Anda di halaman 1dari 25

CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.

017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

FUNDAMENTACIÓN:

Nuestro país y nuestra provincia han iniciado profundas reformas a los fines
de adaptarse a las circunstancias mundiales, procurando la conformación de un
Estado fuerte, reducido, descentralizado y eficiente.

Este proceso de reforma trae aparejado una situación de crisis, avizorándose


cambios en todas las áreas con asombrosa velocidad, influidos por la tecnología de
punta, la especialización y la competitividad. Así el delito organizado, la marginación,
la pobreza, la decadencia de los valores tradicionales y de la institución familia son
amenazas latentes en este nuevo “orden”. Todos estos aspectos afectan el ambiente
de orden y legalidad que la Policía está obligada a mantener, y por el rol que
cumple, debe preocuparse por encontrar los medios que puedan garantizar la
vigencia de dos valores que aparecen como contrapuestos, y sin embargo son
fundamentales para la convivencia en democracia: Libertad y Seguridad.

En esta inteligencia, se considera que nuestra Institución debe asumir el


desafío de adecuarse a las reformas y anticiparse a las consecuencias que se
prevén, ya que en conocimiento de ellas, cada policía se forma una imagen ideal de
su Institución y a través de esa imagen visualiza las acciones para alcanzar ese
ideal. En el presente trabajo, luego de analizar la experiencia institucional, se
procura aunar esas imágenes ideales particulares, convirtiéndolas en una sola
imagen ideal general, en el convencimiento que los objetivos, políticas y acciones
enunciadas permitirán alcanzarla y fundamentalmente, permitirán ingresar a la nueva
modalidad de trabajo policial con una base sólida para el desarrollo institucional. La
confianza que en cada efectivo se deposita obedece a que se trata de una
entelequia elaborada no solo sobre la base de conocimientos teóricos sino también a
la riqueza proporcionada por empirismo profesional, fruto de la diaria vivencia
policial.

Se va a elaborar un esquema y desarrollo estructurado sobre la base de los


principios teóricos que debe tener en cuenta un policía que trabaja en la parte
preventiva/operativa, que refuerce su conocimiento y de seguridad al momento de su
intervención. Asimismo, por una razón metodológica en post de una mayor claridad,
se encaró la misma dividiéndose en tres unidades, cada una con sus objetivos y
temáticas particulares agrupadas con un sentido común, donde en cada acción
concreta tengamos presente la normativa y el procedimiento que corresponde al
momento de su intervención, lo que sin duda se logrará unificar la Fuerza y encarar
un solo horizonte.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 1


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

OBJETIVO:

 Lograr que el personal policial adquiera conocimientos teóricos prácticos del


Código Penal, Código Procesal Penal y Normas Policiales que le sirvan al
momento de encontrarse realizando funciones de patrullaje o en algún
servicio operativo policial.

 Brindar enseñanza y aprendizaje de las lógicas del sistema de seguridad


vigente en forma general, diferenciando el sistema convencional del
tecnológico utilizado actualmente.

 Utilizar con propiedad las definiciones de los términos policiales para cada
situación o intervención en particular durante el servicio.

 Tener un conocimiento de las técnicas policiales utilizadas ante una


intervención policial según los niveles de riesgo, diferenciando los conceptos
prevención, disuasión y reacción.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 2


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

UNIDAD N° I
PRINCIPIOS BÁSICOS Y UNIVERSALES DE ACTUACIÓN POLICIAL. MARCO LEGAL
DEL ORDENAMIENTO JURIDICO VIGENTE: PRINCIPIO DE LEGALIDAD Y RESERVA,
DETENCIÓN, INCOMUNICACIÓN, ARRESTO, APREHENSIÓN SIN ORDEN JUDICIAL,
FLAGRANCIA, PRESENTACIÓN DEL APREHENDIDO, CONTROL DE APREHENSIÓN,
RECUPERACIÓN DE LA LIBERTAD. ALLANAMIENTO DE MORADA CON O SIN ORDEN.
REQUISA PERSONAL. ATENTADO Y RESISTENCIA CONTRA LA AUTORIDAD. DELITOS
CONTRA LA LIBERTAD. ABORDAJE Y REPRESENTACIÓN DE LA VIOLENCIA EN
TODAS SUS REPRESENTACIONES. INIMPUTABILIDAD.

PRINCIPIOS BÁSICOS Y UNIVERSALES DE ACTUACIÓN POLICIAL


Son principios básicos de actuación de los miembros de las Fuerzas
Policiales y Cuerpos de Seguridad los siguientes:
1. Adecuación al ordenamiento jurídico, especialmente:
a. Ejercer su función con absoluto respeto a la Constitución y el resto del
ordenamiento jurídico.
b. Actuar, en el cumplimiento de sus funciones, con absoluta neutralidad política
e imparcialidad y, en consecuencia, sin discriminación alguna por razón de
raza, religión u opinión.
c. Actuar con integridad y dignidad. En particular, deberán abstenerse de todo
acto de corrupción y oponerse a él resueltamente.
d. Sujetarse en su actuación profesional a los principios de jerarquía y
subordinación. En ningún caso la obediencia debida podrá amparar órdenes
que entrañen la ejecución de actos que manifiestamente constituyan delito o
sean contrarios a la Constitución o a las leyes.
e. Colaborar con la Administración de Justicia y auxiliarla en los términos
establecidos en la ley.
2. Relaciones con la comunidad. Singularmente:
a. Impedir, en el ejercicio de su actuación profesional, cualquier práctica
abusiva, arbitraria o discriminatoria que entrañe violencia física o moral.
b. Observar en todo momento un trato correcto y esmerado en sus relaciones
con los ciudadanos, a quienes procurarán auxiliar y proteger, siempre que las
circunstancias lo aconsejen o fueren requeridos para ello.

En todas sus intervenciones, proporcionarán información cumplida, y tan


amplia como sea posible, sobre las causas y finalidad de las mismas.
c. En el ejercicio de sus funciones deberán actuar con la decisión necesaria, y
sin demora cuando de ello dependa evitar un daño grave, inmediato e
irreparable; rigiéndose al hacerlo por los principios de congruencia,
oportunidad y proporcionalidad en la utilización de los medios a su alcance.
d. Solamente deberán utilizar las armas en las situaciones en que exista un
riesgo racionalmente grave para su vida, su integridad física o las de terceras
SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 3
CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

personas, o en aquellas circunstancias que puedan suponer un grave riesgo


para la seguridad ciudadana y de conformidad con los principios a que se
refiere el apartado anterior.
3. Tratamiento de detenidos, especialmente:
a. Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad deberán identificarse
debidamente como tales en el momento de efectuar una detención.
b. Velarán por la vida e integridad física de las personas a quienes detuvieren o
que se encuentren bajo su custodia y respetarán el honor y la dignidad de las
personas.
c. Darán cumplimiento y observarán con la debida diligencia los trámites, plazos
y requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico, cuando se proceda a la
detención de una persona.
4. Dedicación profesional.
Deberán llevar a cabo sus funciones con total dedicación, debiendo intervenir
siempre, en cualquier tiempo y lugar, se hallaren o no de servicio, en defensa de
la ley y de la seguridad ciudadana.
5. Secreto profesional.
Deberán guardar riguroso secreto respecto a todas las informaciones que
conozcan por razón o con ocasión del desempeño de sus funciones.
No estarán obligados a revelar las fuentes de información, salvo que el ejercicio
de sus funciones o las disposiciones de la ley les impongan actuar de otra
manera.
6. Responsabilidad.
Son responsables personal y directamente por los actos que en su actuación
profesional llevaren a cabo, infringiendo o vulnerando las normas legales, así
como las reglamentarias que rijan su profesión y los principios enunciados
anteriormente, sin perjuicio de la responsabilidad patrimonial que pueda
corresponder a las Administraciones Públicas por las mismas.

MARCO LEGAL DEL ORDENAMIENTO JURIDICO VIGENTE


A continuación se tratarán principales temas que
tienen por finalidad lograr que los cursantes refuercen
conocimientos básicos adquiridos durante su formación al
momento de ingresar a las filas de la institución, que les
servirán para desarrollar las tareas específicas en sus
quehaceres diarios de manera eficiente y segura. Siendo
respetuosos del Ordenamiento Jurídico vigente y
Normativas Policiales, que nos identifica como un país
organizado.

