Anda di halaman 1dari 3

EN LO PRINCIPAL: SE DEDUCE RECURSO DE APELACIÓN.

1º OTROSÍ: ACOMPAÑA DOCUMENTOS.


2º OTROSÍ: TENGASE PRESENTE.

JUZGADO DE LETRAS Y FAMILIA DE LAUTARO

MATIAS JESUS MORALES BENITEZ, Abogado, domiciliado en calle La Cruz Nº 345, de


la ciudad y comuna de Temuco, representando a don ALEJANDRO MUÑOZ PEREZ, en autos
sobre demanda en juicio ordinario de menor cuantía ROL Nº 114-2015, caratulado
MUÑOZ/SOTO, pronunciada por el JUZGADO DE LETRAS Y FAMILIA DE LAUTARO, a SS,
respetuosamente digo:

Que, encontrándome dentro de plazo legal, vengo en interponer RECURSO DE


APELACIÓN, en contra de la sentencia definitiva dictada en autos con fecha treinta de junio
de 2015 de este tribunal, la que es manifiestamente agraviante para mi representado,
solicitando, desde ya, que se acoja a tramitación el presente recurso, y se eleven los autos
a la ILUSTRÍSIMA CORTE DE APELACIONES DE TEMUCO, para efectos de que este Tribunal
Superior enmiende conforme a derecho la sentencia apelada, en atención a los
fundamentos de hecho y de derecho que se formulan:

I.- MATERIA DE LA CONTROVERSIA:

1.- Que mi representado interpone demanda en juicio ordinario de menor cuantía


contra don JOSE MANUEL SOTO SOTO, persiguiendo la responsabilidad civil de éste, en
razón del perjuicio que causaron dos perras de su propiedad al matar alrededor de 200
gallinas de mi representado.
2.- Que respecto de las alegaciones que se efectuaron en el tribunal de 1º instancia,
y por la prueba rendida en autos, se determinó por el juez a quo, que se debía pagar la suma
de $1.290.000.- (un millón doscientos noventa mil pesos) por el concepto de daño
emergente, $300.000.- (trescientos mil pesos) por concepto de daño moral, rechaza el lucro
cesante, y no se condena en costas al demandado.
3.- Que de lo expuesto en el Nº 2º de este apartado, se deduce el agravio.

II.- AGRAVIO:

1.- La petición que hace mi representado en razón de la muerte de sus gallinas, no


lo hace a favor de enriquecerse injustamente y a raíz de tal hecho, sino que, busca
permanecer en el estado de las cosas que se encontraba antes del ataque de los animales
de la contraria.
2.- Así las cosas, la muerte de las gallinas de propiedad de mi representado, le causa
el agravio de manera tal que, no pudo distribuir adecuadamente el producto que el
comercializa, a saber, huevos.
3.- Por ello, es que, a través, de la prueba testimonial acredita los hechos que, gracias
al ataque de los animales, y posterior muerte de las gallinas, los compradores de los huevos,
han de acreditar que no pudieron obtenerlos, y luego venderlos.
4.- Las bases del cálculo de los conceptos anteriormente señalados, deben estar en
manos del tribunal, en razón de lo aportado en las probanzas de las partes.
5.- En relación con lo anterior, debe estimarse que, el daño emergente no ha sido
resuelto de manera positiva, sino que, se ha dispuesto una suma inferior a lo pedido en la
demanda, al igual que el daño moral, y el lucro cesante.
6.- Que el agravio de mi representado asciende a la suma total de $1.598.000.- (Un
millón quinientos noventa y ocho mil pesos), calculado de la siguiente forma:

a.- Diferencia entre lo pedido por esta parte y lo decretado por el tribunal en cuanto al daño
emergente: $198.000.- (Ciento noventa y ocho mil pesos).
b.- Diferencia entre lo pedido por esta parte y lo decretado por el tribunal en cuanto al daño
moral: $700.000.- (Setecientos mil pesos).
c.- Diferencia entre lo pedido por esta parte y lo decretado por el tribunal en cuanto al lucro
cesante: $700.000.- (Setecientos mil pesos).

Que suma la totalidad de, $1.598.000.- (Un millón quinientos noventa y ocho mil
pesos).

III.- FUNDAMENTACIÓN:

1.- El hecho de que se tenga por pedido el monto del daño emergente es, reparar el
daño causado por los animales de la parte contraria. No teniéndose entonces, una cantidad
cierta de las gallinas muertas, debemos atender a lo expuesto por mi representado esto es
la estimación de animales muertos. En razón de lo pedido, los animales muertos en
promedio serían 248 gallinas.
2.- Por el daño moral, si bien corresponde al juez determinar su monto, se vuelve a
pedir la diferencia, en razón de que mi representado al sustentarse a él, y su familia gracias
a esta actividad, ha menoscabado psicológicamente su bienestar emocional y económico.
Teniendo entonces en las últimas semanas tener que asistir a sesiones psicológicas a cargo
de un profesional del área.
3.- Que el lucro cesante debe concederse en su totalidad, ya que, esto es lo que dejó
de percibir mi representado en razón del hecho de la muerte de sus gallinas, y que, por
cierto, ya no percibe actualmente. Por las bases del cálculo, no corresponde al tribunal
ponderarlas, sino que, sólo acreditar la existencia del hecho y el mecanismo eficaz para
determinarlo, y ante ello, otorgar el monto solicitado para el caso en particular.

IV.- EL DERECHO:

1.- Se hace mención que, se fundamenta el presente recurso en lo que exponen los
artículos 186º, 187º, 189º y siguientes del Código de Procedimiento Civil, y las demás
normas pertinentes.
POR TANTO, en mérito de lo expuesto en los fundamentos de hecho y de derecho:
RUEGO A SS., acoger a tramitación el recurso deducido, que eleve los autos a la
ILUSTRISIMA CORTE DE APELACIONES DE TEMUCO, para que esta, conozca, enmiende
conforme a derecho y falle el recurso, acogiéndolo en todas sus partes, y que se condene
en costas a la parte apelada.

1º OTROSÍ: Téngase por acompañados los siguientes documentos:

1.- Acta de sesiones Psicológicas de mi representado.


2.- Boletas dadas a los clientes de mi representado.

2º OTROSÍ: Téngase presente que la parte apelada, ha sido condenada en sede penal bajo
la figura del artículo 496º Nº 17º del Código Penal, en calidad de autor y en grado de
consumado.
La sentencia de fecha 11 de abril de 2013 del juzgado de garantía de Lautaro, se encuentra
acompañada en el proceso.