Anda di halaman 1dari 34

INTRODUCCION

La Biblia, como la palabra escrita, revelación de Dios; es el libro por excelencia, por esa
razón se hace necesario el estudio sistemático de toda la escritura para conocer de una forma
completa sus enseñanzas. El evangelio debe ser enseñado en una forma integral, sin enfatizar
una verdad más que otra.
Por esta razón al hablar de los Cinco Ministerios debe asumirse una postura de equidad,
apegados no a lo actual, sino a lo escrito, lo contextual. Si se rechaza uno, o si se realza más
uno en perjuicio de los otros: Debe analizarse o se toma Efesios 4:7-11 en su concepción
contextual o se acomoda a las conveniencias actuales
Hace más de 30 años en Guatemala salieron a luz las primeras publicaciones al respecto de
los 5 Ministerios, que sentaron las bases de lo que serían las Normas Generales; fueron
clasificados como primarios, estableciendo que si Dios te llamo se evidenciara por tu bonanza
económica, es decir, si estás pasando crisis, no tienes llamado, o te llamo el hombre, y con
respecto a las mujeres se afirmó que podían ser evangelistas y maestras, tal vez profetizas,
pero que no podían optar al ministerio pastoral y apostólico.
Hoy se ha entronizado el ministerio apostólico y profético en menoscabo de los otros tres.
Cuál es la realidad bíblica a este respecto.
DESARROLLO
Los Ministros son personas que otrora eran Siervos a cargo de una obra que hoy se categoriza
como Ministerio fruto de traducciones contemporáneas e intereses mezquinos. Cristo al
ascender dio dones a los hombres, a su iglesia, "dio dones en forma de hombres"; Apóstoles,
Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros. De aquí surge la nominación; CINCO
MINISTERIOS, con énfasis a que el mismo los constituyo.
Son cinco nombres, no los enumera cardinalmente, ni dice que uno sea el primero y el otro
segundo. Es mas no especifica la función de cada uno en la lista, esto hace que caigamos en
extremos de espiritualizar la función o enfatizar una verdad en provecho propio.
Son un regalo de Dios para la iglesia, pero ellos mismos se excluyen de la iglesia como una
estirpe aparte. De ahí que la obra de Dios debe ser coordinada bajo esa autoridad delegada.
Dios va a obrar a través de esos hombres. La cobertura ministerial es un principio de
autoridad, pero no bajo la teoría que los ministros son una estirpe aparte, diferente a la iglesia
y que ellos solo capacitan y equipan al liderazgo.
La institución de la Iglesia, es algo peculiar, no tiene parangón con nada anterior. Las
funciones del Antiguo Testamento eran de otra estructura, podemos sacar figuras o
simbolismos de ello, pero no sentar bases doctrinales o sustentar teorías que rompan la unidad
del cuerpo, la iglesia. La Biblia no enumera los cinco ministerios. No clasifica a uno mayor
que el otro debe haber humildad para reconocer cualidades ministeriales en el otro, si el
propósito final de los ministerios es que no seamos llevados por doquier viento de doctrina y
estratagema de hombres. Claro esto solo en teoría, en lo practico se nos enseña a cuidarnos
de otros ministros que pueden dañar nuestro caminar.
El éxito de los cinco es estimular al desarrollo y crecimiento en madurez, eso implica
responsabilidad cristiana. El presente análisis, pretende ser imparcial. Una perspectiva1 de
cuando inicio el movimiento de enseñanza al respecto de los cinco ministerios en nuestro
medio. No se pretende mistificar figuras, ni reprochar actitudes contemporáneas, sino un
análisis, un ensayo...
El servicio
Todo trabajo y servicio realizado por una persona, lo convierte en un siervo. En el Antiguo
Testamento Dios escogió a los Levitas como siervos suyos en el trabajo diario del
tabernáculo. Josué fue el servidor de Moisés, "desde su juventud ", al criado de Eliseo se le
llamo servidor (2 R 4:43). Los reyes y los príncipes tenían servidores, aunque solamente
algunos servían a la mesa real. "Que todo hombre nos considere de esta manera. Como
servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios" (1 Cor.4; 1).
Es a raíz de las traducciones católicas que empieza a tener connotación de dignidad la palabra
ministro para el siervo de Jesucristo. Las traducciones antiguas y el pentecostalismo
arraigado en nuestro medio se preocupaban por el servicio como muestra de gratitud y
agradecimiento, hoy en día los Ministros lo que menos hacen es servir, sino esperan ser
tratados con la dignidad que representa su ministerio. Vale la pena decir que Ministerio se
deriva de diakonei que es servicio, de allí que sea redundante hablar de autoridad ministerial.
Cristo durante su ministerio terrenal explico con sus hechos en qué consistía ser un verdadero
siervo. La verdadera grandeza está en el servicio no en el rango. Por eso estoy entre ustedes
como el que sirve, (Lc.22:27). Su propia conducta es el argumento principal. Siervo, lavando
los pies a sus discípulos La prueba de un ministerio no está en un papel certificado como
válido, o una autorización a ejercer su ministerio, su carta de presentación es el SERVICIO.
Qué es un ministerio
ES UN OFICIO
Ministerio es un oficio o trabajo asignado por el Señor para edificación de su iglesia. Servicio
que rinde una persona a otra, que en sentido bíblico generalmente es en relación personal no
un simple trabajo manual. Hay tres palabras en el idioma griego que se traducen ministro en
nuestras versiones en español.
A. DIACONO.
Diakonos: siervo o ministro, la palabra y sus derivados aparecen más de l00 veces en el texto
griego del Nuevo testamento, pero la palabra diacono solo tres veces en la Reina Valera 1960,
designando al que desempeña determinado oficio en la iglesia local. (1) De 29 veces que
aparece diacono (1249) en La Biblia de las Américas, 10 se traduce ministro, diacono 4 veces

1
W. H. NELSON. Nuevo Diccionario lustrado de la Biblia. EDITORIAL CARIBE 1998
y 15 veces aparece como servidor. Diakonia (1248) aparece 31 veces; l6 veces se traduce
ministro y 15 como servidor. De ese contexto podemos deducir:
su uso como una aplicación general, Jn.12:26
un servicio necesario, Rom.12:7, 1 Cor.12:5
implica actividades sencillas, Hch.6:2, Mt.20:26.
Con el transcurso del tiempo se fue haciendo separación entre "los ministros de las mesas" y
"los ministros de la palabra", estableciendo diferencias entre función y la connotación de
jerarquía interna de la iglesia, porque eran los que hablan "la palabra de Dios", que es otro
tipo de trabajo, lo otro sería considerado y adecuado para los laicos. La iglesia está llamada
a discernir estos llamados "ministros" como voceros de Dios, pues ellos presuponen tener la
autoridad eclesiástica per se.
La palabra es de origen desconocido, pero se usaba en el griego clásico para denominar a las
personas que servían a la mesa. Mt.23.ll, esta es la idea encerrada aquí. Comunica la idea de
alguien que se esfuerza por desempeñar un servicio con constancia y diligencia a favor de
otros. Se aplica tanto a varones como a mujeres (Rom.16,1).
La palabra diacono se traduce en algunos lugares simplemente como ministros sin la
connotación de exclusividad. Es evidente que el termino adquiere un sentido particular en
relación con el orden y la estructura de la congregación, de ahí que se recalque el puesto de
responsabilidad.
"Porque al ponerme en este ministerio, me considero digno de confianza", (1Tm.1:12), es
importante que no encontramos aquí ningún alarde o vanidad ya que la palabra que se utiliza
para esta ocasión es diakonia; usada en un sentido general como servicio, de seres humanos
o de ángeles, el levantar ofrendas, etc.2
(1) W. H. NELSON. NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO DE LA BIBLIA. EDITORIAL
CARIBE 1998
La enumeración de requisitos para ser diacono, no difiere mucho de las correspondientes al
Obispado, así como la designación, revela la posición que ocupan en la congregación, por
ejemplo, en hechos 6 los apóstoles actuaron cuando surgieron problemas en el servicio
(diaconado) de los alimentos que diariamente se efectuaba a favor de las viudas y la
dedicación constante al ministerio (diaconado) de la palabra. Era una asignación especial,
pues había problemas en la congregación, pero no tan importante como el concentrar su
tiempo y atención en la actividad de la enseñanza y pastoreo. Nótese, que la diaconía
espiritual no entra en discrepancia con la diakonia de la palabra y los prodigios (Hch.6.8).
Al hacer este reparto no fue con el fin de establecer una jerarquía eclesiástica, sino,
simplemente un reparto de responsabilidades para facilitar el desarrollo del programa total

2
MARCO ANTONIO RAMOS. Comentario Bíblico Hispanoamericano, I, II Timoteo y Tito. EDITORIAL CARIBE.
1992. PP.163.
de la iglesia. Los requisitos van encaminados a proteger a la congregación de cualquier
acusación ilegitima en cuanto a la selección de hombres, además regulaban internamente
aspectos de la moralidad, conducta y espiritualidad. Asegurando que esos puestos de
responsabilidad sean ocupados por personas sensatas, honrados y confiables (1 Tm.3:8-13).
Durante el periodo post apostólico, el concepto neotestamentario del diaconado sufrió una
constricción e institucionalización y llego a ser una orden en la jerarquía ministerial. La
diaconía era un ministerio carismático, y no meramente una institución.
La palabra griega diakonia es empleada una sola vez por Lucas, en Lc.10:40 para los
quehaceres de Marta y María. Fuera de Apocalipsis 2:19 ocurre en el Nuevo testamento
solamente en los hechos (ocho veces) y en las epístolas (24 veces). Significa el oficio y obra
de un diacono (un siervo). De modo que implica servicio o ministerio. Incluye privilegio y
responsabilidad 3.
Muchas instituciones les consideran ahora como ministros (a los diáconos) o entienden que
se trata de un paso previo en el camino del presbiterio. En las epístolas se asocia mucho el
cargo de diakono con el de obispo, (pastor o anciano principal) que preside en una
congregación. Pareciera entonces que el diacono es una persona que ayuda al obispo o
presbítero principal de la iglesia4.
B. LEITOURGIA
De las cinco veces que aparece en el Nuevo Testamento, 3 se traduce ministro (Rom.15:16,
Heb.1:7, 8:2) y servidor 2 veces, (Rom.13:6, Fil.2:25). Las autoridades son administradores
de la justicia, porque servidor (diacono) de Dios son para nosotros (Rom.13:4). El gobierno
actúa como servidores (leitourgos) de Dios (Rom.13:6) en la prestación de servicios, en la
construcción de carreteras, en la administración del sistema de justicia, el educativo, los
servicios de salud, etc. Y a los ministros (leitourgos) de el llama de fuego, (Heb.l:7), ministro
(leitourgos) de las cosas santas y del tabernáculo(Heb.8,2).
Leitourgia tiene tres usos principales, a) servidor público, trabajador del estado o magistrado,
con respecto del servicio que un hombre presta a otro (Rom.15.27, 2 Cor.9.12, Fil.2.17,30),
servir a otros es una liturgia que Dios impone a los ciudadanos del reino, b) con respecto al
servicio religioso, (Lc.1:23, Hch.13:2), Pablo llamo leitourgos al magistrado que estaba en
el poder, (Rom.13.6) y respecto de si mismo se llama leitourgos de Jesucristo a los gentiles,
(Rom.15.16), c)posteriormente vino a significar simplemente Obrero, pues toda obra es una
liturgia impuesta al hombre por Dios5.
C. HUPERETAI
Conforme nos la transmitieron los que desde el principio fueron testigos oculares y ministros
(huperetes) de la palabra (Lc.1:2). Lucas no tiene la intención de denigrar a aquellos que le

