Anda di halaman 1dari 16

10 dinámicas y actividades de team building para

“romper el hielo” (primera parte)


13

Las dinámicas para “romper el hielo” resultan útiles en eventos de team building donde los
asistentes no se conocen porque proporcionan un punto de partida, un comienzo para
empezar a soltarse y que luego sea más cómodo para todos hablar al resto del grupo.
En nuestra estas dinámicas de team building en reuniones, clases de formación, etc.
Pruébalas en tu lugar de trabajo y verás cómo ayuda a los participantes a conocerse
mutuamente e ir calentando el ambiente de la reunión.
Nº 1: En una palabra
Este “rompehielos” ayuda al grupo a profundizar en sus pensamientos respecto a un tema
conocido, y es una gran forma para introducir el tema de la sesión de team building.
Normalmente los participantes quedan maravillados con la variedad de palabras que ellos
mismos han elegido.
Instrucciones:
1. Formar grupos de 4-5 personas aleatoriamente (de ese modo evitarás que las personas que ya
se conocen se pongan juntas)
2. Decir a los grupos que su tarea consiste en pensar durante un minuto qué palabra describe
mejor un tema común relacionado con su trabajo. Ejemplos: cultura organizacional de la
empresa, productividad del departamento, etc.
3. Animarles a que compartan la palabra con el resto del grupo. Surgirá una conversación entre
los participantes de cada equipo que puede dar lugar a un primer acercamiento muy
interesante.
4. Reunir a todos los grupos para la puesta en común de las palabras sugeridas. Para esto lo
habitual es pedir voluntarios a cada grupo: lo bueno es que como solamente son portavoces y
no tienen que “defender” las palabras elegidas, incluso las personas más tímidas no suelen
tener ningún problema en intervenir en este punto.
5. Después de que todos los asistentes hayan escuchado las palabras, se formulan una serie de
preguntas a los grupos sobre el tema elegido para el que propusieron las palabras. En el
ejemplo de la cultura organizacional, se les puede sondear acerca de si creen que es eficaz, si
están cómodos con ella, etc.
6. Puesta en común de las reflexiones surgidas en los equipos con todos los participantes.
Duración: 10-15 minutos (discusión inicial), luego puede alargarse todo lo que desees durante los
puntos 5 y 6.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite máximo de grupos (aunque cuantos más
haya, más se prolongará la puesta en común).
Variantes: Formular las preguntas en relación al propio equipo (“¿Qué palabra usarías para
describir al grupo?”) o respecto a aspectos concretos del mismo (“¿Qué palabra describe mejor la
comunicación en el grupo?”).
Nº2: Encuentra 10 cosas en común
Esta dinámica es rápida, fácil y divertida. Resulta muy útil porque es muy corta y además
da lugar a unas buenas risas cuando los participantes descubren que tienen en común cosas
realmente inesperadas.
Instrucciones:
1. Hacer grupos de 4-5 personas aleatoriamente.
2. Proponer a cada grupo que encuentren diez cosas que tienen en común con cada una de las
personas del equipo con una condición: que no tengan que ver con trabajo, ni anatomía (“todos
tenemos brazos”) ni ropa (“todos llevamos zapatos”).
3. Decir a cada grupo que una persona debe tomar notas y estar preparada para leer la lista
después de que hayan terminado.
4. Puesta en común de las listas de cada grupo. En esta parte suele haber muchas risas y hasta
algún debate, aprovéchalo ; )
Duración: 10-15 minutos. Si ves que los grupos se atascan a la hora de encontrar 10 cosas, no pasa
nada si su lista queda incompleta.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite máximo de grupos
Nº3: Reunión express
Seguro que alguna vez has oído hablar de las “citas rápidas”: los participantes van rotando
y emparejándose en periodos cortos de no más de diez minutos para conocer al máximo
número de personas en el menor tiempo posible. Pues bien, este es el mismo concepto
aplicado al trabajo.
Esta actividad de team building es especialmente apropiada cuando ninguno de los
participantes de la reunión o evento que tienes que dirigir se conoce. También es muy
bueno en grupos en los que hay personas especialmente tímidas, porque les obliga a
participar pero en distancias cortas, evitando así el “miedo escénico”.
Instrucciones:
1. Dividir a los asistentes en dos grupos.
2. Sentarlos por parejas frente a frente por periodos de 2 minutos.
3. Pedir a los participantes que se presenten a la persona que tienen enfrente. Puedes proponer