1) PRINCIPIO DE LEGALIDAD Y RESERVA:

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 4


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Nuestra Constitución Nacional lo formula expresamente en la parte del Art. 19


donde consigna que “Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo
que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe“.
La razón del principio de legalidad estriba en que la obediencia que los
individuos prestan a los gobernantes se funda racionalmente en la creencia de que
ellos mandan en nombre de la ley, conforme a sus normas. No se obedece por el
carisma del gobernante o por considerarlo representante de Dios, sino porque en él
se impersonaliza el poder legal.
La finalidad del principio de legalidad es afianzar la seguridad individual de los
gobernados, la ley predetermina las conductas debidas o prohibidas, de forma que
los hombres puedan conocer de antemano lo que tienen que hacer u omitir. El
principio de legalidad se complementa con el que enuncia que todo lo que no está
prohibido está permitido. Este principio significa que una vez que la ley ha regulado
la conducta de los hombres con lo que les manda o impide hacer, queda a favor de
ellos una esfera de libertad jurídica en la que está permitido todo lo que no está
prohibido.
El principio de legalidad nos remite al principio de razonabilidad, no es
suficiente que la ley me mande hacer algo o me lo prohíba, es menester que lo
mandado o prohibido sea justo y razonable. Para la constitucionalidad de la ley hace
falta un cierto contenido de Justicia, a ese contenido de Justicia lo llamamos
razonabilidad. Su opuesto es la arbitrariedad, lo que es arbitrario es inconstitucional.
Cualquiera comprende que es razonable clausurar las salas de espectáculos
públicos cuando hay una epidemia contagiosa y cualquiera comprende que no es
razonable aplicar cinco años de prisión a quien escupe en la calle. La regla de la
razonabilidad está condensada en nuestra constitución en el Art. 28, donde dice que
los principios, derechos y garantías no podrán ser alterados por las leyes que
reglamentan su ejercicio. La alteración supone arbitrariedad o irrazonabilidad.
El principio de legalidad se complementa con el principio de reserva, cuya
enunciación aparece en el Art. 19 primer párrafo de la constitución nacional, en
cuanto dice que,“las acciones privadas de los hombres que de ningún modo
ofendan al orden y a la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están sólo
reservadas a Dios, y exentas de la autoridad de los magistrados. Ambos
principios aparecen también como dos manifestaciones de la función
garantizadora de la ley penal (Nullum crimen, nullumpoena, sine lege)”.

2) DETENCIÓN:
Art. 373 CODIGO PROCESAL PENAL
Ante un pedido fundado del Fiscal, el Juez de Garantías librará orden de detención
contra el imputado, cuando existiendo motivos para sospechar que ha participado en
la comisión de un delito, se presuma sobre la base de razones suficientes que
intentará entorpecer la investigación, sustraerse a los requerimientos del proceso o
evadir sus consecuencias.
La orden será escrita y fundada, contendrá los datos personales del imputado y los
que sirvan para identificarlo, el hecho en el cual se le atribuye haber participado y el
Juez de Garantías y el Fiscal que intervienen. Esta orden será notificada en el
momento de ejecutarse o inmediatamente después.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 5


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Sin embargo, en caso de urgencia, el Juez de Garantías podrá transmitir la orden


por los medios que disponga, haciéndolo constar, y remitiendo a la brevedad, la
ratificación escrita con las exigencias del párrafo anterior. Efectivizada la medida,
tras el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 19 de la Constitución Provincial, el
imputado será conducido ante el Fiscal.

3) INCOMUNICACIÓN:
Art. 374 CODIGO PROCESAL PENAL
El Juez de Garantías, a pedido del Fiscal, podrá decretar la incomunicación del
detenido por resolución fundada por un término no mayor de cuarenta y ocho (48)
horas, siempre que existan motivos graves para temer que obstaculizará la
averiguación de la verdad.
El Fiscal y la Policía podrán disponer la incomunicación del aprehendido, bajo las
mismas condiciones, sólo por el plazo necesario para gestionar la orden judicial, que
nunca excederá de seis (6) horas.
En ningún caso la incomunicación del detenido impedirá que éste se comunique con
su defensor inmediatamente antes de comenzar su declaración o antes de cualquier
acto que requiera su intervención personal.
Se permitirá al incomunicado el uso de libros u otros objetos que solicite, siempre
que no puedan servir para eludir la incomunicación o atentar contra su vida o la
ajena.
Asimismo se le autorizará a realizar actos civiles impostergables, que no disminuyan
su solvencia ni perjudiquen los fines de la investigación penal preparatoria.

4) ARRESTO:
Art. 375 CODIGO PROCESAL PENAL
Cuando en el primer momento posterior a la comisión de un delito de acción pública
no fuere posible individualizar al autor, a los partícipes y a los testigos, y se deba
proceder con urgencia para no perjudicar la averiguación de los hechos, la autoridad
que dirija el procedimiento podrá disponer que los presentes no se alejen del lugar,
ni se comuniquen entre sí, ni se modifique el estado de las cosas y de los lugares,
disponiendo las medidas que la situación requiera, y, si fuere necesario, también el
arresto de todos ellos.
El arresto podrá consistir en la retención en el lugar, o la conducción a una
dependencia policial, o ante el fiscal o el juez, y no podrá durar más de seis (6) horas
siempre que ello sea necesario para practicar las diligencias que resulten urgentes e
imprescindibles. La medida le será comunicada inmediatamente al Fiscal por los
funcionarios de policía u otra fuerza de seguridad que la practicaran. Después de
transcurrido ese plazo, el Fiscal ordenará el cese de la restricción u ordenará la
aprehensión.
También podrán actuar del modo indicado en el primer párrafo, las personas a cargo
de un lugar cerrado o factible de ser cerrado y los conductores de medios de
transporte, en el primer momento posterior a la realización de un hecho delictivo
cometido en alguno de esos lugares, pero deberán requerir de inmediato la
SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 6
CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

presencia de alguna autoridad policial o del Fiscal, quien, en adelante, se hará cargo
del procedimiento.

5) APREHENSIÓN SIN ORDEN JUDICIAL:


CONCEPTO: En el sentido de la mayor parte de la legislación vigente se trata de
una medida sin orden judicial y caracterizada por la inmediatez de la reacción
respecto de la comisión de un hecho de apariencia delictiva. Su justificación se
encuentra en la flagrancia, es decir, concomitancia con la comisión, hablando las
normas pertinentes de que procederá cuando una persona intente cometer un delito,
en el momento de cometerlo, inmediatamente después o cuando es perseguido.

Art. 376 CODIGO PROCESAL PENAL


Los funcionarios de la Policía tienen el deber de aprehender:
a) Al que intentare un delito, en el momento de disponerse a cometerlo;
b) Al que se fugare, estando legalmente detenido;
c) Excepcionalmente, a la persona contra la cual hubieren indicios vehementes de
culpabilidad respecto de un hecho ya cometido o exista peligro inminente de fuga
o de serio entorpecimiento de la investigación y al solo efecto de conducirlo ante
el Fiscal de inmediato, quien solicitará la detención al Juez de Garantías si lo
considera pertinente;
d) Cuando en el supuesto del tercer párrafo del artículo 373, se tratare de una
situación de urgencia y hubiere peligro de que debido a la demora, el imputado
eluda la acción de la justicia;
e) A quien sea sorprendido en flagrancia en la comisión de un delito de acción
pública sancionado con pena privativa de libertad, a los fines contemplados en el
inciso c).
Tratándose de un delito cuya acción dependa de instancia privada, en el acto será
informado quien pueda promoverla. Si no presentare la denuncia inmediatamente, el
aprehendido será puesto en libertad.

