Anda di halaman 1dari 4

4.8.2.

2 CONTAMINACIÓN DEL RÍO COCOLA


QUININDÉ, Esmeraldas.- Los problemas por la falta de agua potable empezaron a sentirse
en Quinindé y recién hoy se reanudaría el bombeo suspendido desde el pasado lunes,
tras detectarse olores fétidos en la planta de captación.

La paralización del bombeo se decidió tras detectarse la contaminación con un químico


que se vertió al río Cócola desde una planta extractora de aceite de palma africana y que
contaminó a los afluentes Blanco y Esmeraldas.

Santiago García Lloré, director del Ministerio del Ambiente en Esmeraldas, dijo que se
realizó una inspección técnica con personal del Ministerio y de la Unidad de Gestión
Ambiental del Municipio de Quinindé, y se comprobó que los químicos provenían de una
piscina de aguas residuales de la empresa extractora Unipal S.A.

Los directivos de esta empresa, mediante oficio, notificaron ayer al Ministerio del
Ambiente que el pasado lunes, aproximadamente a las 11:00, se produjo la rotura de un
muro de contención, lo que ocasionó que se derramaran químicos desde una piscina de
aguas residuales.

García explicó que se realiza una auditoría de lo ocurrido y que luego se emitirá un
informe que determinaría sanciones contra la empresa causante de la contaminación.
Esta misma extractora, Unipal S.A., fue sancionada el pasado 8 de junio por el Ministerio
del Ambiente con $ 56.000 por incumplir las normas básicas ambientales en una de sus
plantas ubicada en el cantón La Concordia.

García aclaró que la contaminación proviene de otra planta de esa compañía que está
ubicada en Quinindé. "Aún desconocemos qué tipo de químicos se vertieron a estos ríos,
pero hay daño ambiental y muerte de peces". En las comunidades rurales Viche y Chura
los campesinos recolectaron cientos de peces muertos en las orillas. "Mucha gente
consumió estos pescados, no tenemos idea del daño que estos puedan causar a su salud",
dijo el alcalde de Quinindé, Manuel Casanova, quien adelantó que se seguirán acciones
legales contra Unipal S.A., por la contaminación de los ríos y el gasto de miles de dólares
en pérdidas al Cabildo.

4.8.2.3 CONTAMINACIÓN MATÓ PECES Y AFECTÓ A EMPRESA DE AGUA


El exceso de sedimentación obligó a suspender a las 08:30 de ayer el proceso de
captación y obligó a utilizar parte de la reserva de sus piscinas que garantizan la entrega
del líquido vital sin inconveniente, durante un tiempo máximo de siete horas.
La sobrecarga de arena le quitó oxígeno al afluente y generó muerte masiva de peces,
mortandad que se evidenció en varias orillas entre los cantones Quinindé y Esmeraldas.
“Fue como a eso de las 19:00 que empezó a notarse la turbiedad del río, por eso hoy
(ayer), amanecieron muchos peces muertos en su orilla”, detalló el morador de la
parroquia Chura, Rosendo Vite.
Muestras
Dentro de la misma comunidad los vecinos manejan otro horario. Ellos reportaron a los
técnicos del Departamento del Ambiente y de Áridos y Pétreos del Municipio de
Esmeraldas, que el cambio de color del río (más oscuro) empezó a eso de las 04:00 y
después la muerte de peces.
“Tomamos muestras de agua del río para que en el laboratorio se determine si tiene o no
algún producto contaminante que afecta al consumo humano”, reveló el director de
Áridos y Pétreos, Oswaldo Velasco, tras considerar que el problema lo podría haber
ocasionado el desfogue abrupto de la sedimentación de alguna empresa río a arriba.
Quien no maneja hipótesis sino una certeza de que sí fue arrojada la sedimentación desde
la Central Hidroeléctrica Manduriacu, es el presidente ejecutivo de la EAPA-San Mateo,
Juan Carlos Córdova.
“Por el conocimiento que tengo del tema del agua (antes trabajó en la Senagua) se que
en su momento se le pidió a los representantes de Mandariacu que hicieran esta acción
(abrir sus compuertas y descargar sedimentos al río) un poco más progresiva y no tan
agresiva (…)”, refirió Córdova.
EVIDENCIA. La toma de agua del río permitirá determinar en laboratorio si el afluente
tiene o no algún contaminante
Agua garantizada
Agregó que se pusieron en contacto con la agencia de regulación del agua para que hagan
la inspección necesaria, el llamado de atención y de ser posible sanción.
Pese a la gran cantidad de sedimentación que se evidenció especialmente durante el día,
el representante de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo,
garantizó la entrega del líquido vital a los usuarios, debido a que antes de empezar a
tratar el agua cruda del río, se hicieron los análisis respectivos. (MGQ) (Reporte del diario
“LA HORA”)
4.8.2.4 CONTAMINACIÓ MÁS RECIENTE
La contaminación por el derrame de una cantidad aún no determinada de combustible,
presumiblemente diésel, hacia el río Chucaple que contaminó al río Viche, ocasionó
también la contaminación de las aguas del río Esmeraldas.
Manchas de combustible llegaron esta madrugada a las riberas de este río en la ciudad
de Esmeraldas-
Viernes 18 de mayo, desde Senagua se reportó al Ministerio del Ambiente un derrame
de diésel en el sector El Achote, cantón Quininde. El percance ocurrió cuando personal
de la empresa Geinco rompió la tubería del poliducto Esmeraldas – Santo Domingo
mientras realizaba labores de ensamblaje y mantenimiento; esta situación causó
afectación en el río Chucaple.
Tras recibir la alerta, técnicos de la Unidad de Calidad Ambiental de la Dirección Provincial
del Ambiente de Esmeraldas, acudieron al lugar para constatar que se cumpla con
acciones de contingencia por la contaminación ambiental provocada, a fin de evitar que
el hidrocarburo llegue al río Viche.
La Empresa Pública Petroecuador, trabaja en la colocación de barreras de contención,
despeje del camino con maquinaria para retirar las aguas oleosas y trasladarlas a Santo
Domingo para su tratamiento.
Técnicos de esta cartera de Estado acudieron al lugar del percanse para verificar la
aplicación de planes de contingencia
Hasta el momento, no existe un dato oficial del total del hidrocarburo derramado. Se
espera en las próximas horas un informe técnico completo al respecto.
El Ministerio del Ambiente, como máximo organismo ambiental del país, monitoreará los
trabajos de reparación de los daños de manera interrumpida y vigilará el cumplimiento
de los planes de contingencia y limpieza para garantizar el bienestar de la ciudadanía y la
preservación del ambiente. (Reporte del diario “Esmeraldas News”)

