Anda di halaman 1dari 4

CRISIS ECONÓMICA Y FINANCIERA DE ARGENTINA EN EL 2001:

LECCIONES PARA EUROPA


La crisis económica y financiera argentina En segundo lugar, había un alto grado de
de 2001 tiene muchos paralelos con los dolarización financiera en la economía, ya
problemas a los que se enfrentan hoy que el sistema bancario funcionaba
algunos países europeos. Antes de la crisis, principalmente en dólares. En este
Argentina sufría una profunda recesión, entorno, el sistema bancario tenía pasivos
grandes niveles de deuda, déficit gemelos a corto plazo en dólares, pero carecía de
en las cuentas fiscal y corriente, y el país un prestamista de última instancia, ya que
tenía una moneda sobrevaluada, pero la el stock de activos en dólares, es decir, la
devaluación no era una opción. liquidez mantenida por los bancos y las
reservas internacionales, no era suficiente
Argentina intentó en vano restaurar su para cubrir los pasivos financieros del
competitividad a través de la deflación
sistema finaciero. Esta fue una fuente
interna y mejorar su solvencia al aumentar importante de vulnerabilidad,
sus cuentas fiscales en medio de una especialmente porque existe amplia
recesión. El país también intentó evitar un evidencia de que una economía sin un
incumplimiento primero recurriendo a un
prestamista de última instancia es
gran paquete financiero de las inherentemente inestable y está sujeta a
instituciones multilaterales (el llamado corridas bancarias. Este no es un
escudo o blindaje) y luego implementando problema urgente en Europa, donde el
un mega intercambio de deuda que ayudó Banco Central Europeo puede
a refinanciar la mayor parte de la deuda
proporcionar liquidez a los bancos.
con bancos privados. Al final, ninguno de
estos esfuerzos funcionó y Argentina El desencadenante de la crisis en
enfrentó su peor crisis económica y Argentina fue una corrida en el sistema
financiera. bancario, ya que las personas se dieron
cuenta de que no había suficientes dólares
Hubo dos problemas que complicaron la en el sistema para cubrir todos los
respuesta política a la crisis en Argentina, depósitos. A medida que la carrera se
que en diferentes grados son importantes intensificaba, el gobierno argentino se vio
en Europa hoy. Primero, Argentina no obligado a introducir una llamada "cerca"
pudo devaluar su moneda, sin infringir la para controlar la salida de depósitos. Bajo
ley de convertibilidad, para restablecer la este sistema, las personas solo podían
competitividad cuando las condiciones transferir fondos dentro del sistema
externas se deterioraron. La estrategia de bancario, pero no se les permitía obtener
tratar de lograr una depreciación real a efectivo, excepto en pequeñas cantidades.
través de la deflación no funcionó porque Esta medida dio lugar a una crisis
no había suficiente flexibilidad a la baja en monetaria y provocó un colapso de la
los precios y salarios nominales. actividad económica, especialmente en el
sector informal que trabaja
principalmente con efectivo, y al liquidez. En 2001, la relación deuda / PIB
descontento social generalizado. fue de 55 por ciento, aunque la cifra
aumentó a 150 por ciento después de la
Al final, el régimen de tipo de cambio fijo depreciación, ya que la mayor parte de la
se derrumbó y el país declaró lo que hasta deuda estaba denominada en moneda
ahora ha sido el mayor incumplimiento extranjera. El incumplimiento fue útil para
soberano de la historia ($ 85 mil millones). tratar los problemas de refinanciamiento
Argentina sufrió su peor crisis económica porque proporcionó un alivio significativo
y financiera. La moneda se depreció de a los problemas de liquidez. Pero en sí
uno a más de tres pesos por dólar mismo no ayudó a restaurar la
estadounidense en cuestión de semanas, competitividad o la confianza para
el PIB per cápita se redujo en alrededor
reanudar el crecimiento.
del 20 por ciento durante todo el período,
mientras que el desempleo aumentó al 25 La depreciación de la moneda fue
por ciento de la fuerza laboral y los niveles probablemente más importante, ya que
de pobreza alcanzaron el 55 por ciento de ayudó a mejorar la competitividad y
la población. generar los excedentes gemelos. Fue
particularmente eficaz para erosionar el
Si bien la crisis fue extremadamente valor real de los salarios y los gastos del
dolorosa, la economía se recuperó sector público (especialmente las
relativamente rápido. Desde la crisis, pensiones), donde hubo una resistencia
Argentina ha tenido altas tasas de significativa a aceptar reducciones
crecimiento (con un promedio de nominales. Proporcionaba la flexibilidad
alrededor del 8 por ciento anual), que solo en salarios reales que no era posible lograr
sufrió una pausa durante la crisis a través de reducciones en salarios
financiera mundial de 2008. ¿Qué factores nominales. El hecho de que la economía
explican la recuperación argentina? sufriera una recesión severa y altas tasas
Ciertamente no hay consenso sobre este de desempleo minimizó los efectos
tema. Algunos analistas otorgan la mayor inflacionarios de la devaluación, que
parte del crédito al incumplimiento de la anteriormente había sido un problema.
deuda, otros a la depreciación de la
moneda combinada con políticas que La devaluación también fue crítica para
redujeron la vulnerabilidad reducir los gastos del gobierno en
macroeconómica, mientras que otros términos reales y para mejorar las cuentas
argumentan que el factor clave fue la fiscales. También fue fundamental para
mejora en el entorno externo. permitir que el gobierno administrara
grandes excedentes fiscales durante más
Aunque a menudo se considera que el de cinco años.
incumplimiento es la decisión política
más importante, no es obvio que Si bien la fuerte depreciación de la
Argentina tuviera un problema de moneda logró cambiar los precios
solvencia en ese momento, aunque relativos, sí tuvo efectos de balance
definitivamente tenía un problema de sustancialmente negativos, ya que las
empresas y los individuos tenían la mayor vulnerabilidad financiera de Argentina, ya
parte de sus deudas denominadas en que el banco central podría nuevamente
dólares. Para abordar este problema, el actuar como prestamista de última
gobierno adoptó una conversión forzosa instancia. El gobierno también redujo la
de la mayoría de los activos y pasivos falta de coincidencia de su moneda, ya
financieros que estaban denominados en que una gran parte de la deuda pública
dólares a pesos en la paridad anterior, esto también se "pesificó", lo que implicaba
ahora se conoce ampliamente como que podía pagar la deuda utilizando sus
"pesificación" ingresos fiscales, principalmente en pesos.