6) FLAGRANCIA:
CONCEPTO: “Denominase así el delito que se ha cometido públicamente y cuyo
perpetrador ha sido visto por muchos testigos al tiempo mismo en que lo
consumaba. Flagrante es participio activo del verbo flagrar, que significa arder o
resplandecer como fuego o llama y no deja de aplicarse con cierta propiedad al
crimen que se descubre en el mismo acto de su perpetración. Se dice que un
delincuente es cogido en flagrante cuando se le comprende en el mismo hecho,
como en el acto de robar o con las cosas robadas en el mismo lugar que se ha
cometido robo, o en el acto de asesinar o con la espada teñida en sangre en el lugar
del asesinato. Todo delincuente puede ser arrestado en flagrante, y todos pueden
arrestarle y conducirle a la presencia del juez..."

Art. 378 CODIGO PROCESAL PENAL

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 7


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Se considera que hay flagrancia cuando el autor o un partícipe del hecho es


sorprendido en el momento de comisión o inmediatamente después, mientras es
perseguido por la fuerza pública, el ofendido o el público, o mientras tiene objetos o
presente rastros que hagan presumir que acaba de participar en un delito.

7) PRESENTACIÓN DEL APREHENDIDO:


Art. 379 CODIGO PROCESAL PENAL
El funcionario o agente de la Policía que haya practicado una aprehensión
comunicará inmediatamente la situación al Fiscal y al Juez de Garantías a los
efectos de que se cumpla con el examen médico previsto en el artículo 19 de la
Constitución Provincial.

8) CONTROL DE APREHENSIÓN:
Art. 380 CODIGO PROCESAL PENAL
El aprehendido será conducido sin demora ante el Juez de Garantías que tomará
conocimiento personal y directo del estado del imputado y del tratamiento que se le
hubiera dispensado en ocasión de ser privado de la libertad y ordenará su examen
psicofísico. En ningún caso procederá la liberación del aprehendido sin las
constataciones precedentemente indicadas.
Cumplido lo expuesto se hará efectiva la conducción forzada a la audiencia de
imputación.

9) RECUPERACIÓN DE LA LIBERTAD:
Art. 381 CODIGO PROCESAL PENAL
En los casos de aprehensión en flagrancia o detención, el Juez de Garantías
dispondrá la libertad del imputado, cuando:
a) Con respecto al hecho que apareciere ejecutado hubiere correspondido proceder
por simple citación;
b) La privación de la libertad no hubiere sido dispuesta según los supuestos
autorizados por este Código;
c) No se encontrare mérito para dictar la prisión preventiva.

10) ALLANAMIENTO DE MORADA CON O SIN ORDEN,


FORMALIDADES 301, 302, 303, 304:
Consiste en la búsqueda de cosas relacionadas con el delito que se investiga
o que puedan servir como prueba de él o de sus supuestos partícipes, llevada a
cabo por la autoridad judicial en un lugar determinado, aun en contra de la voluntad
del titular de la facultad de exclusión del recinto registrado.
a) Objeto. El registro debe ser realizado en una edificación no librada al acceso
público, incluyendo tanto las destinadas a morada como los locales de asociaciones
públicas o privadas, etc. La ley expresamente autoriza el registro de "lugar habitado"

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 8


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

o "sus dependencias cerradas", o de "edificios públicos, oficinas administrativas,


establecimientos de reunión o de recreo", "el local de las asociaciones" y "cualquier
otro lugar cerrado que no esté destinado a habitación o residencia particular". Pero,
como se verá más adelante, las formalidades de su ejecución no son iguales en
todos los casos.
b) Finalidad. El propósito del registro es buscar, en el lugar en que se lo practica,
"cosas pertinentes al delito" o a "alguna persona imputada, evadida, o sospechada
de criminalidad".
1) La medida perseguirá conservar, recoger y, si fuese necesario, secuestrar las
cosas relacionadas con el delito'' que puedan hallarse en el lugar registrado.
También abarcará las cosas sujetas a confiscación o que puedan servir como medio
de prueba.
2) Asimismo, se autoriza el registro para lograr la detención del imputado, o de
alguna persona evadida o sospechada de criminalidad. En todas estas hipótesis, la
ley presupone que dichos sujetos se refugian en el lugar registrado de modo
permanente u ocasional, o que están allí accidentalmente.
c) Requisitos. Sin embargo, la ley condiciona la aplicación de la medida a que
"hubiere motivos para presumir" que en el lugar registrado están las cosas o
personas mencionadas en el apartado b.
1) Se exige no sólo la presunción judicial en tal sentido, sino que ella se asiente
en motivos suficientes, es decir, en elementos objetivos idóneos para generarla, que
deben surgir de lo actuado hasta el momento.
2) En este condicionamiento "se encuentra el límite de la arbitrariedad del juez y
la defensa a la garantía de la inviolabilidad del domicilio.
d) Allanamiento. Para el supuesto de que el titular del derecho de exclusión del
lugar que se quiere registrar, eventualmente, no se preste en forma voluntaria a la
realización del acto, la ley autoriza al juez a disponer de la fuerza pública y ordenar
el allanamiento. Esta medida constituye una excepción reglamentaria respecto del
derecho a la inviolabilidad del domicilio consagrado por el art. 18 de la Constitución
nacional, y por tal motivo debe "usarse siempre con criterio restringido"

Art. 301.- Allanamiento de morada. Cuando el registro deba realizarse en lugar


habitado o casa de negocio o en sus dependencias cerradas o recintos
profesionales, la diligencia deberá realizarse entre la salida y la puesta del sol. Sin
embargo, en los casos de suma gravedad o de suma urgencia, o cuando esté en
peligro el orden público, o lo consienta expresamente quien estuviere a cargo del
lugar, el allanamiento podrá efectuarse a cualquier hora.
El Juez de Garantías decretará la nulidad si verificadas las razones que motivaron la
excepción resultan insuficientes, con relación al momento en que se la dispusiera.
Art. 302.- Allanamiento de otros locales. El horario a que se refiere el artículo
anterior no regirá para los edificios públicos y las oficinas administrativas,
establecimientos de reunión o de recreo, el local de las asociaciones y cualquier otro
lugar cerrado que no esté destinado a habitación o residencia particular.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 9


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

En estos casos deberá darse aviso a las personas a cuyo cargo estuvieren los
locales, salvo que la demora que ello implique sea perjudicial a la investigación, de
lo que se dejará constancia.
Para la entrada y registro en la Legislatura Provincial, el Juez de Garantías requerirá
la autorización del Presidente de la Cámara respectiva.
Art. 303.- Allanamiento sin orden. No obstante lo dispuesto en los artículos
anteriores, la Policía podrá proceder al allanamiento de la morada sin previa orden
judicial:
a) Cuando por incendio, inundación u otro estrago semejante se hallare amenazada
la vida o la integridad física de los habitantes o la propiedad.
b) Cuando se denunciare que alguna persona extraña ha sido vista mientras se
introducía en una casa con indicios manifiestos de cometer un delito.
c) Cuando se introduzca en una casa o local la persona a quien se persigue para su
aprehensión.
d) Cuando voces provenientes de la casa o local anuncien que allí se está
cometiendo un delito, o de ella se pida socorro.
Art. 304.- Formalidades del allanamiento. La orden de allanamiento será exhibida
y notificada a quien estuviere a cargo del lugar en que deba efectuarse, o cuando
esté ausente, a cualquier otra persona mayor de edad que se encuentre en el lugar,
prefiriendo a los familiares del primero, dejando copia de la misma.
Al notificado se lo invitará a presenciar el registro; y cuando no se encontrare a nadie
en el lugar, esta circunstancia se hará constar en el acta que se practique.
Llevado a cabo el registro se consignará su resultado, con expresión de las
circunstancias útiles para la investigación y, en su caso, se individualizará el soporte
de su filmación. El acta será labrada con los recaudos del artículo 190,
consignándose además la hora en que finaliza el acto y las razones que quieran
exponer quienes se niegan afirmarla o firman bajo protesta.
Art. 305.- Autorización de registro. Cuando para el cumplimiento de sus funciones,
o por razones de higiene, moralidad u orden público, alguna autoridad administrativa
nacional, provincial o municipal competente necesite practicar registros domiciliarios,
solicitará al Juez de Garantías, orden de allanamiento, expresando los fundamentos
del pedido. Para resolver la solicitud, el Juez podrá requerir las informaciones que
estime pertinentes.
Art. 306.- Contenido de la orden de allanamiento. En la orden se deberá
consignar bajo pena de nulidad:
a) La autoridad judicial que la emite y sucinta mención del proceso en la que se
ordena;
b) La autoridad que habrá de practicar el registro y en cuyo favor se extiende la
orden;
c) La indicación concreta del lugar o lugares que habrán de ser registrados, en su
caso, las cosas a secuestrar o las personas a detener;
d) El motivo del allanamiento y las diligencias a practicar y, en su caso, la
autorización del ingreso nocturno;

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 10


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

e) La hora, la fecha y la firma;


f) La indicación del tiempo de validez de la misma.