4.8.2.5 TIEMPO DE DEGRADACIÓN DE PRODUCTOS CONTAMINANTES ARROJADOS AL RÍO


VICHE
Papel

Según las condiciones de almacenaje en el lugar de desecho, ya que la exposición al


viento, el calor y a la lluvia (por ejemplo) ayuda a la descomposición, una hoja de papel
puede tardar de 8 meses a 1 año en biodegradarse en su totalidad. Esta cifra demuestra
que cada trozo que reciclemos, será una victoria para el Medio Ambiente.

Chicles

Aunque nos parezca raro, esas bolitas de chicle que desechamos se terminan
acumulando, generan bolas más grandes y por el efecto del contacto con el oxígeno, se
endurecen y resquebrajan; el problema es que para que se deshagan por completo se
requieren un mínimo de 5 años.

Latas de aluminio

Diariamente, millones de latas de aluminio se usan y se desechan en cada rincón del


planeta. Y solo una pequeña parte de las mismas se recicla de manera responsable, por
lo que la inmensa mayoría debe descomponerse al aire libre o en un vertedero, lo que
puede demorar un mínimo de 10 y hasta 100 años dependiendo del grosor, la
composición y el tamaño de cada envase.

Aerosoles y tetrabriks

Los primeros tiene dos problemas: el primero es que son de metal y estos elementos solo
se descomponen por oxidación que es un proceso muy lento y el segundo es que
generalmente (salvo contadas excepciones) poseen CFCs (clorofluorocarbonos) que son
los agentes principales que causan el agujero en la capa de ozono.

Los “briks” se componen normalmente de celulosa, diferentes tipos de plásticos y


aluminio, así que es fácil darse cuenta que también demorarán mucho en desaparecer.
De hecho ambos tipos de envases se estima que requieren al menos unos 30 años para
descomponerse.

El polipropileno

Este material plástico de nombre tan gracioso es el componente principal de varios


artículos que usamos cada día, como los envases de yogurt, de natillas y de otros postres,
los corchos de plástico, las pajitas, algunos juguetes y tapas de botellas, determinado tipo
de zapatillas y una enorme lista más; el polipropileno precisa entre 100 y 300 años para
reciclarse naturalmente.

Desperdicios plásticos

Los productos de plástico son muy comunes en nuestra vida moderna. Según una
estimación cada año se utilizan aproximadamente 1,6 millones de barriles de petróleo
sólo para la producción de botellas de plástico para agua y refrescos. Los desechos
plásticos constituyen uno de los grupos de residuos que tardan más en desnaturalizarse
y desaparecer.

Determinados artículos de plástico pueden demorar hasta 1000 años en descomponerse


en los vertederos. Las bolsas de plástico que utilizamos cada día toman unos 150 años en
biodegradarse, mientras que las botellas de plástico (fabricadas de PET o PVC) podrían
necesitar un mínimo de 450 años.

Pañales desechables

Los pañales desechables, las toallitas íntimas femeninas y los productos afines, pueden
pasarse aproximadamente unos 500 años en un basurero, antes de descomponerse por
completo, lo que subraya los esfuerzos de los programas que ofrecen pañales
absorbentes basados en otro tipo de materiales (como el papel, por ejemplo) y el reciclaje
adecuado de los productos similares.

Pilas

Más allá de que el envoltorio metálico de estas pequeñas puede tardar muchísimo en
deshacerse por oxidación natural, el problema más grave está en que dentro de cada una
hay una serie de elementos que al liberarse son altamente contaminantes.

Hablamos de metales como el mercurio, el zinc y la plata (en este caso el óxido de plata)
que son capaces de envenenar millones de litros de agua y necesitar de 500 a mil años
para degradarse en su totalidad.

Vidrios

Normalmente vidrio es muy fácil de reciclar principalmente por el hecho de que está
hecho de silicio, que básicamente es arena. Basta con romper el vidrio y fundirlo para
producir vidrio nuevo.

Pero el hecho sorprendente es que si el vidrio se tira en los vertederos, puede tardar
miles de años en deshacerse e incluso hay científicos que sostienen que determinado tipo
de cristales y vidrios de alta dureza no se descomponen en absoluto.