3
COMENTARIO BÍBLICO BEACON, TOMO VII. CASA NAZARENA DE PUBLICACIONES, 1985, 2ª. REIMPRESIÓN,
P.276.
4
MARCO A RAMOS. OP. CIT. P.217.
5
NUEVO DICCIONARIO. OP. CIT.
precedieron, se necesitaba gente fiable; ministros. Esta palabra podría significar siervo,
asistente de la sinagoga (Lc.4,20). Igual descripción se da de Juan Marcos en su relación con
Bernabé y Saulo (Hch, 13:5), para luego aplicarlo a los ministros de la palabra (Lc.1.2).
Mejor aun cuando se emplea para designar ministro (huperetai) y testigo al apóstol Pablo en
Hch .26: l6.
La palabra ministro traducido de la voz griega Huperetes aparece 20 veces en el Nuevo
Testamento y significa "un remero subordinado; cualquiera que sirve con las manos; un
criado; cualquiera que ayuda a otro en algún trabajo, un ayudante". Es un término militar que
designaba originalmente al remero que tripulaba una galera de guerra. Luego llego a
significar aquel que ejecutaba cualquier trabajo físico arduo y difícil, y finalmente vino a
designar al oficial militar subordinado (la ordenanza) que aguardaba y ejecutaba las ordenes
de su superior6.
En la versión de Valera este término es traducido ministro, 10 veces; cinco veces servidor;
dos veces se interpreta como criado; y una vez alguacil. De manera que cuando hablamos de
ministerio estamos hablando de servicio y de subordinación.
La traducción de la Biblia de las Américas cambia este panorama, contrastado con la Reina
Valera, el vocablo huperetes es traducido, ministro dos veces, en Lc.1.2, Hch.26.16, alguacil
13 veces(Mt.5:25,26:58,Mr.14:54,65,Jn.7:32,45,46,18:3,12,18,22,19:6,Hch.5:22,26),
servidor tres veces (Jn.18:36,1Cor.4:31 dos) y ayudante dos veces(Lc.4:20,Hch.13:5). La
idea de dignidad o de importancia oficial, o de prerrogativa es completamente ajena a la
palabra. Por supuesto, hay dignidad en todo servicio y hay prerrogativas inherentes al
servicio; pero resultan de la naturaleza del trabajo que tiene que ser hecho.
ES UN DON
El ministerio dentro de la iglesia se conceptúa sobre la base de los dones. El ministerio es un
DON para la iglesia dado por Dios (Ef.4,8), el Padre es el dador, el hijo el administrador y el
Espíritu Santo quien los distribuye (1 Cor 12,4-6,11). Existen 3 grupos de DONES
enumerados en las escrituras, clasificados por su significado en griego:
A. DONES ESPIRITUALES: CARISMAS.
Las listas clave de los diferentes ministerios o carismas que reparte el Espíritu se encuentran
en Rom.12.6-8, 1 Cor.12.8-10, 28-30 y Ef.4.11. Cada creyente tiene la responsabilidad de
ministrar servir a sus hermanos conforme al don o dones que el Espíritu le ha dado (1 Pd.
4.10). Los dones (carismas) no son solamente los enumerados, la lista no es exhaustiva, sino,
representativa de los dones dados a los creyentes, como función local, por ejemplo, los
enumerados en Rom. l2:6-8.
Los nueve dones (carismas) del espíritu de 1 Cor.12.8-10 usualmente los tabulan de una
manera practica en grupos de tres: Revelación; Expresión y Poder

6
J. M. CRANE. EL SERMON EFICAZ. CASA BAUTISTA DE PUBLICACIONES. 6ª. EDICIÓN, 1976, PP.32-33
Las citas son numerosas y de ellas podemos concluir que Dios se revela de muchas maneras;
los dones (charismata) son variados, pero el Espíritu (pneuma) es el mismo, el Espíritu no se
opone a sí mismo, un don no es superior a otro, son de una gran variedad, pero proceden del
mismo Espíritu.
Las funciones (diakoniai) son variadas, aunque el Señor (Kyrios) es el mismo, hay una
amplia distribución de ministerios, funciones o servicio, magnificando la unidad del Espíritu.
Las actividades (energemata) son variadas, pero es el mismo Dios (theos), en y a través de
la iglesia operan diferentes fuerzas que producen diversos resultados, formas en que Dios
obra, pero nunca contra mí mismo.
No se ve ninguna intención paulina de distinguir entre carismas, ministerios y operaciones,
pues no se explicaría la enumeración desordenada que hace en 1 Cor. 12:8-10. Es más
acertado creer que los tres nombres son sinónimos y que presentan los carismas bajo aspectos
diversos7.
Carisma es utilizado 16 veces por pablo y una sola vez por Pedro, de lo cual podemos deducir:
Don concedido por Dios para realizar la antigua alianza, Rom.11.29 (fidelidad divina9. para
vivir la vocación cristiana en su conjunto, 1 Cor.1:7
 gracia santificadora, por la redención con sus efectos, Rom.5,15-16, 6;23.
 gracia sacramental de la consagración, 1 Tm.4:14, 2 Tm.1:6 (ordenación).
 específicamente a los carismas, 1 Cor.12:1-14.
 gozo al compartir la misma fe, rom.1.11.
 salvación de un peligro, 2 Cor.1;11.
 en cuanto al matrimonio o celibato, 1 Cor.7:78.
Podemos concluir por lo menos en cuatro puntos que serían básicos con respecto al empleo
del termino carisma:
 un hecho extraordinario como los dones de milagros y curaciones. (curador).
 un hecho, que, sin ser necesariamente milagroso, ni conferido por un sacramento,
ni estar relacionado con un cargo, MUESTRA EL PODER DEL ESPIRITU, como
la profecía. (profeta).
 una gracia concedida a alguien CON VISTAS AL BIEN COMUN, como el
ministerio o gobierno (ministro).
 cualquier gracia, especialmente si presenta algún rasgo notable. (MISTICO)9.
B. EL DON DE DIOS: DOREA

7
LOS CARISMAS EN LA IGLESIA. EDICIONES SECRETARIADO TRINITARIO, 1976 SALAMANCA
8
LOS CARISMAS EN LA IGLESIA. EDICIONES CRISTIANDAD, 1984. MADRID.
9
LA EXPERIENCIA DE LOS CARISMAS. COLECCIÓN NUEVO PENTECOSTÉS, EDITORIAL ROMA, 1979.
Jesús pone de manifiesto su naturaleza a la mujer Samaritana: si conocieras el Don de Dios,
(Jn.4:10). La palabra Don, dorea, implica la idea de regalo, es decir "un don sin ataduras".
Aquí don es un término real, usado para los beneficios de un rey o de un hombre rico. En el
libro de los hechos siempre se refiere al Don del Espíritu Santo. Él es esa clase de Don10.
Aparece 11 veces en el Nuevo Testamento; Jun.4:10, Hch.2:38, 8:20,10:45, 11:17,
Rom.5:15,17, 2 Cor.9:15, Ef.3:7, 4:7, Heb.6:4, donde realza la naturaleza sobrenatural del
don, al grado de describirlo como inefable el don de Dios. No hay distinción de razas pues
es el mismo don que recibieron los gentiles en casa de Cornelio. Y se les reprocha la actitud
apostata de aquellos que probaron del don celestial y no les importo voltearle la espalda a su
benefactor.
C. DONES MINISTERIALES: DOMA.
En cuatro ocasiones aparece la palabra doma traducido al español como dadiva o don, en
Mat.7:11 y Lc.11:13 donde contrasta el proceder de malos padres que saben dar buenas
dadivas a sus hijos, cuanto más Dios como Padre celestial dará el Espíritu Santo a los que se
lo pidan. Ef.4:8 es más significativo al realzar el don como fruto de la victoria de Cristo, el
dio dones a los hombres, a los antrophos como género humano.
Luego Pablo le aclara a los de Filipos, Fil.4:17 que su preocupación no radica en la búsqueda
de una dadiva o regalo humano, pues ha aprendido el secreto de vivir gozoso cualquiera sea
su situación.
Los dones ministeriales (doma) denominados ministerios primarios, son cinco enumerados
en Efesios 4:11
APÓSTOL
PROFETA
EVANGELISTA
PASTOR
MAESTRO
Resulta evidente que, a la luz de estas nominaciones sobre dones y ministerios, no se le da la
primacía a los cinco ministerios, si no, se refiere a una designación en orden de los eventos
que atañen a la iglesia.
La diversidad de dones no destruye la unidad, se ve amenazada cuando una función se trata
de imponer sobre las demás. No se puede derivar de los listados de Pablo, una especie de
jerarquía de dones, de acuerdo a la cual ciertos dones serian calificados como más necesarios
o dignos que otros. La aplicación de esta palabra (dones) a las diversas funciones que

10
COMENTARIO BÍBLICO BEACON, TOMO VII P.73.
contribuyen a la edificación de la comunidad cristiana y al cumplimiento de su misión, es
una contribución original del apóstol Pablo.
El llamado al ministerio
La necesidad de un llamamiento divino se puede establecer por analogía de los hombres de
Dios registrados en el Antiguo Testamento. Cada uno de ellos asumió su responsabilidad
bajo la convicción de que Dios se la exigía, ejemplo de ellos son; Moisés, Samuel, Isaías,
Jeremías o aun Amos, encontramos que difieren entre sí en perspectivas, temperamento y
talento natural, pero tenían en común y se constituía en un baluarte inexpugnable en contra
de los desalientos y las decepciones inherentes a su tarea; una experiencia vivida de
llamamiento divino.
Moisés lo experimento en la zarza, Samuel con la voz audible que le llamaba, Isaías en la
visión y Amos cuando afirmo: Pero el Señor me tomo cuando pastoreaba el rebaño, y me
dijo: Ve, profetiza a mi pueblo Israel, (Amos 7,15). Entonces deducimos que si los que
anunciaban la promesa necesitaban ser llamados de Dios, con cuanta más razón los que
proclaman la buena nueva.
Hoy se designan posiciones ministeriales más con funciones administrativas que hacen que
la iglesia se rija con principios empresariales, una amplia gama de departamentos y un pastor
administrativo en cada área, lo que desvirtúa aquel misticismo por el llamado divino.
En el contexto nuevo testamentario se evidencia la existencia de un llamado, manifestando
una intervención activa del Espíritu Santo; en el apartadme a Bernabé y a Pablo (Hch.13,2),
"en medio de la cual el Espíritu Santo os ha puesto por Obispos para pastorear la iglesia de
Dios (Hch.20,28).
Algunos anteponen el fruto ministerial como garantía de un llamamiento; Spurgeon
exclamaba:
"es para mí una maravilla el que haya hombres que se hallen a gusto predicando año tras
año sin lograr una conversión. ¿no tienen entrañas...? ¿carecen del sentimiento de
responsabilidad? ... ¿o tienen la creencia de que Pablo planta, Apolos riega y Dios no da
aumento alguno? ¿son estos hombres de Dios? Seguramente valdría mas ser rastrillo de
lodo o escoba de chimenea, antes que hallarse en el ministerio como un árbol enteramente
infecundo. ...pero el hombre miserable que ocupa un pulpito y no glorifica a Dios haciendo
conversiones, es un cero social, un borrón, un mal de ojos, una calamidad. Hermanos, si el
Señor no os da celo por las almas, dedicaos a cualquiera cosa que no sea el pulpito; tomad
el banco del zapatero o la cuchara del albañil11.
Esto marco una época en el pentecostalismo; el mostrar celo por las almas era evidencia del
llamado, y más específico al Evangelismo, aun cuando el mismo Noé se hubiera sentido
abochornado por tal fracaso de tan grande responsabilidad.