11) REQUISA PERSONAL: Art. 307 y 308 C.P.P.:


Consiste en la búsqueda de cosas relacionadas con un delito (y que por eso
servirán como prueba), efectuada en el cuerpo o en las ropas de una persona.
a) Sólo se la podrá ordenar cuando haya "motivos suficientes para presumir" que
allí oculta objetos vinculados con el hecho delictivo que se investiga. Es decir, se
requiere una presunción basada en datos objetivos que justifiquen la afectación de la
libertad y el pudor de la persona, en aras del descubrimiento de la verdad. Para
mayor garantía, la ley exige "decreto fundado", y autoriza a invitar previamente a la
persona afectada a exhibir el objeto de que se trate. Sin embargo, la negativa de la
persona a ser requisada no impedirá el acto, salvo causas justificadas.
b) El ocultamiento debe ser realizado "en el cuerpo", expresión que abarca tanto
el cuerpo propiamente dicho como las ropas, pero "no las cosas que la persona lleva
con sus manos y por separado" (portafolios, paquetes, etc.).
c) Se la podrá practicar sobre una persona. La redacción de la norma da pie
para someter a la requisa tanto al imputado como a quien no lo sea, a condición de
que se pueda presumir que -aun sin saberlo- oculta cosas relacionadas con el delito.
d) La requisa tiende a facilitar el secuestro de efectos vinculados con el ilícito; es
decir, tanto el cuerpo, los instrumentos o efectos del delito como cualquier otro que
pueda servir como medio de prueba. Si el objeto no puede ser secuestrado, no se
podrá ordenar la requisa.
e) La medida deberá ser llevada a cabo separadamente, respetando el pudor de
las personas. Si se la realizare en una mujer, será practicada por una persona de
sexo femenino. La atribución de efectuar requisas es otorgada al "juez" y, en casos
urgentes, a la Policía.
g) La "operación se hará constar en acta que firmará el requisado; si no la
suscribiere se indicará la causa".
Cualquiera que sea la autoridad que la practique, el acta podrá ser incorporada
al debate para su lectura, en las condiciones.

Requisa Personal Art. 307 y 308 del C.P.P.


Art. 307.- Requisa personal. El Juez de Garantías, a requerimiento del Fiscal,
ordenará la requisa de una persona, mediante decreto fundado, siempre que exista
motivo suficiente para presumir que ella oculta en sus vestimentas o cuerpo, cosas
relacionadas con el hecho descripto en el Decreto de Apertura. Antes de proceder a
la medida deberá invitársela a exhibir el objeto de que se trate.
Art. 308.- Procedimiento de requisa. La requisa sobre el cuerpo de las personas será
realizada por otra del mismo sexo.
Las requisas se practicarán separadamente, respetando en lo posible, el pudor de
las personas. La operación se hará constar en el acta, que será firmada por el
SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 11
CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

requisado; si no la suscribiere, se indicará la causa. La negativa de la persona que


haya de ser objeto de la requisa no obstará a su realización, salvo que mediaren
causas justificadas, las que serán apreciadas por el Juez de Garantías.

12) ATENTADO Y RESISTENCIA CONTRA LA AUTORIDAD:


ARTÍCULOS N° 237 al 241del C.P.P.
ARTICULO 237.- Será reprimido con prisión de un mes a un año, el que empleare
intimidación o fuerza contra un funcionario público o contra la persona que le
prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de un deber legal, para
exigirle la ejecución u omisión de un acto propio de sus funciones.
Nota: texto originario conforme a la ley 23077.
ARTÍCULO 238.- La prisión será de seis meses a dos años:
1 ) si el hecho se cometiere a mano armada;
2) si el hecho se cometiere por una reunión de más de tres personas;
3) si el culpable fuere funcionario público;
4) si el delincuente pusiere manos en la autoridad.
En el caso de ser funcionario público, el reo sufrirá además inhabilitación especial
por doble tiempo del de la condena.
Nota: texto originario conforme a la ley n 23077.
ARTICULO 239.- Será reprimido con prisión de quince días a un año, el que
resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus
funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en
virtud de una obligación legal.
Nota: texto originario conforme a la ley 23077.
ARTICULO 240.- Para los efectos de los dos artículos precedentes, se reputara
funcionario público al particular que tratare de aprehender o hubiere aprehendido a
un delincuente en flagrante delito.
Nota: texto originario conforme a la ley 23077.
ARTICULO 241.- Será reprimido con prisión de quince días a seis meses:
1) el que perturbare el orden de las sesiones de los cuerpos legislativos nacionales o
provinciales, en las audiencias de los tribunales de justicia o donde quiera que una
autoridad este ejerciendo sus funciones;
2) el que sin estar comprendido en el artículo 237, impidiere o estorbare a un
funcionario público cumplir un acto propio de sus funciones.

13) DELITOS CONTRA LA LIBERTAD:

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 12


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Art. 140 al 149 ter: (privación ilegítima de la libertad, vejaciones o apremios ilegales,
torturas).
I. Los tipos penales relativos a la privación ilegítima de la libertad se ubican dentro
del título 5 del Código Penal, capítulo primero, bajo el cual se protege el bien
jurídico libertad individual.

II. La figura básica, art. 141 del C.P., reprime con reclusión o prisión de seis meses
a tres años al que “ilegalmente privare a otro de su libertad personal”. La
anulación o menoscabo de cualquier manifestación de la libertad corporal queda
comprendida dentro del tipo penal y constituye el fundamento de la punibilidad;
son típicos tanto los impedimentos a los movimientos como la imposición de los
mismos. Objetivamente, se requiere que la privación resulte un verdadero
ataque a la libertad por no mediar el consentimiento del sujeto pasivo a restringir
sus movimientos y tratarse de una imposición no justificada dentro de los
parámetros de las causas generales de justificación, al darse las situaciones de
hecho o de derecho que condicionan su existencia o porque estando presente
ellas el agente priva de la libertad de modo abusivo más allá de la necesidad
justificada o por medio de procedimientos prohibidos por la ley. Subjetivamente,
es necesario el conocimiento del carácter abusivo de la privación de la libertad
de la víctima por parte del agente y la voluntad de restringirla en esa calidad.

III. Las figuras calificadas de privación ilegítima de libertad se tipifican en los arts.
142 y 142 bis del C.P. Según sus razones, las agravantes de la figura básica
pueden clasificarse por la calidad del sujeto pasivo, por los resultados de la
acción del agente y por sus motivaciones y finalidades.

IV. El artículo 142 inc. 1º del Código Penal castiga con reclusión o prisión de dos a
seis años al que privare a otro de su libertad personal cuando “el hecho se
cometiere con violencias o amenazas”. Esas violencias pueden ser sobre el
cuerpo de la víctima o sobre los terceros que tratan o pueden impedir el hecho,
sea por una energía física o por un medio equiparado; o amenazando a
cualquiera de los sujetos mencionados anunciándole un mal que puede provenir
de la actividad del agente o de un tercero a instancias de aquél. La amenaza y la
violencia pueden ejercerse tanto para iniciar la privación de libertad como en
cualquier etapa de la permanencia de la acción si están destinadas a
mantenerla.

V. La violencia consiste en el empleo de fuerza física. En cuanto a las amenazas


solo parece necesario decir que deben ser de eficacia para doblegar la voluntad
del sujeto 2 pasivo en el caso concreto. Las amenazas pueden consistir en el
anuncio de causar a la víctima o un tercero un mal en el cuerpo, la salud, la
libertad, el honor, o los bienes. El delito de amenazas del art. 149 bis queda
absorbido por la figura de la privación de libertad agravada por el empleo de ese
medio.

