Anda di halaman 1dari 8

INDICADORES DE GESTION AMBIENTAL

Para las organizaciones orientadas al futuro – aquellas que se proponen preservar el medio
ambiente asegurando al mismo tiempo sus propios beneficios– resulta esencial contar con
información acerca de la gestión ambiental.

Los indicadores de gestión ambiental reflejan las acciones organizativas que la dirección de
empresa emprende para minimizar el impacto medioambiental de la empresa.

Esta información se basa en numerosos datos medioambientales, los cuales se requiere


controlar y gestionar de manera efectiva para poder transformarlos en información concisa y
valiosa. Ésta es una razón por la cual los indicadores se han empleado durante mucho tiempo
en la gestión de las empresas con la finalidad de resumir los datos excesivamente abundantes y
apoyar con ello a la dirección en su toma de decisiones.

Estos indicadores resumen extensos datos medioambientales en una cantidad limitada de


información significativa, asegurando una rápida evaluación de las principales mejoras y de los
puntos débiles en la gestión ambiental de la empresa. Además, permiten medir objetivos
medioambientales cuantificables que pueden utilizarse para conocer el éxito o el fracaso de las
actuaciones.

Una de las principales ventajas de los indicadores ambientales es el hecho de que cuantifican
importantes evoluciones en la gestión medioambiental de la empresa y las hacen comparables
con el transcurso del tiempo. Si se determinan de una forma periódica, los indicadores
medioambientales permiten detectar rápidamente tendencias opuestas y, por consiguiente,
también pueden utilizarse como un sistema de alerta temprana.

La comparación de indicadores medioambientales de diferentes empresas o departamentos de


una empresa puede mostrar los puntos débiles y los potenciales de optimización, lo que se puede
emplear para determinar metas concretas de mejora.

Entre las principales funciones de los indicadores de gestión ambiental se encuentran las
siguientes:

 Detectar potenciales oportunidades de mejora.


 Obtener y perseguir metas medioambientales.
 Identificar oportunidades de mercado y potenciales de reducción de costos.
 Evaluar el impacto medioambiental de la empresa.
 Proporcionar datos esenciales para informes y declaraciones medioambientales
exigibles.
 Favorecer la implementación de ISO 14001
Un método que puede resultar de gran utilidad para poner en práctica un sistema de
indicadores de gestión ambiental en una empresa puede definirse en cinco etapas:

1. Análisis de situación/Inventario
2. Establecimiento del sistema de indicadores.
3. Recopilación de datos y determinación de indicadores.
4. Aplicación de los indicadores.
5. Revisión del sistema de indicadores.

Etapa 1: Análisis de situación/Inventario

En esta etapa se busca identificar los impactos medioambientales significativos de las


actividades de la empresa. Esto incluye considerar la situación medioambiental de los centros de
trabajo o de la región, además de las exigencias externas.
Basándose en esta información, se pueden definir los elementos principales para el
establecimiento y uso de los indicadores, los cuales deberían estar basados en los aspectos
ambientales significativos que haya determinado la organización.

En el caso de que aún no estén determinados estos aspectos ambientales significativos, una
forma de efectuar este análisis es encontrar respuestas a preguntas tales como:

 ¿Cuáles son los recursos que afecta la actividad de la empresa?


 ¿Existen compromisos ambientales legales aplicables a la empresa?
 ¿La empresa cuenta con una política ambiental estructurada?
 ¿Dentro de esta política hay metas de mejoramiento ambiental cuantificables?

Etapa 2: Establecimiento del sistema de indicadores

El análisis realizado en la etapa anterior define los puntos de atención para la organización.
Mientras se recopila un registro de indicadores de gestión ambiental, hay que tener presente el
principio de orientación a la meta, y sólo hay que definir indicadores para las categorías en las
que la empresa puede influir directamente.

Podrían establecerse en forma inicial una amplia lista de posibles indicadores


medioambientales para todas las áreas de la empresa con ayuda de los responsables o de un
grupo de trabajo, para luego seleccionar sólo aquellos que resulten
clave para la gestión ambiental de cada área.

Etapa 3: Recopilación de datos y determinación de indicadores

Para una adecuada recopilación de datos de indicadores de gestión ambiental se deben tener
en cuenta los siguientes aspectos:

 Descripción clara del indicador.


 Unidades de medición del indicador.
 Fuentes de datos.
 Factores de conversión que resulten necesarios.
 Frecuencia de determinación de los indicadores.
 Responsabilidad de la recopilación de datos.
 Establecimiento de indicadores medioambientales absolutos y relativos.
Etapa 4: Aplicación de los indicadores

El objeto de establecer estos indicadores consiste en poder medir y mejorar la gestión ambiental
de la organización, de modo que resulta necesario que también puedan emplearlos
los departamentos individuales para el control y seguimiento de los impactos ambientales.