11
C. H. SPURGEON. Discurso a mis estudiantes. EL PASO. CASA BAUTISTA DE PUBLICACIONES, 1950. pp.51-
52.
Para T. S. Nee12, la actitud de los obreros cristianos hacia los asuntos financieros será muy
buena indicación, si han sido comisionados por Dios o no. Lo principal es encargarse de la
obra y Dios se encargará de tu sostenimiento.
"Un ingreso fijo no cultiva la confianza en Dios ni la comunión con él; pero la dependencia
total del Espíritu Santo, si lo hace... si un obrero recibe del hombre un salario determinado,
la obra producida nunca puede ser puramente divina".
Servir así ha provocado escasez de obreros en medio de misiones económicamente solventes
que bien podrían sostener a más de uno. O peor aún aquellos que rompieron todo nexo con
la oficialidad de la iglesia y ellos administran todos los ingresos sin rendirle cuentas a nadie,
pues no son asalariados. Esta afirmación ha generado sentimientos de grandeza en aquellos
que ven la posibilidad de un mega templo en medio de una sociedad sedienta de ídolos, y
terminan igual que el Fariseísmo ennobleciendo más al templo que al creador.
Si existe un llamamiento divino, y si este es esencial, entonces debe haber una manera de
saber si Dios te está llamando para este ministerio o no. Debe haber ciertas evidencias bien
definidas para indicar que Dios te está llamando a servir. Los siguientes criterios podrían
servir como evidencias que atestigüen la realidad de la vocación divina para el ministerio, en
lo particular13.
El deseo, un anhelo de emprender dicha obra; desinteresado y persistente.
Un deseo por el ministerio, tal cual lo describe la palabra.
Una valoración real de las oportunidades existentes.
Una convicción persistente del deber de servir, expresado como una carga.
Imperativo, no como una preferencia particular, sino un don de lo alto.
Un sentido ineludible de obligación, por impacto del Espíritu Santo.
Una serie de evidencias de índole externa, siendo guiado y formado.
Circunstancias y acontecimientos que han desarrollado un carácter de servicio.
Habilidades naturales, sueños, visiones y propósito al servir.
Un sello de aprobación sobre el esfuerzo a cumplir con el llamado.
Un celo genuino por ser hallado fiel, responsable de la vocación.
Testimonio y opinión favorable de hermanos en la fe.
Cuando el Espíritu llama, comunica este hecho a otros hermanos.

12
WATCHMAN NEE. LA VIDA CRISTIANA NORMAL, pp.173-175.
13
CRANE. Op.cit. pp.45-48.
¿qué opinan otros del deseo suyo por servir?
Vigencia de los cinco ministerios
La palabra escrita, la BIBLIA afirma la constitución de las cinco funciones, de los talentos
en hombres dotados por la gracia divina, el párrafo de Efesios 4:7-16 sienta las bases de
funciones ministeriales. No son intrascendentes, sino de funciones reales, los cinco.
Lastimosamente los hombres que promovieron el pentecostalismo en nuestro medio
introdujeron pequeños cambios en la percepción del oficio y la función ministerial que lejos
de ennoblecer el oficio lo ha hecho más distante del pueblo. Luego vino el
Neopentecostalismo e hizo de la labor de servicio una tarea para expertos en marketing de
crear expectativas y desafiar a la gente a soñar y luchar por sus sueños, de salir de la pobreza
y emprender grandes hazañas, eso sí en el nombre de Dios.
La tradición ha querido soslayar la palabra de Dios con sesgos queriendo aceptar unos
ministerios y descalificando otros. El evangelio es universal, no caigamos en la tentación de
adecuarlo a nuestra necesidad regional o ponerle bases humanas.
Algunos defienden su oficio o modo de vida, pues dependen de ello para sobrevivir, aunque
tengan que descalificar a otros. Lo del llamado a tiempo completo es más administrativo que
divino, Pablo costeaba sus viajes con la labor de sus manos. Algunos no son Apóstoles sino
gerentes generales de una corporación misionera, es decir su función apostólica en si dista
mucho de la envergadura de su nombre, una labor de sacrificio y de entrega, de aflicción y
de zozobra, nada que ver con los apóstoles contemporáneos.
Una pregunta que sigue vigente al hombre moderno es ¿quién te enseño? (Gn.3:11), puede
ser un Barjesus pervirtiendo el Evangelio (Hch.13.8) o un ángel (Gal.1,8), la desviación va
encaminada a extraviar, no al incauto sino al más avisado. El más sutil de todos los
argumentos es la ignorancia, a la iglesia le hacen falta los beneficios ministeriales en su
percepción más cristalina. Creer que estamos completos y no tenemos necesidad de algo más,
es caer en el plano de la autosuficiencia, donde esconder nuestra falta de madurez. Aun así,
este no es un argumento que valide la vigencia de los ministerios, sino una necesidad latente
que los justifica, eso nada más.
Al final que un determinado talento o una función permanente o temporal, sea genuinamente
un don o un carisma del Espíritu, se muestra al ejercitarlo como un servicio de amor
incondicional a la edificación de la iglesia, su unidad, y el cumplimiento de su misión en el
mundo.
Tal afirmación se acentúa cuando a la muerte del Líder le sobreviene la dispersión del
movimiento. Algunos han colocado estratégicamente a su familia en puestos claves para que
sea un baluarte y no se desplome en su totalidad el imperio de su reino. La gente está ávida
de ídolos y encuentra en estos líderes carismáticos la expresión de su alter ego, deificándolos
y siendo como dependientes de sus órdenes y terminan casi endiosándolos.
El oficio ministerial
En el vocabulario eclesiástico lleva una connotación negativa, LAICO , pertenece al
vocabulario monacal y designaba el escalón más bajo de la jerarquía social de los conventos;
se decía del monje o religioso no ungido de las ordenes sagradas o sacerdocio, indica el grado
de preponderancia, que durante siglos ha tenido lo religioso sobre nuestra cultura,
conceptualizando la realidad indisoluble de institución y ministerio14.
Los laicos en el Neopentecostalismo son el elemento de atracción hacia los grupos
organizados, el pentecostalismo ha probado que el líder es lo que atrae a gente y no la
denominación. El Neopentecostalismo enseña que no es cuestión del "hombre" sino el
"oficio" o "ministerio" que desarrolla, una iglesia carismática con líderes espirituales
carismáticos, y aquí ellos enseñan la función de los cinco ministerios en el cuerpo. Si esto se
logra, la estructura organizacional no será caracterizada por la personalidad de sus líderes
espirituales, sino por el servicio de todos sus miembros15.
Se dieron corrientes teológicas que armonizaban con el ministerio, el asunto de la autoridad
y sumisión, el maestro o pastor tenía la posición de mando y el discípulo la obligación de ser
sujeto y consultar antes de tomar decisiones. Empezó a desvalorizarse la idea de la
preparación en los seminarios o institutos bíblicos, para que, si el pastor estaba discipulando.
La influencia de literatura de Watchman Nee, de la Iglesia Cristiana Normal, con normas
organizacionales despertó interés en que no debería haber congregaciones aisladas, sino que
cada Pastor es un anciano de esa localidad, acentuando la línea de autoridad ministerial y
cobertura.
Hoy hemos llegado al otorgamiento de doctorados como prebenda a aquellos Ministros de
trayectoria y reputación que previo a presentar un trabajo de tesinas, reciben casi a manera
de canonización. Fomentando la tendencia exclusivista y de idolatría, suplantando dones
ministeriales con oficios jerárquicos, algo habría que agregar al respecto de la piratería de
oficios eclesiásticos que desestiman la labor de aquellos que tras un largo camino logran un
doctorado matriculándose en una universidad.
El propósito de los ministerios
En Efesios 4:12-16 Pablo describe el propósito para el cual Cristo ha dado estos ministerios
a la iglesia. Se pueden distinguir cuatro dimensiones del propósito16.
(a). Primero, estos, ministerios son dados para edificar o construir el Cuerpo de Cristo, v.12.
Tres frases que dan la impresión de que el apóstol tuviera un propósito triple en mente;
1. para perfeccionar (katartismos, Lit. una adaptación o equipar) a los santos.

14
PEDRO LUIS ALONSO. EN EL NOMBRE DE LA CRISIS. ARTEMIS Y EDINTER
15
SAMUEL BERBERIAN. Dos Décadas de Renovación. EDICIONES SA-VER. Tercera Edición, 2002
16
BEACON, Los Ministerios Enumerados. TOMO IX, pp. 223-227.
2. para la obra del ministerio (diakonia).
3. para la edificación del cuerpo de Cristo.
(b). Segundo, estos dones ministeriales son dados para producir madurez, v.13
Una vez más Pablo usa tres frases, cada una de las cuales es introducida por la preposición
eis.
1. los medios para alcanzar la madurez; la unidad de la fe y el conocimiento pleno.
2. la realidad de la madurez; un varón perfecto; hombre maduro.
3. la medida para determinar la madurez; la estatura de la plenitud de Cristo.
(c). Estos ministerios son dados para asegurar que haya estabilidad en la iglesia, v.14
1. No se deja zarandear; para que ya no seamos niños, suplir la incapacidad para confrontar
la doctrina y el engaño de los hombres, "sacudidos por cada soplo fresco de enseñanzas",
NEB.
2. Practica la verdad. Proveer un ministerio fiel de predicación y enseñanza. No con
astucia, estratagemas para engañar a otros, ni con artimañas (Lit. juego de dados), poniendo
trampas.
(d). Estos ministerios son dados para hacer posible un crecimiento en Cristo, v.15-16
1. siguiendo la verdad en amor, en términos de hablar y actuar, vivirla.
2. la analogía del cuerpo; bien compuesto y ajustado. (N.T. Besson).
Si reina la armonía el crecimiento es seguro, en la actividad propia de cada miembro.
En resumen, Pablo ve la unidad de la iglesia en términos orgánicos, no organizacionales.
Cuando hay unidad, participa cada miembro y es estimulada por ministros fieles, la iglesia
crece, en simetría y belleza, y hace que un mundo de inconversos se maraville.
Cinco oficios ministeriales
Jesús es el modelo para todo ministerio que Dios ha delegado en el cuerpo de Cristo, los
dones son el espíritu obrando a través nuestro, en un ministerio Cristo está fluyendo en
nosotros mismos, su unción en la faceta ministerial. El ministro es la persona designada por
Dios para capacitar a los santos. El ministerio son las ayudas que bajo su dirección colaboran
con la visión para que se lleve a cabo la obra ministerial, imposible de realizar por una sola
persona.
A. EL MINISTERIO DE MAESTRO.
Titulo usado en referencia a Jesús, 45 veces es llamado así en los evangelios, generalmente
por sus discípulos (alumnos o estudiantes) con el cual reconocían su autoridad y liderazgo.
Jesucristo fue reconocido como maestro, el más prominente. "Nadie puede hacer las cosas
que tu haces; Maestro (Jn.3.2). Él era objetivo en su enseñanza. Generalmente enseñaba
sentado en a la barca, en el templo o igual en la hierba verde. La fuente de inspiración del
ministerio del Maestro es Cristo, He aquí yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe, y por
maestro a las naciones (Is. 55.4), este texto define a Jesús en una faceta de su ministerio más
fuerte, la de Maestro. Gran parte de su ministerio está encaminado a enseñarnos los principios
del reino de Dios. Cinco distintas palabras se utilizan en el idioma griego para designar al
Maestro:

DEFINICIÓN
En el antiguo testamento el termino maestro puede referirse a menudo a un artesano, experto
en su especialidad (p.ej., Ex.36.4, 2 Cr. 2,7), en el nuevo testamento implica, un instructor.
En las sinagogas los maestros eran frecuentemente escribas o doctores de la ley (Lc.2,42,
Hch.5,34)17.
Maestro (didaskalos) se refiere a aquellos cristianos que tienen la habilidad de pasar
entendimiento del reino de Dios a otros, que hacen que la doctrina sea clara y funcional. El
maestro equipa al pueblo de Dios para que pongan las escrituras en práctica, imparten
entendimiento practico. Tiene la unción para exponer de una manera accesible, fresca y libre,
y hace edificante un tema bíblico, que transforma y restaura vidas.
No existe lugar para interpretaciones privadas o personales de las escrituras, ni para tomar
actitudes desafiantes o de superioridad, mucho menos para causar divisiones y controversias,
sino su fin es edificar la iglesia. El maestro (didaskalos) aparece en la iglesia de Antioquia
junto a los profetas (Hch.l3: l), Pablo en las postrimerías de su ministerio afirma haber sido
constituido como maestro de los gentiles en fe y en verdad (1 Tm.2,7, 2 Tm.1.11), a firmando
dos veces en ese orden "predicador, apóstol y maestro".
Al hablar del orden en que se edifica una iglesia, Dios ha designado, primeramente, apóstoles,
en segundo profetas, en tercero maestros (1Cor.l2.28), involucrando así mínimo tres
ministerios. Pero no designa a unos como primeros, sino, los que hacen milagros desplazan
a los pastores. Fuera de estas citas la función magisterial está implícita en la iglesia, pero no
es un ministerio que se pueda ver como el sustituto de la instrucción de la sinagoga judía.
FUNCIÓN MAGISTERIAL

17
NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO, op .cit.
La función magisterial es un liderazgo para crecimiento, hacer que la gente permanezca, traer
el señorío de Cristo a sus vidas; enseñaban a las multitudes...se les llamo cristianos
(Hch,11.26). El maestro debe tener un corazón abierto a la enseñanza, Apolos fue enseñado
por Priscila y Aquila (Hch.18,24-26).
Cada uno tiene la manera de ejercer el don de la enseñanza, pues la gracia es multiforme. Es
vituperable el nombre del Señor cuando la hacemos mal, la única manera es apegarnos lo
más posible a la palabra. Si Dios no da el mensaje, somos fuente sin agua y la palabra humana
no alcanza para entretener a las multitudes. La plenitud del mensaje está centrada en la
palabra. Es un ministerio cuyo objetivo principal es destapar el oído al pueblo por medio de
la enseñanza, desatando en los cristianos un amor por las escrituras, no solo por saber más
sino para ponerlo por obra18. Veamos algunos detalles del magisterio de Jesús;
1. Enseñanza con autoridad, Mr. l:2l-27 la diferencia entre un ministerio ungido y la
elocuencia de los escribas, se hizo evidente. El Señor Jesús tenia autoridad para enseñar, no
era un maestro común, había un poder especial en sus palabras. Sus frases calaban profundo
en sus corazones. Se maravillaban no solo de lo que decía, sino la forma en que lo decía.
2. Autoridad propia, no prestada, Mr. 1:27. No era un simple expositor de verdades textuales,
él era la autoridad que daba vida a sus palabras y no dependía de citar a maestros anteriores
como los escribas.
3. La autoridad no es convicción solamente, es comunión. 2Cor.4:l3. Con solo una palabra
echo fuera los demonios. Los hechos autenticaron la palabra.
Los ministerios o el ministerio de maestro no deberían ser individualizado, pues se tiende a
exaltar el ego. Jesús el maestro se le reconoce como maestro por lo que hizo y enseño (Jn.3.1,
Hch.1.2), enseñar, instruir, desentrañar la palabra para: hacerlos capaces para la obra del
ministerio No debemos ser arrogantes con nuestras opiniones y creencias pues la tarea va
encaminada a que:
OFICIO MAGISTERIAL
Pensar que la palabra de Dios no puede ser entendida por el pueblo hizo que la iglesia romana
se apoderara de la función magistral por siglos, hoy contar con una concordancia y algunas
nociones de griego y hebreo y una buena dosis de elocuencia es sinónimo de enseñanza. La
enseñanza se enfatiza al equipamiento, la utilidad, la idoneidad.
Escudriñar las escrituras no es citar varios pasajes paralelos o mensajes novedosos, significa
equipamiento, preparación. Estudiar implica responsabilidad, actitud reflexiva no afirmar
intempestivamente "El Señor me lo mostró", sino sobre la base de una evaluación consiente,
convicción y firmeza bien sopesada, esto equivale a no ser obstinados ciegamente en un
fariseísmo que se niega a reconocer al maestro.

18
COMENTARIO BÍBLICO DEL EVANGELIO DE MARCOS. EDITORIAL CARIBE.
Estudiar la palabra representa para algunos mordisquear la Biblia por aquí y por allá, sin
orientación y sin un carácter desarrollado para interpretar los comentarios de terceros. El
judaísmo rabínico produjo un personaje respetable como Gamaliel, es lógico que algunos
quisieran equipararse a él, se puede albergar una ambición legitima, pero si no se llenan los
requisitos o se quiere trepar alcanzando un reconocimiento inmerecido o solo para acentuar
lo esotérico, desconocido y misterioso19.
El magisterio de la iglesia y en la iglesia ha hecho separaciones congregacionales con
argumentos carentes de solidez. El maestro debe ser una persona seria, preparada, estudiosa,
analítica y entusiasta, con hábitos de lectura y una devoción ferviente. Ser maestro no
consiste en un reconocimiento en papel, o que nos traten como tales, tampoco nuestra
capacidad de impresionar con supuestas revelaciones de secretos o misterios, sino portador
de un mensaje claro y sencillo del evangelio.
En el listado de los dones: el que enseña en la enseñanza (Rom.12,7), luego; en la iglesia
Dios ha designado: primero, apóstoles; segundo, profetas; tercero, maestros (1 Cor.12,28), y
en el listado de Efesios 4:11, los maestros aparecen de ultimo y ligados a la frase, "a otros
pastores y maestros". La interpretación del don de enseñanza y el magisterio podrían hacer
distinciones, no obstante, las cinco palabras griegas aplicadas a la enseñanza arrojan luz como
para discriminar un oficio magisterial.
B. EL MINISTERIO DE PASTOR
Obviamente el cuadro del pastor con su rebaño se prestaba para el uso figurado, puesto que
la Biblia en parte procede de una cultura rural, pastoril y campestre. Al ministerio pastoral se
le exigen características muy especiales; es el más conocido de los cinco y está íntimamente
ligado al carácter y corazón del pueblo. El mismo Señor se identificó como el buen Pastor
(Jn.10.11), en el Antiguo Testamento reconocemos a Jehová como nuestro pastor (Sal.23,1).
Instituido para el cuidado de sus ovejas, estableciendo un vínculo de conocimiento y de
confianza en que seamos apacentados.
JEHOVÁ ES MI PASTOR
El mejor y más conocido de los salmos; en este caso la elección de las ovejas es atribución
exclusiva del Padre (Jn. l7.6,l0.29). ¡Es usted oveja! Es una comparación denigrante. ¡no son
tan inteligentes! Las ovejas son esencialmente torpes si se compara con los perros o los
caballos, parecen ser siempre pasivas, como aturdidas, indefensas en medio de tanta
violencia. Sin iniciativa propia, siguen al líder, dejan que el decida donde llevarlas. Este
cuadro seria patético sino fuera porque lo importante aquí es que JEHOVÁ ES EL PASTOR,
ser oveja es secundario. Conocer a Dios es prioritario, reconocerlo como pastor debe ser la
meta, tener el sello de propiedad, ser de su rebaño.
JESÚS EL BUEN PASTOR

19
COMENTARIO BÍBLICO HISPANOAMERICANO. Op.cit. p.152.
Reconocemos nuestra condición, somos ovejas extraviadas, fue el mismo Cristo quien vio a
un grupo de personas como ovejas sin pastor (Mr.6.34). Si el Señor se definió a si mismo
como el Buen Pastor, en su persona nos muestra las características principales, inherentes a
su ministerio:
Debe entrar por la puerta(Jn.10,27), un llamado genuino a servir.
Las conoce por nombre, se identifica con ellas .
Debe ir delante de ellas, no atrás empujándolas.
Enseñar a las ovejas a identificar a los extraños.
Dispuesto a dar su vida por las ovejas, aun en lo literal.
Jesucristo sigue siendo el pastor de almas de los cristianos (1 Pd. 2.25), el gran Pastor
(Heb.13.20) y el príncipe de los pastores (1 Pd. 5.4).
LOS PASTORES EN EL ANTIGUO TESTAMENTO
El descuido en los hombres en su tarea asignada ha sido el principal motivo del deterioro de
este ministerio, poniendo al descubierto áreas de la naturaleza humana. Sin embargo, la
promesa de Dios para un pueblo contrito es proveer pastores según su corazón que apacienten
el rebaño con conocimiento e inteligencia (Jer.3,l4-l5). No existía el misterio pastoral como
tal, sino, gobernantes del pueblo de Dios, Israel. Así como el profeta es llamado atalaya, los
líderes de Israel son llamados pastores, personas como; los reyes, los sacerdotes y los levitas.
Estos en conjunto son acusados de serle infieles al pueblo de Dios en Ezequiel 34
No han apacentado los rebaños, v.2
Se han preocupado de ellos mismos, bien vestidos y alimentados, v.3
No han tenido compasión de las débiles, v.4
No han curado a la enferma, v.4
No han vendado a la perniquebrada, v.4
No han hecho volver a la descarriada, v.4
No han buscado a la perdida, v.4
Dios promete buscar el mismo sus ovejas y velar por ellas (34:11), les recrimina a los líderes
(pastores) que menosprecian el rebaño y les atribuye la responsabilidad. Hay un clamor, una
reflexión de Jerusalén sobre su desesperada situación y se lamenta al pensar que los pastores
han sido demasiado fatuos para reunir el rebaño dispersado (Jer.10.21), de tener una viña
pisoteada y destruida (Jer.12.10). El profeta Jeremías reúne toda su declaración contra los
reyes de Judá, acusándolos de malos pastores que han dispersado las ovejas (Jer.23.1),
llevando a la nación a una situación de ruina. Nótese que el termino Pastor en el antiguo
testamento a menudo se refiere al rey, pero a veces se amplía refiriéndose a los funcionarios
gobernantes en general20.
LOS PASTORES EN EL NUEVO TESTAMENTO.
A diferencia del maestro, el pastor es identificado con una sola palabra en el griego, POIMEN
y es el mismo sustantivo para designar a los pastores que cuidan las ovejas literalmente en el
oficio pastoral. El ministerio pastoral, esta instituido como un ministerio con la capacidad y
autoridad de velar por el rebaño; sus ovejas, es alguien que se mantiene atento con
responsabilidad del redil, principalmente de la puerta.
Ser pastor no es un puesto otorgado por el hombre, ni es como consecuencia de llenar ciertos
requisitos, es Dios quien elige y comisiona. No es tampoco un galardón o un premio, sino,
una responsabilidad delegada por Dios, de brindar cobertura como sinónimo de protección y
seguridad. No es un empleo a la manera del mundo, sino el Señor promete que pagara lo que
fuere justo (Mt.20.4). Es importante señalar que fueron los pastores de Israel que estaban
apacentando y vigilando el rebaño a quienes les fue anunciado la manifestación del Mesías
(Lc. 2.8), mientras el pueblo reposaba ellos velaban, después lo certificaron los
escribas(Mt.2.4), pero el privilegio fue primordialmente pastoral, cuando exclamaron,
pasemos a Belén y veamos la rema esta que Jehová nos ha manifestado(Lc.2.15).
El Nuevo Testamento menciona una sola vez al pastor en sentido literal y fuera de las
parábolas (Lc.2,8-10), resaltando la preocupación de Dios por los desamparados y olvidados
de la sociedad. La palabra pastor se usa una sola vez (Ef.4,11), para señalar al ministro de
una congregación, pero la palabra apacentar comunica el mismo concepto, sinónimo de
pastorear. De acuerdo con el uso neotestamentario del termino pastor, este tiene la misma
función en la iglesia que el Anciano (presbítero) o el obispo. Las tres palabras se refieren a
un mismo ministerio, sin embargo, algunos hacen distinción con el propósito de establecer
diferencias particulares en lo administrativo21.
El pastor tiene varios nombres en el Nuevo Testamento, es llamado Obispo, Presbítero o
Anciano y Ministro (Hch.20.l7-35). La iglesia no mostró ninguna señal de desarrollo de una
jerarquía eclesiástica, sino estaba representada en dos oficiales; el pastor y el diacono. Los
diversos movimientos filosóficos obligaron al cristianismo a definirse en su liderazgo,
basando su autoridad en la tradición preservada desde los días apostólicos, llegando a ser la
sucesión prueba de autoridad final, corrompieron la función pastoral y su naturaleza.
Empezó a hacerse común que, por causa de erudición, una personalidad fuerte o por madurez,
asumieran hombres no idóneos la función pastoral, empezó a delimitarse la función del
obispo (supervisor), de los presbíteros o ancianos, aunque fuera solo administrativamente, se
asumen títulos adicionales como Arzobispo (obispo gobernante o patriarca) ejerciendo
autoridad territorial y preparando el camino al papado sobre la iglesia. Siendo pragmáticos,