algunos temas básicos: cómo se llaman, a qué se dedican y por qué han asistido al evento. Es
importante que tus propuestas sean simples porque evidentemente el tiempo no da para mucho.
Puedes escribirlos en una pizarra o entregárselos en tarjetas.
4. Cada 2 minutos, tocar un timbre o dar algún tipo de señal para que roten las parejas.
Duración: variable según el número de participantes.
Nº de participantes: No hay límite, pero si son impares entonces participa tú mismo para que nadie
quede sin pareja.
Variantes: Si los participantes ya se conocen, puedes proponer otros temas como que compartan
algo que creen que la otra persona no sabe o que digan cuál es su programa de televisión favorito y
por qué.
Nº4: Preguntas vigorizantes
Otro sistema son las preguntas para romper el hielo. Se trata de proponer una serie de
interrogantes a los que los participantes tendrán que dar respuesta en grupo. Es interesante
porque estimula la conversación espontánea, dado que no hay ninguna respuesta correcta o
incorrecta, ya que de lo que se trata es de que compartan sus opiniones.
Más abajo os proponemos algunas que podemos llamar “vigorizantes”.
Instrucciones:
1. Dividir a los participantes en grupos de 4-5 personas aleatoriamente.
2. Presentar la “pregunta vigorizante”. Algunos ejemplos de este tipo de preguntas:
 ¿Qué te motiva?
 ¿De qué se quejan los empleados de tu organización?
 ¿Qué es lo que más te preocupa del trabajo este mes?
 ¿Qué es lo que más valoras en un compañero de trabajo?
 ¿Qué es lo que más te molesta en un compañero de trabajo?
 ¿Qué es lo que más te ilusiona de tu trabajo este año?
 ¿Qué palabra te gustaría oírle decir a tu jefe?
3. Decir a los grupos que cada participante puede tomarse 5 minutos en pensar la respuesta y
después deberán ponerlas en común dentro de su grupo. Subrayar que el propósito de la
pregunta es motivar comentarios y debates.
4. Tras la primera discusión, pide voluntarios para compartir los resultados con todos los
asistentes. Si ninguno se ofrece, les puedes interpelar directamente con la pregunta: “Oye
Carlos, ¿qué es lo que más te molesta en un compañero de trabajo?”
5. A continuación se les pueden exponer más preguntas.
Duración: 15-30 minutos por pregunta.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite.
Variantes: El tipo de preguntas a formular.
Nº 5: Tres momentos cumbre en tu trabajo
Los principales beneficios de esta dinámica de team building consisten en que los
participantes aprenderán a conocer y apreciar las habilidades de sus compañeros. El
objetivo de esta actividad es construir un equipo cohesionado.
1. Hacer grupos de 4 personas numerándolos aleatoriamente.
2. Decir a los grupos que su tarea consiste en repasar mentalmente su vida laboral y encontrar
tres eventos, actividades, logros, colaboraciones o momentos especiales de reconocimiento que
fueron importantes para ellos.
3. Dales unos 10 minutos para pensarlo y ordenar sus ideas antes de pedirles que lo compartan
con su grupo. Si alguno de los participantes es nuevo, puedes proponerle que elija sus
momentos de su periodo de estudiante, en trabajos en prácticas o de voluntariado.
4. Dales un tiempo para ponerlo en común con el resto del grupo. Lo ideal es hacer turnos: se van
tomando la palabra para compartir el “primer momento”, después el segundo y por último el
tercero. De ese modo nadie acapara la conversación. Es bueno proponerles que busquen puntos
que sus experiencias tienen en común.
5. Decir a los grupos que elijan una sola historia de cada participante para que la cuente a todos
los asistentes, si es que se sienten cómodos haciéndolo.
6. Para terminar, pregunta a los participantes cómo se han sentido al contar sus propias historias y
escuchar las de los demás. Y por último, pregúntales si creen que las historias tenían algo en
común, como la temática o cómo se sintieron.
Duración: 60-90 min. con un grupo de aprox. 24 personas
Nº de participantes: no más de 50 personas en grupos de 4.
Variantes: El tipo de preguntas a formular.
En nuestra empresa de coaching trabajamos a diario con metodologías de este tipo en
nuestros programas de coaching y formación, por lo que si tienes cualquier duda sobre
cómo conducir una sesión de este tipo o estás interesado en contratarnos como formadores-
facilitadores para una, no dudes en dejar un comentario o escribirnos un mensaje.
No te pierdas la segunda parte de este post con más dinámicas de trabajo en equipo.
Foto | (CC) Graham Lavender en Flickr

