S/INDEMNIZACIONES S/ X -


INSTANCIA UNICA

Escrito: SENTENCIA INTERLOCUTORIA

constitucionales que corresponden, ni tampoco completar o complementar los dichos de las partes.
Por lo expuesto es que con mi voto adhiero al voto del Dr. Osvaldo Pedernera.

Por ello, esta Sala V de la Excma. Cámara de Apelación del Trabajo,


RESUELVE:
I.- NO HACER LUGAR al recurso de revocatoria interpuesto por el letrado apoderado de la parte demandada a fs .
498 y vta. de autos, por lo considerado.
II.- SIN COSTAS NI HONORARIOS, conforme lo tratado.
HÁGASE SABER Y REGÍSTRESE.

OSVALDO PEDERNERA

ADOLFO J. CASTELLANOS MURGA MARCELA B. TEJEDA


(En Disidencia)

Ante mí:

JUAN A. TARABRA