20
BEACON, TOMO IV. Op.cit.
21
NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO. OP.CIT.
el ministerio pastoral, como tal, su función no se delimita en la escritura, es más casi ni se
advierte, sino fuera por el sentimiento de que Jesús nos ve como ovejas sin pastor.
FUNCIÓN PASTORAL
La función pastoral se deduce de la visión del Señor a las multitudes como ovejas sin pastor,
de esa comparación, se ve que tuvo compasión de ellos y deponer gente con un nivel de amor
por encima del promedio, ¿Pedro, me amas más que estos?, apacienta mis ovejas, dirigir,
cuidar, darles de comer. La tarea se complica cuando al tratar de apacentar ovejas dóciles, se
pasa a pastorear personas pensantes con orientaciones diversas.
Mucho se ha discutido sobre el llamado al ministerio y espiritualizarlo al definir que si el
hombre te puso, vas a fracasar, pero si Dios te llamo, te va a sostener, y ante eso emergen
hombres intrépidos, congregacionalistas, improvisando una choza, denominada iglesia y el
cómo pastor. Pues pastor es el que tiene una oveja o tiene mil, la función no está supeditada
a la cantidad. Eso si las congregaciones grandes envían, nombran y legitiman al ministerio
pastoral amparados en su personería jurídica, otros en cambio capacitan a la usanza antigua
romana, clasifican al conglomerado en ministros y laicos, no pudiendo realizar un bautismo
o una boda sino eres ordenado.
Los ministros han llegado a ser una clase privilegiada sobre la iglesia y sobre las leyes del
país, que han desarrollado un mal para la iglesia; la idolatría y la segregación. Es más, algunos
se han erigido como Padres espirituales; así como hay un padre biológico (cuerpo), hay un
padre creador (espíritu), el pastor es padre y guía (el alma), abonando más la autoridad y el
ego ministerial.
Pero hay otros factores más profundos que contribuyen a esta situación, la conversión a la fe
evangélica ha significado la ruptura de los vínculos familiares porque se interpreta como una
ruptura a la lealtad familiar y las exigencias del nuevo grupo al converso y propicia una
familia sustituta. Un ambiente donde se rompe el vínculo familiar del converso con su antigua
familia y el sentido de solidaridad, donde religión y familia son antitéticos y se abren brechas
mutuamente excluyentes.
Teoría que no encuentra oposición, pues nuestra cultura es de influencia romana. En la
antigüedad la comunidad se sentía desprotegida sin la presencia de la paternidad religiosa.
La sociedad religiosa es envolvente, incluye el medio ambiente y los sucesos más importantes
de la vida; nacimiento, bautismo, nupcias, funerales, todos ellos condicionados por el factor
religioso y social. Por ejemplo, en el siglo XIII el papa Inocencio III dijo:
"Así como el creador del universo estableció dos grandes luminarias en el firmamento, la
mayor para que presidiese sobre el día, y la menor para que presidiese en la noche, así
también estableció dos grandes dignidades en el firmamento de la iglesia universal... La
mayor para que presida sobre las almas como días, y la menor para que presida sobre los
cuerpos como noches. Estas son la autoridad pontificia y la potestad real”22.

22
JUSTO L GONZALEZ. COMENTARIO BÍBLICO HISPANOAMERICANO. HECHOS. p.73.
En Mateo 23,9 Jesús recrimina el proceder fariseo que hace al hombre ambicioso de ser
honrado por los demás, exigiendo reverencia, con fuertes discursos para sostener sus
aseveraciones. Esa actitud es la que Cristo condenaba, no está dando reglas precisas a cerca
del empleo de términos técnicos, pero si al espíritu de orgullo farisaico.
C. EL MINISTERIO DEL PROFETA (4396)
Cuando se menciona al profeta, se termina imaginando a una persona más grande de lo
normal, alguien con una espiritualidad fuera de serie, con una visión de rayos equis que
descubre lo feo y pecaminoso del caminar humano. En el antiguo testamento ese era el oficio
del profeta, un vocero de Dios, confrontando reyes y naciones enteras, pero la culminación
de este ministerio lo vemos en Cristo, la máxima expresión del profeta, un hombre sin
extravagancias, ni fastuosidades.
El ministerio del profeta en el nuevo testamento es vital para la iglesia, en su conjunto, con
los otros ministerios para perfeccionar a los santos y obviamente es una tarea titánica que
hace necesario el esfuerzo de los cinco.
El profeta es "aquel que da a conocer el consejo de Dios con la claridad, la energía y la
autoridad que dimanan de la conciencia de estar hablando en nombre de Dios, y de haber
recibido directamente de el un mensaje que entregar..."23. No es principal sino
incidentalmente uno que predice cosas futuras, siendo más bien uno que ha sido enseñado de
Dios y que da a conocer su voluntad (Dt.18.18, Ez.2, 1 Cor.14.3).
¿QUE ES UN PROFETA?
Un intérprete o vocero de Dios; uno por medio de quien Dios habla; uno que habla por
inspiración divina. Es la persona mediante la cual Dios da a conocer su voluntad y propósito
(Hechos 3: l8), para una nación, objeto o persona en lo individual, por el hecho de ser voceros
de Dios se les llego a denominar "hombres de Dios", que estaban en presencia continua de
Dios, quien les manifestaba aun en asuntos triviales como en el extravío de unas asnas (1
Samuel 9.20), pero en la gran mayoría de casos, transmitieron mensajes con relación a vivir
en armonía con la voluntad de Dios.
El sentido exacto de la palabra hebrea "nabí" es incierto, la septuaginta emplea un término
equivalente prophetes; compuesto del verbo femi, "decir", el prefijo pro y la terminación tes,
que no se relaciona con predecir el futuro, sino, hablar en lugar de otro. Se evidencia en la
resistencia de Moisés que, por su poca facilidad de palabra, se designa a Aarón, su hermano,
que hablara en lugar de Moisés. Amos rechaza el título nabí pues se le aplica
peyorativamente, Jeremías se reconoce como profeta y lo hace también Ezequiel (2:5), El
nombre "profeta" se aplica también a Abraham (Gn.20,7), Aarón (Ex.7,1), María (Ex.15,20),
Débora (Jc.4,4). Isaías no se lo atribuye, aun cuando lo aplica a su esposa, "la profetisa”,
(8:3).

23
J. M CRANE. EL SERMON EFICAZ, p.35
En un principio, el adivino (Is.3:2, 1Sam. 6:2) era útil, un recurso a la par del profeta, pero
se va marcando la diferencia (Jer.29:8, Miq. 3;7), se rechaza en bloque al profeta y al soñador
de sueños con sus prácticas sediciosas (Dt.13:1-5) y se considera una práctica abominable,
la adivinación y la necromancia(Dt.18:9-12). El desarrollo profético cobra auge en la figura
de Samuel, quien es vidente, sacerdote y juez (1Sam.3:20). Moisés representa por
antonomasia el ideal de profeta, interprete y transmisor del mensaje divino24.
FUNCION PROFETICA25
La función profética primordial es la proclamación de la palabra de Dios, llamar al pueblo al
arrepentimiento y a la conversión, algunos manifiestan dones especiales de clarividencia y
percepción del futuro. Se les han atribuido como propios o inherentes al profeta ciertos dones
como el profetizar, el discernimiento de espíritus, la palabra de ciencia y de sabiduría,
pasando por alto la experiencia pentecostal, donde el Espíritu se derrama sobre toda carne,
es decir, no es prerrogativa exclusiva de los profetas el tener ciertos dones. El primer hombre
que se menciona con una función profética, es Enoc (Judas 14-15), la palabra se le aplica por
primera vez a Abraham (Gen. 20.7). Dicho patriarca no se caracteriza por predecir el futuro
públicamente. Con la designación de Moisés, la función profética es más definida, al ver a
Aarón como su vocero ( Ex.4.l6, 7.1-2), apoyándose continuamente en él. Una vez instaurada
la monarquía en Israel, aparece una línea profética hasta la muerte de Juan el Bautista.
Su función sirvió de atalayas en cuanto a mantener la verdadera adoración al Dios de Israel
y de censura a reyes y gobernantes que desviaban y corrompían al pueblo, pero también para
fortalecer al justo y señalar el camino de la restauración a los descarriados. Igual de
importante era su función de intercesores a favor del pueblo, la nación o del rey, tal
desempeño les acarreo oprobio, sufrimiento, maltrato físico y la muerte.
El profeta verdadero nunca profetiza con la única finalidad de satisfacer la curiosidad
humana, o de promoverse vaticinando augurios de paz y prosperidad. Su profecía está regida
por la voluntad y propósito divino para esa circunstancia o condiciones existentes, algunos
sucumbieron a esa tentación y desobedecieron, apostatando (Is.28:7, Jer.23:11).
EL LLAMADO A SER PROFETA
Dios escogió a sus profetas, (Jer.1:5) algunos no estuvieron dispuestos a cumplir su misión,
otros su nombramiento fue por delegación, como en el caso de Eliseo y Elías, aun otros
osaban entrar por iniciativa propia al ministerio. ¿Qué acontecimientos tomaba en cuenta
Dios para levantar a un profeta?
Ciertamente el Señor Dios (Jehová) no hace nada
Sin revelar su secreto a sus siervos los profetas. Amos 3:7