PRIVACION ILEGITIMA DE LA LIBERTAD: Art. 144 bis, inciso 1°, C.P.


“Será reprimido con prisión o reclusión de uno a cinco años e inhabilitación
especial por doble tiempo:

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 13


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

1º El funcionario público que, con abuso de sus funciones o sin las


formalidades prescriptas por la ley, privase a alguno de su libertad
personal”.

La privación ilegal de la libertad cometida por funcionario público es un delito


especial, del cual sólo puede ser autor un funcionario público.
Además, el tipo penal limita el ámbito de actividades en cuyo marco puede
darse el delito por parte del funcionario público, al ejercicio de sus
funciones o desempeñando una acto de servicio.
Es por ello, que quedan fuera del ámbito de protección de la norma, todos
aquellos comportamientos restrictivos de la libertad, llevados a cabo fuera del
ámbito funcional, esto es, en la vida privada.
En tales casos, en donde la conducta del autor está absolutamente
desconectada de cualquier función pública, el hecho privativo de la libertad
personal podrá recaer en otros tipos penales de acuerdo al caso, especialmente,
en los arts. 141 ó 142, C.P.
Está estructurado como delito comisivo. No abarca los casos de personas
que ya están detenidas legalmente y cuya ilicitud consiste en su indebido
mantenimiento o prolongación.
Sobre este presupuesto, el delito puede cometerse, también, por otros
coautores que, puestos de acuerdo con el autor de la acción, realicen el tipo en
omisión impropia (por ej., cinco policías acuerdan cometer el delito; dos de ellos
realizan la acción, los demás se quedan, pasivos, en el puesto de guardia, para
no llamar la atención y aparentando normalidad: estos últimos también son
coautores dada su capacidad real-física de evitación y su posición de garante).
Es, como el resto, un delito de instantánea realización.
Se consuma formalmente en el primer momento de efectiva privación de la
libertad personal, siempre que pueda considerarse que el ofendido vio afectada
su libertad de movimientos, o más precisamente, que se vio impedido de
disponer de su libertad de locomoción sino en los límites queridos por el autor,
exigencia ésta que viene dada por el principio de lesividad.
A partir de dicho momento, entonces, el delito ya se encuentra
técnicamente consumado, dado que a esa altura ya concurren todos los
elementos objetivos y subjetivos del tipo, manteniéndose el tiempo de comisión y
de simultánea producción del resultado lesivo hasta su terminación.
Es decir, que la privación ilegítima de la libertad es un delito permanente,
de aquellos en donde el injusto se va intensificando al aumentar la medida del
ataque a un bien jurídico por medio de un obrar u omitir posterior del autor,
supuestos en donde con el delito se crea un estado antijurídico mantenido por el
autor y a través de cuya permanencia se sigue realizando ininterrumpidamente
el tipo penal.
En cuanto al aspecto subjetivo del tipo, es del caso señalar que se trata de
un delito doloso, que se satisface con la comprobación de al menos, dolo
eventual.
Por otra parte, no cualquier privación de libertad llevada a cabo por el
funcionario público en ejercicio de sus funciones, va a llenar sin más, el tipo
penal en estudio. Se requiere además, como “elemento normativo de recorte” del
alcance de la tipicidad penal, que la detención sea ilegítima, ya sea porque

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 14


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

consiste en un abuso funcional, o bien porque no se cumple con las


formalidades prescriptas por la ley.
Por ello, un comportamiento imprudente del funcionario, no colma las
exigencias del tipo penal que estudiamos (error de tipo).
La Jurisprudencia ha aceptado estas exigencias como elementos
normativos del tipo, pero con carácter restringido habida cuenta la condición de
funcionario público en el ejercicio de la función del autor. Así, se ha dicho que “la
privación ilegal de la libertad exige el conocimiento de su ilicitud, y es excluyente
el error, aún cuando el mismo fuera culpable…”, pero así y todo en ese caso
descartó tal posibilidad debido a su condición funcional, “…que les impedía
desconocer que estaban coartando y privando la libertad de movimientos de la
víctima” de modo manifiestamente ilegal (CCC, Sala I, “Saullo”, JPBA 44-9375).
La norma en análisis, que conforme veremos infra, tiene una amplitud
importante en cuanto a los modos de afectación del bien jurídico, prevé dos
modalidades: su comisión mediante el abuso de funciones (primer supuesto) y
su realización sin las formalidades prescriptas por la ley (segundo supuesto).
Debemos hacer mención aquí, que todos aquellos casos en donde los
funcionarios policiales utilicen la facultad –de dudosa constitucionalidad- de
detener personas para “establecer identidad” o “averiguar antecedentes”, como
la que otorga el art. 5° inciso 1° del decreto ley 333/58 (Ley Orgánica de la
Policía Federal), a sabiendas de que no medien las razones específicamente
establecidas para ello, se tratará de ejercicio abusivo de la función y por lo tanto,
típico bajo este supuesto de privación ilegítima de la libertad.
La cuestión aquí no es menor, desde el momento en que, en las últimas
décadas, dicha norma ha venido dando lugar a las mayores violaciones a la
libertad y al derecho a no ser arrestado, a partir de su permanente y masiva
utilización por parte de la agencia policial, pese a que la ley 23.950 ha recortado
su finalidad a la de esclarecer delitos ya cometidos o prevenir delitos a
cometerse.
También pueden darse todos los elementos objetivos y subjetivos de la
privación ilegal de la libertad por abuso de funciones, en aquellos casos en los
que se comprobó que funcionarios policiales, procurando mejorar la imagen de
la dependencia a la que pertenecían o vaya a saber con qué otro propósito,
captan a un sujeto vulnerable al sistema penal (mendigo, inmigrante ilegal, etc.),
lo trasladan a un sitio preacordado (generalmente bajo la excusa de una oferta
de trabajo) y le “arman” un procedimiento policial ficticio, a resultas del cual, la
víctima termina detenida formalmente en el sistema judicial, a veces varios años,
hasta el desbaratamiento del ardid montado, recién en el juicio oral.
Por otra parte, ejemplo típico del encuadre en el segundo supuesto
(detención sin las formalidades prescriptas por la ley) es el del funcionario
policial que, dolosamente, detiene a una persona señalada como sospechosa de
haber cometido un ilícito, sin la exigencia de contar con indicios vehementes de
culpabilidad, por los cuales el art. 284 inciso 3°, C.P.P.N. le atribuye,
excepcionalmente, la facultad de detener sin orden judicial, o sin que la persona
se encuentre en flagrante comisión de un delito de acción pública (art. 284 inciso
4°, C.P.P.N.).
También incurrirá en este supuesto, el agente que proceda a cumplir una
orden de detención incompleta en sus elementos esenciales (identificación
fehaciente del imputado, datos de la causa o sumario de prevención, firma del
juez, fecha cierta).

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 15


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

En estos supuestos, adquiere importancia superlativa la posible alegación,


por parte del funcionario, de un error acerca del correcto cumplimiento del deber,
es decir la invocación, conforme ya vimos, de un error de tipo.
En tal sentido, debemos señalar que las normas procesales que rigen estas
situaciones son muy claras en cuando al recelo con que el funcionario debe
actuar, teniendo en cuenta, precisamente, la inminente intromisión en uno de los
derechos más preciados por la sociedad. De modo tal, que difícilmente pueda
admitirse la invencibilidad de un error de esta naturaleza. Sin perjuicio de ello, la
actuación imprudente, conduce a la impunidad del agente, debido a la
inexistencia, en nuestra legislación penal, de un tipo culposo que los alcance.
Las penas establecidas, en lo que respecta a esta modalidad abusiva,
están por debajo de las actuales legislaciones penales europeas. Por ejemplo,
España (de cinco a seis años de prisión e inhabilitación de ocho a doce años,
art. 167 en función del 163 inciso 1°, C.P.E.); Francia (siete años de prisión, que
se eleva a treinta años si la detención es superior de siete días, art. 432-4
C.P.F.); e Italia (uno a diez años de prisión, art. 605 C.P.I.).