Esta política fue muy perjudicial y fue una Cuatro años después de anunciar el
fuente de malestar social, especialmente incumplimiento, Argentina finalmente
entre los pequeños depositantes que reestructuró el 72 por ciento de su deuda y
descubrieron que sus ahorros habían logró negociar largos vencimientos y un
perdido poder adquisitivo. recorte del 65 por ciento en el valor neto
Definitivamente afectó los derechos de actual. La mayor parte de la deuda
propiedad; el tipo de cambio que se utilizó pendiente que permaneció en
para convertir los activos y pasivos fue incumplimiento después de la primera
arbitrario e implicó transferencias oferta se reestructuró en 2010, nueve años
excesivamente grandes de riqueza de los después del incumplimiento, en términos
acreedores a los deudores, pero también financieros similares.
evitó las quiebras generalizadas.
¿El impago argentino y la posterior
En el caso de Europa, esto solo se reestructuración son un ejemplo a seguir
convertiría en un problema si uno de los para Europa? No hay una respuesta clara a
países abandonara el euro. Esto puede no esta pregunta, ya que el caso de Argentina
tener efectos severos en los balances si al tuvo resultados mixtos. Es cierto que
final el euro se deprecia frente a otras Argentina ha experimentado un alto
monedas. Sin embargo, puede ocurrir lo crecimiento desde la crisis, pero se podría
contrario. En general, parece que una argumentar que esto ocurrió gracias a la
salida del euro podría estar llena de depreciación y la mejora del entorno
enormes riesgos para cualquier país de la externo, y al costo de permitir que la
eurozona inflación aumente a casi el 25 por ciento
por año. Argentina tuvo un gran corte de
La mayor competitividad de la economía pelo que con el tiempo ha llevado a una
después de la devaluación se vio reducción de la carga de la deuda neta a
favorecida por un mejor entorno externo, alrededor del 25 por ciento del PIB. Sin
especialmente la mejora de los precios de embargo, dado que esta reducción se
exportación y la mayor demanda de Brasil, obtuvo por lo que el mercado percibió
China y otros mercados emergentes. como un corte inicial "excesivo" y
Además, la desdolarización del sistema erosionando la deuda indexada al peso a
bancario, aunque traumática, redujo la través de la subinformación de la
inflación, Argentina no ha podido
recuperar el acceso fluido a los mercados
financieros y los márgenes crediticios Han
sido los segundos más altos entre los
países emergentes, solo superados por
Venezuela.

Con el beneficio de la retrospectiva,


parece que Argentina podría haber hecho
algunas cosas de manera diferente. El
mercado entendió y aceptó una
reestructuración de su deuda y un gran
corte de pelo como parte del proceso para
restablecer la solvencia y el acceso a los
mercados financieros. Pero penalizó al
país a partir de entonces principalmente
porque Argentina impuso términos más
duros de lo que el mercado había
esperado. Además, una vez que Argentina
terminó la reestructuración, una vez más
afectó los derechos de propiedad de los
acreedores, lo que algunos economistas
han denominado un "incumplimiento
técnico" de los bonos indexados en pesos.

Las lecciones para Europa son


importantes. Un valor predeterminado es
factible, el mercado puede aceptarlo y
puede funcionar para restablecer la
solvencia fiscal. Sin embargo, en sí mismo,
un valor predeterminado no es suficiente
para restaurar el crecimiento. En
Argentina, la depreciación real de la
moneda y la suerte, el aumento de los
precios de la soja, fueron fundamentales
para sostener una fuerte recuperación.