10 dinámicas y actividades de team building para


“romper el hielo” (segunda parte)
3
En nuestro último artículo introducíamos la primera parte de 10 dinámicas y actividades de
team building para “romper el hielo”. Hoy os traemos otras cinco propuestas rápidas y
divertidas para abrir boca en reuniones, jornadas formativas y eventos donde los
participantes nunca se habían visto antes o en el caso de que apenas se conozcan.
El propósito de todas estas actividades de team building es calentar el ambiente y ayudar
a los asistentes a empezar a soltarse y que luego sea más natural y cómodo participar en las
sesiones principales del día. Todas estas actividades son habituales en el coaching
empresarial.
Nº6: Dulce presentación
Esta es una dinámica original y divertida que funciona especialmente bien con grupos
grandes de personas. Para realizarla, tendrás que comprar de antemano una chocolatina para
cada asistente, procurando comprar diferentes variedades ya que los grupos se formarán a
partir de ellas.
Por ejemplo, si quieres formar grupos de cinco personas, lo ideal es que compres cinco Kit-
Kat, cinco Snickers, cinco Twix, etc. También es buena idea comprar una chocolatina extra
para marcar las mesas: de ese modo los participantes sabrán dónde les corresponde
sentarse.
Si te avisan de que entre los asistentes hay personas con alergias alimentarias, diabetes, etc.
puedes hacer este mismo proceso con frutas o galletas… pero lo que mejor funciona es el
chocolate.
Instrucciones:
1. Introduce las chocolatinas en una bolsa y pide a los participantes que cojan una a ciegas al
entrar a la reunión.
2. Diles que se sienten en la mesa correspondiente a su chocolatina.
3. Una vez sentados, dales libertad para comer la chocolatina y pide a los participantes que se
presenten.
 Si quieres elaborarlo más, puedes darles algunas pistas para empezar a hablar:
 Describe cuándo y cómo entraste en la empresa
 Comparte el desafío más difícil que tengas ahora mismo en el trabajo
 Comparte dos cosas sobre ti mismo que creas que nadie más sabe
 Describe una experiencia positiva con un cliente
 Cuenta a tus compañeros algo que te guste de la empresa
Duración: 10-15 minutos.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite máximo de grupos.
Variantes: Chocolatinas, fruta, galletas, helados…
Nº7: Los 5 favoritos
Esta dinámica de team building trabaja especialmente la cohesión dentro del grupo y la
cooperación de forma natural a medida que los participantes conversan. Este “rompehielos”
ayuda a los participantes a encontrar intereses comunes y da pie a muchas discusiones sobre
por qué a una persona le gusta o le disgusta cada una de las cosas elegidas.
Si el grupo con el que vas a trabajar es especialmente tímido, esta actividad es una buena
elección. Al ceñirse a los gustos de los participantes sobre cosas que realmente no tienen
que ver con trabajo, están más cómodos porque no abandonan su “zona de confort
conversacional”.
Instrucciones:
1. Hacer grupos de 4-5 personas aleatoriamente numerándolos, así evitarás que personas que ya
se conocen se pongan juntas.
2. Diles a los participantes que tienen que compartir sus cinco películas favoritas, o sus cinco
libros favoritos, las peores cinco películas que conozcan, etc. El tema puede ser cualquier cosa
que a la gente le guste (o le disguste).
3. Di a los grupos que un participante por cada grupo debe tomar notas y luego compartirlas al
resto de los asistentes.
4. Finaliza pidiendo voluntarios para que lean su lista de favoritos o para que comenten
coincidencis en los grupos.
Duración: 10-15 minutos, dependiendo del número de grupos.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite máximo de grupos
Variantes: Películas, libros, canciones, ciudades, etc. También se puede desarrollar esta dinámica
con temas relacionados con el trabajo: “cinco comportamientos disfuncionales que has
experimentado en un equipo”, “cinco aspectos clave para un equipo exitoso”.
Nº8: Preguntas divertidas
En la primera parte de este post ya presentamos el sistema de preguntas como forma de
romper el hielo. El funcionamiento consiste sencillamente en proponer una serie de
interrogantes que luego los grupos tienen que contestar.
Más abajo os proponemos algunas preguntas que nos parecen muy divertidas y no las
típicas relacionadas con la trayectoria dentro de la organización o a qué se dedican.
Instrucciones:
1. Dividir a los participantes en grupos de 4-5 personas aleatoriamente.
2. Presentar la “pregunta divertida”. Algunos ejemplos de este tipo de preguntas:
 Si fueras un vegetal, ¿cuál serías?
 Si pudieras transformarte en un animal, ¿cuál elegirías y por qué?
 Si pudieses vivir en cualquier lugar y llevarte todo lo que quieres contigo (familia,
pertenencias…) ¿dónde te irías?
 ¿Qué color eres y cómo te sientes? (Por ejemplo: “Soy amarillo”)
 Si pudieras cambiarte el nombre, ¿cuál te pondrías?
 ¿Eres primavera, verano, otoño o invierno? ¿Por qué?
 ¿Cuál de tus pertenencias dirías que es tu objeto favorito?
 Si creases un eslógan para tu vida, ¿cuál sería? (Por ejemplo: “Come, baila y ríete todo lo que
puedas que la vida son dos días”)
5. Decir a los grupos que cada participante puede tomarse 5 minutos en pensar la respuesta y