VEJACIONES O APREMIOS ILEGALES: El artículo 144 bis, inciso 2, establece:


"El funcionario que desempeñando un acto de servicio cometiera cualquier
vejación contra las personas o les aplicare apremios ilegales".

De manera que cualquier medida de la autoridad que exceda esos fines, al


apartar a la persona de la sociedad, en el caso de la pena privativa de la libertad,
o la exclusión a la espera de proceso, cae dentro de los tipos penales en
cuestión. De modo que: "Cualquier trasgresión a esos límites constituye delito
siempre que, de acuerdo con el precepto constitucional represente una
mortificación para el detenido". c) Tipo objetivo: La acción típica consiste, por
parte del funcionario público cuando desempeña un acto de servicio, en cometer,
es decir aplicar, infligir o imponer a una persona vejaciones o apremios ilegales.
Vejar significa tanto como molestar, perseguir, maltratar o hacer padecer a una
persona. Las vejaciones pueden consistir en todos los actos humillantes que
puedan perjudicar psíquicamente a la persona. Creus agrega que se ataca
también la dignidad o el respeto que la persona merece como tal.
En síntesis, vejar a otra persona significa maltratar, molestar, perseguir a
uno, perjudicarle o hacerle padecer. Por apremios ilegales hay que entender los
rigores que son usados para forzar a una persona a confesar, a declarar algo o a
influir en sus determinaciones. ". d) Tipo subjetivo La doctrina es unánime en
aceptar que el tipo penal (tanto la vejación como el apremio) exige el dolo
directo, ya que es imposible apremiar o vejar a un tercero con ninguna otra
intención que no sea la de este tipo de dolo.

TORTURA: El artículo 144 tercero, incisos 1° y 3°:


El tipo penal a estudiar quedó establecido por el legislador penal como:
"Será reprimido con reclusión o prisión de ocho a veinticinco años e
inhabilitación absoluta y perpetua el funcionario público que impusiere a
personas, legítima o ilegítimamente privadas de su libertad, cualquier clase
de tortura”. Es indiferente que la víctima se encuentra jurídicamente a cargo del
funcionario, bastando que éste tenga sobre aquel poder de hecho. Igual pena se
impondrá a particulares que ejecutaren los hechos descriptos...Por tortura se

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 16


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

entenderá no solamente los tormentos físicos, sino también la imposición de


sufrimientos psíquicos, cuando éstos tengan gravedad suficiente".
Es más que destacado el comentario que Rafecas efectúa sobre el proceso
político que ha llevado a la sanción del tipo penal antes referenciado, por lo que -
a renglón seguido- me permito transcribirlo textualmente, cuando aquel explica
que: "...el legislador nacional de la democracia restaurada en 1983, movido no
tanto por un meditado estudio de la cuestión sino más bien por el espanto frente
a los recientes horrores cometidos por el terrorismo de Estado, sancionó la ley
23.097...por la que se aumentaron las penas drásticamente, equiparando el
delito de torturas al del homicidio simple, decisión político-criminal que, en su
afán de demostrar una mayor estima en la protección de los bienes jurídicos en
juego (dignidad, libertad, integridad física y psíquica, incolumidad en el ejercicio
de la función pública) le pareció a un sector de la doctrina algo desmedida",
como también el que realiza con relación a la pretendida ilusión preventivo-
general de la sanción penal, al que adhiero en un todo. Asimismo, es relevante
traer a colación el concepto de tortura con el que he de trabajar, con el objeto de
estudiar el tipo en cuestión. Tal como define el art. 1° de la Convención contra la
Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, es
equivalente a aquella: todo acto por el cual se inflija intencionalmente a una
persona dolores o sufrimientos graves, ya sean físicos o mentales, con el fin de
obtener de ella o de un tercero información o una confesión, de castigarla por un
acto que haya cometido, o se sospeche que ha cometido, o de intimidar o
coaccionar a esa persona o a otras, o por cualquier razón basada en cualquier
tipo de discriminación, cuando dichos dolores o sufrimientos sean infligidos por
un funcionario público o una persona en el ejercicio de funciones públicas, a
instigación suya, o con su consentimiento o aquiescencia. No se considerarán
torturas los dolores o sufrimientos que sean consecuencias únicamente de
sanciones legítimas, o que sean inherentes o incidentales a éstas. Sin perjuicio
de lo precisado en el párrafo anterior, el texto del artículo estudiado, en donde no
se requieren elementos subjetivos del tipo distintos del dolo, parece estar más
cerca de la noción de tortura que fluye de la letra del art. 2° de la Convención
Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura, que establece que: "Se
entenderá por tortura todo acto realizado intencionalmente por el cual se inflijan
a una persona penas o sufrimientos físicos o mentales, con fines de
investigación criminal, como medio intimidatorio, como castigo corporal, como
medida preventiva, como pena o con cualquier otro fin". Hecha ésta aclaración,
continúo con el desarrollo que vengo realizando, manifestando que el sujeto
activo sigue siendo calificado, aunque ahora se extiende no sólo a los
funcionarios públicos, sino a aquellos particulares que ejecutaren los actos en
cuestión -una clara alusión del legislador a las atrocidades que hemos sufrido
durante el Terrorismo de Estado llevado adelante por el "Proceso de
Reorganización Nacional"-. Por otra parte, es imperante poner el acento que el
acto de tortura, para resultar típico, debe ser realizado en el marco de una
privación -legal o ilegal- de la libertad, bastando para la configuración del tipo
penal la imposición de sufrimientos psíquicos, por sí solos.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 17


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

14) ABORDAJE Y REPRESENTACIÓN DE LA VIOLENCIA EN TODAS


SUS REPRESENTACIONES:
La conceptualización del término violencia previene etimológicamente de la
raíz latina “vis” que significada fuerza. Es entonces la fuerza física o
psicológica que se ejerce intencionalmente contra otra persona o contra
uno mismo, o contra sus pertenencias, o seres queridos, ya sea para
conseguir un fin determinado, forzando la voluntad del sujeto agredido, o por
razones patológicas del agresor, que goza con el sufrimiento ajeno.

Se define como VIOLENCIA FAMILIAR “la agresión que sufriere toda


persona, por acción, omisión o abuso, daño psíquico o físico, maltrato
moral, financiero o económico notoriamente ilegítimo, sexual y/o en su
libertad, aunque no configure delito, por parte de algún integrante del
grupo familiar”. La victima tiene derecho a denunciar estos hechos en las
dependencias de la Policía, Ministerio Público, Juzgados de Paz o Juzgados de
Personas y Familia. “Se considera como grupo familiar al originado en el
matrimonio o en las uniones de hecho, sean convivientes o no, persistan o
hayan cesado, incluyendo a los ascendientes, descendientes, colaterales y
afines, o a quienes cohabiten bajo el mismo techo en forma permanente o
temporaria”. La citada normativa también es de aplicación sobre la persona con
quien tenga o haya tenido relaciones de pareja o noviazgo. Cabe destacar que
en muchas ocasiones, los casos de violencia familiar no suelen ser denunciados
ya que la víctima puede estar atemorizada por convivir con alguien violento o
incluso puede sentir vergüenza por la situación.

En la actualidad la Violencia de Género, ocupa un gran impacto social,


entendiéndose como tal, “La violencia contra las mujeres como toda conducta,
acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público
como en el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida,
libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial,
como así también su seguridad personal. Quedan comprendidas las perpetradas
desde el Estado o por sus agentes. Se considera violencia indirecta, a los
efectos de la presente Ley, toda conducta, acción, omisión, disposición, criterio o
práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al
varón”.
En concreto la violencia de género en todas sus modalidades y tipo,
continúa afectando principalmente a las mujeres y a los niños. Esta es la causa
que origina la promulgación de múltiples herramientas normativas provinciales,
tanto nacionales como internacionales, que se han ido formulando y ampliando
a partir de medidas del siglo pasado, cuyo fin es el de resguardar y garantizar los
derechos de quienes han sido históricamente discriminadas y violentadas por el
solo hecho de ser mujeres.

