Anda di halaman 1dari 3

Actividad 5

La tutoría que actualmente me encuentro realizando es una tutoría LEA aplicada para
estudiantes que se encuentran actualmente en su proceso de tesis, los tutorados que están a
mi cargo son cuatro, y por lo mismo, las dificultades a las que me he tenido que enfrentar no
han sido menores. Por ejemplo, la primera tutoría que realicé estaba organizada como una
sesión grupal tal como una tutoría tradicional, pero rápidamente me di cuenta de que debido
a que los procesos de tesis son de características mucho mas individuales y personales, la
metodología de “sesión grupal” no fue efectiva del todo. Dos de mis tutorados aún no siquiera
han resuelto sus obras, otro de ellos tenía su obra resuelta y necesitaba problematizar en ella,
y el último ya ha escrito gran parte de su tesis y necesitaba mas que nada una revisión de lo
avanzado. Es por esto que desde la segunda sesión en adelante modifiqué la metodología
utilizada, reemplazando las sesiones grupales por sesiones individuales más acotadas de
media hora cada una.

Desde el momento en que reemplacé la metodología utilizada me di cuenta que el ánimo, la


disposición y la participación de los tutorados aumentó significativamente, los avances en
sus trabajos se volvieron cada vez más claros y concretos. Esto sin dudas se encuentra
estrechamente vinculado a lo que Ángels Domingo Roget denominó el “Reflexión sobre la
acción y sobre la reflexión en la acción”, como una fase dentro del pensamiento práctico, es
más, lo ocurrido durante las primeras sesiones puede identificarse como un claro ejemplo de
este concepto. Esto en razón de que posterior a los inconvenientes observados durante la
primera sesión me encontré en la obligación de realizar una reflexión sobre la acción, es
decir, cuestionar los métodos para de esta manera poder generar nuevas metodologías que
me ayudaran a responder las necesidades reales de mis tutorados.

Luego de esta modificación en la metodología, las siguientes sesiones al ser individuales


pudieron tomar las características de tutorías elaboradas de manera conjunta, o en palabras
mas precisas, los tutorados me nutrían con sus conflictos y problemas sobre sus tesis, para
así en la sesión siguiente intentar responder y solucionar dichos problemas, situación que
también me ayudó (y continúa haciéndolo) a conseguir hacer de este espacio un lugar
horizontal y de aprendizaje mutuo.
Todas estas experiencias surgidas a partir de mis tutorías, sin dudas me sirvieron para
aprender desde un primer momento que dentro de una dinámica y espacio de enseñanza la
construcción del conocimiento siempre es de dos o mas personas, de poco vale tener un
conocimiento adquirido y querer entregárselo a los tutorados en este caso sin tener un vínculo
practico o metodológico, como fue en este caso, que les haga sentido a todos quienes
participan de un espacio de aprendizaje. En este sentido, el acto de remodelar las
metodologías utilizadas dentro de las tutorías no solamente significó un cambio en función
de adecuado aprendizaje de los tutorados, si no que también, un cambio en mi forma de
pensar y enfrentar una experiencia de enseñanza y aprendizaje.

Por otra parte, no hay que desconocer que esta nueva metodología me ayudo a abrirme a
campos teóricos antes no vislumbrados por mí. Actualmente me encuentro en último año de
Teoría e Historia del Arte y mis tutorados todos provienen de la carrera de Artes Visuales,
por lo que mis conocimientos teóricos respecto a la elaboración de un trabajo investigativo
tiene un claro limite de alcance respecto a lo que mis tutorados esperan, es decir, por más que
pueda mostrarles paso a paso cada una de las partes, funciones y funcionamientos de una
tesis, poco sentido tiene si no considero que su tesis a diferencia de todas las tesis elaboradas
por quienes estudiamos humanidades va acompañada de un trabajo practico, que en su caso
es su obra.

Finalmente, uno de los vacíos intelectuales mas evidentes que he encontrado dentro de mi
formación a partir de mi experiencia como tutor es mi falta de vinculación concreta con las
obras artísticas y sus procesos. En Historia del Arte se adquieren un sinfín de lecturas y
conocimientos “sobre” el arte, pero muy pocos “en” el arte, por lo que he tenido que ir
desarrollando de manera paulatina una observación y problematización sobre los procesos de
obras, más que del estado final de una, y abrirme también a los problemas y asuntos que cada
una de las obras que mis tutorados desarrollan, que tal como la tesis escrita, también son un
mundo entero.

Nombre: Roberto González Encina


Carrera: Teoría e Historia del Arte
Facultad: Facultad de Artes