después deberán ponerlas en común dentro de su grupo. Subrayar que el propósito de la
pregunta es motivar comentarios y debates.
6. Tras la primera discusión, pide voluntarios para compartir los resultados con todos los
asistentes. Si ninguno se ofrece, les puedes interpelar directamente con la pregunta: “Oye
Lucía, ¿qué color eres?”
7. A continuación se les pueden exponer más preguntas.
Duración: 15-30 minutos por pregunta.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite.
Variantes: El tipo de preguntas a formular.
Nº9: Frases célebres
Esta dinámica es muy fácil de planificar y tiene infinitas variaciones. Además, es una
manera excelente de introducir el tema sobre el que va a tratar la jornada o el evento para el
que estás utilizando este “rompehielos”.
Esta dinámica funciona bien con participantes que no se conocen, pero funciona todavía
mejor si ya se conocían con anterioridad al evento.
En nuestro perfil de Facebook encontrarás una recopilación de frases relacionadas con
coaching y team building. Cada semana publicamos una frase relacionada con temas como
el trabajo en equipo, motivación, proactividad o desarrollo profesional. También puedes
leer nuestra lista de frases motivadoras para el trabajo.
Instrucciones:
1. Divide a los participantes en grupos de 4-5 personas. Esta vez no hace falta que sea de forma
aleatoria, puedes seleccionar a aquellas personas que se han sentado juntas para el mismo
grupo.
2. Di a los grupos recién formados que tienen que pensar individualmente durante 5 minutos
sobre la frase que les has dado y contestar estas preguntas: “¿Qué significa la frase para ti?”,
“¿Qué relación hay entre la frase y el tema de hoy?”
3. Luego, pide a los participantes que compartan sus respuestas con el grupo. Cuando las
expongan, pregúntales si las respuestas se parecen o si durante la conversación se han dado
cuenta de alguna cosa importante que quieran compartir.
4. Una vez que los participantes hayan terminado esta primera charla espontánea sobre la frase,
pide voluntarios en cada grupo para que comparta con todos los asistentes las ideas clave que
se pueden extraer de lo que han hablado.
Duración: 10-15 minutos la charla inicial, luego se puede alargar todo lo que se desee o incluso
enlazar con el tema principal del día. El tiempo total depende del número de frases que quieras
comentar con los grupos.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite.
Variantes: La frase objeto de la discusión.
Nº10: El momentazo
Por último, como broche a estas 10 dinámicas de team building vamos a compartir una
actividad que precisamente es muy indicada cuando tus participantes están muy cansados o
esperas que sean poco colaboradores.
En estos casos es bueno proporcionar a los asistentes las instrucciones en papel. Verlas
impresas en negro sobre blanco les ayudará a centrarse en el tema y despejará las posibles
dudas sobre la mecánica de la actividad.
Instrucciones:
1. Entrega una hoja de instrucciones a cada participante y haz grupos de 4-5 personas
aleatoriamente.
2. Pídeles que piensen en su trayectoria profesional y que escojan un momento en el que todas
sus cualidades funcionaron al 100%. Quizá fue conseguir un cliente grande, o persuadir a uno
descontento para que no se fuera, o acabar un trabajo difícil.
Nota: Adapta los ejemplos al tipo de grupo al que estás haciendo el team building.
3. Di a tus grupos que seguramente la mejor elección es el primer momento que se les ha venido
a la cabeza durante tus explicaciones del ejercicio. Dales unos 10 minutos para que escojan su
“momentazo” y luego pídeles que lo compartan con los miembros de su grupo.
4. Anima a los participantes a compartir los detalles de aquel momento especial: colores, sonidos,
cómo se sintieron y cómo reaccionaron cuando se dieron cuenta de su éxito.
5. Deja que hablen hasta que las conversaciones se vayan apagando poco a poco y pregunta si
todo el mundo ha compartido su historia o si la primera persona todavía sigue hablando (esto
es un guiño para arrancarles alguna risa que otra).
6. Para finalizar, pregúntales qué tal se han sentido al compartir su “momentazo” y escuchar las
historias de sus compañeros. Puedes terminar preguntando si han encontrado temas en común
en cada historia y pidiéndoles que los apunten.
Duración: 30-60 minutos, dependiendo del número de personas que haya en cada grupo.
Nº de participantes: Grupos de 4-5 personas, sin límite.
En Utopía Consultores tenemos a nuestras espaldas una década de trabajo haciendo team
building en Madrid, por lo que si tienes cualquier duda sobre cómo conducir una sesión de
este tipo o estás interesado en contratarnos como formadores-facilitadores para una, no
dudes en dejar un comentario o escribirnos un mensaje.
10 frases motivadoras de coaching y team building
1
A modo de recopilatorio, reunimos en el blog 10 frases sobre coaching, team building y
liderazgo que hemos ido publicando en nuestra página de Facebook.
Puedes usar todas estas frases como te plazca, aunque a nosotros nos gusta usarlas como
“rompehielos” en eventos de empresa y encuentros de team building. Si quieres saber en
qué consiste la dinámica de las frases célebres, echa un vistazo a nuestras 10 actividades de
team building para romper el hielo.