Resulta indispensable limitar los datos a un volumen manejable para conservar una adecuada
perspectiva sobre los datos esenciales. Para cada usuario (especialista en el medio ambiente,
dirección, director de departamento) la visualización de la información más importante debería
limitarse a un máximo de entre diez y quince indicadores ambientales clave para conseguir el
objetivo de un resumen breve y conciso de la información.

Etapa 5: Revisión del sistema de indicadores

El sistema de indicadores ambientales debe ser revisado periódicamente para determinar si


sigue siendo adecuado para medir y mejorar la gestión ambiental. En este contexto, una forma
de efectuar este análisis es encontrar respuestas a preguntas tales como:

 ¿Reflejan de forma adecuada los indicadores disponibles los impactos ambientales


de la empresa?
 ¿Pueden desarrollarse o utilizarse nuevos o mejores indicadores ambientales?
 ¿Pueden incrementarse la calidad y la fiabilidad de la recopilación de datos?
 ¿Se dispone de recursos suficientes para establecer indicadores ambientales?
 ¿Se determinan los indicadores con la suficiente frecuencia?
 ¿Permiten los indicadores que se cuantifiquen los objetivos ambientales?

UTILIDAD DE INDICADORES DE GESTIÓN AMBIENTAL

Una vez definidos y establecidos los indicadores de gestión ambiental, la mayor utilidad éstos se
encuentra cuando permiten cuantificar aspectos relacionados con al menos los siguientes
puntos:

 Ahorro de costos: mejora en el control de materias primas y energía; mejor posición


para obtener préstamos y subvenciones; optimización de los costos de residuos y
emisiones; reducción de los riesgos de accidentes y los costos de las reparaciones por
daños al medio ambiente, etc.
 Ventajas de competitividad: buena imagen de la empresa; relaciones con los agentes
externos; aumento de motivación de los empleados.
 Cumplimiento de la legislación vigente aplicable
USO DE SOFTWARE PARA SISTEMAS DE GESTION

Para aumentar la probabilidad de implementar de manera exitosa un Sistema de Gestión


Ambiental, Gestión de la Calidad, de Salud y Seguridad Ocupacional, Gestión de la Energía,
entre otros según estándares internacionales ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, ISO 50001,
muchas organizaciones recurren a la automatización de las actividades.

MARCO LEGAL AMBIENTAL

Existen normas y leyes que regulan las actividades extractivas dentro de nuestro territorio
nacional.

 El año 2015, entró en vigencia el Decreto Supremo N° 040-2014-MEM, que


aprueba el nuevo Reglamento de Protección y Gestión Ambiental para las
Actividades de Explotación, Beneficio, Labor General, Transporte y
Almacenamiento Minero.

 Artículo 153° establece la obligación de contar con un programa anual de


capacitación para la gestión ambiental, con las siguientes características:

a) Marco legal ambiental que regula el ejercicio de actividades mineras.

b) Objetivos ambientales y principales obligaciones ambientales derivadas del EIA.

c) Obligaciones ambientales específicas (área).

d) Plan de Contingencia.

Las normas se estipulan según teniendo en consideración niveles jerárquicos de acuerdo a su


ubicación y geografía.
Principales Obligaciones del DS 040-2014-EM

Reglamento de Protección y Gestión Ambiental para las Actividades de Explotación,


Beneficio, Labor General, Transporte y Almacenamiento

● Responsabilidad ambiental por parte del titular minero.

El titular de la actividad minera es responsable por las emisiones, efluentes, vertimientos,


residuos sólidos, ruido, vibraciones y cualquier otro aspecto de sus operaciones, así como
de los impactos ambientales que pudieran generarse durante todas las etapas de
desarrollo del proyecto, en particular de aquellos impactos y riesgos que excedan los
Límites Máximos Permisibles y afecten los Estándares de Calidad Ambiental, que les
sean aplicables o afecten al ambiente y la salud de las personas. Consecuentemente el
titular de la actividad minera debe adoptar oportunamente las medidas de prevención,
control, mitigación, recuperación, rehabilitación o compensación en términos
ambientales, cierre y post cierre que correspondan, a efectos de evitar o minimizar los
impactos ambientales negativos de su actividad y potenciar sus impactos positivos.

● Inicio de actividades sin contar con certificación ambiental.

Antes del inicio de la actividad minera, incluyendo la etapa de construcción, el titular debe
contar con la Certificación Ambiental correspondiente o su modificatoria, así como con
las licencias, autorizaciones y permisos que establece la legislación vigente. Asimismo,
es obligación del titular de la actividad minera, contar con las autorizaciones y/o derechos
para el uso del terreno superfi cial del área del proyecto, de acuerdo con las normas
aplicables y la situación legal y características del mismo. La autoridad competente en
materia de fiscalización supervisa que el titular minero cuente con las autorizaciones,
licencias y permisos antes señalados para el desarrollo de sus operaciones. Si durante la
tramitación de los estudios ambientales o sus modificatorias, se verifica ación por la
Autoridad Ambiental Competente o por el ente fiscalizador, la realización de la actividad
o la construcción total o parcial de algún componente descrito en el estudio o la modifi
catoria presentada, se declarará improcedente el trámite y se informará al OEFA y al
OSINERGMIN para los fines de su competencia. Cabe el desistimiento parcial o total del
trámite iniciado, sin que ello afecte la facultad de sancionar por la autoridad de
fiscalización correspondiente. En estos supuestos en el plazo de cuatro (04) meses el
titular del proyecto debe presentar el Plan de Remediación Ambiental regulado por el
Decreto Supremo N° 078-2009-EM.

