Anda di halaman 1dari 2

Eje transversal: Formación en valores

A diferencia del término aprendizaje, el conocimiento es el resultado del proceso


de aprendizaje representado como producto final de la información que queda guardada
en la memoria; el conocimiento es lo que sabemos, es la construcción epistemológica del
saber que se tiene y se utiliza conforme a la necesidad, este es el resultado elaborado de
lo que ha pasado y se ha hecho historia para ser ´´El conocimiento es un conjunto amplio
del término, se trata de la posesión de múltiples datos interrelacionados que, al ser
tomados por sí solos, poseen un menor valor de información almacenada mediante la
experiencia o el aprendizaje (a posteriori), o a través de la introspección (a priori). En el
sentido más cualitativo”

Es así que, la educación es el proceso mágico de convertir al ser humano en


alguien verdaderamente útil en la vida y poder inmiscuirse en su origen para revelar
itinerarios que conlleven al éxito personal y el desarrollo social. Pitágoras expone que
“Educación es la templanza del alma para las dificultades de la vida” y para Piaget, “Es
forjar individuos, capaces de una autonomía intelectual y moral y que respeten esa
autonomía del prójimo, en virtud precisamente de la regla de la reciprocidad, es también,
la conversión de formas de pensar y actuar referente a las circunstancias de la vida y por
ende genera un aprendizaje para el individuo o los sujetos educados.

Y, ¿Qué es educación? Pues bien, este término proviene del latín educatio que
significa cría; instrucción, enseñanza, formación (del espíritu), y educator, indica, el que
cría, educador, maestro preceptor, apoyo. Mientras que educatrix, se refiere a nodriza, la
que cría, educadora, conducir. En el mismo contexto, sobre educación, Guzmán (2007),
dice que Educere proviene de ex, fuera y ducere, llevar, significando así como lo señala
Pestalozzi, educación es desarrollo. La educación es también el medio que facilita el
aprendizaje o la adquisición de conocimientos, habilidades, valores, creencias y hábitos
de un grupo de personas que los transfieren a otras personas.

Teniendo en cuenta que, la educación es desarrollo y cumple con la función


social de formar personalidades, conviene afirmar que estos dos aportes construyen el
fin de la educación y por tanto trasformar la sociedad en una más feliz, libre y formada
para vivir en armonía, se busca educar a el que no sabe, inculcándole los valores
morales, trasmitiéndole información valiosa de la cultura y creencias que fueron
importantes en épocas pasadas y también construyendo en el individuo una percepción
real de las necesidades actuales de formación académica que exige el mundo de hoy.

La formación en valores, es uno de los ejes transversales más importante en la


formación y educación del ser humano, esta comienza desde el hogar con principios básicos
para la convivencia como lo es el respeto por la vida, la honestidad, actitud de servicio,
honradez, solidaridad entre otros valores que hacen de ser humano, un individuo apto para
la socialización y la convivencia pacífica.