24
INTRODUCCIÓN AL ANTIGUO TESTAMENTO.
25
MARCO A RAMOS. COMENTARIO BÍBLICO HISPANOAMERICANO. EPISTOLAS PASTORALES. OP.CIT.
Por un profeta el Señor hizo subir a Israel de Egipto
Y por un profeta fue guardado. Oseas 12.13
Desempeñaron un papel vital en los planes de Dios para su pueblo, dando pruebas fehacientes
del cuidado de Dios sobre los suyos. Se piensa y se recalca en una persona bien reconocida
y de que haya consenso para catalogarle como tal, y de revelaciones que no atenten contra el
canon de la palabra.
Debe reunir características que podrían resumirse en "un llamado especifico y personal de
Dios"(Jer.1.4-19; Is.6; Ez.1-3; Os.1.2; Am.7.14-15); la conciencia de Dios en la historia; la
valiente confrontación de reyes, sacerdotes o pueblos con las demandas y el juicio divino, el
uso de medios simbólicos y de expresión y el ejercicio de una función intercesora o sacerdotal
ante Dios26.
LAS CREDENCIALES DEL PROFETA
Si bien es cierto que hay elementos esenciales que distinguen al verdadero profeta, según la
ley dada a Moisés, resaltan algunas;
Las predicciones se cumplirán(Dt.18.20-22).
Sus profecías fomentaran la adoración verdadera, no la idolatría. (Dt.13.1-2).
Jamás alterara los estatutos y mandatos divinos(Dt.13.3-5).
Aun así, el usar el nombre del Señor en vano (Ex.20:7) y que la predicción se cumpla por
coincidencia, era calificado como una prueba para medir el nivel de amor del pueblo para
con Dios (Dt.13;3). No era necesario tampoco esperar años o generaciones para ver el
cumplimiento de la profecía y determinar la validez del profeta, simplemente, si su mensaje
contradecía las normas y la voluntad de Dios, lo evidenciaba peor aún, contratarlo para que
profetizara paz en un tiempo de franca desobediencia o venderse como Balaam, es un asunto
sumamente contradictorio en el profeta de Dios. Es muy oportuna la medida que le pone
Jesús, "por sus frutos demostraran ser obradores de maldad" (Mt.7;15-20).
El que pregona las buenas nuevas de salvación, guía a los incrédulos al conocimiento del
Señor y establece nuevas congregaciones. Todos debemos ser predicadores, pero el don de
evangelista es particularmente para algunos. La labor encomendada a Timoteo (II Tm.4:5)
no se está haciendo referencia a la "obra de evangelista" como cargo, sino como función, aun
si como el contexto lo sugiere, este no fuera su don natural. Diferenciándolo del don de
evangelista con "el don de Dios que está en ti"(II Tm.1:5), en este caso Timoteo no tenía el
don natural sino que le fue dado por imposición de manos27. (26).
Nombre dado a aquellos que sin ser apóstoles fueron heraldos de la salvación por medio de
Cristo. (27) El marco tradicionalista ha hecho que este ministerio puesto al mismo nivel que
los cuatro restantes, experimente un distanciamiento nominal, un auge parcial al dedicarlo

26
NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO. OP.CIT. D. EL MINISTERIO DE EVANGELISTA
27
NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO. OP.CIT. CARACTERÍSTICAS
exclusivamente para tareas extra, "salvar almas". Basta recalcar que en el listado de Efesios
aparece solamente precedido por apóstoles y profetas, es decir, justo en el punto medio,
querer encasillarle en la salvación de almas es asignarle una función parcializada y alejada
de toda realidad. Es más, el problema está enraizado a tal grado que el Evangelista esta
compenetrado de esa función; arrebatarle almas al enemigo.
Esta distorsión del evangelista nos ha llevado a cambio en las funciones de predicación,
evangelismo y enseñanza, como método de encasillar la tarea evangelistica en una propia; el
evangelismo. Durante décadas este ministerio se dedicó exclusivamente a la predicación
fervorosa, siendo su fuerte las "grandes campañas" y llego a ganar notoriedad, a tal grado de
anhelar ese ministerio, pues en esa época no se oía hablar de apóstoles, sino predicadores
famosos, rutilantes.
LA GRAN COMISION
Describimos el llamado a hacer discípulos, y terminamos discipulando a gente que no está
comprometida con Dios. No está hablando propiamente solo de la actividad discipuladora
(Mr.16:15 Id... y predicad el evangelio a toda criatura...), sino evangelizar, predicar. La
iglesia es el cuerpo escogido de personas a quienes Dios ha llamado para que lleven el
mensaje de salvación a todos los habitantes del mundo, delegarlo exclusivamente a unos
cuantos evangelistas, sería un fracaso.
Empero, bíblicamente no había planes o programas de Evangelismo en la iglesia recién
fundada por Cristo en Jerusalén, para alcanzar multitudes o ganar la nación para el
cristianismo, sino un pequeño grupo de hombres, quizá para un trabajo más efectivo. Es más,
ese mismo mensaje se llevaba al campo o la ciudad, al rey, gobernante, soldado romano, o al
gentil, que marca un distanciamiento con el neopentecostalismo actual.
MIRADA RETROSPECTIVA
La iglesia ha estado inmersa en la historia pasando por una época medieval que hace que
todavía este saturada de enseñanza religiosa y cultural de la iglesia romana, ¿cómo se da el
evangelismo en esta época? No hubo evangelismo, sino, una iglesia clandestina que retoma
la visión, pero que luego se reacomoda a un programa de crecimiento. Se deben corregir
abusos y errores de la iglesia y retomar elementos básicos y necesarios del evangelismo para
edificación.
El giro ecuménico de la iglesia católica ha permeado la identidad evangélica que se sostenía
por la constante oposición protestante. Mucho evangelista se caracterizaba y era más notorio
cuanto más colérico y anticatólico se mostrase.
El propósito de Jesús no giraba sobre establecer iglesias, ya había instituciones religiosas, el
aprobó y participo de algunos proyectos de la sinagoga, el promovió el evangelismo. El
predicador ha sido asociado con el evangelista. Jesús es el modelo, luego le sigue Juan el
Bautista, que anunciaba las buenas nuevas al pueblo. contextual izado el concepto que se
plasma en Efesios 4:11 asemeja su trabajo a misioneros, abriendo nuevos campos donde no
se ha predicado antes, pues en la lista le siguen los pastores y maestros como continuadores
de la obra edificadora.
La verdad es que solo tres veces es mencionado el nombre Evangelista en el Nuevo
Testamento28 (27); en el texto de Efesios 4,11, en Hechos 21,8 donde Felipe es un ejemplo
de alguien a quien se le llama específicamente Evangelista, predico en Samaria con inusitado
éxito, al Eunuco etíope, el espíritu le llevo a Asdod. Y cuando Pablo subraya y exhorta a
Timoteo a "hacer el trabajo de un evangelista y a efectuar plenamente su ministerio (II Tm.
4:5), si Felipe fuese el modelo estaríamos en franca desventaja.
D. EL MINISTERIO DEL APOSTOLADO
DEFINICIÓN
APÓSTOL, transcripción de la voz griega apostolos, derivada del verbo griego apostello
(enviar, despachar). Este verbo se distingue del verbo pempo (otro verbo que significa
"enviar") en que involucra la idea de ser enviado con un propósito especial o con una
autorización oficial. La palabra designa y describe a un representante oficial a quien se le ha
conferido una comisión con autoridad. El sustantivo se emplea en el Nuevo Testamento de
tres maneras distintas 29:
1. Designa a un "enviado", delegado o mensajero. En Juan13,16 la palabra no se transcribe
sino se traduce "enviado"; ni un enviado es mayor que el que le envió. En este sentido Cristo
es un apóstol de Dios (Heb.3,1). Epafrodito es un apóstol de los Filipenses (Fil.2,25, donde
apostolos se traduce "mensajero"), igual que en 2 Cor.8,23 Tito, compañero y colaborador,
apóstoles (mensajeros) de las iglesias y gloria de Cristo.
2. Designa a un miembro del grupo de los doce que Jesús selecciono en su ministerio.
3. Designa en sentido general a maestros y misioneros destacados, por ejemplo: Jacobo, el
hermano del Señor, Gal. 1,19. Bernabé, Hch.14,14. Timoteo y Silvano, 1 Ts.1,1, 2,6.
Andronico y Junias, Rom.16,7.
Es interesante notar que la palabra apostolos aparece 79 veces en el Nuevo Testamento y que
de ellas 68 se hallan en los escritos de Pablo y Lucas, mientras que en los de Juan no se
encuentra ni una. Pablo cita en primer lugar a los apóstoles entre los ministerios instituidos
en la iglesia (Ef.4,119 y afirma que ella esta edificada "sobre el fundamento de los apóstoles
y profetas"(Ef.2,20), su enseñanza permanece como el fundamento inalterable. En este
sentido no tuvieron sucesores. Evidentemente pablo hace una distinción en 1 Cor.15,5-7 entre
"los doce" (categoría 2) y "todos los apóstoles" (categoría 3).
Pablo en sus cartas se identifica desde el primer momento como apóstol, la credencial de
mayor valor en la iglesia primitiva. Es una identificación doble, pues tiene relación con su

28
CRANE. OP.CIT. p.36
29
NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO. Op. Cit.
persona y con su autoridad. Pablo, talvez como ningún otro predicador de la antigüedad, le
dio a la condición de apóstol la importancia más grande.
LOS DOCE. (categoría 1).
Nombre dado a los doce representantes escogidos y seleccionados por Jesús (Mt.10:2-4,
Mr.3:16-19, Lc.6:13-16). Escogidos luego de una noche de oración, después de una
convocación a sus discípulos, escogió, selecciono, eligió de entre ellos a doce. Con plena
responsabilidad, llamo a los que él quiso, no era un llamado impuesto o forzado, pues
vinieron voluntariamente a él, para enviarlos a predicar su mensaje, a quienes llamo por el
nombre de apóstoles, (Lc.6:13).
Jesús mismo dio el nombre a este grupo de doce, les puso sobrenombres, a Simón; Pedro, a
Jacobo y Juan; hijos de trueno (Mr.3:17), les llamo con el propósito definido de predicar y
les dio poder de echar fuera demonios, que los iban a caracterizar mas adelante. Algunos de
estos apóstoles habían sido discípulos de Juan el Bautista. Provenían de la clase trabajadora,
4 eran pescadores de oficio, 1 era recaudador de impuestos, otro miembro de un partido
político radical y violento. De seis de ellos no sabemos prácticamente nada. Todos eran
laicos. No había ningún predicador ni experto en las escrituras en el grupo. parece que 2 eran
primos de Jesús30.
De estos doce, hay tres pares de hermanos; Andrés y Simón, Juan y Jacobo, Felipe y Natanael.
Es de notar que la mayoría de sus discípulos los encontró en Galilea de los gentiles,
exceptuando a Judas Iscariote, de Judea (generalmente se interpreta como "hombre Heb. Ish
de Keriot-una villa de Judá. Si esto es correcto, Judas era el único de los doce que no era de
Galilea)31. Desde sus inicios empezó a edificar alrededor de un grupo de hombres fieles, que
vinieran a él, se formaran a su lado, conocieran su misión y continuaran su obra después. La
decisión de estos hombres en seguirle no fue apresurada, ni precipitada, sabían lo que estaban
haciendo.
Su designación como apóstoles vino sobre el segundo año de ministerio, no fue algo
repentino, sino, una selección cuidadosa. Debemos ser claros que los discípulos no veían el
apostolado como nosotros lo apreciamos hoy. Eran considerados por los líderes religiosos
como "iletrados y del vulgo", pero esta afirmación tiene más un carácter de menosprecio.
Solo tres de los doce disfrutaban una relación estrecha con Jesús (Pedro, Juan y Jacobo).
CARACTERISITICAS
Fueron seleccionados de entre un grupo grande de discípulos, pero con instrucciones
precisas, que iban a manifestar su disposición y obediencia, propone un énfasis preciso en su
misión, se necesita de una dotación de poder sobrenatural. En su misión y comisión no hubo
ritos, ni ceremonias misteriosas.