Se conceptualizan distintos tipos de violencia de la siguiente forma:


1. FISICA.
2. PSICOLÓGICA.
3. SEXUAL.
4. ECONOMICA Y PATRIMONIAL.
5. SUMBÓLICA.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 18


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

INIMPUTABILIDAD
Art. 34.- No son punibles:
1) el que no haya podido en el momento del
hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades,
por alteraciones morbosas de las mismas o por su
estado de inconsciencia, error o ignorancia de
hecho no imputable, comprender la criminalidad
del acto o dirigir sus acciones. En caso de
enajenación, el tribunal podrá ordenar la reclusión
del agente en un manicomio, del que no saldrá
sino por resolución judicial, con audiencia del
ministerio público y previo dictamen de peritos que
declaren desaparecido el peligro de que el enfermo se dañe a si mismo o a los
demás. En los demás casos en que se absolviere a un procesado por las causales
del presente inciso, el tribunal ordenara la reclusión del mismo en un establecimiento
adecuado hasta que se comprobase la desaparición de las condiciones que le
hicieren peligroso;
2) el que obrare violentado por fuerza física irresistible o amenazas de sufrir un mal
grave e inminente;
3) el que causare un mal por evitar otro mayor inminente a que ha sido extraño;
4) el que obrare en cumplimiento de un deber o en el legítimo ejercicio de su
derecho, autoridad o cargo;
5) el que obrare en virtud de obediencia debida;
6) el que obrare en defensa propia o de sus derechos, siempre que concurrieren las
siguientes circunstancias: a) agresión ilegítima; b) necesidad racional del medio
empleado para impedirla o repelerla c) falta de provocación suficiente por parte del
que se defiende. Se entenderá que concurren estas circunstancias respecto de
aquél que durante la noche rechazare el escalamiento o fractura de los cercados,
paredes o entradas de su casa, o departamento habitado o de sus dependencias,
cualquiera que sea el daño ocasionado al agresor.
7) el que obrare en defensa de la persona o derechos de otro, siempre que
concurran las circunstancias a) y b) del inciso anterior y caso de haber precedido
provocación suficiente por parte del agredido, la de que no haya participado en ella
el tercero defensor.

En la presente materia analizaremos la legislación vigente nacional y


provincial que trata la temática, y en particular sobre el articulo 34 C.P. inciso 4º
(que dice que el obrare en cumplimiento de un deber…., autoridad o cargo), y los
incisos 6º y 7º (que se refiere a: “defensa propia “y a “Defensa propia a terceros”
respectivamente). Y dentro de los requisitos establecidos en el inciso 6º del artículo
34 C.P., especialmente al segundo requisito, que refiere a “la necesidad racional del
medio empelado para impedir o repeler una agresión”.
En el Código Procesal Penal de Salta la acción inmediata que debe efectuar
el efectivo policial en él:

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 19


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Art. 238.- Prevención policial. Los funcionarios y agentes de la policía que


tomaren conocimiento de un delito de acción pública, deberán realizar
inmediatamente los actos urgentes y necesarios para impedir que los hechos
cometidos sean llevados a consecuencias ulteriores y asegurar los elementos de
prueba que ayuden al esclarecimiento del hecho y a la individualización o
aprehensión de sus autores y lo informarán al Fiscal inmediatamente después de su
primera intervención, continuando la investigación bajo su control y dirección.
Art. 239.- Atribuciones de la Policía. Son atribuciones y deberes de la Policía:
f) Disponer, en caso necesario, que ninguna de las personas que se hallaren
en el lugar del hecho o sus adyacencias se aparten del sitio mientras se lleven a
cabo las diligencias que correspondan, de lo que deberá darse cuenta
inmediatamente al Fiscal;
k) Aprehender a los presuntos culpables y disponer su incomunicación
cuando concurran los requisitos que éste Código exige, por el término máximo de
dos (2) horas;
En la Ley Orgánica Policial N°7742/12
Artículo 1º.- La Policía de la Provincia de Salta es una Institución Civil,
disciplinada, armada, jerarquizada, profesionalizada y depositaria de la fuerza
pública delegada por el Estado Provincial. Desempeña sus funciones conforme a la
Constitución Nacional, Constitución Provincial, Leyes, Decretos y demás normas
vigentes, para proteger el orden público, previniendo y repeliendo contravenciones y
delitos, con estricto respeto a los Derechos Humanos.
Art.2º.- La Policía de la Provincia de Salta es representante y depositaria de
la fuerza pública en su jurisdicción, la que será empleada razonable y legítimamente.
En tal calidad le es privativo:
a) Prestar el auxilio de la fuerza pública a las autoridades nacionales,
provinciales y municipales cuando sea requerido para el cumplimiento de
sus funciones.
b) Hacer uso de la fuerza cuando fuere necesario mantener el orden,
garantizar la seguridad, impedir la perpetración del delito y en todo otro
acto de legítimo ejercicio.
c) Asegurar la legítima y oportuna defensa de terceros, de su persona o
autoridad, utilizando los medios adecuados, inclusive esgrimiendo y
utilizando sus armas cuando fuere necesario y de conformidad a los
criterios de actuación previstos en la presente Ley.
Art.10.- El personal de la Policía de la Provincia de Salta, en el desempeño
de sus funciones, deberá observar los siguientes principios básicos de actuación
policial:
b) Actuar con sujeción a los principios de legalidad, razonabilidad,
responsabilidad y ética profesional, privilegiando la tarea preventiva y
disuasiva por sobre el uso de la fuerza.
c) En aquellos casos en que resulte necesario el uso de la fuerza pública, la
actuación deberá ser moderada y gradual para evitar un mal mayor a la
integridad física, la vida, la libertad, los bienes, derechos propios o de
terceros, y para restablecer las condiciones de seguridad pública.

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 20


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Como en el Articulo N° 8 de la Resolución N° 11.267/11 JP

PRINCIPIOS BÁSICOS DEL USO DE LA FUERZA PUBLICA


1. LEGAL Apegado a las normas
a. Se valora el objetivo que se persigue, se analiza la
situación, y la capacidad del sujeto y del policía.
b. Que el uso sea estrictamente necesario para cumplir con
la función
c. Cuando se haga uso diferenciado de la fuerza (niveles)
2. RACIONAL
d. Usar medios no violentos, en la medida de lo posible,
antes que las armas.
e. Es racional, cuando el uso de la fuerza o armas son
utilizadas cuando se agotaron y no resultaron todas las
instancias previas.
Que exista relación y equilibrio entre el uso de la fuerza y
3. CONGRUENTE
detrimento que se cause a la persona.
En el momento o actual- para evitar o neutralizar daño o
4. OPORTUNA
peligro inminente o actual…..
Que se adecua y corresponda a la acción que se enfrenta o
5. PROPORCIONAL
intenta repeler.

NECESIDAD RACIONAL DEL MEDIO EMPLEADO:


Con esta frase el Código Penal caracteriza la acción de defensa propiamente dicha.

Resultando dos premisas:

A- Que se haya creado una situación de necesidad para el que se defiende.


B- Que el medio empleado sea el racionalmente adecuado para evitar el peligro.

Al calificarse la necesidad racional, se hace un distingo entre necesidad y


proporcionalidad, que tiene por consecuencia, por un lado, determinar una cierta
proporción en los medios, y por otro lado, que la proporción no sea absoluta entre el
daño que se evita y el que se causa.

Las consecuencias del empleo de medios que no sean razonables, torna la defensa
imperfecta y la acción antijurídica. Cayendo en las provisiones del exceso en los
límites impuestos por la necesidad, al que el articulo 35 C.P. fija la pena para delito
cometido por culpa.

PROPORCION EN LOS MEDIOS NO ES LO MISMO QUE IGUALDAD DE MAL O


IGUALDAD LESION JURÍDICA. EL MEDIO ES RACIONAL CUANDO HA SIDO EL
NECESARIO.

CONCEPTO DE FUERZA CONTINUA:

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 21


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

La fuerza continua provee lineamentos para que los funcionarios policiales


puedan seleccionar el tipo de acción y armas a usar en una variedad de situaciones.
La continuidad comienza con la interacción verbal. Si el sujeto no responde, la
continuidad puede sugerir el despliegue de otro nivel de fuerza pública. En casos en
los que el sujeto tiene un arma de fuego, la continuidad puede aconsejar el uso de la
fuerza con técnicas más resolutivas y contundentes, y hasta la fuerza letal de ser
necesario.