● ¿Y si las medidas dispuestas en el EIA no aseguran el adecuado manejo ambiental?

En el caso que la entidad fiscalizadora compruebe que las medidas implementadas de


los estudios ambientales, no aseguran el adecuado manejo ambiental o los impactos
ambientales difieren significativamente de lo consignado en el estudio ambiental, este
podrá mediante decisión debidamente motivada, disponer la adopción de medidas
correctivas o de manejo ambiental que resulten necesarias

● Incorporación de los aspectos sociales en la evaluación de impactos ambientales.

El titular de la actividad minera debe incorporar en la evaluación de los impactos


ambientales del proyecto minero, los aspectos sociales desarrollados en el presente
título, los recogidos en la normatividad ambiental relacionada, así como considerar lo
señalado en las guías ambientales y sociales vigentes, teniendo en cuenta la estructura
establecida en los términos de referencia aplicables. Los aspectos sociales de los
Estudios Ambientales comprenden:

a) La determinación del área de influencia social.

b) La línea base social.

c) La identificación y evaluación de los posibles impactos sociales

d) El plan de gestión social. Los aspectos sociales contenidos en los estudios ambientales
así como el detalle de las actividades a desarrollar, deberán considerar las características
del proyecto y de sus áreas de influencia y de la población relacionada

● Responsabilidad del titular minero respecto del transporte de concentrados y materiales


peligrosos.

87.1 Las unidades de transporte de carga de minerales y/o concentrados por vía terrestre
deben cumplir con lo siguiente:
a) Contar con los permisos correspondientes para el transporte de materiales otorgada
por las autoridades competentes.

b) Contar con equipos y materiales para enfrentar emergencias por derrames, fugas,
volcaduras e incendios, los cuales deben incluir equipos y medios para su comunicación
con los propietarios de la carga y, con los servicios de respuesta a emergencias de los
materiales que se transporta. Los propietarios de la carga están obligados a colaborar,
bajo responsabilidad, durante la respuesta a las emergencias.

c) Asimismo, con las disposiciones establecidas en el Reglamento de Nacional de


Transporte Terrestre y en la Ley y el Reglamento Nacional de Transporte Terrestre de
Materiales y Residuos Peligrosos, en todo lo que resulte aplicable al transporte de dichos
materiales.

87.2 Las unidades de transporte de materiales distintos a los minerales y/o concentrados
asociados a una operación minera se regulan por la normatividad del sector
correspondiente.

87.3 Cuando el titular del proyecto minero no cuente con unidades de transporte propias
para el traslado de minerales y/o concentrados así como materiales peligrosos y deba
contratar este servicio, los transportistas deberán contar con la licencia de transporte
correspondiente acorde a la normatividad vigente. El titular de la actividad minera será el
responsable directo por los impactos que se causen sin perjuicio de la responsabilidad
administrativa, civil o penal de la empresa transportista.

¿PORQUE ES IMPORTANTE CONTAR CON UNA POLÍTICA AMBIENTAL QUE NOS


PERMITA UN DESARROLLO SOSTENIBLE?

Las áreas naturales han sido deterioradas y han aumentado la cantidad de especies en
extinción, el hombre con su visión antropocéntrica ha invadido espacios y puesto en peligro el
ambiente, así mismo los grados de contaminación van en aumento y reducen día a día la
esperanza de vida de cada uno de los pobladores de la región y en mayor magnitud la de
generaciones futuras.
A nivel mundial esta preocupación nos lleva a cambiar esa actitud e impartir políticas
adecuadas que nos permitan mejorar la calidad de vida de todos los seres vivos y cambiar la ruta
de caos a la que caminamos en el mundo moderno y consumista priorizando el interés de unos
cuantos.
El concepto de conservación y uso sostenible de recursos se comenzó a incluir desde la
primera reunión mundial sobre el medio ambiente en 1972, desde entonces se comenzaron
aplicar políticas de protección del ambiente, en el Perú recién el termino de Desarrollo Sostenible
se incluyó en las políticas ambientales a partir de la década de los 90 pero hasta el momento
esta normatividad ha sido ineficaz para el cuidado del ambiente
Vivir en un ambiente saludable es un derecho de todos y es deber del gobierno encaminar a
la nación hacia una sociedad que se desarrolle de modo sostenible, así que debemos sumar
fuerzas en la investigación, en el desarrollo adecuado de las estrategias a seguir como una
comunidad organizada y apoyada por las autoridades con un marco legal que lo haga efectivo.