30
COMENTARIO BEACON. TOMO VII OP.CIT. pp.109-110
31
W.W.. WESSEL. COMENTARIO BÍBLICO DEL EXPOSITOR MARCOS. 2000. EDITORIAL VIDA, p.69
Existen cuatro listas diferentes, no concuerdan en su orden, pero si en sus nombres, para no
especular en la soberanía al elegir: tal como se presentan, se dividen naturalmente en cuatro
partes, Pedro encabeza la primera sección, Felipe la segunda, Jacobo el hijo de Alfeo
(llamado el menor en Mateo), la tercera, la última sección consta del nombre de Judas, se le
da el apellido de Iscariote y se le identifica con el hombre que traiciono a Jesús. En el primer
bloque aparecen los cuatro pescadores, aunque en diferente orden32:
FUNCION APOSTÓLICA
Ocupan administrativamente un puesto primordial en la congregación, aunque siempre se
apoyaron en otros "ancianos" que trabajaron con ellos en la supervisión, constituyen el
cuerpo directriz de la iglesia cristiana en expansión (1 Cor.12:28, Ef,4:11). Toda la
cristiandad les reconoció como los poseedores del don de Dios por medio del cual él dirigía
y decidía en el seno de la congregación (Hch.2:42), para ellos fue fácil asumir esa función,
pues tienen fresca la instrucción dada por el Espíritu con respecto al reino, (Hch.1:2-3), pero
esto dista del concepto de ministerio primario, pues no existe la idea de clasificarlo como tal.
Eso sí era un fundamento la doctrina, pero no hay prueba alguna de que algunos apóstoles
tuvieran la primacía sobre la congregación, como lo hizo creer la iglesia romana, para
sustentar la base de su primado en Pedro.
Las decisiones eran tomadas en conjunto; "los doce convocaron a la congregación" (Hch.6:2)
para elegir a los siete, "los apóstoles que estaban en Jerusalén... enviaron a Pedro y a Juan"
(Hch.8:14) a Samaria, podríamos deducir que actuaron como apóstoles de los apóstoles.
Pablo más adelante hace mención de los que "eran considerados columnas"(Gal.2:9), e
invierte el orden al mencionarlos; a Jacobo, Pedro y Juan.
REQUISITOS PARA EL APOSTOLADO
Es Pedro quien pone en evidencia que la sucesión apostólica llegaría a ser imposible. No
obstante, en esos días había dos hombres que llenaban esos requisitos. Matías fue el elegido,
para acallar cualquier duda, Pablo cita más adelante en 1 Cor. 15:5 que el Señor se les
apareció después de Cefas, a los doce, no once.
No eran apóstoles de la iglesia de Jerusalén, pues compartían por las casas y se reunían en el
templo de Jerusalén a orar. La discrepancia se acentúa cuando Pablo menciona que de los
apóstoles vio a Jacobo (no el hijo de Zebedeo, ni el hijo de Alfeo) el hermano del Señor
(Gal.1:19), ¿se le consideraba apóstol o era apóstol_ ver 1 Cor.15:7. no le llama Apóstol, si
no, por su nombre.
La mejor descripción de los requisitos y la función de un apóstol están en los versos 21 y22
de hechos 1, por lo menos así lo entendió Pedro. El que ocupara el lugar de Judas debería
haber estado asociado con Jesús desde su bautismo por Juan hasta su ascensión. La principal
función del apóstol implicaría ser testigo de la resurrección33.

32
BEACON, TOMO VII OP.CIT. P. 115
33
BEACON. TOMO VII. P.277
El discurso de Pedro gira alrededor de dos "necesidades"; en el verso 16 la traición de Judas
se introduce con la frase: "era necesario", y en el verso 21 la acción que Pedro va a proponer
se introduce con la misma palabra en presente: "es necesario". En vista de lo sucedido, hay
que nombrar a otro que tome el lugar de Judas.
El requisito es extraño e interesante, pues varios de los doce no "habían estado junto con
nosotros" todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre nosotros, comenzando desde
el bautismo de Juan. Los once trataron de mantener la estructura nombrando a otro para
sustituir a Judas, pero lo fundamental no es la estructura, sino su misión.
Hay otros modos en que el texto se relaciona con situaciones que todos conocemos en
nuestras iglesias. La vieja guardia, es decir, los que piensan que la estructura de la iglesia
siempre ha de ser igual y hasta tratan de buscar lideres cuyas experiencias y perspectivas sean
semejantes. La elección de otro como ellos es absolutamente imprescindible. Quien no haya
tenido las mismas experiencias, no tiene derecho a ser líder. Buscamos quien mejor se ajuste
a patrones, quien no rete ni amplié la visión de los que hasta ahora han mandado. Colocando
la organización por encima de la misión, salvaguardando estructuras que hasta aquí nos han
servido34. (33)

MATIAS, MINISTERIO Y APOSTOLADO

Durante su ministerio en Judea, escogió otros (heteros) 70 hombres(Lc.10:1) y los envió


(apostello,Lc.10:3) a las ciudades y aldeas de Judea. No conocemos el nombre de estos
hombres, pero debe notarse que habían suficientes seguidores de Jesús, para encontrar esa
cantidad de fieles que el selecciono personalmente, ¿son estos apóstoles también?. Les dio
detalladas instrucciones , parecidas a las de los doce.

Cuando Pedro sugirió que escogieran a uno de entre ellos para que ocupase el lugar de Judas,
fueron nombrados dos que llenaban los requisitos: José, llamado Barsabas, al que también
llamaban justo, y a Matías (Hch.1:23). Había una vacante ministerial, 120 en el aposento
incluyendo mujeres, en la elección reinaba la unanimidad y aun no eran llenos del espíritu,
salió un elegido para ocupar el cargo (v.20), ministerio y apostolado (v.25) y fue contado con
los once (v.26). Sin embargo su nombre ya no se menciona mas después de esta ocasión,
empero tampoco se habla de Mateo o Bartolomé. Tome en cuenta que la elección de Matías
se realizo no por la muerte de Judas, sino por su acción inicua, sino, a la muerte de Jacobo
(Hch.12:2) se hubiera realizado otra elección de sustituto.

34
COMENTARIO BÍBLICO HISPANOAMERICANO. HECHOS. JUSTO L GONZALEZ. PP.57-59
La declaración de "porque era contado entre nosotros" es un recuerdo patético del lugar de
privilegio que había perdido Judas. Contado es una voz compuesta griega, que se encuentra
solo en este lugar en el Nuevo Testamento. De hecho Judas era contado como uno de los 12
apóstoles. También había tenido parte en el ministerio de los apóstoles. Parte en griego
significa literalmente "suerte", y es la base del latin clerici del que proviene la palabra
"clérigo". Judas había sido nombrado por el Maestro mismo como uno de sus clérigos
ordenados. Sin embargo, había traicionado a su Señor.

Oficio (Hch.1.20), "cargo", "obispado" (en algunas versiones) es en griego episcope del cual
proviene "episcopal". Realmente significa "sobreveedor". Finalmente, este nombre fue
traducido Obispo al español y fue dado a los superintendentes de las iglesias. Probablemente
la mejor versión aquí sea "oficio" (Versión Revisada American Estándar), como aparece en
casi todas las versiones hispánicas.(34)

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-------------------------------

33.

34. COMENTARIO BÍBLICO BEACON, TOMO VII pp.276-277

Lo que Pedro propone es que otro tome "su oficio". El texto griego de los Salmos que Lucas
cita en el verso 20 se refiere a episkope. Esta palabra, "episcopado" quería decir antiguamente
"oficio"(RVR), "cargo" (VP, BA, BJ, NBE), o "supervisor". Sin embargo, con el correr de
los años fue asociándose con uno de los oficios de la iglesia cristiana, y fue surgiendo la idea
de que los obispos _los que ocupaban el "episcopado"- eran los sucesores de los apóstoles.
Este texto dio cierta base para ello, pues en el cargo de un apóstol recibe el nombre de
"episcopado".(35).

PABLO: MINISTRO Y APÓSTOL

Una persona especialmente dotada y preparada para extender el evangelio e interpretar el


cristianismo en el mundo multicultural del primer siglo. Un hombre intelectual, efectivo,
apasionado, intachable, genuino. Cualidades totalmente opuestas a Pedro, Jacobo y Juan que
no estaban familiarizados con el mundo fuera de Jerusalén, quizás con muy poco
conocimiento de la cultura griega o romana, o de literatura e historia como la educación
recibida por Saulo de Tarso, una de las ciudades griegas mas grandes de aquel entonces,
famosa por su erudición, centro de enseñanza para los romanos.(36)

Lo ocurrido a Saulo en el camino a Damasco, la aparición de Jesús la consideraba tan valiosa


a su vida como la aparición del salvador a sus discípulos y sobre esta base (visión) apoyaba
su apostolado, (1 cor.15:9, 9:1-2) y pretende que sea igual al de Pedro, Jacobo y Juan. Y
sobre esta base escritural se apoyan los apóstoles contemporáneos, la pregunta es ¿en que
momento Pablo era considerado ya un apóstol_.

Menciona constantemente la voluntad divina en sus salutaciones como vemos en I y Ii


Corintios, Colosenses, Efesios, Ii Timoteo y sobre todo en Galatas. En I Timoteo hay una
connotación imperativa, con el uso de la palabra "por mandato", indicando una ley que es
impuesta como el mandato que proviene del rey o el oráculo de una deidad. Pero seamos
respetuosos en no reclamar la autoridad que ese "mandato" nos da cuando no estemos
absolutamente convencidos que la tenemos. No debemos pretender ser apóstoles
exactamente en el mismo sentido que lo fue Pablo, pero debemos tener un minimo de
autoridad para llevar a cabo la gran labor que tenemos por delante.(37)

APOSTOLADO CONTEMPORÁNEO

En el sentido básico y literal de la palabra hace que la designación recaiga en hombres no


aptos, ni con un carácter desarrollado para llevar sobre sus hombros tal nombramiento. La
iglesia nunca tendrá apóstoles en el sentido que se le da al termino y persona en el Nuevo
Testamento, ellos fueron únicos. Seguramente habrá hombres con el temple y carácter
apostólico como función y oficio, pero igual habrá quienes tendrán la pretensión de erigirse
como apóstoles de Cristo( 2 Cor.11:5, 12:11, Ap.2.2).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
--------------------------------

35. COMENTARIO BIBLIOC HISPANOAMERICANO, HECHOS. Pp.56-57

36. NUEVO DICCIONARIO ILUSTRADO. OP.CIT.

37. COMENTARIO BÍBLICO H. MARCO A RAMOS. OP. CIT. Pp.136-139


Evaluación del rol ministerial de la mujer

No basta con repetir lo que siempre se ha dicho, del mismo modo en que se ha dicho. Hay
que estudiar tanto la palabra como al mundo al que hemos de transmitirla. Entramos, pues
en el polémico tema del papel de la mujer en la iglesia y resulta necesario tener en cuenta el
contexto, prescindiendo de la interpretación particular a que nuestra propia herencia
religiosa nos incline. Según I Tm.2:9-15 estos antecedentes pueden darnos una idea de lo
que hubiera acontecido si las primitivas congregaciones a las que Pablo escribía hubieran
tenido libertad de permitir abiertamente a las mujeres predicar, dar clases a los hombres o
tomar parte en la administración. El descrédito del cristianismo hubiera sido casi total en
muchos círculos, y hasta en pueblos a los que quería precisamente alcanzar con el
evangelio.(38).