1) «Incluso la gente que afirma que no podemos hacer nada para cambiar nuestro
destino, mira antes de cruzar la calle»

En las sesiones de coaching ejecutivo y de equipos que desarrollamos vemos muchas veces
cómo las personas con las que trabajamos son las que se están imponiendo sus propias
limitaciones. Ante situaciones en las que no están a gusto con cómo han salido las cosas,
frecuentemente surge un «no puedo hacer nada para cambiar esto». Ante esta declaración
siempre debemos preguntarnos si es cierto que no podemos.
El autor de la frase, Stephen Hawking, es un fantástico ejemplo de superación personal
(además de uno de los científicos más brillantes de la historia de la humanidad). La
esclerosis que sufre ha agravado su estado de salud hasta dejarlo prácticamente paralizado,
pero él jamás se ha rendido y ha buscado la manera de seguir viviendo y seguir haciendo
aquello que le motiva. La frase es fantástica porque pone en evidencia muchas de esas
autolimitaciones que a veces nos imponemos y que no tienen fundamento.
«Incluso la gente que afirma que no podemos hacer nada
para cambiar nuestro destino, mira antes de…
CLICK TO TWEET

2) «El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia ganan


campeonatos»
Esta frase nos encanta porque la dijo Michael Jordan, que a pesar de haberse retirado hace
ya varios años hoy día sigue siendo considerado como el mejor jugador de baloncesto de la
historia. Ante un talento tan brillante, especialmente en el ámbito deportivo en el que
ciertas figuras individuales brillan más, no es raro escuchar que se dicen cosas como «gana
partidos él solo». Es cierto que Air Jordan tuvo tardes memorables en las que él anotó casi
todos los tantos de su equipo, pero no jugaba solo, jugaba en los Chicago Bulls, un equipo
de primera categoría.
Si el talento de Jordan no hubiera llegado a la NBA, nunca habría podido demostrarse en
todo su esplendor. Esta frase nos gusta sobre todo porque deja ver una visión estratégica a
largo plazo que necesitamos incorporar a las empresas. Es como si dijera: «Tú solo puedes
ganar una batalla, pero no la guerra.»
«El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la
inteligencia ganan campeonatos»
CLICK TO TWEET

3) «Reunirse en equipo es el principio. Mantenerse en equipo es el progreso. Trabajar


en equipo asegura el éxito»
En Utopía nos gusta mucho comparar el proceso de coaching para empresas con una
escalera en la que, subiendo peldaño a peldaño, por fin alcanzamos nuestras metas. Esta
frase nos encantó porque la propia frase se compone de tres partes bien diferenciadas:
primero reunirse (autoconocimiento), después mantenerse como equipo (confianza) y por
último trabajar en equipo (rendimiento).
El autor de la frase es Henry Ford, que también es especialmente relevante en este caso
porque es el padre del sistema de producción en cadena, ¿quién mejor para resaltar lo lejos
que puede llegarse si varias personas se coordinan para alcanzar un único fin?.
«Reunirse en equipo es el principio. Mantenerse en
equipo es el progreso. Trabajar en equipo…
CLICK TO TWEET