OPCIONES DEL USO DE LA FUERZA:


La cantidad de fuerza usada se basa en la cantidad de resistencia que
ofrezca el sospechoso basado en el Uso de la fuerza Pública Resolución 11.267/11
JP en su Artículo N° 10:

NIVELES DEL USO DE LA FUERZA PUBLICA


ACCIONES DEL SUJETO
NIVELES TECNICA DEL CONTROL DEL POLICIA
QUE RESISTE
RESISTENCIA PSICOLOGICA ADVERTENCIAS VERBALES DISUACION
O PASIVA (no obedece las
instrucciones verbales) (Presencia, prestancia, actitud policial,
instrucciones verbales. “Ej.: Señor por favor
puede retirarse, está entorpeciendo la libre
NIVEL 01 circulación”

RESISTENCIA DEFENSIVA PERSUACION


(no arremete pero evita ser (Actitud, y voz enérgica, ordena) “Ej.: Señor
controlado) retírese

REDUCCIÓN FÍSICA DE MOVIMIENTOS


TÉCNICAS CON ARMAS INCAPACITANTES
RESISTENCIA AGRESIVA ( MENOS LETALES. (TONFA, BARRITA RÍGIDA,
NIVEL 02
intención de agresión física ) MARCADORAS, RCH, ETC.)FUERZA NO
MORTAL TECNICAS Defensa Policial, R.I.N.C.T

RESISTENCIA AGRESIVA ( UTILIZACIÓN DE ARMAS INCAPACITANTES


NIVEL 03 intención de agresión física o NO LETALES
elemento )
USO DE ARMA FUEGO DE FUEGO O DE
RESITENCIA AGRESIVA FUERZA LETAL
AGRAVADA (uso de armas)
NIVEL 04 (agresión que puede causar ESTE NIVEL HACE REFERENCIA A LA
lesiones graves o la muerte al UTILIZACIÓN ESCOPETA PROVISTA CON
policía, o terceras personas) MUNICIONES DISUASIVAS (AT, MONO POSTA,
ETC.)
NIVEL 05 RESITENCIA AGRESIVA FUERZA MORTAL

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 22


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

AGRAVADA (uso de armas u otras técnicas extremas o


(agresión que puede causar letales)
lesiones graves o la muerte al ULTIMO NIVEL, DEBERA SER USADO
policía, o terceras personas)
CUANDO ESTA EN PELIGRO SU VIDA O LA
DE TERCERO)

Todos los dispositivos legales que regulan el uso de la fuerza pública por la
política se basan en los principios de necesidad y proporcionalidad. (Sostiene el alto
comisionado para los derechos humanos de las naciones unidas, los principios de
proporcionalidad y necesidad exigen respectivamente que la policía recurra a la
fuerza cuando sea estrictamente necesario para la aplicación de la ley y el
mantenimiento del orden público. En la medida de lo posible, los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley recurrirán a medios no violentos antes de utilizar
la fuerza y armas de fuego.

Establece un orden operacional policial a saber, especificados en el Artículo


N°15 incisos II de La Resolución 11.267/11 JP:

Utilizar de forma racional, subsidiaria y proporcional, los distintos niveles del


uso de la fuerza, conforme al siguiente orden:

A- Persuasión o disuasión verbal;


B- Reducción física de movimientos;
C- Utilización de armas incapacitantes no letales; y
D- Utilización de armas de fuego.

Como así figura en el Artículo N° 6 de la citada resolución las que hace referencia al
apuntado C y D:

TIPOS DE ARMAS
INCAPACITANTES NO LETALES
LETALES
 Bastones  Armas de fuego y
 Tonfas municiones permitidas
 Toletes (Prohibido en
ODD138/14)
 Baritas de Goma
 Esposas
 Sustancias y gases
irritantes

En el uso de armas de fuego, el alto comisionado de la O.N.U., entiende que


está permitido en defensa propia del funcionario policial o de otras personas o en

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 23


CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

caso de peligro inminente de muerte o lesiones graves o con el objetivo de detener a


una persona que represente peligro y solo cuando resulten insuficientes medidas
menos extremas. El uso intencional del arma de fuego están prohibidas salvo si es
estrictamente inevitable para proteger una vida. ( cód. conducta para el funcionario
policial , aprobado por la asamblea Gral. en la resolución Nº 34/169 del 17/12/79
serie de capacitación Profesional Nº 5 O.N.U, p . 186).

LA LEGITIMA DEFENSA (Art. 34 C.P.)


Se entiende por legítima defensa o defensa propia la acción por la cual una o más
personas repelen la agresión de otra u otras de tal suerte que causan un daño, en
principio, castigado por las normas penales, pero que el legislador considera como
eximente de la falta o delito.
También podría definirse como acción justificada que ejerce un individuo con el
propósito de proteger su persona ante la amenaza de una agresión inminente, en
este caso defensa personal.
Para que se den las condiciones de legítima defensa se requiere, en la mayoría de
las legislaciones:
1. Que la respuesta a la agresión sea proporcionada.
2. Que se haga para defender la propia integridad o la de personas en peligro,
especialmente si son familiares o al cuidado del que la alega.
3. Que se haga en el momento de cometerse la primera agresión y no después
como venganza.
La legítima defensa puede ser propia o ajena y debe cumplir unos requisitos:
1) Agresión ilegítima:
a) Todo acontecimiento injusto que pone en peligro intereses jurídicamente
protegidos. No son sólo acometimientos físicos, sino también atentados contra
derechos. Cabe legítima defensa tanto de personas jurídicas como de persona
física.
b) Tiene que haber un riesgo real y actual. No basta con que el que se defiende
crea que existe un peligro, es preciso que la agresión ilegítima sea probada, no solo
figurada. Además el peligro ha de ser actual, la defensa ha de producirse en el
momento donde se produce el peligro, si la defensa no es actual no será defensa
sino venganza.
2) Necesidad Racional del medio empleado:
Se exige una defensa bastante y suficiente para repeler la agresión, una defensa
adecuada y racional a la experiencia humana.
Hay Jurisprudencia que entiende que si hay medios menos lesivos para repeler el
injusto no puede aplicarse legítima defensa.
En esta situaciones habría que valorar elementos subjetivos de porqué se excede de
esa racionalidad; el sujeto se puede encontrar en un estado anímico especial o un
estado de miedo que impide reflexionar con claridad.
Hay otra parte que entiende que la fuga es el medio racional, aunque esto implica
que el injusto agresor continuará otro día con la agresión.
3) Falta de provocación suficiente:
SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 24
CURSO DE DESARROLLO PROFESIONAL POLICIAL 2.017
ESQUEMA DE SEGURIDAD Y PATRULLAJE PREVENTIVO

Cuando no hay provocación suficiente no puede haber agresión legítima por parte
del provocado y será éste el injusto agresor. Si hay provocación suficiente, el
provocador no puede ampararse en la legítima defensa si el provocado comete una
agresión ilegítima. La riña mutuamente aceptada excluye la legítima defensa, en el
duelo ambos son agresores ilegítimos y provocadores suficientes.
Siendo también especificado en la Resolución 11.267/11 JP donde el mismo:
Artículo 12.- El Policía obra en legítima defensa cuando repele una agresión real,
actual o inminente e ilegítima, siempre que exista necesidad en la defensa,
racionalidad y proporcionalidad en los medios empleados.
El Policía sólo empleará armas de fuego en defensa propia o de otras personas, en
caso de peligro inminente de muerte o de lesiones graves, o con el propósito de
evitar la comisión de un delito particularmente grave que entrañe una seria amenaza
para la vida o con el objeto de detener a una persona que represente ese peligro y
oponga resistencia, y sólo en el caso que resulten insuficientes medidas menos
extremas para lograr dichos objetivos.
La persuasión o disuasión verbal realizada por el Policía en cumplimiento de
sus funciones, de conformidad con lo establecido en la Ley y demás disposiciones
aplicables, no constituyen provocación dolosa.-

SEGURIDAD, COMPROMISO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL Página 25