Las primeras aseveraciones llevaban el carácter dogmático, al afirmar que no existen


mujeres apóstoles, sino, epístolas en todo el nuevo Testamento. El fundamento para esta
afirmación es muy pobre. Sin lugar a dudas, surgió como parte de un contexto histórico
cultural judío excluyente de la mujer como parte de la comunidad cristiana en una posición
de liderazgo, además la cultura griega estaba presionando la nueva comunidad cristiana en
formación, pero no tanto como para vislumbrar a una mujer apóstol, si el adjetivo nominal
es de connotación masculino, designa y describe a una comisión varonil. Si forzamos las
palabras en todas sus denotaciones se provocaría una herejía mayúscula..

Mateo sienta un paradigma, la genealogía, la descendencia patriarcal del Mesías haciendo


mención de solo cuatro mujeres en una lista minuciosa de varones, 42 generaciones. Querer
encontrar el nombre de una mujer en la elección de 12 resulta insultante, hasta hoy, la
iglesia romana discute la aceptación y ordenación de mujeres como sacerdotes y ese
pensamiento ha permeado en la mentalidad contemporánea protestante desde los días de
Lutero. En este punto avalamos el dogma católico. La realidad es que existe una variedad
enorme de interpretaciones. Muchas denominaciones no ordenan mujeres pero les permiten
realizar importantes actividades, encargándoles incluso atender iglesias. Pero la influencia
femenina es manifiesta.(39)

Hiere nuestra moralidad que en un grupo seleccionado de 12 escogidos para estar con el y
tener un vinculo mas cercano posible a la vida del hijo de Dios, estuviera una mujer. Eso es
profano, digno de excomunión o de una mente perversa, aun las mismas mujeres lo avalan,
pues si, es nuestra cultura histórica, si la mujer ya tiene el estigma del pecado original
basado en su sexualidad. El problema es contextual, no teológico.
Se acepta que hay mujeres misioneras, algunas muy destacadas pero solamente eso. Se
llego a afirmar que algunas naciones que eran presididas por mujeres, era como una
maldición por el pobre accionar del varón. Inglaterra encabezaba la lista, una nación con
fundamentos protestantes arraigados, cayo en indiferencia y tibieza por eso era comandada
por una Dama de hierro; la Señora Margareth Thatcher. Mas cerca en el istmo, una nación,
la nicaragüense presidida por una mujer; la señora de Chamorro. Eso es un fundamento mas
para sentar el dogma de la usurpación ministerial que representaba una mujer en la tarea
netamente masculina. Acentuaba mas la reprensión manifiesta hecha a Jezabel que se dice
ser profetiza, enseñando y pervirtiendo a los siervos de Dios es actos de inmoralidad, a
propósito se pasa por alto que se le recrimina su inmoralidad y proceder malicioso que la
descalifican como una profetisa veraz , pero de ello, a que de pie a afirmar que no existen;
es exagerar. Si usáramos ese argumento con Judas negaríamos su apostolado.

Dentro de ese contexto, "afirmo entonces que, aunque si existen siervas de Dios en este
ministerio, según lo describe Hch.2.18, no pueden estar al frente del mismo, y que esa es
otra gran diferencia con el Antiguo Testamento (40). la cultura evangélica en este punto se
torna excluyente y parcializada. Una opinión, puede sentar las bases para quitar o prohibir
las aspiraciones de un vasto grupo de personas; la mujer.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------
-------------------------------

38. MARCO A RAMOS. EPISTOLAS PASTORALES, pp.186-187

39. MARCO A RAMOS. OP.CIT.pp.188-200

40. SERGIO G. ENRIQUEZ. REVISTA ALELUYA NEWS. AÑO 1. NO. 3 P.37

Probando y aprobando Apóstoles

Según Apocalipsis 2:2 muestra que surgían apóstoles después del grupo de los doce.
Significa entonces que el Apóstol tiene señales y evidencias para poder ser reconocido
como tal. Estos fueron probados con el propósito de determinar su calidad y su modo de
pensar, se necesita el suficiente conocimiento y discernimiento espiritual para emitir un
veredicto así, no es un juicio a la ligera. Basta echar un vistazo a las conclusiones a que
llegaron la Confraternidad de Iglesias Elim., el 6 de agosto de 1985 con respecto al
apostolado del hermano Otoniel Rios Paredes, afirman:

1. creemos en la universalidad del ministerio apostólico, por tanto, seria una rebelión a
Cristo no aceptar la autoridad de cualquiera de sus apóstoles.

2. Tenemos el testimonio en nuestra conciencia de que el hermano Otoniel es un Apóstol


de

Jesucristo y del Espíritu Santo.

3. Aceptamos su cobertura ministerial apostólica.

4. Sentimos que debido a que somos núcleos diferentes y queremos conservar nuestra
individualidad

por la visión particular del ministerio que cada uno tenemos, deseamos separar los
conceptos de

organización y ministerio, quedando sujetos solamente al ministerio apostólico.

5. Agradecemos al Señor por permitirnos tener cobertura de su siervo.

Se cierra toda objeción bajo el calificativo de rebelión con el argumento del testimonio a la
conciencia. Luego de la muerte del hermano Otoniel hubo conflictos a nivel de la misión y
división del grupo ministerial. La iglesia Ebenezer en la zona 5 de Guatemala a nivel de los
ancianos hacen una convocatoria donde públicamente reconocen a su pastor, como un
Apóstol. El 22/02/1999 aparece la cronología de los acontecimientos anteriores a la
separación de la palmera como pruebas documentales de la crisis generada por el
reconocimiento de apóstol al hermano Sergio Enriquez.
El 28 de Octubre del 2000, 12 ministros son reconocidos y comisionados a extender su
ministerio con mayor efectividad; su apostolado.

1. Efrain Avelar, Betania, Xela.

2. Harold Caballeros, El Shaddai

3. Eliu Castillo, El Calvario

4. Sergio Enriquez, Ebenezer

5. Mynor Girón, Elohim, Mazatenango

6. Alex González, Rey de Reyes

7. Romeo Guerra, Sion

8. Jorge H. López, Fraternidad Cristiana

9. Edmundo Madrid, Lluvias de Gracia

10. Josué Muñoz, Príncipe de Paz

11. David Parish, Cruzada Misionera Continental

12. Luis Fernando Solares, La Familia de Dios.

Hubo oposición a esta designación, pero se habían seleccionado a los candidatos por su
testimonio y reputación ministerial. La Alianza Evangélica Nacional hizo conjeturas y
comunicados radiales. Era algo sin precedentes desarrollado en el estadio Mateo Flores. La
mayoría de estos hombres, cita Norman Parish, son ampliamente conocidos entre el pueblo
de Dios como lideres apostólicos o pastores de iglesias grandes e influyentes que se están
proyectando dentro y fuera de las fronteras patrias. Después de varias reuniones apostólicas
preliminares, los ministros fueron reconocidos por consenso.

De este grupo han descollado algunos, un par de años mas tarde el Apóstol Sergio Enriquez
organiza la "Red Apostólica Internacional El Remanente", ordenando 6 ministros que
estarán bajo su cargo, otorgándoles un anillo ministerial, los apóstoles reconocidos por el,
son:

1. Pedro Rolando Rodríguez, Orbe, Guatemala.

2. Ruben Perez, San Lucas Toliman, Guatemala.

3. Oscar Revolorio, Visión Pentecostal, Guatemala.

4. Victor Archila, Hosanna, Dallas, Texas

5. Mario Rivera, El Shaddai, Oregon

6. German Ponce, San Pedro Sula, Honduras


Norman Parish en un articulo; "las señales del apóstol", antepone el espíritu de servicio, la
paciencia en el sufrimiento y el dolor, al ministerio sobrenatural (milagros, sanidades y
liberación) que convalidan la legitimidad del ministerio apostólico.
John Eckhardt, relaciona el ministerio apostólico con la cosecha de la mies, y mucha de la
cosecha ha sido desperdiciada por la ausencia del ministerio apostólico, el único con la
capacidad necesaria para trabajar bajo circunstancias difíciles, para lograr la cosecha. Para
suavizar esta aseveración, afirma que a través de la historia siempre han existido quienes
han ministrado como apóstoles, sin embargo el Señor honrara permanentemente el oficio
del apóstol, manifestando su gloria sobre el. Esto rompe con la armonía del cuerpo,
poniendo el apóstol en un cuasi papado contemporáneo.
Conclusiones
1. Una sencilla pero confiada reivindicación de lealtad al llamamiento y al mensaje de
Dios, debería ser la ambición de cada ministro para evitar caer en el descrédito que hace
que sea puesta en duda la validez ministerial.
2. El ministerio es algo mas que una mera profesión a forma de vivir holgadamente. Es
un llamamiento de parte de Dios para apartarse de lo banal y ejercer la tarea administrativa
con responsabilidad, sabiendo que tendrá que rendir cuentas.
3. La afirmación y énfasis hecho a la necesidad de estar bajo cobertura ministerial se ha
prestado a exageraciones como que quien no este cubierto, no será salvo.
4. Importante es respetar a quienes sostienen una postura diferente a la nuestra sobre los
cinco ministerios, nunca para ridiculizar o despreciar a quienes pudieren tener un punto de
vista diferente.
5. El cargo ministerial no es el resultado de una satisfacción personal, o de una vanidad,
o la consecuencia de una lucha de poderes, ni siquiera como un premio por ser partidarios
de tal creencia, o un premio a la lealtad ministerial, tampoco es un titulo honorífico por la
larga trayectoria ministerial. Este titulo o nombramiento no debe usarse para simplemente
dar imagen de misión.
Referencias bibliográficas
1. COMENTARIOS A LA LUZ DE LA PALABRA
Dr. Otoniel Rios Paredes. Mario L. Moscoso
Radio VEA Octubre 1976.
2. MIES EDICIÓN ESPECIAL (Espigando)
Misión cristiana Elim. 1982.
3. LOS CINCO MINISTERIOS (Espigando No.20)
Área de Ministerios Asociados Elim.
4. BASES DE ENTENDIMIENTO PARA EL AREA DE MINISTERIOS, ASOC. ELIM
Circular No. CA-01/87 (nueva serie)
Guatemala Octubre l987.
5. LOS CINCO MINISTERIOS (Folleto)
Apóstol Dr. Sergio Enriquez, 2002.