4) «Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve acompañado»


Esta frase es fantástica. En nuestra sociedad actual tendemos a primar lo urgente sobre lo
importante, y llegar rápido antes que llegar bien. Este proverbio africano encierra una perla
de sabiduría que bien podemos aplicar a nuestro trabajo diario: trabajando en solitario
puede que seas más rápido, pero si quieres lograr grandes metas no puedes hacerlo todo tú
solo.
«Si quieres ir rápido, ve solo. Si quieres llegar lejos, ve
acompañado»
CLICK TO TWEET

5) «Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer las cosas»

¿De qué sirve aspirar a lo más alto si nunca llegas a terminarlo? Establecer objetivos
realistas y animar a los miembros de un equipo a que den lo mejor de sí mismos para
conseguirlos es importante, pero también lo es hacer las cosas bien. Por eso los directivos
tienen que saber aunar gestión y liderazgo de forma equilibrada.
«Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer las
cosas»
CLICK TO TWEET

6) «La mente que se abre a una nueva idea jamás volverá a su tamaño original»

Las nuevas ideas realmente nos transforman de tal manera que nos aportan una nueva
visión, un nuevo enfoque de las cosas. Por eso nos gusta tanto esta frase que comúnmente
se atribuye a Albert Einstein, que por cierto es el ejemplo perfecto de cómo cambiar la
concepción de la realidad con ideas a través de hipótesis científicas.
Su teoría de la relatividad revolucionó la Física moderna, y también es la que ha inspirado
los grandes temas de la ciencia ficción, como los viajes en el tiempo y los mundos
paralelos. Esta capacidad para tener una visión diferente es una parte importante del
liderazgo, y una cualidad muy interesante en los ejecutivos.
«La mente que se abre a una nueva idea jamás volverá a
su tamaño original»
CLICK TO TWEET
7) «A la cima no se llega superando a los demás, sino superándote a ti mismo.»

De poco sirve compararnos con Nadal cuando queremos mejorar nuestro juego al tenis:
como no podemos alcanzarle, nos desanimaremos y abandonaremos. Del mismo modo, no
sirve de nada comparar nuestras habilidades con las de alguien inexperto. La medida de la
superación personal y profesional siempre ha de ser uno mismo.
«A la cima no se llega superando a los demás, sino
superándote a ti mismo.»
CLICK TO TWEET

8) «El que quiere hacer algo conseguirá un medio, el que no, una excusa. »
¡Qué fácil es encontrar una excusa cuando nos vemos obligados a hacer algo que no nos
gusta! En nuestro trabajo es importante que examinemos las dificultades que van surgiendo
a nuestro paso para identificar cuáles son reales y cuáles son creadas por nosotros como
resultado de un intento de evitar nuestras obligaciones.
«El que quiere hacer algo conseguirá un medio, el que
no, una excusa. »
CLICK TO TWEET

9) «Las personas exitosas son aquellas que se levantan y buscan las circunstancias
adecuadas. Si no las encuentran, las crean»

Un factor clave para alcanzar el éxito es no dejarse desanimar, y no cejar en nuestro


empeño para lograr aquello que nos hemos fijado como objetivo. No sirve quejarse de que
las circunstancias no son las adecuadas y encogerse de hombros, si queremos triunfar
tenemos que ponernos manos a la obra para crear esas circunstancias.
«Las personas exitosas son aquellas que se levantan y
buscan las circunstancias adecuadas. Si no…
CLICK TO TWEET

10) «La gente no puede descubrir nuevas tierras hasta que tenga el valor de perder de
vista la orilla»

Esta es una frase que nos gusta mucho porque es una forma muy bella de transmitir que el
miedo al cambio es lo que más nos frena. Tenemos que abandonar nuestra “zona de
confort” y asumir nuevos retos si queremos descubrir nuevos horizontes.
Esperamos que estas 10 frases sobre coaching y team building os hayan gustado. ¿Conoces
otras frases? ¡Nos encantaría que nos las dijeses en los comentarios de esta entrada!
También puedes ver nuestra lista de canciones que motivan.